null: nullpx
Cargando Video...

Silvia Pinal, Frente a Ti Capítulo 1

Univision28 May 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

silvia: "mujer.

"casos de la vida real".

¿se acuerdan?

ay, bueno, tampoco hace

tanto tiempo.

cuántos testimonios conocimos

en ese programa.

historias de mujeres mexicanas

que luchaban contra la

injusticia, contra el maltrato

y la discrminación.

porque no estaban dispuestas

a ser mujeres de segunda.

durante 21 años les contamos

miles de historias, historias

que nos emocionaron, pero--

pero hay una que nunca

les contamos.

[ríe]

la mía.

yo soy silvia pinal.

y esta,

señoras y señores,

es mi historia...

en los años 30, cuando fui

concebida, las mujeres

estaban a merced de los hombres.

fui concebida en los años 30,

en una época en que tener

un hijo fuera del matrimonio

era peor que un pecado.

maría: [llora]

>> imamá, [indistinto]!

>> no llega la partera.

>> ¿qué hacemos?

>> vamos, nosotras podemos

con esto.

ven, ayuda a la niña.

maría: [gime]

>> respira, ¿sí?

respira.

maría: [grita]

>> ayúdala, ayúdala.

súbete ahí.

concha: sí, sí, sí.

>> cuando les diga.

ivenga!

más fuerte, venga.

tú puedes.

gracias.

tú puedes.

ivenga!

la partera que no llega.

maría: [grita]

bebé: [llora]

concha: es una niña, mi amor.

es una niña.

está sana, está divina.

>> es una niña, mi amor.

maría: mi bebé.

ay...

[ríe]

beatriz: ¿qué le vamos a decir

al papá de esa niña?

>> esa niña no tiene papá.

silvia: la radio en aquellos

años era la compañía de la gran

familia mexicana.

todos nos reuníamos para

escuchar historias maravillosas

y a los grandes intérpretes

de esa época.

["bésame mucho"]

mi madre era una fanática

de la "xew".

maría: [sube la radio]

hola, mi amor.

¿cómo vas?

bailamos.

¿no quieres bailar?

luis: ¿hay alguien que

atienda en este negocio?

maría: sí, yo mera.

dispénseme, es que no lo oí

entrar.

luis: pero ¿cómo me va

a escuchar con ese escándalo

que tiene en la radio?

maría: tiene toda la razón.

lo siento. [baja la radio]

¿en qué le puedo servir?

luis: ahora sí la escucho.

déme para llevar, por favor,

una mojarra frita,

un cóctel de camarón

y una tostada de jaiva.

es jaiva, ¿verdad?

maría: sí, sí, es jaiva

fresquita.

a la orden.

sí, claro que sí.

luis: hola.

¿cómo estás?

¿y tú quién eres?

estás muy guapa.

¿es su hija la niña?

maría: sí.

aquí está su orden.

luis: ¿cómo se llama?

maría: eh, silvia.

luis: silvia.

¿se casó usted muy joven?

maría: no, señor, no estoy

casada.

luis: ah, no está casada.

¿cuánto le debo?

maría: son 80 centavos.

luis: 80...

aquí tiene.

maría: gracias.

luis: las que la adornan.

con permiso.

silvia: propio.

[inaudible]

>> por la ley de cuernavaca,

morelos, los declaro

marido y mujer.

[aplausos]

todos: [festejan]

>> colóquense para la foto,

por favor.

[radio]

luis: mi amor, ya son todas

las cosas.

ya la camioneta, ya se fue.

aquí están.

ay, ay, ay, ay.

ay, ay, ay, ay.

maría: ay, ¿te ayudo?

luis: perdón, pero es que--

¿me ayudas?

maría: [ríe]

luis: mira, en cuanto regrese

del despacho,

te ayudo a acomodar

toda la casa, ¿sí?

maría: sí--ay, pero te tienes

que ir hoy mismo.

¿en serio?

luis: sí.

esto--

silvia: a ver.

luis: aquí.

ah, mira, aquí está

el mueble este.

este, ¿dónde lo vas a poner?

maría: acá, ayúdame.

luis: te ayudo.

maría: así es.

luis: ay, pero cuántas cosas

tiene esto.

maría: uy, sí, verdad.

luis: oye, ¿y la niña?

maría: pues, por aquí andaba.

luis: ¿dónde está mi niña?

maría: pues, no sé, a ver.

luis: vamos a buscarla.

isilvia!

maría: ¿dónde se metió?

¿silvia?

luis: ¿silvia?

