null: nullpx
Cargando Video...

Ringo Capítulo 69

5 Mar 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

[música]

manuel: no, no, brenda, brenda,

no, no, no.

ayúdame, eva.

brenda: ¿qué hace aquí?

no me pueden hacer esto a mí.

esto--

no me está pasando, no, no.

eva, tú no dices eso, por dios.

[grita]

no puedo con eso, no puedo.

avendaño: ¿esto será suficiente

para probar la malversación

de fondos?

>> tendríamos que hablarlo

con un abogado.

avendaño: conozco

un especialista en finanzas.

una pregunta.

¿cuándo fue que sufrió

el robo en su despacho?

>> dos días después de la muerte

de don iván, parecía un robo

común, pero ahora

con lo que estamos descubriendo

creo que fue intencional.

avendaño: yo también lo pienso.

no sé por qué creo que

la persona que hizo este fraude

es la misma que estuvo detrás

del secuestro y el asesinato

de iván.

>> esperemos poder descubrirlo,

licenciada avendaño.

avendaño: voy a localizar ahora

mismo al abogado.

brenda: tengo que hablar con el

encargado, tienen que suspender

la boda de este indigente.

eva: brenda, no puedes hacer

eso, ya, cálmate.

mira, vamos a estar en distintos

salones.

brenda: no estás entendiendo,

¿verdad, primita?

no, yo quiero una boda de gran

nivel, de altura.

y ahora resulta que me tengo que

casar en medio de la chusma,

asquerosos.

no, no, ¿cómo? ¿vamos a dónde?

no me quiero casar así.

julia: rosa, qué guapa.

rosa: lo mismo digo,

se ve usted muy bonita.

julia: gracias.

cuéntame, ¿es cierto que guachín

se casa aquí mismo?

rosa: sí, qué casualidad

que su hermana y él se casen

en el mismo lugar, ¿verdad?

eva: ay, julia, ay, perdón,

por favor, ven.

brenda está inaguantable.

julia: voy, con permiso.

[murmullo]

ringo: ¿sabías que se casaba

aquí brenda?

rosa: no, ni idea.

¿y esa risita qué?

ringo: la jugada que nos hizo

el destino.

rosa: sí, ¿verdad?

vas a tener oportunidad de ver

a la doctora.

se veía bonita, ¿no?

ringo: no me di cuenta.

rosa: ajá.

brenda: es que ¿por qué?

¿por qué ese pelado, ordinario

de pelos parados pintados

tenía que elegir el mismo

lugar que yo? ¿por qué?

se los juro que quiero llorar.

es que--

eva: no, no, ni se te ocurra,

se te va a correr todo

el maquillaje.

brenda: mi papá jamás hubiera

permitido una cosa así.

julia: ya deja de pensar

en guachín.

piensa en que te casas

con el mejor hombre del mundo.

alejo te adora.

si papá estuviera aquí, estaría

muy orgulloso de ti.

brenda: sí, mi papá, julia,

mi papá.

no.

eva: vas a tener que darle

un calmante.

julia: no, es que se nos va

a dormir.

brenda: mi papacito.

eva: bueno, entonces voy

por un té de tila o algo.

brenda: [solloza]

julia: ya, ya, tranquilízate,

a ver.

ven, no te puedes--

brenda: [solloza]

julia: a ver, hoy es el día más

importante de tu vida.

te ves preciosa, todo va a salir

muy bien.

tu fiesta está hermosa.

brenda: ¿sí? ¿me lo juras,

julia? ¿me lo juras?

[solloza]

ringo: no sabía que la boda

de alejo también iba a ser aquí.

¿tú sabías algo?

oso: no, no me invitó.

ringo: a mí tampoco.

guachín: ya es para que

la luchis estuviera aquí.

¿qué habrá pasado?

>> no debe tardar, hombre.

>> ¿no será que se arrepintió

a última hora?

[ríe]

no, no, luchis no va a dejar

escapar una oportunidad así,

¿eh?

se perdería de mucho.

guachín: ¿qué estás queriendo

decir, eh?

¿que luchis es una interesada?

mira, la luchis me ama desde

antes que supiera que yo tenía

dinero.

teresa: hola, hola a todos.

¿qué tal? les presento a renato

silva, un amigo del danzón.

renato: mucho gusto.

teresa: mi hijo juan josé,

santi mi nieto, su mamá.

el oso, guevara, rosa y damasio.

renato: encantado.

ringo: mucho gusto.

me comentó mi madre que usted

es doctor.

renato: así es,

para lo que se les ofrezca.

ringo: esperemos

que no se ofrezca nada.

renato: hasta que se me hizo

conocerte.

a teresa no le gusta el box,

pero a mí me encanta.

he visto todas tus peleas.

ah, desde cuándo merecías ser

el campeón, ¿eh?

oso: calladito te lo tenías,

¿eh?

