null: nullpx
Cargando Video...

Por Ella Soy Eva Capítulo 34

Univision2 Dic 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

samuel: sí, han pasado

muchos años.

pero tú sigues igualita,

te ves muy bien.

luces encantadora.

antonia: ay.

muchas gracias, pero--

ay, no mientas,

estoy muy pasada de peso.

samuel: ¿qué vas a decir de mí?

mira nada más esta barriga.

y las canas no se me notan

por el gel, pero...

tú estás igual de hermosa

que en la universidad.

antonia: bueno, ¿y qué ha sido

de tu vida?

samuel: bueno, me divorcié

hace un tiempo,

tengo una agencia de viajes,

no me va nada mal.

¿y tú?

antonia: yo sigo casada

con plutarco y nos va muy bien.

samuel: oye, me voy a tener

que despedir,

pero dame tu teléfono

y te llamo un día de estos, ¿no?

antonia: ay, creo que no sería

correcto, samuel.

samuel: sí, entiendo.

mira, te doy mi tarjeta y

háblame un día si quieres

platicar con más calma.

antonia: [afirma]

samuel: me dio mucho gusto

volver a verte.

estás muy linda.

antonia: ¿qué?

samuel: que estás muy,

muy linda.

>> mire, le voy a hacer

un truco que sé.

fíjese bien, mire.

magia.

y, si quieres, te puedo sacar

una rosa de la manga.

juan carlos: no, ¿sabe qué?

no me saque nada

de ningún lugar.

además, qué técnicas

más baratas trae usted.

no sea ridículo.

mire, quiero estar sola

porque vengo yo

con mi amiguita, ¿sí?

gracias.

>> con tu kilometraje,

no te hagas la casta y pura.

cuando una mujer

viene sola a un bar

es porque está buscando

pasión.

juan carlos: mira, hijo,

quiero estar sola

y vengo con mi amiga,

así que déjame en paz

o te doy una trompada

que te pongo el diente,

¿y luego cómo le vas a hacer

para chiflarme, verdad?

ay, qué lindo, qué educado

caballero, gracias.

adriano: ya, en serio.

entonces, ¿qué?

¿lo nuestro se está volviendo

cada vez más sólido o qué?

¿cada vez es menos "free"?

paola: ¿otra vez

con las etiquetas, nene?

no, nene, como estamos,

estamos bien.

ya me voy.

adriano: no, no, no, quédate.

vamos a--a dormir juntos,

te invito a desayunar.

no sabes qué desayunos hago.

paola: no, neta, ya me tengo

que ir, neta.

adriano: ¿por qué?

paola: la neta es que

es mi cumple y quedé de verme

con toda mi banda.

adriano: ¿tu cumpleaños?

¿por qué no me dijiste?

felicidades.

felicidades.

oye, ¿por qué no organizas

tu fiesta acá?

llama a tus amigos.

paola: ¿neta?

adriano: sí.

paola: ¿neta?

adriano: de veras.

paola: ¿sí? ¿te cae?

adriano: claro.

paola: [grita]

gracias, mi amor.

¿hay papitas?

adriano: lo que quieras.

paola: ¿chupi?

adriano: lo que quieras.

paola: te amo, bebé.

te amo.

eres lo máximo, mi tocinito

precioso.

te amo, bebé.

antonia: ay, samuel solo es

un bonito recuerdo del pasado.

juan carlos: oiga, ¿se siente

culpable con don pluti?

antonia: ay, no, la verdad, no.

pero samuel me hizo sentir

un tanto deseada.

dijo que me veía linda.

pero pues, ¿qué caso tiene?

juan carlos: ¡no!

espérese, no me rompa, hombre,

guárdela.

a lo mejor algún día

le interesa hablar con él,

quién sabe.

antonia: bueno, ¿y usted, amiga?

nunca me ha contado

de su esposo, de--

de ningún otro romance.

juan carlos: ay, mi reinita,

yo solamente he tenido

un solo amor.

uno solo.

y con eso me basta.

mi vida cambió

cuando yo la conocí.

antonia: ¿a quién?

juan carlos: ¿qué?

antonia: ¿a la que conoció?

juan carlos: ¿qué?

antonia: pues, lo que dijo, eva.

juan carlos: ah.

ah, sí.

cuando conocí a la fe-li-ci-dad

já já já já.

me di cuenta que todo lo demás

pues era nada.

mi corazón late y le pertenece

eternamente a ella.

a esa persona, a ella,

a la persona que me cambió

la vida por completo.

antonia: ay, su marido.

lo dice tan bonito

que de verdad percibo

cuánto lo amó.

ay, qué hermoso es estar

enamorada.

