null: nullpx
Cargando Video...

Por Ella Soy Eva Capítulo 60

Univision2 Dic 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

[tema musical]

helena: nunca di la orden

para que ustedes fueran

a playa majahua de parte

del grupo imperio.

exijo que se regresen

de inmediato y sigan

mis instrucciones.

eso espero yo también,

ingeniero.

buenas tardes.

juan carlos: ¿los pudo detener?

helena: sí. pero tengo miedo

de que el daño ya esté hecho.

juan carlos: ay, ¿tan grave es?

válgame.

helena: no sé, pero ya sembraron

la desconfianza entre la gente

de playa majahua.

y lo peor es que insisten

en que la orden la di yo.

ay, yo espero que todo esto

tenga arreglo todavía.

juan carlos: ¿seguro que

no tuviste nada que ver tú,

chavito?

por culpa de alguna

metida de pata

o por alguna equivocación

o por tu peinado? yo qué sé.

renato: señora, yo le aseguro

que yo no tuve nada que ver

en este malentendido.

se lo juro.

juan carlos: no andes

jurando en vano, chulo.

no, no, no, porque una

nunca sabe lo que puede pasar.

mejor hazte útil,

vete por un café.

córrele por unos cafés--

helena: eva, ya. eva ya.

renato: con permiso--

juan carlos: órale, unos cafés.

helena: le dije que ya.

juan carlos: me cae remal.

adriano: después de lo que acaba

de suceder, por supuesto

que estoy inquieto.

díganme, ¿será capaz

helena moreno de sacar adelante

semejante proyecto?

fernando: es un paquetote

para una mujer. digo.

adriano: el pueblo,

al igual que yo, la ve

como una mujer frágil, débil.

no estoy dudando

de sus capacidades, pero,

no sé, le falta ese--

vigor masculino.

plutarco: es cierto, es mujer,

adriano, pero conoce el proyecto

como nadie. no te preocupes.

yo me comprometo

a estar pegado a ella

para apoyarla en todo.

adriano: no podemos fallar.

estamos arriesgando

mucho dinero.

plutarco: lo sé.

pero por suerte tiene

este asistente renato que,

siendo hombre la va a apoyar

y bueno, además no se verá

tan sola.

adriano: bueno, pues entonces,

que delegue

más responsabilidades

en ese muchacho.

que se convierta en algo así

como el brazo derecho

de la licenciada moreno.

plutarco: muy bien.

fernando: francamente,

esto ya se veía venir, ¿eh?

ninguna vieja aguanta

en puestos importantes.

tarde o temprano

terminan quebrándose.

no, bueno, si--

si ya no hay nada más

en lo que los pueda servir--

a usted no, a usted...

adriano: no.

fernando: ok, ya me voy, jefazo.

jefazo.

rebeca: después de lo que pasó,

a ver cómo le hace

la chiqui trepadora

para recuperar la confianza

en la gente de playa majahua.

ay, rebequita...

eres genial.

[ríe]

[llaman a la puerta]

adelante.

vero: aquí tiene su café

capuchino con crema,

chispas de chocolate, canela

y un sobre de edulcorante.

rebeca: puedes retirarte, cindy.

vero: soy vero.

rebeca: ay, bueno.

vero, cindy, juana, petra,

da igual, niña.

y esfúmate, ¿sí?

que no me gusta perder el tiempo

con el gremio secretaría,

porque hay jerarquías.

y yo solamente de gerencia

para arriba.

onésimo.

onésimo: lo supiera dios

y a usted.

rebeca: hasta que te dignas.

¿no se supone que eres

mi achichincle?

y hace siglos

que no te paras por aquí.

onésimo: ¿sabes? qué pena.

el licenciado ramos

ahorita me pidió que me regre--

rebeca: ¿quién te dijo

que te sentaras?

¿no te da gusto

trabajar para mí otra vez?

onésimo: sí, claro. harto gusto.

rebeca: se nota. y bueno,

tú que conoces tan bien--

[chista] a plutarco,

¿en que trácalas anda metido?

onésimo: ¿cómo trácalas?

yo no sé de qué me está

usted hablando.

rebeca: ay, por favor,

no te hagas el inocente.

yo sé que conoces

todo de plutarco.

pero no importa.

algún día encontraré la forma

de sacarte la sopa.

ahora sí puedes sentarte.

necesito

que vayas a la tintorería,

después a pagar mi cable,

mis tarjetas de crédito.

ah, que alguien te acompañe

para que limpien muy bien

mis cortinas.

después te vas al supermercado,

a la panadería, y finalmente,

a pagar mi celular.

y te regresas rapidito

por si algo se me ofrece.

onésimo: con mucho gusto,

seño rebequita.

rebeca: señorita oropeza.

onésimo: señorita oropeza.

rebeca: muy bien.

onésimo: voy raudo y veloz.

con permiso.

rebeca: bien,

"señorita oropeza".

onésimo: señorita oropeza.

rebeca: bien, bien.

híjole, qué naco.