¿desde cuándo son novios?

teresa: qué novios ni qué ocho

cuartos.

pareja del danzón, nada más.

oso: ay, sí, cómo no.

teresa: cállate.

oso: [ríe]

máximo: en cuanto termine

el juez, eva y yo nos vamos a ir

a la boda de guachín.

manuel: yo también, nada más

entrego a brenda y nos vamos.

alejo: manuel, máximo.

muchas gracias por venir.

manuel: ¿cómo no íbamos a estar

con ustedes en un día

tan importante para ti

y para mi sobrina?

alejo: estoy feliz.

máximo: oye, ¿y nervioso?

alejo: bastante, bastante

nervioso.

manuel: suele suceder eso.

máximo: yo no te puedo decir

mucho, solo he tenido

experiencia del otro lado

de donde van los novios.

alejo: eso también provoca

nerviosismo, es una gran

responsabilidad, ¿no?

diego: ven, te quiero presentar

a alguien.

alejo: sí, sí, con permiso.

manuel: qué nefasto es este

tipo.

yo no sé cómo se las arregla

para que julia no se deshaga

de él.

máximo: ya llegará el momento,

todo cae por su propio peso,

es cosa de tener paciencia.

manuel: ah, claro, justicia

divina.

habló el curita.

máximo: ¿cuándo va a dejar

de decirme curita, eh?

manuel: nunca, lo primero

que voy a hacer con el nieto

que me van a dar tú y eva

es contárselo.

¿sabías que tu papá iba a ser

curita, manuelito?

máximo: ¿manuelito?

[ríe]

guachín: el juez me dijo que

si luchis no llega en diez

minutos se va a tener que ir

porque tiene otra boda.

>> ¿con quién se iba a venir?

¿no le mandaste una limusina?

guachín: no se me ocurrió.

pero hablé con ella antes

de salir y según esto ya venía

para acá.

le voy a marcar.

>> pues, vas.

guachín: ¿dónde estás, mi amor?

guachín: sí, apúrale, porque

el juez se tiene que ir.

ya están aquí cerca, le voy

a avisar al juez.

gloria: qué coincidencia que

en el salón de junto se estén

casando alejo y brenda, ¿verdad?

ringo: una mala coincidencia,

sí.

gloria: ¿no vas a ir

a felicitar a tu amigo?

ringo: no lo sé.

guachín: luchis, mi amor.

te ves preciosa.

luchis: espera, guachín.

deja que nos casemos primero.

>> sí, joven, no se besa

a la novia antes de que el juez

los declare marido y mujer.

guachín: ¿y usted quién es?

>> el papá de la novia,

más respeto.

si no, me la llevo.

guachín: no, no, señor,

por favor, venga conmigo.

y mejor nos echamos unas

que usted y yo tenemos mucho

de qué platicar.

luchis: ey, ey, ¿y la boda qué?

guachín: ay, tienes razón,

mi amor, perdón,

es que es la emoción.

música para que empiece la boda.

[marcha nupcial]

brenda: ¿de veras no me veo

gorda?

julia: para nada, ni parece

que estás embarazada.

brenda: ok, muy bien.

eva: ya llegó el juez, está

todo listo para empezar.

julia: pues, vamos.

brenda: sí, vamos.

[suspira]

muy bien, tranquila, tranquila,

brenda, tranquila.

[música]

>> está todo muy elegante aquí,

¿no?

¿qué irán a dar de comer?

máximo: yo creo que algo bueno,

¿no?

yo estoy pensando en ir a comer

donde guachín.

dijo que iban a haber tacos.

máximo: [ríe]

ringo: manuel, ¿cómo estás?

¿y alejo?

>> ¿vas a estar en esta fiesta?

ringo: no, no, querido,

voy a saludarlo.

con permiso.

alejo.

vengo a felicitarte.

alejo: muchas gracias.

disculpa si no te hice llegar la

invitación, lo que pasa es que--

ringo: no te preocupes, entiendo

perfecto.

alejo: disculpa, ahí está

brenda.

ringo: muchas felicidades.

alejo: gracias.

[aplausos]

elsa: diego no pierde

oportunidad para ponerse

al lado de julita.

ella ni quiere estar con él.

ringo: no quiere, pero bien

que está.

voy con guachín.

