null: nullpx
Cargando Video...

Por Ella Soy Eva Capítulo 8

Univision2 Dic 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

helena: creo que a estas

alturas, pues ya te habrás

dado cuenta que él y yo--

silvia: sí, sí, sí.

me puedo imaginar que ya

no solamente son amigos.

ya son--

¿ya son novios?

helena: [ríe]

silvia: ay, hija, me encanta

verte contenta.

juan me parece muy buen hombre.

lo único que me preocupa

es cómo va a reaccionar

tu papá cuando se entere.

eduardo: ¡vieja!

¡ya llegué!

¿qué no hay nadie o qué?

silvia: ay, eduardo, no te

espérabamos--

helena: hola, papá.

¿cómo te fue?

eduardo: yo menos.

pero unos clientes me pidieron

adelantar la entrega

de los uniformes que mandaron

a hacer.

tuve que regresar, ni modo.

el trabajo es primero.

ya iré después el año que viene

a la reunión.

silvia: vente, haz de venir

bien cansado.

¿un vasito de agua?

helena: sí, sí, sí, tómate

algo.

ven, siéntate acá.

juan: [acento argentino]

oye, oye, oye--

lalo: ¡agarra tu ropa

y te vas!

¡ya, juan, cómo vas--!

juan: dejá de comer chocolate,

pibe.

la puerta está ahí para tocar,

para preguntar "¿puedo pasar?";

"¿estás desnudo? ¿se puede,

no se puede?"

lalo: no te puedes quedar

aquí, juan.

¿eres menso o qué?

juan: pará con el "menso",

mini pibe.

entiendo la urgencia,

de acuerdo, me voy.

pero que conste que estoy

en esta situación por vos, loco.

lalo: mi abuelo acaba

de llegar, y si te ve aquí,

seguro te fusila.

¿cómo la ves, loco?

[televisor]

eugenia: duda de que las

estrellas sean fuego.

duda de que el sol se mueva.

duda de que la verdad

sea mentirosa.

pero nunca dudes que te amo.

y el viaje termina

aquí, al encontrarse

los amantes.

modesto: eugenia, querida--

eugenia: al entregarte

mi amor, te entrego mi vida,

mis verdades y todos mis sueños.

modesto: me dijo chepina

que había llegado un mensajero

o algo así.

eugenia: ay, chepina es

de lo más distraída.

vino un admirador.

modesto: ¿admirador?

eugenia: sí.

quería una foto autografiada

y se la di.

y atrás de él venían muchos más.

modesto: muchos más admiradores.

eugenia: ajá.

lo bueno es que tenía

suficientes fotos para repartir.

pero yo creo que debería hacerme

un nuevo estudio fotográfico.

¿qué más te dijo chepina?

modesto: nada, eugenia, nada.

eugenia: por una mirada,

un mundo...

por una sonrisa, un cielo.

¿te acuerdas, modesto?

modesto: con permiso.

juan: me vas a matar

de un susto--

helena: tienes que irte ya,

juan, por favor.

me da mucha pena toda esta

situación, pero--

lalo: mamá, ¿cómo?

si allí está mi abuelito.

helena: sí, es que tú lo vas

a ir a distraer, mi amor.

ve, por favor.

mucha suerte, mi cielo.

por favor, vamos.

callado, ¿sí?

vamos, ven.

juan: pero, pero--

helena: juan, este no es

el momento--

juan: es el mejor momento.

la adrenalina, ¿viste?

la aventura.

helena: juan, ya, ya, ya.

juan: es la verdad.

lalo: abuelito, qué bueno

que llegaste.

eduardo: [ríe] ¿cómo se portó

usted, mi capitán?

¿alguna novedad en el frente?

lalo: no, mi teniente.

qué bueno que llegaste.

ya me estaba aburriendo

aquí en la casa.

eduardo: oye, ¿cómo sigues?

¿ya mejor de la panza?

lalo: sí, ya me siento bien

de la panza.

silvia: lalito, ven, siéntate,

mi hijito--

lalo: no, espérate.

mejor vamos a jugar

a la sastrería--

silvia: no, no, no.

mejor siéntate--

ah, sí, qué buena idea.

eh, si quieres, yo te llevo

para allá tu plato.

eduardo: no, yo tengo que ir

al baño.

carambas.

lalo: lo va a cachar.

silvia: lo va a cachar.

eduardo: ¿y ahora a ti qué

te pasa?

helena: ¿de qué?

eduardo: te veo rara.

helena: ¿yo?

no, nada.

no, es que estoy aquí

revisando esto del--

del proyecto.

nada.

unas cosas.

sí, es que--

es raro, como unas cosas

que tengo...

pero ya, ya casi.

ya.

juan: es insólito lo que--

lo que está pasando.

no somos unos adolescentes.

no nos podemos estar

escondiendo.

helena: por favor, ya--

juan: yo hablo con tu padre--

pará.

[ríe] hay que viajar.

mantener esto es la moda, hijo.

mis llaves, mis llaves.

hel--

hel--

[gime]

no baja, no baja.

