null: nullpx
Cargando Video...

Ringo Capítulo 25

Univision2 Ene 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

ringo: me robaron la pelea,

¿sabes? me la robaron.

julia: no importa,

porque tú eres el campeón

para santi, para mí, para todos,

tú eres el campeón.

¿y sabes qué?

tienes que buscar la revancha.

ringo: a ver, ¿cómo?

julia: si vuelves a pelear

contra el turco,

no te va a ganar.

eres superior a él,

nos lo acabas de demostrar.

peleaste con una mano lesionada,

tienes que regresar por el

título.

ringo: no lo sé, julia.

no lo sé.

creo que ahora mejor me voy

a dedicar al baile.

ambos: [ríen]

ringo: tengo muchas aptitudes,

no me lo puedes negar.

julia: ay, ringo, no empieces.

si no aprovecho ahora que estoy

de capa caída, y que estás a mi

lado, ¿cuándo entonces?

julia: tenemos que irnos.

gloria ya se tuvo que haber

dado cuenta que no estamos.

¿dónde está santi, eh?

vamos por él.

vamos.

¡santi!

gloria: ¿santi?

¿julia?

oso: soy un fracasado.

rosa: por favor no diga eso,

jefe, ¿sí?

oso: lo mejor sería que te

fueras a otro club.

yo no soy un buen entrenador,

vete ahora que todavía estás

a tiempo.

rosa: no sea tan duro con usted,

¿sí?

usted es el mejor entrenador

que yo conozco.

y ringo ganó esa pelea,

todo el mundo se dio cuenta

que se la robaron.

oso: sí, pero el título sigue

en manos del turco.

otro entrenador lo hubiera

llevado al triunfo,

pero yo no pude.

rosa: no sea necio.

usted es el mejor entrenador

que yo conozco.

don oso.

oso: eso no es cierto.

rosa: sí.

oso: el mejor entrenador te hace

campeón.

y yo no lo hice.

ringo lo dio todo

y yo no pude hacerlo campeón.

no sirvo, ¿te das cuenta?

no sirvo.

rosa: claro que sirve.

yo lo necesito.

oso: tú puedes salir adelante

sola.

rosa: no.

yo lo necesito a usted conmigo.

a mi lado.

¿entendió bien lo que le dije?

yo lo necesito a usted.

a nadie más que a usted.

oso: y yo también te necesito,

rosa.

rosa: ¿a mí?

oso: a ti, mucho.

santiago: se están besando,

se están besando.

oso: santi, ¿qué estás haciendo

aquí?

santiago: se están besando.

rosa: no, hombre, santi, pero

qué imaginación la tuya.

oso: le estaba sacando una

basurita del ojo a rosa.

por eso te confundiste.

santiago: no es cierto.

se estaban besando. ¿son novios?

rosa: ¿cómo crees?

oso: ¡santi!

santiago: oso y rosa se estaban

besando y son novios.

julia: ah, ¿sí?

entonces, vámonos para no

interrumpir.

ringo: sí, es mejor que nos

vayamos, por fin el oso decide

hacer algo bueno con su vida.

oso: ay, qué simpático.

rosa: ya basta, ¿sí?

aquí no ha pasado nada de nada.

ringo: pues, debería.

se ven muy bien juntos.

rosa: vamos a dejarlos solos,

quieren vivir su amor a

escondidas.

oso: es mucho mejor como amor

imposible.

rosa: sí, porque eso sí es

triste, ¿no?

querer a alguien y no poder

estar con él debe ser muy duro.

ringo: sí, es muy duro, por eso

mismo, ustedes que pueden,

aprovechen.

santiago: ¿de qué hablan?

no entiendo nada.

[celular]

julia: perdón.

diego.

diego: julia, ¿estás con santi?

gloria está desesperada,

no lo encuentra.

julia: dile que no se preocupe,

yo estoy con él.

salimos por unas hamburguesas,

se moría de hambre.

diego: de acuerdo, pero ¿por qué

no le avisaste?

julia: no quería interrumpirles,

estaban muy felices

festejando al turco.

diego: aunque así fuera,

le hubieras avisado a gloria.

no te puedes llevar a un niño

así como así.

no está bien.

julia: no pensé que fuera un

problema, ya vamos de regreso.

santiago: ¿era mi mamá?