[resopla]

helena: por lo pronto,

ya detuvimos el proceso.

ahora es cosa de investigar

qué fue lo que pasó

para que esto no se repita.

juan carlos: bueno,

lo bueno es que le hicieron

caso, ¿verdad? se tardaron,

pero le hicieron caso.

helena: sí, lo que yo

no entiendo es por qué dicen

que alguien llamó de mi parte

para dar esa orden.

yo no entiendo eso, ¿quién--

por qué de mi parte?

[llaman a la puerta] adelante.

plutarco: helena, perdón.

necesito hablar a solas

con usted.

eva, ¿nos permite por favor?

juan carlos: oiga, don pluti,

es que estábamos aquí--

helena: eva,

¿nos dejas solos por favor?

juan carlos: sí.

con permiso.

¿quiere que le cierre?

cindy: si sabíamos

y le hemos avisado.

vero: están igualitas también.

onésimo: ay.

vero: ¿qué pasa? quita el pie.

onésimo: mi lente de contacto.

mimí: no, no, no,

a mí como que todavía

no me acostumbro a esto

de ir al corporativo.

no, a mí me hacen falta

los camerinos, el glamour,

el chisme, la farándula.

>> pues haga de cuenta

que los baños son los camerinos.

y de chismes, pues,

no serán de famosos,

pero aquí hay unos buenísimos.

mimí: pues, desembucha,

mi chula. ándale, mi hija, dime.

lo único que me sales debiendo

es el glamour.

pero de ese ni te preocupes,

que para algo estoy yo aquí.

vero: apúrale.

onésimo: ya, ya, me acordé

que no me los puse hoy.

permiso, permiso.

vero: nos quería ver

los calzones.

cindy: seguro.

onésimo: si no traigo lentes,

¿cómo los voy a ver?

ambas: [protestan]

plutarco: usted ya sabe

que cuenta conmigo

para lo que sea.

solo dígame en qué la puedo

apoyar para resolver esto

y de inmediato lo hacemos.

helena: ya hice unas llamadas.

ya tengo el problema

bajo control.

yo sé lidiar con este tipo

de dificultades, créame.

de cualquier forma,

gracias por apoyarme.

plutarco: he estado pensando

que tal vez debería apoyarla más

con lo de playa majahua.

quizá le he delegado

muchas responsabilidades

y tal vez la carga sea

demasiado grande para usted.

helena: a ver, plutarco,

¿usted me está diciendo

que yo no puedo cumplir

con mi trabajo?

¿o quiere que renuncie?

¿o qué--o qué--?

no, no le entiendo bien.

plutarco: no, no,

de ninguna manera

es mi intención ofenderla.

por favor.

si dije algo inapropiado,

perdóneme, perdóneme.

helena: es que creí

que estaba dudando

de mi capacidad en el trabajo--

plutarco: no, no, no,

al contrario.

yo soy el primer convencido

de que usted es la persona ideal

para liderar este proyecto.

helena: ah.

ay, perdóneme, plutarco por--

pues por haberle hablado así,

en ese tono.

yo creo que todavía

estoy alterada por lo que pasó,

por los constructores--

no era mi intención.

discúlpeme, por favor.

plutarco: no, no se preocupe.

tampoco me malinterprete.

yo lo único que quiero

es apoyarla.

yo sé que ha sido

mucha presión para todos,

especialmente para usted.

¿qué le parece si se toma

unos días de descanso?

helena: muchas gracias,

pero no, no, no es necesario.

plutarco: no, pues, insisto,

helena, yo sé que usted

es una mujer muy fuerte,

pero para mí es muy importante

que ante todo, usted esté bien.

y para eso necesita descansar.

acepte mi ofrecimiento.

juan carlos: [grita]

mimí: qué bonito, ¿verdad?

mitotero.

ay, maleducado, ándele.

juan carlos: helena y plutarco--

mimí: no seas chillón,

arre, arre, arre.

no chilles.

eres obsceno y maleducado.

no aprendes.

cindy: doña eva--

juan carlos: ay, dime,

pequeñita hermosa.

cindy: le mandan esto.

juan carlos: qué metiches somos,

¿verdad? lléguele.

cindy: sí.

juan carlos: gracias,

gracias, pequeña.

mimí: a ver...

juan carlos: son de adriano.

se van a la basura--

mimí: no, no, no.

en áfrica se están

muriendo de hambre

y tú desperdiciando la comida,

mi hijo, no.

juan carlos: es que ya lo mandé

a freír espárragos y no quita

el dedo del renglón, mimí.

está sobres.

y yo no sé qué hacer

en estos casos.

mimí: pues a apechugar,

a apretar, mira.

pues no hay de otra, o suéltate.

