null: nullpx
Cargando Video...

Ringo Capítulo 78

Univision19 Mar 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

[música]

ringo: no debiste haberle

prometido que te ibas

a alejar de mí.

julia: lo único que importa

es que te reconcilies

con tu hijo.

ringo: no, no, julia.

>> ¿se puede, doctora?

julia: sí, pase.

ringo: voy con santi.

con permiso.

no voy a renunciar a ti.

teresa: ay, qué bien.

muy bien.

ringo: ¿te ayudo con tu tarea?

santi: no, ya la acabé.

estaba bien fácil.

ringo: ah, qué bueno,

porque venía a preguntarte

si no querías ir a jugar fútbol.

santi: sí, sí quiero.

ringo: ahorita venimos, mamá,

vamos a echar una cascarita.

teresa: vayan, vayan, vayan.

santi: adiós, abue.

teresa: ándale.

rosa: ¿y cómo te va

en la escuela, mi amor?

>> bien, mamá.

ya va a ser el festival

de la primavera y yo

voy a salir de abejita.

la abuelita me compró

un disfraz.

rosa: y tú te vas a ver

preciosa, ¿sabías?

[ríe]

>> ve a traer tu disfraz

para que lo vea tu mami.

así que se canceló la pelea.

rosa: sí, así es.

>> ¿y por qué?

rosa: ah, es que la japonesa

quería mucho dinero y no--

no se llegó a un acuerdo

con el promotor.

>> pero hubieran podido

conseguirte otra rival, ¿no?

rosa: no.

[solloza]

no, la verdad es que ya

no voy a volver a pelear

nunca más, mamá.

>> pero ¿por qué no?

rosa: porque no tengo fuerza

en los brazos.

iba corriendo cuando se me vino

un coche encima

y con el accidente

se me lastimó la quinta vértebra

cervical

y no tengo fuerza.

no tengo fuerza,

ni siquiera puedo cargar

a mi hija.

[llora]

los doctores me dijeron

que si vuelvo a boxear,

con un golpe en la cabeza

puedo quedar paralítica.

se acabó mi sueño, mamá.

se acabó mi sueño de ser

boxeadora, se acabó mi sueño.

[llora]

>> hija,

hija, lo importante

es que estás viva.

el box no lo es todo.

no lo es todo en la vida, hija.

mira,

finalmente nos tenemos la una

a la otra, ¿sí?

ambos: [gritan]

santi: me doy, me doy.

[celular]

ringo: te salvó la campana.

santi: sí.

ringo: ay, ay, ay, a ver.

bueno.

teresa: hijo, gloria

ya está aquí, viene por santi.

ringo: vamos para allá.

ya llegó por ti tu mamá.

vámonos a la casa, hijo.

¿otro día la revancha?

santi: órale.

ringo: ahí nos vemos, ¿eh?

santi: va.

ringo: vamos, vente, vamos.

teresa: ¿y cómo te va

en tu nuevo trabajo?

gloria: muy bien.

teresa: ¿y qué es lo que haces

si se puede saber?

gloria: soy agente de ventas

de una fábrica de juguetes.

acaban de lanzar una nueva

colección de muñecas

y yo me voy a encargar

de colocarlas en el mercado.

voy a ganar mucho dinero.

teresa: eh.

a ver si con esto le das

mejor de comer a tu hijo.

¿qué es eso de traerlo

a papas y refresco?

gloria: [resuella]

>> [silba]

guachín.

guachín: ¿qué onda, mi amigo?

ya tenía rato de no verte.

>> ya sé, andaba trabajando

por allá, por--

por tijuana.

guachín: órale, ¿qué tal?

>> pues, suave, suave,

cada que podía me cruzaba

a san diego a cotorrear

con unas güeras y ya sabes.

¿tú qué onda?

¿sigues en el delta o qué?

guachín: ahí sigo, bien a gusto.

el ringo le quitó el cinturón

al turco.

>> ah, sí, supe de eso,

supe de eso.

qué bueno por él, ¿no?

guachín: [balbucea]

>> ahí va ese viejo,

ya me cae que lo tengo

bien atravesado, guachín.

guachín: ¿y por qué dices?

si es el galán de la mamá

de ringo.

>> ese viejo, según, ayuda

en un asilo a los ancianos

y lo único que hace

es robarles sus pensiones.

guachín: ¿y tú cómo sabes?

>> se tranzó al abuelo

de un compa mío.

santi: mira, mamá, me lo compró

mi papá.

gloria: qué bien, mi amor.

ve por tu mochila.

santi: ajá.

ringo: por lo que veo

santi ya no está enojado

contigo.

ringo: así es.

gloria: pero ni creas

que por eso va a volver

contigo, ¿eh?

ringo: si estaba molesto

conmigo es porque no sé

qué tantas tonterías

le metiste en la cabeza,

pero pronto se va a dar

cuenta de que estaba equivocado.

gloria: no lo creo.