¿se enojó?

julia: sólo se preocupó, pero

bueno, ya tenemos que irnos.

ringo: los acompaño al coche.

julia: adiós.

santiago: ¿se van a besar?

oso: déjense de payasadas,

¿qué les pasa?

¿qué--?

¿en qué estábamos?

rosa: ¿don oso?

es mejor que no, ahora no.

gloria: ¿qué se cree julia?

parece mal de familia llevarse

a los hijos ajenos.

diego: no compares a julia

con brenda,

si se llevó a tu hijo

fue porque no tenía porqué

estar aquí.

debiste llevarlo a tu casa

antes de venir.

gloria: el turco insistió en

traerlo.

diego: me extraña que no le

hayas dicho que no.

con la boca tan grande

que tienes.

gloria: si lo dices por lo

de ringo, yo jamás le dije nada.

él lo inventó y tú caíste como

un idiota.

diego: a mí no me trates

de idiota, ¿eh?

y no te creo una palabra.

tú le confesaste a ringo lo de

la cerveza.

y me llevaste entre las patas.

gloria: ¿ah, sí?

¿y qué ganaría yo con eso?

¿que me quiten a mi hijo?

piensa, no seas...

mira, no soy una imbécil como

para confesarle todo.

mejor ocúpate de tu mujer que

busca cualquier pretexto para

estar cerca de ringo.

[música]

carrizo: don iván, le presento

a luchis, mi novia.

iván: mucho gusto, señorita.

luchis: igualmente.

carrizo: ¿y cómo la ve?

iván: guapa.

carrizo: y viera lo talentosa

que es.

baila, canta, y tiene porte

de estrella.

¿no le parece que podría ser la

imagen de la cerveza garay?

ya la veo en todos los

espectaculares de toda la

ciudad, ¿o no, mami?

luchis: sí.

iván: buena idea,

podría ser, pero hay que

madurarlo.

¿qué pasa?

diego: nada, nada, no pasa nada.

antúnez: felicidades, qué buena

fiesta. bueno, la ocasión lo

amerita.

iván: ¿cómo no?

el turco sigue siendo

el campeón.

antúnez: claro.

diego: y mucho gracias a ti,

antúnez.

buen réferi el que designaste

para la pelea.

no hay nada que agradecer,

hoy por ti, mañana por mí.

por cierto, necesito de una

sesión de fotos para la pelea

de la zorra contra rosa.

quizás ustedes puedan ayudarme

en eso.

iván: sí, con gusto.

¿para cuándo la quieres?

antúnez: entre más pronto mejor.

diego: puede ser mañana,

solamente definamos lugar, hora.

antúnez: ¿por qué no en el

delta? ahí está rosa,

la contrincante de la zorra.

diego: me parece muy bien,

yo cito a melquíades para que

tome las fotos.

¿10 de la mañana?

antúnez: perfecto, de una vez le

digo a la zorra.

carrizo: ¡campeón! ¡campeón!

diego: este está loco,

festeja como si de veras hubiera

ganado.

iván: el turco ya no es el mismo

peleador de antes, en cambio

ringo, sí nos demostró que

tiene sangre de campeón.

diego: tampoco es para tanto.

iván: ringo dio una gran pelea,

la mejor que he visto en años.

tenemos que aprovecharlo.

diego: ¿de qué hablas?

¿pretendes patrocinarlo?

iván: sería lo mejor que nos

podría pasar pero ringo nunca lo

va a aceptar.

de lo que hablo es de ir

calentando la revancha.

no creo que ringo dude

en aceptarla.

turco: iván, ven acá,

estás muy serio, ven a festejar

con el campeón, órale.

vente, ven acá.

iván: sigue divirtiéndote.

turco: ven acá.

[música]

[música]

[teresa] "hijo, tuve que salir

temprano, te dejo el desayuno

preparado, sólo tienes que

calentarlo, come por favor,

necesitas recuperarte".

[teléfono]

ringo: ¿bueno?

ey, ¿qué pasó, alejo?

alejo: ¿cómo amaneciste?

ringo: molido.

ay, me duele todo el cuerpo.

alejo: no es para menos.