♪ silvia: buenos días

mis amigos

otro día

ya llegó ♪

luis: ibravo! [aplaude]

bravo, bravo, bravo.

silvia: ¿qué pasó?

¿quién les dio permiso

para entrar?

luis: ay, perdón, señorita.

silvia: este es mi despacho

privado.

luis: no sabíamos que tenía

usted su propio despacho.

maría: bueno, entonces,

toc, toc, toc.

¿podemos pasar?

silvia: no, ¿qué no ves

que estamos transmitiendo?

luis: [ríe]

¿y están transmitiendo

en vivo?

a ver, señorita, ¿usted me

podría cantar una canción

de agustín lara?

silvia: para complacer

a don luis pinal, desde

cuernavaca, morelos,

vamos a cantar "farolito",

del gran agustín lara.

♪ farolito

que alumbras apenas

mi calle desierta

sin llevarme más

que una canción

un pedazo

de mi corazón

sin llevarte

más nada que un beso

friolento

travieso

amargo y dulzón ♪

gracias, querido público.

buenos días.

>> hola--

>> buenos días, silvia.

maría: ave maría purísima,

no lo puedo creer.

¿qué? ¿ya se acabó?

luis: no te preocupes.

sabíamos que era temporal,

¿verdad?

lo bueno es que recibí

una buena compensación.

yo pienso que ya encontraré

un nuevo trabajo; y bueno.

lo voy a buscar.

maría: pues, sí, pero nos

tenemos que mover de aquí.

luis: [niega]

por el momento no es necesario.

tenemos para poder salir

adelante.

silvia: no te me achicopales,

mamita.

maría: es que el trabajo

de tu papá ya se acabó.

silvia: pero yo también

puedo trabajar.

luis: no.

¿trabajar usted, señorita?

usted no está en edad

de trabajar.

en esta casa, el único que

trabaja soy yo.

[ríe]

silvia: iatención, atención!

iel dólar se va a 4,85,

atención!

iatención, atención,

el dólar se va a 4,85--!

>> déjeme ver.

silvia: ¿así, de gratis?

ni lo sueñe.

>> solo quiero ver

lo del dólar.

silvia: y yo los 20 centavos.

págueme.

>> tan chiquita

y tan sangrona.

toma.

silvia: tan grandota y tan

tacaña.

iatención, atención--!

luis: ¿se puede saber

qué estás haciendo, silvia?

maría: ¿cuánto tiempo piensas

tenerla castigada ahí?

luis: hasta que se dé cuenta

de que no me puede faltar

el respeto como lo hizo.

y hasta que se dé cuenta

que no puede desobedecer

a su padre así.

y aparte de todo, la tengo

que compensar acompañándote

a la capital a tu viaje.

silvia: ¿la capital?

maría: nada más quería ayudar.

luis: claro.

silvia: déjeme ir, papacito.

me voy a portar bien toda

la vida, se lo prometo.

luis: silencio, usted está

castigada.

silvia: pero estoy arrepentida.

no va a volver a pasar,

se lo prometo.

pero déjeme ir, papacito lindo.

luis: lo voy a pensar.

pero no le prometo nada,

señorita.

silvia: "no te prometo nada".

[ríe] pobre hombre.

casi lo vuelvo loco de tanto

que le supliqué.

pero ¿cómo me iba yo a perder

ese viaje?

en ese viaje estaban todos

mis sueños.

nunca se me va a olvidar

esa primera vez que tuve

delante de mí a la soñada,

la bella, la gran ciudad

de méxico.

méxico distrito federal.

[ríe]

[locomotora]

concha: imarilu!

imarilu, silvita!

silvia: itía concha!

maría: yo le ayudo.

gracias, gracias.

ay, qué alegría.

concha: lulú, bienvenidas.

maría: muchas gracias, concha.

concha: silvita.

qué grande y hermosa estás.

silvia: moría por conocer

la ciudad.

concha: ay, tú y yo nos vamos

a divertir.

♪ toña la negra: dime

si tu boca

pequeñito panal

diminuto coral

es para mí ♪

silvia: pero ¿por qué no puedo

decirle a mi papá que hemos

venido aquí?

concha: ya te lo expliqué,

mi amor.

a tu papá no le gusta el

ambiente de los artistas.

se enfadaría mucho si se entera

que te traje aquí, donde se

hacen las radionovelas.

silvia: ¿aquí se hacen

las radionovelas?

concha: sí, las radionovelas

y todos los programas

que oyes en la radio.

pero esta visita es un secreto

entre nosotras.

¿de acuerdo?

silvia: de acuerdo--

moisés: bienvenidas

a la "xew".

