null: nullpx
Cargando Video...

Por Ella Soy Eva Capítulo 18

Univision2 Dic 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

adriano: licenciada, no

me gustan los rodeos, así que

voy a ser muy claro con usted.

quiero que sepa que yo no estoy

de acuerdo con su nombramiento

como directora del proyecto.

helena: entiendo,

adriano: qué bien.

pero he decidido respaldar

la decisión del licenciado

ramos arrieta, porque él va

a asumir la responsabilidad

de lo que pase con usted

en ese puesto.

helena: le aseguro que no lo voy

a defraudar.

adriano: eso espero.

para empezar, quiero que nos

haga una presentación.

quiero que nos explique detalle

a detalle cómo piensa

desarrollar el proyecto

de playa majahua.

helena: sí, por supuesto,

¿para cuándo la quiere?

adriano: para mañana.

a primera hora.

¿puede o no?

helena: sí, por supuesto,

la tendrá mañana, a primera

hora.

plutarco: la licenciada rebeca

oropeza, directora de relaciones

públicas.

el licenciado santiago escudero,

coordinador comercial

administrativo y fernando

contreras, coordinador

operativo.

helena: mucho gusto.

plutarco: ellos conformarán su

equipo y están a su disposición

para lo que usted necesite.

así que, ya sabe, lo que

necesite, búsqueme, no lo dude.

helena: muchas gracias.

plutarco: de nada, con permiso.

licenciada oropeza, venga

conmigo, por favor.

rebeca: en un momento,

licenciado.

mira nada más, chulita,

después de todo sí te sacaste

el premio.

helena: sí, ¿verdad?

al final no me di

el "pueltononón" en balde.

bueno, señores, pues, playa

majahua es un proyecto

muy importante.

mañana tenemos una presentación

ante el licenciado reyes--

santiago: perdón, pero lo que

nosotros no entendemos

es qué haces aquí después

de que hiciste ese escandalote

porque te robaron tu proyecto.

helena: vine a trabajar,

necesito el trabajo.

fernando: todos lo necesitamos.

lo que nos parece raro, no,

extraño, que una exsubgerente

de un hotelucho ahora esté aquí

en la empresa otra vez para

darnos, ¿qué?

santiago: ¿qué?

fernando: órdenes.

helena: ¿es un problema de ego?

santiago: de confianza, algo

que, perdón, no me inspiras.

helena: perdóname tú a mí, pero

si tienen algún problema,

¿por qué no van a hablar

con el licenciado ramos arrieta?

él es quien los puso a ustedes

a mi disposición.

fernando: no, ¿sabes qué?

estamos empezando mal.

y lo que mal empieza, mal acaba.

¿por qué no mejor te vas?

te vas y te ahorras futuros

¿qué?

santiago: ¿qué?

fernando: problemas.

helena: eso no me preocupa.

yo sé lidiar con los problemas.

fernando: tiene su carácter

la vieja.

santiago: es lo que más

me preocupa, nando.

si no se va por su propia

cuenta, tenemos que hacer

algo para que la echen

de la empresa.

fernando: [ríe]

tampoco te creas tanto, ¿eh?

marcela: esta es la oficina

que le asignó el licenciado

ramos arrieta, pase.

¿le gusta, licenciada?

helena: sí, sí, pero dígame

helena, por favor.

marcela: no, licenciada.

¿quiere instalarse y le llamo

a una persona de mantenimiento

por si quiere usted cambiar

algo o algo así?

helena: ¿y de quién era esta

oficina, marcela?

marcela: de juan carlos

caballero, que en paz descanse.

bueno, la dejo, con permiso.

cualquier cosa que necesite,

por favor, me llama.

helena: la gente de aquí dice

que solo se usa para guardar

buenos recuerdos.

juan carlos: y te aseguro

que la voy a llenar de ellos.

y no va a haber uno solo

en donde vos no estés, linda.

helena: [solloza]

[teléfono]

marcela: grupo imperio.

ah, con mucho gusto, lo comunico

al jurídico, no me cuelgue,

por favor.

mimí: hola, mi cielo,

¿cómo esta, mi hija?

marcela: buenas tardes, ¿en qué

puedo servirle?

mimí: pues, espero que en varias

cosas, pero antes que nada,

permítame darle el pésame.

me imagino el dolor

por la pérdida irreparable

de ese gran ejecutivo, gran

hombre, el licenciado caballero.