ármate de valor y aprende

a mandar a volar a los hombres,

mi chula.

juan carlos: eso no funciona.

te lo digo por experiencia

como hombre.

mientras mal tratas a una mujer

y la mandas a volar,

más se aferra y está ahí.

mimí: bueno, pues entonces,

dale el sí.

afloja, que te vea facilota

y se va a aburrir.

juan carlos: ándale, sí, tú,

¿cómo no? y luego me va a querer

dar la mano, y luego

me va a querer dar un besito,

y luego un pique en los bigotes,

y luego agarrarme la nal--no.

mimí: ya, entonces tú sabrás

ya lo que quieras.

si te digo que lo torees,

dices: "no, no, no".

si te digo que le digas que sí

y aflojes, dices que no,

que tampoco,

¿entonces qué quieres?

juan carlos: ¿qué?

mimí: ¿qué quieres?

juan carlos: ¿de qué?

mimí: ay...

juan carlos: ah...

adriano: acé

cindy, no me tengas miedo.

cindy: sí.

adriano: siéntate.

cindy: gracias, licenciado.

adriano: ¿y?

¿le diste las trufas a la viuda?

cindy: sí, licenciado,

se las acabo de dar.

ay, qué detalle el suyo.

trata muy bien a sus socios.

adriano: como debe de ser,

mi querida cindy.

sobre todo con una socia

que es toda una dama.

cindy: sí, claro, sí.

adriano: ¿y?

¿sabes algo más de eva maría?

cindy: ah, sí, mire,

ella vive con su prima

en una pensión,

con su prima mimí.

son de sinaloa--

adriano: por el tono.

cindy: claro, exacto.

y bueno, pues, quedó viuda.

ay, y su marido se llamaba

belisario.

adriano: cindy...

¿algo--algo más personal?

no sé...

¿romances? ¿amores?

cindy: ay, licenciado.

pues sí, fíjese que sí.

sí, doña eva hace poco

estuvo buscando a un hombre.

adriano: no...

cindy: sí.

¿pero sabe qué? no funcionó.

había mucha diferencia

de edades.

adriano: ¿sí?

cindy: yo tengo entendido

que él era mucho más joven

que ella y por eso no funcionó.

adriano: cindy...

gracias.

cindy: de nada.

adriano: puedes retirarte.

cindy: sí, licenciado.

oiga, licenciado,

¿usted está seguro

que no necesita algo más?

adriano: no, cindy,

puedes retirarte.

cindy: sí, licenciado.

con permiso.

adriano: ay, eva maría,

picarona, picarona,

picarona.

juan carlos: mire,

jefecito santo, antes de que

me diga cualquier cosa,

le suplico por favor

que no insista con lo de anoche,

ni con lo de hace ratito.

mire, cancelemos el tema--

adriano: vengo por un asunto

laboral.

juan carlos: ah.

ah, no, pues, usted disculpe.

pensé que venía a bajarme

el cielo, el sol, las estrellas.

siendo así, lo escucho.

manifiéstese.

adriano: [carraspea] mañana

hay una pequeña convención

de hoteleros en acapulco.

y es importante

que vayamos como socios,

representando a la empresa.

juan carlos: yo no sabía

de esa convención de mañana,

fíjese, ¿pues qué es o qué?

adriano: es una reunión

muy selecta en un evento

muy exclusivo.

¿y qué mejor momento

para presentarla

como la nueva socia

del grupo imperio,

no le parece?

juan carlos: ah, bueno,

pues siendo así vamos.

no le veo nada de malo, ¿eh?

le voy a pedir

a mi primita mimí

que me acompañe.

adriano: por favor,

no sea infantil, eva maría.

tenemos que ser profesionales.

es una convención seria,

no un jolgorio familiar.

además, mimí debe de quedarse

aquí en su lugar.

no se puede quedar solo

su puesto.

juan carlos: ay, está bien.

no se me altere.

todo en orden, todo bien.

adriano: ya entendí

que no quiere que la corteje.

así que olvídese de eso.

usted y yo vamos a acapulco

a trabajar y punto.

con permiso.

juan carlos: ándele, propio.

[música]

silvia: ay, lo mejor de todo

es que a mí me encantan

las plantas, fíjate.

para mí es una ilusión

trabajar con la tierra.

además, pues me queda

bien cerca de la casa.

helena: sí.

qué alegría que estés contenta

con tu trabajo, ma.

silvia: sí, hija.

helena: nada más

que no se te olvide estudiar.

porque ya viene tu examen,

acuérdate.

silvia: sí, mamá.

juan carlos: buenas noches.

helena: hola, eva, ¿cómo le va?

juan carlos: perdón,

es que vine a ver al "buqui",

porque ya lo extrañaba mucho.

perdón, ¿ya se durmió

el "buqui"? ¡buqui!

helena: lalito...

juan carlos: ¡plebe!

lalito: qué bueno que viniste.

