null: nullpx
Cargando Video...

Ringo Capítulo 66

29 Feb 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

[música]

ringo: me amenazaste.

diego: ringo--

ringo: ¿dónde está mi hijo, eh?

diego: ¡suéltame!

ringo: no te voy a soltar.

todos: [hablan a la vez]

julia: ¿qué está pasando?

ringo: santi desapareció.

yo estoy seguro que este imbécil

tuvo algo que ver.

alejo: ¿cómo que santi

desapareció?

ringo: este, este se lo llevó

quién sabe adónde.

eres un sicópata.

julia: ya, basta.

ringo: ¿eh?

te voy a matar si le pasa algo,

te lo juro.

te mato.

diego: no sé nada de tu hijo,

¿eh?

julia, llame a la policía.

este hombre está desquiciado.

brenda: ¡ya, ya!

ya por favor párenle

a sus escándalos.

alejo, sácalo por favor.

alejo: ya vamos, ringo.

ringo, vamos, tranquilo, ya.

diego: [carraspea]

oso, controla a tu pupilo,

está muy mal de sus cabales,

¿lo ves?

oso: tuviste algo que ver

con la desaparición de santi,

¿sí o no?

mira que te creo capaz

de cualquier cosa.

diego: por supuesto que no.

¿cómo es posible que nadie

se dé cuenta de que ringo

me culpa de todo solamente para

desprestigiarme?

nunca pensé que fuera capaz

de usar a su hijo para conseguir

sus propósitos.

oso: espero que estés diciendo

la verdad.

de no ser así, te las vas

a ver conmigo.

ringo: estoy seguro que fue él,

él sabe dónde está mi hijo.

me amenazó, alejo.

alejo: ¿qué fue lo que pasó?

ringo: elordy le dio permiso

a santi de que se fuera solo

a la casa. nunca llegó.

lo buscamos por todas partes

y no aparece.

julia: ¿tú crees que diego

tenga algo que ver en esto?

oso: no lo puedo afirmar

porque no hay pruebas,

pero si ringo lo acusa,

por algo debe ser.

ringo: ey, oso, oso, vámonos.

no perdamos más el tiempo.

oso: con permiso.

vamos.

alejo: o--oso, por favor,

mantenme al tanto.

oso: está bien.

manuel: esta es una foto

reciente de santiago ramírez

y sus datos personales.

>> perfecto, con esto

podemos empezar a echar a andar

la alerta amber.

máximo: ¿en toda la república?

>> si se solicita, sí.

manuel: hágalo por favor.

>> le doy curso de inmediato.

en menos de media hora

tendremos cubierto todo

el territorio.

manuel: muchas gracias.

>> por nada.

>> gracias.

alejo: ¿te sientes mal?

brenda: me ponen tan mal

estas discusiones,

¿le dijiste a ringo que no

se volviera a parecer?

alejo: no puedo decirle eso,

no me corresponde.

además, entró a la casa

por una situación real.

su hijo está perdido.

brenda: a ver, eso lo entiendo

perfecto, pero el tipo

no está cuerdo.

¿cómo va a ser que diego

tienen la culpa de todo?

alejo: pues, sí, a mí tampoco

me parece creíble.

brenda: yo siempre he dicho

que ringo está mal,

pero a mí nadie me ha querido

hacer caso.

ay, mira, ya, no quiero

seguir hablando de esto.

entonces, ¿qué?

¿vamos a vivir aquí?

di que sí, di que sí.

alejo: si eso te hace feliz,

está bien.

brenda: eh.

julia: ¿tienes algo que decirme

de esta situación?

diego: ¿y qué quieres

que te diga?

ringo ya no sabe qué inventar

con tal de echarme tierra.

pero usar a su hijo es el colmo.

julia: es un hecho de que santi

está desaparecido,

y si ringo duda de ti,

por algo será.

diego: no lo puedo creer,

qué capacidad tiene ese tipo

para meterte cizaña contra mí,

y tú se lo creas.

julia: lo que tengo es un montón

de dudas y no solo de esto,

sino de todo lo que ha pasado.

diego: puedes pensar

lo que quieras.

lo único que te puedo decir

es que yo no tuve nada que ver

con la desaparición de ese niño

ni con nada de lo que ringo

me acusa.