lo siento mucho, en verdad.

marcela: muchas gracias.

sí, queríamos mucho a juan

carlos, la verdad.

mimí: no tuve el gusto

de conocerlo, pero se habla

muy bien de él en el medio

turístico.

pura alabanza a su buen

desempeño, a su guapeza.

marcela: pues, más que nada era

una muy buena persona,

la verdad.

yo todavía no me acostumbro

a no verlo por aquí y no poderle

dar los buenos días.

mimí: no lo dudo.

marcela: ¿en qué le puedo

servir?

mimí: verá usted, yo represento

una agencia de viaje muy

chiquita, pero la voy a hacer

crecer y la voy a posicionar

en el mercado, porque para eso

yo me pinto sola,

soy una buenaza.

marcela: mire qué bien, muchas

felicidades.

mimí: gracias, por eso quería

hablar con el vicepresidente

operativo, pero como ya se murió

el pobrecito, pues, ya no sé

a quién dirigirme.

¿quién ocupó su puesto?

marcela: es que esa

vicepresidencia se fusionó

con la financiera en una sola

y ahora el que ocupa el cargo

es el licenciado plutarco ramos

arrieta.

mimí: ah.

adriano: ah, ¿sí?

mimí: hola, "mayote".

adriano: ¿por qué no?

sí, entonces, a lo mejor--

mimí: guapo, guapo, guapo, ey,

¿cómo le va, guapo?

ey.

adriano: ¿nos conocemos?

mimí: en este momento

nos estamos conociendo, ¿o qué

estamos haciendo?

conociéndonos.

mimí de la rose, amiga para

lo que usted disponga, "mayote".

adriano: ah, ¿sí?

adriano: adriano reyes,

para servirle a usted.

mimí: ¿le dolió?

adriano: del otro lado.

me voy para abajo.

mimí: está bien.

adiós.

ay, este, bruto tenía que ser.

¿qué quieres? ¿que todo

el mundo te descubra?

¿qué quieres? ¿qué te pasa?

quedamos en que tú me esperabas

aquí, afuera.

juan carlos: [balbucea]

mimí: háblame bien.

juan carlos: no puedo

con la barba, que no me pude

aguantar dije.

mimí: casi me da un infarto

cuando te vi ahí adentro, ¿eh?

tú muy campante el muerto,

el difunto paseándose

por el lugar de su extrabajo.

juan carlos: casi me da un paro

cardíaco cuando casi me topo

con adriano.

mimí: ay, ese hombre tiene algo,

tiene un no sé qué, qué sé yo,

¿quién es?

juan carlos: ¿qué te pasa?

no vienes a ligar, mi hija.

adriano reyes se llama,

es el presidente de grupo

imperio.

mimí: ándale, es todo

un potentado.

pero no me estés cambiando

el tema, ¿eh?

juan carlos: ¿yo?

mimí: sí, estuviste así, así,

de echarlo todo a perder.

juan carlos: ya sé, hombre,

perdón, lo que pasa es que

aparte entré con ilusión de

poder encontrarme con helena.

mimí: mira, jc, yo te ayudo

en lo que quieras, pero no me

pegues estos sustos, si quedamos

en una cosa, obedeces y ya.

juan carlos: sí, pero

no te enojes, no te ves bonita

cuando te enojas.

mimí: no me puedo ver fea

de ninguna forma, ¿eh?

juan carlos: ay, perdón.

y síguele así y vas a acabar

un día de estos en santa martha

acatitla.

juan carlos: perdón, la verdad

es que yo quería ver a helena.

santiago: helena, vine a ver

los detalles de la presentación

que quieres para el proyecto.

¿tienes tiempo ahora

o me buscas más tarde?

helena: antes que todo,

te ruego que me disculpes

por lo de tu boda.

había querido disculparme antes,

pero--

santiago: no es necesario, ¿eh?

helena: no, sí lo es, yo sé que

nada justifica lo que hice, pero

te aseguro que no fue

intencional.

es que todo se trató de un gran

malentendido.

santiago: ¿ves? ese es

el problema con las mujeres,

primero actúan y luego piensan.

ha de ser por eso, helena,

que no te veo mucho futuro

en esta empresa.

helena: con esa visión tan pobre

del mundo, me alegra mucho que

tú seas el que trabaja para mí

y no al revés.

