null: nullpx
Cargando Video...

Por Ella Soy Eva Capítulo 69

Univision2 Dic 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

juan carlos: está bien,

no me le voy a despegar,

pero hágase para allá

que está invadiendo

mi espacio vital.

mucho abrazo ya, ¿no?

y nada de mano sudada

ni hagas trompita, nada.

bueno.

adriano: nada. gracias.

[ríe] gracias de verdad,

eva maría, yo quisiera...

gracias, gracias.

juan carlos: mucho abrazo.

mucho abrazo. estuvo bueno, ¿no?

hay que trabajar, oiga.

adriano: a trabajar.

juan carlos: claro.

adriano: a trabajar.

vamos. véngase.

eva: ay, no,

no me chicotee así,

me siento en la montaña rusa,

en el último carrito, oiga.

ya no es tan bueno, oiga.

fernando: órale.

marcela: no, jenni, ya te dije

que no. no, mi hijita, no.

ni se te vaya a ocurrir

invitar a daniel, ¿eh?

ya sabes cómo es tu papá.

no. ay, hija.

oye, dile a kevin de mi parte

que digo yo que no van a invitar

a nadie, por favor.

y ya se me duermen.

te mando besos. adiós.

santi, ahora sí te saludo,

perdón.

santiago: ¿cómo estás?

marcela: bien.

santiago: este... deja eso ahí.

oye, este...

fíjate que lo que me dijiste

en la tarde me gustó.

lo del matrimonio y la familia.

y por eso, traigo...

muy animado, estoy contento.

marcela: sí, se te ve, santi.

qué bueno, ¿eh?

porque te lo dije

de todo corazón.

fernando: sí, eso, ¿eh?

échale ganas, mi santi.

échale ganas. ¿eh?

no, total, vas a ver

que el estar casado,

pues, no es tan terrible

como parece, ¿verdad, flaca?

ambos: [ríen]

marcela: síguele, fernando.

fernanda: no te empieces

a enojar.

no, no, no, ya no.

marcela: oye. ¿y angélica?

santiago: angélica se está...

cam... arreglando

porque dijo que quiere

estar así como que muy guapa

para la reunión.

marcela: sí, es comprensible.

[timbre]

santiago: se quedan...

fernando: órale.

pásale, flaquita.

varias: ¡hola!

fernando: no, hombre,

como que...

como que cambió

la decoración, ¿no?

antes era más así como...

pues, como de hombre.

marcela: bueno, pues,

siempre que llega una mujer,

le pone su toque femenino

a cualquier lugar, ¿no?

fernando: ah, sí.

marcela: aunque aquí

más que toque femenino,

esto ya parece como...

fernando: ¿congal?

marcela: ándale.

fernando: [ríe] sí.

marcela: exacto.

fernando: de leopardo, flaca.

marcela: pues, bueno,

cada quien...

helena: ¿qué tal? buenas noches.

hola.

plutarco: buenas noches,

buenas noches.

gracias por venir.

helena: ay, yo no veo a eva

por ningún lado

y esto ya está por comenzar.

plutarco: ya sabe cómo es ella

que es muy diva,

le gusta atraer las miradas.

seguramente, va a llegar tarde.

helena: es que ya debería estar

aquí recibiendo a la prensa

y a las autoridades,

a la gente de la comisión

de turismo y estado.

plutarco: estoy de acuerdo

con usted,

pero ella no es importante.

aquí la única indispensable

es usted.

helena: [ríe]

a don adriano tampoco lo veo.

plutarco: por él despreocúpese.

helena: ¿qué? ¿ya...?

¿ya lo vio usted o qué?

¿dónde está?

plutarco: no, lo que pasa

es que...

le tengo una gran sorpresa.

helena: ¿sorpresa?

ah, y no me va a decir nada.

plutarco: no, claro.

si no, no sería sorpresa.

santiago: renato.

renato: santiago,

tu botellita de vino.

¿dónde lo pongo?

santiago: allá, en la mesa.

lucía.

lucía: hola, ¿cómo estás?

santiago: pásale.

lucía: guau.

ay, qué padre está.

tu departamento está bien padre.

santiago: ¿sí?

lucía: sí.

santiago: este...

lo que pasa es que angélica

le puso... algunos toques

de su gusto personal

y, como verás,

como que le gustan mucho

las cosas orientales.

lucía: sí, sí, ya vi.

y lo dorado y...

ah, y el peluchito, mira,

con tanto peluche,

créeme que no van a tener

frío en invierno.

[ríe] ¿verdad?

no, sí se ve, sí se ve

que le gusta lo oriental. sí.

sí, porque sí, sí,

se ve como que...

trae el oriental.

santiago: eh, lo que pasa,

lucía, es que... este era

un departamento de soltero

de hombre y...

y angélica vino a darle

un toque de chispas, de...

de alegría femenina.

lucía: sí.

eh, sí, sí, se ve,

porque es que... eso sí,

nada como el amor, ¿verdad?

nada como el amor y...

como el matrimonio.