él sabe muy bien lo que quiere.

vámonos, hijo.

santi: adiós, pa.

ringo: te portas bien.

santi: sí.

adiós, pepe.

pepe: hasta luego.

teresa: no nos preocupemos,

santi no va a tardar mucho

en regresar con nosotros.

ringo: eso espero, mamá.

¿ya te vas?

julia: sí, ya terminé,

no tengo más pacientes.

¿viste a santi?

ringo: sí, sí, fuimos a jugar

fútbol como si no hubiera

pasado nada.

lo que no me gusta

es esa cosa de que estemos

separados.

julia: por ahora no queda

de otra, yo no quiero ser

un obstáculo entre ustedes.

ringo: tú nunca serás

un obstáculo, por favor,

no digas eso.

julia: entiende, no podemos

estar juntos si por mí

tu hijo no quiere vivir contigo.

ringo: tú entiende que no puedo

ser feliz si no estás a mi lado.

julia: no lo hagas más difícil,

por favor.

ringo: ¿ni siquiera podemos

vernos a escondidas?

¿así como ahorita?

no me voy a separar de ti

me digas lo que me digas,

julia.

y esta noche tenemos una cita.

julia: no, no, no.

ringo: sí.

julia: la cena y todo lo demás

lo vamos a tener que postergar.

ringo: ¿hasta cuándo?

julia: hasta que arregles

las cosas con gloria,

con santi.

ringo: no puedo creer

que esto esté pasando,

en serio.

[música]

[música]

alejo: ringo.

ringo: ¿qué pasó?

alejo: ¿podemos hablar

sobre la custodia de santi?

ringo: claro, claro.

alejo: ¿qué te pasa?

ringo: me pasa que nunca

voy a volver a ser feliz.

julia le prometió a santi

que se va a alejar de mí.

alejo: ¿qué?

ringo: eh, mejor hablemos

de la custodia, ¿quieres?

por favor.

manuel: voy a necesitar

copias del acta constitutiva.

quiero que cada miembro

del consejo tenga una copia

en su poder para que les quede

muy claro los porcentajes

de las acciones que cada uno

tiene.

máximo: sí, yo me encargo.

eva: entre el dos por ciento

de ortíz, el seis por ciento

del grupo turini,

el cuatro por ciento

del grupo sanders,

el cinco por ciento del grupo

caprile y el tres por ciento

de la bastida suman 20%

y todos están con diego.

manuel: eso no importa.

aún si se empeñan

en que sea él quien siga

dirigiendo la empresa

julia y yo tenemos mayoría.

máximo: a mí se me hace

muy extraño que diego

no tenga acciones a su nombre.

manuel: [ríe]

sería muy descarado

que el dinero que se robó

lo invirtiera en la cervecería.

lo debe tener en las islas

caimán o en algún lugar de esos.

eva: qué desgraciado.

bueno, pero lo que no sabe

es que mañana será su último

día como presidente

de la empresa.

manuel: [ríe]

julia: [llama a la puerta]

¿se puede?

manuel: sí, hija, pasa, pasa.

estamos ultimando los detalles

de la junta de mañana.

máximo: bueno, voy a sacar

las copias del acta.

manuel: ajá.

eva: ay, tengo la sentencia

de divorcio en mi oficina.

manuel: oye, si quieren

vayan por ella.

mientras yo termino de afinar

lo que voy a decir en la junta.

a ver.

eva: aquí está.

julia: [suspira]

ay, por fin estoy divorciada.

eva: ahora sí, ni ringo ni tú

tienen ningún impedimento

para estar juntos.

julia: no te creas.

santi quiere que sus papás

se vuelvan a casar.

eva: ay, pero eso jamás

va a suceder.

ringo no quiere a gloria,

es más, la aborrece.

julia: pues, sí, pero santi

está necio con eso.

le tuve que prometer

que me iba a alejar de ringo.

eva: ¿te vas a sacrificar

por santi?

julia: no, lo hago por ringo,

porque él no puede estar

lejos de su hijo,

es su vida y yo no voy

a entorpecer esa relación.

eva: después de todo

lo que han pasado,

ahora esto.

julia: ¿qué le vamos a hacer?

regresemos con tu papá.

gloria: por lo que veo

ya no estás enojado

con tu papá.

santi: no.

gloria: ¿y eso?

santi: le dije a julia

que por su culpa tú y mi papá

no podían estar juntos

y me prometió que ya no se iba

a meter con ringo.

gloria: hiciste muy bien,

mi amor.

esa mujer no tiene por qué

destruir a nuestra familia.