[teléfono]

gloria: ¿bueno?

no, señora, santi todavía

no aparece.

ya hablé a casa de otros

compañeros de la escuela,

y nada.

sí, sí, gracias por llamar.

teresa: ¿alguna noticia?

rafael: esta es la única

que encontré, puse el teléfono

de aquí.

oso: sí, saca bastantes copias.

vamos a tapizar el barrio.

vamos, hay que encontrarlo.

guachín: ¿te acompaño?

oso: sale, sí, dale, guachín,

vete.

teresa: ¿tienes hambre, mi hijo?

ringo: no, mamá,

no me entra nada.

teresa: a mí tampoco.

solo de pensar que santi

esté por ahí pasando hambre

y frío...

ringo: va a aparecer,

tiene que aparecer.

teresa: la virgencita me tiene

que hacer caso,

siempre me cumple.

ringo: [exhala]

gloria: [solloza]

si le pasa algo malo,

yo me mato, te juro que me mato.

ringo: no eres la única

que se siente culpable.

no sabes cómo he pensado

en que si le hubiera comprado

un celular después de que

se le perdió el que le regaló

el turco, no estaría pasando

esto.

gloria: ese celular...

no tengo perdón,

no tengo perdón.

[solloza]

rafael: ¿y me das diez cintas

adhesivas, por favor?

>> claro.

rafael: ¿cuánto te debo?

>> aquí están, eh, a ver,

10... 150... 180.

rafael: por favor.

>> gracias.

>> es el hijo de ringo,

¿a poco se perdió?

pepe: sí, iba de regreso

a su casa y nunca llegó.

>> oye, ¿y ya avisaron

a la policía?

pepe: sí, también activaron

la alerta amber.

>> ¿sabes qué? yo te hecho

la mano, préstame unos

y los pego allá por mi casa.

pepe: órale, gracias, ¿eh?

>> va.

pepe: ojalá aparezca.

ringo: sí, manuel, gracias.

están pasando lo del amber

en todos los canales.

>> pedimos su colaboración

para localizar al niño

santiago ramírez ortiz,

de ocho años de edad.

se le vio por última vez

esta tarde.

cualquier información,

favor de comunicarse

a los teléfonos que aparecen

en pantalla.

gloria: [solloza]

teresa: mi niño...

santiago: [solloza]

>> ¿ringo?

ringo: sí.

>> ¿es tu hijo el que está

desaparecido?

ringo: así es, es santi.

>> lo lamento mucho, ¿eh?

oye, si quieres dame

unos volantes y te ayudo

a pegarlos.

ringo: ah, muchas gracias.

>> no, no, no me agradezcas.

vamos, eso, eso.

cuenta conmigo, ¿eh?

lo que quieras.

ringo: gracias.

>> sale, cuídate.

>> pedimos su colaboración

para localizar al niño

santiago ramírez ortiz

de ocho años de edad.

se le vio por última vez

esta tarde...

rosa: ya se hizo de noche.

pobre santi, dondequiera

que este lo debe esta

pasando muy mal.

ya, tranquilo.

oso: [solloza]

elsa: ¿ya te enteraste

que se perdió el hijo de ringo?

julia: sí.

elsa: ay, me dijo damasio

que lo han buscado por todas

partes y que tapizaron el barrio

con la foto de santi.

ay, pobre ringuito, me imagino

cómo se debe de sentir.

julia: ¿debería llamarle?

elsa: hazlo.

uno siempre necesita apoyo.

julia: no me contesta

su celular.

elsa: márcale a su casa.

gloria: ¿bueno?

elsa: ¿qué pasó?

julia: me contestó gloria.

elsa: ay, le hubiera dicho

que es una descuidada,

que cómo se le ocurre

dejar solo a un niño.

julia: ¿cómo crees que le voy

a decir eso?

ay, no se me ocurre cómo podemos

ayudar.

elsa: pues rezando, mi hija.

voy a traer a mi virgencita

para pedirle que aparezca santi

sano y salvo, ¿ah?

santiago: [murmura]

[llaman a la puerta]

alejo: ¿alguna noticia?

ringo: no, nada.

>> [chifla]

>> me voy a la oficina

a entregar el reporte.

ve bajando la mercancía.

>> sí, señor.

>> dale.

>> ¿qué haces ahí, chamaco?

[música]

[celular]

ringo: ¿bueno?

julia: soy yo, quería saber

si tienes alguna noticia

de santi.

ringo: nada, pero no entiendo

por qué te preocupa ahora.

julia: ringo, no tienes por qué

ser tan cortante conmigo.

ringo: ¿y cómo quieres que

me ponga después

de que me corriste de tu casa?

qué bueno que llamaste, gracias.

rosa: doctora.

julia: ringo me colgó.

rosa: ay, pues, sí,

¿qué quiere, doctora?

