null: nullpx
Cargando Video...

Por Ella Soy Eva Capítulo 19

Univision2 Dic 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

mimí: bien, pues manos

a la obra, j. c. ¿eh?

solo te advierto que ser mujer

no es nada fácil.

ey, lleva su trabajo.

es tardado y doloroso.

así que aguanta.

no te desesperes.

¿listo?

juan: [gime]

mimí: con mis productos avón

estás quedando como una reina.

y tu cutis va a quedar radiante.

listo.

[ríe]

juan: cállate.

epa, epa, ¿qué pasó?

soy hombre, estoy modelando

el vestido, que es diferente.

yo soy machín, machín.

mimí: sí.

juan: [gime]

santiago: [silba]

paty: ay, pollo.

pensé que ya te habías ido.

vine a recoger las cosas

que faltaban.

no sé qué voy a hacer con ellas.

eran para cuando viviéramos

juntos.

también pensaba dejarte esto.

santiago: paty, por favor,

no hagas las cosas--

no hagas esto más difícil, ¿sí?

paty: ¿yo?

si tú fuiste el que me ilusionó,

pollo.

me hiciste pasar el oso

más grande de mi vida.

¿por qué, santi?

santiago: no, no.

paty: ¿yo qué te hice?

santiago: no, paty,

no me hagas esa pregunta.

paty: no, es que dime, please.

¿en qué te fallé?

teníamos un proyecto de vida.

santi, me guardé para ti.

para ese día en que me

convirtiera en tu mujer.

mimí: ay, pues perdón

que lo diga yo,

pero soy una genia

de la caracterización.

nunca lo hubiera logrado

sin mis cosméticos, eso sí.

nadie va a darse cuenta

que detrás de ese mujerón

vive juan carlos caballero.

paty: fue eso, ¿verdad?

santiago: ¿eso qué?

paty: pues que a lo mejor

fui una tonta y debí darte eso

que querías antes de pensar

en casarnos.

santiago: no, paty, ¿cómo crees?

yo respeto tus valores.

paty: pollo, yo pensaba

que esa noche iba a ser

tan especial.

que por fin iba a dejar

que me hicieras tuya.

santiago: pues sí--

paty: ¿sabes qué?

estuve leyendo tantos libros

sobre eso.

santiago: ¿eso? ¿eso?

paty: eso.

yo quería que nuestra

noche de bodas

fuera inolvidable para ti.

no sabes todo lo que aprendí

de esos libros.

santiago: ajá.

paty: tantas cosas.

santiago: ah, ¿sí?

paty: tantas formas de besar.

tantas, tantas formas

de acariciar.

santiago: ay, paty, bebé.

paty: pero ¿sabes qué?

pues ni modo, no se pudo.

pero yo creo que va a llegar

un hombre que sepa esperar.

¿tú qué crees?

sí, ¿verdad?

santiago: paty--

paty: bye, pollito.

santiago: paty.

no, paty.

ay, me dejó chento.

helena: ¿cómo que no aparece?

esta junta es muy importante,

ya habíamos quedado.

fernando: pues ¿qué le digo,

licenciada?

¿los coordinadores qué cree?

no checamos tarjeta.

helena: no me digas.

santiago: buenas, buenas.

nando, ¿cómo estás?

fernando: ¿qué pasó?

santiago: licenciada.

helena: oiga, tenemos

más de una horas esperándolo.

santiago: lo que pasa es que

tuve un pequeño contratiempo,

pero ya estoy aquí.

¿cuál es el problema?

helena: no, no hay

ningún problema.

porque a partir de este momento

usted ya no trabaja aquí.

santiago: [ríe]

¿me está corriendo?

helena: estoy harta

de sus faltas de respeto.

santiago: licenciada,

si quiere venganza, vaya y patee

la tumba de juan carlos.

pero no se desquite conmigo.

helena: no mezcle las cosas.

esto no tiene absolutamente

nada que ver con juan carlos

o el engaño, del que por cierto

ustedes dos fueron cómplices.

santiago: por favor,

si las mujeres no saben separar

lo personal de lo laboral.