[timbre]

voy a ver quién es.

santi: ajá.

ariel: mi amor, regresaste.

yo sabía que ibas a recapacitar.

tú y yo nacimos para estar

juntos, gloria.

ven.

gloria: ay, ¿qué te pasa?

¿ya se te olvidó

lo que me hiciste?

¡me secuestraste?

ariel: perdóname,

fue un error.

yo lo hice porque quería

que estuvieras conmigo.

no hallaba otra forma

de que estuvieras a mi lado,

pero yo ya entendí que me

equivoqué.

santi: ¿turco?

turco: ¡enano!

tú también regresaste,

ven a darme un abrazo, ven.

gloria: no, no, no.

vete a tu cuarto, mi amor.

ariel: no, que se quede.

déjame que les cuente

cómo he cambiado, ¿sí?

soy otro.

he estado aprendiendo

a ser una mejor persona, gloria,

por mí y por ustedes.

gloria: obedece, hijo.

entiende que lo nuestro

se acabó.

yo lo único que quiero

es que me firmes el divorcio.

ariel: entonces ¿qué haces aquí?

yo pensé que habías vuelto

para estar conmigo.

gloria: ay, no seas iluso.

volví porque esta es mi casa

y no me pienso mover de aquí.

ariel: yo no te importo,

pero mi casa sí.

gloria: tómalo como quieras.

ariel: los bienes materiales

no tienen importancia.

lo grande está en lo que somos

en nuestro interior,

en el amor que podemos dar.

gloria: ay, ya, ya, ya, basta

de choros mareadores.

vete a pregonar tus cursilerías

a otro lado.

fírmame el divorcio y haz

de cuenta que nunca nos

conocimos.

ariel: está bien.

la vida se encargará de darte

lo que mereces.

gloria: [suspira]

idiota.

[celular]

manuel: es diego.

bueno.

diego: buenas tardes.

manuel: ¿qué quieres?

diego: ¿qué pretendes

con la junta de mañana?

¿para qué citaste a los miembros

del consejo?

manuel: ¿para eso me llamas?

¿qué es lo que te preocupa?

¿estás nervioso por algo?

diego: no, solo que no me gustan

las sorpresas.

manuel: a mí tampoco.

así que te lo voy a decir

para que puedas dormir

tranquilo.

mañana te vamos a sacar

de la presidencia de la empresa.

diego: ¿y cómo van a convencer

a los accionistas,

hablándoles mal de mí?

por favor, no me hagas reír.

estoy ratificado

por cada uno de los miembros

del consejo.

además de ser el representante

legal de brenda.

la que está totalmente fuera

de la jugada es julia.

manuel: eso es lo que tú crees.

se te olvida que yo también

soy accionista.

diego: tus acciones no pueden

ser más que un puñado.

sé muy bien lo que te quería

pagar iván por ellas.

manuel: el precio que pretendía

pagar no tiene nada que ver

con la cantidad de las acciones.

prepárate, jáuregui,

mañana habrá votación

y vas a salir perdiendo.

está asustado,

no quiere perder el poder.

[ríe]

menuda sorpresa se va a llevar

mañana.

[ríe]

diego: gonzalo, habla jáuregui.

sí, sí, mañana nos vemos

en la junta de consejo.

precisamente te quería

hablar de eso.

la intención de la junta

es ratificar mi cargo

dentro de la empresa.

sigo contando con tu voto,

¿verdad?

[ríe]

muchas gracias,

nos vemos mañana.

nacho, ¿cómo estás?

sí, justo para eso te llamaba,

para confirmar tu asistencia

a la junta de consejo.

sí.

es para ratificar mi cargo--

renato: hola, buenas tardes.

pepe: buenas, don renato,

¿cómo está?

teresa: permíteme, ya merito

acabo, ¿eh?

renato: tómate el tiempo

que sea necesario.

teresa: entonces nada más

esto acuérdate de pedir

un poquito más.

renato: hola, guachín.

¿cómo estás?

¿qué dice esa vida de casado?

guachín: pues, muy mi asunto,

¿o no? ¿a usted qué?

teresa: guachín, no seas

grosero.

renato: no te preocupes,

no pasa nada.

discúlpame, guachín,

no quise ser indiscreto.

teresa: vámonos.

renato: con permiso.

pepe: nos vemos.

¿y ahora tú qué traes, eh?

¿por qué le contestaste así

al galán de doña teresa?

guachín: porque es un viejo

tranza, se está pasando

de lanza con los viejitos

de un asilo.

le roba sus pensiones.

pepe: órale.

