null: nullpx
Cargando Video...

Ringo Capítulo 76

Univision17 Mar 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

[música]

brenda: ¿por qué sacaste

a diego de la empresa, eh?

no tienes derecho y no te lo voy

a permitir.

julia: la que no tiene derecho

a meterse en las decisiones

de la empresa eres tú.

brenda: claro que tengo, ¿eh?

porque soy tan dueña como tú.

julia: sí, no lo niego,

pero mi papá me dejó a mí

como responsable del manejo

de la cervecería.

brenda: y como la manejas

tan bien... ya empezaste

a hacer estupideces.

no tienes la menor idea de cómo

sacar una empresa adelante

y corres a diego, la única

persona que lo sabe hacer.

nos vamos a ir a la ruina,

julia.

julia: si no lo saco,

las que nos vamos a ir

a la ruina somos nosotras.

así que no insistas en abogar

por él.

brenda: ni creas que vas a hacer

lo que se te dé la gana.

julia: no quiero que diego

vuelva a entrar a la casa

por ningún motivo.

elsa: está bien.

julia: y si lo intenta

con cualquier pretexto,

me avisas inmediatamente.

elsa: sí, julita.

julia: me voy.

tengo que acompañar a rosa

al ortopedista.

elsa: ay, pobre muchacha,

damasio me contó lo que le pasó.

qué tragedia para una boxeadora

quedarse sin fuerza

en los brazos.

julia: esperemos que

se recupere.

elsa: ay, me la saludas mucho

por favor, ¿eh?

julia: claro.

ay, dios mío.

brenda: diego, buenos días.

diego: ¿qué tal, brenda?

¿cómo amaneciste?

brenda: ya mucho mejor, gracias.

oye, hablé con julia anoche

sobre tu asunto en la empresa.

no, no pude lograr nada.

me dejó con la palabra

en la boca.

es que la muy tonta se cree

una ejecutiva.

diego: te agradezco que hayas

hablado con ella, pero no te

busques problemas por mi culpa.

brenda: es que no entiendo

por qué mi papá le dejó a ella

el control de la cervecería.

no sabes lo desprotegida

que me siento.

¿qué va a saber ella de cómo

administrar una empresa? dime.

diego: justamente de eso

te quería yo hablar.

estuve pensando

en cómo ayudarte.

creo que tengo la manera

en que puedas tener tus tarjetas

y hasta manejar

tu propia cuenta.

brenda: ¿de verdad?

no, no--no, es que no lo puedo

creer, ay, qué buena noticia.

a ver, dime por favor qué tengo

que hacer, dímelo.

diego: no es muy complicado,

solamente tendrías que firmar

un poder para que

yo te represente y pueda yo

actuar en tu nombre.

brenda: perfecto, no, claro,

te lo doy, por supuesto.

diego: ¿te parece que nos veamos

en la notaría para firmar

el poder?

brenda: sí, sí, claro.

diego: apunta la dirección.

oso: bueno, creo que hasta aquí

llegamos nosotros.

tranquilo, todo va a salir bien.

guevara: sí, de veras que

ni en mi pelea con vladimir

pankovski estaba yo así tan--

susana: estás en excelentes

manos, guido.

damasio: ahora, toda

intervención quirúrgica, pues,

tiene sus riesgos.

guachín: ay, no le muevas,

damasio, estás viendo y no ves.

ignacio: buenos días.

todos: buenos días.

ignacio: ¿listo?

guevara: pues, así listo

como se dice listo, listo, pues,

no--no tanto, ¿verdad?

pero, pues, ni modo,

hoy hay que darle.

susana: suerte, guido.

guevara: gracias.

susana: todo va a salir bien.

oso: vamos, vamos, hombre.

[ríe]

>> tienes una lesión

en la quinta vértebra cervical

y está presionando la médula

espinal.

rosa: pero se puede curar,

¿verdad?

>> esperemos que

con la cortisona que te voy

a mandar y la rehabilitación,

salgas adelante.

rosa: ¿y--y puedo seguir

peleando?

es que tengo una pelea

muy pronto, ya.

>> no, rosa, lamentablemente

la lesión que tienes

es muy severa, definitivamente

no puedes volver a boxear.

brenda: ¿y ya con este documento

julia no te puede correr?

diego: así es, con este poder

voy a representar tus intereses.

>> aquí está el poder donde

usted le otorga al señor

diego jáuregui facultades

específicas para que

la represente en los actos

administrativos referente

a la cervecería garay.

sin más parlamento voy

a proceder a leerlo.

este es el poder que otorga

la seño--

brenda: no, no, no, no,

no se preocupe, qué flojera.

está todo como habíamos quedado,

¿no?

diego: sí, sí, sí, claro.

brenda: muy bien, dígame

por favor dónde firmo.

es que ya me tengo que ir

porque tengo cita

con el estilista, el tiempo...

>> ponga su rúbrica en cada

página a un costado

y su firma donde vea su nombre.

brenda: okay.

