null: nullpx
Cargando Video...

Por Ella Soy Eva Capítulo 1

Univision2 Dic 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

helena: juan carlos caballero,

miserable.

no sé si hago bien

en venir a verte.

después de todo

lo que me hiciste.

pero me desperté pensando

que si estuvieras vivo,

justo hoy sería tu cumpleaños.

¿y sabes qué?

me siento una estúpida tratando

de encontrar explicaciones

a todo lo que pasó.

pero no puedo.

¿por qué tenías que jugar

con mi vida y con mis sueños

y con todo lo que te di?

¿por qué?

¿por qué?

>> juan carlos.

nadie me escuchaba

ni me entendía como tú.

ni el inútil de mi marido.

feliz cumpleaños.

espero que donde

quiera que estés,

siempre te acuerdes

de tu duquesa.

>> juan carlos.

nunca voy a olvidar que yo

siempre fui tu princesa.

y tú fuiste el primero

y me enseñaste tanto.

[canta en inglés]

>> perdón, perdón,

pero ¿exactamente quién

se supone que eres tú?

>> la mujer que más hizo feliz

a juan carlos

y a la que más amó.

>> no, espérame un segundito.

pero por si no lo sabías,

juan carlos habrá sido

muy mujeriego, pero quiso

solamente a una mujer.

a mí.

>> no.

>> sí, a mí.

[hablan a la vez]

>> juan carlos, mi amor.

>> tía, ¿qué haces aquí?

no me digas que tú

y juan carlos--

>> juan carlos era

mi mejor compañero

en los momentos de soledad.

todos se me acercan

por mi dinero,

pero juan carlos me comprendía.

me hacía sentir como una reina.

tan especial, tan única.

>> así nos hacía sentir a todas,

únicas.

>> feliz cumpleaños,

juan carlos.

para que veas que tu cortesanas

no te olvidan.

porque tú sí eres hombre,

no como otros.

>> por el hombre más hombre

de este país.

el que se compartió

y nunca entregó su corazón

a ninguna.

>> sí es cierto.

que viva juan carlos caballero.

¡qué viva!

helena: a ver, a ver,

ya, ya, basta.

basta, un momento,

ya, por favor.

ahora, no puedo creer

que todas estemos celebrando

a este tipo que jugó

con nosotras, que nos engañó

y que traicionó a todas.

este tipo no se merece

que le derramen

ni una sola lágrima.

¿me oyeron?

ni una.

él solamente se merece

el olvido.

ay, juan carlos,

eras un miserable.

>> síganle, ¿para qué les pagué?

juan: helena.

eres a la única mujer

que he amado en mi vida.

¿cuándo podrás perdonarme?

¿cuándo?

me siguen como abejas

al panal, muchachos,

¿cómo están?

liliana: juan carlos caballero.

juan: liliana, qué linda estás.

liliana: gracias.

como vicepresidente operativo

del grupo imperio, dinos

qué representa para ti

esta alianza

con burbans global resort.

juan: bueno, como sabes

y cómo saben, grupo imperio

tiene agencias de viajes

y hoteles en todo el país

y administramos, desde luego,

hoteles de altísimo lujo

en américa latina.

esta alianza es un gesto

contundente que grupo imperio

entra de lleno al mercado

de estados unidos, ¿no?

liliana: pues felicidades

por este nuevo éxito

en la carrera

de juan carlos caballero.

juan: no, para nada,

esto lo ha venido negociando

nuestro presidente ejecutivo,

el licenciado reyes

y él se merece todo el crédito.

voy a entregar estos contratos,

que si supieran lo que vale

cada uno...

liliana, cuando quieras

una entrevista uno a uno,

sin cámaras, sin grabaciones,

me dices.

liliana: qué hombre.

helena: ¿no les parece

maravilloso?

y lo más impresionante

de este lugar es que además

de ser un proyecto sustentable,

con un alto desarrollo integral

de la comunidad y un absoluto

cuidado del medio ambiente,

puede estar al alcance

del turismo más importante

que existe, señores.

playa majahua es

para toda la familia.

