null: nullpx
Cargando Video...

Renta Congelada - Sin casa no hay paraíso

Univision31 Mar 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta... previamente,

en "renta congelada". fernando: hogar, dulce hogar.

ana: ¿quiénes son ustedes? federico: pues, los que vivimos

en esta casa. fernando: los que viven

en esta casa somos nosotros. son las mismas firmas.

>> legalmente, los dos tienen los mismos derechos

sobre el inmueble. delia: yo no sé cómo vas

a solucionar eso, pero yo de aquí no me muevo.

ana: no voy a vivir con ellos. cuando una propiedad

queda intestada, quien demuestre que ha vivido legalmente

en ella cinco años, podrá quedarse con el inmueble.

eso quiere decir. fernando: que si nos quedamos

cinco años. ana: la casa es nuestra.

fernando: si vamos a vivir juntos hasta que el abogado

resuelva nuestra situación, propongo que hagamos

unas reglas de convivencia. >> la situación legal de la casa

ya está resuelta. fernando: y la casa es nuestra.

delia: la casa nos pertenece a nosotros, ¿verdad?

>> aquí está el único pariente de la viejita apestosa.

>> aquí traigo la orden de desalojo.

ana: les ordeno que abran inmediatamente.

federico: sí, enseguida te abren, hipstersita.

ana: osito, has algo para que nos abran la puerta.

fernando: no, ¿para qué, flaquita?

ya me acostumbré a que me la azoten en la cara.

federico: ya dinos algo que no sepamos, wally.

delia: les advierto que si no nos dejan pasar--

pues, nos vamos a quedar afuera. federico: de mejores casas

me han corrido. fernando: sí,

como la casa de bolsa. federico: ¿qué?

fernando: donde la pasamos de bolsón.

ana: no es momento, osito. pero estuvo bueno.

fernando: me dejó en visto. ana: abran.

federico: y mucho cuidado con las petacas de mi vieja.

delia: si ya me lo decía madame patú.

ana: ¿qué? ¿que nos iban a correr de la casa?

delia: ay, no, que el actor que hace de luisito rey

en la serie de luis miguel es el mismo que el de cantinflas.

fernando: ¿y eso qué? delia: que madame patú

siempre dice la verdad, ¿verdad, puerqui?

federico: a mí ni me metas, estoy deprimido, no tengo

trabajo, no tengo dinero. ana: si siempre has estado así.

no veo la diferencia. federico: sí, pero ahora además

huelo a estiércol. fernando: siempre has olido así.

delia: sí, la verdad es que no huelo la diferencia, puerqui.

federico: ¿cómo no? huelo a estiércol de otro hogar.

ana: ¿sabes qué? lo bueno es que tu y yo

todavía tenemos el dinero de la venta de los comics.

fernando: sí, es cierto. con eso me puedo comprar

figuritas de dragon ball, hello kitty--

ana: no, fernando, con ese dinero nos vamos tú y yo

a un hotel. fernando: oh yeah, picky punk.

ana: ¿cómo puedes pensar en picky punk en este momento?

fernando: imagínate, tú y yo solos en un hotel

con estas esposas que le robé al poli que nos echó.

no sé, piénsalo. ana: no sé, fernando,

eso está muy kinky. bueno, va, pero no dejes

que te escuchen los chingos porque se van a querer pegar.

fernando: bueno, si se nos pega delia, no hay problema.

vamos al cajero por el dinero de mis comics.

federico: ¿a dónde vamos? ana: ¿vamos?

ustedes a un refugio para indigentes, nosotros

vamos por un café al starbucks. fernando: ¿no íbamos al cajero?

iay! por un café, por un café.

delia: sí, vamos. es que a mí, cuando me sacan,

me da mucha hambre. ana: ¿segura, delia?

porque yo te veo como que ya subiste de peso, ¿no?

delia: ¿en serio? federico: sí, vamos,

porque el topo se quiere salir de la madriguera.

fernando: tú igual no llegas. federico: tú toca aquí.

ana: guácala. ve al baño de la gasolinería,

o algo. delia: ay, abran, abran.

abran, código café. ana: ya estoy reservando

en un hotel boutique que tiene camas de agua, spa, jacuzzi,

y lo mejor es que tienen menú vegano, osito.

fernando: ¿ah, sí? ¿y nos alcanza con 17 pesos?

ana: ¿qué? ¿y lo de los comics?

había muchísimo dinero, fernando.

