null: nullpx
Cargando Video...

Ringo Capítulo 65

Univision28 Feb 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

[música]

diego: en lo que te decides

vas a tener que firmarme

un poder amplio para que yo

pueda seguir operando

con toda libertad.

julia: tal vez no sea necesario.

diego: bueno, pues,

yo voy a estar muy contento

de tenerte aquí, julia.

julia: me voy, tengo que ir

al consultorio.

diego: ¿quieres que comamos

juntos o vernos más tarde

para seguir hablando de esto?

julia: aún no sé cómo tenga

el resto del día.

yo te aviso.

diego: ¿dónde diablos

te metiste?

te he estado marcando.

mira, tus problemas personales

me tienen sin cuidado.

más te vale que,

después de lo que pasó

con iván,

hayas hecho lo necesario

para que no haya rastros

de las transferencias.

tengo a julia pisándome

los talones.

imbécil.

>> ¿qué quieres, ariel?

no tengo nada que hablar

contigo.

ariel: tienes que venir

a la casa, tengo algo para ti.

>> no me interesa nada que venga

de ti, ya déjame en paz.

ariel: por favor, tienes

que venir, es muy importante

que veas lo que te tengo.

es el regalo más bello

que una mujer pueda recibir.

es hermoso,

tiene unos ojitos tiernos

y cuando sonría tú sientes

que se te ilumina la vida,

gloria, no sabes.

gloria: ariel, ¿qué hiciste?

ariel: tengo al bebé

que tanto hemos deseado.

rosa: nada, nada, ya buscamos

por todo el club,

pero el niño no aparece.

>> usted dijo que lo dejó

en su cuarto.

oso: yo bajé a la cafetería

por algo, fui para preparar

el almuerzo, rosa se metió

a bañar, no sé, tuvo que ser

en ese momento,

no hay otra explicación.

>> ay, tú tranquilo, oso,

el bebé va a aparecer.

>> voy a tener que dar aviso

a la policía.

ellos se van a encargar

de investigar

qué fue lo que pasó.

mientras tanto nadie puede

salir de aquí.

gloria: ay, ariel, no sé qué

pretendes con esto.

ariel: tienes que conocer

la solución a nuestros

problemas.

ven.

¡tatán!

te presento a tu hijo,

jamil nasif ortíz.

gloria: ¿de dónde sacaste ese

bebé?

ariel: lo dejaron abandonado

fuera del delta.

velo, está precioso.

gloria: ariel.

ariel: ¿cuántas veces soñamos

tener un hijo y no se pudo?

a este niño lo abandonaron.

no quiero que sufra lo que yo,

podemos darle una familia.

¡ey! ¿ya ves?

tú también estás feliz.

gloria: el bebé está precioso,

pero las cosas no funcionan así.

ariel: no vayas a decir algo

que le rompa el corazón,

te está escuchando.

mira, cárgalo, es un angelito.

ven, ay, sí.

ay, sí.

míralo, ve.

gloria: ¡turco!

está hecho popó, se va a rozar,

¿por qué no lo has cambiado?

ariel: pues, lo iba a hacer

cuando llegaste.

¿me echas una manita?

gloria: ¿tienes pañales?

ariel: sí, sí, sí, sí,

tengo todo, todo, todo.

a nuestro hijo no le va a faltar

nada.

mira, aquí hay pañales.

gloria: pásame el talco,

las toallitas.

oso: yo bajé a la cafetería

por algo para almorzar

y rosa mientras se metió

a bañar.

en ese momento alguien tuvo

que entrar.

>> pero ¿sospecha de alguien?

¿alguno de sus empleados?

oso: no, no, no.

no, yo tengo plena confianza

en todos.

>> ¿y de la gente

que viene a hacer ejercicio?

oso: cuando yo bajé

no había nadie en el gimnasio.

>> ok.

>> oigan, ¿y si se lo llevó

una banda de traficantes

de órganos?

>> no digas tonterías,

mejor cierra esa bocota.

oso: guevara, te toca.

te toca declarar.

>> ¿quiénes sabían que el bebé

estaba allí?

rosa: todos, pudo haber sido

cualquiera de nosotros, pues.

>> pero ¿cómo es posible

que se lo llevaran

si tú lo estabas cuidando?

rosa: no sé bien que trató

de decirme con eso,

pero la verdad, mejor, no se

meta, porque usted no tiene

vela en este entierro, fíjese.

>> rosa.

rosa: no, sí, y perdóneme,

doctora, pero desde que llegó

puros problemas ha traído,

así que mire, mejor de lejecitos

o por lo menos conmigo.

>> ay, pero no entiendo,

¿qué problemas te he dado yo?

rosa: búsquele, búsquele bien

ahí en la consciencia y verá.

>> ay, ¿usted entiende algo?