juan carlos: qué gusto verte.

pero es que--claro,

espero que no les importe, pero

es que desde que vive usted aquí

pues ya no me invitan para nada,

¿verdad? no me entero de nada,

así que--ya te extrañaba, buqui.

lalito: mi cuarto

quedó bien padre.

ahorita vamos para que lo veas.

a don plutarco

también le gustó mucho.

juan carlos: ándale.

así que don plutarco

ya lo conoció.

qué avorazado es ese muchacho.

qué bárbaro.

lalito: también fuimos

a comer helado.

mi mamá lo invitó.

ojalá te hubiera invitado a ti.

juan carlos: ah, o sea que--

salieron.

ay, pues tanta salidera

con don pluti, de veras,

se está infiltrando

como la humedad.

¿sabes qué es la humedad,

lalito?

silvia: lalito, mira,

despídete de la señora eva.

ya hay que dormir--

lalito: no, yo no tengo sueño.

ay, me pica.

juan carlos: es el pelo.

helena: adiós, mi amor.

que descanses.

silvia: buenas noches.

juan carlos: buenas noches,

doña chivi, buenas noches.

¿se puede saber por qué

tanta invitadera

con don plutarco?

¿tantas consideraciones?

¿pues de qué se trata?

¿o qué digo?

para hablar más claramente,

¿verdad?

¿qué se trae usted

con ese señor?

¿qué? ¿se quiere ir

a vivir con él o quiere

que venga en su caballo

corcel blanco y se la rapte

y se la lleve en su capa azul--?

helena: a ver, eva,

vamos a poner una cosa en claro.

yo no entiendo qué son

esos arranques y esa furia

que tiene contra plutarco.

cada vez que yo lo menciono,

se empeña en hablar mal de él.

si yo no la conociera,

pensaría que tiene celos.

juan carlos: ¿mm?

helena: sí.

juan carlos: ¿qué?

helena: celos.

juan carlos: ay, no.

ay, le pido una disculpa,

helena, sí, tiene razón.

es que a veces me entran

mis arranques y--

¿pero sabe por qué son?

tengo una cosa, ¿verdad?,

que cuando le dé a usted

esa cosa en unos años

va a ver qué cosa.

usted se va a acordar de mí.

helena: cada vez

la entiendo menos.

¿de qué demonios

me está hablando?

juan carlos: [murmulla]

helena: ¿eh?

juan carlos: [murmulla]

helena: ¿qué?

juan carlos: ¡menopausia!

[chista]

no me haga gritarlo.

¿qué tal que me escucha

doña chivis? qué vergüenza.

es que la verdad

luego me dan unos bochornos

y no sabe lo que es.

mire, siento unos calores

horribles.

de repente siento

que tengo un horno acá abajo.

es como si tuviera un infierno,

como si luzbel viviera aquí.

mire, son unas hormonas

que son como una montaña rusa

que suben y ba--

¡ya déjenme en paz, por dios!

ay, no sabe lo que--

helena: parecían celos.

juan carlos: no me toque

que me da calor.

helena: ya, ya, ya.

juan carlos: una disculpa,

de veras, una disculpa.

santiago: [se despereza]

angélica: [suspira]

santiago: ay...

ay...

angélica: abrázame.

abrázame más fuerte.

¿hacemos cositas como anoche?

santiago: espérate, espérate.

déjame pararme.

angélica: no lo podemos creer,

¿verdad?

soy la señora de--

¿cómo te apellidas?

santiago: escudero.

angélica: ¡la señora

de escudero!

santiago: ¿cómo?

angélica: ¿cómo que cómo?

nos casamos hace unas horas.

mira.

santiago: ¿somos esposos?

angélica: "married" para siempre

hasta que la muerte nos separe.

[ríe]

dame un besito.

santiago: uy...

[música]

[música]

mimí: y ya párale a tus celos,

mi chulo, ¿eh?

imagínate, te vas a echar

de cabeza frente a helena,

¿y qué va a pensar ella

de la pobre de eva?

juan carlos: ya sé,

pero es que me muero

de los celos, mimí,

porque nunca había sentido esto.

nunca. antes no me importaba

ninguna mujer y ahora

solamente tengo vida

para estar con ella

y me afecta todo lo que hace--

mimí: separa un sentimiento

del otro, mi hijo.

una cosa es el amor

y otra los celos.

juan carlos: ¿sabes qué diría

mi mamá?

que los celos

son ese monstruo de ojos verdes.

mimí: ah, no, pues sí.

si ella lo dice,

debe ser ciertísimo.

por ejemplo, veme a mí.

yo no tengo celos

de que mi machote panzón

ande detrás de los huesitos

de eva.

juan carlos: no--

mimí: pues no, fíjate no tengo--

juan carlos: porque sabes

que eva jamás le va a hacer caso

a adriano porque eva soy yo.

además, por suerte,

gracias a dios ya entendió

y no va a seguir insistiendo

con ese romance.

mimí: ¿a poco?