¿qué le hace fiesta después

de cómo lo ha tratado?

julia: tienes razón.

no sé ni para qué le llamé.

rosa: oiga, ¿le puedo hacer

una pregunta?

julia: dime.

rosa: ¿usted ama a ringo?

julia: ¿tú crees que si no fuera

así estaría cómo estoy?

rosa: bueno, entonces, ¿por qué

no confía en él?

julia: porque no basta

con el amor.

rosa: no, sí debería bastarle.

mire, él se la ha jugado

por usted muchísimas veces.

y ahora usted a la primera

de cambios, pues,

le da la espalda.

póngase en su lugar también.

julia: ¿y quién se pone

en el mío, rosa?

hay tantas cosas que lo acusan

y no he podido comprobar

una sola de todo lo que dice.

y sí, sí, sí, sí, sí estoy

enamorada de él, pero siento

que me enamoré de un extraño.

justo ayer descubrí que gloria

está viviendo con él.

rosa: ¿qué?

julia: así cómo lo oyes.

si ringo fuera sincero conmigo,

me lo hubiera dicho.

¿cómo puedo confiar en alguien

que me oculta las cosas?

rosa: alguna explicación

debe de tener.

julia: sí, que quiere volver

con su exmujer.

ya no quiero hablar.

tengo que atender a un paciente.

luego nos vemos.

ringo: voy a buscarlo.

teresa: ay, te acompaño,

yo tampoco puedo estar

aquí esperando a tener noticias.

[teléfono]

ringo: ¿bueno?

>> buenos días, ¿hablo

de la presidencia municipal

de ciudad victoria tamaulipas.

nos trajeron a un niño

que dice llamarse

santiago ramírez y ser su hijo.

ringo: sí es mi hijo,

ayer desapareció, pero

¿qué hace allá?

pásemelo por favor,

quiero escucharlo.

>> se lo comunico.

santiago: papá, por favor,

no te enojes, no fue mi culpa.

ringo: no te preocupes, campeón.

¿estás bien, mi hijo?

santiago: sí, papá.

los señores del camión

me trajeron aquí.

ringo: ¿qué camión?

>> a ver, pásame a tu papá,

yo le explico.

unos transportistas

lo encontraron en la caja

de su camión, parece que su hijo

subió a buscar su pelota

y no se dieron cuenta

y cerraron las puertas,

lo encontraron al llegar

a su destino.

ringo: salgo para allá

en este momento.

le encargo mucho a mi hijo,

por favor, y muchas gracias

por llamar.

teresa: ¿dónde está santi?

ringo: en ciudad

victoria tamaulipas.

teresa: ¿cómo es que está

hasta allá?

ringo: parece que se subió

a un camión a buscar su pelota,

no lo vieron y cerraron la caja

del camión.

lo importante es que está bien,

mamá, está en la presidencia

municipal.

voy al aeropuerto.

gloria: yo voy contigo.

ringo: está bien, vamos.

avísale al oso que santi

ya apareció.

teresa: sí, sí, yo me encargo

de avisarle a todos.

pero ya váyanse, tráeme

a mi niño.

ringo: gracias, mamá.

cuídate.

teresa: ay, gracias, virgencita,

porque santi apareció sano

y salvo.

[celular]

oso: ¿qué pasó, alguna noticia

de santi?

teresa: soy yo, oso, ya apareció

santi.

oso: santi apareció.

¿qué--y dónde lo encontraron?

teresa: en tamaulipas.

oso: ¿cómo demonios llegó

hasta allá?

teresa: parece que andaba

jugando con su pelota,

se metió a la caja del camión,

el chofer no se dio cuenta,

se quedó encerrado.

brenda: hola, amor.

alejo: hola.

brenda: ya estoy lista.

alejo: ¿ya?

brenda: ¿nos vamos?

ok, permíteme.

[celular]

buenos días, oso.

¿ya apareció?

qué bien, ¿en dónde estaba?

sí, entiendo, gracias

por avisar, ¿eh?

elsa: ¿ya apareció el hijo

de ringuito?

alejo: ya, en ciudad

victoria tamaulipas.

brenda: ay, por fin, qué bueno,

para que ya te dejes

de preocupar por él.

¿ya ven? diego no tuvo

nada que ver.

yo no sé cómo les ha aguantado

tanto, ¿eh?

diego, oye, solo te llamo

para contarte que ya apareció

el hijo de ringo.

yo no entiendo por qué de todo

te quieren echar la culpa a ti.

rosa: doctora, ya apareció

santi.

julia: ah, qué bien.

rosa: sí, sí, sí.

julia: ¿y cómo está?

rosa: bien, no le pasó

nada malo.

bueno, nada más que pasó

la noche adentro de una caja

de un camión de carga.

se lo llevó hasta

ciudad victoria, ¿usted cree?

julia: ¿cómo, por qué

se metió al camión?

julia: parece ser que su pelota

se le voló adentro de la caja,

el chofer no se dio cuenta

y se lo llevó.

bueno, ya me voy porque

yo nada más quería que supiera,

¿eh?

julia: gracias.

rosa: sí.