>> eh, no, pero no se preocupe,

así es rosa,

pero es muy buena muchacha,

con un corazón enorme.

>> mm, me imagino.

>> ¿y ahora? ¿qué pasó?

oso: el bebé desapareció.

no lo encontramos por ninguna

parte.

la gente del instituto

de protección al menor

tuvo que llamar a la policía.

>> pues, ¿quién pudo habérselo

llevado?

guevara: es lo que la policía

está tratando de averiguar.

por eso nadie puede entrar

ni salir del delta.

>> oye, pero si nadie puede

entrar ni salir,

¿dónde está el turco?

cuando yo llegué al club

él también iba llegando.

según él iba a entrenar.

oso: ¿estás seguro, guachín?

guachín: ah, clarines.

yo lo vi con estos ojos

que se han de comer los gusanos.

oso: oficial, tiene que haber

sido él.

ayer cuando vio el bebé

no quería que le diéramos

aviso a la policía.

él se lo quería quedar.

>> ¿alguien sabe dónde vive

el turco?

>> eh, yo, les doy su dirección.

máximo: "nunca quise lastimarte,

perdóname, por favor".

alejo: ay, qué bonito.

¿para quién es el ramo?

eva: para un tarado que cree

que con un ramo de flores

se pueden arreglar las cosas.

alejo: eh, ahora regreso.

eva: no creas que con esto

me vas a ablandar.

máximo: te juro que yo no tuve

nada que ver.

se presentó a decirme que quería

hablar conmigo cosas

del catecismo.

no alcancé a decir nada

cuando ya la tenía encima.

eva: no me salgas con eso,

por favor.

máximo: te quiero hablar

con la verdad, como siempre

lo he hecho.

eva: yo también he sido muy

sincera contigo y esta situación

no me gusta nada.

me desilusionaste, máximo.

perdí la confianza en ti.

máximo: ¿cómo es posible

que por esa tontería pierdas

la confianza?

eva: ¿tontería?

¿para eso querías que te hiciera

caso? ¿para que te dejaras

llevar por la primera idiota

que se cruzó en tu camino?

máximo: ¿estás celosa? ¿es eso?

eva: ¡no!

me choca estar metida

en este tipo de situaciones.

¡las odio!

máximo: a ver, es que hablas

como si hubiera sido algo muy

grave.

eva: pues, puede que para ti

sea una nimiedad,

pero para mí no.

estoy muy decepcionada de ti.

máximo: ¿sabes qué?

tú también me decepcionas

con tu actitud.

eva: no quiero saber nada de ti

y lo peor de todo es que voy

a tener que seguir viéndote

la cara todos los días.

máximo: [resuella]

mujeres.

alejo: bienvenido al club.

>> ¿y cómo ha estado, doctora?

julia: ahí la llevo,

dentro de lo que cabe.

>> mm.

ringo: oye, mamá.

luego te cuento.

>> están muy mal las cosas

entre ustedes, ¿verdad?

julia: sí, muy mal.

>> usted no debería dudar

de mi hijo,

no es porque se lo diga yo,

que soy su madre,

pero él no miente

y menos a usted, doctora,

a quien se entregó por completo

como nunca lo había visto antes.

julia: ¿aunque los hechos digan

lo contrario?

>> aun así.

se merece un voto de confianza

como se lo hemos dado todos,

menos usted.

julia: lo siento,

pero no puedo creerle.

cada vez me entero de cosas

que me demuestran que ringo

no ha sido del todo sincero

conmigo.

>> ¿qué cosas?

julia: discúlpeme, teresa,

pero no me siento bien

hablando de esto con usted.

teresa: tiene razón.

tome.

es mejor así.

julia: gracias.

gloria: ¿qué haces?

ariel: es la primera foto

de nuestro bebé.

gloria: ariel.

ariel: ¿qué?

haz de cuenta que venimos

llegando del hospital

con nuestro hijo recién nacido.

a ver.

ahí.

otra, otra acá.

ay.

tómame unas fotos

con el campeón.

gloria: a ver.

pero cuidado, ¿eh?

con su cabecita.

ariel: hola, hola.

[timbre]

gloria: yo abro.

ariel: ay.

a ver,

soy tu papá.

bebé: [llora]

ariel: no, mi amor, no llores,

yo soy tu papá.

julia: eva, qué bueno

que me llamas.

me urge hablar con alguien

o voy a estallar.

eva: yo estoy igual,

por eso te llamaba.

¿dónde estás?

julia: aquí en el consultorio.

eva: ¿nos vemos para comer?

julia: ay, sí, vamos.

¿nos vemos a la salida

del club?

eva: hecho.

ariel: pa--

pa.

gloria: ariel.

ariel: sí, mi amor.

gloria: los señores vienen

por el bebé.

ariel: no.

no, no, no se lo pueden llevar,

es mi hijo.

es mi hijo.

vean cómo me quiere.