>> por favor.

brenda: la firma acá.

rosa: [solloza]

¿por qué doctora, por qué

me tiene que pasar esto a mí?

mi sueño de ser boxeadora

se acabó.

dígame que se puede hacer algo,

¿sí? por favor, porque yo quiero

seguir peleando.

rosa: a ver, rosa, lo siento

mucho, pero el doctor tiene

razón.

si vuelves a pelear, podrías

sufrir una lesión mayor

que puede dejarte paralítica.

rosa: [solloza]

¿y ahora qué hago, qué hago?

¿qué hago si yo quería comprar

un terrenito para construirle

una casa a rocío?

para poderle ofrecer una mejor

vida que la mía, ¿cómo lo voy

a hacer? ¿cómo--?

julia: ya.

rosa: con lo que gano apenas

sí me alcanza para sacar

para mis gastos.

¿por qué tanto sacrificio

para nada, doctora, de verdad?

julia: no, no digas eso,

ya vamos a encontrar algo

que puedas hacer, rosa.

se te cerró un camino,

pero eso no quiere decir

que se te hayan cerrado todos.

vas a salir adelante.

rosa: [solloza]

oso: [exhala]

[celular]

rosa, ¿qué te dijo el doctor?

rosa: se acabó, don oso.

se acabó mi sueño

de ser boxeadora se acabó.

por favor dígale al promotor

que se cancela la pelea

con la japonesa, ¿sí?

oso: no, tranquila, rosa, va--

vamos a ver una segunda opinión.

rosa: [solloza]

julia: don oso, rosa está

devastada, eh, no puede hablar.

oso: ¿qué es lo que tiene,

julia, qué fue lo que le dijo

el doctor?

julia: vamos para el club

y allá te explico.

oso: sí, sí, allá nos vemos.

me tengo que ir, me avisan

cualquier cosa, ¿sí?

damasio: ¿qué habrá pasado?

susana: no tengo idea.

guachín: seguro fue rosi

la que habló.

¿qué le habrá dicho el doctor?

susana: ay, tranquilo, guachín,

ya nos enteraremos.

gloria: con permiso.

carrizo: ¿qué haces aquí?

gloria: regresando a mi casa.

carrizo: esta ya no es tu casa,

no puedes llegar así como

así nada más.

gloria: ¿por qué no, si soy

la esposa de ariel y esta

sigue siendo mi casa?

el que sobra aquí eres tú.

carrizo: no tienes ningún

derecho a quedarte aquí,

ya te divorciaste del turco.

gloria: fíjate que no.

no te niego que era lo que más

quería en el mundo, pero

por esas cosas de la vida,

ahora no sabes cómo agradezco

que ariel todavía

no haya firmado.

carrizo: pues, a ver, aunque

así sea, él me encargó

que le cuidara la casa.

gloria: no, no, no te preocupes.

yo la voy a cuidar así que

pajaritos a volar.

carrizo: pero es--

gloria: tienes cinco minutos

para empacar tus cosas

y largarte.

y más te vale que me obedezcas

porque te puedo meter

una denuncia por despojo, ¿hm?

buenas tardes, ¿cerrajería

hermanos gómez?

necesito que venga a cambiar

las chapas de la casa.

julia: en los estudios

que le realizaron se ve

una lesión en la quinta

vértebra cervical.

oso: ¿y eso le impide boxear?

julia: sí, lamentablemente

su columna quedó dañada

con el accidente,

y con los golpes que

naturalmente se reciben

en el boxeo pueden producirle

una lesión más grave

que incluso podrían dejarla

paralítica.

oso: tienes que ser fuerte,

rosa.

lo importante es que estás

viva y--y si no es el boxeo,

puedes hacer otras cosas.

rosa: yo vine a la ciudad

persiguiendo un sueño,

y si no voy a poder boxear,

pues, lo mejor es que

me regrese a mi pueblo,

porque ya no tengo nada

que hacer aquí.

oso: no digas eso, tú y yo

teníamos planes de otro tipo.

rosa: por favor, don oso,

esos planes ya se acabaron, ¿sí?

háblele al promotor y dígale

que rosa la maravillosa nunca

va a volver a boxear.

oso: rosa, rosa, no, rosa,

a ver--

julia: oso, oso, déjala,

necesita estar sola.

[música]

[música]

gloria: ¿cómo te fue, mi amor?

santiago: bien, pero muero

de hambre.

gloria: ahorita vamos a comer

algo, pero antes quiero hablar

contigo.

santiago: ¿de qué?

gloria: ya voy a seguir

viviendo en la casa

de tu abuela.

no puedo seguir aguantando

las humillaciones de tu papá.

santiago: ¿y adónde te vas a ir?

gloria: a la casa del turco,

él ya no vive ahí, pero

mientras encuentro otro lugar,

ahí me voy a quedar.

santiago: ¿ya no nos vamos

a ver?

gloria: por un tiempo, no.

santiago: ¿cuánto tiempo?

gloria: no lo sé, hijo, pero

no te preocupes, yo no voy

a dejar de quererte.

santiago: no, no quiero,

no quiero que te vayas.

gloria: tu papá me dijo

con todas sus letras

que ya no me quería ver

en su casa, ¿qué quieres

que haga?

santiago: todo es culpa

de julia, la odio.

por favor, mamá, llévame

contigo, yo no quiero estar

con mi papá y con julia.

