null: nullpx
Cargando Video...

Ringo Capítulo 67

Univision3 Mar 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

[gritos]

oso: ¿damasio?

damasio: ¡te voy a matar!

santiago: vamos, mamá...

damasio: deshonraste a mi hija,

manchaste mi apellido.

eso no se va a quedar así.

rafael: tranquilo, damasio.

no es lo que crees.

damasio: si no es lo que creo,

es lo que vi.

cándida: papá, no corras,

por favor.

damasio: si eres hombre,

dame la cara--

oso: damasio, ¿qué está pasando?

damasio: mientras ustedes

comían pizza, tu hijo se comía

a mi hija.

se aprovechó e su inocencia,

su ingenuidad,

su alma santa.

teresa: sabía que esto

iba a pasar.

damasio: pero esto no se va

a quedar así.

lo vamos a arreglar

como los hombres.

órale.

pepe: le voy a damasio...

damasio: órale.

oso: damasio, basta ya.

esto no se arregla a golpes,

sino hablando.

rafael, cándida,

a la cafetería.

¡pero ya!

eva: [suspira]

es que mira,

si no fuera tan guapo

como idiota ese.

¿a ti te parece guapo?

julia: ¿ringo?

guapísimo.

eva: no estoy diciendo ringo,

estoy diciendo max.

julia: ay, ¿cómo?

eva: voy al baño.

julia: no te tardes.

>> oye, una pregunta.

julia: dime.

>> esos ojos...

¿son tuyos?

julia: ay, no.

no lo puedo creer.

¿con cuántas te ha funcionado

esa preguntita, eh?

>> con ninguna,

pero no pierdo la esperanza.

leo covarrubias.

mucho gusto.

julia garay.

leo: ¿me puedo quedar

con ustedes?

julia: sí, claro.

leo: ¿qué celebran tu amiga

y tú?

julia: no estamos celebrando.

estamos de duelo.

acabamos de enterrar

a dos desgraciados.

[ríe]

leo: ándale...

julia: salud.

oso: ¿qué fue lo que pasó,

damasio?

damasio: lo encontré en tu casa,

metido en la cama con cándida,

aprovechándose de su inocencia.

rafael: no me aproveché de nada.

damasio: acéptalo, poco hombre.

¿ahora vas a salir con que

estaba leyendo la biblia?

cándida: papá, escúchame--

damasio: tú te callas.

espérame afuera.

lo que tenemos que hablar

es asunto de hombres.

espérame afuera.

cándida: ay, no...

rosa: se ve que está

muy enojado tu papá.

cándida: me encontró

con rafael en su casa

y no sé cómo voy a decirle

que hice lo que hice

porque estoy enamorada.

rosa: no se me hace

que estés enamorada.

a mí más bien me parece

que te gustan todos.

cándida: ¿por qué lo dices?

rosa: no te hagas.

una cosa es que tu papá,

que es bien inocente,

crea que eres una blanca paloma

y otra muy distinta

es que todos los demás

nos hayamos dado cuenta

de que te gusta darle vuelo

a la hilacha.

cándida: te estoy diciendo que

rafael es el amor de mi vida.

rosa: y pepe y guachín

y quién sabe cuántos más.

no, cándida.

así no se hacen las cosas.

si de verdad te gusta rafael,

¿para qué te andas metiendo

con los otros?

nadie te va a tomar en serio.

cándida: se lo vas a decir

a mi papá, ¿no?

rosa: ni falta hace.

él solito se va a dar cuenta.

cándida: [solloza]

damasio: te consideraba

un muchacho recto,

con principios,

alguien que merecía mi amistad,

mi confianza.

y resultaste ser el peor

de los sátiros,

un lujurioso asqueroso--

oso: damasio...

son jóvenes.

¿te olvidaste de lo que hacías

cuando tenías su edad?

damasio: no es lo mismo.

yo jamás me aproveché

de una inocente criatura.

de verdad no tienes

perdón de dios.

ahora tienes que cumplirle

como un hombre,

casándote con ella.

rafael: estás hablando en broma,

¿verdad?

oso: damasio...

cándida no es tan inocente

como crees.

damasio: no te permito

que hables mal de mi hija.

cándida es más pura que el agua.

o te casas con ella

o sales de aquí

con los tenis por delante.

rafael: no me puede obligar

a casarme.

oso: claro que no.

pero si no lo haces,

como cándida es menor de edad,

puedes ir a dar a la cárcel.

te advertí que no te metieras

con ella.

julia: 1, 2, 3...