>> en un ratito los alcanzo.

ay, eso de que las dos fueron

juntas me quedó como anillo

al dedo.

alejo: gracias.

juez: estamos aquí reunidos

para unir en matrimonio a lucila

lópez lópez y diego armando

pérez salvatierra.

gloria: ¿a dónde fuiste?

ringo: fui al baño.

juez: siendo las 20 horas

del día--

juez: el matrimonio es el único

medio moral.

turco: te dije que te apuraras,

apenas sí llegamos.

vamos con diego.

permisito.

permiso.

¿qué onda, diego?

diego: turco, ¿cuándo llegaste?

turco: anoche, no me iba

a perder la boda, ¿eh?

diego: felicidades, me enteré

que le ganaste a la cobra

en atlanta.

turco: no me duró ni tres

rounds.

diego: [ríe]

después me platicas.

turco: oye, no veo a nadie.

¿a poco alejo no los invitó?

diego: todos están en el salón

de aquí al lado, en la boda

de guachín y luchis.

turco: ¿guachín y luchis

se están casando?

diego: sí.

turco: entonces, sí iba

en serio.

ni modo, carrizo, el que se fue

a la villa--

julia: [chista]

guarden silencio.

juez: les puedo decir

que estos aparatitos son

la causa de muchos divorcios.

por lo cual vamos a compartir

sus claves para que no haya

secretos entre ustedes.

a partir de hoy su clave será

la fecha de su boda.

¿qué mejor manera de recordar

el amor y la confianza

entre ustedes?

alejo: yo alejo decido tomarte

por esposa a ti brenda garay.

y prometo quererte, cuidarte,

estar siempre a tu lado.

en la dicha, en la adversidad

y pasar el resto de mi vida

contigo.

brenda: yo brenda decido tomarte

por esposo a ti, alejo correa,

y prometo quererte y adorarte,

porque eres el amor de mi vida

y quiero pasar el resto

de mis días junto a ti.

[ríe]

juez: en nombre de la ley,

los declaro marido y mujer.

puede besar a la novia.

[aplausos]

carrizo: ¿por qué no me dijiste

que el enano se iba a casar

con mi luchis?

turco: ¿para qué?

esa mujer no vale la pena.

carrizo: ¿tú qué sabes?

no lo puedo permitir.

a ver, cuídala.

espérame aquí.

juez: quiero hacer constar

que se han cumplido todas las

prescripciones legales para la

celebración de este matrimonio

civil, sin que la audiencia

sustitutoria de edictos

se haya presentado ni denunciado

impedimento ni obstáculo

para esta celebración.

procedamos al intercambio

de anillos.

guachín: yo, guachín, te tomo

a ti, luchis, como mi esposa

y prometo serte fiel y cuidar

de ti en la riqueza

y en la pobreza, en la salud

y en la enfermedad.

todos los días de mi vida.

[aplausos]

luchis: yo, luchis, te tomo a ti

como mi esposo, para amarte--

carrizo: no, no lo hagas.

no te puedes casar con este,

luchis.

guachín: ¿estás loco?

luchis es mía.

carrizo: dile, dile que no

me has dejado de querer.

guachín: a ver, suéltala, tú ya

perdiste tu oportunidad.

carrizo: no te cases con este,

por favor, luchis.

nacimos para estar juntos.

por favor.

luchis: ya, no me salgas con eso

ahora que te fuiste sin decir

ni pío.

ahora estoy con guachín.

ringo: es mejor que te vayas.

carrizo: suéltame, tú no

te metas.

carrizo: luchis, por favor,

no me hagas esto.

tú eres el amor de mi vida.

guachín: a ver, ya estuvo, ¿eh?

o te largas o no te la acabas.

carrizo: ¿tú y cuántos más?

[gritos]

oso: ya, basta, ya.

ya, ya, guachín.

ya basta, basta, dije.

aquí no pasó nada, calma.

pepe, acompáñame.

juez: luego de la infortunada

interrupción, sigamos

con la ceremonia.

lucila, puedes continuar.

luchis: ¿en qué nos quedamos?

>> en el anillo, ponle.

juez: pues, ponle el anillo,

por favor.

>> [ríe]

el anillo.

juez: por el poder que

me confiere la ley, los declaro

marido y mujer.

puedes besar a la novia.