[celular]

ringo: ey, mamá, ¿qué pasó?

teresa: ¿sabes si gloria

se llevó a santi a algún lado?

no ha llegado de la escuela

y estoy llame y llame a la casa

y no contesta nadie.

ringo: no, no sé, no me dijo

nada, tal vez se fueron a comer

por ahí.

yo termino con las fotos

y le llamo, mamá,

no te preocupes, ya aparecerán.

teresa: rosa, ¿cómo te fue,

mi hija?

rosa: mal, no voy a poder

volver a boxear.

teresa: mi niña.

¿tan definitivo es?

¿no hay ni una esperanza?

rosa: no, no, ya tengo

que empezar a rehabilitarme

para recuperar la fuerza,

pero el doctor me dijo que

el box se acabó para mí,

doña teresa.

teresa: cuánto lo siento.

tú sabes que nunca me ha gustado

el box, pero eso de cortarle

los sueños a uno

tampoco me gusta.

rosa: sí, la vida se está

encargando de quitarme

mi mayor ilusión, ser boxeadora.

no tengo ánimos de trabajar,

doña teresa, ¿me puedo tomar

el día por favor?

teresa: claro que sí, pero

¿qué vas a hacer?

tampoco es bueno que te vayas

a encerrar en tu casa, ¿eh?

a llorar.

rosa: no, nada más quiero

caminar y pensar.

teresa: está bien, pero

si necesitas cualquier cosa,

llámame por favor.

rosa: sí.

susana: ¿cómo está guido,

ignacio?

ignacio: bien, la intervención

fue un éxito, no se presentaron

complicaciones.

susana: ay, qué buena noticia,

¿puedo verlo?

ignacio: aun no, está

en recuperación.

en cuanto se le pase

la anestesia, yo les aviso.

susana: muchas gracias, ignacio.

ignacio: no tienes nada

que agradecer, susana.

nos vemos en un rato

para darles indicaciones.

guachín: qué bueno que todo

salió bien.

me da gusto por el campeón.

susana: y todo gracias a ti,

guachín.

damasio: ¿me perdí de algo?

susana: guido no quería operarse

y guachín se encargó

de convencerlo.

[celular]

esteban: ¿qué pasó, oso,

cómo estás?

en este momento fíjate

que estoy revisando

los carteles para la pelea,

quedaron muy bien, ¿eh?

oso: malas noticias,

se suspende la pelea.

esteban: no, espérate, espérate,

no me puedes hacer esto,

¿cómo crees?

tenemos un contrato firmado.

oso: lo sé, esteban, pero

¿qué quieres que haga?

rosa no puede pelear porque

la atropellaron y a consecuencia

del golpe tiene una lesión

en las vértebras cervicales.

no tiene fuerza en los brazos

ni siquiera para darle

al costal.

esteban: caray, esta pelea

está salada, primero la muñeca

y ahora rosa.

no sé qué voy a hacer,

tengo la fecha encima.

oso: ¿quieres que te lleve

el certificado médico?

esteban: no, no hace falta.

salúdame a rosa

y que se recupere pronto.

oso: yo le digo,

y gracias por tu comprensión.

julia: necesito que mandes

una circular.

dirigida a todos los empleados

en la que diga que a partir

de hoy el señor diego jáuregui

deja de ejercer sus funciones

como vicepresidente

de la cervecería garay,

y que cualquier cosa relacionada

con él, se dirijan directamente

conmigo.

sandra: ahora mismo lo hago.

julia: gracias.

ignacio: la intervención

fue un éxito, ya se puede

ir a su casa.

nos vemos en tres días

para una revisión.

guevara: ¿y cuánto tiempo

voy a estar con estas vendas,

doctor?

ignacio: una semana, tiene que

ser paciente, recuerde que

no puede hacer ningún tipo

de esfuerzo.

susana: yo me encargo de que

se porte bien, no te preocupes.

ignacio: ya dejé indicados

todos los medicamentos

que debe de tomar y la enfermera

les va a dar la receta.

guevara: doctor, muchas gracias,

no hay cómo pagarle

lo que hizo por mí.

ignacio: no tiene nada

que agradecer, lo hice con mucho

gusto, voy a dar su alta

y nos vemos en tres días.

con permiso.

susana: te dije que todo

iba a salir bien.

guevara: ahora que me quiten

la venda y pueda verte

a los ojos y te diga lo mucho

que te agradezco lo que has

hecho por mí, entonces sí

podemos cantar victoria.

susana: y así será.

voy a ver lo de tu salida,

no me tardo.

turco: hermano.

carrizo: hombre, ¿quién

te viera, eh?

de verdad te está funcionando

estar aquí.

turco: soy el hombre más feliz

del mundo, por fin encontré

mi camino.

me siento liberado del dolor

que me causaban mis pasiones

terrenales, hermano.