[murmullo]

fernando: oye, no, ya, en serio.

no, no, no. ¿qué onda contigo?

o sea, siempre que hay

una reunión, conviven,

ahí está... ahí está renato.

¿qué? no, es en serio.

¿a poco no?

¿a poco no?

renato: no, bueno, lo que pasa

es que me gusta convivir

con mis compañeros

de trabajo, ¿no?

después de todo, paso

más tiempo con ustedes que...

en mi propia casa.

fernando: sí, así pasa.

¿pasa más uno el tiempo

con sus compañeros que en dónde?

ambos: que en su casa.

fernando: salud, flaquita.

¿tú qué? no, digo...

lucía: ay, de verdad

que ojalá que un día

se haga a mí

eso del matrimonio.

santiago: ay,

algún día vas a encontrar

a tu media naranja, lucía.

lucía: ay, ojalá.

pero bien dice el dicho

que siempre hay un roto

para un descocido.

santiago: [ríe]

lucía: [resuella] ay, dios mío.

[ríe] no, sí, sí se ve

que tu mujer es bien fina

y así bien hija de familia.

santiago: ¿qué?

eh... ¿por qué lo dices?

lucía: por su gusto

tan sofisticado

y tan así, ay, mira, así como...

como de la alta sociedad

que le dicen, ¿no? de...

de gente bien.

santiago: pues fíjate...

¿cómo te explico? es--

angélica: hola, chicos y chicas.

espero no haberlos hecho

esperar demasiado.

es que... estaba dándome

una manita de gato

para recibirlos.

¿qué tal quedé?

¿a poco no estoy cuerísima?

digan.

ay, ya. sí pueden decir.

ay, ya digan.

[ríe]

[música]

[música]

plutarco: ahorita vengo,

un segundito.

helena, ¿algún problema?

helena: pues que eva no aparece

y que ya está aquí

toda la prensa

y las autoridades

de playa majahua.

todo va a empezar y--

plutarco: ya le dije

que le iba a dar una sorpresa.

tranquila.

helena: sí, plutarco, pero--

plutarco: usted vaya a tomar

asiento y deje de preocuparse.

helena: mm... sí.

plutarco: yo sé lo que le digo.

helena: bueno.

plutarco: [carraspea]

buenas noches.

buenas noches.

adriano: buenas noches,

señoras y señores.

gracias, ¿cómo están?

¿todo bien?

plutarco, ¿tienes

el--el discurso a la mano?

por favor, eva maría.

[ríe]

juan carlos: gracias.

adriano: ¿qué tal? con cuidado.

me la cuida mucho, ¿eh?

[ríe]

hola. ¿qué tal? ¿cómo están?

plutarco: cuñado,

¿qué haces aquí?

te hacía volando

rumbo a la ciudad de méxico.

adriano: cambié de opinión.

luego te explico.

permiso.

[carraspea]

señoras y señores,

primero que nada, una disculpa

por la demora, ¿mm?

pasa, pasa.

señoras y señores,

como presidente

de grupo imperio,

quiero darle la bienvenida

a esta rueda de prensa.

contamos con la presencia

de las autoridades

y del pueblo de playa majahua

a quien mucho

tenemos que agradecerle.

para ellos, un aplauso,

por favor.

juan carlos: ¡ay, sí, bravo!

a usted, señor.

y a helenita que ha logrado...

[aplausos]

te mando un beso.

chepina: el señor notario

no ha de tardar en llegar.

mimí: ¿notario?

¿pues no que era licenciado?

chepina: ay, señorita,

pero ya le dije

que lo puede esperar afuera

porque no puede entrar aquí

cualquiera.

mimí: ay, de veras

que qué puntada

del licenciado notario. o sea--

eugenia: ¿quién tocó la puerta?

mimí: la primerísima actriz

doña eugenia mistral.

¿eh? ¿qué tal?

eugenia: perdón. ¿qué?

¿la conozco, señora?

mimí: señorita.

eh, soy yo.

sí se acuerda de mí, ¿verdad?

eugenia: eh... usted, eh...

no es rebeca jones.

mimí: eh, no.

eugenia: ni diana bracho.

mimí: [ríe] no.

eugenia: ni maría rojo.

mimí: no.

eugenia: no. usted...

perdón. pero usted no es actriz.

mimí: sí.

eugenia: no, yo no la conozco.

mimí: acuérdese.

véame bien, ¿eh?

soy mimí de la rose,

la de la pensión,

la prima de eva.

soy su eterna admiradora

y su fan, su fan, ¿se acuerda?

chepina: ah. sí.

eugenia: [ríe] ah. es mi fan.

dale una

de mis fotos autografiadas,

por favor, chepina.

un placer, señorita.

mimí: [balbucea] doña eugenia,

véame bien.

soy la maquillista.

trabajamos juntas

en una telenovela.

¿se acuerda?

ahí, en mi casa,

la pensión la alquilaron

para--para filmar la telenovela

de ángeles y serafines.

acuérdese. ¿eh?

eugenia: ay, no...

no, no, no, lo siento.

yo no tengo el gusto, lo siento.

de verdad--

modesto: ¿se puede saber

qué diablos hace usted

en mi casa, señora?

mimí: señorita.

modesto: bueno, como sea.