>> lo siento,

pero ese bebé es el que

abandonaron en la puerta

del delta.

nos lo tiene que entregar.

ariel: no, yo me lo quiero

quedar.

yo también fui un niño

abandonado.

yo sé lo que se siente,

no quiero que sufra lo mismo.

nosotros nos vamos a hacer cargo

de él.

no le va a faltar nada,

va a tener una familia

que lo ame.

gloria: sabes que eso

no es posible.

tienes que entregarles

el bebé.

ariel: ¡no, no, no!

si tú no quieres, lo adopto yo.

¿qué tengo que hacer?

>> tiene que cumplir

con algunos requisitos.

en las oficinas del instituto

de protección al menor

le pueden dar más informes.

ariel: ¿y qué va a pasar con él?

>> va a quedar en custodia

en una casa hogar.

ahí se le dará el cuidado

adecuado mientras se hacen

las investigaciones pertinentes

para darlo en adopción.

ariel: no, no se lo lleven,

por favor, yo lo voy a cuidar.

gloria: ariel, tienes

que entregarlo.

ariel: no.

cuídelo mucho.

si hace falta algo, lo que sea,

avíseme.

no importa la hora, ¿eh?

por favor, no le pongan

un nombre cualquiera, por favor.

se llama jamil.

>> con permiso.

ariel: [llora]

gloria: [resuella]

ya me voy, tengo que recoger

a santi.

ariel: ¡no, no, no, por favor,

no te vayas!

tenemos que hablar.

tenemos que ponernos de acuerdo

para que podamos adoptarlo,

gloria, por favor.

gloria: lo siento, ariel,

no insistas, lo nuestro

se acabó.

ariel: [llora]

jamil, hijo.

[música]

[música]

>> a ver, ¿qué te trae por aquí?

oso: bueno, aparte de saludarte,

no sé si estás enterado de rosa,

la maravillosa,

es mi pupila.

>> sí, ¿cómo no?

muy buena boxeadora, ¿eh?

vi su pelea contra la zorra

y a pesar de que perdió,

si la sabes manejar,

esa muchacha tiene futuro.

oso: justo de eso quería hablar

contigo.

sé que tú manejas a la muñeca

estrada y quería proponerte

una pelea contra mi pupila.

>> no estaría mal,

sería excelente contrincante,

pero la muñeca quiere pelear

contra la japonesa

y ya es casi un hecho, fíjate.

oso: ¿no hay manera de que,

tú sabes, en lugar

de la japonesa sea mi pupila

la que enfrente a la muñeca?

>> no, la muñeca ha insistido

mucho en pelear con la japonesa

y ya las negociaciones están

muy avanzadas.

oso: considera lo que te digo.

rosa es una excelente boxeadora,

además de que se ha ganado

el cariño del público.

>> sí, lo sé.

me interesa tu pupila,

de verdad, pero si la muñeca

quiere a la japonesa,

ahorita no puedo hacer nada.

oso: rosa está en su mejor

momento.

>> quizás para el verano

podamos hacer algo,

¿qué te parece?

oso: no, falta mucho tiempo.

>> es que ahorita es lo único

que te puedo ofrecer, oso.

oso: ni modo.

>> estamos en contacto.

oso: sí, gracias y gracias

por todo.

>> gracias por venir.

oso: adiós.

>> cuídate.

ringo: [resuella]

guachín: espérate, espérate,

espérate.

déjame, checo mi celular,

no vaya a ser la luchis.

ringo: ¿la luchis?

guachín: sí, la luchis y yo

somos novios, ¿cómo la ves?

ringo: ¿y carrizo?

guachín: no, ese ya fue.

y lo que no fue en tu año,

no fue en tu daño.

[ríe]

estoy enamorado.

ringo: así que va en serio

la cosa.

guachín: sí, muy en serio.

no hago otra cosa más que pensar

en ella.

ringo: [ríe]

bien.

[resuella]

[jadea]

órale, venga, guachín, venga.

[resuella]

ariel: buenas tardes, señorita.

>> hola, buenas tardes.

ariel: quiero saber qué tengo

que hacer para adoptar un niño.

>> claro que sí.

mire, tiene que llenar

esta solicitud y cubrir

los requisitos que vienen aquí.

ariel: mire, lo que pasa

es que el bebé que quiero

adoptar es uno que dejaron

abandonado en la puerta

del club delta.

él y yo ya nos entendemos

muy bien.

se lo acaban de traer,

¿hay alguien con quien pueda

hablar?

>> con el licenciado mendoza,

pero ahorita está ocupado.

ariel: por favor, señorita,

ayúdeme.

>> déjeme ver qué puedo hacer.

permítame tantito,

si gusta tome asiento.

ariel: gracias.

gloria: buenas tardes.

quería sacarme una cita

para darme una despuntada

de cabello.