yo no tengo la culpa

de que usted sea inocente

y crédula.

y si quiere castigar a alguien,

castíguese a usted.

helena: no me estoy vengando,

usted es un ineficiente,

que no cumple con su trabajo.

y encima llega tarde.

no puedo tener un incompetente

en mi equipo.

está usted despedido.

juan: es que no sé, no sé.

porque te voy a explicar.

no me hallo, haz de cuenta

que no--como que no embono,

¿sabes?

todo estorba, todo aprieta,

no sé ni quién--o sea,

¿quién soy?

ni siquiera sé quién soy.

mimí: bueno, es que te falta

lo más difícil,

te tienes que ver como mujer.

si no es nada más maquillarse

y peinarse y vestirse, no.

hay que verse como mujer,

hay que sentirse mujer, ¿eh?

juan: ándale.

mimí: hay que sentirse.

juan: ándale.

mimí: dije sentirse,

no sentarse, ¿eh?

mira, lección número uno:

una mujer jamás se sienta

con las piernas abiertotas.

cerrándolas, cerrándolas,

ándale.

ey, tampoco se enseñan

los calzones.

juan: ahí está, mira, ahí estoy.

ya soy vieja.

mimí: cruza la pierna,

cruza la pierna,

cruza la pierna.

ay, no, lección número dos:

una mujer cruza la pierna

encima de la otra,

pero no como charro.

con delicadeza, mira, así, así.

juan: ahí voy.

mimí: a ver.

juan: [gime]

mimí: ¿qué pasó?

juan: pues ¿cómo qué pasó?

pues pellizca.

pues hay algo allí que pellizca.

mimí: con tan poca cosa

te atoras.

a ver, otra vez despacito,

despacito.

ándale, despacito.

juan: bueno, voy.

[balbucean]

ahora sí.

mimí: exageras.

qué exagerado.

lección número tres--

juan: ya soy vieja, mira.

mimí: no, no, todavía no,

te falta mucho.

las manos, las manos así,

recogidas sobre las piernas

delicadamente.

no, enderézate, erguida, arriba.

ándale, así, así, así.

delicadamente.

ahora, las dos nos vamos

a levantar al mismo tiempo

a las tres.

juan: mira, ya soy vieja.

mimí: no, todavía no, mi hijo.

a la una, dos, tres.

[música]

[mús

[bullicio]

helena: necesito pedirle

un favor.

adriano: licenciada moreno.

¿me podría usted decir

quién le dijo que podía hacer

en mi empresa lo que se le diera

la gana?

helena: licenciado,

permítame explicarle--

adriano: no quiero

ninguna explicación.

usted es una subalterna

simplemente.

y como subalterna,

no puede tomar ninguna decisión

sin mi consentimiento.

helena: yo simplemente

estoy tratando de sacar

adelante un trabajo en equipo.

adriano: si quiere usted

dirigir un equipo,

lo primero que se necesita,

¿qué es, santiago?

santiago: [balbucea]

adriano: inteligencia.

y usted ha demostrado

que no la tiene.

helena: licenciado--

adriano: usted no puede

despedir a nadie

sin mi consentimiento.

y mucho menos a una persona

que lleva mucho más tiempo

que usted en esta empresa.

¿entendido?

helena: entiendo, licenciado,

pero no comparto

lo que usted está--

adriano: ¿no comparte?

no comparte.

no me importa si comparte o no

lo que yo digo o lo que pienso.

fernando, ¿quién es

el presidente de esta empresa?

fernando: usted.

adriano: y usted es una empleada

y como empleada tiene

que acatar mis órdenes.

y si no le gusta o no puede,

renuncie.

y si decide quedarse,

tendrá que acatar mis órdenes.

¿está bien?

helena: sí, tiene usted

toda la razón, licenciado.

discúlpeme.

yo soy la que tiene

que acoplarse, y--y--

adriano: y espero que esto

no se vuelva a repetir.

helena: ajá, sí, le aseguro

que no, licenciado.

antes de tomar cualquier

decisión, se la voy a consultar

a usted.

y le agradezco mucho

que me disculpe y no--

no va a volver a tener

ninguna queja de mí.

adriano: así lo espero.

así lo espero.

helena: sí.

marcela: flaco.

fernando: ¿qué? se lo merece.

mimí: vueltecita, vueltecita,

vamos, vamos.

vueltecita, vueltecita,

mi hijo, ándele.