¿te la clonaron? fernando: bueno,

ahora que lo dices-- ana: la tarjeta.

fernando: ah, no, no sé, nunca me había pasado esto.

y eso que a esta cuenta la tengo desde que tenía seis años.

ana: ¿pero cómo te dejaron abrir una cuenta a esa edad?

fernando: me la abrió mi mami. ana: ¿tu mamá?

tu mamá. margarita: patito, qué milagro.

¿ya te divorciaste? fernando: no, no, mami.

ana: dile, ándale, dile. margarita: sí, ya escuché

la horripilante voz de la verdulera esa.

ana: vegana. margarita: lo que sea.

fernando: oye, mami, y de pura casualidad,

¿tú no usaste mi tarjeta ahorro chiquito, ahorro bonito,

de la cuenta que me abriste cuando era niño?

margarita: por supuesto que no, mi vida.

yo utilicé la tarjeta adicional que está a mi nombre.

fernando: what? ¿tienes una tarjeta adicional?

margarita: pues, claro, mi vida. ¿qué clase de madre

crees que soy? tengo que cuidar tus ahorros.

ana: ¿cuidarlos? fernando: mami,

la cuenta está vacía. margarita: ¿vacía?

ay, por el amor de dios, pues, ¿qué hacen ustedes

con el dinero? seguramente la caza fortunas

de tu mujer se lo gastó todo en alfalfa.

mi vida, yo les dejé 17 pesotes. ana: pinche vieja,

eso no alcanza ni para un café. margarita: pero sí, ¿cómo no?

si el café chico vale 16,50. fernando: oye, mami,

¿y qué hiciste con mi dinero? margarita: pues, mi amor,

lo invertí, lo invertí en negocios de turismo.

andale, abanícame bien, no me quieras ver

la cara de turista. ana: mira, margarita.

más te vale que nos devuelvas el dinero, o vas a desear

no haberme conocido nunca. margarita: uy, mi vida,

eso lo deseé desde el primer día que patito te llevó a la casa.

ana: ahora sí te mato. fernando: oye, mami,

¿y qué pasó con el negocio? margarita: bueno, mi vida,

¿qué te puedo decir? no funcionó.

ana: devuélvanos nuestro dinero, señora.

margarita: [ríe] devuélvenos,

como si fuera de ella. mira, maldita oportunista,

para que te lo sepas, cuando uno invierte un dinero

y está en sociedad, si uno pierde, pierden todos.

fernando: sí, mami, pero es que nosotros no quisimos

invertir ese dinero. margarita: pues sí, mi vida,

pero si tú estuvieras más en contacto conmigo

y me llamaras más seguido, te lo hubiera dicho.

pero claro, como esa mujer que tienes al lado no te deja.

fernando: sí, es cierto. digo, no, no es cierto.

sí me deja, pero no te llamo. ¿así está bien?

ana: la odio. margarita: no, no, mi vida.

debe de ser horrible vivir con una mujer tan amargada

como anita. yo te lo dije, te dije mil veces

que te casaras con gabriela y no me hiciste caso.

bueno, mi cielo, te voy a dejar porque el roaming

a rio de janeiro sale carísimo. dale un beso al asqueroso

de federico. mi vida, hazme un patito.

fernando: [grazna] margarita: te amo, mi amor.

ana: la [...] de tu mamá se fue de vacaciones a rio de janeiro

y nosotros no tenemos ni para un café.

fernando: bueno, el café está aquí a la esquina,

así que podemos-- consulta de saldo, veinte pesos.