carrizo: si tú lo dices.

mira, yo vine a decirte

que gloria regresó a la casa.

turco: ¿gloria?

carrizo: sí, sí, gloria,

y llegó para quedarse.

dice que esa es su casa

y que tiene derecho porque

no se ha divorciado de ti.

turco: ¿gloria?

carrizo: ¿qué hago?

a ver, dime qué hago.

turco: gloria.

carrizo: deja de decir su nombre

como un idiota y dime qué tengo

que hacer para sacarla de ahí.

turco: regresó, regresó,

hermano, gloria regresó,

gloria me ama.

necesito hablar con mi gurú.

me ama, me ama, me ama.

me ama.

guachín: listo.

susana: muchas gracias, guachín,

de verdad eres un ángel.

guachín: no diga eso,

es lo menos que podía hacer.

oiga, ¿y dónde se va a quedar

el campeón, eh?

con los ojos parchados, pues,

no se va a poder quedar solo.

susana: el oso le ofreció

quedarse en su casa.

guachín: menos mal, así todos

le echamos un ojo.

ringo: gloria, por fin,

¿dónde están?

santi no llega, estamos

preocupados.

gloria: ni vamos a llegar.

ringo: ¿cómo?

gloria: anoche fuiste muy claro.

me corriste, pues, ya no vas

a tener que verme todos los días

y mi hijo decidió venirse

conmigo.

ringo: a ver, ¿de qué hablas,

gloria?

¿te llevaste a santi otra vez?

gloria: no, no, no, no, esta vez

no es así, él no quiere estar

contigo, no está dispuesto

a separarse de mí.

ringo: a ver, no, no, no puede

ser, pásamelo por favor.

gloria: mi amor, tu papá

quiere hablar contigo.

santiago: hola.

ringo: hijo, ¿estás bien?

santiago: sí.

ringo: ¿dónde estás?

para ir a buscarte.

santiago: no, yo no quiero vivir

contigo.

yo quiero vivir con mi mamá.

tú vete con julia.

teresa: ¿qué pasó?

ringo: se fue con su mamá,

ya no quiere vivir con nosotros.

teresa: no, no puedes permitir

que se lo lleve.

ringo: gloria, no puedes

hacer esto.

gloria: ¿por qué no?

tengo la custodia de santi

y él decidió que quiere estar

conmigo, ¿cuál es el problema?

ringo: que lo estás usando,

gloria, por favor.

no te importa causarle daño

con tal de salirte con la tuya.

gloria: yo quería que

estuviéramos juntos, quería

volver a ser una familia,

pero tú decidiste irte con otra,

así que atente

a las consecuencias.

teresa: ¿te colgó?

ringo: sí.

teresa: otra vez esta mujer.

¿qué vamos a hacer?

ringo: no lo sé, mamá.

voy a hablar con manuel.

teresa: voy contigo.

ringo: vamos.

oso: ey, ey, ¿adónde van

con esa prisa?

ringo: vamos a hablar

con manuel.

gloria se llevó otra vez

a santi.

oso: ¿otra vez?

no lo puedo creer.

teresa: yo sabía que esa mujer

no iba a cambiar.

solo a ti se te ocurre

traerla a vivir con nosotros.

ringo: mamá, por favor.

teresa: siempre he dicho

que gloria es de lo peor.

oso: ¿y cómo está santi,

pudiste hablar con él?

ringo: sí, sí, sí, hablamos,

pero no quiere vivir conmigo

si no vuelvo con gloria,

imagínate, está aferrado.

teresa: y como lo sorprendió

besándose con la doctora, pues,

se puso peor.

ringo: ya vámonos mejor,

por favor, ¿sí? vamos.

sandra: no puede entrar así.

diego: espérame afuera

por favor.

julia: ¿qué haces, te volviste

loco?

diego: para nada, estoy más

cuerdo que nunca.

julia: a ver, ¿qué te pasa?

déjame salir.

diego: no, ahora me vas

a escuchar.

no hubiera querido llegar

a esto, pero tú me obligaste.

no me dejaste opción.

me he aguantado muchas

humillaciones.

julia: pero ¿qué es lo que

pretendes?

no me puedes obligar a quedarme

a tu lado.

diego: no, tal vez no, pero

igual vamos a tener que seguir

unidos, si no quieres perder

tu empresa, julia.

julia: ¿de qué hablas?

diego: de que a partir de hoy

yo soy el director general,

te guste o no.

julia: qué tonterías estás

diciendo, esta empresa

es de mi familia y yo soy

la presidente.

diego: brenda es tan dueña

como tú y no quiere que seas

tú quien dirija esta empresa.

tengo un poder notarial

para que sea yo quien maneje

su parte y más las acciones

del consejo,

estás en desventaja.

julia: brenda no pudo haber

hecho eso.

no lo puedo creer, ¿eh?

diego: pues, ya ves,

tu hermanita no confía en ti.

ni modo, te puedes quedar aquí

si gustas, o irte de jefa

de mercadotecnia o al almacén,

a la planta, tú eliges,

pero tú, julia, aquí

ya no mandas.