[celular]

>> buenos días, me dicen

que quiere verme, ¿en qué

puedo servirle?

turco: no me diga que no

se acuerda de mí.

>> ariel.

turco: ey, sí, soy yo mero.

ambos: [ríen]

>> hace años que no sabía nada

de ti.

turco: ah, ¿cómo no?

si soy famosísimo.

soy el turco, campeón de box.

>> ah, bueno, no te ofendas,

pero yo de deportes no sé nada,

y menos de box, es que

no me gusta.

pero, dime, ¿qué te trae

por aquí?

turco: en el gimnasio donde

entreno dejaron un bebé

abandonado y me encariñé

mucho con él.

yo lo quería adoptar

pero se lo llevaron al ipm,

ya fui, y piden un montón

de requisitos, además de que hay

lista de espera y yo no quiero

que se lo den a otras personas.

¿usted no tiene por ahí

algún conocido que me pueda

echar la mano, eh?

si hay que dar dinero,

yo lo suelto.

por jameelito soy capaz

de lo que sea, así le puse.

>> primero que nada, yo no tengo

nada que ver con el ipm,

y esto no tiene nada que ver

el dinero.

lo que se toma en cuenta

para dar un niño en adopción

es que el niño crezca

en un buen entorno familiar.

si tu intención es adoptar,

aquí puedes hacerlo.

mira, los chicos que tenemos

no son recién nacidos,

pero también necesitan

de una familia, de alguien

que los quiera.

turco: ¿y no van a poner

tantas trabas como los del ipm?

>> lo que te voy a proponer

es que te lleves a un joven

unos días para ver

cómo se llevan,

y si se entienden, entonces

ya podremos hablar de adopción.

turco: pues, no suena mal, ¿eh?

>> estoy pensando

en un jovencito de 14 años

que se llama andrés.

turco: 14 años.

>> sí, es una edad en que

se necesita mucho apoyo,

y si tú estás ávido de dar

cariño, pues,

¿quién mejor que él?

turco: bueno, pues, si usted

cree, pues, sí, me quita

de andar cambiando pañales, ¿no?

¿cuándo vengo por él?

>> hoy mismo se puede

ir contigo.

ven, vamos a mi oficina

para que me llenes unos papeles.

turco: ¿sí?

>> sí, claro.

sí, pronto y rápido.

eva: nada más quería informar

que el niño santiago ramírez

ya apareció, así que pueden

quitar la alerta amber.

muchas gracias.

listo.

>> disculpen, una señorita

viene a buscar a don manuel.

manuel: ah, sí, sí, sí,

hazla pasar, por favor.

espérenme ahorita.

lina: ¿puedo?

manuel: sí, sí, adelante,

adelante, por favor.

manuel ochoa, para servirle.

lina: lina arenas, mucho gusto.

manuel: eva ochoa, mi hija,

y máximo duarte, ambos abogados

adjuntos del despacho.

lina: ¿máximo?

máximo: ¿lina?

lina: [ríe]

no puede ser, ¿cuánto tiempo?

desde la secundaria,

¿cómo has estado?

máximo: bien, bien, ¿y tú?

estás muy cambiada.

lina: ¿para bien o para mal?

máximo: ni bien ni mal, digo,

diferente, guapa como siempre.

lina: [ríe]

eva: con permiso.

máximo: eh, los dejo.

este, yo estoy en el despacho

de al lado.

qué gusto verte.

lina: sí.

manuel: tome asiento por favor.

lina: gracias.

rosa: jefe, oiga, yo creo

que tengo que empezar a entrenar

hoy mismo.

para aparecer en forma

en la pelea contra la muñeca.

rafael: yo no me aceleraba

tanto, ¿eh?

rosa: pues, ¿por qué lo dices?

oso: el--es que todavía

no--no tenemos la fecha--

rosa: ah, pero, pues, alguna

idea debe de tener ya.

oso: no sé.

será como en unos tres meses,

¿verdad?

hay tiempo suficiente para

que te prepares, sí, sí.

rosa: todavía no puedo creer

que la muñeca haya aceptado

pelear conmigo.

oso: es una buena chica

y te considera muy buen

contrincante, ¿no?

rafael: y también le encantan

los bombones.

rosa: ah, pues, es de las mías

porque a mí también me encantan,

¿eh?

rafael: [ríe]

rosa: ¿tiene su teléfono?

es que quiero hablarle

para darle las gracias.

oso: no, no, no es necesario.

rosa: ¿cómo no?

pues, hay que ser agradecidos.

oso: es que no lo tengo.

cuando sea la--el pesaje

se--se--le das las gracias y ya.

rosa: no, don oso, pues,

si pa' eso falta mucho.