en resumen, invertir

en playa majahua es invertir

en el mejor patrimonio

que tenemos los mexicanos.

nuestros recursos naturales

y nuestros valores familiares.

muchas gracias por su atención.

lalo: bravo, bravo,

esa es mi mami.

helena: ¿sí te gustó?

lalo: sí.

helena: porque tú eres la razón

más importante para hacer

este proyecto, mi vida.

eduardo: lalito,

ve con tu abuela, hijo.

ya es hora de comer, anda.

lalo: sí, señor.

eduardo: tú aquí jugando

con el niño como si no hubiera

cuentas por pagar, helena.

helena: estaba repasando

el proyecto que voy a presentar

hoy en grupo imperio, papá.

eduardo: pues ve pensando

de dónde vas a sacar más dinero

porque con lo que tú ganas

en ese hotel, no te alcanza.

ni para pagarme mi deuda

ni los gastos de tu hijo.

toma.

helena: ¿qué es esto?

eduardo: ¿cómo que qué es esto?

son avisos de la escuela

de lalo.

si no pagas las colegiaturas,

ya no lo van a dejar entrar.

[música]

[música]

>> ¿tú crees que después

de la firma nos vayan a dar

un aumento de sueldo?

>> solo faltaría

que quede amarrado, compadre.

juan: no te enojes, por favor.

y puede ser muy

el vicepresidente financiero,

pero ustedes qué son.

son de mi equipo.

además son mis amigos.

¿qué digo amigos?

son mis hermanos.

>> hermanos, hermanos.

eduardo: no, sin porrita.

bueno, ya entregué

los contratos, ¿ahora qué sigue?

pues divertirnos.

a full, papá.

>> ya viste la cantidad

de viejas buenas.

>> lástima, ¿qué soy?

juan: ¿qué?

>> pues casado.

no me puedo dar ni siquiera

un ¿qué?

juan: ¿qué?

>> pues un resbalón, compadrito.

hay gente por todos lados,

que no le vayan con el chisme.

juan: ¿ya viste, santiago?

de todo lo que te vas a perder

ahora que te cases.

no te arruines la vida.

santiago: espérate.

falta mucho para eso,

muchas semanas.

no me estén atormentando.

mejor váyanme organizando

mi despedida de soltero.

juan: pero no bailes más.

no te preocupes,

que voy a estar...

buenísima.

santiago: ¿ya viste ese bombón?

no nomás es ella.

hay aquí, por allá,

por todos lados.

pero ninguna me pela.

no puedo estar tan feo.

¿qué?

juan: es que ya hueles a casado.

>> huele a casado.

juan: tú también estás casado,

¿verdad?

helena: si la empresa me apoya

con el proyecto de playa majahua

se acabaron nuestros problemas

de dinero, papá.

eduardo: puros sueños guajiros.

todo sería tan diferente si

hubieras hecho las cosas bien,

si tuvieras un marido.

pero ni para eso serviste.

helena: papá, no empieces

otra vez.

eduardo: si no te hubieras

entregado a las primeras

de cambio con el imbécil

que te vio la cara

con mi dinero, no te hubieran

dejado embarazada.

y con deudas que todavía

no terminas de pagarme.

helena: estaba enamorada, papá.

y tú sabes perfectamente

cómo fueron las cosas.

además, lalito es lo más hermoso

que me ha pasado en la vida.

y yo sé que cuando vean

mi proyecto en grupo imperio,

les va a gustar.

eduardo: tú y tu

maldito proyecto.

llevas seis años trabajando

en ese hotel con el mismo

puesto miserable.

y hasta crees

que los meros meros

te van a recibir.

¿eres tonta o qué?

bueno, a menos que ya tengas

quién sabe qué palancas, claro.

helena: no sé qué quieres

decir con eso exactamente,

pero a mí me respetas, papá.

eduardo: es que parece

que sigues siendo

la misma ilusa de siempre.

no eres una jovencita, por dios.

¿tú crees que en la empresa

le van a hacer caso

a un proyecto que presentó

una mujer?

por favor.

no seas ilusa, por favor.

juan: a las mujeres se

les conquista con estrategia.

desde luego, nunca olvidando

nuestro código personal.

jamás.