¿y de ánimo cómo andas?

ringo: vaya pregunta,

estoy feliz de que me robaron

la pelea.

alejo: eso lo sabemos todos.

pero ¿ya viste los periódicos?

ringo: no me interesan.

alejo: deberías.

la prensa dice que tú eres

el verdadero campeón.

y que lo que te hicieron

no tiene nombre.

échales un ojo,

después nos hablamos.

manuel: no se preocupe,

está por salir la sentencia.

en cuanto salga,

le aviso de inmediato.

[golpean]

adelante.

yo personalmente lo mantengo

informado.

hasta luego.

¿qué pasa?

oso: ¿te acuerdas de la maestra

lidia?

¿la que teníamos en sexto

de primaria?

manuel: ¿cómo no?

era muy guapa.

oso: sí, pero además era

adivina.

me dijo que yo nunca iba a ser

nada en la vida.

manuel: ¿y tú le creíste?

oso: tenía razón.

nunca, jamás, me ha salido nada

bien.

si ringo hubiera tenido otro

entrenador, sería el campeón.

pero me escogió a mí, que soy un

perdedor.

que soy un fracasado.

manuel: ay, no digas tonterías,

tú eres un excelente entrenador.

¿ya se te olvidó que gracias a

ti han sido campeones, ringo,

ramón, el púas, felipe donoso,

el yato, el cuco.

oso: sí, pero eso fue en otro

tiempo.

no, ya no soy el mismo de antes.

manuel: no inventes, osito.

no por el sinvergüenza del

réferi martínez, vas a olvidar

todos tus logros.

todos sabemos que ringo fue

quien ganó.

y a todos nos dolió que le

robaran la pelea.

pero eso ya pasó.

lo que queda es ver para

adelante.

ya deja de ser tan cabeza dura

y vete a entrenar.

no te me vayas a oxidar.

[ríe]

oso: gracias, gracias,

tú siempre dándome ánimo, ¿no?

manuel: dijo un mañoso.

te encanta tirarte para que te

levanten.

venga un abrazo.

antes de que me arrepienta y te

saque a patadas de mi despacho

por ser tan pesimista.

oso: atrévete, vamos.

manuel: ya, para adelante, y ya.

ringo: buenos días, don fausto.

fausto: buenos días, campeón,

qué pelea la que nos diste

anoche,

cuando todos pensábamos que

habías perdido, te levantaste.

y noqueaste al turco.

ringo: sí, ¿me da uno?

fausto: claro.

ringo: gracias, ¿cuánto le debo?

fausto: nada, nomás eso faltaba.

ringo: muchas gracias.

que esté muy bien.

"en la noche de ayer fuimos

testigos de una de las mejores

peleas de los últimos tiempos

entre ariel el turco nasif

y juan josé ringo ramírez.

"pelea que levantó mucha

expectativa porque se trataba

de una rivalidad con historia.

"tanto en lo profesional como

en lo personal, por eso mismo

le llamaron 'la pelea de

la dignidad'.

"dignidad que no tiene el referí

martínez que estuvo en el

cuadrilátero, dignidad que no

tienen los directivos de la

asociación,

dignidad que no tiene el turco

en proclamarse campeón

cuando a todas luces, ringo

noqueó al turco.

"el único y verdadero campeón

es ringo

que entregó el alma sobre

el ring".

>> papá, ve ese quién es,

es ringo, el campeón.

¿me puedes firmar mi camiseta?

ringo: claro, pero no tengo

plumón.

>> aquí tengo una, campeón.

ringo: muchas gracias.

>> tú eres el campeón, ringo.

ayer te vi con mi familia.

y vimos clarito cómo te robaron

la pelea.

¿puedo grabarte?

ringo: claro, claro.

>> te robaron la pelea, ringo,

pero para todos nosotros

tú eres el campeón.

todos: sí.

[aplauden]

>> ringo, ¿te puedes tomar una

foto conmigo?

>> ay, pónganse.

todos los vecinos vimos

la pelea, ringo.

sacamos una tele del patio

de la vecindad

y nomás vieras lo emocionados

que estábamos.