juan carlos: pero no hablemos

de eso porque me apachurra

el alma, ¿sabe?

mejor cuénteme eso

del hotel de mérida.

juan carlos caballero

le faltó a la empresa

para comprarlo.

yo no lo creo porque--

antonia: ay, bueno,

dale con eso, eva.

qué afán de hablar

de ese infeliz.

juan carlos: ay, qué feo

le dice.

antonia: mire, estamos en horas

de descanso, dejemos

el trabajo en la oficina.

yo estoy feliz aquí,

rodeada de gente alegre,

estoy viva.

ay, eva, y gran parte

de mi felicidad

se la debo a usted,

a su amistad.

eso es lo mejor que me ha pasado

recientemente.

juan carlos: señora antonia,

me conmueve de verdad.

gracias.

antonia: es que es la mejor

amiga que he tenido

en toda mi vida, la única.

y no sabe cuánto aprecio eso.

[teléfono]

helena: plutarco, buenas noches.

no, no, no me molesta para nada,

apenas me iba a acostar.

dígame.

plutarco: antes de dormir,

solo quería darle ánimo

y reiterarle todo mi apoyo.

sé lo duro que es

todo lo que está pasando.

ya verá, su padre, tarde

o temprano, va a regresarle

a su hijo.

helena: pues, eso espero,

porque yo no estoy dispuesta

a esperar más para recuperar

a mi hijo.

plutarco: escúcheme bien,

helena, yo respaldaré

la decisión que usted tome,

la que sea.

cuente conmigo

incondicionalmente.

helena: no sabe cuánto

le agradezco sus palabras.

sí, plutarco.

hasta mañana.

[música electrónica]

adriano: [ríe]

[música]

adriano: uh, uh, uh, uh.

[ríe]

¡salud!

[música]

paola: ¡ey, adri!

oye, eres lo máximo.

ve, está increíble la fiesta.

guau, qué guapo.

te queda "incre" la camisa, ¿eh?

eres un tocino precioso.

adriano: la quise estrenar

para tu cumpleaños.

¿no me queda bien?

paola: [grita]

adriano: ¡ey, ey, ey!

paola: ¡qué hermoso eres!

¡te queda increíble!

[teléfono]

adriano: ¿qué tal?

jesús: oye, ¿dónde andas?

¿por qué tanto escándalo?

¿estás en una fiesta o qué?

adriano: ¡estoy en una fiesta

en mi casa! ¡vente acá!

jesús: pues mira, si hay--

ya sabes, ¿no?

lo que me gusta.

ni menores de 22 ni mayores

de 28, ¿cómo la ves?

adriano: [ríe]

que sí hay nenitas.

ven, no sabes de lo que

te estás perdiendo.

[ríe]

¡acá te espero!

paola: ¿qué onda, baby?

¿quién se une al cumple o qué?

adriano: un amigazo mío.

amigo del alma.

jesús, jesús legarreta.

paola: ¿sabes qué, baby?

ya me tengo que ir.

adriano: ¿cómo? ¿eh?

paola: es que mis papás

me iban a organizar

una fiesta de cumpleaños

y ya sabes, si no voy,

se ponen intensos y así y--

¡chavos! ¡se acabó la fiesta!

adriano: espérate,

pero ¿qué te pasa?

paola: ¡chavos!

¡se acabó la fiesta!

¿ok?

adriano: ¿po--por qué?

digo--

paola: va a venir tu amigo

legarreta, ¿no?

adriano: sí.

paola: no pasa nada.

adriano: ¿tú y él--

paola: te amo, mi amor.

adriano: oye.

paola: bye, cool.

adriano: ey.

¿qué--

[música]

plutarco: plutarco.

antonia: ay, mi amor.

te quedaste dormido

con la luz prendida.

plutarco: ay, mi amor.

antonia: ¿cómo te sientes,

chiquito?

plutarco: me agarraste

en mi quinto sueño.

me lo pasé fatal.

¿y a ti? ¿cómo te fue?

¿te aburriste mucho?

antonia: ay, no, al contrario,

eva y yo nos la pasamos

muy divertidas.

bailamos, bebimos,

vimos mucha gente.

ay, hace mucho que no

me la pasaba así.

plutarco: ay, me alegro,

porque yo me la pasé fatal.

antonia: plutarco, yo sé

que habíamos prometido

no volver a tocar este tema,

pero creo que deberíamos

repensar nuestro matrimonio.

plutarco: ¿qué? ¿y eso por qué?

antonia: pues, porque hace mucho

que dejamos de ser

la pareja que éramos antes,

se nos--se nos acabó

el romanticismo.

plutarco: a ver, a ver,

dímelo claramente.