[televisión]

fernando: rujo de hambre, vieja.

házme algo de comer,

¿no, flaquis?

marcela: espérame, fer,

espérame.

fernando: ¿qué tanto haces,

flaquita?

es que ya nos están pidiendo

el dinero en la escuela

de los niños para el campamento

de fin de cursos en camomila.

y estoy viendo si ajustamos.

fernando: ¿cómo?

¿kevin y jennifer se van

de viaje?

no me han pedido permiso,

flaca, ¿eh?

marcela: no, mi amor, si no es

por gusto.

es obligatorio.

y no nos alcanza.

desde que te retuvieron

el sueldo me la estoy viendo

negras, la verdad.

fernando: ya, ahí está la cosa.

ya te habías tardado, ¿eh?

en echármelo en cara.

ándale, resfriégamelo.

cántame el precio, flaquita.

marcela: fer, no es un reclamo.

nada más estoy diciendo--

fernando: no, no, no.

ya le has de haber dicho

a medio mundo que yo no gano

ni un peso, ¿verdad?

ya te veo ahí parándote

el cuello de que tú mantienes

a tu marido y a tus hijos--

marcela: no, no, fer.

pero entre que te pagan

y no te pagan sí tenemos

que arreglárnosla con un solo

sueldo, ¿no?

con el mío.

y no estamos ajustando, mi amor.

fernando: ay, sí, sí.

ahora házte la buenita.

de seguro andas por ahí

muy oronda diciendo que

tú eres el sotén de tu casa;

y yo quedando como un mandilón.

¿sabes qué, flaca--?

[teléfono]

¿qué pasó, santi?

santiago: bro, ¿sabes algo

de juan carlos?

fernando: no, nada, mano.

¿por?

santiago: porque no tengo

ni un peso.

y la verdad es que no tengo

cara para pedirle nada

a mis papás.

además, tengo que liquidar

lo que me falta para el salón

de la boda.

fernando: ando igual o peor.

ni un quinto.

santiago: sí, pero tu esposa

es una santa.

en cambio, patricia,

patricia no deja de atosigarme.

estoy a punto de casarme

y ya estoy lleno de deudas.

fernando: tranquilízate,

mi santi.

ojalá ahora sí mi compadrito

haya conseguido ese mugre

proyecto.

si no, ya voy a acabar

de mantenido de mi vieja.

y eso para nada, fíjate.

marcela: ¿qué te pasa, fernando?

¿quieres pelearte?

me estás provocando--

fernando: [chista]

ya lo sé, santi, ya lo sé.

óyeme bien, santiago.

antes de acabar siendo

un mantenido y un mandilón,

me vuelvo payaso o tragafuegos

en una esquina, ¿cómo la ves?

marcela: [burla]

[música]

[música]

juan: pero no entiendo cuál

es el problema con tu padre,

en verdad.

helena: es una persona

muy difícil y tiene un problema

de salud.

entonces, no lo puedo hacer

enojar.

juan: pero ¿enojar por qué?

no estábamos haciendo nada malo.

¿qué hicimos malo? nada.

helena: sí, lo sé.

pero si él se entera que

estuviste aquí en su casa

durante su ausencia,

no sé qué pueda pasar.

juan: yo sigo pensando que

es mucho mejor enfrentarlo.

no somos unos pibes.

helena: ya encontraré el momento

para hablar de ti.

además, me la pasé tan bien

contigo que no quisiera

arruinarlo haciéndolo enojar

a él, ¿sabes?

juan: entiendo.

vos mandás.

como vos lo decidás.

platicaremos con tu padre

cuando vos "querás".

bueno.

helena: muchas gracias.

juan: muchas gracias.

y bueno.

me voy.

helena: sí, toma

juan: ¿qué es esto?

helena: es una copia

del proyecto mío sobre

playa majahua.

lo he pensao bien

y me gustaría saber tu opinión.

juan: helena, pero yo--

helena: léelo y ya después

lo comentamos.

ya me tengo que ir, ¿sí?

[celular]

juan: [acento mexicano] ¿qué

pasó, santiago?

papá, ya tengo el proyecto,

papá.

>> ¿qué pasó?

vamos, rápido.

dale con fuerza, vamos.

apúrale.

vamos, vamos, vamos.

eso, más duro.

vamos, vamos.

eso, ya llegamos.

es lo último.

vamos.

¿dónde está esa fuerza?

¡vamos!

¡ey, nada de agua!

vamos, vamos, órale.

vamos, eso.

vamos, vamos, vamos.

¡lo hicimos!

excelente.

toma el aire.

nos vemos a la próxima.

¿va?

plutarco: cuñado.

adriano: no.

plutarco: perdón que haya

llegado así, sin avisar.

¿qué?

¿qué pasa?

adriano: [balbucea]

siéntate.

plutarco: está bien.

lo que pasa es que no podía

esperar a verte en la oficina.

y como por suerte somos familia,

hay confianza, ¿no?

adriano: ¿qué pasó? [jadea]

¿algún problema?