¿qué pasa? ¿estás rosado o qué?

¿qué?

juan: ya soy vieja, mira.

mimí: no, no.

juan: mira.

mimí: te voy a decir algo.

así es la vuelta.

a ver.

[ríe]

¿ves que no es tan fácil?

juan: ya soy vieja.

mimí: no, te voy a dar

un consejo.

cuando estés así paradita

y sientas como que te vas

de lado, aprieta, aprieta.

juan: ¿qué aprieto?

mimí: pues aprieta las pompas,

el abdomen, los brazos

contra las costillas.

el esfínter.

juan: ¿cómo--?

[ríe]

mimí: aprieta.

juan: [gime]

pellizca, pellizca, pellizca.

mimí: no importa que

te pellizque, pero tú aprieta.

[balbucean]

juan: ahora sí aprieto.

mimí: arriba, arriba, derecha.

juan: aprieto.

mimí: ey.

aprieta.

juan: estoy apretando,

estoy apretando.

tanto que quiero ir baño ya.

mimí: justo arriba, arriba,

las manos acá.

delicada, delicada, delicada.

aquí, aquí, aquí.

cariño, un pie adelante,

uno atrás, delicada.

arriba, no, arriba.

no eres boxeador.

>> ay, qué curvas

y yo sin frenos.

>> quisiera ser visco

para verte dos veces.

ay, mira nomás.

quién la viera.

>> y grandotas,

como a mí me gustan.

[música]

juan: ya soy vieja, mimí.

[hablan a la vez]

mimí: espérate, espérate,

tranquilo, mi hijo.

pasaste una prueba,

pero falta lo más difícil.

hay que seguir ensayando,

porque uno no hay que confiarse.

juan: ¿y sabes qué

me hace falta?

una cosa que no tengo, fíjate.

mimí: ¿qué?

juan: no tengo nombre.

no tengo identidad.

o sea, la apariencia la tengo,

y qué apariencia.

pero pues ¿quién soy?

mimí: buen punto.

yo te veo cara como de wendolín.

juan: espérate, hija, no.

mimí: ya sé, de roberta.

¿pancha?

no, ya sé, la joselín.

juan: no.

no, además el nombre

es lo de menos, hombre.

lo que yo no tengo

son documentos, una--¿sabes?

algo legal que diga quién soy.

bueno, quién es ella, pero--

mimí: ah, ya sé, ya sé, ya sé.

¿te acuerdas que te dije

que tenía los documentos

de una primera que anda por ahí

perdida en el norte?

quién sabe dónde bolas anda,

pero ¿te acuerdas?

bueno, aquí están.

acta de nacimiento, rfc,

cur, cartilla de vacunación,

tarjeta de circulación,

y hasta la fe de bautismo, ¿eh?

¿qué tal?

juan: eva maría león jaramillo,

viuda de zuloaga.

ay, está bonito.

mimí: ¿te gusta?

juan: tiene como hasta ritmo,

¿no?

[tararean]

quién iba a pensarlo, ¿verdad?

juan carlos caballero

convertido en toda una mujer.

bienvenida al mundo.

eva.

[festejan]

plutarco: helena,

sé que han sido días

muy difíciles para usted,

pero quiero que sepa

que estoy impresionado

por su profesionalismo

y su talento.

helena: le confieso

que entre el ambiente tenso

y francamente machista

que hay en esta empresa,

el trato que me han dado

usted y su esposa ha sido

un alivio para mí.

plutarco: y estoy

tan impresionado

con su desempeño

que quiero ofrecerle

un adelanto de su sueldo.

helena: pero ¿por qué?

apenas llevo unos días.

plutarco: tómelo como

un estímulo para que siga

concentrada en el proyecto.

helena: muchas gracias,

licenciado, pero--

plutarco: [chista]

¿cómo licenciado?