¿conociste a alguien

en esa salida?

antonia: ay, plutarco,

¿cómo crees?

claro que no, no, no.

plutarco: me estoy muriendo

de gripe y me--me sales con eso.

no sé por qué tendríamos

que divorciarnos o separarnos

si somos un matrimonio feliz.

el matrimonio más feliz

del mundo.

antonia: pero es que

no salimos a ningún lado,

tú te la pasas metido

en el trabajo.

no vamos de fin de semana

a ningún lugar

y hacemos el amor

cada cien años, plutarco.

plutarco: pero yo te amo,

te idolatro.

y, además, te deseo

intensamente.

por ejemplo, ahora

muero por entregarnos al placer.

antonia: pero ¿no te sentías

mal por la gripa, mi amor?

plutarco: a lo mejor es que

tengo temperatura

y se me subió la bilirrubina.

antonia: ay.

ay, mi amor.

plutarco.

helena: por supuesto,

licenciado.

sí, nos vemos en la tarde.

es un gusto tratar

con un abogado como usted.

muchísimas gracias.

ay, sí, sí, sí.

juan carlos: ¿sabe qué?

aunque no me lo pidió,

yo leí su mente y adivine--

bueno, pues ya vio, ¿verdad?

un capuchino con mucha crema

como le gusta.

helena: muchas gracias, eva.

juan carlos: ¿y por qué

tan feliz?

qué sonrisota de oreja a oreja.

¿qué pasó?

helena: porque hoy en la tarde

voy a ver al abogado,

por el asunto de lalito.

juan carlos: [resuella]

helena: yo creo que ya pronto

lo voy a tener conmigo.

juan carlos: ay, dios.

ay, qué felicidad, helenita.

qué bueno, qué gusto me da.

¿quiere que la acompañe

con el licenciado?

helena: no, no.

va a ser un momento difícil

y le quiero ahorrar

un disgusto a mi papá.

usted me entiende, ¿no?

juan carlos: sí, claro.

yo no soy santa de su devoción,

pero ¿sabe qué?

aunque no voy a estar con usted,

le voy a estar mandando

muy buena vibra y buenos deseos.

¿sabe cómo?

a ver si lo siete.

mire, así.

helena: sí, sí, sí lo siento.

juan carlos: ¿sí?

porque sale de aquí.

mire, le hago otra vez.

helena: sí, a ver.

sí, aquí lo siento.

muchas gracias.

juan carlos: ay, como que

cansa, ¿verdad?

>> grupo imperio.

sí, un segundo, por favor.

te paso esta llamada.

todas: [hablan a la vez]

>> ay, vine a cobrarles

a las de allá de abajo,

pero no me quería ir

sin saludarlas.

ay, ya saben cómo soy yo.

paola: ¿adriano?

me está esperando.

>> ah, el licenciado adriano

está ocupado en una llamada

muy importante de larga

distancia, señorita,

pero yo creo que en un minutito

que se desocupe, la atiende.

¿gusta tomar algo?

paola: ay, sí, un "drink"

para la cruda.

bueno, no te preocupes,

yo voy, lo busco

y le digo personalmente

que ya llegué.

no te apures ni te levantes,

conozco el camino.

>> ¿y esta "no te apures

ni te levantes" quién es?

>> [chista]

es la novia del jefe.

>> ¿cómo?

pero si podría--

podría ser su hija.

>> así le gustan a él,

jovencitas, menor de 25 años,

un poco alocadas y bonitas.

>> hombres, todos son

iguales, toditos.

no, si no aprenden, no.

¿cómo--cómo van a preferir

a un plebe como a esa

que a una mujer hecha

y derecha como uno?

quién los entiende, ¿verdad?

todas: no, nadie.

>> nadie.

adriano: sí, licenciado,

no se preocupe,

va a haber para todos.

hasta luego.

paola: entonces, tu amigo

de ayer ya no llegó.

adriano: me llamó

para disculparse, estaba molido.

bueno, hay que aceptar

que hay ciertas edades

en las que ya no se puede

hacer todo.

paola: qué raro que puso

ese pretexto.

adriano: ¿por qué lo dices?

¿lo conoces?

paola: ay, no, ni al caso, adri.

adriano: me parece raro.

creí que a lo mejor lo conoces.

paola: ¿es neta?

¿es neta?

eres un "dramaqueen",

o sea, estás celoso.

adriano: bueno, y si así fuera,

¿qué? ¿es malo?

paola: adriano, neta, o sea,

te recuerdo que tú y yo somos--

adriano: un "free".

o un "freek" o un "tree"--

paola: "free".

adriano: y, ¿qué no podemos ser

algo más?

paola: ya me voy.

estás de intenso.

neta, qué flojera.

hablamos después.