>> así es, todos estábamos bien

emocionados, hasta que el

tramposo del réferi te robó

la pelea, campeón, arriba,

ringo.

ánimo, tú eres el campeón.

todos: ¡ringo, ringo, ringo!

[música]

julia: ¿se puede?

oso: pasa, por favor.

si vienes a hablar de

lo de anoche, nada que ver.

rosa y yo...

julia: no, yo vengo a hablar

de lo del trabajo de rosa

en la cafetería.

oso: ah, ya, siéntate.

por favor.

julia: ¿ya lo pensaste?

oso: por un lado me parece muy

bien que rosa le ayude a teresa.

lo que no me parece justo es

que pagues por el consultorio.

julia: pero ¿por qué? lo justo

es que te pague una renta,

en cualquier lugar tendría que

pagar.

te traje de una vez el dinero.

oso: no sé qué me da aceptarlo.

no me acaba de convencer

eso de cobrarte renta.

ya bastante haces por la gente.

julia: pero eso no tiene nada

que ver, recíbemelo, por favor.

oso: está bien.

julia: ni una palabra de esto

a rosa por favor.

oso: no, no te preocupes.

julia: gracias.

oso: [ríe]

iván: necesito hablar contigo.

manuel: no tenemos nada que

hablar.

desaparécete.

>> ya oyó, señor,

lo acompaño a la puerta.

iván: no vengo en plan

de pleito.

>> ¿lo saco, señor?

manuel: no, déjanos solos,

por favor.

si se trata de algo relacionado

con la investigación que eva

está haciendo de la cervecería,

olvídalo, no va a desistir.

iván: no se trata de eso.

manuel: ¿entonces?

iván: necesito confiarte algo

muy delicado.

manuel: ¿desde cuándo tú confías

en mí?

iván: no empieces, mejor

escúchame.

se trata del incendio de la casa

de julia.

manuel: ¿qué hay con eso?

iván: el incendio fue

intencional.

el ajustador lo confirmó.

manuel: ¿y quién pudo hacer

una cosa así?

¿con qué intención?

iván: en principio pensé que

pudo haber sido un trabajador

de guadalupe.

pero no, porque se descartó esa

posibilidad.

se fueron junto con ella aquella

mañana.

después se apareció un vecino

que dijo haber visto a una mujer

merodeando la casa.

justo antes del incendio.

manuel: ¿saben de quién

se trata?

iván: ajá.

manuel: ¿quién?

iván: [suspira]

manuel: si quieres que te ayude

como abogado, tienes que decirme

todo lo que sabes.

y no te preocupes,

va a quedar entre nosotros.

iván: de quien se sospecha

es de...

de brenda.

manuel: ¿brenda?

iván: ajá.

manuel: no puedo creer

que brenda haya hecho algo así.

iván: imagínate cómo estoy yo.

manuel: ¿el vecino no se pudo

haber confundido?

iván: lamentablemente no, porque

diego y guadalupe lo llevaron

a la casa para que la

identificara.

manuel: ¿y qué dice ella?

iván: lo niega todo.

manuel: ¿y tú qué piensas?

¿la crees capaz de incendiar

la casa a su hermana?

iván: no quisiera creerlo,

pero antes del incendio.

hubo un suceso en la casa.

se prendió la alarma de incendio

porque según brenda,

accidentalmente se le quemaron

unos papeles.

cuando ella era niña, me quemó

una chequera, y después un

colchón. únicamente para ver las

llamas, a brenda le atrae el

fuego, eso es un hecho.

su terapeuta me ha dicho que

podía tener tendencia a la

piromanía.

manuel: qué barbaridad.

¿y cómo quieres que te ayude?

¿qué necesitas?

iván: quiero que me orientes.

dime si basta con el testimonio

del vecino para inculpar a

brenda.

manuel: el testimonio aislado

no, pero si alguien presenta

una denuncia, el testigo puede

cobrar relevancia.

¿tú crees que alguien la quiera

denunciar?

iván: julia no haría algo así.

ni siquiera se imagina que la

causante pudo haber sido su

hermana.

pero diego sí,

él está en contacto con el

vecino y está muy indignado.

manuel: pero diego es

parte de la familia.

iván: sí, pero está furioso.

esa casa significa muchísimo

para él.

dinero, esfuerzo, y pues,

el amor por julia.

manuel: no creo que julia

permita que su marido denuncie

a su hermana.

iván: ¿y si sí?