¿qué habíamos dicho?

helena: sí, tiene razón.

gracias, plutarco.

juan: ya con esto puedo sacar

papeles.

mimí: sí.

pórtate bien, no te vayas

a meter en un lío legal

por andar suplantando

la identidad de mi prima.

juan: no me importa nada, mimí.

yo nada más quiero estar

cerca de helena.

y poder salir a la calle

para encontrar pruebas

que demuestren mi inocencia,

hombre.

mimí: ey, che, mi hijo,

¿en qué quedamos?

cerrando las piernitas,

ándele, chulo.

juan: estamos en confianza.

mimí: ey, como hembra,

no como hombre.

ah, vamos a ensayar

la voz de eva mientras, ándale.

ey, ey, ey.

¿no me fumas?

te quedas como ido.

juan: no, ¿sabes qué?

antes de que eva se presente

mañana en grupo imperio,

la tengo que probar

en otro lugar.

eva tiene que pasar

la prueba de fuego.

sépase que para mí, señora,

usted es la estrella

más brillante de todo

el firmamento artístico.

sí me recuerda, ¿verdad?

eva maría león jaramillo.

viuda de zuloaga.

ay, dios, tanto silencio

como que me pone nerviosa, doña.

no me diga que le recuerdo

a alguien.

>> mire, señora,

yo estoy tratando de recordarla,

pero no puedo.

juraría que nunca

nos habían presentado antes.

juan: han de ser los años.

>> ¿eh?

juan: los míos, digo,

porque cuando nos conocimos

yo todavía ni me casaba,

figúrese.

>> discúlpeme, señora,

pero yo a usted

nunca la había visto

en mi vida.

usted no es una de mis fans,

ni es del gremio artístico

y mucho menos mi amiga

o conocida mía.

juan: bueno, pero no se altere,

mire, yo realmente--

>> lo siento, lo siento, señora.

buenas noches.

juan: ay, pero no se vaya.

>> chepina, acompaña

a la señora a la salida.

juan: bien, papá, no me

reconocieron mis papás, hijo.

y ya no aguanto estos zapatos.

yo no sé cómo se los ponen

por el puro gusto,

pues si no es de dios,

esto no es de dios.

[gime]

[música]

[música]

helena: tampoco

es para que te desanimes.

más adelante ya veré la forma

de conseguirte algo de lo mismo,

nada más que tenme

tantita paciencia.

lucía: es que mira, la verdad

yo sí sentí bien horrible

de que ni me entrevistaran.

esa señorita

de relaciones públicas me dijo

que ni cómo ayudarme.

helena: ay, esa mujer

es bien rara.

por lo que dice, cómo se porta.

lucía: no, y como se viste.

helena: yo creo que esa

es más machista que un hombre.

ah, a que no sabes

a quién me encontré ahí mismo.

lucía: ¿a quién?

helena: a santiago, el novio ese

al que le echamos a perder

la boda, ¿te acuerdas?

lucía: santiago, no puede ser.

helena: hasta del nombre

te acuerdas.

lucía: ¿qué dije? ¿cómo no?

helena: es un tipo como--

como conflictivo.

empezamos con el pie izquierdo,

a ver cómo me va con él.

lucía: ay, qué lástima.

porque cuando lo vi

en la iglesia,

supe que juan carlos no era

el único guapo en esa empresa.

papito.

¿qué pasó?

[resuella]

ay, no, nombré al innombrable,

no, por favor.

miguis, perdóname, por favor,

miguis, perdón, perdón, perdón.

helena: es que todo,

todo me recuerda a él.

estoy ocupando su oficina,

veo sus cosas.

me siento en su silla.

ay, lo tengo presente

todo el tiempo.

va a ser muy difícil olvidarme

de juan carlos caballero.

juan: fíjate que mi papá

no me reconoció ni tantito.

mimí: ¿quiere decir

que tu mamá sí?

juan: al principio pensé

que sí, pero no.

más bien estaba muy molesta

porque pues no conocía a eva,

nunca la había visto.

mimí: menos mal,

ya me estabas asustando.

juan: ¿sabes? que por un momento

la vi lúcida, como era antes.