>> si me espera un momentito

la puedo atender ahora mismo.

gloria: ah, perfecto, la espero.

vamos a sentarnos aquí

a esperar, mi amor.

santi: no, mamá,

me dijiste que iba a ser

rápido.

me voy a aburrir.

gloria: no creo que se tarden

mucho.

santi: me voy a la casa,

está cerquita.

no me voy a perder.

por favor, mamá, en serio,

no me voy a perder.

gloria: bueno, está bien,

nos vemos en la casa,

pero vete con mucho cuidado.

santi: sí, mamá.

rosa: don oso.

oiga, cuénteme, ¿cómo le fue

con el promotor que fue a ver?

oso: bien, bien, bien.

rosa: ¿bien? ¿así nomás?

ya dígame contra quién

voy a pelear.

ojalá sea contra la zorra,

porque no sabe las ganas

que tengo de desquitarme

por lo que me hizo.

oso: el box no es para arreglar

asuntos personales.

rosa: sí, tiene razón,

pero es que lo que pasa

es que el coraje con esa

no se me quita,

pero ya dígame contra quién

voy a pelear.

oso: eh, estamos viendo

varias opciones.

eh, no me quiero adelantar,

pero de que peleas, peleas.

rosa: o sea, ¿que todavía

no es un hecho?

oso: te digo que estamos viendo

opciones.

tengo que hacer cosas

en la oficina, voy a estar ahí.

rosa: ¿escuchaste, rafa?

voy a pelear, voy a pelear.

[ríe]

rafael: felicidades.

rosa: gracias.

rafael: a mí sí me vas a decir

la verdad.

¿hay pelea o no para rosa?

oso: no pude conseguir nada,

pero no tengo valor

para decírselo.

rafael: ¿no les interesa rosa?

oso: sí, pero la muñeca estrada

quiere pelear contra la japonesa

y ya están las negociaciones.

rafael: ¿y si hablamos

con la muñeca?

a lo mejor la convencemos

de que en lugar de la japonesa

pelee contra rosa.

oso: según esteban

las negociaciones

están muy avanzadas.

rafael: mientras no firmen

todo es posible.

no hay peor lucha

que la que no se hace.

ariel: quiero adoptar un bebé.

>> ¿ya sabe los requisitos

que se necesitan?

ariel: sí, sí, ya los leí,

pero mi caso es distinto.

yo ya sé cuál es el bebé

que quiero adoptar.

lo tuve en mis brazos

y estaba conmigo cuando llegaron

por él

y por más que les supliqué

no me lo dejaron.

>> ¿señor?

ariel: ariel nasif.

>> señor nasif, las cosas

no son tan simples.

para dar un bebé en adopción

hay muchos requisitos

que cumplir.

lo primero es llenar

una solicitud.

¿es usted casado o vive

en concubinato con su pareja?

ariel: casado.

>> una vez llenada la solicitud

tiene que asistir a un curso.

se le harán entrevistas

y visitas domiciliarias,

evaluaciones psicológicas

y socioeconómicas.

tendrá que demostrar

su solvencia económica.

ariel: eso no es ningún

problema.

soy el turco nasif,

campeón mundial de boxeo.

>> una vez cumplidos estos

requisitos se le pone

en una lista de espera.

ariel: bueno, voy a hablar

con mi esposa,

pero mientras tanto, por favor,

no le vayan a dar mi bebé

a otra persona,

se llama jamil nasif.

muchas gracias.

>> no hay de qué.

santi: ¡ábranme, ábranme,

por favor, ábranme!

¡ábranme, por favor, ábranme!

¡ábranme, por favor, ábranme!

ábranme.

[música]

[música]

eva: me lo encontré besándose

en su oficina con la hija

de damasio.

hazme el favor.

julia: me extraña mucho de él,

él se ve muy serio.

bueno, ¿y qué le dijiste?

eva: que era un imbécil

y lo mandé a volar.

es que no tiene perdón, o sea.

yo no entiendo cómo pensaba

ser cura el desgraciado.

de verdad, me desilusionó

por completo.

julia: yo también estoy

muy desilusionada de ringo.

eva: no compares.

ringo se ha dedicado todo este

tiempo a demostrarte

cuánto te quiere

y ahora por el cuatro ese

que le pusieron te hace dudar,

pero tú jamás te lo has

encontrado ahí besuquéandose

con una tipa.

julia: pues, no,

pero me encontré con que gloria

vive en su casa.

él nunca me dijo nada.

eva: ¿vive con él?

julia: fue lo que ella me dijo.

yo esta mañana fui a buscarlo

para hacer las paces

y me encuentro con ella.

eva: alguna explicación

debe tener, mira, yo le voy

a preguntar.

julia: no, no tiene caso.

entre ringo y yo ya no puede

haber nada.

estoy pensando seriamente

en dejar el consultorio

en el club.

verlo ahí se está convirtiendo

en una pesadilla.

es mejor que me aleje de ringo.

oso: ¡eh!

muñeca: ¡oso!

oso: ¡eh, muñeca!