>> desde la universidad

nos da estudios, ¿con qué?

juan: ¿qué?

>> pues con tu código, compadre,

que estás hablando.

juan: con el código, por eso.

miren, no existen

las menores de edad,

no existen las mayores

de 50 años,

no existen y además apestan

las novias de los amigos

y por encima de todas las cosas,

no existen las madres solteras.

después, todas sirven.

¿para qué?

pues para lo que sirven

las viejas.

>> no, compadre,

tampoco me podrás negar

que hay unas mamacitas

que están bien, ¿cómo?

juan: ¿cómo?

>> mamacitas.

juan: no, aunque

sean emperatrices,

las madres solteras,

no, olvídate, hermano.

mira, si--

no quiero hijos propios,

¿voy a querer yo hijos ajenos?

por favor.

suficientes aguantarlas

cuando vienen y hablan

de mi hijo, mi hijo.

luego llega el hijo

y se ponga a hablar.

>> compadre, pero ¿tus ahijados?

juan: es que mis ahijados

no son hijos, son ángeles.

y son familia.

y acuérdense.

siempre hay que conquistar

a la de mayor rango.

helena: ya no quiero seguir

discutiendo, ya,

te lo suplico.

>> ya bajen la voz

que lalito los va a oír.

eduardo: vaya, tenía que salir

la alcahueta mayor.

de ustedes dos no se hace una.

>> ¿estás bien, hija?

helena: ay, ma.

después de tantos años,

creo que ya tengo que hacerme

de una coraza para aguantar

sus insultos,

sus faltas de respeto.

>> bueno, mi hija,

¿qué le haces caso?

y apúrate porque vas

a llegar tarde a tu cita.

y quita esa cara, porque todo

va a salir muy bien.

a ver, regálame una sonrisita,

¿qué te cuesta?

helena: gracias, ma,

gracias por todo.

de la cita me voy

para el trabajo

y ya cualquier cosa me llamas,

¿no?

adiós.

juan: te buscan.

>> ¿a mí?

juan: sí.

>> ¿cómo lo sabes?

juan: me están diciendo

que están buscando una diosa

que se extravió

y yo en este lugar

no veo a ninguna otra diosa

más que a ti.

>> ¿y se puede saber

quién me llama?

juan: permíteme.

sí, ¿quién la busca?

momentito.

un hombre que está en busca

de la salvación.

>> permítaseme un brindis

por nuestra futura alianza

con richard burbans.

richard: burbans.

ambos: burbans.

richard: burbans.

>> y también brindemos

por la inauguración de ese hotel

que representa

la unión de dos grandes

emporios turísticos.

el imperio de mi querido cuñado,

adriano reyes,

y burbans global resorts.

richard: burbans global resorts.

quiero aprovechar

para hacer un brindis

por camila, mi futura esposa.

ella es la mujer ideal.

es joven, es joven, bella

y ella solo abre boca

cuando es necesario.

¿entienden?

juan: muy bien,

ya me puedo morir.

un balazo, por favor, alguien.

¿serias tan amable

de concederle a este hombre

moribundo un último deseo?

>> qué pena, pero las diosas

no hablamos con mortales.

juan: ¿sabes qué?

tienes toda la razón,

¿cómo me atrevo?

has de ser una ilusión.

así que voy a buscar

una mujer de verdad,

con permiso.

>> no, no, espérame.

juan: ¿te vas a dignar

a hablarme?

>> a ver, cuéntame,

¿cuál es último deseo?

juan: es un poquito complicado,

porque realmente

hay dos versiones.

está la corta

y la larga.

>> ¿y cuál es es

la versión corta?

juan: esta.

>> ¿y la larga?

juan: bueno, la larga

es un poquito más complicado,

toma su tiempo,

así que me encantaría

contártela, desde luego,

pero tendría que ser en un lugar

más íntimo.

adriano: bueno, yo no soy

casado, esa palabra

no está en mi diccionario.

pero plutarco nos puede hablar

de lo feliz que es

en el matrimonio

con mi hermana antonia.

plutarco: señores, créanme

que no tengo palabras

para describir lo que han sido

estos años con mi querida

esposa antonia.

ese matrimonio cambió mi vida.

richard: ¿y por qué no está

su esposa?

plutarco: a antonia no le gustan

los lugares con mucha gente,

prefirió quedarse en casa.