mimí: no te me agüites,

todo tiene remedio,

menos la muerte.

juan: ya pasó la prueba

de mis papás, ¿no?

ahora falta una más,

la del grupo imperio.

mimí: ey, acuérdate.

piernas cerradas, boquita

como de popote imaginario.

no sorbas.

así.

mirada lánguida.

juan: lánguida.

mimí: si te acorralan, lloras.

y si no sabes qué hacer,

aprieta.

juan: ¿aprieto?

mimí: aprieta.

juan: aprieto.

mimí: aprieta.

juan: aprieto.

mañana voy a ver a helena.

paty: hola.

santiago: ay, hola, paty.

¿no es un poco tarde

para que sigas viniendo

por tus cosas?

paty: no, sorry, sorry.

te juro que otra vez

pensé que no ibas a estar.

y ahora sí pensaba

dejarte las llaves

de una vez por todas.

santiago: ah, ¿sí?

bueno.

paty: también venía

a proponerte algo.

que nos despidamos

como debe ser.

santiago: ¿estás segura, paty?

porque hoy en la mañana--

paty: hoy en la mañana estaba

yo muy triste.

pero ahora...

¿sabes qué?

me voy a ir quitando esto.

y también esto.

santiago: eso también.

¿sabes qué?

no te quites todo, porque--

paty: no me tardo, no me tardo.

ahorita salgo.

santiago: paty.

[timbre]

santiago: ¿quién?

angélica: santi,

soy yo, angélica.

ábreme, chiquito.

santiago: angélica.

angélica: ay, es que la última

vez nos despedimos tan feo

y vine a hacer las paces.

ábreme.

paty: santi.

santiago: angélica,

ya nos despedimos una vez.

ya, ya.

angélica: ándale,

pero muy feo.

ándale, no te imaginas todo

lo que traigo abajito

de esta ropa--

paty: santi.

santiago: ahí voy.

angélica: ábreme, santiago, ¿sí?

anda, te vas a volver loco,

papacito.

paty: santiago.

santiago: angélica, perdóname,

pero no, no puedo.

bye.

angélica: santiago.

se te va a antojar,

me vas a buscar

y me las vas a pagar.

santiago: aquí voy.

paty: sorry.

santiago: te ibas a quitar

una cosa y yo te iba

a quitar la otra

e íbamos a despedirnos--

paty: te tardaste mucho.

ya sabes que me choca esperar.

santiago: no, paty.

no, te quitas--

¿y las llaves?

marcela: ¿grupo imperio?

sí, cómo no, con mucho gusto.

¿grupo imperio?

angélica: ay, santi.

hola, mi vida.

santiago: ¿qué haces aquí?

angélica: cálmate,

no vine a buscarte a ti.

vine a buscar chamba.

de veras que el destino se

empeña en que estemos juntos.

santiago: no, no, no, ¿qué

destino ni que ocho cuartos?

ambos: [hablan a la vez]

angélica: nada más vine

a buscar chamba.

paty: ¡sorpresa!

¿qué hace esta naca aquí?

santiago: no, ¿qué haces

tú aquí?

quería darte una sorpresa

porque te dejé un poco

entusiasmado ayer.

angélica: ¿ayer?

o sea que ayer en la noche

fue por eso que no me abriste.

paty: ¿fue por eso

que me dejaste esperando?

todos: [hablan a la vez]

marcela: señoritas, por favor,

les pido que las que están

de aquel lado hagan una fila

pegadas al muro.

ya vamos a empezar.

señora, ¿está bien?

¿se lastimó?

eva: un poquito la rodilla.

marcela: ¿está bien?

eva: todo bien, gracias.

fue un mal paso nada más.

es que así acostumbro yo

a entrar a los lugares

para hacerme notar.