¿cómo estás, concha?

concha: bien, gracias.

moisés: hola, yo soy moisés.

moisés pasquel.

silvia: yo soy silvia,

para servirle a usted

y a dios.

moisés: para ti.

concha: muchas gracias.

no tenía por qué molestarse.

silvia: ¿y usted trabaja

aquí, señor?

moisés: sí, sí, princesa.

puedes llamarme moisés.

¿te gustaría conocer más

de la estación de radio?

silvia: vamos, tía.

concha: no, no, no.

ve tú, ve tú con el señor.

yo te espero aquí.

moisés: gracias, concha.

tú eres una niña muy despierta

y muy bonita.

¿vamos?

♪ lara: dile que la quiero

dile que me muero

de tanto esperar-- ♪

moisés: ¿te gusta cómo suena

mi orquesta?

silvia: ¿tienes una orquesta

tuya?

moisés: sí.

♪ lara: que vuelva ya

que las rondas

no son buenas-- ♪

silvia: qué flaquito está.

¿no come o qué?

moisés: ¿y tú cómo sabes

de agustín lara?

silvia: pues, lo oigo en

la radio.

♪ acaban por...

llorar ♪

yo de grande quiero ser

artista; y quiero trabajar aquí.

moisés: ¿de veras?

[aplausos]

>> "la hora azul",

de agustín lara.

momento de intimidad

y romanticismo.

[aplausos]

lara: muchas gracias,

querido público.

me siento muy feliz

de estar aquí en el

estudio azul y plata

de mi queridísima "xew".

[aplausos]

muy bien, muchachos.

¿qué hubo, moisés?

moisés: ¿cómo estás?

lara: ¿y esta chamaca tan linda?

moisés: está de visita

y es una admiradora tuya.

lara: pues, muchas gracias,

niña.

¿cómo te llamas?

silvia: silvia pinal, señor.

lara: bueno, ahora no llevo

pluma ni papel, pero te haré

llegar un retrato con una

dedicatoria a la oficina

de moisés.

mucho gusto, chatita.

silvia: agustín lara

en persona.

debo de estar soñando.

este lugar es maravilloso,

moisés, maravilloso.

[música]

[música]

¿y tienes una oficina

aquí en la "xew"?

moisés: sí, sí, claro.

¿quieres verla?

silvia: sí, claro.

>> una foto, por favor--

moisés: amigo, por favor,

le he dicho que no muchas veces.

yo no soy figura

para su revista.

buenas tardes.

>> buenas tardes, señor--

>> ¿cómo está la estrella

más bella de esta estación?

>> por más que me eche

piropos, la respuesta es no.

>> ¿por qué no?

>> porque el señor

pasquel es un hombre

muy ocupado y no da entrevistas.

a ver, ¿cuántas veces

se lo tengo que repetir?

>> son dos preguntas,

solo dos.

>> está en una junta

muy importante.

y más tarde tiene otra.

>> sí, señora.

acaba de entrar con una niña

a su oficina.

oiga, por cierto,

¿quién es ella?

>> ¿sabe qué? yo tengo cosas--

oficina del señor pasquel.

tengo cosas importantes

que hacer.

¿se puede usted retirar,

por favor?

sí, ¿cómo no?

permítame.

silvia: qué bonita oficina

tienes.

mira, tienes revista

de pepín.

¿puedo agarrar una?

moisés: sí, claro.

¿te gustan?

silvia: sí.

moisés: llévate la que quieras.

silvia: ¿en serio?

moisés: claro.

pero quiero que me prometas

una cosa.

silvia: ¿qué cosa?

moisés: que la próxima vez

que vengas al df, le pidas

a tu tía que te traiga

a verme.

prométemelo.

silvia: prometido.

pero ¿quién sabe cuándo

vamos a volver?

[locomotora]

>> muchas gracias, señora.

muy ricas.

luis: ¿qué le debo, señora?

>> cinco centavos, joven.

luis: muy rica, muy rica.

gracias.

>> gracias a usted, jovencito.

iquesadillas, quesadillas!

lleve de calabaza, lleve

de honguitos...

[klaxon]

¿quiere sus quesadillas?

luis: yo la ayudo, señora.

yo la ayudo a usted.

con mucho cuidado.

maría: mi amor.

luis: hola, mi amor.

maría: ¿puedes?

>> gracias, qué amable.

luis: mi amor.

hola, mi tesoro.

silvia: ipapá, la capital

es increíble!

luis: [ríe]

preciosa.