¿sabe qué? voy a ver si alguien

lo tiene, con permiso.

rafael: en buena bronca

te metiste.

oso: mira, ya, ya, no me digas

nada, ya.

ale.

mira, quiero presentarte

a ariel, él también creció

aquí y quiere formar

una familia.

pensé que ustedes se pueden

llevar muy bien.

¿quisieras pasarte unos días

con él?

turco: la vamos a pasar de lujo,

¿eh? no te va a hacer falta

nada, andrés, ¿te gustan

los videojuegos?

andrés: ajá.

turco: entonces ya la hicimos.

tengo la última consola

que salió y un montón de juegos,

hijo, hoy comienza una nueva

vida para ti, ¿eh?

>> ¿qué dices, andrés?

andrés: está bien,

¿cuándo me voy con el señor?

turco: no me digas señor,

soy el turco, soy tu nuevo papá,

y tú desde ahora vas a ser

andrés nasif jr.

eva: así que la señorita

arenas y tú se conocen

desde la secundaria.

máximo: sí, ¿por qué?

eva: no puedo entender

cómo es que querías entrar

al seminario con el curriculum

que tienes.

máximo: no sé por qué lo dices,

lina y yo solo éramos amigos.

eva: ay, sí, seguro, y por eso

te miró como te miró.

máximo: ¿sabes qué?

no estoy para esto.

o sea--

manuel: máximo, encárgate

del asunto de la señorita

arenas, por favor.

tiene un problema

con los inquilinos

de un edificio que le dejó

su papá.

máximo: ¿cómo no?

¿pasamos a mi despacho?

lina: eh, ¿te parece si mejor

me invitas a un café?

así nos ponemos al día

con nuestras vidas.

máximo: buena idea, acompáñame

por mis cosas y nos vamos, ¿va?

lina: hasta luego.

eva: fue tu idea, ¿verdad?

manuel: ¿de qué hablas?

eva: no te hagas, qué oportuna,

¿no? la aparición

de la tal señorita arenas

justo ahorita que máximo

y yo estamos peleados.

manuel: ¿y yo qué iba a saber

que se conocían?

eva: entonces, ¿por qué le diste

el caso a él y no a mí?

manuel: porque tú me dijiste

que estabas con mucho trabajo

y alejo anda ocupado

con lo de su boda.

eva: no nací ayer, papá.

yo te conozco y esto es una

de tus tretas para ponerme

celosa y que termine ahí

perdonando a máximo,

pero ¿sabes qué?

no te va a resultar,

ni a él ni a ti, porque

de seguro están coludidos.

manuel: que no, hija, pero,

por lo que veo, la señorita

arenas sí te provocó celos,

y eso quiere decir--

eva: no quiere decir nada,

¿o sí?

quiere decir que máximo y tú

se pueden ir a freír espárragos.

>> tenemos varios salones,

todos igual de lujosos

y con todos los servicios.

tienen una recepción,

un apartado para los novios,

baños con salas de descanso

para los invitados.

en fin, cuenta con todos

los detalles que lo hacen

un lugar muy especial.

en lo único que varían

es en el número de personas

que caben.

¿cómo de cuántos invitados

es su evento?

brenda: 200 por lo menos.

alejo: brenda, quedamos

en que iba a ser algo íntimo.

brenda: sí, por eso mismo.

si por mí fuera, yo hubiera

invitado a 1500, ¿eh?

alejo: nada más necesitamos

un salón para 50 invitados.

brenda: alejo, no, ¿cómo?

alejo: es mejor que gastemos

en la luna de miel,

los dos solitos, ¿ajá?

brenda: bueno, sí, sí,

está bien.

que sea lo que él decida.

>> les envío el presupuesto

y toda la información

a su correo electrónico.

alejo: gracias.

>> por aquí, por favor.

brenda: sí, gracias,

con permiso.

ambos: [murmuran]

guachín: qué bueno está.

>> ustedes disculpen, es que

estaba atendiendo a otra pareja.

>> no se preocupe.

>> dígame.

>> nos vamos a casar y queremos

informes.

>> claro que sí, contamos

con varios salones.

¿cómo de cuántos invitados

es su evento?

guachín: pues, como de--

>> 150.

guachín: eh--¿150?

mi amor, si acaso con todos

los del club junto a 15

invitados.

>> mi amor, mi familia

es muy grande y tengo muchos

amigos.

guachín: bueno, como tú quieras.

salón para 150 está bien,

por favor.

>> perfecto, les puedo dar

el salón cristal.

¿ya tienen fecha para la boda?

>> lo más pronto posible.

estamos muy enamorados y soñamos

con ese momento, ¿verdad?

>> permítanme, voy a checar

qué fechas tengo disponibles

con permiso.

ambos: bien.

gloria: santi, mi amor.

¿cómo estás?

¿te sientes bien?