santiago: no, no, yo no trabajo

para ti, ¿eh?

helena: y yo no estoy aquí

para perder el tiempo contigo.

mañana tenemos una presentación

muy importante y espero

que cumplas con tu trabajo.

santiago: te vas a sorprender

con mi trabajo, helena.

te lo aseguro.

helena: como sabemos,

el ecoturismo es un área en la

que grupo imperio no cuenta

con mucha experiencia.

por eso, playa majahua

representa una gran oportunidad

para lograr un desarrollo

ecoturístico de primer nivel.

y además, integra

la participación

de la comunidad del lugar.

por eso es muy importante

el planteamiento detallado

de una estrategia adecuada.

y el licenciado contreras les va

a presentar el primer aspecto

de este plan.

por favor, licenciado.

fernando: haciendo un cálculo

general con la información

que nos dio la licenciada

moreno, aquí presente, sobre los

objetivos, las áreas, acción,

estrategias, desarrollo

de las acciones, la estimación

presupuestaria y las vías

de financiación--

santiago: de acuerdo

a las estimaciones que hizo

la licenciada moreno, creemos

que en apenas cinco años vamos

a estar empezando

con la proyección--

adriano: ¿qué?

pero ¿de qué está hablando?

eso es muchísimo tiempo.

helena: eso no es lo que yo

había querido plantear desde--

santiago: nosotros solo hicimos

el cálculo de acuerdo

a las estimaciones que hizo

la licenciada moreno "chief".

nosotros solo seguimos órdenes.

adriano: caray, entonces, parece

que hay un ligero problema de

comunicación con el superequipo.

helena: sí, parece que sí,

licenciado.

y acepto que es

mi responsabilidad, pero

como pensé que esto podía pasar,

yo misma hice un cálculo,

si me permite.

con permiso.

con permiso, dije.

juan carlos: mimí, se me está

acabando el dinero, ¿eh?

y más que nada, la paciencia.

mimí: no, pues, la lana va

y viene, pero paciencia tienes

que tener y mucha, porque tu

situación va para largo, ¿eh?

así que apechuga, apechuga,

mi hijo.

juan carlos: voy a tener que

vender más joyas de mi mamá.

o a ver quién me acepta

empeñarlas sin factura, ¿no?

pero ve, me quedan bien poquitas

igual.

mimí: la verdad es que están

bien bonitas.

qué bonitas, regias, dignas

de una estrella del firmamento

artístico como doña eugenia

mistral.

y me pongo de pie al hablar

de doña eugenia, sí, señor,

cómo no.

juan carlos: ¿cómo le voy

a hacer, hombre?

no existo, no tengo documentos.

o sea, ni modo que muerto

voy a sacar documentos aunque

sean falsos.

¿cómo?

necesito una identidad,

un nombre.

una vida, algo real.

mimí: yo por ahí tengo

unos documentos, un acta

de nacimiento.

creo que hasta una fe

de bautismo, una prima mía que

ahora anda allá por el norte,

creo.

al menos eso es lo que dicen,

porque hace añares que no sé

nada de la ingrata.

juan carlos: ¿a mí de qué me

sirven los papeles de tu prima?

mimí: se te da bien

lo de la actuada, tienes madera

de actor, ¿no?

lo traes en los genes, ¿o no?

podrías disfrazarte de mujer

y te haces pasar por mi prima.

juan carlos: ¿yo de mujer?

¿qué te pasa, hombre?

¿tú estás loca? yo ni muerto

de vieja.

santiago: tú tenías razón, fue

falta de comunicación, nosotros

no hicimos nada, ¿eh?

fernando: así es, antes

de regañarnos hay que fijarse,

¿en qué?

pues, en tus capacidades,

helena.

helena: ¿qué me están queriendo

decir?

santiago: que podrás saber mucho

de playa majahua, pero una cosa

es hacer las cosas en papel

y otra muy diferente es llevarla

a cabo en la realidad.

helena: ¿se puede saber qué es

lo que realmente les causa tanto

conflicto?

fernando: ¿a ti te causa

conflicto? no, nada, a nosotros

nada, helena.

solamente que creemos que no

puedes dirigir un proyecto así

de importante, ¿me entiendes?

helena: ah, ¿por qué no?