[música]

[música]

todas: [hablan a la vez]

>> ¿doña evita pudo ver

a su enamorado?

¿al señor montes?

>> sí.

pero ¿qué creen?

todas: ¿qué?

>> uh, resultó un tragedión.

>> ¿en serio? ¿por qué?

>> ay, mi pobre prima

creyó haber encontrado

el amor de su vida y

el destino le jugó chueco.

>> ay, pobrecita doña eva.

>> no, pasa.

>> ay, bueno, pues ahorita

nos vemos en la recepción

para que nos enseñes

los productos.

>> ay, son buenísimos.

les van a caer los hombres

del cielo.

les van a llover.

ay, me aturden, me aturden,

qué barbaridad.

[tararea]

[habla en otro idioma]

paola: hola.

>> así que tú eres

amiguita de don adriano.

paola: sí.

¿por?

>> oye, mi hija,

¿y no se te hace

que estás como muy chiquita

para tener un amigo

tan mayorcito?

paola: ¿y no se te hace

que tú estás demasiado

grande como para andar

de metiche?

>> no, no, no,

si yo nada más preguntaba para

saber cómo la llevas con él,

si--si eras su amiguita,

su novia, para saber cómo qué

intensiones tienes con él.

paola: ¿y cómo qué te importa

qué intensiones tengo

con adriano?

o sea, neta, o sea, si soy

su novia, su amante, su prima,

su tía, ¿a ti qué?

>> ey, ey, ey, ven, mi hija,

bájale, bájale, sí me importa,

porque don adriano conmigo--

paola: ay, estás superardida,

¿eh?

o sea, adriano ni siquiera

te voltea a ver, mi amor.

o sea, necesitas un "fashion

emergency", neta.

qué oso tus botas.

>> ay, fashion--

esta plebe ya sacó boleto.

antonia: véngase, eva,

siéntese aquí conmigo.

ven.

es que anoche todo fue tan...

ay, tan perfecto.

tanto que cuando llegué

a mi casa, ay, a mi plutarco

le entró el furor y--

y tuvimos una noche--

ay, caliente.

juan carlos: ay, qué envidia.

de la buena, ¿no?

pero es que yo hace muchísimo

tiempo que de eso

nada de nada, ¿no?

ay, ay.

pero la felicito por usted,

de verdad.

bravo, bravo, bravo por usted,

muy bien, muy bien.

antonia: la verdad, eva,

es que adoro a mi esposo,

pero pues últimamente

he pensado que desde que estoy

con él, pues he perdido mucho.

para empezar, mi dignidad.

juan carlos: oiga, pero ¿cómo

así?

antonia: pues, así, eva.

tantas noches rogándole a él

por--por un cariñito,

por un beso o algo más.

juan carlos: sí.

ese es problema

con el matrimonio, reinita

santa, la rutina, la monotonía.

hay que combatirlas día con día.

antonia: así es.

aunque ayer fue--fue sublime.

ay, no tengo palabras.

es que me volteó

de adentro para fuera--

juan carlos: ay, ya cállese,

ya entendí, ya.

es que ya cállese porque

hace tiempo que--que yo ya

nada de nada.

tan activa que era yo.

pero bueno.

antonia: bueno.

¿y a quién se lo debo?

juan carlos: ¿a quién?

antonia: ¿a quién?

juan carlos: ¿a quién?

antonia: a mi doctora corazón.

juan carlos: ay, ay, me asustó.

ay, no, ¿cómo cree?

no diga eso, claro que no.

tanto elogio.

usted sígale que yo no la paro.

claro, si me quiere seguir

diciendo usted, dígame.

pero dígame, porque sabe que

se queda callada y uno espera

que le digan tantos elogios

y de repente no llega ninguno.

helena: todavía no le compro

su cama a lalito,

así que por mientras

va a dormir conmigo.

lucía: ay, ¿qué importa?

más padre que estén juntos,

juntos, juntos.

helena: sí.

sí.

lucía: [suspira]

helena: ¿y ese suspirote?

por mauricio.

lucía: sí.

helena: oye, ¿qué tal estuvo

la cita romántica?

lucía: ay, mi amiguis,

mi amiguis, si yo te contara,

de veras--

helena: no, no, no, no me digas

que--

no, no me digas.

lucía: ya está, ya.

helena: o sea, digo,

yo no te juzgo ni nada, amiguis,

no, pero yo sí creo que fue

un poquito como demasiado

rápido, ¿no?

lucía: no.

mi amiguis, no,

es que tú no sabes, tú no sabes.

este es el bueno,

porque mauricio es diferente.

no, no, es que él sí es

un hombre hecho y derecho,

te lo juro, te lo juro.