[ríe]

muñeca: ¿cómo estás, eh?

oso: bien, bien, muy bien.

¿y tú qué tal?

muñeca: muy bien.

no me quejo, no me quejo.

oso: sí, sí, ya veo.

muñeca: oye, ¿y qué?

este hombrecito tan guapo,

¿quién es?

oso: ah, mi hijo, rafael.

rafael: mucho gusto.

muñeca: y al cabo, quién

te viera, no sabía que tenías

un hijo.

oso: yo tampoco.

[ríe]

pero no vine a hablar de eso.

eh.

supe que esteban está negociando

una pelea tuya

contra la japonesa.

muñeca: en esas andamos.

oso: y te quería proponer

si en lugar de pelear

con la japonesa pelearas

contra mi pupila.

es una excelente boxeadora

que viene del interior

y ya sabes, necesita

una oportunidad.

muñeca: yo entiendo,

todos hemos necesitado

una oportunidad,

pero con la que me interesa

pelear es contra la japonesa.

mira, en otra ocasión igual

y sí, ¿va?

oso: mira, muñeca, por favor,

ayúdame, el futuro de rosa

depende de una pelea

contra alguien de prestigio

como tú.

muñeca: [ríe]

gracias, mi oso, tú siempre

tan echador, pero no,

ya te dije que voy a pelear

contra la japonesa.

rafael: mira, te lo pedimos

como un favor personal.

para ti es lo mismo enfrentar

a la japonesa que a rosa

la maravillosa.

muñeca: ¿rosa la maravillosa?

oso: sí, sí, ella mera.

muñeca: es buena.

vi la pelea que tuvo

contra la zorra.

nunca entendí por qué se cayó

en el tercer round,

la tenía prácticamente noqueada.

oso: imagínate la marquesina

de la arena.

la muñeca estrada

contra rosa la maravillosa, ¿eh?

sería una excelente pelea.

muñeca: a lo mejor...

si me como un bomboncito

podría cambiar de opinión.

oso: [balbucea]

en mis años mozos

me hacían ese tipo

de insinuación,

pero en este momento.

muñeca: a ver, a ver, no lo digo

por ti, mi oso.

rafael: ah, pues no hay

problema.

yo estoy disponible.

muñeca: ay, mi niño,

estás muy guapo,

pero tampoco se trata de ti.

yo hablaba de un bomboncito

como rosa.

ringo: ¿qué quieres?

ariel: no vengo a hablar

contigo, quiero ver a gloria.

ringo: no está.

ariel: ¿dónde está?

ringo: no lo sé.

ariel: necesito hablar con ella,

es urgente, la--

ringo: ey, ey, ¿adónde vas?

espérala afuera.

ariel: oye, una preguntita.

¿tú y ella andan juntos

otra vez?

ringo: no tengo por qué

contestarte eso,

pero no.

si vive aquí es porque

no tiene adónde vivir todavía.

ariel: eso puede facilitar

las cosas.

mira, ringo, lo que pasa--

ringo: lo que sea, turco,

no me interesa.

ariel: mira, reconozco

que te he hecho muchas

trastadas,

pero ya cambié.

desde que me encontré con jamil,

mi hijo, pues, ya soy otro.

ahora mismo vengo

del iepm y pues, me dijeron

que lo puedo adoptar,

pero es más difícil

para un hombre solo,

por eso necesito hablar

con gloria.

ella lo va a entender.

ya no se trata de mí,

se trata del bebé.

tú eres papá,

sabes de lo que te hablo.

ringo: está bien, haz

lo que quieras, pero a gloria

la vas a esperar afuera.

¿me das permiso?

gracias.

manuel: ¿qué problema tienes

con eva?

me di cuenta que está

muy enojada contigo.

tal vez yo te pueda dar

algún consejo.

máximo: no, no, no.

mire, cada vez que le hago

caso a sus consejos todo sale

peor.

manuel: [resuella]

ahora resulta.

ándale, cuéntame.

déjame ver si yo puedo decirte

algo atinado.

no me dejes con las ganas

de ser mi yerno.

máximo: lo que pasa

es que su hija es una testaruda.

no me deja ni hablar.

no oye y se imagina

lo que quiere.

manuel: pues, sí, sí,

tienes toda la razón,

así es ella,

pero así te enamoraste, ¿no?

máximo: sí, pero no me esperaba

esto.

manuel: ¿qué hiciste

para que se enojara tanto?

máximo: yo nada.

la hija de damasio se apareció

con el pretexto de que quería

hablar de catecismo.

no alcancé a decir ni pío

cuando ya la tenía encima

besándome.

y en eso, pues, apareció eva--

manuel: ay, si serás bruto.