[celular]

justamente es ella.

si me disculpan.

adriano: hablando del rey

de roma, viene y se asoma.

plutarco: no, no, corazón,

esto va para largo.

pero te prometo que en cuanto

termine, voy para casa.

¿y sabes qué?

me surgió un asunto

muy importante,

así que tengo que dejarte.

adiós, gordita preciosa.

maldita, no me deja tranquilo

ni un minuto.

ya no la aguanto, rebeca.

rebeca: ya, olvídate

del cachalote

y ¿por qué no mejor

nos vamos al jacuzzi

de la suite presidencial?

plutarco: ¿estás loca?

¿te olvidaste que hay cámaras

de circuitos cerrados

en los pasillos?

no quiero que nos vean entrar

juntos y menos a un cuarto.

[música]

[música]

juan: ¿sabes que somos

los únicos dentro del hotel?

los únicos.

>> ¿de verdad?

eso quiere decir que no hay

nadie más aquí adentro.

juan: tú y yo solos.

hasta que no corten el listón,

no entra nadie.

>> entonces, me puedes contar

un poco sobre tu último deseo.

es que soy un poco impaciente

y no creo que me quieras

ver enojada, ¿verdad?

juan: por supuesto que no.

no hay cosa que más me guste

que las mujeres impacientes.

si quieres te cuento

lo que tú quieras,

pero vamos aquí a mi suite, ¿no?

>> no.

juan: ¿no?

>> no.

richard: camila, camila.

plutarco: adriano.

no tiene sentido hacer

esperar a los gringos.

¿por qué no adelantamos

la firma de los contratos?

adriano: ¿tú crees?

entonces, llama a juan carlos,

por favor.

plutarco: ¿para qué?

solamente hace falta tu firma

y la de míster burbans.

adriano: pues procedamos.

vamos.

míster burbans.

rebeca: vamos a dar inicio

a la gran ceremonia

que nos tiene reunidos

en este evento tan especial.

grupo imperio

y burbans global resort,

dos titanes del mundo

turístico internacional

han decidido unir fuerzas

para trazar juntos

un nuevo camino que cambiará

el rumbo del gran turismo.

>> ¿grupo imperio?

sí, la comunico.

¿grupo imperio?

licenciado, mucho gusto

en saludarlo.

claro que sí, lo comunico.

helena: hola, buenas tardes.

soy helena moreno

y soy subgerente

del hotel exprés reforma,

del grupo.

tengo una cita con el señor

juan carlos caballero.

>> mucho gusto.

yo soy marcela noriega.

no sabía yo que el licenciado

caballero tuviera

una cita pendiente para hoy.

helena: bueno, pero debe estar

por ahí anotado, ¿no?

marcela: la verdad, la verdad,

creo que no, pero si quiere,

se lo checo.

no, para hoy no.

además, el licenciado

ahorita no está,

para mí que no la va

a poder recibir.

helena: no, no, no,

es que yo tengo--

esta cita la hice hace

tres meses con el señor

juan carlos caballero.

marcela: me da muchísima pena,

no sé qué decirle.

en una de esas,

regresa a la oficina.

porque a veces sí regresan

después de atender

asuntos fuera.

no sé si usted tomara asiento

y esperarlo--

nada más sí le digo

que se pueden tardar mucho.

helena: no importa cuánto

se tarde, yo aquí lo espero.

gracias.

marcela: ¿un café?

helena: no, gracias.

rebeca: el licenciado

adriano reyes,

presidente de grupo imperio

y míster richard burbans,

dueño de burbans global resort

firman en este momento

el acuerdo que los convierte

en la alianza más importante

en el ramo turístico.

juan: vamos a mi suite,

está a unos pasitos.