[aplausos]

oso: ya, suficiente.

carrizo: luchis no se puede

casar con ese enano.

oso: tranquilízate, por favor.

turco: ¿qué pasa?

ringo: este que vino a impedir

la boda de guachín.

carrizo: tengo que evitar

esa boda a como dé lugar, turco,

por favor, ayúdame.

turco: no hay nada que hacer,

carrizo.

oso: ya basta, por favor,

llévatelo.

turco: toma a la niña,

voy a pedir el coche, ¿sí?

carrizo: de haber sabido

con lo que me iba a encontrar,

mejor ni vengo.

turco: ya, ya, cálmate, te llevo

a la casa, ya.

carrizo: ya, mi amor, ya.

rosa: ¿qué pasa?

carrizo: con el escándalo

se debe haber asustado.

rosa: a ver, dámela, pásamela.

a ver, chaparrita, ya.

no pasa nada, ¿eh?

todo va a estar bien, tranquila.

¿es tu sobrina?

carrizo: no, es mi hija.

rosa: ¿y su mamá?

carrizo: pues, de buenas

a primeras se fue y ya no supe

nada de ella.

rosa: no lo puedo creer.

carrizo: pues, ya ves,

de que las hay, las hay.

rosa: ¿y cómo se llama?

carrizo: celia, por celia cruz.

rosa: ay, ya se calmó celia.

carrizo: gracias, rosa.

rosa: de nada, cuando quieras.

carrizo: te voy a tomar

la palabra, ¿eh?

abrázame, ahí está.

turco: ya está la camioneta.

carrizo: nos estamos viendo,

gracias de nuevo.

rosa: sí.

carrizo: vámonos, sin llorar

ni nada, ¿eh?

diego: ven, julia, julia, ven.

ven, vamos.

julia: no, solo ellos.

diego: foto familiar, ven.

vamos, ven, ven.

brenda: a ver, hazte más

para acá.

[obturador]

[aplausos]

>> bravo.

[balada]

diego: ¿quieres bailar?

julia: no.

diego: ya sé que no bailo tan

bien como tú, pero por lo menos

no te piso.

julia: está bien, vamos.

diego: me alegro que estemos

juntos como si nada hubiera

pasado entre nosotros.

julia: no, el que estemos

bailando no significa

que las cosas estén bien

entre nosotros.

no empieces si no quieres

que me vaya a sentar.

diego: está bien, está bien,

de acuerdo, me callo.

máximo: tu papá ya se va

a la boda de guachín.

¿hacemos lo mismo?

eva: sí.

>> ya vámonos con guachín.

están como muy estirados, ¿no?

elsa: sí, vamos.

brenda: ¿esa música qué es?

alejo: debe ser del salón

de al lado.

brenda: no, qué falta

de respeto, qué horror.

alejo: mi amor, tranquila,

no hagas caso.

brenda: ¿cómo tranquila?

¿cómo quieres que me calme, eh?

su mugrosa música se está

mezclando con la de nosotros

y así no se puede bailar.

¿qué se creen esos nacos

ordinarios?

les voy a decir que la--

alejo: ey, brenda, no puedes

hacer eso, tranquila, por favor.

brenda: claro que puedo, están

arruinando mi fiesta con esa

horrenda música y es el colmo,

no se vale.

julia: yo voy.

brenda: no, no vas a ir a ningún

lado.

me van a escuchar a mí.

alejo: mi amor, mi amor, ey,

mi amor, ya, deja que vaya

julia, por favor.

diego: ¿quieres que te acompañe?

julia: no, gracias.

brenda: no, qué horror,

de verdad, que la quiten.

alejo: es tu fiesta, disfrútala.

brenda: sí, está bien.

>> ey, vámonos con guachín,

esto está superaburrido.

brenda: ¿saben qué? se van, pero

al diablo.

malagradecidos.

yo no sé ni para qué

los invitamos.

váyanse.

alejo: ya, brenda, brenda.

brenda: ¿quién los invitó, eh?

alejo: brenda, yo los invité,

son empleados del juzgado.

siempre me ayudan.

quise darles una atención.

brenda: bueno, no debiste.

ordinarios, no saben apreciar.

alejo: ya, no te amargues,

por favor, ¿sí?

vamos a bailar, tranquila.

brenda: sí.

ringo: tal parece que

nos seguiremos encontrando

todo el tiempo.

julia: por mí puedo pasar sin

verte.

ringo: si fuera invisible.

pero ya que estamos aquí,

hablemos de una buena vez,

¿te parece?

julia: ¿y de qué vamos a hablar

si todo está muy claro?

entre nosotros no hay nada.

menos ahora que tú volviste

con tu mujer.

ringo: yo no volví con gloria.

julia: ¿no?

ringo: no.

julia: entonces, ¿por qué

la tienes viviendo en tu casa?

ringo: es solo mientras

encuentra dónde vivir.

ya te lo había dicho.

y finalmente, ¿a ti qué más

te da?

fue después de que me cortaste.

julia: no, eso no fue así.

al día siguiente que rompimos

yo te fui a buscar y me topé

con ella en tu casa.

ringo: ¿fuiste a mi casa?

julia: sí, gloria me abrió,

¿no te lo dijo?

ringo: no, no me lo dijo.