él es el bueno porque mira,

piensa y razona, es intelectual

y--y hasta--

ay, en media hora lo veo.

ay, qué emoción me da.

media hora, no manches.

helena: ¿sabes qué?

yo quedé de ver

al abogado de lalito.

córrele, córrele.

lucía: voy, voy.

pero primero quiero ir al baño.

helena: sino no vamos a llegar.

no, no, no, ya no vayas

al baño, ya.

lucía: ¿cómo que no?

helena: no, cuando llegues.

ambos: [hablan a la vez]

rebeca: justo castigo

a tu perversidad, chachito.

tuviste que cumplirle

a la ballena y te perdiste

de este cuerpazo

de miss universo.

¿te das cuenta de la diferencia?

cochinita pibil, caviar.

cochinita pibil, caviar.

plutarco: ay, ya, deja de hacer

escándalo.

ya no sé cómo librarme

del mandril, por más que hago,

nomás no se muere.

rebeca: bueno, llénala de

chocolates, de pasteles.

si tiene el colesterol

y los triglicéridos

por las nubes,

y no sé cuántos males más,

algún día va a reventar.

plutarco: sí, pero ¿cuándo?

además, últimamente se ha

estado cuidando.

se la pasa comiendo

frutas y verduras.

rebeca: pues, no sé, cachito,

te falta ingenio, inventiva.

la verdad es que yo esperaba

mucho más de ti.

plutarco: encima de todo,

ahora le dio por hacer

ejercicio.

creí que se le iba a pasar,

pero no, anda muy disciplinada.

rebeca: pues, al paso que vamos,

la que va a terminar enviudando

es la marsopa.

plutarco: gracias.

gracias por echarme porras,

rebeca.

rebeca: es la verdad.

voy a tener que ir comprando

mi vestido, y no de novia,

sino el que voy a usar

en tu funeral que ya está

en cuatro.

plutarco: ¿en cuatro qué?

rebeca: en cuatro, tres,

dos, uno, kaput.

[ríe]

ay, cachito,

andas de muy mal humor.

¿te cayó mal la cochinita?

¿quieres vomitar?

"oink, oink".

>> el juez consideró

como improcedente la demanda

que usted presentó,

señor moreno,

y reconoce a la señora

helena moreno como responsable

para ejercer la patria potestad

de su hijo eduardo.

eduardo: debieron haberme

avisado antes.

no puede conducirse así,

licenciado.

silvia, ¿sabías que iba

a venir un abogado?

silvia: helena me lo había

comentado.

eduardo: ¿otra vez haciendo

algo a mis espaldas, caramba?

eres mi mujer y, en lugar

de apoyarme, estás en mi contra.

silvia: no, no, no pienses así.

helena: papá, esto iba

a suceder tarde o temprano.

lalito es mi hijo

y vengo a llevármelo.

por favor, no hagas las cosas

más difíciles.

adriano: [tararea]

señorita.

>> licenciado, ¿qué tal?

¿cómo le va?

adriano: señorita...

>> licenciado...

mimí: usted y yo vamos a volver

a empezar de cero otra vez,

licenciado.

adriano: ¿perdón?

mimí: la educación y los buenos

modales ante todo.

mimí de la rose,

servidora y amiga.

podemos hablar en confianza,

¿verdad?

adriano: depende.

mimí: mire, yo soy algo así

como clarividente,

si usted viera.

ey, veo el aura y veo más allá

de lo que perciben el común

de los mortales, digamos.

adriano: ¿y eso qué?

mimí: pues, que le eché

un vistazo a la noviecita esa

que vino a verlo y, pues,

siento mucho decírselo,

pero yo dudo mucho que esa

sea lo que usted cree que es.

adriano: ¿a qué se refiere?

mimí: primero déjeme preguntarle

¿qué tanto sabe de ella?

porque las apariencias engañan

y a usted más.

sí, luego no le vaya a salir

con que es una de esas chicas

buena onda que quieren esto.

usted me entiende, ¿no?

adriano: ¿de dónde saca

todo eso?

mimí: usted hágame caso,

mi sexto sentido es único

y yo tengo lo que usted

no tiene.

adriano: ¿qué?

mimí: intuición femenina.

y que conste que no es

prejuicio, es nada más

para que usted lo sepa.

adriano: señorita.

mimí: ¿eh?

adriano: no se meta

donde no la llaman.

cuando regrese no la quiero

ver en mi empresa.

mimí: ay, ¡eso me pasa

por andar de buena samaritana!

adriano: ¡no la quiero ver

en mi empresa!

mimí: ay, pero ¿quién me manda?

ahí va, va, va de buena gente

a querer hacer un favor

y, pues, me pasa.

eduardo: lalito no sale

de esta casa y háganle

como quieran.

helena: papá, ten cordura,

por favor.

la ley me ampara

y está de mi lado, ya.