[música]

brenda: ay, no tengo nada

que ponerme.

[celular]

bueno.

diego: te tengo muy buenas

noticias, brenda.

brenda: sí, por favor,

dime algo bueno porque en serio

estoy de muy mal humor.

diego: ya puedes usar

tus tarjetas.

brenda: ¿en serio?

ay, no, guau, eres un sol,

lo lograste.

sabía que podía confiar en ti.

cuéntame por favor qué dijo

la estúpida de mi hermana.

diego: le molestó mucho que sea

yo quien se haga cargo

de la empresa y seguramente

te va a pedir que revoques

el poder, pero por favor,

brenda, no cedas.

brenda: eso ni loca.

le duró muy poco el gusto

a julia...

[ríe]

oye, bueno, te voy a dejar

porque me voy a comprar ropa

ahorita mismo.

gracias, diego, bye.

ringo: otra vez gloria se llevó

a santi, lo peor es que esta vez

lo hizo con el consentimiento

de mi hijo.

manuel: ¿por qué dices eso?

ringo: porque santi no quiere

estar conmigo si yo estoy

con julia.

manuel: entiendo, pero

tranquilo, santi va a terminar

entendiendo, es un niño

muy sensato y te quiere

más que nadie en este mundo.

ringo: sí, pero lo está

manipulando gloria.

ya logró ponerlo en mi contra.

va a estar muy complicado

que reaccione.

¿qué puedo hacer, manuel,

para recuperarlo?

manuel: lamentablemente, gloria

tiene la custodia,

y el que santi quiera vivir

con ella, pues, no ayuda mucho.

tendríamos que reabrir el caso

y volver a pedir

que te devuelvan la custodia.

teresa: hazlo, hijo.

ahora estás en mejores

condiciones, incluso estás

mejor que ella.

manuel: tu mamá tiene razón,

si la vez pasada lo perdiste

fue porque no tenías un buen

ingreso, pero ahora eso

no es un obstáculo.

teresa: sí, juan josé, pelea

por la custodia, no se vale

que esa mujer traiga a santi

de aquí para allá.

capaz que otra vez se lo lleve

a estados unidos.

manuel: no, no creo que se

atreva, hay un expediente

abierto contra ella

por lo que hizo, y si reincide

puede ir a la cárcel.

vamos a pelear la custodia.

ringo: lo que sea con tal

de recuperarlo.

maldigo la hora

en que le permitimos volver

a nuestras vidas.

manuel: mientras se reinicia

el juicio, te recomiendo

que no caigas en provocaciones.

ringo: sí, manuel, gracias.

teresa: ay, manuel, gracias.

manuel: eh, ¿de qué, de qué?

julia: diego me quitó

la presidencia de la empresa.

me presentó el poder notarial

que le otorgó brenda para que

la representara y me dijo

que con eso y las acciones

del consejo ahora él tenía

mayoría de las acciones.

manuel: ¿y era la firma

de brenda?

julia: sí, claro, es un poder

notarial.

estoy en la casa esperándola

para hablar con ella.

manuel: pero ¿por qué lo hizo?

julia: porque no está conforme

de que mi papá me haya dejado

como responsable

de la administración

de la cervecería.

y seguramente diego le lavó

el cerebro ofreciéndole dinero.

manuel: qué muchacha tan tonta.

julia: ¿qué puedo hacer, tío?

manuel: lo que tienes que hacer

es convencerla de que revoque

ese poder.

julia: espero poder convencerla.

manuel: avísame lo que hables

con ella.

julia: sí, tío, gracias.

turco: hermano, ¿me permite

un momento?

necesito hablar con usted

de algo que me inquieta.

>> te escucho.

¿qué es eso que te ha sacado

del estado de paz espiritual

que habías encontrado?

turco: me acabo de enterar

que mi mujer quiere regresar

conmigo.

>> por tu mirada entiendo

que la noticia te ilusiona.

turco: sí, no sé qué hacer.

>> antes de tomar una decisión

debes tener bien claro

qué es lo que deseas hacer

realmente con tu vida.

turco: yo ya había decidido

retirarme del mundo terrenal,

pero esto me viene a cambiar

todo lo que me había planteado.

la verdad es que nunca la he

dejado de querer, es la única

mujer que me ha querido

en la vida.

y ahora que me enteré

que gloria regresó a la casa,

no me deja de dar de vueltas

la idea de volver con ella.

>> tómate tu tiempo,

no te apresures a decidir.

el ayuno y el voto de silencio

te ayudará a encontrar

el camino.

turco: ayuno y voto de silencio,

ayuno y voto de silencio,

ayuno y voto de silencio.

muchas gracias por escucharme,

maestro.

>> tome asiento, por favor.

gloria: gracias.

>> me permite... gracias.

ah, el puesto que tenemos

vacante es como agente

de ventas de remarca,

con un sueldo base

de 5 mil pesos más comisiones.

gloria: ¿5 mil pesos?

>> así es.

gloria: creí que el sueldo

era más alto.