¿nos ayuda, por favor,

con las maletas?

silvia: lo que más me gustó

es que allá todo es lo más

grande del mundo, ¿verdad, mamá?

maría: sí, mi amor.

luis: ¿y tú no me saludas?

silvia: allí está la plaza

más grande, más grande

que toda cuernavaca.

nunca había visto

tanta gente en mi vida.

luis: oye, pues qué bueno

que te gustó la capital

porque tengo algo que decirles.

una noticia que darles.

maría: ¿qué noticia?

luis: ah, lo que pasa es que

me dieron un puesto mucho más

importante en el partido

y pues, pienso que tenemos

que mudarnos a la capital.

silvia: ide verdad!

¿en serio?

luis: pues, mira, no lo sé.

en cuanto tengamos la mudanza,

en cuanto tengamos las maletas--

silvia: isí! ivamos a vivir

en méxico como los artistas

y voy a poder ser una artista

de cine!

luis: no, no, no.

¿qué artista ni qué artista?

usted se me va a la escuela

a estudiar una carrera digna.

parece que voy a tener

una artista en la casa.

♪ hermanas aguila: estoy

pensando en ti

llorando tanto ♪

moisés: ay, qué bonito

este dibujo.

lo voy a poner en mi escritorio.

princesa, yo también

tengo algo para ti.

abrelo.

silvia: mamá, mira.

un radio nuevo para mí.

maría: ¿y eso qué es?

concha: un regalo de bienvenida

a la capital para mi sobrina.

y otro para nuestra

hermana, ¿verdad?

pero ustedes dos están locas.

no tienen que regalarnos nada.

beatriz: ay, ¿cómo de que no?

si estamos felices de tenerlas

aquí.

oye, no me dejes con el regalo

en la mano.

maría: ¿y esto qué es?

silvia: [sintoniza la radio]

maría: ay, beatriz, esto te

debe de haber costado

una fortuna.

beatriz: ay, ni exageres.

además, me está yendo

muy bien en los laboratorios.

maría: ¿y este aparato

para qué sirve?

beatriz: se llama licuadora.

haz de cuenta que es

un mocajete eléctrico.

tiene tres velocidades.

y aquí te va a hacer muchísima

falta, porque aunque no lo

creas, la vida en la ciudad

es muy distinta.

aquí no da tiempo de nada.

concha: silvia está feliz

con su nueva radio.

¿y tú, mery?

¿te gusta la licuadora?

maría: yo estoy feliz,

pero de tenerlas aquí

a ustedes dos.

y a silvia me la van a echar

a perder con tanto regalo.

concha: mery lu, ¿te puedo

hacer una pregunta?

maría: ¿desde cuándo me pides

permiso?

concha: ¿no te parece que ya

es tiempo de que--?

¿de que silvia ya sepa

la verdad sobre su papá?

maría: ¿y eso de dónde

lo sacaste?

concha: no sé, no sé,

se me ocurre que--

pues, que estando aquí

en la ciudad, a lo mejor podrías

acercarte a él--

maría: ¿acercarme a un hombre

que jamás le interesó su hija?

concha: bueno, ¿y si él

quisiera hacerlo?

maría: mira, ¿sabes qué?

mejor ahí la paramos.

a mí no me interesa que

conozca absolutamente a nadie.

concha: está bien, solo era

una pregunta.

maría: ¿quién de ustedes dos

me va a enseñar a usar

este aparato modernísimo

que me regalaron?

concha: vamos.

beatriz: pues, vamos.

moisés: entonces, te gustan

los estudios, ¿eh?

silvia: sí, son increíbles.

moisés: te tengo una sorpresa.

gracias.

mira lo que te traje para ti.

acaba de salir.

¿qué pasa?

¿ya no te gusta papin?

silvia: sí, pero no me gusta

decir mentiras.

el otro día me moría de ganas

de contarle a mi mamá que

había conocido muchos artistas

en persona.

¿por qué no le puedo decir

que vengo a la "xew"

y soy amiga tuya?

¿estamos haciendo algo malo?

[barullo]

¿quién es?

moisés: ven, ven, ven.

ipermiso!

silvia: ies maría félix!

[música]

[música]

a ver, si tengo un ocho...

nueve...

maría: te estoy viendo, silvia.

estás contando con los dedos.

silvia: ay, mamá, ya me hiciste

perder la cuenta.

maría: sí, eso te pasa por

hacer trampa.

vas a tener que volver

a empezar.

[llaman a la puerta]

te estoy viendo.

voy.

tú.

¿qué estás haciendo aquí?

moisés: necesito hablar

contigo.

es urgente.

maría: en este momento

es imposible.

vete.

moisés: por favor, tenemos que

hablar y tiene que ser ahora.

hola, silvia.

silvia: hola, moisés.

maría: ¿hola, moisés?