¿qué hace usted aquí?

helena: así que no me queda

más que agradecer

la confianza que ha depositado

el pueblo de playa majahua

en grupo imperio,

una empresa turística

de vanguardia.

muchas gracias.

varios: bravo.

[aplausos]

juan carlos: bravo, qué bárbaro.

bravo, qué bárbaro.

¡bravo!

les pido su atención, por favor.

tengo una h, una e.

adriano: eva maría, eva maría,

en este momento, no, por favor.

juan carlos: bueno, más aplauso,

pues.

adriano: [ríe]

helena: gracias.

adriano: con permiso,

con permiso.

con permisito.

véngase, véngase.

>> licenciado.

licenciado reyes,

¿nos concede

una entrevista, por favor?

adriano: a ver, permítanme,

permítanme primero presentarles,

antes que nada,

a mi bellísima

y flamante nueva socia

de grupo imperio.

ella es eva maría

león jaramillo.

juan carlos: viuda de zuloaga.

los dejo

con el licenciado reyes.

adriano: no. ey, espérese.

recuerde que quedamos

en que no se iba

a despegar de mí toda la noche.

juan carlos: ay, así quedamos.

>> ¿podría informarnos

de cuánto fue la inversión?

eva: bueno, ¿y cuándo

me va a dar lo de la sorpresa

que me había dicho?

plutarco: ah, es algo

sin importancia.

helena: ¿cómo sin importancia

si me dijo que era

una gran sorpresa y que--?

plutarco: me estaba adelantando.

cuando suceda, usted va a ser

la primera en enterarse.

se lo juro. ¿mm?

helena: ay... conste, ¿eh?

plutarco: conste. conste.

helena: muy bien.

y, plutarco,

¿podría hablar con usted

unos momentos?

eh, apartados...

plutarco: sí. por supuesto,

para usted siempre tengo tiempo.

por aquí.

adriano: pero también

playa majahua, el proyecto

es el pueblo de playa majahua.

juan carlos: majahua es una.

todos somos majahua.

adriano: todos somos majahua.

juan carlos: viva majahua.

adriano: viva majahua.

plutarco: no quiero parecer

ansioso ni tampoco infantil,

pero...

me tiene muy intrigado, helena.

¿de qué quiere que hablemos?

helena: eh...

en este tiempo,

yo lo he conocido más, plutarco.

y déjeme decirle que usted es...

un hombre maravilloso.

me trata como nadie lo ha hecho,

con mucho respeto

y, encima, me ha demostrado

una amistad a prueba de todo.

plutarco: pero hay un "pero",

¿no es cierto?

helena: no hay ningún "pero".

ya no.

plutarco: helena.

te amo.

mimí: yo sólo quería saber

cómo seguía doña eugenia.

modesto: ¿qué te dije, chepina?

que nadie molestara a mi mujer.

chepina: ay, señor, pero es--

mimí: no, no, no, usted

no me regañe a la chepis, ¿eh?

ella no me dejó pasar

como usted ordenó.

yo entré solita.

modesto: váyase, señora.

mimí: señorita.

modesto: ¡no vuelva, por favor!

usted y su parienta

nada más alteran a mi esposa.

mimí: todavía que uno

se preocupa por la salud

de la eximia actriz

y así se lo agradecen.

modesto: no necesitamos

que vengan ni usted ni su prima.

adiós.

mimí: [resopla]

hasta luego,

mi estrella fulgurante

del universo.

adiós, mi chepis.

adiós, señor caballero.

caballero...

eugenia: no--no recuerdo

el rostro de esa actriz.

debe ser una debutante.

modesto: mujer,

¿te encuentras bien?

eugenia: [carraspea]

¿lo conozco, caballero?

¿es usted productor?

ah. eh... ¿director acaso?

modesto: soy modesto, tu esposo.

eugenia: yo soy soltera, señor.

debe usted confundirme

con alguien más.

con permiso.

ay...

¿tan rápido te marchas, romeo?

todavía...

modesto: creo

que lo más conveniente

es internar a mi mujer

en un lugar donde la puedan

atender todo el tiempo.

chepina: pero ¿cómo?

¿internarla, señor?

plutarco: [ríe]

tengo miedo de estar soñando.

y necesito saber

si esto es real.

¿este beso es un sí?

helena: yo me siento

muy tranquila

cuando estoy contigo y...

me gusta sentirme así.

y... sí.

sí quiero empezar

una relación formal contigo.

plutarco: [ríe]

me acabas de hacer

el hombre más feliz del mundo,

helena. no te imaginas

lo que esto significa para mí.

lo único que quiero pedirte

es que mantengamos

nuestra relación en secreto

por un tiempo

para evitar rumores.

después de todo,

ha pasado poco tiempo

desde que enviudé y...

necesito tiempo

para hablar con adriano.

helena: claro.

sí, lo entiendo perfecto.

plutarco: helena,

¿volvemos al evento?

helena: sí, ahora te alcanzo.

y--y prefiero quedarme aquí sola

un momentito, ¿mm?

ahora te veo.