¿cómo no la viste venir?

manuel: pues, es que se ve

tan ingenua que--

que sí, creí que quería hablar

conmigo del catecismo.

manuel: te metiste

en un callejón sin salida.

que te cachen con otra

no te lo perdonan jamás.

si lo sabré yo.

máximo: ¿y usted qué haría

en mi lugar?

manuel: permíteme.

"cómo reconquistar a una mujer".

"mándele flores.

invítela a cenar al restorán

de su preferencia.

vístase y perfúmese como a ella

le gusta.

y si esto no resulta

dele celos.

y si así no reacciona

es que no quiere nada

con usted.

cambie su objetivo y búsquese

otra dama".

yo hice todo esto

y no me funcionó,

pero tú haz la prueba

a ver si corres con otra suerte.

rafael: tienes que decirle

la verdad a rosa.

oso: ay, está tan ilusionada

que no sé cómo decírselo.

rafael: tiene que entender.

si quiere una buena pelea

hay que esperar

a que se presente

la oportunidad.

porque no ha quedado,

haz hecho todo lo posible.

rosa: no, hombre, estoy feliz,

mamá, don oso me está

consiguiendo una pelea.

sí, mira, acaba de llegar.

déjame preguntarle, ¿eh?

don oso, estoy hablando

con mi mamá.

ya le dije de la pelea

y quiere saber contra quién

voy a pelear.

es más, se la paso, cuéntele

usted.

ándele.

oso: eh.

señora, ¿cómo está?

qué gusto saludarla.

>> igualmente, don oso.

¿y usted cómo ha estado?

oso: aquí, pasándola.

y rocío ¿qué tal?

>> aquí, haciendo su tarea.

ya me dijo rosa de la pelea

y está muy emocionada,

también yo de que a mi hija

se le cumplan sus sueños.

y dígame, ¿contra quién

va a ser la pelea?

oso: bueno, he estado viendo

varias opciones y--

y una de ellas podría ser

la muñeca estrada.

rosa: [resuella]

oso: no, no.

no, no, no se preocupe,

rosa está muy bien preparada,

sí.

se la paso.

gusto en saludarla.

rosa: [balbucea]

¿ya oíste, mamá?

voy contra la muñeca estrada.

no, hombre, es muy buena

boxeadora.

es más, si le gano

me voy para arriba.

me las podría traer a vivir

a ustedes para acá.

a vivir conmigo.

ariel: qué bueno que llegas,

tenemos que hablar.

gloria: ¿y ahora de qué, ariel?

ariel: de que no nos podemos

divorciar.

gloria: olvídalo, en cualquier

momento te debe llegar

la demanda de divorcio.

ariel: gloria, por favor,

te lo ruego.

habla con tu abogada, ¿sí?

dile que la detenga, por favor.

si nos divorciamos no voy

a poder adoptar al bebé.

necesitamos estar casados.

gloria: ay, insistes con eso.

¿sabes qué pienso?

que lo estás agarrando

como pretexto para que no nos

divorciemos.

ariel: no, no, no, no,

te juro que no.

si ya no quieres estar conmigo

está bien, como tú quieras,

pero yo quiero a jamilito

a mi lado, ¿eh?

mira, hacemos los trámites

de adopción.

yo luego, te prometo,

que no te vuelvo a molestar

para nada.

los del iepm no tienen

que enterarse que estamos

separados y ya.

gloria: ay, olvídalo, turco,

no me voy a prestar a eso

y por favor, no vuelvas

a insistir.

ariel: gloria, gloria,

jamilito se va a quedar

sin una familia por tu culpa,

gloria.

[suspira]

ringo: te estaba esperando

el turco, ¿lo viste?

gloria: sí, acabo de hablar

con él.

quiere que regresemos

para poder adoptar al bebé.

ringo: no me parece tan

descabellada la idea.

nunca entendí por qué decidiste

dejarlo.

aparentemente se llevaban

muy bien, ¿no?

gloria: pero solo eran

apariencias.

me cansé de que todo

tenga que ser en relación a él.

es muy egoísta.

por seguirlo dejé a mi hijo

que es lo más importante

en mi vida.

ringo: te deslumbró

con su dinero.

gloria: sí, me dejé deslumbrar

y mi vida a su lado

se convirtió en un infierno

y no voy a volver con él

solo para que pueda adoptar

un niño.

ringo: tú sabrás.

¿santi dónde está?

gloria: ¿qué no ha llegado?

ringo: no, ¿qué no estaba

contigo?

gloria: sí, sí, lo recogí

de la escuela.

luego me acompañó al salón

de belleza,

pero como me iba a tardar

quedamos de vernos aquí.

ringo: ¿eso hace cuánto fue?

gloria: no--no sé, ya tiene

un buen rato.

ringo: ¿cómo se te ocurre,

gloria?

gloria: solo son cuatro cuadras.

ringo: a ver.