[grita]

ay, dios.

otro...

es para olvidar,

porque sigo pensando

en el difunto.

eva: yo también.

julia: va.

>> ¿así es como trabajas?

leo: espera, espera...

julia: lo dicho.

todos son iguales.

una calamidad.

eva: mira,

por que todos los hombres

de este mundo se desaparezcan

del planeta.

julia: sí, que se mueran todos.

gloria: [suspira]

te prometo que nunca más

voy a descuidarlo.

me asusté muchísimo.

pensé que nunca

lo íbamos a volver a ver.

ringo: eso mismo sentí

cuando te lo llevaste

a estados unidos.

gloria: perdóname.

hice muy mal.

ringo: lo que me tenía

más preocupado

era que diego cumpliera

sus amenazas.

gloria: ¿qué amenazas?

ringo: que me iba a pegar

donde más me doliera.

gloria: todo esto es por julia,

¿verdad?

deberías alejarte de los garay.

esa familia no te ha dejado

nada bueno.

ringo: [suspira]

gloria: bueno, tú sabrás.

pero si diego te tiene

amenazado,

¿quién no te dice

que tarde o temprano lo cumpla?

en fin, que descanses.

ringo: buenas noches.

[suspira]

julia: ah...

¡ah!

ay, todo me da vueltas.

ringo...

[suspira]

[música]

susana: es una nueva rutina

para alejo.

para que adquiera

más agilidad.

>> está muy bien,

perfecto.

susana: ¿así nada más?

ni siquiera la leíste.

>> no necesito verla.

confío en ti.

vamos, alejo,

se acabó el descanso.

[vitorea]

teresa: sabía que tarde

o temprano esto iba a suceder.

vi cómo esa muchacha

se daba gusto con rafael.

rosa: yo también

y se lo advertí, don oso.

no me hizo caso.

oso: ¿ahora resulta

que la culpa es mía?

rafael no es ningún chamaco.

rosa: pero ella sí.

y con lo que nadie contaba era

que damasio los iba a cachar.

teresa: ¿y en qué acabó todo?

oso: se van a tener que casar.

rosa: ¿de plano?

oso: si damasio insiste, sí.

cándida es menor de edad

y lo pueden acusar de estupro.

rosa: pero ese matrimonio

está condenado al fracaso.

oso: es eso o la cárcel.

turco: buenos y excelentes días.

antes de que pregunten

por qué estoy tan feliz,

les voy a decir el motivo.

ya que los del iepm

no me dejaron adoptar al bebé,

adopté este chamaco.

les presento a mi hijo.

¿no me van a felicitar?

oso: felicidades.

mucho gusto.

¿cómo te llamas?

>> andrés--

turco: no, no, así te llamabas.

ahora eres hassad-nasif.

todos estos son mis amigos.

y de ahora en adelante

también son tuyos.

él es el oso,

dueño del gimnasio.

doña teresa,

se hace cargo de la cafetería.

ella podría ser como tu abuela.

lo que quieras,

se lo pides a ella

y que lo anote a mi cuenta.

y ella es rosa, la maravillosa.

boxeadora como yo.

teresa: hijito, dime una cosa,

¿ya desayunaste?

turco: qué pregunta.

claro que ya desayunó.

cuando veníamos para acá

compramos unas papas y refresco.

vente.

te voy a presentar

con los demás.

quiero que todos te conozcan.

teresa: dios ampare

a ese chamaco.

dale de desayunar

papas y refresco,

hágame el favor.

yo ya me voy.

rosa, te encargo.

van a venir a cobrar la carne.

de una vez pídeles

de la semana que entra

falda de res, carne molida

y bistéces.

rosa: que le vaya bien.

teresa: nos estamos viendo.

rosa: sí.

oso: ¿a dónde va?

rosa: a veracruz,

a bailar danzón.

oso: ¿a bailar a veracruz?

rosa: [ríe] sí.

diego: ¿se puede saber

por qué no me avisaste

que ibas a empezar desde hoy?

julia: no me pareció necesario.

diego: ¿quieres que

te ayude en algo?