¿mi hermana esta mal--?

plutarco: no, no, perfecto.

está haciendo ejercicio

y dieta rigurosa, como debe

ser.

adriano: muy bien, muy bien,

procopio, muy bien.

porque hay que cuidarla mucho.

hay que elevarle el autoestima.

eso es muy imporante--

plutarco: claro, estoy de

acuerdo y de eso me encargo yo.

adhiero, pero vine a verte

por otro asunto.

adriano: ¿de qué se trata?

plutarco: vengo con la novedad

de que se abrió una licitación

para el desarrollo turístico

en playa majahua.

adriano: ¿qué juan carlos

no está enterado de eso?

plutarco: no estoy seguro.

yo me enteré hace poco.

y como él no ha dado señales

de cómo va su proyecto,

yo me tomé la libertad

de hacer uno yo mismo,

por mi cuenta.

adriano: ¿tú?

tú eres de finanzas.

él--él es el encargado

de desarrollo.

plutarco: no, ya lo sé.

peo déjame enseñarte

mi propuesta.

y a reserva de lo que tú

opines, pero modestia aparte,

me quedó excelente.

adriano: agua.

plutarco: sí, está contemplado

el agua potable.

de hecho, lo tengo aquí--

adriano: ¡tráeme agua, idiota!

plutarco: sí, sí, sí.

todos: [festejan]

santiago: ¡lo conseguiste--!

juan: ¿les dije o no les dije?

¿qué les dije?

que lo iba a conseguir,

les dije, ¿no?

fernando: sí, compadre--

santiago: te costó mucho

trabajo, ¿eh?

juan: todo lo que vale la pena

cuesta trabajo.

fernando: bravo, compadrito.

lo conseguiste. [aplaude]

santiago: oye, ¿y?

¿qué tal el bombón en la cama?

juan: ¿saben que ni me tuve

que acostar con ella?

fernando: ay, papá,

y nos chupamos el dedo--

juan: se los juro.

una mujer enamorada no--

bueno, una mujer no piensa.

enamorada, menos.

entregan todo, hijo.

fernando: bueno, de una vez

por todas vamos a ver qué onda

con el proyecto este--[celular]

juan: espera, tranqui, bestia.

tengo una llamada, hijo.

tengo una llamada, una llamada.

es helena. [chista]

¿aló?

helena: juan, ¿no te interrumpo?

juan: [acento argentino]

no te preocupés, che.

¿todo bien?

por favor, por favor.

helena: es que me quedé

pensando, y ¿sabes?

sigo muy apenada por la forma

en la que te tuviste que

salir de la casa.

santiago: no te preocupés,

linda.

helena: es que me acuerdo

y me muero de la pena,

pero créeme que no tenía

opción.

en fin, te llamaba para

decirte que a pesar de eso,

fue un día maravilloso.

juan: sí, maravilloso

porque estabas vos.

helena: hace mucho que no

me la pasaba así.

fue un día perfecto

con mi familia y contigo.

te confieso que me siento

como si fuera una adolescente

otra vez.

qué mensa, ¿verdad?

juan: no, no, para nada, linda.

solamente los enamorados

adolescen, ¿viste?

helena: y son tan vulnerables.

ay, ya ves, ya estoy diciendo

puras tonterías.

bueno, solamente quería

darte las gracias por todo;

y gracias a la vida por haberte

conocido.

juan: helena.

helena: sí, nos hablamos

mañana.

buenas noches, besos, bye.

ay, qué cursi soy. "la vida".

[suspira]

santiago: bueno, ¿podemos

sacar el proyecto o qué?

fernando: sí, ya fue mucho

romance, ¿no?

"solo los enamorados adolescen".

[gime]

a ver, dame el dichoso--

¿qué pasó?

juan: no puedo.

helena: [ríe]

ay, yo todavía no puedo

creer que juan haya pasado

todo un fin de semana

con nosotros.

silvia: ay, hija.

helena: y no lo puedo evitar.

ay, lo estoy empezando

a querer mucho.

silvia: ay, si no me lo dices,

nunca lo hubiera notado. [ríe]

helena: [ríe]

feliz.

eduardo: ¿qué tanto andan

secreteando ustedes, eh?

seguro andan planeando algo.

las conozco.

helena: no, no estamos planeando

nada.

no, estábamos contándonos

cosas así, de mujeres, ¿verdad?

y tú dime qué quieres

de cenar.

piénsalo y me dices.

porque hoy yo te lo preparo.

eduardo: ¿y ahora?

¿qué le pasa a tu hija?

silvia: ¿quién sabe?

fernando: compadre.

juan: ¿eh?

fernando: ¿qué pasó?

santiago: ¿qué?

juan: pues, pasó que esto es

una canallada, hombres.

ambos: [discuten]

juan: porque es el proyecto

de toda la vida de esta mujer.

¿cómo que por qué?

fernando: ay, noticia de última

hora.