¿tienes hambre?

santiago: estoy bien,

ya me dieron de comer.

papá.

ringo: ay, hijo, ¿cómo estás?

santiago: nada más pensaba

en ti, en que me rescataras.

ringo: buscamos como locos,

ha sido la peor noche

de mi vida, mi hijo.

ya paso, ya estamos juntos,

qué bueno que estás aquí.

santiago: nunca oyeron

que tocaba a la puerta.

ringo: ahora lo primero

que voy a hacer es comprarte

un celular para que nunca más

te quedes sin poder comunicarte

con nosotros.

santiago: ¿de veras?

ringo: sí, de veras, mi hijo.

>> eh, necesito que me firmen

unos documentos, por favor.

ringo: claro que sí.

gracias.

máximo: lo último que me acuerdo

de ti es que te cambiaron

de escuela cuando estábamos

en segundo de secundaria, ¿no?

lina: sí, trasladaron a mi papá

a querétaro y, bueno, me tuve

que salir y luego regresé

para entrar a la universidad.

estudié veterinaria.

máximo: qué bien.

lina: tengo mi propio

consultorio, cuando

se te ofrezca.

máximo: gracias, digo,

todavía no se me ha ocurrido

tener una mascota.

lina: cuéntame, ¿te casaste?

máximo: no, no, no, no,

estoy soltero.

lina: ¿y llevas mucho tiempo

trabajando en el despacho

del licenciado ochoa?

máximo: no mucho.

antes de terminar la carrera

entré en el seminario

san agustín, quería

ser sacerdote.

lina: no, no, no me digas.

es que jamás me imaginé

que alguien como tú quisiera

ser cura.

máximo: ¿y por qué te sorprende

tanto?

lina: porque en la escuela

traías a más de una vuelta loca.

tenías mucho...

[habla en otro idioma]

máximo: no me digas.

jamás me di cuenta.

lina: y, bueno, ¿qué pasó?

¿por qué no terminaste

como sacerdote?

máximo: porque me enamoré.

lina: qué romántico.

¿y estás con ella?

máximo: no, le hice la lucha,

pero no me corresponde.

lina: qué pena, ¿y ahora

vas a volver al seminario?

máximo: no, no, me gusta

mi carrera, así que seguiré

ejerciendo la abogacía.

y me voy a hacer cargo

de tu caso, ¿eh?

ambos: [ríen]

lina: y yo encantada de que

seas tú el que se encargue.

mira, te cuento del asunto.

hace un tiempo falleció

mi papá, y nos dejó un terreno.

alejo: disculpa que no haya

avisado que iba a llegar tarde.

pasé con brenda para ver

lo del salón de la boda.

manuel: o sea que eso sigue

en pie.

alejo: sí, sí, claro y como

brenda está embarazada,

queremos que sea lo más pronto

posible.

manuel: muy bien, tú sabes

lo que haces.

alejo: sí.

manuel: ¿me quieres decir

algo más?

alejo: sí, pero no sé

cómo hacerlo.

manuel: diciéndolo, ¿qué más?

¿de qué se trata?

suéltalo.

alejo: se trata de los gastos

de la boda, como tuvimos

que apresurar todo no me agarró

con muchos ahorros y necesito

un préstamo.

manuel: yo también ando bastante

corto por lo de la reparación

de la casa y aún no termino.

alejo: entiendo, tendré que ver

cómo lo consigo.

manuel: no se te vaya a ocurrir

volver a las peleas

clandestinas.

alejo: no, no, no, eso ya

se acabó.

gracias de todos modos.

manuel: ajá.

alejo, espera, espera.

los arreglos de mi casa pueden

esperar, cuenta con ese dinero.

alejo: gracias, manuel.

gracias por el dinero

y sobre todo por el aprecio

que me tienes.

manuel: ay, ay, ay.

>> no me vengas con que estás

arrepentido, eso hubieras

pensado antes de enredarte

con esa tipa.

una aventura de seis meses,

no seas cínico, voy a seguir

con los trámites del divorcio.

no quiero volver a verte

en mi vida.

rosa: ¿está bien?

>> no.

descubrí que mi marido tiene

una amante y eso es algo

que no le puedo perdonar.

rosa: no, pues, sí la entiendo.

es horrible que la traicionen

a uno.

a mí también mi marido

me la hizo, pero, pues,

fue distinto.

él se hizo delincuente, bueno,

con decirle que está

en la cárcel.

>> debe de haber sido muy duro

para ti.

rosa: imagínese, me dejó sola

y con una hija.

pero aquí estoy, tratando

de salir adelante para que

a mí hija no le falte nada.

>> y lo vas a lograr,

eres muy buena boxeadora.

rosa: gracias.