¿o sea que fue pura llamarada

de petate?

ah, no, ¿así será para todo?

espero que no, espero que no.

ándale, mi hijo.

empaque sus petacas.

váyase para acapulco

y yo me voy a poner al día

con la "twitis".

juan carlos: ándale.

con su amigo imaginario.

buena onda.

mimí: espero que sea.

onésimo: eso, mineto.

échele--

[ríe]

otro cachito.

[grita] ay, espérate, plutarco.

plutarco: ¿ya te relajaste

con eso?

onésimo: pues, algo.

oye, ¿por qué no me habías dicho

que la mentada prima de doña eva

ya trabaja en grupo imperio?

plutarco: ¿yo qué iba a saber

que era la misma de la pensión?

onésimo: no, pues es que

ahora sí va a estar cañón.

donde me vea y me reconozca...

se me hace que le voy a tener

que renunciar a la rebeca

para ya no ir a la oficina, ¿eh?

plutarco: ¿estás loco?

arréglatelas para que no te vea.

no sé, la empresa es enorme.

pero no le renuncies a rebeca.

no quiero que luego

me ande enchinchando a mí.

onésimo: ay, sí,

que me enchinche a mí, ¿no?

sabes que nomás me pusiste

de nuevo con la rebeca

y ya empezó con el trajinar.

de aquí para allá,

de allá para acá,

y luego de aquí para allá

y otra vez de allá para acá.

no, ya. mira,

tintorería, banco, super.

ay, ya estoy muerto, ya.

plutarco: no chilles.

para eso te pago.

onésimo: "te pago".

plutarco: lo del papá de lalito

me vino como anillo al dedo.

quedé como héroe

frente a helena.

onésimo: [ríe] esa morra

va a caer rendida a tus pies.

es más, te lo apuesto.

plutarco: no hace falta

que apostemos.

lo sé.

va a ser mía.

onésimo: ay...

fernando: [ríe]

marcela: fer...

los trastes sucios

están esperando, ¿eh?

quedamos en que nos íbamos

a repartir las tareas

de la casa.

fernando: ajá.

al rato, flaquita.

estoy muy contento

como para estarme

peleando contigo

y con el fregadero, flaca,

la verdad.

marcela: ¿y esa sonrisa

tan sospechosa? ¿qué te pasa?

fernando: ya lo verás, flaquita.

mira: "a mi musa".

me lo encontré

de pura casualidad,

¿entre las cosas de quién?

marcela: ¿de quién?

fernando: pues de kevin, flaca.

marcela: válgame dios.

¿cómo te puedes esculcar

en las cosas de tus hijos,

fernando?

fernando: vente, flaquita.

ven.

ven, no, no, sin miedo.

ven, flaquita.

mira...

¿cómo ves?

marcela: ay.

ha de ser una carta de amor.

ya decía yo que mi kevin

traía algo porque ha andado

muy raro estos días, ¿verdad?

fernando: ey...

yo no la he leído

porque la quise traer primero

para que la leyéramos juntos,

flaquita, ¿qué hubo?

marcela: no, no, no,

eso está muy mal.

no, es una intromisión

a la privacidad del niño.

fernando: ay, flaquita,

¿pues cómo crees?

a ver, a ver,

vamos a ver qué dice--

no, yo me echo la culpa, flaca.

no, yo--a ver.

"para mi cachorra".

marcela: ¿así puso?

fernando: sí.

"tu ropa interior--"

marcela: ¿qué?

fernando: pues, léela, flaca.

marcela: ay, baboso.

esto parece más bien un borrador

de un informe tuyo.

todo tachado,

con mala ortografía.

fernando: léele, léele, léele.

marcela: "me gusta cuando callas

porque estás como ausente--"

ay, a mí este poema

también me gustaba

cuando estaba en secundaria.

fernando: ajá, ajá.

¿dice algo más? síguele, flaca.

marcela: espérame.

es que trae como fragmentitos

de otros poemas. ¿te los leo?

fernando: no. no, esas cosas

se me hacen muy cursis,

flaquita.

marcela: ay, a mí no.

ay, pero tanta poesía

me confirma:

mi hijo está enamorado.

seguro está derretido

por una compañerita

toda con frenos y granos--

fernando: a ver qué tan duro

le da el primer amor

a nuestro hijo.

marcela: ay, mi chiquito.

fernando: con que no nos quiera

salir poeta, aparte de arpista,

pues entonces sí nos amolamos,

flaca.

imagínate su show.

kevin, el "arpoetista".

marcela: ay, ¿qué tiene?

yo le aplaudiría mucho.

fernando: no, pero,

¿es cómo que la poesía--?

marcela: ay, le gusta

cuando calla ella

porque está como--

fernando: sí, no, debe ser.

kevin: [suspira]

"cándida, eres lo más hermoso

que he visto en mi vida.