¿por dónde quieres empezar?

julia: ¿puedes reunirme

a los jefes de área?

quiero presentarme

y que ellos les informen

a los demás empleados

que desde hoy soy la

directora general de la empresa.

diego: perfecto.

me parece muy bien.

ahora mismo lo hago.

julia: gracias.

diego: por cierto, la nueva

secretaria se llama mercedes y--

julia: sí, ya me presenté

con ella.

diego: bien...

ringo: ¿en qué acabó anoche

el asunto con cándida?

rafael: damasio insiste

con que me tengo

que casar con ella.

ringo: ¿qué le pasa?

¿en qué mundo vive?

rafael: lo mismo digo yo.

pero resulta que la chava

es menor de edad.

si no me caso

voy a dar a la cárcel.

ringo: ¿menor de edad?

pero parece de 30.

rafael: será por la experiencia.

ringo: [ríe]

rafael: no te rías, es en serio.

ringo: en buen lío

te metiste, rafa.

rafael: ¿cómo me voy a casar

si estoy a punto de tener

mi primera pelea?

ringo: no sabía.

felicidades.

¿contra quién es?

rafael: contra alejo.

ringo: ¿qué?

rafael: el oso no está

muy convencido.

ya sabe cómo es.

no le gusta que haya peleas

entre los que entrenan

en el delta.

ringo: el oso tiene

sus políticas.

hay que respetarlas

si quieres se parte del delta.

rafael: sí, pero ya me cansé

de esperar.

quiero pelear,

necesito que la gente

me conozca,

que el oso confíe en mí.

ringo: no es falta de confianza.

rafael: habla con él.

solo es una pelea de exhibición.

ringo: está bien,

voy a ver qué puedo lograr.

pero no te prometo nada.

voy a hablar con él.

ay, rafa...

julia: sé que varios

de ustedes llevan varios años

en la empresa.

les agradezco que sigan

con nosotros.

>> ¿y va usted a hacerse

cargo de la dirección?

julia: así es.

esa fue la voluntad de mi papá.

>> ¿y el sr. jáuregui?

julia: diego seguirá

desempeñando las mismas

funciones que ha tenido siempre.

pueden estar tranquilos.

vamos a seguir trabajando

de la misma manera

que lo hacía mi papá.

>> pues bienvenida, señorita.

julia: gracias.

gracias a todos

por haber venido.

por favor, hagan extensiva

esta información al personal

a su cargo.

>> con permiso.

julia: propio.

adelante.

sandra, no te vayas.

¿cómo estás?

sandra: muy bien, gracias.

contenta de que te hagas

cargo de la empresa.

sabes que estoy a tus órdenes,

dispuesta a regresar

a mi antiguo puesto.

diego: disculpen

que me meta.

pero necesitamos a alguien de

mucha confianza en el almacén.

es el área que más se presta

para que haya anomalías.

julia: ¿cómo te sientes ahí?

sandra: no me acostumbro.

diego: ya lo irás haciendo.

no hay nadie mejor que tú

para ese puesto.

sandra: ¿se ofrece algo más

o me puedo retirar?

julia: no, puedes irte.

y gracias.

gracias por todo, sandra.

sandra: con permiso.

[música]

ringo: estuve platicando

con rafa sobre la pelea

que trae en mente contra alejo.

oso: seguro te pidió

que hablaras conmigo

para convencerme.

pues pierdes tu tiempo.

sabes bien que no permito

peleas entre pupilos del delta.

ringo: no vengo a convencerte

sino a decirte que si quieres

que rafa se quede en este club

hagas algo por retenerlo.

oso: no creo que haga algo así.

ringo: no te confíes.

se muere por pelear

y si no encuentra apoyo en ti,

alguien más se lo va a dar.

¿por qué no le buscas

un contrincante?

dale a tu hijo la oportunidad

de subir a un ring.

rafa, como todos los que amamos

el box, soñamos con ese momento

y tú lo sabes.

oso: voy a ver qué puedo hacer.

ringo: bien.

oso: ahora hablemos de ti.

eres el campeón y como tal

estás obligado a exponer

tu título como indica

la asociación.

es el momento de buscarte

un contrincante.

ringo: eso lo iba a hacer

don iván, pero ya no es así.