[música]

[música]

[timbre]

quique: hola, ringo.

ringo: hola, quique.

¿santi está contigo?

quique: no, no lo he visto

desde que salimos de la escuela.

¿por?

ringo: ah, no, nada más.

gracias, gracias.

gloria: se perdió.

santi se perdió o alguien

se lo llevó.

[jadea]

ringo: matilde, buenas tardes.

eh, ¿no está santi con rodrigo?

gracias.

no está con rodrigo.

gloria: ¡no puede ser,

soy una idiota!

ringo: ay, no llores, por favor,

así no vas a ayudar en nada.

gloria: es que me siento

culpable, yo lo descuidé.

ringo: no es momento de buscar

culpables.

gloria: [llora]

ringo: voy a marcar al club,

igual se fue por ahí.

gloria: [llora]

rafael: ¿cómo se te ocurre

decirle a la mamá de rosa

que va a pelear con la muñeca

estrada?

oso: ¿qué quieres?

me agarró en curva.

rafael: y cuando se entere

que no hay tal va a ser peor.

¿viste cómo se emocionó?

oso: claro que lo vi.

rafael: buena la hiciste.

¿y ahora qué vas a hacer?

oso: no sé, no sé, rafael.

[celular]

¿qué pasó, ringo?

ringo: oso, ¿está santi ahí

contigo en el club?

oso: no, no, ¿por qué?

¿qué pasa?

ringo: gloria lo dejó venirse

solo aquí a la casa

y no lo encontramos.

ya preguntamos con los vecinos

y no está por ningún lado.

oso: ¿no estará con teresa?

no la vi en la cafetería.

ringo: voy a marcarle.

por favor, ve si no está

en las maquinitas o anda

por ahí jugando con cualquiera,

oso, por favor.

oso: sí, sí, claro.

cualquier cosa te aviso, ¿sí?

rafael: ¿qué pasó?

oso: santi no aparece.

voy a ver si está con guachín.

tú vete--ve a ver si está

en las maquinitas, por favor.

dale, corre, corre.

dale.

ringo: mamá, ¿dónde estás?

me urge hablar contigo,

por favor, comunícate.

gloria: le hubieras dejado dicho

que santi no aparece.

ringo: no, no, no quiero decirle

eso, no quiero preocuparla

antes de tiempo.

voy al club.

gloria: voy contigo.

ringo: no, gloria,

por favor, quédate aquí

por si santi regresa.

no me tardo.

gloria: [llora]

luchis: ¿me quieres?

guachín: pues, más que ayer,

pero menos que mañana.

luchis: es que a veces siento

que no me haces mucho caso.

guachín: pero si me la paso

pensando en ti todo el día.

luchis: eso no es suficiente.

si se verdad me quisieras

me cumplirías un deseo.

guachín: ¿cuál deseo?

luchis: lo que todas las mujeres

soñamos.

guachín: ¿conocer a luis miguel?

luchis: ay, no, guachín.

hablo de llegar al altar,

vestida de blanco,

que tú y yo nos casemos.

lo sabía, tú no me quieres.

eres igual que carrizo,

que pepe, que timoteo,

que todos.

lo único que quieren

es mi cuerpo.

con razón dicen que la belleza

es un karma.

guachín: no, no, no, mi luchis,

yo no soy igual a ellos.

pues, si quieres que nos

casemos, pues, nos casamos.

luchis: ¿de veras?

guachín: por esta.

luchis: [resuella]

guachín: [resuella]

oso: ah, ¿es así como trabajas?

guachín: ay, jefe, ya,

no se enoje.

además le tengo una buena

noticia.

aquí mi luchis y su servilleta,

pues, nos vamos a casar.

oso: mira, luego me cuentas.

¿no has visto a santi?

guachín: no.

¿por qué? ¿y ahora qué pasó?

oso: no aparece.

guachín: órale, primero el bebé

y ahora santi.

en lugar de llamarse el delta,

debería llamarse el niño

perdido.

oso: déjate de tonterías

y ayúdame a buscarlo.

guachín: ahí nos vemos,

mi reina.

ve pensando cómo quieres

tu boda, ¿eh?

manuel: ey, ¿adónde con tanta

prisa?

oso: santi no aparece.

rosa: eh, sí, nosotros vamos

a buscarlo, ¿sí?

oso: sí.

manuel: ¿qué fue lo que pasó?

oso: al parecer gloria

lo dejó irse solo hasta la casa

y estas son las altas horas

que no ha llegado.

manuel: ¿no estará con sus

amiguitos?

ringo: oso, ¿qué pasó?