[suspira]

cándida, con solo mirarte,

mi corazón se acelera.

'candy sweet', eres lo más bello

de todo el universo".

[suspira]

vero: qué guapa te ves.

juan carlos: ¿a poco me parezco

a estrella "movie star".

vero: sí, toda una artista.

>> sí, guapísima.

cindy: ay, qué buen "look".

juan carlos: chicuelas, perdón,

¿ya llegó el licenciado moreno?

vero: no, no ha regresado.

pero el que ya está es renato,

su asistente.

juan carlos: voy a hablar

con él entonces. con permiso.

adriano: eva maría.

nos vamos porque nos puede

dejar el avión.

y acapulco nos espera.

juan carlos: a ese respecto,

jefecito santo,

yo le quiero comentar

que si usted está

completamente seguro que--

adriano: ya les avisé

a los de la convención

que vamos los dos, eva maría,

por favor y quedé

en presentarla.

no podemos quedarles mal.

¿somos profesionales o no?

somos responsables.

juan carlos: qué dramático es.

está bien, vamos, todo bien.

adriano: después de usted.

juan carlos: gracias.

adriano: permítame ayudarle--

juan carlos: yo puedo sola.

no, yo puedo sola,

no se preocupe.

[música]

[música]

helena: lalito,

córrele, mi vida.

ya por favor llévate tu mochila

porque se va el camión y no--

silvia: no te preocupes.

yo lo acompaño y de ahí me voy

al vivero.

helena: córranle, ma.

todos: [hablan a la vez]

helena: beso, beso, mi vida.

adiós. bendiciones, ¿eh?

silvia: cuídate, hija.

helena: sí, "bye". bye, mi amor.

ay, dios, ¿por qué

siempre carreras y carreras?

[timbre] ¿qué?

¿ahora qué se les olvidó?

¿qué se les olvidó, ma?

¿qué--eh? ¿qué?

plutarco: a mí nada,

pero esto es tuyo.

helena: ay, plutarco.

no, este--gracias.

pase, pase.

plutarco: gracias.

helena: yo pensé que era lalito

o que era mi mamá, porque bueno,

se acababan de ir y-- bueno ya.

pero no--no tenía

por qué haberse molestado.

plutarco: no es ninguna

molestia. las traje

para celebrar que hoy

no va a ir a trabajar.

helena: ¿cómo no?

si tengo muchísimos pendientes,

cantidad de llamadas--

plutarco: helena, helena...

de verdad,

usted necesita descanso.

tómese medio día aunque sea.

helena: no, de verdad,

tengo muchas cosas que hacer.

tengo--híjole, si me pongo--

plutarco: helena, helena,

hágalo como algo especial,

para mí, ¿sí?

¿por favor?

helena: este--

santiago: angélica,

tengo que pasar por la casa

y ya después me voy

a la oficina.

angélica: ok.

santiago: ¿tú qué vas a hacer?

¿pedimos un taxi

y lo compartimos?

angélica: ándale,

qué buena idea.

sirve que voy a mi casa

por unas cosas y las llevo

a la tuya de una vez.

santiago: este--

bueno, está bien,

vamos por el taxi.

adriano: capitán,

la operación será

la misma operación

"luna de miel", ¿eh?

vamos a cambiar la contraseña.

cuando yo haga así

se van motores. ¿cómo?

muy bien.

dios santo.

no.

ella es.

mi queridísima eva maría.

juan carlos: jefecito--ay.

oiga, ¿está seguro que no es

más fácil llegar en coche?

adriano: no, no, no, no,

claro que no.

es mejor ir en yate

y mira nada más qué yate, ¿eh?

juan carlos: sí...

adriano: en coche

perderíamos mucho.

juan carlos: ha de ser

un lugar muy exclusivo, ¿verdad?

adriano: exclusivísimo.

es una reunión

con unos hoteleros,

un grupo muy selecto.

juan carlos: óigame.

oiga, y diga una cosa,

¿dónde está?

¿en puerto marqués,

en punta diamante?

adriano: no coma ansias,

eva maría, ya lo verá.

ya lo verá y ya va a ver

lo que se va a comer.

juan carlos: ¿qué dijo?

adriano: digo, que el bufet--

juan carlos: ah...

ah, buenísimo.

adriano: por favor, súbete.

juan carlos: ¿sabe qué?

mire, súbase usted

y yo lo sigo.

adriano: yo la espero.

juan carlos: sí. ánimo.

adriano: oiga, capitán,

permítame.

ágil como siempre.

por favor, eva.

juan carlos: ahí voy, ¿eh?

ahí voy.

adriano: ¿le ayudamos tantito?

juan carlos: no, no, no.

si sí puedo.

sí puedo sola.

adriano: ¿segura?

deme su abanico.

juan carlos: con cuidado.

adriano: pareces una sirena,

de verdad.

juan carlos: no me ande--

no me ande tocando tampoco, ¿eh?

sí, espéreme, espéreme.

espéreme.

adriano: con cuidado,

con cuidado, ¡eso!

muy bien.