>> díganos, señor. ¿cómo surge

este proyecto turístico

de playa majahua?

adriano: eh...

una bella voz.

eva maría, por favor.

juan carlos: ay...

gracias. no. ¿cómo cree?

bueno, el de la idea

fue el licenciado

ramos arrieta, ¿verdad?

pero la gran impulsora

y la que está al frente de todo

es la licenciada helena morena.

presten atención, helena moreno.

h-e-l-e-n-a m-o-r-e-n-o.

[ríe]

adriano: [ríe]

eh...

el vicepresidente

de grupo imperio

y la licenciada moreno

han sido los pilares

de este sueño

que parece cada día más cercano.

juan carlos: sí.

mu--mucho más helena.

claro que si ustedes gustan,

yo puedo traer

a la licenciada helena moreno

para que ella les explique

con lujo de detalle, ¿verdad?

cómo surge esta idea

tan vanguardista.

adriano: [balbucea] no.

dejen tranquila

a la licenciada moreno.

usted pueden...

puede--puede explicarle muy bien

a los medios, eva maría.

la--la señora

eva maría león jaramillo.

juan carlos: viuda de zuloaga.

adriano: e-v-a...

ambos: [ríen]

adriano: eva. eva maría.

ella es

nuestra más reciente socia

de grupo imperio.

juan carlos: sí. sí, jefito,

pero ¿sabe qué? que es mejor

que helena haga este proyecto.

no me voy a ir.

aquí voy a estar.

pero ya vio qué raro está eso.

voy por helena.

[bullicio]

adriano: bueno, el desarrollo...

el desarrollo en sí...

este... es--es ecológico,

como lo habíamos dicho antes...

angélica: [tararea]

bailen...

[tararea]

ah, ya sé.

vamos a poner la de:

♪ no rompas más

mi pobre corazón ♪

ay, oigan, no sean aguados.

esto es un rave, no un funeral.

ya, a ver, préstame eso acá.

saludcita de hidalgo.

ay...

santiago: [susurra]

angélica: [tararea]

santiago: [susurra]

bájale un poquito dos rayitas.

además, ya has tomado demasiado.

angélica: [ríe] ¿cómo ven?

¿ya lo oyeron?

me está regañando

porque me tomé dos copitas.

¿sabes qué? ¿sabes lo que eres?

un "amargueitor".

[ríe]

es un "amargueitor".

oigan, oigan,

¿y si jugamos botella de prenda?

[ríe] ¿sí?

órale.

anímate... mira--

fernando: uh, flaquita.

si jugamos botella de prendas

y ella pierde,

¿se va a quedar cómo?

encuerada, flaca.

marcela: no, cállate.

calla la boca.

no, no, no.

ya ni digas

y mira al pobre de santi

que no le está cayendo nada bien

nada de esto, ¿eh?

fernando: ay, él se lo busca

también, como dice la...

la--la angélica, pues,

por "amargueitor", ¿eh?

esto es una fiesta.

¿y cómo se ponen las...

pues, las--las chavas así

como angélica?

pues así, como ella, ¿no?

pues es una fiesta.

marcela: ah, ¿sí? ¿crees

que es justo? está muy mal eso.

mira ya para otro lado,

fernando. mira para otro lado.

fernando: sí, sí.

marcela: piensa en otra cosa.

fernando: ¿como en qué?

renato: no vas a poner

todo esto, ¿eh?

[susurra] no...

angélica: eh...

¿no prefieres

jugar a la botella

y quedar encueraditos?

sé que has de estar muy bien.

[timbre]

¡oh! ¡esos son mis cuates!

[ríe]

¡ahora sí se va a poner buena

la pachanga!

[ríe]

varios: [gritan]

¿quién llegó?

eo, eo, eo.

>> una más.

varios: ¿quién llegó?

¿quién llegó? ¿quién llegó?

¿quién llegó?

¿quién llegó?

¿quién llegó? ¿quién llegó?

¿quién llegó?

>> buenas, buenas.

varios: ¿quién llegó?

¿quién llegó? ¿quién llegó?

¿quién llegó?

¿quién llegó?

>> me extrañabas, ¿verdad?

varios: ¿quién llegó?

angélica: amiga...

[bullicio]

juan carlos: ¿dónde anda,

helenita?

la ando buscando como una loca,

hombre, y no la encuentro.

¿sabe por qué?

porque me hubiera encantado

que la entrevistaran a usted

los periodistas

y no a don adriano, ¿verdad?

que siempre se roba el show.

[ríe]

helena: el licenciado reyes

es el dueño de grupo imperio.

juan carlos: sí, pero es...

pero es que usted...

oiga. ay, ya no se haga

que no ve mi mano así, ¿eh?

pidiendo su atención.

helena: sí.

juan carlos: usted ha sacado

playa majahua adelante.

sabe que no es justo

que se quiera robar el crédito.

no, no, no.

helena: mientras el desarrollo

sea una realidad

y la comunidad

se vea beneficiada,

no importa

de quién sea el crédito.

lo que cuenta

son los resultados.

juan carlos: ¿por qué se queda

viendo la lontananza, eh?