¿me hice notar

o no me hice notar?

todas: sí.

eva: qué lindo.

están buscando una asistente,

¿verdad?

para una ejecutiva

de grupo imperio.

paty: dile a esta naca

de una vez por todas

que tú quieres estar conmigo.

angélica: perdón.

pero a la que dejó vestida

y alborotada fue a ti.

dile a esta desabrida

que todavía estás

enamorado de mí.

paty: mira, ¿por qué no

te callas de una vez?

santiago: a ver, ya basta,

por favor, ya.

paty: decídete.

o esta o yo.

angélica: sí, decídete.

santiago: ¿por qué me ponen

en esta situación?

morena, tú y yo

terminamos hace mucho tiempo.

y tú, bebé, la verdad

yo no sé si sea buena idea

que tú y yo volvamos porque...

¿qué fue lo que me preguntaron?

paty: eres un patán.

incapaz de comprometerte.

nunca vas a llegar

a ningún lado.

angélica: infeliz, poco hombre.

te faltan agallas.

eva: se ve que está bien reñida

la competencia para el puesto.

marcela: fíjese que sí.

señora, no sé cómo explicarle.

yo de ninguna manera quiero

desanimarla.

pero no sé si usted tenga

mucho chance para el puesto--

eva: pero ¿cómo así?

marcela: pues más que nada

porque están buscando...

pues ¿cómo le digo?

otra edad.

eva: ay, pero que pero me pone,

ve nada más todo esto, mira.

marcela: no, yo no le pongo

ningún pero.

eva: mira, créeme que yo

el turismo te lo manejo entero.

es más, hasta dormida.

turismo.

así me despierto yo.

así que a lo que estas

chicas les falta, a mí me sobra.

y mucho.

marcela: si usted lo dice,

señora.

eva: ¿ya habrá llegado

la licenciada helena moreno?

porque ella me imagino que nos

va a entrevistar para el puesto,

¿no es así?

marcela: fíjese que no.

es la directora de relaciones

públicas la que va a atenderlas.

la licenciada oropeza.

ya pasando ese filtro,

ya van con el licenciado reyes

que es el dueño.

son políticas de la empresa.

sabes que al licenciado reyes

le gusta conocer a todo

su personal cercanamente,

digamos, y darle el visto bueno.

eva: pues como en todas partes.

oye, marcela.

¿y crees que tarde mucho

en entrevistarnos?

marcela: ¿cómo sabe mi nombre?

eva: ¿qué?

marcela: que cómo supo

mi nombre.

eva: ah, sí.

marcela: ¿sí lo supo?

eva: sí.

es que yo venía entrando

y escuché que alguien gritó

"marcelita", ¿verdad?

entonces, de todas

estas chicuelas,

pues la única que tiene

cara de marcela eres tú.

¿te llamas marcela?

marcela: qué buen ojo tiene.

mire, me llamo marcela.

eva: no lo puedo creer.

mucho gusto.

eva maría león jaramillo,

viuda de zuloaga.

marcela: eva, mucho gusto.

eva: ¿tardará mucho

en entrevistarnos?

marcela: pues ya que insiste,

¿verdad?

yo le aconsejaría que se forme

como las demás.

porque los licenciados ahorita

están en una junta

muy muy importante.

eva: y me tocó hasta tarde.

marcela: sí.

eva: pues ya.

marcela: pues sí.

eva: gracias.

marcela: de nada.

eva: sí.

¿aquí estaba?

no, ¿verdad?

sí.

creo que aquí.

atrás.

disculpen, ¿eh?

bueno.

[música]

[música]

helena: el plan de formación

y capacitación se va a ejecutar

en dos planos.

el primero durante

los primeros meses de trabajo.

y el segundo, durante

el desarrollo del plano.

vamos a--

santiago: con permiso.

reyes: continúe, licenciada.

helena: por último,

se va a establecer

un presupuesto de cada una

de las acciones del plan.

también se va a emular

una propuesta para crear

convenios y acuerdos

con otras empresas interesadas.

reyes: en ese punto,

la licenciada oropeza

puede ayudarle,

ella es la directora

de relaciones públicas.

rebeca: precisamente,

licenciado, conseguí

que el director general

de aerolíneas de la costa

venga en persona.

así que solo es cuestión

de concretar la cita.

pero necesitamos hacer

una presentación excelente.

lo digo porque,

pues la licenciada

no tuvo mucho éxito

en su presentación anterior.

plutarco: estoy seguro

que helena va a hacer

un excelente trabajo.