¿está bien?

juan carlos: sí, gracias,

muchas gracias. ¿dónde?

adriano: siéntese por favor.

con cuidado, capitán.

eva, eva.

capitán: perdón, señor.

juan carlos: ¿sabe qué?

no me ande tocando y quítese.

adriano: perdón, perdón, perdón.

juan carlos: quítense los dos.

gracias.

está bien bonito.

adriano: ¿le gusta?

juan carlos: sí.

adriano: mire nada más.

eso es.

[ríe]

permítame, eva maría.

con mucho cuidado.

con cuidado.

ey... eva, eva, eva.

ahí va, ahí va, vamos, órale.

[grita]

angélica: voy a transformar

el "dep" en un verdadero

nidito de amor.

yo tengo muy buen gustacho.

santiago: angélica, bueno,

en fin, yo no sé la verdad--

angélica: espérame.

espérame, cosita.

es que me estoy haciendo

desde el aeropuerto.

santiago: sí, pero--

[celular]

¿bueno?

[>>] señor santiago escudero,

le hablamos del banco asturiano

para informarle que sus tarjetas

están sobregiradas.

santiago: ¡patricia me dejó

endeudadísimo!

quítate.

juan carlos: ay, ¿qué tiene,

jefecito, por qué está mal?

¿se siente bien? ¿qué tiene?

adriano: el mar me pone así,

reflexivo, melancólico.

interesante.

juan carlos: ay, ¿pues sabe qué?

no se ponga así.

mejor, mire, me platica

y así se desahoga, ¿no?

adriano: es que esta pérdida

tan repentina de mi hermana

me ha puesto así.

a ella le encantaba venir aquí.

juan carlos: mi mujercita bella,

¿verdad?

adriano: aquí veníamos

cuando niños y teníamos

una casa allá.

juan carlos: ¿dónde?

adriano: allá.

juan carlos: ah, allá,

qué bonito.

adriano: todavía no puedo creer

que la vida me la haya quitado

tan rápido.

ay, mi hermana.

juan carlos: oiga,

como que se apagó el yate, ¿no?

se apagó el motor. ¿qué pasó?

adriano: ah, ¿sí? qué raro.

permítame--

juan carlos: mire, ya no se oye.

adriano: ¡capitán! ¿qué pasa?

capitán: perdón,

licenciado reyes,

pero tenemos un problema

con la manguera del combustible.

adriano: ¿pero cómo?

capitán: bueno,

es que se rompió, señor.

pero ahorita mismo

voy en una lancha

para ir por otra de repuesto.

adriano: inmediatamente,

capitán, por favor.

capitán: señor, los voy a dejar

solitos un momento.

no me tardo, ¿eh?

con permiso.

adriano: ¿pero cómo, capitán?

¿solos aquí?

no se tarde, por favor,

porque no podemos estar solos--

usted y yo.

en medio de esta inmensidad

del mar.

dicen que en el mar

la vida es más sabrosa.

juan carlos: operación

"luna de miel".

[resuella]

[música]

juan carlos: ay, ¿sabe qué,

jefecito? no debió haber dejado

ir al capitán por esa manguera--

ay, esa manguera de combustible

que se rompió. no, no, no.

adriano: eva maría,

pero tenemos que llegar

a esa importantísima reunión.

llegaremos tarde, ni modo.

juan carlos: ay, ajá.

adriano: bueno, no se preocupe,

el capitán no tarda ni 5, 10,

15, dos horas--

juan carlos: ¿eh?

adriano: rapidísimo vuelve.

lo que son las cosas,

¿no, eva maría?

lo inesperado

de las circunstancias.

juan carlos: ah, ¿sí?

que se haya roto la manguera

y que estemos aquí

usted y yo solos

en medio del mar,

¿eso es lo inesperado?

adriano: exactamente.

usted y yo solos,

parados aquí en este yate,

aunque usted no lo quiera

ni yo por supuesto,

no deja de ser romántico.

juan carlos: ay, ay, ay,

jefecito, pero debo decir

una cosa, mire...

yo no voy a creer

en su operación "luna de miel".

no, no, no, mire,

cuando la rueda

todavía no se inventaba,

ese truquito ya existía.

¿cómo la ve?

adriano: "¿operación luna--?"

no--no sé de qué

me está hablando.

¿es una película,

alguna novela o qué?

juan carlos: no se haga

el chistoso y no sea cursi

que sabe perfectamente bien

a qué me refiero.

y yo no voy a querer ese juego.

no, no, ay--en ese juego.

no, no, no.

adriano: permítame,

pero usted está tratando

con un caballero.

yo nunca sería capaz de un--

juan carlos: no me haga reír,

que se me rompen los labios.