>> bueno, eso depende

de las ventas que haga.

ahora que--si está dispuesta

a viajar, sus ingresos pueden

ser mejores.

gloria: ¿y viajar adónde?

>> a los estados unidos

y canadá.

queremos introducir nuestras

muñecas en el mercado

norteamericano.

gloria: ¿y de cuánto estaríamos

hablando?

>> ahí el sueldo aumentaría

a unos 20 mil pesos

más las comisiones que podría

estar recibiendo alrededor

de unos 60 mil pesos o más.

gloria: me parece perfecto,

¿y cuándo empiezo?

>> mañana mismo podría empezar.

esta es una lista

de establecimientos donde

se venden juguetes.

gloria: ¿y la lista de clientes

de estados unidos?

>> yo le aviso cuando sea

el momento.

gloria: muchas gracias,

no se va a arrepentir,

va a ver qué buena vendedora

soy.

>> pues, bienvenida.

gloria: con permiso.

>> hasta pronto.

julia: te estaba esperando.

brenda: ¿y para qué?

julia: ¿por qué le firmaste

ese poder a diego?

brenda: pues, porque no estoy

de acuerdo en que una persona

como tú maneje la empresa.

aunque esa haya sido la voluntad

de mi papá.

julia: tienes que revocarle

el poder si no quieres provocar

algo muy grave.

brenda: ¿grave?

no me hagas reír, hermanita.

antes de firmarlo sí que estaba

en una situación grave,

no tenía ni un centavo.

y ahora en automático

se acabaron mis problemas.

diego me solucionó

en un par de horas lo que tú

no pudiste hacer en días.

eres una inepta.

regrésate a tu consultorio

para atender a los pobres,

eso es lo que mejor se te da,

julia.

mi papá se equivocó tanto

dejándote a cargo de la empresa,

el único que puede sacarla

adelante es diego.

julia: no sabes lo que dices,

es que diego nos va a dejar

sin nada.

brenda: no me hagas reír, julia.

contigo al frente

de las cervecerías sí que nos

íbamos a quedar en la ruina.

estás muy alterada, mira,

relájate, tómate unas vacaciones

y tú deja que diego trabaje.

con el tiempo me lo vas

a agradecer.

julia: brenda, por favor,

diego no es lo que tú crees.

brenda: ay, ay, ay, ya,

por favor, esta plática

ya me aburrió.

no voy a revocar el poder

y no insistas porque no me vas

a convencer.

con permiso, ay, ya.

[música]

julia: brenda, diego

es un mentiroso.

está utilizándote como

me utilizó a mí.

brenda: a ti te habrá utilizado,

pero a mí no.

al contrario, yo lo estoy

utilizando a él, lo puse

a trabajar para mí y de a gratis

porque no le voy a pagar

ni un centavo, ¿eh?

julia: ni lo necesita,

ya se robó todo lo que pudo

de la empresa.

y con el poder que le firmaste

le diste manga ancha para que

siga haciéndolo.

brenda: ¿cómo es posible, eh,

que pienses que tu exmarido

es un ladrón?

si durante años fue la mano

derecha de mi papá.

y dicen que la loca soy yo.

[ríe]

julia: me equivoqué con él,

igual que se equivocó mi papá,

y ahora te estás equivocando tú.

diego es un hipócrita,

es un ladrón y lo más grave

es que creemos que fue él

el autor intelectual

del secuestro y asesinato

de mi papá.

brenda: ¿qué?

julia: brenda, cree en mí.

somos hermanas, jamás, jamás

te engañaría.

no te dejes manipular.

brenda: no puedo creer

lo que eres capaz de inventar

con tal de quedarte al frente

de la cervecería.

estás enferma de poder.

julia: brenda, por favor,

lo que te digo es verdad.

brenda: ¿tienes pruebas?

julia: lamentablemente no,

pero--

brenda: ay, mira, ya, ya,

me hartaste, ¿por qué no te vas

a ver a un sicoanalista?

te hace tanta falta, ándale,

ya, ya, ya, ya.

manuel: gloria volvió a hacer

de las suyas.

se fue de la casa de teresa

y se llevó a santi aprovechando

que el niño se molestó con ringo

porque volvió con julia.

alejo: si a santi julia le cae

muy bien.

manuel: solo dios sabe qué

tantas cosas le habrá dicho

gloria que lo puso en contra

de ringo.

de lo que son capaces algunas

mujeres por volver

con un hombre.

alejo: no me digas que gloria

quiere volver con ringo.

manuel: claro, ahora que ve

que ringo tiene futuro

se apuntó con él.

vamos a volver a pedir

la custodia y esta vez

la vamos a ganar.