¿de dónde conoces a este señor?

imétete!

icierra la puerta!

te vas en este momento

de aquí.

icómo te atreves a venir

a mi casa!

iyo no nada, absolutamente

nada que hablar contigo!

moisés: sí, hay algo que

tenemos que hablar.

tú lo sabes.

debimos hablar hace mucho

tiempo.

maría: sí, tendríamos

que haber hablado

hace muchísimo tiempo.

pero no lo hicimos,

y ya no hace falta.

así que mejor vete.

¿porque vas a pretender ahora

que te importamos?

moisés: tú--

tú te desapareciste.

yo ni siquiera nunca me enteré

cuando nació.

no supe nada.

maría: no, eso es una mentira.

el que desapareció fuiste tú.

como tendrías que hacer ahora.

ideja en paz a mi hija!

moisés: ¿tu hija?

te guste o no, silvia también

es mi hija.

y tengo el derecho a verla

cada vez que yo quiera.

silvia: moisés, te lo voy

a pedir por última vez.

vete, si no quieres que

le llame a la policía.

moisés: ¿la policía?

¿y qué le vas a decir a silvia?

entiende, ella también

merece verme.

maría: ¿cómo te atreviste

a acercarte a ella?

[solloza]

¿cómo la conociste?

moisés: gracias a concha,

tu hermana.

silvia: ¿mi hermana?

moisés: sí, pero por favor,

no te enojes con ella.

yo se lo pedí.

silvia: vete, moisés.

tú tienes una vida,

tú tienes una familia,

tú tienes tus propios hijos.

yo también tengo una familia.

moisés: permíteme verla.

por favor.

quiero, quiero estar cerca

de ella.

por favor.

maría: no es no.

luis: mi amor.

traje churros.

¿qué está pasando aquí?

maría: el señor ya se va--

moisés: no, señora.

no me voy.

silvia también es mi hija.

luis: ¿qué es lo que está

diciendo?

moisés: usted no se meta,

por favor.

luis: no, lo corrijo.

esta es mi casa.

y aquí el único que no tiene

nada que hacer y sobra,

es usted.

moisés: muy bien.

pero tenga claro que yo soy

el verdadero padre de la niña.

y tengo todos mis derechos.

luis: quien tiene derechos,

también tiene obligaciones.

y usted no ha cumplido

ni una sola de ellas.

jamás le dio comida,

jamás le dio techo.

y ni siquiera la reconoció.

y además, silvia no lleva

su apellido, lleva el mío:

pinal.

moisés: nada de eso cambia

el hecho de que silvia sea

mi hija.

luis: mejor salga de mi casa,

si no quiere que actúe de otra

manera.

moisés: esto no se va

a quedar así.

luis: salga de mi casa.

maría: ¿puedes creer que

mi hermana concha llevó

a silvia con moisés?

mi propia hermana me traicionó.

luis: ¿dónde está mi hija?

[llama a la puerta]

por favor, hija, déjame entrar.

silvia: [llora] ino!

luis: déjame explicarte

lo que está pasando, por favor.

silvia: ino quiero hablar

con nadie!

ino con usted, ni con mamá,

ni con nadie!

luis: por favor, mi vida.

por favor, te lo ruego.

no voy a dejar de tocar.

abreme, silvia, ábreme.

[llama a la puerta]

pasa.

silvia: tú no.

[llora]

luis: no llores, mi vida.

silvia: ¿es cierto que moisés

es mi papá?

¿usted no es mi verdadero

papá?

luis: mira, hija, ven.

ser--

ser papá no nada más

es traer un hijo al mundo.

ser papá es amar, educar...

alimentar, proteger.

y ese hombre no hizo nada

de eso contigo.

silvia: ¿y si era mi papá,

por qué no lo hizo?

¿el no quiso que yo fuera

su hija?

luis: mira, hija, yo no sé

lo que le pasó por la cabeza

a ese hombre.

lo que sí sé es que yo te adoro

desde el primer día en que

te vi, te amo desde que te vi.

y eso nunca va a cambiar.

silvia: ipero me mintieron!

itodos me mintieron!

luis: sí...

es verdad.

te mentimos, pero te mentimos

para no hacerte daño.

y eso fue...

muy grave de nuestra parte.

silvia: pero used me enseñó

que las mentiras siempre

son malas, siempre hacen daño.