>> rosa, no sabía que entre tú

y el oso había algo.

discúlpame si hice o dije algo

que te hiciera sentir mal.

rosa: ya no se preocupe,

eso ya quedó aclarado.

>> oscar es un buen hombre,

con sus defectos, pero es bueno.

rosa: lo sé.

pero no crea que no me da cosa

volver a fracasar.

>> él está muy enamorado de ti,

y si la vida te dio una segunda

oportunidad, aprovéchala.

rosa: ¿usted lo haría?

>> por supuesto.

el que nos hayan tocado malos

hombres, no quiere decir

que todos sean iguales.

rosa: tiene razón.

oiga, ¿y de casualidad usted

no tendrá el número de teléfono

de la muñeca estrada?

>> ay, sí, alguna vez

la atendí.

déjame ver.

rosa: sí.

>> a ver, sí, aquí está.

rosa: a ver, espéreme.

>> es el 5513...

rosa: sí.

>> 763400.

rosa: gracias.

>> de nada, rosa.

santiago: ¿es la primera vez

que vamos a volar juntos

los tres en un avión

o ya lo habíamos hecho

cuando yo era chiquito?

ringo: juntos es la primera

vez, campeón.

pero habías volado con tu mamá

y conmigo por separado.

gloria: ajá.

santiago: yo pido la ventanilla.

gloria: claro que sí, mi amor,

te dejamos la ventanilla.

ringo: solamente había dos

lugares juntos.

así que te vas a ir con tu mamá,

¿está bien?

santiago: sí.

ringo: sí.

>> pasajeros del vuelo 768

con destino a la ciudad

de méxico, sírvanse a abordar.

ringo: ese es nuestro vuelo,

¿nos vamos?

gloria: vámonos.

ringo: vamos.

gloria: pasa, mi amor.

rco: ¿qué

casa, junior?

¿qué pasa? no te veo nada

de entusiasmado, deberías estar

feliz de que ahora tienes

una familia, ¿ah?

la familia que yo nunca tuve.

aunque tengo acá request

con mi hermano.

ah, ¿cómo no se me había

ocurrido?

carrizo: ¿bueno?

turco: carrizo, te tengo

una súper noticia, hermano,

soy papá.

carrizo: ¿cómo?

turco: sí, se llama andrés,

te lo paso.

carrizo: ya habla.

turco: mm, no mucho porque es

un poco reservado.

habla con él, le puedes decir

tío.

andrés: no, no, no, no tengo

que hablar con alguien

que no conozco.

turco: discúlpalo es un poquito

tímido, ahorita que vengas

lo vas a conocer, ¿eh?

solo quería compartirlo contigo,

hermano.

andrés: tengo hambre.

turco: ah, pues, haberlo dicho

antes, ¿qué quieres comer?

¿hamburguesas, pizzas, tacos,

sushi?

o comida árabe.

conozco un lugar donde hacen

las mejores falafel que has

probado en tu vida.

andrés: nunca las he probado.

turco: ah, no se diga más.

vámonos.

[celular]

muñeca: ¿bueno?

rosa: hola, muñeca, soy rosa

montes.

muñeca: ¿rosa?

rosa: sí, rosa la maravillosa.

muñeca: qué sorpresa,

¿a qué debo el gusto?

rosa: es que don oso me dijo

que estuvo con usted

y me gustaría conocerla

en persona ya que, pues,

tenemos los mismo gustos.

muñeca: o sea que, ¿eres de las

mías?

pues, ¿qué te parece si nos

vemos mañana mismo?

rosa: sí, claro.

yo le invito un cafecito,

mire, trabajo en la cafetera

del delta, ¿le parece bien

si nos vemos aquí?

muñeca: perfecto, perfecto,

tú dime, ¿a qué hora

te queda bien?

rosa: no, a la hora

que usted guste, yo estoy aquí

todo el día.

muñeca: perfecto, ahí te veo.

besitos.

teresa: ¿con quién hablas

tanto?

rosa: con la muñeca,

la boxeadora con la que voy

a pelear.

bueno, es que no le he contado,

doña teresa, pero don oso

me consiguió una pelea con ella.

teresa: ay, rosa, rosa, ahí vas

otra vez a que te tumban

a golpes.

santiago: ¡abuela!

teresa: mi niño.

ay, no sabes cómo sufrimos

por ti.

¿pasaste hambre, frío?

santiago: sí, mucho,

en el camión hacía mucho frío.

teresa: pero, ¿cómo se te

ocurrió meterte allí?

hubieras dejado la pelota,

total, ¿qué importa una pelota?

santiago: ni me la traje,

la dejé en el camión.

teresa: ¿ya ves, ya ves?

ya te compraremos otra,

pero primero prométeme

que si se te vuela o cae

en algún lugar peligroso

ahí la dejas.

ringo: estoy seguro que nunca

más lo vuelve a hacer, mamá.

ya aprendió la lección,

¿verdad, campeón?

santiago: pensé que ya nunca

los iba a volver a ver.

teresa: mi niño, mi niño,

mi niño adorado.

ay, mi amor.