¿te acabas de enterar?

eso ya lo sabías, no manches.

santiago: sí, además la idea

de quitárselo fue tuya.

juan: ya sé que fue mía.

pero la situación--

fernando: no, no, no, nada.

"pero" nada.

o sea, nuestras chambas

están en riesgo, juan carlos.

no vayas a salir con que

siempre no, compadrito.

juan: no, nada más les estoy

pidiendo un poco de tiempo.

fernando: ¿tiempo? ¿tiempo?

lo que menos tenemos es tiempo.

¿y tiempo?

pagar luz, agua, renta,

teléfono, gastos.

mis hijos cada día están

más flacos.

¿tiempo?

santiago: cierto.

y si no entregamos este

proyecto en menos de una semana

al "chief", valemos.

¿entiendes?

juan: compadre, compadre.

santi...

lo siento mucho, de verdad.

fernando: ¿sabes qué,

compadrito?

aunque lo sientes, esto lo vamos

a arreglar de otra manera.

juan: ah, no me digas.

todos: [hablan a la vez]

[discuten]

[música]

[música]

adriano: a que no saben qué.

santiago: ¿qué?

adriano: me enteré que la

comisión de turismo

abrió un nuevo concurso

para un nuevo desarrollo

turístico en playa majahua.

fernando: ey, sí, usted cree.

y ya mero se vence el plazo

para la entrega de proyectos.

santiago: es que el tiempo

vuela.

adriano: así es.

y los mandé llamar para que

le avisen a juan carlos

de que recibí otra propuesta.

fernando: ¿también para

playa majahua?

adriano: así es.

y si esta es mejor que la de

juan carlos, me veré

obligado a meter esta en la

licitación en lugar

de la de juan carlos.

fernando: ajá, nosotros

le avisamos al licenciado

caballero.

santiago: sí, "chief",

nosotros le decimos

a juan carlos.

usted tranquilo.

es que la de nosotros va a ser

mucho mejor.

usted no se preocupe, chief.

adriano: no, yo no me preocupo.

preocúpense ustedes.

porque si la propuesta

de su jefe no prospera,

adivinen qué va a pasar.

santiago: ¿qué quiere decir

con eso, chief?

fernando: ¿qué va a querer

decir?

que nos va a correr.

¿o no, jefazo? [ríe]

adriano: sí.

[celular]

juan: [acento argentino] helena,

buen día, linda.

¿todo bien?

helena: todo perfecto.

no has empezado a leer

mi proyecto, ¿verdad?

juan: ah, y no, ¿viste?

todavía no, como me lo diste

recién ayer.

helena: bueno, pero no te

preocupes.

solo preguntaba.

es que me pongo un poco

nerviosa de que lo vayas

a leer.

juan: y bueno, si vos no querés,

no lo hago.

helena: no, no lo digo por eso.

sí, claro que quiero que

lo leas.

es que me pongo nerviosa

por tu experiencia y pues,

la opinión que vayas a tener.

juan: ay, te prometo que

en cuanto lo vea, lo discutimos

largamente.

este y todos los proyectos

que vos "querás".

helena: muy bien.

por cierto, me preguntó lucía

si ya sabías la fecha del tour

este que nos ibas a mandar.

juan: ¿tour?

helena: sí, ¿no te acuerdas?

juan perón, ¿no te acuerdas?

me comentaste que había

un tour--

juan: ah, sí, sí, sí.

ya lo recuerdo, el tour.

sí, sí.

me--me parece que va a llegar

de un momento a otro.

helena: ¿cómo?

juan: que sí, que no debe

tardar en llegar por allá.

helena: juan, ¿por qué no

me avisaste antes?

juan: eh--helena, vos sabés

cómo es esto.

es medio turístico.

vos sos una profesional,

por favor.

helena: está bien, sí.

no te preocupes,

yo me encargo.

juan: ¿segura?

helena: segurísima.

está bien, ya te dejo

porque tengo que preparar todo.

gracias.

y cuando puedas le echas

un vistazo al proyecto.

juan: y claro, linda.

hablamos al rato, ¿de acuerdo?

te mando millones de besos.

helena: yo también.

ay, juan perón.

juan: [acento mexicano]

¿y de dónde voy a sacar

un tour ahorita, por el amor

de dios, hombre?