¿se siente usted bien?

helena: sí.

sí, muy bien.

juan carlos: ¿está segura?

helena: sí.

¿me acompaña al evento

o se queda, eva?

juan carlos: ah, caray.

pues sí, la acompaño,

venía por usted,

me deja aquí parado

como una antorcha, ¿verdad?

préndame fuego nada más

si quiere, ya.

espéreme, hombre.

varios: ♪ no rompas más

mi pobre corazón

estás pegando justo ♪

>> saludcita.

vero: órale. esta sí está

como para "adivine mi chamba".

>> ay. no hay nada

que adivinarles, vero.

si se les nota a leguas

lo que son.

y miren que se los digo yo

porque ustedes ya conocen

mi pasado.

cindy: no, pero a ver,

¿qué me dicen del tipo

que viene con ellas?

ay...

angélica: ¿saben qué? ya, ya.

¿saben qué?

mejor voy a poner la de...

♪ dame la gasolina ♪

yo les hago el...

varios: ♪ tubo, tubo, tubo ♪

>> mucha ropa, mucha ropa, mira.

angélica: [tararea]

♪ tubo, tubo, tubo ♪

lucía: ey, ey, ey.

¿cómo estás?

¿estás bien?

santiago: sí, sí, estoy bien.

♪ tubo

tubo... ♪

angélica: ♪ tubo ♪

santiago: [resopla]

adrian

muchas gracias.

gracias por sus notas,

por sus críticas

si son constructivas.

esperamos una buena reseña.

muchas gracias.

sigan bebiendo, ¿eh?

hay mucho vino todavía.

que se acabe el vino.

plutarco: cuñado, ¿todo bien?

adriano: excelente.

el evento salió a la perfección,

plutarco.

la prensa está muy contenta.

hubo muchas entrevistas.

¿qué más podemos pedir?

plutarco: [ríe] así es.

todo salió de maravilla.

y dime.

dime qué--qué te hizo

cambiar de opinión

así, tan repentinamente.

adriano: ¿te molesta?

plutarco: no.

no, no, no, todo lo contrario.

me da gusto verte de regreso

como capitán que retoma el barco

y que todo vuelve

a la normalidad.

sólo me entró la duda,

nada más, eh...

adriano: fue por eva maría.

ella me pidió que regresara

y me convenció.

pero no te preocupes,

lo--lo de las acciones

sigue en pie, te doy mi palabra,

la sostengo.

plutarco: sí. sí, sí, claro,

eso lo vemos después, adriano.

lo importante es

verte tan bien,

tan entusiasmado...

adriano: plutarco,

es que ahora sí estoy seguro

de que eva maría

siente algo por mí.

algo me dice

que tengo una oportunidad

para estar cerca de ella.

plutarco: ah, felicidades,

cuñado.

si la viuda te corresponde,

entonces, en una de esas, hay...

hay bodorrio.

ambos: [ríen]

adriano: si llego al altar

con ella, plutarco,

voy a ser el hombre

más feliz de la tierra.

el hombre más feliz

de la tierra...

angélica: ¡hora del "trenecito"!

vénganse, muchachas,

pues, ya, la verdad,

parecen monjas, ¿eh? ya.

mira. tú estás chiquita,

pero esas chiquitas

son bien malotas.

[bullicio]

eh...

un, dos, tres, sí.

varios: [tararean]

renato: oye, santiago,

¿pues qué te puedo decir?

felicidades por...

por tu matrimonio.

muy... alegre, muy divertido.

santiago: ya ves, este, renato,

ojalá y tú también encuentres

una chava para formar pareja

porque... eso es lo mejor

que te puede pasar.

lucía: ya.

santiago, de verdad,

yo sí quiero que tú seas feliz.

lo importante es

que tú seas feliz.

y la verdad, yo ya te felicité

por tu esposa, vela, vela.

ve qué divertida es.

es muy alegre.

y está así como...

así como--como llena de vida.

sí.

santiago: gracias, lucía.

la verdad es que...

yo creo que angélica y yo

vamos a ser muy...

muy felices.

marcela: ya nos vamos.

muchas gracias por todo, ¿eh?

fernando: sí, no,

es que ya es muy tarde.

y mira, ya está poniendo bueno,

ya empezó el "trenecito",

pero no, en serio, ya.

santiago: fernando, marce,

muchas gracias por venir, ¿sí?

marcela: al contrario.

y, por favor,

échale muchas ganas

a esta nueva etapa de tu vida.

el matrimonio es algo

en lo que hay que trabajar.

a veces mucho, todos los días.

fernando: sí, no, pero mira,

vele el lado positivo,

mi santi, véselo,

vele el lado positivo.

teniendo a angélica

aquí, en tu casa,

¿ya no vas a tener

que ir a dónde?

santiago: ¿a dónde?

fernando: pues al teibol.