¿has pensado en alguien?

oso: concretamente, nadie.

quiero revisar la lista

de los rankeados

y cuando tenga una opción

te la presento y decidimos.

ringo: confío en ti plenamente.

la muñeca: rosa...

rosa: ay...

qué bueno que viniste.

la muñeca: me sorprendió mucho

tu llamada.

rosa: don oso me dijo

que hablaron...

quería conocerte en persona.

te cambiaste el peinado,

¿verdad?

te ves muy guapa.

la muñeca: gracias.

tú también eres muy guapa.

rosa: con estos trapos

qué me voy a ver guapa...

la muñeca: o sea que

el oso te...

contó todo.

rosa: todo todo.

no sabes lo emocionada

que estoy.

tanto que hasta

te compré un regalo.

rosa: me dijeron que

te gustan los bombones.

la muñeca: uy...

que si me gustan los bombones.

rosa: a mí también me gustan.

de vez en cuando me doy

mi gusto.

la muñeca: [ríe]

entonces...

¿estás de acuerdo

en lo que te dijo el oso?

rosa: ¿cómo no voy a estar

de acuerdo si de eso

pido mi limosna?

la muñeca: ¿entonces

para qué esperar?

rosa: ¿por qué hiciste eso?

la muñeca: ¿no te gustó?

rosa: no.

¿por qué me besaste?

la muñeca: yo pensé que--

rosa: pensaste mal.

la muñeca: ¿entonces para qué

me pediste que viniera?

rosa: porque quería

darte las gracias

pero nunca me imaginé esto.

oso: ¿qué estás haciendo aquí?

la muñeca: ¿qué fue lo que

le dijiste a rosa?

¿soy tu burla o qué?

oso: ¿por qué dices eso?

rosa: ¿usted sabía que ella--?

la muñeca: por supuesto

que sabía.

fui muy clara con él.

luego tú me hablas y me dices

que me quieres ver.

¿qué quieres que entienda?

les advierto

que conmigo no se juega.

rosa: ¿me puede explicar esto?

oso: la muñeca va a pelear

contra la japonesa.

fui a hablar con ella

para tratar de convencerla

de que en lugar de contra

la japonesa peleara contigo.

pero...

nos dijo que si...

que si a lo mejor tú y ella...

bueno, tú me entiendes.

tiene otras preferencias.

rosa: no lo puedo creer.

en lugar de decirle

que yo no le hago a eso

prefirió seguir el juego.

oso: no, no fue así.

pero como tú le llamaste

ella pensó otra cosa.

rosa: usted sabía perfectamente

que yo no iba a pelear

contra ella.

¿por qué me dijo a mí que sí?

oso: porque estabas

muy ilusionada.

no tuve el valor de decirte

que no había conseguido nada.

rosa: y me mintió otra vez.

para eso quería que me quedara.

para buscarme un problema

con la muñeca.

oso: te juro que no fue así.

nunca fue mi intención.

perdón, acepto que la regué.

pero nunca pensé que esto

llegara a tanto.

rosa: mejor no me diga nada.

después de esto no sé si pueda

volver a creer en usted.

mejor váyase que no quiero

hablar con usted.

oso: rosa...

rosa: dije que se vaya.

oso: [suspira]

[música]

diego: tú y yo tenemos

que hablar seriamente

si quieres conservar tu trabajo.

sandra: ¿por qué me dice eso?

diego: te comprendo mucho más

de lo que imaginas.

ambos compartimos el dolor

de haber perdido a iván.

a veces ese dolor

nos hace cometer errores

y no me gustaría

que fuera tu caso.

disfruta tu nuevo puesto,

tu aumento de salario,

tus mejores prestaciones.

eres una pieza fundamental

en la empresa

y me dolería muchísimo perderte.

por cierto,

a cada rato me encuentro con

rafael en la casa de los garay.

[ríe] quién lo viera.

bien parecido el muchacho.

cuídalo.

no vaya a ser que le pase algo.

sabes lo difícil que está

la ciudad cada día.

gloria: ¿ya se va?

teresa: sí, ya.

gloria: me alegro que

se tome unos días libres.

santiago: ¿te vas a ir

con tu novio?

teresa: ¿de dónde sacas eso?

voy con los de la casa

de la cultura de veracruz

a una competencia de danzón.

santiago: a ver, enséñanos

cómo bailas.

teresa: ni qué enseño

ni que nada.

ya me voy, no quiero que

se me haga tarde.

si usas la sartén de teflón

no lo laves con fibra

que lo echas a perder.

gloria: no se preocupe.

teresa: te portas bien.

santiago: tú también, abuela.

te portas bien.

rosa: no fue nada.

es que estoy tan enojada

que ya ni sé lo que hago.

julia: ¿qué te pasó?

rosa: don oso.

me la hizo buena.

la boxeadora con la que

iba a pelear...

es lesbiana

y se vino aquí a cobrarse

conmigo por anticipado.

julia: ¿el oso sabía eso?

rosa: claro.

el muy...