¿sabe cómo? así.

[grita] y a veces hasta sangran.

mire, cuando usted va

por la leche, yo ya vengo

con el queso, ¿cómo la ve?

y si se me acerca,

o intenta tocarme--

[grita]

¿qué "húbole"?

santiago: y como estoy

lleno de deudas, pues,

la verdad es que quería ver

si la empresa me podía apoyar

con otro préstamo,

así como el de la vez pasada.

>> puedo darte

la solicitud para que la llenes

y de esa manera

iniciar el trámite,

pero aquí entre nos,

yo diría que lo pienses,

santiago.

santiago: ¿por qué?

¿crees que no me lo vayan

a dar o qué?

>> no, no lo digo por eso,

simplemente porque no has

terminado de pagar lo anterior.

entonces te vas a ver

mucho más ahorcado

de lo que ya estás

con la empresa, ¿no crees?

santiago: eso ya lo sé,

pero no me queda de otra.

>> si hubiera sabido

todo lo que ibas a gastar

en la segunda boda,

que ni fue boda,

mejor te hubieras aventado

en la primera, ¿no?

santiago: nada más te falta

decirme que lo bueno

es que no voy a tener que pagar

el divorcio.

>> pues, fíjate que no

lo había pensado.

no es mala idea

y tienes toda la razón.

pudo haberte ido mucho peor.

pero te lo digo de cuates.

no te enojes.

no es en mal plan, créeme.

adriano: meto las manos

al fuego por mi capitán.

por favor, se rompió

la manguera, esa es la verdad.

juan carlos: mire, ¿sabe qué,

don adriano?

a nuestra edad

no nos andamos chupando el dedo.

no, no, no.

adriano: no, no sé

qué signifique eso,

pero por favor, le pido

que no malinterprete las cosas.

mejor, eva maría,

vamos a disfrutar

de este momento usted y yo,

solos, frente a este mar,

frente a esta brisa.

aquel delfín--

juan carlos: ¿cuál?

[grita] oiga, oiga, suélteme.

y respéteme como lo que soy.

adriano: ¿qué es usted,

eva maría, qué es?

juan carlos: una viuda

respetada, honrada

y enamorada.

adriano: me encanta

cómo dice "enamorada".

juan carlos: no me toque.

ahora mismo voy a solucionar

el desperfecto de su yate.

con permiso.

adriano: no haga que me enamore

más de usted.

no me diga que sabe

mecánica náutica.

juan carlos: no me toque

y no sea ridículo.

"mecánica náutica".

mire, para solucionar

su desperfecto que tiene

su lanchita, no hay que saber

de mecánica náutica.

hay que ir allá arriba,

agarrar la llave

y darle vueltas y mire--

[imita sonido de motor]

y listo.

sí, va a ver.

ahorita voy

y ya no me toque.

adriano: no se vaya,

quédese aquí conmigo.

malditos delfines,

no salen cuando deben salir.

helena: y yo ya tengo

una estrategia para presentar

en la junta directiva

y así evitar problemas

y malentendidos con la comunidad

de playa majahua

porque no hay que olvidar que

ellos son lo más importante--

plutarco: helena, helena,

¿podríamos dejar de lado

el trabajo al menos

por un momento, por favor?

tengo--tengo que decirle algo

muy importante.

helena: sí, pero no pasa

nada malo, ¿no, plutarco?

plutarco: no, malo no,

pero grave sí.

y no es de la empresa.

es algo que--

que me está pasando a mí.

helena: ah...

me está asustando, plutarco,

pero ya dígame.

plutarco: estoy enamorado

de usted, helena.

helena: ¿qué?

plutarco: la amo con todo

mi corazón.

mi vida ha encontrado

un nuevo sentido

gracias al amor

que siento por usted.

traté de contener

todo lo que siento,

pero no pude.

no puedo evitar amarla

con todas mis fuerzas, helena.

helena: pues yo--

yo--yo no sé, este--

plutarco: solo le pido

que me dé una oportunidad

pequeña, sencilla.

solo una oportunidad

para acercarme a usted,

para conquistarla,

para hacerle sentir

cuánto la amo, helena.

lucero: ♪ voy sin frenos

al viento

a mi lado

siempre tendrás tu asiento

invencible

un querer tan profundo

que se come

de un bocado este mundo

pescando sueños

pasas cada mañana

me los cuelgas

cerca de mi ventana

insuperable como tú

no existe nadie para amar

me lanzo en tus brazos

sin paracaídas

sé que en tu corazón

yo voy a reposar

enamorada

sigo mis instintos

nada que pensar

contigo hago círculos

de los cuadrados

lo que nunca hice

yo lo haré por ti

solo te pido

que no mientas nunca

no me dejes ir ♪

Cargando Playlist...