¿apareció santi?

rafael: en las maquinitas

no está.

ringo: no, tampoco está en casa

de sus amigos.

oso: rosa, pepe y guachín

fueron a buscarlo

por los alrededores.

en una de esas--

manuel: mira, voy a dar aviso

a la policía para que se active

la alerta amber.

ringo: sí, por favor.

oso, ¿sabes algo de mi madre?

no he podido comunicarme

con ella.

teresa: ¿qué pasa?

¿por qué esas caras?

ringo: ay, mamá,

que no encontramos a santi.

teníamos la esperanza

de que estuviera contigo.

teresa: no.

no--

[llora]

[música]

[música]

eva: no te vi en el juzgado,

¿andabas con tu nueva conquista?

máximo: ¿y si así fuera qué?

¿no dices que no quieres saber

nada de mí?

eva: la verdad no.

máximo: ni yo de ti.

desde que te convertiste

en irracional, desquiciada,

fastidiosa y celosa,

prefiero hacer

como que no te conociera.

eva: ay, qué ridículo eres.

manuel: santi se perdió.

tenemos que solicitar

la alerta amber.

operadora: 911, atención

de emergencias, ¿en qué le puedo

ayudar?

eva: buenas tardes, señorita.

un niño se extravió

y necesitamos activar

la alerta amber.

¿qué tenemos que hacer?

sí.

de acuerdo.

¿y adónde llevamos

esta información?

está bien, muchas gracias.

necesitamos acudir a la fiscalía

general de la república

u al ministerio público

de la delegación

y ahí llenar una solicitud

con todos los datos

de santi y una foto actual.

manuel: pues, creo que tengo

una foto aquí.

y los datos, si hay alguno

que no me sepa, los puede dar

ringo,

pero lo llamamos

cuando ya estemos allá

en el ministerio público.

vámonos a la delegación.

ringo: ¿santi no ha regresado?

no, no, aquí no ha venido.

ya lo están buscando en la calle

pepe, rosa y guachín.

no llores, gloria,

lo vamos a encontrar.

seguimos en contacto.

teresa: ¿cómo fue

que se le perdió?

ringo: dejó que se fuera solo

del salón de belleza a la casa.

quedaron de verse ahí

y pues, nunca llegó.

teresa: si será bruta,

¿a quién se le ocurre dejar

a un niño solo en la calle?

lo he dicho mil veces

y no me voy a cansar

de repetirlo,

esa mujer no trae más

que desgracias.

ringo: ya, mamá, no es momento

de tirarle a gloria.

ya tiene suficiente con sentirse

culpable.

ya, tranquila.

teresa: no es para menos,

es culpa suya.

si algo le llega a pasar

a santi no sé--no sé lo que soy

capaz de hacerle.

ringo: mamá, no digas tonterías,

por favor,

santi tiene que aparecer.

teresa: ¿no se lo habrá llevado

la loca de los garay?

ringo: no, no, no.

no, no.

ya que los mencionas,

tal vez el que tuvo algo

que ver fue diego.

él me dijo que se iba sobre

los que más quiero.

me la está cumpliendo

el infeliz.

voy a verlo.

oso: voy contigo.

diego: buenas tardes.

brenda: hola.

diego: ¿está julia?

brenda: sí, en el despacho.

oye, por cierto, aprovechando

que te estoy viendo.

¿ya puedo utilizar las tarjetas

de crédito?

diego: no, no, aún no.

estoy trabajando en eso.

¿se puede?

julia: adelante.

diego: [suspira]

julia: estaba revisando

los estados financieros,

¿cómo es posible que estemos

en números rojos?

¿qué vamos a hacer?

diego: estoy tratando

de encontrar soluciones,

¿y tú qué has pensado?

¿te vas a hacer cargo

de la empresa?

julia: sí, es el patrimonio

que me dejó mi papá.

diego: sí, entiendo.

¿y qué va a pasar con tu

carrera, con tus pacientes?

julia: se los voy a pasar

a un colega.

¿tú a qué venías?

diego: venía yo a preguntarte

qué habías pensado,

qué habías decidido

y ya que tú dices que te vas

a hacer cargo,

me gustaría saber qué funciones

quieres que yo tenga.

¿quieres que siga yo haciendo

lo mismo que cuando vivía

tu papá o quieres

que me encargue de algún--?

ringo: diego está aquí, ¿verdad?

>> sí, acaba de llegar.

brenda: esto ya es muy--

ringo: ¿dónde está diego?

alejo: ¿qué pasa?

ringo: vengo a hablar con él.

brenda: no vengas con tus

escándalos, por favor, ¿sí?

alejo: ¿para qué lo quieres?

julia: buenas tardes.

¿qué se les ofrece?

ringo: ¿dónde está santi?

¿qué hiciste con mi hijo, eh?

diego: ¿de qué hablas?

ringo: ¡sabes muy bien

de qué hablo, diego!

¡te ibas a ir contra él!

¡me amenazaste!

¿dónde está mi hijo?

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.