él dice que no,

pero seguro pensó:

"es que tanto es tantito,

con tal con que pelee,

la rosa se puede echar

un tirito con la muñeca".

julia: no lo puedo creer.

debe haber algún error.

rosa: ¿qué error ni que nada,

doctora? él sabía que yo

no iba a pelear con la muñeca.

no me lo dijo para

no desilusionarme.

¿pero sabe lo que logró?

que yo me ilusionara más.

por eso le llamé,

para agradecerle a la muñeca,

pero luego pasó lo que pasó.

ahora se acabó la pelea,

mi futuro y...

se acabó todo.

[celular]

julia: permíteme.

¿bueno?

¿qué tal, mauricio? ¿cómo estás?

¿qué noticias me tienes?

[suspira]

entiendo, no te preocupes.

claro, estamos en contacto.

[suspira]

rosa: ¿malas noticias?

julia: sí.

quedó un colega a cargo

del consultorio,

pero dice que no puede.

en fin, seguiré buscando.

rosa: o sea que usted

va a dejar el club.

julia: sí.

me tengo que hacer cargo de

la empresa como lo pidió mi papá

pero no quiero dejar

el consultorio,

así que estoy buscando

quien me ayude a atender

a mis pacientes.

rosa: ¿por qué no le dice

a susana, la que trajo

don guevara?

julia: ¿es doctora?

rosa: no sé,

pero es deportóloga.

creo que para eso también

se estudia medicina, ¿no?

julia: sí, claro.

rosa: ¿quiere que le pregunte?

mire si ahí está la solución.

julia: sí, pregúntale.

y de paso me la presentas,

porque solo la he visto

de pasada.

rosa: está bien.

ahí está su cafecito.

julia: aquí tiene.

muchas gracias, rosa.

rosa: gracias.

julia: y no eches todo

por la borda.

nada más por una confusión

no vale la pena.

luz y tú se quieren.

no vayan a tronar

por un malentendido.

rosa: ah, mire.

¿entonces por qué usted

no se contenta con ringo?

julia: eso es otra cosa.

nos vemos más tarde.

turco: ¿qué tal, hassad?

¿contento con lo que te compré?

andrés: no me llamo hassad.

y esta ropa no me gusta.

turco: ¿cómo que no,

si es de marca?

yo he impuesto este estilo.

es mi sello.

>> turco, ¿me regalas una foto?

turco: sí, con mucho gusto.

ven, hassad.

es mi hijo.

>> yo también...

oso: nunca pensé que rosa

le fuera a hablar a la muñeca.

manuel: [ríe] eso te pasa

por no decir las cosas como son.

¿y ahora qué vas a hacer?

oso: ir a hablar con la muñeca

para que le aclare a rosa las

cosas porque a mí no me cree.

manuel: [ríe]

oso: damasio, ¿puedes ayudarme

a conseguirle una pelea a rosa?

damasio: conmigo no cuentes.

al menos hasta que arreglemos

lo de la boda.

manuel: ¿qué boda?

damasio: la de rafael y cándida.

manuel: ¿se van a casar?

damasio: se tienen que casar.

ese pérfido mancilló

el honor de mi hija.

oso: damasio,

eso lo podemos resolver

en otro momento.

ahora tengo que salir de esto.

manuel: ¿la japonesa?

claro, la japonesa.

habla con su apoderado.

es muy buena contrincante.

oso: no, descartada.

su próxima pelea es

justamente contra la muñeca.

manuel: uy...

oso: a menos que la muñeca

sufra un accidente,

no hay manera de que pelee

rosa contra la japonesa.

estoy perdido.

manuel: vas a tener que ser

muy creativo para que rosa

te perdone.

oso: voy a hablar con la muñeca.

manuel: suerte, matador.

oso: claro que sí.

[música]

>> sandra, ¿cómo está?

¿en qué le puedo servir?

sandra: necesito hablar

con usted en privado.

¿me podría recibir?

>> claro,

con mucho gusto.

¿cuándo podría ser?

>> ¿te parece bien mañana

aquí en mi oficina?

sandra: perfecto.

muchas gracias.

ahí nos vemos.