¿para qué fuiste a buscarme?

julia: para decirte que a pesar

de todo, creía en ti.

pero al ver a gloria,

evidentemente regresaron todas

mis dudas.

ringo: yo nunca quise

ocultártelo, pero teníamos

tantas cosas encima que el que

ella estuviera en mi casa

viviendo, pues, no me pareció

importante decírtelo.

julia: está bien, te creo.

ya da igual.

ringo: sí, da igual.

tú sigues con diego y le sigues

creyendo todo lo que te dice.

julia: hasta ahorita

no he podido comprobar nada

en contra de él.

pero en fin, ya, ya qué importa.

ringo: sí importa.

¿de verdad no sentimos

nada el uno por el otro?

julia: se nos fue nuestro

tiempo, ringo.

por mi culpa, por la tuya,

por lo que haya sido.

a estas alturas no creo

que seamos capaces de perdonar

nuestros errores.

la desconfianza se metió

entre nosotros y eso no es fácil

de sanar.

ringo: ¿y si intentáramos?

julia: ¿podrías mirarme

a la cara sin reproches?

¿ves?

no puedes.

[música]

gente?

se están yendo a la fiesta

de guachín, ¡haz algo!

alejo: ¿qué quieres que haga?

ni modo que los obligue

a quedarse.

brenda: ah, ¿no?

esto no se va a quedar así.

alejo: ey, brenda.

brenda, ¿qué vas a hacer?

brenda.

[música cumbia]

brenda: ¡paren esta música!

alejo: brenda, por favor.

vámonos, brenda.

brenda: ¡no!

eva, eres una traidora.

no debí haberte invitado

a mi boda, ni a ti tampoco,

cura de cuarta.

alejo: ya, por favor, brenda.

brenda: suéltame.

[ríe]

no, no, tú no me vas a hacer

esto.

¿me estás escuchando, elsa?

damasio: ey, ey, no te la puedes

llevar a la fuerza.

estás cometiendo un acto

ilícito.

brenda: la ley no tiene nada que

ver con esto.

elsa es mi muchacha y yo puedo

obligarla a lo que sea.

y no, elsita, no te voy

a perdonar esta traición, ¿eh?

te regresas a mi fiesta

en este instante.

no quieres que t e ponga

de patitas en la calle, ¿verdad?

ándale.

elsa: ay, por favor,

solo quería bailar un ratito

con damasio, brendita.

brenda: no, no me digas

brendita.

eres una hipócrita.

alejo: vámonos, ya basta.

ya vámonos.

brenda: ¿a dónde?

en nuestra fiesta ya no hay

nadie, ¿eh?

todos se vinieron para acá.

alejo: reservé una suite para

pasar nuestra noche de bodas.

brenda: ah, ¿sí?

alejo: sí.

brenda: ¿y en dónde?

alejo: cuando lleguemos,

lo sabrás.

brenda: ay, mi amor.

diego: ¿dónde estabas?

julia: fui al baño.

no encontré al encargado.

ni modo, brenda se tendrá

que aguantar.

diego: ya se fueron todos.

julia: ¿cómo? ¿se acabó

la fiesta?

diego: sí, ya no queda nadie.

julia: pues, entonces yo también

me voy.

diego: vámonos.

te estaba buscando para decirte

que ya no tiene caso que sigamos

aquí.

julia: déjame ir por mis cosas

y nos vamos.

pepe: ¿qué haces aquí?

ringo: pensando.

pepe: ¿qué pasó?

ringo: hablé con julia.

y bueno, me dejó de más.

pepe: ya olvídate de ella.

si no pudo ser, no pudo ser,

a otra cosa, mariposa.

ringo: [ríe]

como si fuera tan fácil.

pepe: oye, entonces, ¿qué onda

con gloria?

ringo: nada.

está en la casa porque desde

que dejó al turco no tiene dónde

vivir.

pepe: está en charola de plata,

¿eh?

ringo: no, a ver, ¿qué te pasa?

yo tengo a julia aquí

en mi corazón.

pepe: ya, ya, por lo pronto

vamos a echarnos unos tragos

y una buena bailada

que la fiesta está buenérrima.

turco: ¿qué pasó con la fiesta?