¿qué puedo hacer?

manuel: si se llegara a

comprobar la autoría de brenda,

habría que declarar que tiene

problemas mentales.

y promover un juicio

de interdicción.

de modo que demostremos

que ella, por su enfermedad,

no puede hacerse cargo

de sus actos.

iván: ¿tú me ayudarías con eso?

manuel: por supuesto.

cuenta conmigo.

rosa: buenos días, jefe.

oso: buenos días, siéntate.

necesito hablar contigo.

rosa: si me va a decir lo mismo

de anoche,

yo ya le dije que usted es el

mejor entrenador del mundo.

oso: no es de eso de lo que te

quiero hablar.

rosa: ¿entonces?

oso: quiero pedirte un favor.

teresa está mal de su manos

y necesita alguien que la ayude,

y yo pensé que podrías ser tú.

rosa: claro que sí.

con muchísimo gusto,

yo la ayudo en lo que pueda.

en mi tiempo libre.

oso: no, te necesito de tiempo

completo.

y sirve que dejes de trabajar

en esa fábrica.

rosa: ¿qué más quisiera?

pero yo necesito el dinero que

gano en la fábrica.

oso: y lo entiendo,

te estoy ofreciendo trabajo,

te voy a pagar.

sirve que matamos dos pájaros

de un tiro.

dejas el trabajo que está

haciendo daño y evitamos que

la artritis de teresa se agrave.

rosa: es muy lindo de su parte,

pero ¿con qué me va a pagar?

si la otra vez que tenía que

darle dinero a ese tal antúnez,

no tenía ni con qué.

oso: una cosa es pagar 50 mil

pesos de un jalón,

y otra pagarte un sueldo.

con lo que entra al club,

salen los sueldos.

rosa: ¿y no será más bien que la

doctora ya metió su cuchara?

oso: ¿por qué dices eso?

rosa: ella insiste mucho en que

yo deje de trabajar en la

fábrica.

oso: julia no tiene nada que ver

en esto.

es por conveniencia.

alguien tiene que saber manejar

la cafetería cuando teresa

decida dejar de trabajar.

rosa: está bien.

¿y cuándo quiere que empiece?

oso: mientras más pronto mejor.

rosa: mañana mismo renuncio a la

fábrica, mientras voy a

cambiarme para entrenar.

oso: adelante, rosa.

zorra: ¿qué me ves, pocahontas?

¿soy o me parezco?

rosa: ¿qué haces aquí?

zorra: pregúntale a antúnez.

rosa: este no es tu club,

no puedes venir aquí a entrenar.

zorra: ¿tú eres la dueña o qué,

rapunzel?

rosa: me llamo rosa.

zorra: rosa, caperucita roja.

o blanca nieves.

me da igual.

para mí eres mi punching bag.

rosa: ¿qué?

zorra: también eres sorda.

eres el costal que voy a tumbar

en la pelea.

rosa: eso está por verse.

zorra: no eres rival,

cenicienta.

va a ser tu primera y seguro la

última pelea.

porque después de la paliza que

te voy a meter,

no te vas a volver a meter

en un ring.

rosa: ¿a eso viniste?

¿a amenazarme?

porque fíjate que por más

peleas que tengas,

no te tengo miedo.

zorra: muy sácale punta, ¿no?

zorra: lo suficiente como para

quitarte lo maleducada.

guachín: oigan, ¿qué les pasa?

sepárense.

rosa: esta que piensa que puede

venir aquí a amenazarme

a nuestro club.

zorra: aquí y donde quieras,

¿cómo la ves?

guachín: ya estuvo bueno, zorra.

ya párale y píntate mejor de

colores.

aquí no vengas a buscar pleito.

oso: por lo menos avisa con

tiempo.

el que decide qué se hace en el

delta soy yo.

rosa: jefe, ¿qué es esto?