[...] le debemos tres pesos al banco.

>> y padrino, ¿para qué querías que te llamara?

¿pero qué-- ana: es una historia larga, ¿sí?

>> pues, súbela a tu instagram y te doy like.

delia: puerqui, puerqui, aquí estás.

sí, sí está aquí. federico: ay, sí, las suyas

olerán a rosas. delia: puerqui,

te encontré por el buqué. federico: esa es mi chica.

mesero, dame un "lame mastrato". >> caramel machiato,

y soy barista. federico: tus preferencias

me dan lo mismo. echale el machiato, pues,

y wally paga. ana: ¿qué hacen aquí?

delia: ay, maría, aquí hacen un café carísimo.

ana: ¿qué hacen ustedes aquí? federico: buscándolos, ¿no

dijiste que iban a estar aquí? luis: ¿por qué tan solita?

ah, ya vi por qué. delia: quítate, chamaco.

fernando: luis alberto, necesitamos un lugar para dormir

y que no nos cueste. luis: ¿qué?

¿las bancas del parque estaban ocupadas, o qué?

fernando: ya, en serio, échanos la mano, please.

luis: orale, va. solo porque eres

como mi hermano. los voy a mandar a un hotel

donde van a pasar una noche inolvidable.

ana: puntos pata premia. luis: además, con esa tarjeta

la noche les sale gratis. federico: gratis hasta patadas.

luis: que lo disfruten. [disparos]

federico: [...] luis alberto. ana: nada más hay una cama,

fernando. tendríamos que dormir

junto al tanque de gas y la hija de mohammed.

fernando: dormir junto a delia, qué rico.

ana: ¿qué dijiste? fernando: que delia no cabe

en un cuarto tan chico. ana: ya, no es momento

para rimar. fernando: en eso

habíamos quedado, en arrimar. ¿y si nos aventamos

un quicky punk? antes de que nos den--

ana: no, fernando, mira dónde estamos.

bueno, va, va, va. delia: ay, qué gachos, eh.

fernando: ya nos encontraron. delia: ¿por qué no nos dijeron

en qué habitación era? andamos de piso en piso

tocando todas las puertas. federico: que un hombre

de mi linaje descienda a tan ruin mansión.

ana: cálmate, zorrilla, zorrillo.

yo no pienso dormir junto al costal de guano.

federico: ya oíste, wally. ni tu vieja ni yo

te queremos en la cama. federico: tú eres el costal

de guano. >> guácale,

¿qué tanto hicieron? ana: oiga,

¿por qué no nos toca? >> nos tienen prohibido

tocar a los huéspedes. yo nomás vengo a hacer

su house keeping. fernando: ¿qué pasó?

>> nada, mi cielo. yo nada más vengo

a cambiar las sábanas del cuarto de ustedes.

federico: ¿no las han cambiado? qué gente tan marrana.

>> es que ha habido tanto movimiento,

que ya van cuatro turnos que no las puedo cambiar.

ana: guácala. >> ¿no se las cambio?

federico: echalas para acá. >> ya arreglaron el agua,

así que báñense, que sí les hace falta.

guerito, ahí te dejo tu lenux rosa.

es complementario, de cortesía. delia: ay,

aquí todos los canales son de yoga sin ropa.

ana: son porno. delia: bueno, porno sin ropa.

ana: oye, tu cámbiale. fernando: flaquita.

ana: osito, cámbiale. federico: arbitro.

>> ¿está harto de que le digan qué hacer?

federico: te hablan, osito. >> entonces marca la línea

de madame patú para que ella le diga qué hacer.

delia: esta es una señal. >> tu mujer

es una mujer delgada. >> sos grandiosa, madame patú.

>> tu mujer trabaja con un hombre rubio

en una oficina de contabilidad. >> wow, madame patú,

sos brutal, la mejor. >> pues, ten cuidado,

porque ese hombre te la está sonsacando.

>> gracias, madame patú. sos la mejor.