[ríe]

ya tienes todo el show

para ti solito.

¿qué, flaca? ¿qué?

todo para él solito. ¿no?

[bullicio]

angélica: vénganse

al "trenecito".

ya, no sean fresas,

órale, pásenle. vente.

uy, papacito.

[bullicio]

varios: [tararean]

helena: gracias

por haber venido,

buenas noches.

que descansen. gracias.

plutarco: gracias.

helena: hasta pronto.

plutarco: gracias.

ay...

¿cómo está la más bella?

helena: bien.

pues ya se acaban de ir

los últimos invitados de prensa.

¿tú?

plutarco: yo--yo creo que...

no. no creo. estoy seguro

que esta noche no duermo

de la felicidad.

juan carlos: ¿ya se va

a descansar, helenita? perdón--

helena: sí. pues,

ya me iba a ir a despedir

de usted, la iba a ir a buscar

para decirle "buenas noches".

juan carlos: no. vámonos juntas.

ya no aguanto los zapatos.

adriano: ¡eva maría!

[ríe]

a usted la estaba buscando.

¿dónde se había metido?

juan carlos: no sea llevado.

ya me estaba yendo, aparte,

a descansar. porque--

adriano: quedamos

en que no me iba a dejar

mucho tiempo solo. ¿se acuerda?

juan carlos: en eso quedamos,

¿verdad?

plutarco: [ríe]

el amor...

el amor.

adriano: déjanos solos.

[ríe]

juan carlos: [ríe]

[música]

[músic

[murmullo]

fernando: hasta un ciego podría

ver que la mujer esta es una...

¡chamaca!

marcela: ¿cómo va a ser

una chamaca?

fernando: ¡no! ¡tu hija

está aquí con este individuo

sola sin mi permiso!

¿qué húbole?

jennifer: papá, no estamos

haciendo nada malo, nada más

estamos jugando cartas y ya.

fernando: ah, ¿sí?

¿jugando cartas de prendas?

[balbucea] párate, párate.

levántate.

marcela: fernando, por favor.

fernando: no, no,

¿qué favor ni qué nada? ¿eh?

¿se te hace muy bonito

que este escuincle

esté aquí metido en mi casa

con mi hija solos haciendo

quién sabe qué cosas, eh?

daniel: no, fernando, le juro--

fernando: ¡no, no, no!

[tartamudea] no me jures

nada, ¿eh?

lárgate a tu casa.

las visitas tienen sueño. órale.

jennifer: papá, no seas así,

por favor, te juro que nada más

estábamos platicando y jugando.

fernando: ay, sí, jugando

y ya iba a empezar

la encueradera, ¿verdad?

si yo ya conozco ese juego.

pregúntale a tu mamá,

¿pues cómo no?

marcela: fernando, ¿cómo--?

fernando: no... órale.

vámonos. vámonos.

daniel: bueno, yo ya me voy,

jenni.

fernando: ¡no la toques!

daniel: perdón, perdón, señor.

fernando: órale.

¡a ella tampoco!

daniel: está bien, está bien,

está bien, señor.

perdón, con permiso, ya me voy.

hasta luego.

fernando: ¿y tú? órale.

a dormir.

jennifer: papá, pero no se vale.

fernando: ¡vámonos!

jennifer: ¡no se vale!

fernando: órale.

marcela: luego platicamos.

fernando: le voy a decir

lo que se vale y lo que no.

se va rezongando...

no cabe duda

que ahora los patos

le tiran a las escopetas.

marcela: ¿sabes qué?

ni mi papá en sus peores tiempos

era tan cavernícola como tú.

ahorita sí te pasaste.

y mucho.

[música]

>> [ríe]

angélica: ven.

ven...

ven...

tengo ganas de bailar contigo

hasta el amanecer.

santiago: morenita, mira,

ya hay que bajarle la raya.

ya es muy tarde.

angélica: ay,

no seas aguafiestas.

¿qué dicen?

¿nos la seguimos en un antro?

ambos: ¡antro, antro, antro!

santiago: [chista] morena,

no puedo, mañana trabajo.

¿por qué mejor no nos quedamos?

y si en el fin queremos, pues,

vamos. ya diles que se vayan.

angélica: pues si no quieres,

allá tú.

yo sí me voy. ¿a dónde?

todos: ¡antro, antro, antro!

santiago: bueno, ya estuvo, ¿no?

angélica, quédate.

además, ya has tomado demasiado.

angélica: ¿y eso qué?

yo no soy

la conductora asignada.

¿no quieres

que vaya a divertirme?

porque aunque seamos esposos,

fíjate que yo soy independiente.

y si quiero ir, voy

porque quise ir y me fui.

si no quise ir, pues, no voy--

santiago: no estoy tratando

de prohibirte nada.

solo quiero convencerte

de que te quedes.

además, mira,

ya todos mis amigos se fueron.

angélica: pues sí, por fresas.

por apretados y sangrones.

se sienten muy acá, muy finolis.

dime la neta, santiago.

¿te doy pena?