¿quién iba a decir, no?

con la cara de buena gente

que tiene.

guachín: pues, caras vemos,

corazones no sabemos.

pero todo en esta vida

se paga, ¿eh?

me voy a llevar jamón y queso

para hacerle uno sándwiches

a la luchis,

¿ahí me lo apuntas?

pepe: [suspira]

santi: ¿a qué vino el turco?

¿vas a volver con él?

gloria: no, por supuesto que no,

ya le pedí que se fuera

y se olvidara de nosotros.

mi familia eres tú y ringo.

acompáñame a comer

que luego tengo que hacer

mi maleta.

santi: ¿adónde vamos a ir?

gloria: es que no te he dicho,

pero tengo que ir a tucson

a ver unos clientes.

es un viaje de trabajo.

ay, perdóname, mi amor,

pero no te puedo llevar.

santi: ¿y yo con quién

me voy a quedar?

gloria: con tu abuela.

mañana te voy a llevar

temprano a su casa.

santi: pero vas a regresar

pronto, ¿no?

gloria: sí, mi vida,

te digo que solo voy

a ver unos clientes.

vamos.

quita esa cara de puchero.

rosa: qué ricos te quedaron

los sopes.

>> yo la ayudé a mi abuelita.

rosa: ah, qué bien que ya sabes

cocinar.

>> también sé hacer quesadillas,

guacamole y sándwichs.

ambas: [ríen]

[timbre]

rosa: ¿esperas a alguien, mamá?

>> no.

rosa: [resuella]

don--don oso, ¿qué hace aquí?

oso: vine a hablar contigo.

>> pase, por favor.

qué gusto recibirlo

en esta, su casa.

eh, estábamos empezando

a cenar, siéntese, por favor.

oso: gracias, gracias.

hola, rocío, cómo has crecido,

mi vida.

estás enorme.

rocío: gracias.

oso: [ríe]

gracias, gracias.

rocío: yo hice los sopes

y le puse lechuga.

oso: ah, qué bien,

se ven muy ricos, ¿eh?

>> ¿qué le ofrezco de beber?

hay agua de horchata.

oso: eso está bien, gracias.

>> ¿y cómo dio con la casa?

oso: pues, pregunté dónde vivía

rosa la maravillosa.

>> ah.

guachín: traje jamón y queso

para cenar.

luchis: pensé que lo más

importante en tu vida era yo,

pero ya me di cuenta que no.

mientras no me lleves

a un lugar decente a vivir

no me busques.

guachín: ah, caray,

la muy canija se fue.

mm, pues, total,

ella se lo pierde.

ariel: [llora]

>> hermano, te hacía al lado

de tu mujer.

ariel: me equivoqué, maestro.

gloria regresó a la casa

por puro interés,

no por amor.

[llora]

estoy muy desilusionado.

>> lo lamento.

son los caminos que nos pone

la vida.

ariel: si usted me permite,

yo quisiera regresar.

>> por supuesto,

las puertas están abiertas.

ariel: gracias, maestro.

[celular]

brenda: bueno.

diego: ¿sabías que tu hermanita

convocó a una junta de consejo

el día de mañana?

brenda: no, no sabía nada.

¿para qué?

diego: quiere hacer una votación

para sacarme de la presidencia.

brenda: ¿y puede hacer eso?

diego: sí, si consigue

que los accionistas voten

por ella.

aunque tengo el poder

que me diste,

quisiera que fueras mañana

para apoyarme.

brenda: por supuesto,

cuenta con eso, ahí voy a estar.

¿qué se cree julia?

>> vámonos a dormir.

rocío: no, yo quiero platicar

con don oso.

>> no, señorita, mañana tiene

usted escuela.

da las buenas noches.

rocío: buenas noches.

oso: buenas noches.

que duermas rico.

rosa: bueno, ya dígame

de qué quiere hablar, ¿no?

oso: vine a convencerte

para que te regreses conmigo

a méxico.

rosa: don oso, yo no tengo

a qué volver.

oso: ¿cómo no?

me haces mucha falta.

rosa: pero usted y yo

ya terminamos.

oso: porque tú así lo quisiste.

rosa, aún si no quieres volver

conmigo,

permíteme que te entrene,

que te ayude a lograr tu sueño.

rosa: don oso, ¿ya se le olvidó

que no puedo volver a boxear?

oso: no se me ha olvidado,

pero así como recuperaste

la memoria,

vas a recuperar la fuerza.

yo me quiero encargar

de tu rehabilitación.

rosa: usted sabe lo que me puede

pasar si vuelvo a boxear.

oso: eso es lo que dicen

los doctores,

pero no siempre tienen que tener

la razón.

rosa, en medio de esta

desesperación para hacer algo

por ti, hablando con guevara,

nos acordamos

de vinny pazienza,

¿sabes quién es?