>> bendiciones. fernando: ¿y no es el nieto

de la viejita apestosa? federico: sí, es cierto.

delia: ¿el nieto de la viejita apestosa es cliente

de madame patú? ana: no, delia, es un actor.

federico: muy malo, por cierto. ana: les apuesto a que ni es

nieto de la viejita apestosa, ni es cliente de madame patú,

ni es argentino, ni nada. delia: perdóname, maría,

pero todos los clientes de madame patú son reales.

ella no utiliza actores. >> este anuncio es actuado.

delia: iay! cámbienle, cámbienle.

fernando: ¿no somos nosotros? federico: sí, somos nosotros.

ana: ¿por qué estamos en la tele?

>> hay redada. >> córrele.

>> vamos. [disparos]

[gritos] [música]

[música] federico: orale.

ahora sí ya nos dejaron en la calle con todo y chivas.

ana: mi caballete y mis materiales, no,

se me echó todo a perder. ya no voy a poder pintar.

federico: demos gracias al señor.

fernando: ¿de cuándo acá tú tan religioso?

federico: no, al señor que sacó las pinturas de la remedios.

delia: pues, yo estoy devastada. después de la mentira

de madame patu, mi vida ya no tiene sentido

sin su guía espiritual. siento que todas las puertas

se me cierran. federico: no, pues,

ésta se te abrió. ana: qué pedo.

no llevamos ni un día afuera y ya pintaron

y restauraron todo. bueno, no se ve mal, eh.

federico: ¿a qué huele, eh? fernando: a tinaco.

federico: ¿a tinaco? fernando: no, digo que huele

a ti, naco. federico: [burla]

lo teto no se les quita. ana: ya se fue el abogado, ¿no?

fernando: yo le llamé hace rato, pero no me contestó.

federico: qué raro, te quería desmoronar el mazapán.

>> me encantó la remodelación. ay, perdón, no los había visto.

fernando: ¿qué hace usted ahí adentro?

>> estaba en el baño. todos: ¿ahí hay un baño?

>> sí, bienvenidos. vengo en representación

del licenciado carlos lópez. soy el licenciado gustavo lara

de la firma lópez lara y asociados.

ana: ¿dónde está el licenciado carlos?

>> tuvo que salir huye-- urgente a miami,

pero me dejó en su lugar. ¿vienen a ver la casa?

federico: no, somos los desalojados.

>> me advirtió que podrían regresar.

federico: pues, aquí estamos. >> ¿y qué se le ofrece, sucios?

porque estoy esperando un cliente para enseñarle la casa.

ana: usted no se la va a enseñar a nadie.

>> ¿ni al guerito guapetón? ana: no, venimos

a recuperar la casa. federico: ya sabemos

que el disque nieto de la viejita apestosa es

un actor, muy malo, por cierto. fernando: y su socio

nos hizo fraude. ¿qué tiene que decir a eso?

>> ah, caray, esa no la vi venir.

y miren que normalmente las veo venir,

soy súper intuitivo. federico: ¿y dónde va

a terminar este puño? >> montoneros,

ustedes son tres. fernando: somos cuatro.

¿y delia? federico: sigue ahí tirada.

ana: recógela, patán. federico: ¿otra vez?

fernando: yo la recojo. federico: ven, mi cielo.

delia: ay, gracias, puerqui. tú siempre tan caballeroso.

>> ¿a ésta de dónde la sacaron? ¿de una tienda de saldos?

delia: no, vengo de pueblo mágico.

>> bien, déjenme le marco a mi charly bebé para decirle

que ya nos cacharon, digo, que ustedes piensan

que esto es un fraude. estamos en problemas,

ya llegaron los hediondos. te pongo en altavoz

en dos segundos. >> mejor ponme en cuatro.

>> ya estás en altavoz. >> segundos, cuatro segundos.

ay. ¿cómo están,

mis inquilinos favoritos? no saben cuánto siento

lo que les pasó. delia: ay, ¿de veras?