¿me puedes dar el expediente?

alejo: no será necesario,

yo me hago cargo.

manuel: creí que estabas

distanciado de ringo.

alejo: sí, tontamente me dejé

llevar por lo que brenda

me decía y me alejé de la gente

que aprecio.

y no me digas "te lo dije"

porque no sabes lo arrepentido

que estoy.

manuel: nunca es tarde

para enmendar los errores.

alejo: discúlpame por

lo estúpido que me comportado

contigo.

manuel: no tengo nada que

disculparte, tú sabes

que te quiero como un hijo.

alejo: gracias, manuel.

manuel: [ríe]

guachín: tienes que ser fuerte.

igual hay algo que se puede

hacer, podemos buscar

otro doctor, ¿quién quita--?

rosa: no, guachín, ya no quiero.

guachín: ¿quién, pues, mi rosi?

tú no eres de las que se da

por vencida.

rosa: ya, por favor,

no insistas.

mi realidad es esta, el tipo

que me atropelló me desgració

la vida y acabó con mi sueño.

guachín: rosi.

rosa: déjame sola porque eso

es lo único que quiero,

estar sola.

guachín: ah, bueno.

voy a estar en mi cuarto

pa' lo que se te ofrezca.

rosa: gracias.

luchis: ¿qué hacías en el cuarto

de rosa?

guachín: pues, vine a verla,

el doctor le dijo que ya

no va a poder boxear.

luchis: ¿y a ti qué?

guachín: pues, ¿cómo que

a mi qué?

pues, rosa es mi amiga

y no la voy a dejar sola

en estos momentos.

luchis: ni en estos

ni en ningún otro.

no se me olvida que me fui sola

a la luna de miel porque

te quedaste con ella,

¿y yo dónde quedo?

guachín: buen plan, luchis,

¿no crees que estás exagerando?

ya bájale a tus celos.

luchis: si quieres que le baje,

llévame a vivir a otra parte.

nada más de oír el nombre

de rosa me atraganto.

no la quiero ver ni en pintura.

te casaste conmigo, no con ella.

si de veras te importo, llévame

a vivir a otro lugar

donde no haya interferencias.

guachín: estás siendo demasiado

irracional.

luchis: ya dije, no quiero

seguir viviendo aquí.

>> guachín, ¿cómo ves

lo de rosa?

guachín: pues, de la fregada,

¿cómo lo voy a ver?

>> de veras que a rosa

la trae volteada.

debería de hacerse una buena

limpia.

guachín: no, pues, no es mala

idea, ¿eh?

pero ¿con quién la puedo llevar?

>> mi hijito, yo a eso

me dedico.

diego: a partir de ahora,

te voy a asignar como jefe

de seguridad de la empresa.

se te va a incrementar el sueldo

y por consiguiente vas a tener

mejores prestaciones.

>> ¿solo eso?

diego: no te entiendo,

¿no te da gusto?

te estoy ascendiendo.

>> sinceramente me parece

muy poca cosa para todo

lo que he hecho por usted.

diego: esto es solamente

el comienzo.

más adelante voy a ir

mejorándote las condiciones.

>> ¿cómo?

diego: de momento no te puedo

decir, recién estoy retomando

las riendas de la empresa,

pero cuenta con eso,

no te preocupes.

>> espero que cuando llegue

ese momento, considere

que no le he fallado en nada

y, lo más importante,

mi silencio sobre la muerte

de don iván vale oro.

diego: pierde cuidado,

lo tengo muy presente.

lo que recibas a cambio

va a estar muy a la altura.

>> eso espero.

carrizo: ¿qué te dijo el doctor

que fuiste a ver?

rosa: que tengo una lesión

en la quinta vértebra

que está oprimiendo la médula

y que ya no voy a poder boxear.

carrizo: no, a ver, eso no puede

ser, yo hablé con un doctor

en medicina deportiva

de los mejores, atiende a muchos

deportistas de alto rendimiento

y me dijo que te puede recibir

cuando tú quieras.

rosa: gracias, pero no, carrizo.

julia me dijo que con un mal

golpe yo podría quedar

paralítica.

carrizo: pues, yo insisto que

deberías buscar una segunda

oportunidad, no te puedes

dar por vencida.

a ver, ¿qué te cuesta?

vamos a verlo.

rosa: ya no insistas,

mi carrera como boxeadora

se acabó y me voy a regresar

a mi pueblo.

carrizo: no, rosa, tú no

te puedes ir.

rosa: ya lo decidí.

yo no tengo nada que hacer aquí

ya.

carrizo: pues, yo voy

a conseguir que te quedes aquí,

te voy a traer al mejor

especialista de todos

y vas a volver a boxear,

aunque haya que volverte

biónica.

oso: entiendo que lo de santi

te tenga mal, pero tienes

que concentrarte.

no fue un buen entrenamiento.

ringo: lo siento, oso,

mañana estaré mejor concentrado.

oso: ya, ¿qué te dijo manuel?

ringo: vamos a retomar

el juicio para obtener

la custodia.

oso: ánimo, todo va a salir

bien, ¿ah?

ringo: voy a cambiarme.

oso: a propósito, ya conseguí

un buen sparring, mañana

trabajas con él.

ringo: gracias, oso.

oso: vamos.

alejo: buenas noches, oso.

oso: ¿qué hubo, alejo,

cómo estás?

alejo: bien, ¿y ringo?

me dijeron que estaba aquí

entrenando.

oso: si vienes a hablar con él

sobre la pelea, olvídalo,

no va a pelear contigo.

alejo: no, se trata de otra

cosa.

oso: está en los vestidores.