¿ahora me va a salir con que

también va a entrenar a esta,

o qué?

oso: por supuesto que no,

vino a una sesión de fotos.

para la pelea.

antúnez me acaba de avisar.

diego: buenos días.

oso: ah, ahora entiendo.

seguro fue tu idea que la sesión

de fotos se hiciera aquí.

diego: no fue mía,

fue de antúnez.

quedó que te iba a avisar.

oso: acabo de colgar con él.

para la próxima, antes de tomar

una decisión,

hablan conmigo, ¿ok?

no van a disponer del club como

se les pegue la gana.

diego: sí, claro, lo entiendo,

¿cuánto es lo que quieres por

rentar el espacio?

oso: guárdate tu dinero,

jáuregui.

no vengas a lucirte.

rosa, ve a ponerte otra cosa.

van a tomarte unas fotos.

guachín: ¿para qué tanto teatro?

si de todos modos...

oso: cierra la boca.

ey, tú, cuidado con la lona,

si me la rasgan, la pagan.

échales un ojo.

no vayan a salir con que chuyita

la bolsearon.

[chista]

rafael, ya deja de perder

el tiempo y a lo tuyo.

brenda: ¿se puede?

alejo: ¿brenda?

¿qué haces aquí?

brenda: me cansé de esperar

que llegaras al departamento.

me plantaste por irte con tu

amiguito ringo.

alejo: ¿y qué querías?

te pusiste en muy mal plan

viendo la pelea.

brenda: claro, y ringo está

primero que yo. siempre.

¿qué te hizo ese tipo que

te absorbió el cerebro?

alejo: por favor, no vamos

a empezar otra vez con lo mismo.

ringo es mi amigo y tenía que

estar con él.

los amigos se necesitan y punto,

ya.

brenda: no seas ingenuo,

ringo no es tu amigo.

se aprovecha de ti que es

distinto.

si no quieres ver lo obvio,

allá tú.

alejo: ¿a qué viniste?

¿a que otra vez discutamos

por lo mismo?

brenda: no, vine a decirte que

me dejaste con ganas de estar

contigo.

¿será que me puedes compensar?

eva: brenda fue la quemó la casa

de julia.

alejo tiene que saberlo.

[música]

>> no se muevan.

zorra: listas.

bueno, lo digo por mí, porque

ella de lista no tiene nada.

aldeana.

>> por favor, concéntrense.

guachín: a ver, mi rosi, sonríe.

si te ves re chula.

>> esa quedó muy bien,

ahora frente a frente.

zorra: ¿en serio piensas que me

puedes ganar?

¿no te han dicho que a las

novatas como tú las usamos para

ablandar los guantes?

rosa: piensa lo que quieras...

¿zorra, verdad?

oye, ya estuvo bueno,

ya me hartaste.

oso: ey, se acabó la sesión de

fotos, vamos.

diego: ¿ya tienes suficientes

fotos?

>> sí, y algunas muy buenas.

se ve que se traen ganas.

diego: vámonos.

¡vámonos!

oso: rosa, a mi oficina.

tranquila, rosa.

no le des importancia.

rosa: es que no la soporto.

una cosa es que me tenga que

dejar ganar y otra que venga

aquí a hacerse la muy muy.

oso: así es ella.

no es nada personal.

rosa: yo ya me lo tomé muy

personal.

y le voy a decir una cosa, de mí

nadie se burla.

estas me las va a pagar arriba

del ring.

no me importa que tenga

que perder.

le voy a dar la batalla de su

vida, porque limpiecita no se

va a ir.

oso: [ríe]

rosa: ¿qué es lo gracioso?

oso: tienes la garra, la madera

de una campeona.

salgamos de esto,

y te aseguro que la próxima vez

que te enfrentes a la zorra,

va a ser para arrebatarle

el título.

[ríe]

guachín: nomás porque las

intervine, porque sino me cae

que sí se arman los cantorrazos

entre la zorra y la rosa.

rafael: ¿quién iba a decir que

la rosa fuera tan brava?

guachín: ya sé, por eso me da

coraje que se tenga que dejar

perder.

rafael: que no te dé coraje,

ya sabemos porqué fue.

ya vendrán más peleas para rosa.

guachín: está bueno, pues.

nos vemos al rato.

rafael: órale.