rosa: no.

oso: un boxeador que se rompió

el cuello en un accidente

automovilístico.

le dijeron que sería un milagro

si volvía a caminar

y no solo caminó,

volvió a pelear con el cuello

roto.

rosa, no eres la única

deportista que se ha enfrentado

a algo así.

estuve estudiando su caso

y lo que él hizo fue fortalecer

los músculos del cuello

y los trapecios.

si nosotros hacemos lo mismo

estoy seguro que puedes volver

a boxear.

rosa: pero yo no soy el boxeador

ese.

oso: no,

tú eres rosa la maravillosa,

una mujer fuerte, valiente,

decidida, una mujer

que no se deja vencer.

rosa: sí, eso era,

pero ya no.

el box se acabó para mí.

oso: rosa--

rosa: ya no me insista,

por favor.

gracias por haber venido.

oso: prométeme que por lo menos

vas a pensar lo que te dije.

rosa: no tengo nada que pensar.

buenas noches.

[llora]

[música]

[música]

manuel: ahora nada más falta

que se casen para hacerme

completamente feliz.

máximo: si por mí fuera,

don manuel, me casaba

mañana mismo,

pero difícil va a ser

convencer a su hija.

eva: a ver, no sean anticuados,

el matrimonio ya ni se usa.

en estos tiempos ya nadie

se casa.

manuel: pues, yo seré

un anticuado, pero sueño

con verte vestida de blanco

y entregarte en el altar.

eva: [suspira]

anticuado y cursi.

[ríe]

manuel: a ti también te quiero

entregar, ¿eh?

porque supongo que te vas

a casar con ringo.

julia: ay, tío, no me hagas

hablar de él que me pongo

a llorar.

manuel: bueno, ¿qué pasó?

julia: pues, otra vez estamos

separados.

manuel: ah.

julia: pero bueno, no,

no hablemos de cosas tristes

que mañana va a ser un gran día.

manuel: [ríe]

gracias.

julia: [suspira]

por el éxito de la junta

de consejo.

eva: salud.

manuel: salud.

por eso y por que arreglen

sus diferencias.

vinimos a este mundo

a ser felices,

no lo olviden nunca.

salud.

[celular]

oso: bueno.

guevara: ¿cómo te fue con rosa?

oso: mal.

no pude convencerla,

no hay modo.

guevara: ¿ya hablaste

de pazienza?

¿le dijiste que volvió

a pelear?

oso: sí, sí, sí,

pero no hay manera,

rosa no se siente capaz.

guevara: cuando menos diste

la lucha.

oso: ¿y tú cómo estás?

guevara: muerto de miedo,

mañana me quitan las vendas.

oso: tranquilo,

todo va a salir bien.

yo regreso temprano

para ir a festejar el que ya

veas bien, ¿de acuerdo?

buenas noches.

hubiera querido regresar

contigo, rosa.

[llaman a la puerta]

gloria: vine a dejar a santi

para que se quede contigo,

voy a salir de viaje.

santi: ¿puedo quedarme, pa?

ringo: claro que sí, mi hijo,

qué pregunta.

teresa: ¿quién es?

son las siete de la mañana.

¡santi, mi amor!

ringo: vino a traerlo gloria

porque se va de viaje.

teresa: ¿ya desayunaste, hijo?

santi: no.

teresa: ¿qué se te antoja?

¿unas quesadillas,

unos huevos a la mexicana?

ringo: ¿adónde vas?

gloria: a tucson.

ringo: ¿cuándo supiste

que te ibas a ir?

gloria: ayer,

pero se me pasó decirte.

ringo: ah, se te pasó decirme.

digo, no es que me tengas

que informar lo que tengas

que hacer o lo que vas

a dejar de hacer,

pero si me vas a dejar

a santi, por lo menos,

avísame, ¿no crees?

gloria: bueno,

¿de qué te quejas?

querías estar con santi, ¿no?

bueno, ahora si no quieres

lo puedo dejar con la vecina.

ringo: no digas tonterías,

por favor.

gloria: bueno, ya.

me dijo santi que te separaste

de julia.

regresando, santi y yo,

nos podemos venir a vivir aquí

para que estemos juntos

los tres.

ringo: no, no, no te hagas

rollos en la cabeza, gloria.

que me haya separado de julia

no quiere decir que voy a volver

contigo.

gloria: creo que no has

terminado de entender.

santi, tú y yo vamos

a estar juntos siempre.

nuestro hijo nos va a unir

hasta la muerte.

no te resistas, tarde o temprano

vamos a volver a ser la familia

que éramos

y ya me voy que se me hace

tarde.

adiós, mi amor.

santi: adiós, ma.