[llaman a la puerta]

rosa: ¿se puede?

julia: adelante.

rosa: pásele.

ella es la dra. susana taballo.

julia: mucho gusto.

solo te había visto de paso.

susana: sí, yo también a ti.

rosa: bueno, las dejo

que platiquen.

tengo que regresar a trabajar.

ambas: gracias.

susana: rosa me platicó

que necesites quien te ayude

con el consultorio.

julia: me voy a tener

que ausentar.

tengo que hacerme cargo

de la empresa de mi papá.

y no voy a poder seguir

atendiendo a mis pacientes.

¿tú estarías interesada?

susana: claro.

justo me agarras en un momento

en el que necesito terapia

ocupacional, ¿y qué mejor

que atendiendo a personas

que lo necesitan?

julia: yo vendría de vez

en cuando y por supuesto

que me seguiré haciendo cargo

de pagar la renta.

susana: me parece muy bien.

tú dices cuándo quieres

que comience.

julia: ahora mismo...

¿puedes?

susana: sí, claro.

julia: perfecto.

te voy a mostrar los expedientes

de los pacientes.

este es de una...

la muñeca: ¿y ahora qué quieres?

oso: necesito que me ayudes

a arreglar el malentendido.

la muñeca: ¿cómo se te ocurre

venir a pedir un favor

después de lo que me hiciste?

fuera, no tengo nada que hablar

contigo--

oso: no me voy a ir

hasta que me escuches.

ringo: ¿se va?

>> ¿me llamó?

diego: necesito que pongas

a alguien a vigilarle

los pasos a sandra.

no confío en ella.

>> muy bien.

diego: ¿a quién vas

a encargárselo?

>> a vicente.

diego: ¿es de confianza?

>> absolutamente.

diego: entonces que no la pierda

de vista.

>> sí, señor.

ringo: hola.

venía a buscar a julia.

susana: julia no está.

¿te puedo ayudar en algo?

ringo: no, solo quería

una receta para el medicamento

de mi mamá, luego se la pido.

susana: julia ya no va

a trabajar más aquí.

yo me voy a hacer cargo

del consultorio.

pero si quieres una receta,

con mucho gusto ven mañana.

sin problema.

ringo: ah, muy bien.

muchas gracias.

turco: tengo que salir

a atender un asunto importante.

andrés: ¿vas a tardar mucho?

turco: igual y sí.

no sé.

si te da hambre,

ahí hay leche y cereal.

no, más vale...

damasio: pues vas a tener

que trabajar mucho

para mantener a mi hija.

justamente vengo de hablar

con el padre filiberto

y se pueden casar

en tres semanas.

hubiera querido que fuera antes

pero es lo que se necesita para

correr con las amonestaciones.

el próximo lunes tienes

que asistir a las pláticas

pre-matrimoniales.

rafael: ¿no lo podemos arreglar

de otra manera?

damasio: ¿quieres un duelo

con armas de fuego?

manuel: ay, damasio, por favor.

no estamos en el siglo xviii.

damasio: apuesto a que

si se tratara de tu hija,

actuarías igual que yo--

manuel: ¿cómo te fue?

oso: mal.

ahora resulta que la ofendida

es la muñeca.

rafael: ¿qué pasó?

oso: rosa consiguió el teléfono

de la muñeca y la invitó

a tomar un café y...

y vino dispuesta

a comerse el bombón.

rafael: [ríe]

oso: no te rías.

rosa está furiosa

y no quiere saber de mí.

cree que la puse en bandeja

con tal de obtener la pelea.

rafael: te lo dije.

oso: ya, rafael, ya.

no quiero hablar más del asunto.

pepe: están hablando de

la muñeca en el noticiero.

[televisión] la boxeadora

lupe "la muñeca" estrada

cayó del segundo piso

del edificio donde habitaba.

fue trasladada a un hospital.

hasta el momento,

no se ha tomado su declaración

para confirmar qué fue

lo que sucedió.

su representante,

esteban arzuela comentó que

no podía sostener el combate

que tenía previsto contra

mioko "la japonesa" lópez.

pasando a otras noticias...

oso: un momento.

¿qué les pasa?

no estarán pensando que yo

tuve algo que ver

con lo que le pasó a la muñeca.

ringo: buenas noches.

gloria: hola.

ringo: ¿y santy?

gloria: lo invitó a dormir kike.

ringo: ¿y mi madre?

gloria: se fue a veracruz

con los de la casa de cultura.

ringo: ay, claro.

se me había olvidado.

voy a aprovechar para

dormir en su cuarto

porque aquí en el sofá

no es nada cómodo.

gloria: yo puedo dormir

en el sofá.

ringo: no hace falta.