¿cómo se te olvida eso,

juan carlos?

eres de veras impresionante.

lucía: entonces ya estuvo

con tu mamá y con tu hijo

en su casa y toda la cosa.

no lo puedo creer.

helena: te lo juro que yo

tampoco.

ah, y por cierto,

tú fuiste cómplice

de juan para llevarme

al teatro.

y bien que me engañaste, ¿eh?

lucía: ay, y hubiera pagado

lo que no tengo por ver

tu cara cuando se te declaró.

pero bueno, ya sabes que

como yo soy muy discreta,

así como yo solamente puedo ser.

helena: ay, sí. [ríe]

no sabes cuánto me alegro

de haberme esperado

todos estos años para encontrar

a alguien que valga tanto

la pena.

lucía: me da tanto gusto

verte así, mi amiguis.

helena: ay, ya.

no vas a llorar.

helena: playa majahua es

una zona que yo he estudiado

desde la universidad.

es un lugar que todo mundo

tiene que conocer.

gracias por pensar

en mi empresa para tus

negocios.

no te imaginas cuánto necesitaba

que alguien creyera

en mi capacidad.

bueno, yo realmente soy

muy discreta con respecto

a esto porque todo mi futuro

está en juego en esto;

y también el de mi hijo.

lucía: pero ¿segura que te

alcanza para la colegiatura

de lalo?

helena: me quedé con lo justito

para que [indistinto]

pero yo confío que este mes

ya salga lo de playa majahua.

para mí todo esto es como

un sueño hecho realidad.

tengo a mi hijo,

el proyecto va muy bien,

pusimos la agencia.

y juan es el hombre de mi vida.

nada podría salir mal.

lucía: por lo menos a una

de las dos que le vaya bien.

porque lo que es a mí--

helena: ¿ahora qué pasó?

ah, sebastián, ¿verdad?

lucía: mira, no te lo quería

contar porque no quería opacar

tu felicidad, pero--

ese desgraciado anda bien

desaparecido.

helena: ¿cómo desaparecido?

a ver, ¿desde cuándo?

lucía: pues desde...

helena: no me digas--

¿ya tuvieron?

lucía: ay, nomás tantito.

helena: pero pues, ¿no que

muy conservadora y eso?

lucía: ey, yo porque--

a ver, tú ya sabes que

cuando me enamoro me entrego.

no pienso, no asunto.

helena: ah, pues yo creo

que el problema es que

o no piensas o te enamoras

del que sea.

lucía: ay, a lo mejor estoy

exagernado y en una de esas

aparece.

helena: pues, sí.

lucía: pero sí hay algo

que sí te quiero preguntar.

helena: ¿qué?

lucía: ¿juan no tendrá por ahí

un amigo que me presente?

helena: ya, lucía, tú no tienes

remedio, de veras.

lucía: ay, aunque hable

así como habla él.

dile que no soy muy exigente.

mira, yo con que sea guapo,

trabajador, que tenga su casita,

su buen cochecito,

que se quiera casar,

tener una familia,

dos, tres hijitos,

dos, tres perritos

y dos, tres gatitos.

yo me conformo, de verdad.

helena: [ríe]

[música]

[música]

silvia: ¿cómo vas con los

uniformes?

eduardo, ¿quieres que te ayude?

eduardo: no.

tú haz lo tuyo.

silvia: bueno, pues si necesitas

algo, nada más me dices.

termino de recoger la ropa sucia

y pongo la lavadora.

¿seguro no se te ofrece algo?

mi cinta métrica.

[suspira]

esta mujer tiene la cabeza

donde a nadie le importa.

seguro se llevó mi cinta

y ni cuenta se dio.

fernando: así como lo oyes.

el jefazo ya se enteró

del concurso, compadrito.

santiago: y lo peor es que

el chief ya tiene otra propuesta

para playa majahua.

¿te das cuenta que el agua

ya nos está llegando hasta

el cuello?

fernando: sí, ¿te das cuenta

o no te das cuenta--?

juan: a ver, no se me aceleren.

primero que nada, ¿quién

le presentó otra propuesta

a adriano?

fernando: ah, ¿tú crees que

va a soltar la sopa--?

santiago: no, hombre, no--

fernando: urge que te pongas

las pilas.

tenemos que entregar

ese proyecto, compadre, ya.

santiago: si no, nos corren.

y a mí patricia me manda

por un tubo con todo y boda

y este termina de mandilón.

fernando: ¡ni me lo menciones!

que ya no aguanto tanta

humillación.

compadrito, es hora de tomar

una decisión en serio, ya.

juan: bueno, ok, tranquilos.

por favor, parecen viejas

argüenderas discutiendo.

primero lo más importante.

mándenme otro tour

a viajes moreno, por favor.

santiago: ¿qué tiene que ver

esto con el proyecto--?

juan: ¿cómo que para qué?

le vamos a quitar el proyecto

de su vida, por lo menos

que se quede con los ingresos

del tour.

o sea, lo digno.

ambos: [asienten]

fernando: órale, mi santi, vas.

santiago: ¿qué?

juan y fernando: vas.

juan: hay que trabajar,

santi, por el amor de dios.

tienes que caminar,

pues órale.

ay.

eduardo: mi cinta métrica.

[suspira]

¿dénde habrá dejado mi cinta

métrica esta mujer?

como si yo tuviera tiempo

de sobra para andar buscando

mis cosas.

silvia.

ven acá.

¡silvia, te estoy hablando,

carambas!

silvia: ¿qué pasó?

me asustas.

¿qué pasa?

eduardo: ¿de quién demonios

es esta camisa?

[llaman a la puerta]

plutarco: pasa, félix.

¿qué es eso tan importante

que tienes para decirme?