>> y no me has dicho

de qué quería hablar contigo

el oso.

rosa: ah, quiere que vuelva

a méxico.

me dijo que él me puede ayudar

a que vuelva a boxear

y me contó de un boxeador

que le pasó algo parecido

a lo que me pasó

y que con rehabilitación

él volvió a pelear.

>> ¿y qué le dijiste?

rosa: que no, mamá.

yo claro que quiero recuperar

la fuerza en los brazos

y lo voy a hacer,

pero el box ya no es para mí,

yo ya cancelé ese sueño, ya.

>> hija, tú no eres así,

¿por qué te das por derrotada?

si no hubiera esperanza

voy de acuerdo,

pero si don oso dice que la hay,

aunque sea pequeña,

yo no la dejaría pasar.

rosa: pues, es que tengo miedo.

si algo sale mal yo me puedo

quedar paralítica.

>> ¿crees que a mí no me

preocupa que te pueda pasar

algo?

pero se trata de tus sueños

y si don oso cree que puedes

lograrlo, deberías de confiar

en él.

mira, ese hombre te quiere,

jamás haría algo que te pusiera

en peligro.

rosa: no, yo ya lo decidí

y yo no quiero dejarlas

por algo que no es más

que una ilusión.

>> no, feliz de tenerte

con nosotras, pero no quiero

verte la cara triste

por la frustración.

rosa: yo te prometo

que eso se va a pasar.

>> solo te digo una cosa,

te estás dando por vencida

antes de tiempo

y eso lo vas a arrastrar

toda tu vida.

rosa: [llora]

eva: buenos días.

>> hola, buenos días.

con permiso.

julia: propio.

eva: ¿no ha llegado

mi papá?

julia: no, no,

no debe de tardar.

diego: buenos días.

¿qué hace eva aquí?

julia: vino a acompañarme,

¿algún problema?

diego: es que es una junta

de accionistas,

ella no puede participar.

julia: y no lo va a hacer.

diego: [suspira]

julia, no me gusta

que estemos así,

nada de esto sería necesario

si tú y yo nos pusiéramos

de acuerdo.

julia: no tenemos nada

en qué ponernos de acuerdo.

ni siquiera tenemos nada

de qué hablar.

entre tú y yo todo está dicho.

diego: ¿tan segura estás

del numerito que vas a montar?

julia: espérate a verlo.

brenda: buenos días.

julia: ¿qué haces aquí?

brenda: ¿cómo que qué hago?

esta también es mi empresa.

vine a apoyar a diego.

diego: muchas gracias, brenda.

brenda: gracias.

>> pase, por favor.

>> gracias, con permiso.

julia: señor rabastida,

buenos días.

rabastida: buenos días, julia.

julia: adelante, siéntese,

por favor.

rabastida: gracias.

buenos días.

todos: buenos días.

>> abra sus ojos lentamente

ahora.

guevara: [jadea]

no.

no, no, no.

no puede ser.

susana: ¿qué pasa, guido?

¿qué pasa?

guevara: ¡veo! ¡veo!

¡veo perfectamente!

[ríe]

veo clarito todo, todo.

>> ¿valió la pena, verdad?

guevara: ¡doctor!

muchas gracias, muchas gracias,

doctor.

>> le voy a cambiar

los medicamentos

y nos vemos en quince días

para una revisión de rutina.

[celular]

julia: permítanme un momento,

por favor.

ringo: amor, buenos días.

solo te marco para desearte

suerte.

julia: gracias, ya llegaron

todos los accionistas,

nada más estamos esperando

a mi tío manuel para empezar.

ringo: ¿no ha llegado?

qué raro, manuel es muy puntual.

julia: pues, sí, es extraño,

pero ya llegará.

¿tú qué vas a hacer?

ringo: yo voy al gimnasio

a entrenar.

dejé a santi en la escuela

porque me lo trajo gloria

muy temprano.

julia: ¿y eso?

ringo: que se iba de viaje

por el trabajo.

julia: aprovecha y disfruta

a tu hijo.

ringo: sí, claro, eso voy

a hacer,

pero para estar completamente

feliz sabes lo que me hace

falta.

julia: ringo, por favor.

ringo: está bien, está bien,

ya no voy a empezar

con lo mismo.

márcame cuando termines, ¿sí?

voy a estar esperando noticias.

julia: sí, claro, te llamo.

ringo: te mando un beso.

julia: y yo otro.

eva: ¿qué habrá pasado

con mi papá?

le llamo, le llamo

y no contesta.

ya los accionistas están

muy inquietos.

julia: tranquila,

ahora hablo con ellos.

[música]

[música]

brenda: ¿hasta qué hora nos

van a tener aquí?