¿por qué, si me quieren tanto,

me mintieron así?

usted, mi mamá, moisés,

la tía concha.

luis: yo no lo sé.

pero te voy a decir una cosa.

yo soy tu padre.

nadie va a venir a quitarme

mi lugar.

haga lo que haga ese señor,

nadie te va a sacar de mi vida

ni a mí de la tuya.

y eso...

lo tienes que tener muy claro

siempre.

yo soy tu padre.

¿eh?

maría: ¿sigues enojada?

silvia: un poco.

maría: [solloza] cuando seas

mamá, me vas a entender.

silvia: ¿y qué pasa si

lo quiero seguir viendo?

maría: ¿a moisés?

silvia: sí.

el es muy bueno conmigo,

y la pasamos muy bien el tiempo

que estamos juntos.

maría: ay, hijita.

yo no creo--

silvia: ¿por qué no?

maría: pues, porque nosotros

somos tu familia.

silvia: yo no dije que quiero

otra familia.

yo nada más quiero seguir

visitando a moisés.

ir a la radio, aprender

cosas con él,

pasar tiempo juntos.

es mi otro papá, ¿no?

¿por qué no puedo estar con él

también?

maría: mira, hijita.

déjame pensarlo.

silvia: yo no voy a dejar

de amarlos a ustedes,

pero también quiero verlo a él.

maría: ¿qué hacemos?

[solloza]

luis: si silvia lo quiere ver,

tarde o temprano lo va

a hacer.

no podemos prohibírselo.

está en su derecho.

¿qué tal si me deja de querer?

[música]

moisés: ibravo, bravo,

bavísimo, mi princesa!

tú tienes que estudiar canto.

silvia: ¿por qué?

¿canto muy mal?

moisés: no, no, todo lo

contrario.

al contrario.

tienes un talento enorme.

hay que educarlo más.

voy a hablar con el maestro

reyes retana.

silvia: ¿de veras?

me gustaría muchísimo.

moisés: voy a hablar con él.

silvia: ¿no te ha llegado

el último número de pepin?

moisés: ah, espera, espera.

¿qué tal?

ey, y te tengo otra sorpresa.

abrelo.

mírala, tiene tu nombre.

ey, cuídala mucho, que es

de oro.

silvia: gracias, papá.

moisés: es para ti, hija.

luis: ihija, a cenar!

silvia: iya voy!

moisés: buenas tardes.

>> buenas tardes.

señor pasquel.

moisés: sí, ¿dígame?

>> ¿por casualidad leyó

ya usted esta nota?

moisés: ¿a ver, cuál?

¿qué es esto?

>> no sabemos quién tomó

la foto, ni quién escribió

la nota porque no viene firmada.

moisés: ese metiche es

un imbécil, ies un cobarde!

[teléfono]

[gime]

>> oficina de moisés pasquel.

ah, sí, sí.

señor pasquel, es su esposa--

moisés: permítame, permítame.

sí, sí, sí, dime, dime.

no puedo hablar ahora.

después te explico en casa, ¿sí?

ibasta, que no puedo!

ipunto!

silvia: ¿qué pasa?

¿por qué estás enojado, papá?

moisés: nunca más me vuelvas

a llamar papá.

y mucho menos frente a otras

personas, ¿está claro?

para el resto del mundo,

yo no soy tu papá.

silvia: me quiero ir

con mi mamá.

moisés: dile al chofer

que la lleve a su casa.

silvia: iyo no necesito

que me lleve ningún chofer!

>> oye, no--

espera, niña, espera.

silvia: y así fue.

mientras por fin se acababa

la segunda guerra mundial,

yo inicié mi propia guerra

contra mi padre biológico.

y aunque después hicimos

las paces, nunca más nos

volvimos a llamar

"padre" e "hija".

[máquinas de escribir]

>> mira, silvia,

emilio toro va a estar

en la "w" y están regalando

boletos.

vamos, ¿no?

silvia: yo no voy a esa

estación.

>> [chista]

[máquinas de escribir]

directora: buenos días.

todas: buenos días, directora.

directora: disculpe, maestra,

pero tengo un aviso importante

para todas nuestras alumnas.

>> adelante, señora directora.

tomen asiento, por favor.

directora: hemos recibido

una notificación informándonos

que nuestra escuela participará

en el concurso "princesa

estudiantil de méxico".

[aplausos]

decidimos mandar a tres

de nuestras alumnas.

ya que dos de las alumnas

se encuentran en este grupo.