>> señor moreno,

acate la orden judicial.

deje que la madre se lleve

al niño o me veré obligado

a llamar a la policía.

eduardo: sobre mi cadáver,

fíjese.

el niño no sale de aquí,

no sale.

silvia: eduardo, tranquilízate,

por favor.

helena: mamá, déjalo--

silvia: no, mi hijita,

es que se va a poner mal.

yo ya lo conozco, hijita.

lalo: ¡abuelo, hazme caso!

por favor, hazme caso,

¡despierta! ¡abuelo, abuelo!

silvia: ¡eduardo, por el amor

de dios! ¡eduardo, despierta!

¡eduardo!

[música]

[música]

paola: ¿cómo sabías que estaba

aquí, "baby"?

adriano: es que fui a buscarte

a varios lugares

y me acordé que te gustaba

esta cafetería.

paola: ay, qué buena onda,

mi amor.

oye, ¿quieres sentarte conmigo

y con toda la banda?

adriano: no, no, no.

lo que pasa es que quiero

hablar contigo a solas

porque desde la fiesta

en la casa, ¿te acuerdas?

yo he notado, no sé por qué,

que me estás huyendo

y quiero saber si ocultas algo.

paola: ay, baby, bájale

a tu densidad.

nene, no me azotes, "please".

se "cool".

adriano: lo único que quiero

saber--no sé, siento que no

estás siendo sincera conmigo.

no te enojes, por favor,

es todo lo que quiero saber.

paola: o sea, ¿qué piensas

que te estoy ocultando, nene?

o sea, ¿mi edad? ¿mi signo?

conoces mi universidad, bebé,

conoces a toda la banda.

adriano: a tu universidad

he ido, pero no he entrado

y, la mera verdad, tus amigos

cada vez son distintos.

paola: soy superpopular, bebé.

adriano: mira, lo único

que quiero decirte es que yo

ya estoy viejo

y no me espanto con nada.

si tú tienes algo que decirme,

por favor, no me lo ocultes,

¿entiendes?

paola: o sea, ¿qué quieres

decir?

adriano: que si tú haces eso,

si te dedicas a eso,

si cobras por eso,

que me lo digas,

no hay ningún problema.

yo puedo--

paola: ¿es neta?

o sea, ¿estás hablando en serio?

lo que me dijiste está horrible,

¿ok?

adriano: espérate.

paola: no, ¿qué te pasa?

¿qué tienes?

¿tú crees que yo estoy contigo

por dinero?

tengo más dinero que--

suéltame, adriano, vete.

no quiero saber nada de ti, ¿ok?

pinta un bosque y piérdete.

vete.

adriano: [ríe]

¿qué es pinta un bosque

y piérdete?

ah, la tengo, la agarré.

silvia: ay, dios mío, si algo

le llega a pasar a tu papá,

¿qué voy a hacer?

helena: confiemos

en los médicos, ma,

y en que él es un hombre

muy fuerte.

silvia: sí, pero ya le dio

un infarto.

dios quiera que todo salga bien.

helena: yo no quisiera sentir

esto, pero me siento culpable.

silvia: no, mi hija,

no es culpa de nadie.

tu papá ya estaba delicado

del corazón y él sabía

que no debía hacer esos corajes.

no te eches la culpa.

rebeca: tony, fue el cumpleaños

de una de las empleadas

y le traje una rebanadita

de pastel.

está "deli, deli", pruébelo.

antonia: ay, qué linda,

rebeca, pero no debo.

llevo varios días a dieta

y ahora sí lo pienso cumplir

al pie de la letra.

rebeca: ay, pero por una

mordidita no le va a pasar nada.

ándele, pruébelo.

antonia: ay, te agradecería

que lo apartaras de mi vista,

¿sí?

es que lo veo y sufro mucho.

rebeca: ay, bueno.