¿qué estamos esperando?

julia: una disculpa

por la tardanza.

estamos esperando a mi tío

manuel para empezar.

>> ¿y no nos podrías adelantar

para qué nos reuniste?

julia: para hablar de eso

la presencia de mi tío

es muy importante,

así que les ruego su paciencia.

esperemos que llegue.

>> ay, sí, esperemos

que llegue, porque si no

esto va a ser terrible

que estemos acá nada más

perdiendo el tiempo.

julia: ¿pudiste hablar con él?

eva: le he llamado como 20 veces

y no me contesta.

ya no sé qué hacer.

voy a llamarle a cachito

a ver si sabe algo.

no, mejor a alejo.

alejo, soy eva.

alejo: ¿qué pasó?

eva: ¿en dónde estás?

alejo: en la cafetería del club,

¿por qué?

eva: es que estoy muy preocupada

por mi papá.

es tardísimo y no ha llegado

a la junta.

le llamo, le llamo

y no contesta.

alejo: ¿quieres que vaya

a ver a su casa?

eva: ay, si me haces favor.

por lo menos quiero saber

si salió.

alejo: claro, sí.

voy al departamento de manuel.

tiene una junta muy importante

y no ha llegado.

teresa: ah.

alejo: gracias.

¿estás ocupado?

ringo: iba a entrenar,

¿por qué?

alejo: manuel no ha llegado

a la junta.

ringo: ¿cómo? ¿no ha llegado?

alejo: no.

voy a su departamento a ver

qué pasa.

¿me acompañas?

ringo: vamos.

alejo: vamos.

teresa: ¿cómo les fue?

¿ya ve bien?

guevara: ay, teresa,

veo.

[ríe]

¡veo!

[ríe]

y usted, usted es más bonita

todavía.

teresa: [ríe]

guevara: tiene unos ojos

hermosos.

[ríe]

y tú, pepe,

ay, qué feo eres.

pepe: sí, sí, ya quisieras, ¿eh?

soy todo un galán, ¿eh?

en mi canal de box

tengo miles de seguidoras.

[risas]

guevara: no, es que qué

maravilla volver a ver.

de cuantas cosas hermosas

de la vida me estaba perdiendo,

de verdad.

teresa: esto tenemos

que festejarlo.

jugo de naranja para todos.

todos: [hablan a la vez]

teresa: oye, rafa, ¿y tu papá?

rafael: se fue a buscar a rosa

a su pueblo.

teresa: ¿cómo que se fue?

guevara: sí, sí, hablé

con él en la noche

y no pudo convencerla.

teresa: ay, es una lástima,

tan buena muchacha.

la voy a extrañar.

damacio: todos, todos, teresa.

teresa: bueno, pero que eso

no nos quite el gusto

de celebrar que guido ya ve.

pepe: pues, claro.

teresa: salud.

vénganse, vénganse.

[celular]

guachín: bueno.

>> ¿qué onda, guachín?

¿te acuerdas del viejo tranza

que vimos ayer?

quiero ver si me ayudas

a que hagamos justicia.

ya estuvo bueno que se pase

de lanza con los viejitos.

guachín: ¿y qué hay que hacer?

no, pues, bajarle

toda la lana a ese ruco

estaría de lujo,

la bronca es que me conoce,

te digo que es el galán

de doña teresa.

mm, pues, no es mala idea,

si nos tapamos la cara,

pues, no hay manera

de que me reconozca.

>> ni chance le vamos a dar

de que reaccione

y si se pone flamenco

yo me encargo de apaciguarlo

mientras tú buscas el billete,

¿ok?

nada más no hables,

no vaya a ser que reconozca

tu voz.

guachín: pues, ya rugiste.

oye, ¿y cuándo le vamos a caer?

¿hoy?

no, pues, no se diga más.

ahí nos vemos.

guevara: eres una rata.

así es como consigues

el dinero,

robando.

lo de la herencia de tu padre

es puro cuento.

guachín: no, no, campeón,

no es lo que piensa.

a ver, déjeme, le explico.

guevara: no, no te hagas.

este dinero es mal habido,

te escuché hablando

con tu cómplice.

guachín: no, a ver, déjeme,

le explico.

guevara: no, a mí no tienes

nada que explicarme.

guachín: ¡espérese, don guevara!