>> ya tiene rato que se acabó,

los invitados se fueron

a la otra boda.

esa sí que está demente.

turco: gracias.

estos ya se engancharon

otra vez.

del turco nadie se burla.

brenda: [jadea]

guau.

alejo: mira, tenemos champán.

y bueno, ¿qué esperas

para entrar?

brenda: ¿no me vas a cargar?

alejo: por supuesto.

brenda: [ríe]

alejo: oye, pesas, ¿eh?

brenda: oye, ¿cómo se te ocurre

decirme eso?

me voy a traumar.

alejo: [ríe]

estás preciosa, mi amor.

eres la novia más linda

del mundo.

[ríe]

¿cómo se siente de casada,

señora correa?

brenda: superbién, pero ya ves

que todo hubiera sido perfecto

si esos estúpidos no me hubieran

arruinado la boda

con su asquerosa música.

voy a demandar el salón

de bodas, por permitir el acceso

a gente tan ordinaria.

mira, tú que eres abogado

deberías encargarte de eso,

porque solo así me voy a quitar

el mal sabor de boca.

alejo: sí, mi amor,

no te preocupes.

yo lo hago.

pero ahorita no pensemos en eso.

vamos a abrir el champán

y a disfrutar de nuestra

noche de boda.

brenda: muy bien.

[ríe]

julia: [suspira]

ringo: siempre voy a estar

a tu lado cuando me necesites.

diego es un criminal.

julia: [solloza]

[música]

carrizo: ya no sé qué hacer.

celia no ha dejado de llorar.

ya le di de cenar y nada,

que extraña a la mamá.

turco: ya, ya, déjala.

mejor tómate un trago conmigo,

estoy que me lleva el diablo.

vi a gloria y a ringo

muy acaramelados.

carrizo: ahí vas de nuevo.

si ya sabes que no quiere saber

nada de ti.

no sé para qué te azotas,

ni que valiera tanto la pena.

ya, olvídala.

turco: no puedo, la quiero.

carrizo: bueno, ya, ahí ya tú no

tienes remedio.

celia: ¡papá, extraño a mi mamá!

carrizo: no puede ser, no puede

ser, no para de llorar.

rosa ya la hubiera calmado.

turco: ve por ella.

igual y sigue en la boda

y te hace el paro.

carrizo: oye, buena idea.

me voy a llevar tu camioneta,

¿eh?

¿te puedo encargar tantito

a celia? no me tardo.

celia: ¡papá, papá, extraño

a mi mamá!

turco: ahí voy, celita, ahí voy.

celia: ¡mi mamá!

¡papá, extraño a mi mamá!

turco: [chista]

celita.

renato: eso de que te haya caído

el ramo es muy sugerente, ¿eh?

teresa: ay, yo no creo en esas

cosas.

renato: pues, yo sí y no le temo

al matrimonio.

teresa: no, claro, por eso

te has casado cuatro veces.

[ríe]

renato: pues, me casaría otra

vez y con mucho gusto.

teresa: tú sí, pero yo no.

renato: bueno, pero por lo menos

en lugar de presentarme

como tu pareja de baile podrías

decir que somos novios.

teresa: ¿novios? no seas

ridículo.

renato: por dios.

guachín: otra vez tú, ¿eh?

carrizo: tranquilo, guachín, no

vine a echar bronca.

vine a buscar a rosa.

guachín: con la rosa

no te metas, ¿eh?

si no, te la vas a ver conmigo.

rosa: ¿qué pasa?

carrizo: es celia que no para

de llorar.

vine a ver si me puedes echar

la mano, es que ya no sé qué

hacer, estoy desesperado.

guachín: te digo que no tienes

llenadera.

ahora hiciste llorar a la tal

celia, poco hombre.

rosa: ya, guachín, cálmate, no

es lo que tú crees.

espérame afuera, ahorita

te alcanzo.

guachín: ¿qué onda con carrizo,

eh?

también te revuelcas con el oso.

rosa: no seas malpensado, nada

más me está pidiendo un favor.

luchis: oye, ya, ¿no?

ya deja de distraer a mi marido,

¿quieres?

rosa: dile a don oso que al rato

regreso.

luchis: ya, amor, vámonos

a bailar mejor.

ándale, vamos.

oso: ¿ya conocías al galán

de tu mamá?

ringo: no, se lo tenía

muy guardadito.

oso: [ríe]

manuel: a mí me da mucho gusto

y esperanzas.

oso: ¿esperanzas de qué?

manuel: de que a mí también

me llegue mi media naranja.

lástima que por aquí no veo

ninguna.

oso: ¿rosa dónde anda?

>> hace rato andaba bailando

entre la bola.

igual y se fue al baño.

selma: hola, ay, ¿por qué tan

solos?

yo soy selma, la tía

de luchis.