[publicidad en radio]

silvia: solo escogieron

a tres, y yo estoy entre ellas.

no puedo quedarme sin

participar.

maría: habla con tu papá.

levanta los pies.

silvia: a ver, déjame.

tú descansa.

mi papá a mí me va

a decir que no.

tú lo sabes convencer.

levanta los pies

para que siga limpiando.

si convences a papá,

voy a trapear todos los días.

voy a cocinar.

haré lo que tú me digas.

maría: ay, hija, pero si tú

me ayudas todo el tiempo.

silvia: mira, dile a papá

que es un asunto educativo.

fue la directora de la academia

la que me invitó.

por favor,

mamita, por favor, por favor,

por favor.

>> primera llamada.

segunda llamada--

silvia: ay, no, mamá.

me va a dar un ataque.

¿quién me manda decir que sí

a esto?

maría: a ver, silvia,

no te muevas porque me estás

poniendo más nerviosa.

>> escena, vamos.

ya, ¿listas?

silvia: ay, no, no, mamá.

yo me voy a la casa.

yo no tengo el valor

para salir a desfilar--

maría: a ver, a ver.

ven acá, silvia.

tanto insististe con tu papá,

no te puedes achicopalar

ahora porque si no, te llevo

arrastrando.

a ver.

eso.

>> tercera llamada, empezamos.

[aplausos]

>> señoras y señores,

el jurado ha tomado una

decisión.

le vamos a pedir al señor

manolo fábregas que nos dé

el veredicto.

[aplausos]

manolo: tenemos un verdicto.

en tercer lugar, tenemos

a la señorita...

margarita rvias.

[aplausos]

el segundo lugar...

es para la señorita

silvia pinal.

[aplausos]

silvia: ay, casi no lo puedo

creer, mamita.

el segundo lugar.

maría: ya lo sé, pero

merecías el primero,

honestamente.

bueno, me voy por tus cosas.

felicidades, mi amor.

silvia: gracias, mamita.

manolo: felicidades.

silvia: muchas gracias, señor.

manolo: no, por favor,

no me digas señor.

soy manolo, me llamo

manolo fábregas.

silvia: pues, sí, escuché

su nombre pero--

bueno, no sabía si llamarlo así.

moisés: ¿por qué no celebramos

ese segundo lugar

con un helado riquísimo?

aquí cerca hay una fuente

[indistinto] estupenda.

¿vamos?

silvia: no, no creo.

es que no me dejan salir sola.

todavía no estoy en edad.

si quieres, tu hermana puede

venir con nosotras de chaperona.

silvia: ella es mi mamá.

manolo: ¿tu mamá?

se ve tan joven que pensé

que eran hermanas.

silvia: sí.

bueno, disculpe, pero me tengo

que ir.

luis: no, oigan.

no, no, no.

yo te pago con mucho gusto

tus clases de taquimecanografía.

pero eso de las clases de canto

es un capricho tuyo que

no te va a conducir a ningún

lado.

silvia: pero papá--

luis: nada de peros,

nada de papá.

todos hacemos sacrificios

en este mundo.

¿tú quieres clases de canto?

bueno, pues ve la forma

de que te las puedas pagar.

si no puedes, es porque nunca

te ha interesado.

¿estás de acuerdo?

[música]

[música]

silvia: ¿así que este es

el laboratorio donde trabajas,

tía?

concha: sí, el ambiente aquí

es muy agradable.

ya lo verás.

silvia: te juro que no te voy

a fallar.

no sé qué podría hacer yo aquí,

pero te prometo que voy

a poner lo mejor de mí siempre.

concha: yo lo sé, silvia,

yo lo sé.

silvia: con el dinero que gane

aquí, me voy a pagar

mis clases de canto.

hasta podría juntar

un dinerito para ayudar

a mis papá con mi fiesta

de 15 años.

concha: señor trigos,

aquí esta mi sobrina,

de la que le platiqué.

trigos: ah, ¿cómo estás,

muchacha?

silvia: muy bien, gracias.

trigos: mira, por el momento

solo tengo un puesto

en el departamento de

publicidad.

¿sabes taquigrafía

y mecanografía?

silvia: sí, señor.

justamente estoy estudiando eso;

y no es por presumir

pero soy muy buena.

trigos: perfecto.

vamos a hacerte una prueba.

y si la pasas, el trabajo

es tuyo.

otra cosa, si llegas a quedarte

con el trabajo, no puedes venir

vestida así.

esto no es una escuelita.

vas a tener que comprarte

por lo menos un par de medias.

silvia: mis papás no me dejan

usar medias, tía.

concha: no se preocupe,

señor trigos.

yo me encargo de eso.

trigos: ven, vamos a hacerte

una prueba.