helena: no los vamos

a defraudar.

vamos a conseguir ese acuerdo

con la aerolínea.

reyes: más le vale.

marcela: sí, licenciado,

se las voy mandando.

eva: ¿ya vamos a pasar?

marcela: ya, ya, ya van a pasar.

eva: qué increíble.

de veras, muchísimas gracias,

chicas, por dejarme pasar antes

a mí, que soy una señora grande,

¿verdad?

frágil y pequeña, sin embargo.

pero ¿saben qué?

su habilidad se merece

un aplauso.

un aplauso a ustedes.

qué lindas son, ¿verdad?

bueno, voy a la oficina.

¿me imagino que es para allá

y a la izquierda, verdad?

marcela: qué sentido

de la orientación.

sí.

eva: ay, marcelita,

écheme buenas vibras.

así, mira.

pero lléname de ellas.

ándale, eso.

ya las siento.

marcela: buena suerte.

eva: gracias.

y de veras ustedes, miren,

en el méxico de hoy,

ya nadie se para en el metro

para darle el asiento

a una dama, ni tampoco--

¿sí?

ah, sí, permiso.

rebeca: horroroso.

[llaman a la puerta]

adelante.

eva: gracias.

buenos días.

ay, es usted guapísima.

es como una visión.

me dijeron que pase

a la entrevista, chula.

aquí tiene mi currículum.

rebeca: lo siento mucho, señora.

qué lastima que se haya vuelto

hasta acá, pero estamos

buscando a otro perfil.

bye.

eva: ay, espere.

¿cómo bye?

no ha preguntado mi vasta

experiencia que tengo yo

en el ramo turístico.

rebeca: con pena, señora,

pero buscamos jóvenes

que no rebasen cierta edad

y con apariencia determinada.

qué le vaya bien.

eva: oiga, espéreme, ¿cómo así?

la edad y el aspecto físico

no deben ser un condicionante

para que usted me dé

una oportunidad--

rebeca: mire, señora.

francamente, con su aspecto,

pues yo solamente la veo

vendiendo cosméticos

de puerta a puerta.

eva: chula, tú ni siquiera sabes

la vasta experiencia que tengo

yo en turismo.

así que, entrevístame pues.

además, cueces al primer hervor,

chula.

rebeca: más respeto, señora.

yo tengo ni tantos.

eva: no le escuché la edad.

¿qué edad me dijo que tiene?

rebeca: ni tantos

y usted ya se pasó

de la tercera década,

no compare.

eva: soy como los buenos vinos,

chula.

mientras más añeja,

soy mucho mejor.

ande, entrevístame pues.

rebeca: no me haga perder

mi valioso tiempo

y, por favor, váyase ya.

pero como va, ándele, así.

eva: ¿qué educación?

¿sabes qué?

ya me cansé de hablar

con una empleaducha como tú.

me voy con los meros meros

para que sepan

que aquí me trataron

con la punta del pie.

rebeca: vetea a ver

a quién se te dé la gana.

a ver quién te recibe así,

mal cirugiada, jirafa.

nunca vas a llegar

a ningún lado así.

más fea.

[música]

[música]

helena: a la aerolínea le tienen

que quedar muy claras

todas las ventajas que pueden

tener si se alían con nosotros

en este proyecto.

santiago: suena muy bien,

licenciada, pero tenemos poco

tiempo para hacer eso que usted

nos pide.

helena: discúlpenme, pero es

el tiempo suficiente.

yo ya me comprometí a sacar

ese proyecto adelante

y lo voy a hacer

con o sin su ayuda.

fernando: tampoco se enoje.

o sea, no es para tanto.

helena: no me estoy enojando.

por cierto, les comento

que de ahora en adelante,

cada orden de trabajo

se les va a pasar por escrito

y con copia al licenciado reyes

y al licenciado ramos arrieta.

santiago: ¿no le parece un poco

exagerada esa medida?

helena: no, no me parece.

me parece una medida justa

para gente irresponsable

con falta de palabra como usted,

que no tiene agallas

para comprometerse,

por lo visto

en cualquier aspecto--

santiago: con mi vida personal,

no se meta, licenciada.