¿juan carlos y sus sanguijuelas

avanzaron con el proyecto?

félix: no, patrón.

siguen en las mismas.

entré en sus computadoras

y el documento está intacto.

plutarco: ¿entonces?

félix: estaba checando

la computadora de santiago

y me percaté de que se desvió

otro tour a viajes moreno.

plutarco: ¿en serio?

félix: sí, sí, sí, patrón.

plutarco: ah, pues se están

poniendo de pechito ellos solos.

mejor imposible.

¿qué más?

félix: eso es todo, patrón.

con su permiso.

[teléfono]

plutarco: ¿sí?

rebeca: ¿licenciado

ramos arrieta?

urge que venga a mi oficina.

tengo algo que le va a interesar

mucho.

plutarco: adelánteme algo,

licenciada oropeza.

rebeca: no puedo.

aquí lo espero.

plutarco: más te vale que sea

importante, rebequita.

eduardo: ¿te vas a quedar muda

o me vas a decir a quién

metieron a la casa mientras

yo no estaba?

silvia: pues, ¿a quién vamos

a meter?

no vino nadie, ¿cómo crees?

eduardo: entonces, explícame

cómo llegó esta camisa aquí.

por lo menos ten la decencia

de decírmelo en mi cara.

silvia: pues, yo estuve

sacando ropa que estaba

hace mucho tiempo guardada.

a lo mejor hasta es tuya

y ni te acuerdas--

eduardo: esta camisa es moderna.

es de marca, mira.

es carísima, carísima.

yo jamás me hubiera comprado

algo así.

silvia: ay, pues entonces

yo no sé de dónde salió.

pues, ¿qué quieres que te diga?

eduardo: quiero la verdad.

y no pretendas engañarme

porque de tonto no tengo

un pelo.

silvia: mira, ya te dije

la verdad: yo no sé nada.

eduardo: pues, vete buscando

una explicación.

porque si no me dices

quién estuvo aquí, lo voy

a averiguar yo.

helena: sí, claro.

aquí las espero.

de nada.

adiós.

lucía: juan ya avisó que el tour

viene en camino.

ay, qué nervio.

¿cómo nos vamos a organizar?

¿cómo le vamos a hacer?

helena: no te apures.

yo ya tengo todo arreglado.

lucía: ay, qué bueno,

porque mira, de la angustia

ya me estaba dando como hambre,

¿tú crees?

cuéntame, ¿cómo le vas a hacer?

¿qué vamos a hacer?

dime, dime.

helena: yo ya sé quién se va

a encargar del tour mientras

tú y yo estamos ocupadas.

lucía: ay, ¿quién?

dime, cuéntame.

ya, ¿quién?

helena: lo único que te puedo

decir es que se va a quedar

en muy buenas manos.

lucía: ay, díscola.

frívola--

no frívola.

díscola.

rebeca: espérate, cachito.

acabemos lo que empezamos--

plutarco: no, no, no.

tengo cosas más importantes

que hacer.

rebeca: ¿ah, sí?

¿y se puede saber qué es

más importante que nuestro

amor?

plutarco: ¿amor?

por favor, rebequita.

no seas cursi.

esto no es una telenovela.

¿cuál amor?

rebeca: este que hay entre

tú y yo.

porque yo sí te quiero,

plutarco, eso jamás lo dudes.

plutarco: ajá.

no confundas amor con otra cosa.

rebeca: bueno, tal vez

sea amor apache.

pero amor al fin.

y ahorita te lo voy

a demostrar.

plutarco: te dije que tengo

otros asuntos que atender.

es en serio.

rebeca: bueno, entonces

déjame ayudarte en lo que

estás haciendo.

así estamos juntitos los dos--

plutarco: no, ya no insistas.

tengo que trabajar.

y tú deberías hacer lo mismo,

no solo polvearte la nariz

y limarte las uñas.

rebeca: eres un rencoroso

de lo peor.

sigues castigándome

por el incidentito

insignificante con el

mamarracho de juan carlos.

plutarco: allá tú.

tus malos ratos y tus pésimos

gustos.

rebeca: déjame explicarte.

yo--

me acababa de pelear contigo y--

y él me vio vulnerable,

frágil.

y entonces me sedujo

y se aprovechó de mi debilidad.

plutarco: pobrecita.

y tú, como eres inocente

como caperucita roja,

caíste, ¿no?

rebeca: sí, cachito.

pero créeme que no significó

nada para mí.

es más, mientras estaba con él,

yo pensaba en ti, cachito.

perdóname, cachito.

perdóname.

[música]

[mús

lalo: todavía me faltaba

lo de matemáticas.

¿por qué me sacaste tan

temprano, abuelo?

eduardo: porque sí.

lalo: ¿pasa algo malo?

eduardo: sí, lalo.

en la casa está pasando

algo muy serio; y tú me vas

a ayudar a resolverlo.

lalo: ¿y yo qué puedo hacer,

abuelo?

eduardo: mira muy bien esto.

míralo y dime si tu mamá

llevó a un hombre a la casa

mientras yo estaba

en guadalajara.

juan: gráfica...

contorno económico, social...