¿porque soy mujer?

santiago: ahí está.

fernando: no, perdón,

las mujeres siempre salen,

¿con qué salen? con sus rollos

feministas, ¿no?

helena: entonces, ¿por qué

creen que no soy capaz?

fernando: pues, pues, porque es

mucha responsabilidad, a ver, tú

eres mamá, ¿no?

helena: ¿y qué tiene que ver?

fernando: pues, si de entrada ya

es mucha responsabilidad, ¿cómo

te avientas a un compromiso así?

que te va a llevar tiempo, mismo

tiempo que tendrías que estar

empleando en estar con quién,

pues, con tu hijo, helena.

helena: ese es mi problema.

santiago: pero tranquila, no

te pongas--no te esponjes.

helena: no, no me estoy

esponjando.

fernando: vámonos, santi,

vámonos, te dejamos tranquilita,

para que se te baje, para que

te tranquilices.

santiago: ¿ves? ¿ves cómo

se ponen?

fernando: lo que pasa es que no

pueden poner en estos puestos

a las mujeres.

con permiso.

[música]

[música]

helena: y por cómo se han

presentado las cosas desde que

yo tomé mi puesto, es

indispensable para mí

que mi asistente sea mujer.

¿usted no tiene ningún

inconveniente con eso?

plutarco: ninguno, helena, usted

tiene la libertad de elegir

el personal a su cargo.

helena: gracias por su apoyo,

plutarco.

plutarco: licenciada oropeza,

le encargo agilizar los

trámites para que la licenciada

moreno tenga la asistente

que necesita lo más pronto

posible.

helena: si me lo permite, yo

tengo la candidata ideal, es

mi amiga lucía, le puedo pedir

que presente su currículum

y ahorraríamos tiempo con eso.

rebeca: para nada, chiquita.

plutarco: perdón, ¿usted tiene

algún problema en recibir

los datos de la amiga

de la licenciada?

rebeca: no tengo ningún

problema, licenciado,

pero hay que seguir con los

procedimientos establecidos para

contratar un nuevo empleado.

plutarco: estoy de acuerdo

y sobre todo tratándose

de empleadas mujeres.

helena: ¿qué quiere decir

con eso?

rebeca: que la última palabra

la tiene don adriano.

así que les propongo que

se lance una convocatoria

de inmediato para que se cubra

ese puesto.

plutarco: ¿está de acuerdo

con eso, helena?

helena: sí, que se haga

por convocatoria, yo no tengo

inconveniente en seguir

procedimientos.

rebeca: eso es lo mejor,

querida, porque ya ves que luego

contratan a cada inútil,

¿verdad?

o de la nada les sale unos

puestazos, pero ni te imaginas

el ridículo que hacen después.

permisito.

[teléfono]

marcela: grupo imperio.

sí, aquí estamos buscando

una asistente del sexo femenino.

con gusto la transfiero.

[teléfono]

marcela: grupo imperio,

a sus órdenes.

juan carlos: gracias, ¿me puede

comunicar con la licenciada

helena moreno?

marcela: ay, señor, lo siento,

pero el puesto vacante

no es para hombres, ¿eh?

juan carlos: disculpe, pero no

le entendí.

marcela: ¿no está hablando

para el puesto de asistente

para la licenciada moreno?

juan carlos: sí, sí, para eso

mismo estoy hablando,

¿me da informes, por favor?

marcela: qué pena, señor, pero

ese trabajo es exclusivamente

para damas.

juan carlos: a ver si entendí

bien, señorita, ¿están buscando

una asistente mujer para

la licenciada helena moreno?

marcela: exactamente, señor,

lo siento.

juan carlos: le agradezco mucho,

hasta luego.

helena: las entrevistas son

mañana, pero te aviso para

que tengas lista tu solicitud

y tus papeles, todo

lo que te pidan, ¿eh?

lucía, yo quiero

que te contraten a ti.

lucía: y a mí me encantaría ser

tu asistente, mi amiguis,

¿te imaginas?

las dos regresando a grupo

imperio y por la puerta grande,

¿quién nos para? ¿quién?

a ver, ¿quién? ¿quién?

helena: eso espero.

nada más acuérdate que la

decisión no es mía y además hay

cualquier cantidad de machistas

aquí que tratan de cerrarles

las oportunidades a las mujeres.

así que ponte muy abusada, ¿eh?

lucía: no, no, yo no te voy

a hacer quedar mal, ¿eh?