[regadera]

pepe, no te escuché entrar.

oye, ya me enteré que perdiste

una lana en la pelea.

¿cuánto perdiste?

¿pepe?

te estoy hablando.

pepe.

ey.

zorra: ¿se te perdió algo?

rafael: no, no, nada.

zorra: entonces, ¿qué miras,

peter pan?

turco: [ríe]

oso: ey, ¿cómo amaneciste?

ringo: me duele todo el cuerpo.

pero es normal.

oso: ¿como sigue tu mano?

ringo: mejor.

ahí va.

¿viste el periódico?

oso: no.

ringo: mira.

oso: oh.

"por eso mismo le llamaron

la pelea de la dignidad.

"dignidad que no tiene el referí

martínez que estuvo en el

cuadrilátero, dignidad que no

tienen los directivos

de la asociación,

dignidad que no tiene el turco

en proclamarse campeón

cuando a todas luces, ringo

noqueó al turco.

"el único y verdadero campeón

es ringo

que entregó el alma sobre

el ring".

eres el mejor.

¿me puedo quedar con

el periódico?

ringo: por supuesto.

oso: hablando de otra cosa.

quería decirte que le pedí

a rosa que ayude a tu mamá

en la cocina.

y así ella ya no tiene que lavar

trastes.

y se le va a aliviar el dolor

de las manos.

ringo: no sabes cómo te

agradezco que te preocupes por

mi mamá, pero ¿con qué le vas a

pagar a rosa?

oso: aunque no lo creas, de la

cafetería sale lo suficiente.

ringo: ¿y rosa qué va a hacer

con su trabajo en la fábrica?

oso: renunciar.

ese trabajo no es el mejor,

además aquí va a poder entrenar

y trabajar sin tener que

desplazarse.

ringo: o sea que aquí va a estar

contigo todo el tiempo.

¿verdad?

oso: eso me saco por hacer el

bien.

que me malinterpreten.

ringo: ya.

es broma, no te enojes.

oso: está bien, pero a ti te va

a tocar decirle a tu mamá que

rosa la va a ayudar.

ringo: ¿por qué?

oso: ¿cómo que por qué?

porque a mí me va a mandar por

un tubo.

tú tienes que convencerla,

para eso eres su hijo.

así que mucha suerte, matador.

[ruido]

¿y ese ruido?

ringo: no sé.

oso: ¿qué diablo es eso?

turco: lo que faltaba,

la foto del campeón invicto.

aunque te cueste reconocerlo.

ringo: vete al diablo.

oso: no te enganches.

sólo viene a provocarte.

déjame solo con él.

quita esa porquería de aquí.

ringo, haz lo que te digo, vete.

ya me tienes hasta el copete.

aquí no vas a venir a burlarte

de nadie.

cierra la boca,

aquí el que va a hablar soy yo.

y me vas a escuchar y bien

claro.

en el delta boxing club no hay

espacio para tramposos como tú.

turco: ¿de qué hablas?

oso: sabes perfectamente.

qué cínico eres.

cuando estabas en la lona el

réferi martínez te dio un conteo

larguísimo.

para darte la oportunidad

de levantarte.

la pelea fue un robo.

sí, ¿cuánto le pagaron?

dímelo.

turco: piensa lo que quieras.

yo sigo siendo el campeón,

y como tal, merezco un lugar

aquí.

oso: no puede ser que siendo del

mismo club, del mismo barrio,

tú y ringo hayan salido

boxeadores tan diferentes.

¿dónde quedó lo que aprendiste

cuando llegaste al delta?

¿en qué momento perdiste el

camino?

no sabes cómo me arrepiento de

haberte tenido como mi pupilo.

turco: me vas a hacer llorar.

oso: llévatelo de aquí.

llévatelo.

[música]

zorra: qué modernos son

en el delta con vestidor mixto.

rafael: no es mixto,

aquí no entrenan mujeres,

sólo rosa.

zorra: ¿y se baña aquí con todos

ustedes?

rafael: no, nada más entra para

cambiarse.

zorra: como buena pueblerina

que es.

rafael: rosa es buena onda.

¿tú dónde entrenas?

si no me quieres decir,

no hay problema.