[saborea]

plutarco: amor mío.

licenciada oropeza,

qué sorpresa, ¿qué tal?

rebeca: pues, aquí, pecando,

¿qué más puede hacer una

si no es portarse mal?

plutarco: amor, fíjate que tengo

una reunión de emergencia

en uno de nuestros hoteles

de la zona rosa.

antonia: está bien, te veo

en la casa más tarde.

plutarco: perfecto.

me apuro y te alcanzo allá.

adiós.

licenciada, con permiso.

rebeca: propio.

tony, ¿o está siendo un poco

ingenua o confía ciegamente

en su marido?

antonia: rebeca, la confianza

es la base de cualquier

matrimonio sólido.

no en balde mi esposo y yo

llevamos tanto tiempo juntos.

rebeca: sí, sí, ya capto.

antonia: es que desconfiar

de mi marido es como si

desconfiara de mí misma

y, pues, ya no.

cada vez me siento más segura.

rebeca: qué horror, qué horror.

ay, dios mío,

no me castigues por pecadora.

perdóname, es que la carne

es débil, ¿verdad?

[música]

[celular]

[paola] "holi", estás hablando

al "tel" de paola.

deja tu mensaje.

besitos, bye."

adriano: nena,

estoy en el bar retro.

quiero verte, necesito verte,

necesito pedirte perdón.

llámame, por favor.

jesús: adriano.

adriano: jesús,

qué coincidencia, hombre.

jesús: qué barbaridad.

oye, te presento a nayeli.

nayeli: hola.

adriano: hola.

nayeli: no me tardo,

voy a saludar a unas amigas.

jesús: está hecha un forro.

adriano: un jet, un jet.

pero ¿en serio andas con ella

formalmente?

jesús: no, hombre, ¿cómo crees?

esta niña es para pasar

el rato nada más.

adriano: bandido, tienes otra.

jesús: sí, sí, ¿qué?

es una que se está haciendo

la difícil, pero ya caerá,

ya caerá.

para que veas, con esa sí

quiero algo formal, algo formal,

duradero, que me dure

como seis meses.

adriano: [ríe]

eres peor que yo.

eres un viejo lobo de mar.

jesús: sí, y a mí me extraña

que a ti te sorprenda.

si tú eres igual que yo, hombre.

las nenas nos gustan un mes

y luego, la que sigue, ¿eh?

ey, ey, ey,

¿ya caíste en las redes

de una veinteañerita?

adriano: no, no, ¿cómo crees?

bueno, allá ando con una chava,

estoy saliendo, nada formal.

jesús: ah.

no, hombre, ¿sabes qué?

síguele, síguele,

diviértete con ella,

que te haga sentir joven

y luego búscate la siguiente.

la regla de oro es no enamorarse

de ellas, ¿de acuerdo?

adriano: no, claro, claro,

¿enamorarse?

por favor, jesús, hombre,

eso no entra nunca dentro

de mis planes, tú lo sabes.

no matrimonio, no familia,

pásatela bien, adriano dixit.

ambos: [ríen]

adriano: qué gusto verte.

jesús: igualmente.

juan carlos: ¿cómo se te ocurre

hablarle mal a adriano

de su novia en turno, mimí?

mimí: ay, después de cómo

me trató la plebe esa,

pues no me iba a quedar

cruzada de brazos, ¿verdad?

además, me da muy mala espina.

esa muchachilla para mí

que oculta algo.

te juro que si me hubiera dado

buena vibra, yo no le invento

nada.

total, ¿qué necesidad?

juan carlos: no serás mujer,

¿verdad?

eso se llama intrigar, mimí.

allá ella, allá él.

no te metas o te va

a prohibir poner un pie

en la empresa.

mimí: en el fondo lo hice

en buena onda y por ayudar,

más que nada por abrirle

los ojos al machote ese.

esa niña tan grosera

no le conviene.

juan carlos: [burla] "ay, esta

tan grosera no le conviene".

no te hagas, lo hiciste

porque te gusta.

ya te dije, no eres su tipo

de mujer, hombre.

mimí: pues ¿todo esto qué?

no cualquiera.

ya quisieran esas estar

así de bien.

juan carlos: mimí, quiero--

sinaloense, mimí.

rómpeme la abstinencia, mimí.

mimí: ay, ya, menso, cállate,

tonto.

juan carlos: además, a él

le gustan de 25 para abajo.

no seas necia, hombre.

olvídate, por más que hagas,

no entras en su rango.

mimí: está bien, está bien.

total, él se pierde todo esto.

así tengo de seguidores

y miles y miles de tweets

y ¿sabes por qué?

por guapa, simpática,

alegre y sencilla.

¿a dónde tan entaconada?

juan carlos: quiero visitar

a helena y a lalito

porque a estas horas ya debe

estar en su departamento

y me muero de ganas

de estar con ellos, mimí,

la verdad.

mimí: cáeles de sorpresa,

le va a dar mucho gusto.

juan carlos: no, mejor

le echo una llamadita.

no vaya a ser que tengan

otros planes, ¿no?