te lo juro por esta.

me apuro y te veo luego.

gracias, gracias por avisarme,

amiga, ¿eh?

gracias, gracias.

san antonio--

no, no, esto no es trabajo tuyo,

esto--

san charbel, san charbel,

gracias, gracias.

ay, gracias.

helena: es que yo nunca pensé

que me fuera a enamorar otra

vez.

con esta fuerza, con esta

intensidad, me siento como--

como si fuera la primera vez,

como si fuera adolescente.

juan carlos: ¿y entonces

qué te preocupa?

no entiendo.

helena: tal vez el haberme

quedado con la idea de que para

el amor no existen los finales

felices, como en las películas

o en las novelas.

juan carlos: ¿sabes qué?

tenés razón, para el amor no

existen los finales felices.

porque el amor verdadero, como

el que vos y yo tenemos, no

tiene fin.

juan carlos: no, lo nuestro no

ha terminado, helena, y yo voy

a recuperar tu amor y voy

a limpiar mi nombre cueste

lo que cueste.

pero ¿yo de mujer? no, ni loco.

[balbucea]

a las viejas, ¿yo? o sea, bajo

ningún concepto.

¿y si sí?

[llaman a la puerta]

helena: no, no se levanten.

sigan sentados, no se preocupen.

solamente vengo a avisarles que

sigo aquí en la empresa.

fernando: ¿qué? ¿te mandaron a

una de las agencias a dar tours?

[ríen]

santiago: sí, hay unos

muy buenos que de repente mandan

de miami.

[ríe]

helena: ustedes lo sabían.

eran sus cómplices.

santiago: ¿de qué hablas?

helena: dejen de hacerse

los idiotas, ¿ustedes sabían

perfectamente del engaño de juan

carlos caballero?

¿que se hizo pasar por juan

perón de los tours de la agencia

de miami?

fernando: ¿sabes qué?

no sé de qué estás hablando--

helena: debí suponerlo, claro,

por supuesto.

que les quede claro algo, yo voy

a seguir a cargo de ese proyecto

y ustedes van a seguir a

mi disposición, les guste o no.

santiago: cálmate.

helena: no, cálmense ustedes,

de ahora en adelante se acabó

el tuteo.

voy a tratar de contar

con ustedes lo menos posible.

>> y sí, helenita vive

en un cuarto de azotea con una

amiga suya de ella, es madre

soltera y tiene un chavito

de ocho años.

plutarco: escuincles.

¿qué más?

>> su mamá es ama

de casa, su papá fue militar.

ah, y la pobre de helenita tuvo

que hipotecar la casa suya,

de su papá suyo, de ella.

plutarco: salvo

por lo del renacuajo, helena

es perfecta.

rebeca: ¿me puedes explicar por

qué contrataste a la tal helena?

era una "subgerentucha" de uno

de nuestros hoteles y ahora

tiene un puestazo.

>> bueno, sigan sin mí,

con su con permiso.

plutarco: rebeca, no voy

a permitir que se cuestionen

mis decisiones, ¿estamos?

rebeca: ni creas que voy a estar

a la disposición de esa fulana

venida a más.

ya bastante tengo con aguantar a

la ballena en mi propia oficina.

plutarco: ¿por qué en vez

de quejarte no te pones

a trabajar? que para eso

te pagan y bastante bien,

por cierto.

rebeca: de mi trabajo nadie

tiene quejas, ¿ok?

así que te me vas sacando

a la marsopa de mi oficina.

y te advierto, plutarco,

ni muerta voy a estar

al servicio de la tal helena.

[música]

[música]

juan carlos: bueno, a ver,

a ver, si le agarro la onda

a esto de ser mujer.

híjole, no debe ser ninguna

ciencia, ¿no?

ya aparecerán ahí unas chavas

y yo les copio y todo bien.

está fácil, está fácil.

ay, ay, ay.

están esas dos, perfecto.

les copio y ya.

que la manita para allá, mucho

muñequeo.

ay, sí, tú las traes.

siempre están peleando, siempre

se están peleando, siempre.

sí, el cuate está "ay, yo no

fui, no, ¿cómo crees?".

tómele.

ahí vienen dos, ahí vienen dos.

perfecto.

muy erguiditas, ¿no?

muy derechitas van caminando,

perfecto.

ok, la manita medio chueca, muy

bien, sí me sale.

voy, voy, perfecto.

y voy y me contoneo

y me contoneo, muy feliz--

¿qué?