¿nos permite, por favor?

silvia: si mi papá me ve

usar medias, me mata, tía.

concha: no te preocupes.

yo te doy para comprártelas.

ve a hacer tu prueba, córrele.

trigos: ven.

silvia: sí.

trigos: toma asiento.

silvia: sí, señor.

trigos: bien, vamos a empezar.

silvia: sí, señor.

>> ¿qué se te ofrece?

silvia: una medias de seda,

por favor.

con rayita.

>> ¿para ti?

silvia: sí, para mí.

>> ay, ¿no estás un poco

joven para usar medias

de seda?

silvia: si no me las quiere

vender, puedo ir a otra tienda.

>> ay, niña, qué carácter.

aquí están.

silvia: ¿me las puedo probar?

>> sí, pero te advierto

que si te las pruebas,

las tienes que comprar

aunque no te queden.

porque no hay cambio.

silvia: también quiero

un liguero.

>> señorita.

silvia: mis primeras medias

de mujer.

les va a parecer una tontería,

pero ese momento lo recuerdo

como si hubiera sido

esta mañana.

[suspira]

trigos: que le vaya muy bien.

>> muchas gracias.

silvia: dígame, señor trigos.

trigos: sigues estudiando

canto y teatro, ¿verdad?

silvia: por ahora, solo canto.

trigos: ya que te gusta

tanto el arte, tengo algo

para ofrecerte.

silvia: ¿a mí?

trigos: un trabajo en la radio.

la paga no es buena.

pero podría servirte

para adquirir experiencia.

silvia: ¿me está ofreciendo

un trabajo en la radio?

ay.

trigos: la empresa está

produciendo un radioteatro

para unos clientes y necesitamos

una voz femenina para uno

de los personajes.

silvia: ¿y pensó en mí?

gracias, señor trigos.

trigos: insisto, la paga

no es muy buena.

silvia: no importa.

gracias, señor trigos,

muchas gracias.

trigos: por nada.

[xilofón]

[golpes]

>> "chucho, el roto",

la historia de un hombre

que protegió a los pobres

y luchó contra la injusticia.

silvia: está bien.

le pagaremos esa cantidad.

¿cuándo comenzará usted?

>> mañana temprano estaré

aquí con mi herramienta.

ah, otra cosa.

silvia: ¿sí?

>> señorita frisac, esto estará

terminado hasta dentro

de dos o tres semanas.

silvia: ¿usted va a hacerlo

personalmente?

>> no hay otro, señorita.

solo yo.

silvia: ¿necesita usted

algún adelanto?

>> no, no, ahora no.

mañana le diré si se necesita

algo para comprar madera

y pasamanería.

silvia: entonces, mañana

le esperamos.

¿cómo se llama usted?

>> jesús arriaga,

señorita, a sus órdenes.

[golpes]

>> "chucho, el roto".

fuera del aire.

gracias, nos vemos mañana.

silvia: gracias.

>> hasta luego.

>> que estén bien.

moisés: ¿por qué hace tanto

tiempo que no me llamas

y no me vienes a visitar?

silvia: he estado muy ocupada.

moisés: ni siquiera me dijiste

que ibas a debutar en radio.

silvia: no sabía que tenía

que avisarte.

moisés: lo hiciste muy bien.

maravilloso.

silvia: gracias.

moisés: si me hubieses dicho

que querías trabajar en radio,

te hubiera conseguido un

personaje muchísimo mejor.

silvia: los trabajos me los

puedo conseguir sola, gracias.

ya casi tengo 15 años.

moisés: cómo pasa el tiempo.

es increíble.

cómo me gustaría poder regalarte

tu vestido de 15 años

y tu fiesta.

silvia: no, gracias.

moisés: no quieres hablar

conmigo, ¿verdad--?

silvia: no, no quiero.

moisés: hija.

silvia: nunca más me vuelvas

a llamar hija.

iy mucho menos, delante

de otras personas!

mi único padre fue

don luis pinal, el que me dio

su apellido con el que recorrí

el mundo entero.

también con él tuve que ver

más de una batalla. [ríe]

pero eso ya se los iré contando.

>> ¿silvia pinal?

silvia: un padre que abandona

no es un padre.

un padre que rechaza,

que humilla, que maldice

a su hija, no es un padre.

>> aunque es la primera vez

que hace teatro, nos tiene

impresionados a todos.

rafael: te estás convirtiendo

en alguien sumamente especial

para mí.

luis: ¿usted sabe que edad

tiene mi hija?

te lo dije que esto del

teatro no iba a terminar bien.

anda con un maldito teatrero.

silvia: papá.

Cargando Playlist...