¿tienes novio?

entiendo, como que lo tuyo

no es la comunicación.

quiero que sepas que aquí

me tienes para lo que necesites.

puedo ser tu sparring.

tu novio o tu amante.

para lo que quieras,

yo estoy más que puesto.

zorra: me caes bien, peter pan.

rafael: lo digo en serio,

campanita.

zorra: empecemos, quiero una

botella de agua.

rafael: ¿agua?

zorra: tengo sed.

rafael: yo también.

te invito una cerveza.

zorra: cuando entreno no tomo.

rafael: entonces en la noche,

nos vamos por ahí.

zorra: no me desvelo cuando

tengo pelea en puerta.

rafael: ¿y a comer?

¿el sábado?

zorra: ay, no sé si vaya a tener

hambre.

rafael: te gusta hacerte del

rogar.

zorra: no soy tan fácil, que es

diferente.

voy por agua.

rafael: no, espérate.

yo te la traigo.

tengo que hacer puntos contigo.

ringo: ¿se puede?

julia: adelante.

ringo: ya hice mi tarea.

me saqué la placa que me

ordenaste.

julia: muy bien, vamos a verla.

qué bien, no hay fisura.

ringo: dios aprieta pero no

ahorca.

julia: me alegra que hayas

amanecido tan optimista.

ringo: ¿me puedes ayudar

a vendarme la mano?

julia: claro.

ringo: me la vendé como pude,

pero la siento un poco floja.

julia: con mucho gusto.

siéntate.

¿te sigue doliendo?

ringo: sí, un poco.

julia: se ve muy inflamada.

te voy a inyectar para que se te

baje la inflamación.

ringo: ¿inyección?

no, no, de verdad, no.

julia: ¿te dan miedo las

inyecciones?

ringo: sí.

julia: ayer te puse una y no

dijiste nada.

ringo: no dije nada porque era

urgente. era importante.

la necesitaba.

pero no me dan miedo,

me dan pavor, julia,

no lo hagas, dame una pastilla,

mejor, si quieres, pero la

inyección no.

julia: no lo puedo creer.

después de la golpiza de

anoche, ¿cómo te va a dar miedo

una inyección?

ringo: no compares, julia,

por favor.

julia: ringo, recuéstate.

no seas miedoso.

ringo: no me voy a acostar,

julia, es en serio. no.

julia: ¿es en serio?

ringo: claro que es en serio.

si puedo evitar una inyección,

por supuesto que la voy a

evitar. no te rías.

julia: pero es un piquetito.

ringo: de verdad, me da mucho

miedo, no lo hagas,

no me voy a dejar.

por favor, hazme caso,

no te rías.

de verdad.

julia: está bien.

qué sorpresas se lleva uno.

[ríe]

toma.

ringo: ¿la dejaste allá?

julia: ya, ahí está,

no te va a hacer nada.

qué bárbaro.

ringo: ¿cuántas me tomo?

julia: dos.

ringo: ya.

julia: ya.

ringo: ¿ves qué fácil era?

pero ahí estás, duro y dale.

julia: te voy a poner pomada.

ahora que ya pasó la pelea,

¿qué proyectos tienes?

ringo: no lo sé, traigo muchas

cosas en la cabeza.

pero cualquiera que sea mi

proyecto, me encantaría que tú

seas parte de mi proyecto

de vida.

¿qué? ¿no vas a decir nada?

julia: por favor, ringo.

¿qué quieres escuchar?

¿lo mismo de siempre?

que estoy casada, que no puedo

hacer planes contigo porque

entre nosotros no hay nada?

ringo: ¿nada, julia?

¿estás segura?

julia: vamos a dejarlo al

tiempo.

por favor.

ringo: sabes perfectamente que

te voy a esperar el tiempo que

sea necesario, pero por favor

no abuses.

[ríe]

julia: ahora lo que tienes que

hacer es ponerte a descansar.

no se te vaya a ocurrir ponerte

a entrenar.

ringo: no lo voy a hacer, pero

mañana estaré trabajando ahí en

tu casa.

y por ningún motivo voy a

desaprovechar el momento

de poder verla, doctora.

julia: ringo, ya.

diego: ¡julia!

[música]

[música]

Cargando Playlist...