¿qué? órale.

ay, que se pega, sacúdete,

sacúdete.

¿cómo le voy a hacer?

no está nada fácil, nada fácil

ser mujer.

eduardo: silvia.

silvia, carambas.

silvia: ¿qué pasó?

eduardo: acaban de llamar

para decir que la hipoteca está

por vencer y yo sigo

sin entender en qué momento tú

y helena me metieron en esto.

silvia: bueno, pero helena no

está atrasada, nada más--

eduardo: yo nada más te digo que

si ella no cumple con los pagos

y vienen a embargarnos la casa,

nunca te lo voy a perdonar,

silvia, nunca.

silvia: yo estoy segura que no

vamos a llegar a esos extremos.

eduardo: más te vale, porque

si nos quedamos en la calle,

la única que va a tener la culpa

por haber solapado tanto

a helena eres tú.

rebeca: pues, usted dispensará,

toni.

helena será muy licenciada

en turismo y lo que sea,

pero no tiene experiencia.

¿trabajó en un hotelito y ahora

le dan tremenda responsabilidad?

es "too much".

antonia: bueno, recuerda que

la tenemos a prueba.

si no sirve, pues,

prescindiremos de ella, pero

hay que darle una oportunidad.

igual y nos sorprende.

rebeca: claro que nos va

a sorprender, cuando empiece

a pedir permisos a cada rato, a

llegar tarde, salir temprano.

antonia: ¿y eso como por qué?

rebeca: ¿no lo sabe?

helena es madre soltera.

y esas siempre tienen mil

y un pretextos para ausentarse

del trabajo.

ay, no las conoceré yo,

son de lo peor.

antonia: no sabía que era mamá.

rebeca: seguramente lo oculta

por la vergüenza, porque

la embarazaron y la dejaron.

por algo habrá sido.

no por buena y decente, ¿verdad?

antonia: bueno, yo creo que no

debes juzgar tan duramente, yo

de verdad admiro a las madres

solteras, que son papá y mamá

al mismo tiempo.

rebeca: sí, pero su moral está

en entredicho.

¿no acabó enredada con juan

carlos?

que en paz descanse

el muy sátiro.

antonia: ¿juan carlos?

pero si él engañó a muchísimas

mujeres.

a lo mejor la pobre de helena

es una víctima más.

rebeca: quizá, pero mejor

endulcémonos la vida.

¿trufas?

están "deli-deli".

antonia: ay, no debería.

rebeca: las dejo aquí por si

se le antojan.

agarre las que quiera.

voy al tocador.

juan carlos: ahí está, ahora sí

ya estamos completos.

ahí está.

bueno, pues, estuve con tantas

viejas en mi vida que no ha

de ser difícil imitarlas, ¿no?

nada más que por dónde empiezo.

el vestido.

a ver.

está bonito, está bonito, ¿eh?

ay, se pega, eso se pega,

me cae que se pega.

pues, mira, compadre, si es

la única forma de estar cerca

de helena, pues, me aguanto,

¿no?

¿tú qué opinas?

tú no llores, hombre, no va

a ser tanto tiempo, órale.

ándale, mi hijo.

¿por qué se ponen un ciempiés

en el ojo? ¿qué necesidad?

[gruñe]

ay, cómo aprieta.

uno hasta suda.

ahora sí, ¿qué hubo?

bien vieja, ahora sí.

no, pues, el morado es mi color,

sí es.

pero me va a salar,

me va a salar, hijo.

sin llorar tú también,

se me hace que te vestiste

de mujer alguna vez, por eso

estás llorando también.

órale, ahí está.

¿qué hubo?

él me mintió, él me dijo que

me amaba y tuvimos un sirenito.

¿qué hubo? ándele, ¿qué no?

ahí está, vámonos, ¿qué sigue?

ahí está.

helena: le agradezco que sea tan

amable conmigo, antonia.

para mí su respaldo y el de su

esposo han sido muy importantes.

antonia: ay, si mi plutarco cree

en ti, yo también te apoyo.

helena, hay algo que quiero

preguntarte.

helena: sí, claro.

antonia: cuando nos conocimos

aquel día en el restaurant, juan

carlos dijo que tú le habías

dicho que estabas esperando

un hijo de él.