[llaman a la puerta]

julia: adelante.

eva: ¿cómo estás?

julia: bien.

eva: ¿estás desocupada?

julia: sí, se acaba de ir

mi último paciente.

¿qué pasa?

eva: máximo.

julia: ¿qué te hizo?

eva: apareció una tal

señorita arenas con un asunto

legal y resultó ser conocida

de máximo.

julia: ¿y eso qué tiene de malo?

eva: que se nota que tuvieron

que ver algo en el pasado.

es que los hubieras visto

a los dos, emocionadísimos

con el encuentro.

julia: o sea que máximo

tuvo sus quereres antes

de querer ser cura.

eva: y yo que lo creía

tan seriecito. me choca.

no soy más que una tonta.

primero, me enamoro de alejo;

y cuando encuentro al hombre

que creo que es perfecto,

resulta que es un don juan.

julia: estás celosa.

eva: ¿celosa?

claro que no, yo lo que quiero

es olvidarme de él.

vámonos por ahí.

julia: sí, ay, yo también

necesito olvidarme por un rato

de los problemas, vamos.

oso: ah, qué bueno que ya estás

aquí.

no sabes lo preocupados

que nos tenías.

guachín: ¡santi!

pepe: otra vez que te quieras

ir de viajes siquiera avisa,

¿no?

rafael: ¿qué tal ciudad

victoria?

santiago: pues, solo conocí

la presidencia municipal

y el aeropuerto.

todos: [ríen]

antúnez: buena nos la hiciste,

¿eh? ni con mis dotes

de investigador pude

dar contigo.

guachín: si quieres ser

camionero, pues,

aprende a manejar.

santiago: perdón a todos,

ya me dijo mi papá que estaban

muy preocupados.

oso: bueno, bueno, ya, ya pasó,

¿eh?

nada más que para la próxima

te pones muy aguzado, ¿eh?

santiago: ajá.

oso: ya que pasó el susto,

¿qué tal si pedimos una pizzas

para celebrar?

todos: [hablan a la vez]

santiago: yo quiero hawaiana.

guachín: por mí está bien, ¿eh?

rafael: y de carne es muy

deliciosa.

pepe: bueno, vamos a acomodar,

ándale por acá.

>> te sacaste el premio mayor,

qué padre te conseguiste

con el turco.

pero, por favor, siéntense.

siéntense.

turco: siéntate ahí.

>> en seguida les atenderé.

turco: mira, mi hijo.

ponemos esta acá.

pepe: oye, y cuando viste

que nadie te abría,

¿no te dio claustrofobia?

santiago: ¿qué es eso?

antúnez: cuando te da miedo

por estar encerrado.

santiago: ah, no, de eso

no tenía miedo.

tenía miedo de ya no ver

a mis papás.

pepe: santi, y todo por

un balón.

guachín: yo te voy a regalar

uno bien picudo, ¿eh?

así como el que usaron

en el mundial.

pepe: ay, uy, aprovecha

que guachín and bien regalador,

¿eh?

julia: ¿viste cómo gloria

se le colgó del brazo a ringo

cuando me vio?

eva: claro que la vi, obvio

que te quería dar celos,

pero, mira, ringo ni en cuenta.

yo, la verdad, no creo que

sienta nada por ella.

julia: no lo defiendas, ¿eh?

si la tiene en su casa,

es por algo.

eva: gracias.

julia: pues, salud, olvidémonos

de quién no vale la pena.

eva: salud.

julia: ah, ay, dios.

eva: tráiganos otra ronda,

por favor.

no, ¿sabe qué?

tráiganos una botella.

>> claro que sí.

julia: [ríe]

eva: sí, sí, sí.

julia: va.

todos: [ríen]

santiago: llegaron la pizzas.

teresa: ay, qué bien.

guachín: ¿cuánto es, mano?

>> 740.

oso: a ver.

guachín: no, jefe, ¿qué tanto

es tantito?

oso: no, no, yo invito,

yo invito, dale.

a ver, vamos, a ver.

tome usted, caballero.

>> gracias.

oso: gracias.

antúnez: ¿no viste a cándida?

pepe: no, no, y tampoco está

rafael, yo creo que están

en el gimnasio practicando.

antúnez: voy a avisarles

que ya llegaron las pizzas.

pepe: órale.

rosa, ayúdeme con los platos.

rosa: sí.

antúnez: cándida, hija,

ya llegaron las pizzas.

hija.

cándida: [gime]

antúnez: ¿qué significa esto?

[música]

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.