[teléfono]

plutarco: juan carlos caballero.

juan: ese es mi nombre.

plutarco: pensé que ya no

trabajabas en grupo imperio.

como ya casi no te vemos

por aquí.

juan: es lo que tú quisieras,

¿no?

pero fíjate que sigo

en mi puesto, plutarco.

plutarco: sí, ya veo.

y a las carreras.

seguramente en busca

de información importantísima

para tu proyecto.

juan: pues, digamos que

tratando de conseguirla.

plutarco: oye, dicen por ahí

que no eres tan bueno

y que lo tuyo es pura fama.

juan: bueno, comparado

contigo sí, hombre.

porque se sabe en la empresa

que tú aguantas un piano.

¿qué digo un piano?

una orquesta completa.

plutarco: no me gustan

tus indirectas.

juan: fíjate que a mí tampoco

las tuyas, mano.

así que estamos a mano.

plutarco: ya vas a caer

de tu pedestal de guacales.

juan: pues, puede ser.

pero no vaya a ser que tú

te subas a tu ladrillo

y como que te empieces

a marear y "soácale"--

y te caes--

rebeca: licenciados, por favor.

controlen sus ímpetus.

los desacuerdos deben

de arreglarse como debe ser:

sin violencia y en juntas.

juan: yo no tengo problemas

con plutarco.

yo lo aprecio mucho.

¿o no, mano?

claro, todo bien.

eduardo: si sigues callado

es peor, lalo.

porque voy a pensar que

sí es cierto que tu mamá

metió a un hombre a la casa.

¿entonces vas a hablar?

¿sí o no?

si te pregunto, no es para

regañarte.

es por tu bien.

porque me preocupo por ti,

nada más.

tú estás muy chico y no sabes

de esto, pero si tu mamá

tiene un novio, olvídate

de que te va a querer igual,

¿eh?

eso es lo primero que va

a cambiar.

hay hombres que parecen buenos,

pero que son malos con los hijos

de sus novias.

en frente de ellos se portan

muy amables.

pero a escondidas los maltratan.

luego, terminan separando

a los niños de sus mamás

y después de sus abuelos.

yo no quiero que te pasen

esas cosas a ti, lalo.

por eso me tienes que decir

todo lo que sepas para que yo

te pueda cuidar.

¿me entiendes?

juan: [acento argentino]

y la puerta siempre

abierta, ¿viste?

hola.

helena: ¿qué haces aquí,

mi amor?

juan: ¿qué te extraña, linda?

si además de novios somos

socios, ¿no es cierto?

tengo un bus lleno de gente

afuera, ávida por conocer

la ciudad de méxico.

helena: perfecto.

juan: estaba pensando que

podemos ir juntos a hacer

el tour como lo hicimos

la primera vez que

nos conocimos, ¿te recordás?

helena: sí, es que yo pensaba

darle este tour a dos señoras

excompañeras de grupo imperio.

juan: ¿grupo imperio?

helena: sí, dos señoras

que despidieron

injustificadamente.

exactamente como a mí.

el tal juan carlos caballero

este.

juan: caballero, es que

ese de caballero no tiene nada.

es un "garca", "chanta",

"hijo de mil--"

helena: no te importa, ¿verdad?

juan: no, ¿qué me va a importar?

lucía: pasen, por favor,

por aquí.

gracias.

>> buenos días, señora.

helena: hola, bienvenidas.

juan: buenos días,

de la argentina.

>> vimos un tour afuera.

no llegamos tarde, ¿no?

helena: no, para nada.

justo a tiempo.

>> no sabe cómo necesitamos

este trabajo.

gracias, helenita.

helena: no hay nada que

agradecer, cuando ustedes

mismas nos pueden ayudar.

>> qué bonita oficina.

>> le va a ir muy bien,

ya verá.

helena: ojalá, y si todo

sale como espero y se hace

un proyecto en el que tengo

toda mi esperanza, les puedo

asegurar que aquí tendrán

trabajo.

>> ay, muchas gracias.

>> ojalá.

nosotros le prometemos

que no le vamos a faltar.

helena: lo sé.

quiero darles unos folletos

para que se los lleven.

miren, aquí tienen

la información.

hoy tienen que pasear...

>> ajá.

helena: y hay una copia para

cada una.

lucía: qué miradita.

se ve que es la mujer

de tu vida.

juan: y sí.

sí, sí lo es.

pero yo no me la merezco.

[música]

[música]

helena: si les hace falta algo,

me llaman aquí a la agencia.

>> no se preocupe, helenita.

yo espero que no surja

ningún problema.

helena: ojalá.

>> con permiso.

helena: suerte.

todos: [saludan]

helena: ¿no te importa que

les haya dado a las señoras

el tour?

juan: claro que no, helena.