¿eso era cierto?

helena: no, no, y no tengo

ni idea por qué lo dijo.

seguramente fue una más

de sus muchas mentiras.

antonia: me lo imaginé.

yo sé que no debo meterme

en tu vida, no tengo derecho,

pero ¿eres mamá soltera?

helena: sí, sí, tengo un hijo

de ocho años, eduardo, lalito.

él es mi vida entera.

antonia: a mí me hubiera

encantado tener un hijo, pero

la vida no me lo concedió.

pero mujeres como tú que

trabajan para sacar adelante

a su hijo y están orgullosas

de él, tienen todo mi respeto.

rebeca: ahora resulta

que la ballena y la piraña

esta se hacen amigas.

solo esto me faltaba.

[música]

[música]

>> bueno, ya nada más falta

armarlo.

>> [ríe]

[todos ríen]

>> ¿de qué show travesti

te sacaron, hijo?

>> hay que rasurarlas.

>> qué patotas, pareces araña,

mami.

>> ¿qué tal si se embaraza?

[todos ríen]

>> el halloween ya pasó.

>> estás refeo, mano, la neta

nadie te la va a creer, órale.

órale, a su casa, a su casa.

[ríen]

>> si quieres te llevo

a mi pueblo y te pongo jacal.

[ríen]

>> sabrosa.

mimí: ¿para qué te vestiste

de mujer, eh?

¿para qué? ¿para qué, menso?

dime para qué.

pero contéstame.

juan carlos: porque en grupo

imperio están buscando

una asistente de sexo femenino

para helena.

mimí: ¿y eso qué? ¿de qué o qué?

juan carlos: es que quiero

conseguir yo ese puesto

para estar cerca de ella, además

es mi oportunidad para que pueda

entrar a la empresa y pueda

investigar del fraude ese

del que me acusan y pruebas.

mimí: ah, eso lo he visto

en algunas películas y no es

tan mala idea, ¿eh?

juan carlos: nada más, ¿sabes

qué? después de lo de hoy ya vi

que ser vieja no es nada fácil.

mimí: es dificilísimo, pero

conozco a alguien que te puede

ayudar a transformarte

y convertirte en toda una dama.

juan carlos: ¿de veras, mimí?

mimí: sí.

juan carlos: ¿quién?

mimí: ¿cómo que quién?

mimí de la rose, para servirte

a ti y a dios.

juan carlos: achis.

lalito: ¿y ya te dieron

el trabajo?

helena: sí, mi vida.

lalito: ¡felicidades!

helena: ay, qué bueno.

lalito: [ríe]

helena: ay, qué abrazo

tan fuerte.

lalito: me gusta verte contenta,

mamá.

helena: sí, mi vida, estoy

contenta porque ya tengo trabajo

y porque muy pronto vamos

a volver a vivir juntos tú y yo.

y eso es lo más importante

para mí.

y todo va a estar muy bien.

lalito: y si todo va a estar muy

bien, ¿por qué a veces estás

triste?

¿extrañas a juan?

juan carlos: pero me tengo que

ver, mimí, como una mujer echa y

derecha, no como una caricatura

de esas.

mimí: déjamelo a mí, déjamelo

a mí, mañana vas a ver

mis dotes.

juan carlos: oye, ¿no hay otra

forma?

¿no tienes un primo? es que eso

de vestirme de mujer, no sé,

lo hice sin pensar, ¿sabes?

fue un impulso,

por la desesperación.

yo no traigo--

mimí: no te preocupes, entonces

no y ya.

juan carlos: espérate, hombre.

es que si no lo hago no hay otra

manera de entrar a la empresa,

estar cerca de helena, ya sabes.

mimí: pues, entonces, hazlo.

juan carlos: espérate, ¿quieres

hacer pipí o qué? aguanta.

¿juan carlos caballero vestido

de vieja?

mimí, veme, ¿toda esta belleza

desperdiciada en una vieja?

mimí: lo que acabas de decir no

es bonito, ¿eh?

a ver, ¿vestirte de mujer

te parece un gran sacrificio?

juan carlos: pues, ¿cómo no?

mimí: ¿y hasta dónde estás

dispuesto a sacrificarte

por helena?

juan carlos: sí, tienes razón.

estoy dispuesto a todo

por helena, aunque el sacrificio

tenga forma de tacones.

mimí: eso, así hablan

las viejas, mi chulo.

juan carlos: ¿como vieja?