¡don guevara, suélteme!

ambos: [hablan a la vez]

guachín: que le digo

que no es lo que usted cree.

guevara: ya cállate,

sinvergüenza.

vamos a ver qué explicación

le das a la policía.

te llegué a estimar

y por lo mismo estoy haciendo

esto, un día me lo vas

a agradecer y deja que se entere

el oso y te va a poner

de patitas en la calle.

guachín: no, campeón, no--

guevara: ¿cómo no?

ambos: [hablan a la vez]

brenda: bueno, ya,

yo creo que ya hemos esperado

lo suficiente.

si mi tío no llega y--

y julia no puede hacer

la junta sin él,

pues, yo creo que lo mejor

es que se cancele.

julia: brenda.

brenda: ¿qué?

diego: tiene razón.

estás abusando de la paciencia

de todos.

julia: les pido un poco más

de su tiempo.

fueron a ver qué pudo haber

sucedido.

estoy segura que hay

una explicación.

brenda: ay, no puede ser.

julia: ¿no ha llamado alejo?

eva: pudimos haber pasado

por él,

de seguro le pasó algo.

guachín: le juro

que es la verdad.

se está equivocando.

don guevara, se está

equivocando.

guevara: vine a entregarlo

por ratero.

me lo caché tramando un asalto.

pretendía meterse a la casa

de un conocido para robar.

¡enciérrenlo para que aprenda!

>> ¿es cierto lo que dice

el señor?

guachín: pues, sí, pero tiene

una explicación.

>> ah, y todavía lo aceptas.

guachín: pues, es que ese ruco

le está robando su dinero

a los viejitos del asilo

y mi compa y yo se lo íbamos

a quitar para regresárselo

a los viejitos.

>> mira nada más.

guevara: y no solo eso,

mire, me lo encontré

con este dinero.

¿quién sabe a quién se lo robó?

guachín: no, no, no,

no me lo robé, ese dinero

es mío, me lo dejó mi papá.

>> ah, no me digas.

a los separos, oficial.

guachín: no, es que esto

es injusto, no me pueden

encerrar.

>> ¡ya, llévatelo!

guachín: don guevara,

si me entamban

queda en su consciencia,

yo soy inocente.

¡don guevara!

¡don guevara!

guevara: bueno, pues,

muchas gracias.

>> ¿adónde?

no, señor, no se puede ir.

guevara: ¿por qué?

>> tiene que rendir su

declaración ante el ministerio

público y ese dinero

que le quitó al delincuente

queda confiscado mientras

se realiza la averiguación.

siéntese, por favor.

[música]

[música]

alejo: buenos días, don fermín.

fermín: buenas, alejo.

alejo: oiga, de casualidad

no sabe si manuel ya salió.

fermín: no, no ha salido,

de hecho acabo de lavar

su coche,

está en el estacionamiento.

él debe de estar

en su departamento.

alejo: bueno, gracias.

[timbre]

[llama a la puerta]

¡manuel! ¡manuel! ¿estás ahí?

rinco: se oye la televisión

prendida.

¡manuel!

alejo: vamos a ver si fermín

tiene llave.

ringo: vamos.

alejo: oiga, don fermín,

fíjese que se oye ruido

adentro del departamento,

pero no abren,

¿usted de casualidad

no tiene llaves?

fermín: no, yo no tengo,

pero la señora que está

en el 208 y le hace

la limpieza, ella sí,

seguro que tiene.

ringo: vamos.

alejo: vamos, vamos.

guachín: cachito, soy yo,

guachín.

cachito: ¿qué pasó, guachín?

¿cómo estás?

guachín: no, pues, de la

fregada, me tienen detenido

en la delegación tlalpan.

cachito: ¿y eso?

guachín: pues, por culpa

de don guevara.

pásame a don manuel,

quiero pedirle que me saque.

cachito: híjole, don manuel

no está, se va a tardar

porque tenía una junta

en la cervecería garay,

pero aquí está máximo.

espérame, te lo paso.

¡máximo!

¡máximo!

es guachín, está detenido.

máximo: ¿qué hiciste, guachín?

[suspira]

voy para allá.

cachito: ¿en qué bronca

se metió?

máximo: parece que se trata

de una confusión.

cualquier cosa me llamas

al celular, ¿eh?

rosa: disculpe, ¿sabe si ya

salió el camión para méxico?

oso: rosa.

rosa: sí, soy yo.

oso: ¿qué haces aquí?

rosa: tengo mucho miedo,

pero no quiero dejar

de intentarlo.

¿me ayuda?

oso: por supuesto.

eso es lo que más deseo.

puedo ayudarte a que recobres

la fuerza para que puedas

cumplir tu sueño.

rosa: ¿y acepta que me vaya

con usted?

oso: juntos lo vamos a lograr.

alejo: muchas gracias, señora.

>> ahí les encargo que cierren,

por favor.

alejo: sí, sí, no se preocupe.

ringo: gracias.

vamos.

alejo: vamos.

¿manuel?

¡manuel!

¡manuel!

¡manuel!

¡manuel!

ringo: parece--

pa--parece que está muerto.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.