¿te saca de onda mi vestido?

porque no creas

que no me di cuenta

que me estaban viboreando

tus amigos, ¿eh?

santiago: no. no, morenita.

no alucines.

sólo quiero

que tú y yo estemos solos.

a ver,

¿para qué quieres ir al antro?

angélica: no me cambies de tema.

te doy vergüenza.

¡dímelo!

¿crees que soy

medio--medio gatona,

que--que hasta doy toques

de lo corriente?

santiago: no, no, no,

¿cómo crees? no es eso.

morena, bueno, o sea, yo creo

que tal vez te puedes vestir

como--como un poquito

más tapadita y, a lo mejor,

pues, no tomar tanto,

pero nada más. es eso.

angélica: yo no soy una naca.

fíjate.

¡yo soy una dama!

una dama.

[llora]

no, suéltame.

[llora]

>> no manches, no te pases.

con mi angelito

no te metas nomás. tranquilo,

estamos chupando tranquilos.

>> te pasas, güero.

ella te quiere. trátala bien.

adriano: el evento fue

todo un éxito, eva maría.

juan carlos: sí, ¿verdad?

adriano: los chicos de la prensa

están muy contentos.

las autoridades

de playa majahua también.

¿qué más puedo pedir?

juan carlos: pues es

que la verdad es que helenita

se las sabe

todas, todas, ¿verdad?

¿y usted qué horas trae?

no se haga.

por algo es

el presidente de grupo imperio.

¿no le digo?

ay.

adriano: ¿usted cree?

juan carlos: no.

creer es un acto de fe.

yo lo sé.

por algo usted...

¿sabe qué es usted?

usted es la cabeza.

¿qué digo "la cabeza"?

usted es la gran cabeza.

¿qué digo "la gran cabeza"?

es la cabezota.

y, por favor, le pido

que su mente enferma

no divague en algún tipo albur.

vamos a repestarnos, ¿verdad?

y por algo, las empleadas

y, en general,

todos los empleados

lo seguimos a usted.

¿sabe por qué?

por la grandísima admiración

que le tenemos, don adriano.

adriano: con su permiso,

eva maría, pero...

déjeme decirle

que la admiración--

juan carlos: pica.

adriano: ...es uno

de los ingredientes principales

para amar a una persona.

y quiero decirle

que sin usted a mi lado

no me importa

esta vida, esta empresa.

usted es tan bella

por dentro como por fuera,

eva maría.

juan carlos: ay, no sea sangrón,

hombre, por el amor de dios.

¿cómo se atreve

a faltarme el respeto así?

adriano: [tose]

juan carlos: ¿sabe qué? no.

muy mal.

no, nada.

nada de "eva maría".

adriano: ¡la voy a conquistar!

juan carlos: es usted

un llevado, ¿eh?

adriano: ya. ¡como sea!

¡voy a ser paciente!

la voy a conquistar...

angélica: [solloza]

santiago: angélica, perdóname.

yo no quise hacerte sentir mal.

lo que pasa es

que tú me preguntaste.

y yo lo que quise

decirte es que--

angélica: ¿qué? ¡dilo!

¡dilo!

te doy pena.

crees que no tengo

clase ni catego.

te doy vergüenza.

santiago: no, no es eso,

morenita.

mira, lo que pasa es que...

este vestido está como medio...

y luego tú, bailando así,

como que se pueden--

angélica: ¿sabes qué?

ultimadamente,

la idea de que nos casáramos

fue tuya. no mía.

así que fájate los pantalones

y no manches,

respétame como soy.

santiago: si yo te respeto

y te acepto como eres.

angélica: porque desde que tú

andabas con la patricia esa

y yo andaba contigo,

me vestía igual que ahorita,

así que no me salgas

con que a chichita la bocharon.

santiago: no, no, no,

mejor no hablemos

de esos tiempos, ¿sí?

angélica: ¿qué?

¿me vas a echar en cara

que, en ese entonces,

te puse el cuerno

y por eso me "terminastes"?

santiago: no, nada que ver,

no iba por ahí.

yo lo que te quería

decir era que--

angélica: porque tuve

ese resbaloncito.

pero ¡yo te amo, santi!

santiago: ¡yo también!

¡y si no quería hablar de eso,

era por patricia,

no por el incidente ese!

angélica: ¡pues, entonces,

no lo saques, no hables de eso!

¡yo te adoro, mi santi!

¡lo único que quiero

es que funcione

nuestro matrimonio,

que estemos bien! te adoro.

santiago: yo también, morena.

yo también.

angélica: si quieres que cambie,

pues, cambio.

otra ropita...

pues me porto de otra manera.

me refino, pues.

yo te amo, santi.

santiago: yo también.

angélica: entonces,

¿por qué estamos discutiendo?

helena: sí.

sí, sí.

sí.

¿por qué no?