¿qué pasó?

mimí: bueno, pues, así hablamos,

mañana te transformo, ¿eh?

prepárate, me encanta.

a ver si recoges todo este

cochinero que parece chiquero.

juan carlos: ¿yo vieja?

silvia: vete con mucho cuidado,

mi hijita, ya se hizo un poco

tarde y a mí me da pendiente que

andes sola por la calle.

helena: no te preocupes, ma,

a esta hora hay mucha gente

en el metro, quédate tranquila.

eduardo: ¿ya te dijo tu madre

que hablaron para cobrar

la hipoteca?

helena: sí, ya.

y no quiero que te preocupes,

ya tengo trabajo y con mi primer

sueldo voy a pagar

la mensualidad y también lo otro

que te debo.

eduardo: yo dudo mucho que dures

en ese trabajo, si ya

te corrieron antes, no veo

por qué no te corran otra vez.

helena: ellos me buscaron, papá,

yo no pedí volver.

si acepté es porque creo

que es una buena oportunidad

para mejorar.

eduardo: yo no sé por qué

regresaste.

pero si me dieras la patria

potestad de mi nieto, podrías

andar a tus anchas haciendo

lo que se te dé la gana.

silvia: eduardo, por favor,

no empieces.

eduardo: tú no te metas.

helena: estoy ofreciendo que

me ceda voluntariamente al niño

para que se largue a la vida

alegre que tanto le gusta.

helena: no te voy a dar ese

gusto.

te lo juro, no te lo voy a dar.

silvia: que te vaya bien,

mi hijita, cuídate.

ay, eduardo, no seas así.

eduardo: tú cállate.

[murmullo]

adriano: usted sabe muy bien

qué es lo que buscamos cuando

queremos contratar a nuevas

empleadas.

marcela: por supuesto.

adriano: ya lo sabe, queremos

que sean jóvenes, bellas,

con muy buena presencia,

¿para qué lo digo si usted

lo sabe muy bien?

rebeca: perfectamente,

licenciado.

yo voy a ser su filtro para que

le lleguen como usted quiere.

con permiso.

adriano: te acompaño.

rebeca: a ver, chulitas.

adriano: te encargo.

marcelita, marcelita, por favor,

le pido que cuando estén

seleccionadas las chicas,

por favor, pasen a mi oficina

una por una.

¿por qué--por qué me ve así?

marcela: no, no, yo no lo veo

de ninguna manera, licenciado.

adriano: mis recados, por favor.

marcela: sí, mire, le hablaron

de la empresa de--

lucía: hola, hola, yo soy lucía

zárate, soy amiga

de la licenciada helena moreno.

rebeca: ay, qué pena me da tu

caso, pero esta es una empresa

seria, "las amigas de" no tienen

ninguna preferencia, fíjate,

qué caso, ¿no?

lucía: bueno, es que no soy

"recomendada de", no, yo traigo

mi solicitud como todas

las demás.

aquí está mi currículum y están

todas mis constancias

de estudios.

rebeca: ay, no, no, ¿para qué

te hago perder el tiempo?

no estás titulada, ¿verdad?

lucía: bueno, con título, no.

o sea, titulada sí, tanto como

titulada no.

pero tengo una experiencia.

y aparte aquí traigo varias

cartas de recomendación--

rebeca: "sorry", chiquita, pero

si no estás titulada, no tienes

nada, ni como ayudante.

que tengas buen día.

¿dónde me quedé?

mimí: bien, pues, manos

a la obra, jc.

solo te advierto que ser mujer

no es nada fácil.

lleva su trabajo.

es tardado y doloroso,

así que aguanta.

no te desesperes.

¿listo?

juan carlos: [grita]

mimí: esta así no.

juan carlos: checa, aquí va.

[grita]

mimí: listo.

juan carlos: no, yo ya no

quiero, yo quiero ir a mi casa,

de mi mamá, para que me dé

un abrazo.

mimí: cállate y siéntate.

juan carlos: [solloza]

mimí: [ríe]

juan carlos: cállate.

epa, epa, ¿qué pasó?

mimí: [chista]

juan carlos: soy hombre,

estoy modelando el vestido,

que es diferente.

yo soy machín.

machín.

Cargando Playlist...