¿me puedo sentar con ustedes?

no, no, mejor ¿por qué no

bailamos?

oso: anda a bailar, llegó lo que

estabas buscando.

tu cítrico.

[ríe]

eva: ay, no, ya, ya no puedo

más, ya.

me duele el pie de tanto bailar.

máximo: a ver, ¿dónde?

eva: aquí, mira.

ay, ahí, ahí.

ay, ay.

máximo: me encantan tus pies.

tu pelo, tus ojos.

me encantas toda tú.

eva: y tú a mí, bendito sea

el día en que se te ocurrió

salirte del seminario

para buscarme.

conocerte ha sido lo mejor

que me ha pasado en la vida.

máximo: a mí también.

[susurra]

eva: y espero que me sigas

queriendo hasta--

máximo: hasta el final

de mis días.

dilo sin temor, porque así va

a ser.

si no es porque tú--

eva: yo tampoco me quiero

separar nunca de ti.

máximo: a ver.

eva: gracias.

máximo.

máximo: eva, ¿te quieres

casar conmigo?

eva: sí, sí quiero.

te amo, te amo, te amo.

carrizo: rosa sí que sabe cómo

tratar a celia.

si no hubiera aceptado venir, no

sé qué hubiera hecho.

[celular]

es el celular de rosa.

turco: contesta.

carrizo: es el oso, capaz

que la meto en una bronca.

oso: ¿dónde estará

que no contesta?

rosa: ya se quedó dormida.

carrizo: te debo una.

bueno, dos.

rosa: no, no me debes nada,

con mucho gusto.

carrizo: no, bueno, la que sabe,

sabe, ¿eh?

ah, mira, lo dejaste sobre

la mesa.

rosa: gracias, bueno, ya me voy,

¿eh?

carrizo: no, no, yo te llevo.

turco: pídele un taxi, yo

necesito que te quedes conmigo.

necesito a mi hermano del alma

aquí.

carrizo: pero ¿cómo crees

que se va a ir sola en un taxi

después del favor que me hizo?

turco: ah, ¿qué tiene de malo?

yo lo pago.

carrizo: no se trata de eso.

rosa: no, no te preocupes,

yo me voy sola, de verdad.

carrizo: olvídalo, yo te voy

a llevar.

tú tranquila.

turco: ay, ay, no se la vayan

a robar.

carrizo: bájale, ariel, ya,

no te pases.

rosa: yo tomo un taxi,

de verdad.

turco: ey, ey, nada

de cuchicheos.

no se les olvide que están

en mi casa, nada de secretitos.

si te vas, no te abro la puerta

cuando regreses y a ver

qué haces.

carrizo: ¿así quieres

que me quede a vivir contigo?

olvídalo.

turco: como vas, a mí

no me amenaces.

carrizo: voy por mi hija

y por mis cosas.

turco: ¿qué?

¿soy o me parezco?

rosa: ahora entiendo por qué

te dejó gloria.

turco: ¿tú qué sabes?

ringo: le has sacado provecho

a tus clases de baile.

hacen muy buena pareja

con renato, mama.

teresa: claro que sí, ¿qué mejor

pareja pude haber encontrado?

yo achacosa y él doctor.

ringo: qué achacosa

ni qué achacosa.

estás en la flor de la vida.

teresa: ay, lo dices porque eres

un barbero.

ringo: no soy barbero, a ver.

teresa: sí, claro que sí.

bueno, ya, ya, uno, uno que ya

me voy a dormir.

ringo: uno más.

teresa: no, ya, ya, déjame.

eres un lambiscón, ya me voy

a dormir.

[suspira]

julia: ¿podrías mirarme

a la cara sin reproches?

carrizo: hijo, ya se acabó.

rosa: ¿tanto nos tardamos?

yo no me di ni cuenta.

carrizo: qué pena, bueno,

te dejo en tu pensión y luego

busco dónde quedarme.

porque lo que es a la casa

del turco no vuelvo.

rosa: pues, si quieres

le podemos preguntar

a la señora gertrudis si tiene

un cuarto desocupado.

quién dice que sí.

carrizo: estaría buenísimo,

porque a mi pobre celia

la traigo del tingo al tango.

rosa: vamos de una vez, vente.

turco: primero me dejó gloria.

después andresito.

y ahora carrizo, mi hermano.

me quedé solo, no les importó

dejarme.

yo les di todo y me pagan

dejándome.

y tú, si crees que me voy

a quedar de brazos cruzados

estás muy equivocada.

el turco nunca pierde.

rúas, necesito que me hagas

un favor urgente.

rosa: [ríe]

carrizo: muchas gracias, rosa,

estoy en deuda contigo.