helena: no, perdón, yo no

me referí en ningún momento

a su vida personal.

claro, si le quedó el saco,

no es mi problema.

fernando: usted perdóneme,

pero no friegue.

tenemos otras ocupaciones,

otras obligaciones

además de playa majagua,

¿qué le pasa?

helena: trabaje, licenciado.

ya verá que el tiempo

le va a rendir.

de todos modos,

mi nueva asistente y yo

nos vamos a encargar

de la mayor parte del proyecto

y ustedes solamente van

a ejecutar algunas órdenes.

eva: es que es bien gacho.

es que no se vale que traten

a una tan mal.

es que tampoco hay derecho,

marce, de veras.

marcela: ¿qué tiene?

¿se siente bien?

eva: sí.

es una gastritis que me da

cuando hago corajes,

pero todo bien.

marcela: fíjese,

qué coincidencia, ¿no?

lo mismo le pasaba a nuestro

vicepresidente operativo.

eva: ¿qué?

marcela: que lo mismito

le pasaba a nuestro

vicepresidente operativo.

eva: ¿qué?

marcela: eso que le pasa a usted

de la gastritis le pasaba

a nuestro vicepresidente

operativo.

déjeme ver si queda algún jarabe

de los que tomaba.

porque yo lo quería mucho

y guardaba sus jarabes.

siéntese un ratito.

eva: gracias.

te lo voy a agradecer tanto.

>> buenas,

vengo a la entrevista.

¿tú me atiendes o qué onda?

eva: es que fíjate--

>> conozco al licenciado reyes

y él mismo me dijo que pasara

directo con él cuando llegara.

¿ok?

eva: ah, ah.

ya entendí, sí.

tú eres de las amiguitas

de don adriano, ¿verdad?

y por lo que veo

sí tienes el perfil, fíjate.

[teléfono]

>> contesta, ¿no?

es tu chamba.

eva: ah, sí.

¿sí?

rebeca: mira, marcela,

es la última vez que me pasas

un adefesio como el que acaba

de salir.

eva: ¿perdón?

rebeca: lo que oíste.

haz pasar a la siguiente

candidata y que no vaya a ser

una ñora fea como la anterior.

>> ya me harté.

eva: me pide el licenciado reyes

que por favor pases primero

con la licenciada oropeza,

que te va a entrevistar

y después pasarás

con el licenciado reyes.

>> o sea, ¿cómo?

o sea, adriano me dijo

que pasara directo con él.

eva: ay, mamacita,

políticas de la empresa.

mira, mientras más rápido pasas

con la licenciada oropeza,

más rápido pasarás

con el licenciado reyes.

así que córrele,

te tomo el tiempo.

te estás tardando.

te estás tardando, yo que tú--

hola, hola.

plutarco: a mí no me cabe

la menor duda que es

una profesional.

de veras, me tiene impresionado

con su forma de resolver

las cosas.

reyes: yo sí tengo mis reservas

con helena moreno

y, por lo mismo, te pido

que estés muy pendiente de ella.

por cierto, le estoy escogiendo

una asistente.

plutarco: bueno,

si necesitas ayuda.

reyes: no, gracias, gracias,

queridísimo cuñado,

pero sabes que disfruto

este proceso.

voy a buscarle a tu protegida

una asistente que esté

completamente a su altura.

[llaman a la puerta]

eva: ¿qué hubo?

usted debe de ser

el licenciado reyes.

dichosos los ojos que lo ven.

¿sabe qué?

es usted mucho más guapo

en persona que en las

revistuchas de turismo esas.

gracias, con permiso.

plutarco: cuñado, te dejo

en buena compañía.

reyes: no, plutarco.

plutarco: permiso.

eva: es propio.

reyes: ¿a qué debo el honor

de su visita, señora?

eva: ¿cómo a qué?

vine a que me entreviste.

¿no me diga que no le avisaron

que seguía yo?

ay, es que estas secretarias

de repente, ¿sabe qué?

pecan de ineficientes.

bueno, pues ándele.

entrevísteme.

soy toda suya,

anímese.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.