[música]

[música]

alejo: ¿podemos hablar?

ringo: claro, ¿qué pasó?

alejo: quiero decirte que tenías

razón en todo lo que me dijiste,

me dejé envolver por brenda.

ringo: no te lo dije solo yo,

te lo dijimos todos.

alejo: así es, y no quise

escucharlos.

me porté como un imbécil

creyéndome todo lo que me decía

brenda, en lugar de creerle

a mis amigos, en especial a ti

que has sido como mi hermano.

ringo: pues, sí, alejo,

de trancazo burlaste todos

los años de nuestra amistad.

alejo: no me digas más

que me siento peor.

estaba mal, me cegué.

¿cómo fui a creer que tú

serías capaz de hacer todo

lo que brenda inventó?

estoy muy arrepentido de haberme

dejado llevar por ella.

ringo: el amor a veces

no nos deja ver con claridad.

alejo: me enamoré de una loca.

ahora estoy pagando

las consecuencias y no sabes

cómo.

perdona, en fin, yo solo quería

decirte eso.

sé que es difícil

que me perdones tanta estupidez,

así que si no puedes hacerlo,

lo voy a entender.

siento mucho haber perdido

a mi mejor amigo por estúpido.

nunca dejaré de lamentarlo.

ringo: alejo, ven, dame

un abrazo.

teresa: ¿me puedes dejar sola

con él, por favor?

gloria: sí, claro.

me va a ahorrar darle

explicaciones.

teresa: dime la verdad, mi amor,

¿qué tantas cosas te ha metido

en la cabeza tu mamá?

santiago: nada, abuela, yo soy

es que no quiere que mi papá

ande con julia.

por su culpa corrió a mi mamá

de la casa.

teresa: mira, yo sé que tú

quisieras que tu mamá y tu papá

estuvieran juntos otra vez,

pero ellos desde hace mucho

dejaron de quererse.

santiago: mi mamá sí quiere

a mi papá.

teresa: sí, pero juan josé

ya no la quiere, ¿y sabes

por qué dejó de quererla?

porque tu mamá se encargó

de acabar con el amor que sentía

por ella con tantas cosas

que le hizo.

santiago: pero ahora es buena.

teresa: pues, sí, pero ahora

tu papá está enamorado

de otra persona.

cuando seas adulto lo vas

a entender mucho mejor.

santiago: si mi papá no deja

a julia, no voy a volver con él.

teresa: mi hijito, por favor

recapacita.

tienes que pensar en tu papá.

¿ya se te olvidó todo

lo que hizo por ti cuando

tu mamá te llevó

a estados unidos sin su permiso?

santiago: mi mamá ya

se arrepintió, ya pidió perdón,

y ahora quiere que estemos

juntos los tres,

pero él no quiere.

teresa: porque eso no puede ser,

ya te lo expliqué.

santiago: sí, pero yo quiero

que regrese con mi mamá.

teresa: santi, estás

encaprichado, ¿qué te pasa?

santiago: lo único que quiero

es que mi papá y mi mamá

estén juntos.

teresa: ya veo que no hay manera

de hacerte entender.

espero que no te arrepientas.

santiago: abuela...

gloria: hiciste bien, mi amor.

tu papá va a terminar

entendiendo y vamos a volver

a ser la familia que fuimos.

ringo: ¿qué haces aquí?

julia: vine a hablar con mi tío

manuel, diego volvió a tomar

el control de la empresa

gracias a que brenda le dio

un poder para representarla

y ahora él tiene la mayoría

de las acciones.

ringo: ¿qué dices?

julia: así como lo oyes,

y no quiere revocarlo,

está necia en que sea diego

quien maneje la empresa.

ringo: ah, no puede ser,

con lo que te costó sacarlo.

alejo: ¿me pueden explicar

qué está pasando?

julia: diego lleva tiempo

robándole a la empresa.

mi papá lo descubrió

y lo iba a denunciar, pero

de alguna manera diego se enteró

y antes de que mi papá

procediera en su contra

planeó el secuestro

para deshacerse de él.

alejo: ¿y tienen pruebas?

julia: del fraude sí,

de lo otro no.

no hemos demandado a diego

porque aún estamos buscando

cómo incriminarlo del asesinato

de mi papá.

no puede seguir al frente

de la empresa.

me dio mucho trabajo quitarlo

pero ahora que brenda le firmó

el poder, le volvió a dar

su lugar.

alejo: ¿brenda cómo se dejó

embaucar?

julia: pues, porque diego

le arregló lo de las tarjetas

de crédito y con eso

se la echó a la bolsa.

alejo: bueno, lo que tenemos

que hacer es acotar el poder

de diego.

si con el poder que le dio

brenda logró mayoría sobre

julia, pues busquemos a alguien

que tenga suficientes acciones

y que se pongan a favor tuyo.

eva: tus acciones, papá.

[música]

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.