rosa: nada más no te atrases con

el pago, porque si no, doña

gertrudis te va a poner

de patitas en la calle.

carrizo: no, no te preocupes.

rosa: bueno, vamos, te enseño

el cuarto.

oso: ¿qué significa esto?

turco: buen trabajo, rúas.

sabía que no me ibas a fallar.

rúas: ¿y se puede saber

para qué quieres eso?

turco: para dormir mejor.

gracias, si te necesito

de nuevo, yo te busco.

rúas: está bien, buenas noches.

turco: órale.

rosa: es que yo no sé por qué

se enoja tanto.

oso: ¿y qué quieres que piense?

te sales de la fiesta

sin avisar, te vengo a buscar

y te encuentro con carrizo.

y ahora resulta que va a vivir

aquí.

rosa: ya le expliqué por qué.

y a mí no me venga

con desconfianzas, ¿eh?

que yo no tengo cola

que me pisen como otros.

oso: ahora me lo vas a voltear.

rosa: pues, es que se me pone

difícil.

ya le dije qué fue lo que pasó

y si no me quiere creer, pues,

allá usted.

oso: ¿y te ha costado mucho

trabajo avisarme lo que ibas

a hacer?

rosa: yo le pedí a guachín que

le avisara.

oso: pues, guachín no me dijo

nada.

¿qué quieres que haga?

de buenas a primeras

desapareces, te marco al celular

y no respondes, ¿qué quieres

que piense?

rosa: porque seguramente me

marcó cuando estaba con la niña.

y como ella no dejaba de llorar,

pues, no lo escuché.

oso: entonces, no hagas cosas

buenas que parezcan malas.

rosa: ¿sabe qué, don oso?

lo que pasa es que usted no

confía en mí y con eso no

se puede.

oso: rosa.

rosa: y mejor ahí la dejamos.

si no, me va a hacer hablar

y vamos a terminar peor.

así que buenas noches.

pues, ahora resulta que va

a desconfiar de mí.

[suspira]

>> buenos días, guido.

guido: hola, buenos días.

>> ¿qué pasa en el mundo?

cuéntame.

guido: ¿por qué me lo preguntas?

>> estabas leyendo el periódico.

guido: ah, ah, pues, lo mismo

de siempre, nada nuevo.

>> yo te venía a buscar para que

me acompañaras al consultorio,

quiero enseñarte algo.

guido: ah, sí, vamos.

>> la pasamos bien anoche,

¿verdad?

guido: sí.

>> hace mucho que no bailaba

tanto.

guido: yo también, me duelen

los pies.

>> a mí más.

[ríe]

vámonos.

gloria: [suspira]

¿qué haces aquí?

turco: necesito hablar contigo.

gloria: ¿y ahora qué quieres,

ariel?

si me vienes a pedir algo,

de una vez te digo que no.

sea lo que sea.

turco: por favor, no me corras.

vengo en buen plan.

traigo una lista de las cosas

que quiero entregarte ahora

que nos divorciemos.

a ver qué te parecen.

esto no es más que un acto

de amor, mi vida.

cuando despiertes, vas a estar

en tu casa, de donde nunca

debiste haber salido.

esto no es un secuestro,

es un rescate.

avendaño: ringo, buenos días.

ringo: licenciada, buenos días.

ringo: ¿qué anda haciendo

por aquí?

avendaño: vine porque necesito

hablar con usted.

¿podríamos ir a un lugar más

privado?

ringo: sí, por supuesto, vamos a

casa del oso, ahí podemos hablar

sin que nadie nos interrumpa.

[jadea]

por acá, por favor.

avendaño: gracias.

ringo: por acá.

avendaño: gracias.

>> ayer que estaba buscando

artículos sobre las nuevas

técnicas de entrenamiento,

me encontré uno muy bueno.

a ver qué te parece.

guido: oye, está muy

interesante, deberíamos ponerlo

en práctica.

>> deja de fingir, guido.

estás mal de la vista.

el archivo que abrí no tiene

nada que ver con técnicas

de entrenamiento.

¿qué pasa con tu vista?

guido: ya te dije, no hay nada

de qué preocuparse.

es solo vista cansada y, pues,

se me olvida cargar mis lentes.

>> a mí no me vas a mentir,

te he estado observando.

lo que te pasa a ti no es vista

cansada.

avendaño: estoy recabando

pruebas para descubrir quién

estuvo detrás del secuestro

y asesinato de iván garay

y necesito de su ayuda.

yo sé que iván confiaba mucho

en usted.

¿qué sabe de diego jáuregui?

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.