¿quién sabe?

mimí: pues sí.

juan carlos: ay, helenita,

¿cómo está? ¿qué me cuenta?

dígame algo, siempre

que le hablo se queda callada,

no dice nada, ¿por qué?

manifiéstese, pues, ¿cómo está?

helena: mal, eva.

estamos en el hospital.

tuvimos que traer a mi papá

de emergencia.

juan carlos: ay, no me diga,

qué barbaridad.

helena: le dio un infarto.

pero ya lo están atendiendo.

juan carlos: ¿en qué hospital

está?

disculpe.

ay, no se angustie, por favor.

voy para allá.

hasta luego.

mimí: ¿qué pasó?

¿quién está enfermo?

juan carlos: el papá de helena.

parece que le dio un infarto,

un ataque, no sé.

¿me prestas tu fdt, por favor?

mimí: sí, sí, claro, claro.

aquí están las llaves, mi reina.

digo, mi rey.

nada más ponle la gasolina

porque nada más traigo

la reserva.

juan carlos: para variar.

como siempre, ¿no?

mimí: no vayas a chocar.

[música]

>> pues, todo muy bonito,

santiago, pero aún falta

algo muy importante

que no se ha decidido todavía.

santiago: ah, ya le di

el anillo y ya pedí el préstamo.

patricia: ay, se refiere

a la fecha, burrito.

santiago: ah.

>> entonces ¿ya pensaron

qué día se casan?

ahora sí.

patricia: ay, ¿qué dices?

¿qué dices?

santiago: pues...pues

yo creo que lo mejor

es que tú decidas,

¿verdad?

patricia: lo dices

como si estuvieras agendando

una cita con el dentista,

yo no sé.

santiago: no, no, no,

no, para nada.

solamente que yo pienso

que lo mejor sería

que tú decidieras, ¿verdad?

sí.

patricia: ¿seguro?

doctor: tuvo un conato

de infarto,

pero afortunadamente

lo trajeron a tiempo.

silvia: ¿entonces está bien?

doctor: por suerte ahora

está fuera de peligro.

silvia: ay, bendito sea

el cielo.

doctor: su situación es

delicada y van a ser necesarios

ciertos cuidados,

pero sobre todo, no estresarse

y que no se enoje.

silvia: sí, doctor, sí, doctor.

muchas gracias.

doctor: con permiso.

helena: sí, gracias.

ay, ma, qué alegría.

silvia: sí, hijita.

juan carlos: qué difícil

es manejar con tacones,

por dios.

[choque]

ay, ay.

ya me dio un llegue

este "brother".

no puede ser, no puede ser.

>> ¿qué maneras

de frenar son esas?

vieja tenía que ser.

helena: ay, ya, mamá, ya, ya.

silvia: ay, hija,

siento que estoy viviendo

lo mismo que vivimos hace años.

helena: sí, pero él

se va a poner bien.

ya nos lo dijo el médico.

solamente que ahora vamos

a tener que tener más cuidados.

silvia: lo que me preocupa

es el carácter de tu papá.

se enoja por todo

y eso no ayuda.

helena: sí, ya sé, ya sé, ma.

lalo: mamá, ¿ya puedo ir

a ver a mi abuelito?

helena: no, mi vida,

lo tenemos que dejar descansar

y no dejan entrar a niños.

lalo: es que yo lo quiero

mucho y no quiero

que le pase nada.

helena: no, mi amor,

no le va a pasar nada.

te prometo que va a estar bien,

mi amor, va a estar bien.

>> deberían prohibirles

manejar a las viejas.

seguramente venía

rizándose las pestañas,

pintándose la boca.

juan carlos: no, nada de eso,

fíjese.

le voy a explicar, nomás deme

chance porque es que me cuesta

un poco de trabajo--

espéreme, ¿eh?

espéreme, por favor.

no, oiga, nada de eso,

es que manejar con tacones

es bien difícil.

usted no sabe por--

bueno, ¿quién sabe?

entonces, se me atoró el tacón

y tuve que frenar,

pero una disculpa, de verdad.

>> no, señora, a mí me paga

lo de la defensa y ahí muere.

juan carlos: ay, cómo se ve

que no conoce el reglamento

de tránsito, ¿verdad?

mire, el que pega, paga,

así que me paga el rayón

que le hizo a mi fdt

y ahí muere.

>> ¿se va a poner difícil?

porque ahorita mismo le llamo

a mi seguro y a la policía

para que cumplan con su deber.

juan carlos: ay, no, hombre,

no sea exagerado.

no hay que hablarle a nadie,

si fue un rayoncito.

mejor cada quien a su casa y ya.

>> no, señora, a mí me paga

o llamo a la policía.

Cargando Playlist...