¿qué pasó con el departamento

que habías visto?

gloria: no conseguí al fiador.

ahora que el turco me de

el divorcio y reciba

algo de dinero,

te prometo que me voy.

ringo: está bien.

voy a recostarme un rato.

gloria: oye, estoy preparando

la cena.

cuando esté lista te aviso.

ringo: gracias.

damasio: dijiste que la única

manera de que rosa pudiera

pelear contra la japonesa

sería que la muñeca

sufriera un accidente.

pepe, manuel y yo

somos testigos.

además dijiste que ibas

a hablar con ella.

¿no te parece demasiada

casualidad?

oso: deja de decir tonterías.

no tuve nada que ver

con lo que le pasó a la muñeca.

pepe: pues todo te acusa.

damasio: mi hipótesis es

que discutieron,

las cosas se salieron de control

y tú, providencialmente

aprovechaste el momento

para tirarla por la ventana.

rafael: ¿qué te pasa?

mi papá puede ser

todo lo que quieras,

malhumorado, neurótico,

mentiroso, pero no un asesino.

¿o sí?

oso: ¿qué les pasa?

¿cómo se les ocurre pensar

que yo sería capaz

de hacer algo así?

discutimos--

pero hasta ahí quedó todo.

damasio: ¿entonces por qué

llegaste hasta ahora?

oso: estuve caminando

un buen rato.

estaba pensando

qué podía hacer para que rosa

me perdonara.

luego vine para acá.

damasio: esa no es una coartada.

¿o acaso tienes testigos

que comprueben lo que dices?

oso: ¿acaso eres policía o qué?

[celular]

¿bueno?

rosa: ¿vio lo que le pasó

a la muñeca?

lo acaban de decir

en las noticias.

oso: sí, pero yo no tuve

nada que ver.

rosa: ¿por qué dice eso?

oso: por...

pues sí...

es una pena lo que le sucedió.

no me alegra que

le haya pasado esto,

pero de alguna manera

se abre la posibilidad

de que tú pelees

contra la japonesa.

rosa: ¿no se habrá querido

suicidar por lo que

pasó conmigo?

oso: rosa, por dios.

¿cómo se te ocurre?

quédate tranquila.

no fue nada de eso.

rosa: ¿usted cómo sabe?

oso: lo sé porque...

porque sí,

por muchas cosas.

rosa: dígame la verdad.

¿usted no tuvo nada que ver

con eso?

oso: ¿tú también vas

a dudar de mí?

¿cómo es posible que pienses

que soy capaz de algo así?

rosa: ¿quién más habla de usted?

oso: ¡todos!

[música]

[música]

gloria: ya está lista la cena.

ringo: gracias.

¿y esto?

gloria: quería aprovechar

que estamos solos

para que tengamos

un poco de intimidad.

ringo: no, hay algo que

no te ha quedado claro.

entre nosotros no hay

ni habrá ninguna intimidad.

gloria: pero--

ringo: déjame terminar.

si estás aquí es solamente

porque eres la madre de mi hijo

y no tienes dónde vivir

por el momento.

gloria: es que creí que ahora

que santy está tan a gusto con

que nosotros estemos juntos--

ringo: creíste mal.

es cierto que él está

muy a gusto,

y yo también,

de que nos llevemos

muy bien los tres.

pero nada más.

gloria: ¿a dónde vas?

ringo: por ahí.

gloria: ¿y qué hago con la cena?

ringo: no sé, guárdala.

manuel: yo habré hecho

algunas locuras por marthita,

pero esto que hiciste por rosa

lo supera todo.

rafael: papá, ya dinos

qué fue lo que pasó.

oso: nada.

no pasó nada.

¿cómo se les ocurre pensar

que tuve algo que ver?

soy incapaz de agredir

a una mujer.

damasio: lamentablemente,

todo te acusa.

oso: ya está bueno.

dejen de decir estupideces.

rosa: no me pude aguantar.

llamé al hospital

donde tienen a la muñeca.

oso: ¿y qué te dijeron?

ringo: no me quisieron

dar información.

damasio: ¿y qué esperabas?

eres la mujer del agresor.

oso: ya estuvo bueno, damasio.

el hecho de que haya ido

a hablar con la muñeca,

no quiere decir que haya

atentado contra su vida.

rosa: ¿fue a verla?

eso no me dijo por teléfono.

dígame que usted no lo hizo.

oso: piensen lo que

se les pegue la gana.

no me importa.