¿por qué?

helena: es que te me quedas

viendo ahí, así.

juan: y no, no, linda,

no te me quedo viendo.

no, no, no.

te estoy admirando.

es que sos una gran mujer,

helena--

helena: no, qué gran mujer

ni qué nada.

no, solo las quiero ayudar

un poco.

desde que las despidieron,

no la tienen fácil.

porque unas son mamás

y otras no son tan jóvenes.

juan: ese chanta que las

despidió se debe de ahogar

en una laguna, ¿viste?

helena: sí.

juan: bueno, pero ahora

que no vas al tour,

¿qué te parece si aprovechamos

y damos un paseo por la ciudad?

lucía: sí, sí, sí--

helena: me encantaría, pero

no quiero dejar sola a lucía--

lalo: ¿qué?

no, no, no, ¿cómo por mí?

no, ve.

aprovecha que te está invitando

juan.

juan: sí, animate, helena.

helena: de verdad hay muchas

cosas que hacer.

lucía: no, a ver, a ver.

no te va a pasar nada

ni tampoco le va a pasar nada

a la agencia si te vas un día

de pinta con tu galán.

ándale, ve.

juan: dale, claro, dale.

helena: bueno.

sí, pero solo dos horas.

lucía: [festeja]

[acento argentino] andate.

disfrutá.

juan: ¡sí!

como quieras, dos horas.

perfecto, todo bien.

lucía: ¿saben qué?

yo voy a la cocina

mientras se ponen de acuerdo.

voy a llenar mis vacíos

con comida.

con permiso.

helena: ¿y a dónde me vas

a llevar?

juan: no, yo quiero que vos

elijas el lugar de la ciudad

que más te gusta.

tu preferido.

me encantaría que vos seas

mi guía personal.

helena: [ríe]

silvia: lalito.

hijo, no te dejes asustar

por nadie.

no te dejes llevar

por el miedo.

en serio, ¿tú crees que juan

trataría de golpearte

o hacerte daño?

lalo: no, no creo.

pero ¿y si mi abuelo

tiene razón y juan es malo?

silvia: mira, hijo, tu abuelo

sabe muchas cosas porque

es inteligente, ha vivido

más que tú.

pero también él se puede

equivocar como nos pasa a todos.

lalo: yo no le dije nada

a mi abuelo.

pero sentí muy feo

cuando me dijo todas esas cosas.

porque mi mamá es novia

de juan.

silvia: pero yo no creo

que él sea capaz de hacerte

nada malo.

es cierto que apenas

lo conocemos, pero a mí

me parece una buena persona.

y a ti también, ¿no?

lalo: sí.

silvia: mira, en todo caso

yo quiero que tú sepas

que si él o cualquier otra

persona tratara de hacerte

daño, lo primero que tú debes

de hacer es contárselo

todo a tu mamá.

yo te apuesto a que si alguien

te quiere lastimar y tú

se lo dices a tu mamá,

ella te va a creer a ti

por encima de todos.

y si no está ella,

pues entonces me lo cuentas

a mí como ahorita.

¿quieres que le marque

a tu mami para que platiques

un ratito con ella?

lalo: no, no.

silvia: ¿no?

entonces, pues ¿qué hacemos?

ay, vamos a leer un cuento

juntos.

pásame mis lentes.

lalo: sí.

rebeca: cuchi.

plutarco: ¿qué haces aquí?

pensé que ibas de arrastrada

detrás de tu sultán.

rebeca: ¿estás celoso, cachito?

así me gusta.

plutarco: ¿celos, yo?

¿de ese don juan de ocatava?

no me hagas reír.

rebeca: yo sé que me perdiste

la confianza, pero la vamos

a recuperar.

marcela: sí, con mucho gusto.

>> ¿cómo le va?

antonia: hola, ¿qué tal?

>> con permiso.

marcela: le comunico

a recursos humanos.

permítame.

antonia: buenos días, marcela.

¿cómo estás?

marcela: hola, antonia.

qué gusto verla otra vez

por aquí.

antonia: gracias.

oye, ¿sabes dónde puedo

encontrar a mi marido?

ah, bueno, debe estar en su

oficina, ¿verdad?

marcela: no, fíjese que

creo que fue a la oficina

de la licenciada oropeza,

la jefa de relaciones públicas.

¿sí sabe dónde es?

antonia: pues, más o menos,

pero ahorita lo busco.

no te preocupes.

con permiso.

marcela: propio.

rebeca: me encanta que tú

y juan carlos se hayan

peleado por mí.

plutarco: ¿quién te dijo

que nos peleábamos por ti?

[gime]

rebeca: cachito.

y yo en medio de tanta

testosterona.

pero tú sabes que

al que yo quiero

es a ti, cachito.

a nadie más que a ti--

plutarco: rebeca, espérate.

espérate, espérate, espérate.

el seguro, pon el seguro--

rebeca: no, no, mejor así.

me encantan las emociones

fuertes, cachito.

plutarco: es que puede venir

alguien--

rebeca: ya sabes que marcela

siempre te avisa.

Cargando Playlist...