[música]

[música]

lucía: a mí, de verdad,

mira, lo que más gusto me dio

fue ver a santiago tan...

tan contento con angélica, ¿no?

digo, debe ser lo máximo

estar recién casados. ¿no?

renato: me imagino, sí.

bueno, lo mejor es que están

empezando a vivir juntos

con el pie derecho.

al menos, en lo económico.

digo, por lo menos,

santiago tiene trabajo seguro

que ya es algo.

lucía: oye.

pero, pues, tú también tienes

un muy buen trabajo.

digo, si quisieras,

también podrías empezar

una nueva vida con una mujer

que te quiera, que te comprenda,

que--que te sienta y te dé...

que te dé quesito

y que te dé

lo que tú te mereces.

renato: en mi caso

es diferente, ¿eh?

lucía: ajá.

renato: yo, a estas alturas,

todavía no tengo

ni trabajo asegurado.

ya ves que nadie me ha dicho

qué va a pasar conmigo

en la empresa.

lucía: bueno, pero todo

va a salir bien.

mira, tú no te apures,

de verdad, por eso.

yo voy a hacer

lo que pueda, lo que pueda

para echarte la mano.

renato: ¿sabes qué?

lucía: ¿mm?

renato: eres un ángel, lucía.

lucía: [carraspea]

¿de veras?

renato: sí.

marcela: nomás de acordarme

cómo la trataste,

se me cae la cara de vergüenza

con mi pobre hija.

ya ni la muelas, fernando.

fernando: ¡ahora resulta

que el que está mal soy yo!

¿y todo por qué?

pues por andarla cuidando.

fíjate nada más.

nomás esto me faltaba, flaca.

fernando: es que se trata

de acercarnos a nuestros hijos,

no de alejarlos.

¿hasta cuándo le vas a demostrar

a jenny que le tienes confianza?

fernando: pues hasta

que se la gane, flaca.

hasta que se la tenga.

¿qué? a ti ya se te olvidó

lo del condón ese

que traía en su mochila,

¿verdad?

¿quién sabe para qué...?

mira, no quiero ni pensarlo,

flaquita.

marcela: bueno, ¿qué?

¿estás loco tú?

en vez de dar gracias

porque tienes

una hija responsable

que se hace cargo de sus--

fernando: [grita]

[bromea]

no oigo, no oigo. soy de palo,

tengo orejas de pescado.

marcela: ¡ay!

fernando: que te estoy diciendo

que tengo... bueno, pues...

ni creas que estoy jugando,

flaca.

al contrario,

voy a hablar muy seriamente

con esa niña, ¿eh? vas a ver.

marcela: ¿y cómo le vas a hacer?

ya se encerró.

fernando: pues, por eso, digo

que ya mejor

lo dejamos para mañana, flaca.

¿por qué?

porque a la princesa

le dio por encerrarse

en su cuarto,

según que de la pena.

ni aguanta nada.

ya no me hables.

acuérdate que tengo

orejas de pescado.

marcela: ay, fernando...

fernando.

fernando: ¡no la toques!

ay, ay, flaquita...

marcela: ni te duermes

y ya estás teniendo pesadillas.

los hijos crecen, mi amor.

los hijos crecen, ya, ya,

ya pasó, ya pasó, ya pasó.

algún día tiene que usar

ese condón, mi amor.

fernando: ¡ay!

cállate, flaca.

marcela: ya, ya.

fernando: no abuses de que tengo

las orejas destapadas.

marcela: ya pasó, ya, ya.

renato: te agradezco

que te hayas portado

tan bien conmigo

a pesar de que últimamente,

no he sido el caballero

que debía ser.

y tú, igual,

me has seguido

brindando tu amistad.

lucía: yo, con mucho gusto,

te brindaba

y te brindaba

todo, todo mi cariño.

de veras que sí.

es que para mí tú eres...

eres un amor, renato,

de veras, ¿eh?

de veritas, de veras, de veras.

renato: es mejor que me vaya.

lucía: no.

renato: sí.

lucía: no, no, no. ¿por qué?

no, no.

quédate otro ratito.

tengo más queso,

de otros quesos.

ajá.

no te vayas...

¿ajá?

me besaste, renato.

me be...

ay, ¿sí me besó de plano

o aluciné?

ay, no. ay, no, no.

repeticiones... repetición,

repetición, repetición.

jennifer: [resopla]

te juro que me muero de pena

por el oso que me hizo pasar.

pero así es mi papá.

o sea, ni cómo ayudarme.

daniel: tú ni te preocupes,

nena.

jennifer: ay, ¿cómo no me voy

a preocupar

si te corrió horrible?

es el colmo.

daniel: no, a ver, a ver,

mi amor, pero te aseguro que eso

no va a volver a pasar nunca.

¿ok?

jennifer: ¿y cómo puedes

estar tan seguro

si ya viste cómo es él?

daniel: no, a ver, mi amor,

yo ya tengo la solución ideal

para que tu jefe se calme,

hermosa. ¿ok?

va a estar encantado

de vernos juntos.

jennifer: ¿en serio?

daniel: tú confía en mí, ¿ok?

jennifer: ay, mi amor,

claro que confío en ti.

daniel: mira,

entonces, escúchame.

lo que vamos a hacer

es lo siguiente.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.