>> ¿el sr. óscar villar?

oso: soy yo.

¿qué se les ofrece?

>> nos tiene que acompañar.

rosa: no diga nada, don oso.

no se lo pueden llevar.

usted haga algo, es abogado.

rafael: no se lo pueden llevar

sin pruebas.

pepe: que haya dicho que rosa

solo pelearía si la muñeca

se accidentaba fue un decir.

manuel: cálmense.

si el oso es inocente

no tiene nada que temer.

yo lo voy a acompañar.

oso: olvídalo.

¿dudaste de mí?

prefiero buscar otro abogado.

>> si me permiten--

rosa: lo hizo por mí,

sr. oficial.

es mi culpa.

llévenme a mí.

oso: a ver, basta.

el que nada debe, nada teme.

voy a demostrar

que soy inocente.

haga su trabajo.

póngame las esposas.

>> es que no venimos por usted.

solamente queremos hacerle

unas preguntas.

rosa: lo que quieren

es enredarlo para luego, ¡zas!

oso: ya, rosa.

por favor.

no compliques más las cosas.

a ver...

el señor acaba de decir

que solo vienen a hacer

unas preguntas.

damasio: entonces existe

la duda.

oso: cierra la boca, por favor.

>> la muñeca estrada declaró

que luego de que el sr. villar

estuvo con ella,

entró un ladrón a su casa.

ella intentó escapar

por el balcón,

dio un paso en falso

y cayó desde el segundo piso.

oso: les dije que yo

no había hecho nada.

pero nadie me creyó.

>> cuando usted salió

del edificio,

¿vio algo sospechoso?

oso: ya que lo dice, sí.

había dos hombres

del otro lado de la calle

mirando hacia el edificio.

no les di importancia y me fui.

>> ¿nos podría acompañar

para hacer un retrato hablado?

oso: con mucho gusto, oficial.

rosa: jefe...

oso: ahora no.

>> no te esperaba, ringo.

ringo: ¿todo bien?

>> todo bien.

iba por café.

espérame y te convido.

turco: ¿estás queriendo

escaparte?

andrés: ¿por qué me dejaste

encerrado?

turco: por eso.

para que no te escapes.

regreso y es lo que veo

que intentas hacer.

andrés: ¿y si hubiera

pasado algo?

un temblor, un incendio.

turco: esta casa es muy segura.

¿dónde querías ir?

andrés: quería salir un rato.

turco: no me mientas, hassad.

andrés: no soy hassad.

y no miento.

lo que está claro es

que no confías en mí

y así no vamos a llegar

a ningún lado.

turco: no digas tonterías.

no es que no te tenga confianza.

es que ahora que te encontré

no te quiero perder, hijo.

he puesto todas mis ilusiones

en ti.

si te dejé encerrado con llave

es porque te quiero

y no me gustaría perderte.

ya me lo han hecho

y no sabes lo gacho que se

siente regresar a tu casa y--

¡zas! la persona que quieres

ya no está.

andrés: [suspira]

turco: no lo vuelvo a hacer.

te lo prometo, hassad.

¡hijo!

esto de ser padre

no es nada fácil.

ringo: ¿así que te vas?

julia: sí.

me voy.

ringo: ¿por qué lo haces, julia?

julia: porque me tengo

que hacer cargo de la empresa

que dejó mi papá.

ringo: ¿y diego?

julia: ¿diego qué?

ringo: ¿va a seguir

en la cervecería?

julia: sí.

en su mismo puesto.

¿por qué tantas preguntas

si ya no tenemos nada que ver?

ringo: porque así lo decidiste.

julia: ¿yo?

ay, ringo, por favor.

si estás con gloria,

hasta vive en tu casa.

ringo: si está en mi casa

es porque no tiene dónde vivir.

es la madre de mi hijo.

julia: como sea.

el hecho es que cada quien

ya tomó su camino.

ringo: sí, tienes razón.

yo solo pasé a ofrecerte

una disculpa porque fui

muy cortante el día que

me llamaste para preguntarme

por santy.

julia: no te preocupes.

¿se te ofrece algo más?

ringo: no.

que te vaya muy bien

en tu empresa.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.