>> no. >> lo que charly bebé

quiso decir, es que el señor días de león es el único

y legítimo heredero de la viejita apestosa.

federico: herederos mis aguacates

y no tienen hueso. ana: ya sabemos que contrataron

un actor. federico: malísimo, por cierto.

delia: madame patú, ¿por qué me hiciste esto?

¿por qué? >> te dije que contrataras

a un actor del imba, esos no salen en ningún lado.

>> pero no son tan guapos. ana: a ver,

lo que nos hicieron es fraude. ya sabemos que no hay ningún

heredero de la viejita apestosa. fernando: y los vamos

a demandar. >> ¿y ya tienen abogado?

fernando: no, de hecho no. >> aquí está mi tarjeta.

les hago descont menage. o sea, descuento de grupo.

fernando: gracias. >> está bien, es cierto,

no existe ningún heredero. lo hicimos para quedarnos

con la casa. ana: lo sabía.

delia: si ya lo sabías, ¿por qué no me dijiste nada?

>> bueno, ya llegaron mis daiquiris.

ahí los dejo con mi sucio, digo, socio.

bye. >> bueno, ya llegó mi uber.

federico: aquí está tu uber. fernando: un momento,

esto es un avalúo. ana: es de esta casa.

valor total, ¿20 millones de pesos?

federico: nos quisieron quitar nuestra casa a lo chino.

fernando: queremos una explicación.

>> bueno, ya, no me echen montón.

si quieren quedarse a vivir en esta casa,

primero tienen que ver esto. fernando: ¿un vuelo a miami?

está a mi nombre. >> es para que alcancemos

a charly bebé. ¿no lo vas a querer?

ana: obvio no. >> tu guero se lo pierde.

iba a ser el maquinista del tren.

estas son las deudas que dejó con el banco

la finada dueña del inmueble, la señora días de león.

federico: ay, además de apestosa, morosa.

delia: ¿y qué quiere decir eso? >> que si en tres meses

no pagan medio millón de pesos, el banco se queda

con el inmueble. delia: no, ¿que qué quiere

decir morosa? ana: no, no, le hablas ahorita

al licenciado carlos y le dices que no nos van a sacar

de esta casa. >> claro que ni él ni yo

pensábamos desalojarlos, pero el banco sí.

disfruten de esta casa por el tiempo que les queda.

ahí se ven, [...]. federico: espérate.

hay una oferta que no vas a poder rechazar.

wally, rífate. federico: ¿yo por qué o qué?

federico: tú tienes el amparo. >> ¿creen que porque

estoy corrompido, me pienso corromper más?

hazme tuyo. ana: hazme tuyo ni madres.

a la berenjena. federico: exacto.

[música] [música]

fernando: podría vender medias. ana: a ver, escuchen.

¿saben lo que esto significa? delia: ¿que nunca nos dimos

cuenta que ahí había un baño? ana: no, que si en menos

de 3 meses nosotros logramos pagar la deuda de la viejita

apestosa, la casa es nuestra en cinco años y la podemos

vender en veinte millones. delia: iay!

y así tendríamos una razón para no pelearnos ni insultarnos.

fernando: exacto, así serían diez millones para nosotros

y diez millones para los gorgojos.

federico: dijo sin insultos, cuatro ojos.

ana: a ver, a ver, a ver. yo sé que no nos soportamos,

¿sí? y que tenemos valores y

olores distintos, y que unos somos

más inteligentes y cultos, y que ustedes-- ustedes también

viven en esta casa. pero si el-- logró

la presidencia después de doce años, ¿por qué no vamos

a poder lograr esta meta unidos? ¿quién está conmigo?

delia: yo estoy contigo, maría. no importa lo que decidamos

hacer, lo más probable es que estemos equivocados.

fernando: obviamente yo también estoy contigo, flaquita.

we're back. federico: familia querida,

tengo algo muy importante que decirles.

en el baño de abajo no hay papel.

[gritos]

Cargando Playlist...