>> pero me acabas de decir

que no hay nadie,

podemos hacer el amor donde sea.

juan: ay, qué susto,

pensé que ibas a decir que

podemos hacer el amor donde sea.

rebeca: antes de inaugurar

nuestro primer gran hotel,

queremos hablar

de las características que hacen

de este resort

el más innovador y lujoso

en su categoría.

cabe mencionar que contamos

con lo último en sistemas

de seguridad.

vamos a mostrarles varios

aspectos del hotel

antes de que ustedes los vean

con sus propios ojos.

ingeniero, por favor,

¿puede activar las cámaras

de seguridad?

>> yo pensé que los hombres

como tú son mucho,

mucho más valientes.

juan: espérame, me ofendes.

yo no soy así, yo solo soy

un humilde caballero.

ahora si quieres,

le podemos quitar lo drama.

pues al cliente lo que pida.

richard: camila.

adriano: no me diga que es

su prometida.

richard: era mi prometida.

juan: yo te puedo explicar,

adriano.

adriano: no, no.

déjate eso.

explícales a ellos.

[hablan a la vez]

adriano: señor, mire, escúcheme,

ya tengo una solución.

richard: yo ya tengo

una solución.

juan: está loco.

[hablan a la vez]

richard: ya tengo una solución,

señor, esta es mi solución.

esta, esta, esta es mi solución.

pronto sabrá de mis abogados.

plutarco: ¿te das cuenta

de lo caro que salió

tu chistecito?

a ver, explícame cómo

lo vas a arreglar.

juan: no, man, explícame,

estás loco, hombre.

yo estoy consciente

de lo que está pasando

y la única persona que se merece

una explicación es adriano,

no tú.

es absurdo, cómo ves.

quiere que le rinda

cuentas a él.

plutarco: lo que no entiendo

es cómo mi cuñado

te tiene tanta confianza.

juan: porque su confianza

me la he ganado

por mis propios méritos.

¿y tú qué?

tú fuiste y te casaste

con su hermana, por dios.

plutarco: ¿qué estás insinuando?

[hablan a la vez]

santiago: ya, las cosas no están

como para que se agarren

a golpes.

[música]

[música]

marcela: oiga, ¿qué cree?

parece que el licenciado

caballero sí regresa.

helena: qué bueno,

muchas gracias.

marcela: no hay de qué.

adriano: esto se debe evaluar

inmediatamente.

no estoy para nadie,

no quiero llamadas.

rebeca: plutarco fue

por un análisis financiero.

en cuanto regrese, que vaya

a la oficina.

helena: oiga, ¿ese señor es

juan carlos caballero?

marcela: no,

él es adriano reyes,

es el mero mero,

el dueño del grupo imperio.

y por lo que acabo de ver,

se me hace que cuando llegue

el licenciado caballero,

se van a encerrar

en la oficina de don adriano

y a ver quién los saca.

helena: no me diga.

[celular]

perdón.

¿qué pasó, lucía?

lucía: un segundito, sí.

claro que sí.

amiga, ¿cómo te fue

con tu proyecto?

¿qué te dijeron?

helena: con decirte

que todavía no me han recibido,

sigo aquí esperando.

lucía: amiga, no es

que quiera presionarte,

pero es que acaban de llegar

los de la convención

y no doy abasto.

helena: ¿los de brasil?

pero iban a llegar hasta

en la noche, ¿o qué?

lucía: pues sí, pero aquí están.

encima de todo han estado

llamando muchas veces

de la gerencia

preguntando por ti

y ya no sé qué inventarles.

helena: pues este, yo sí

quisiera hablar con caballero

en persona, pero pues no

te puedo dejar ahí sola

con tanto trabajo.

no estoy ahorita como

para arriesgarme a tener

problemas con el gerente.

voy a tener que pedir una cita

para otro día.

sí, allá te veo.

señorita, perdón.

le quiero pedir

un favor gigantesco.

marcela: dígame.

helena: ¿le puedo dejar

este proyecto?

yo se lo quería dar en la mano

al señor caballero,

pero me voy a tener

que regresar a mi trabajo.

entonces--

marcela: no se preocupe.

helena: es casi casi

como mi vida entera.

¿se lo puedo encargar?

marcela: yo se lo entrego

y le voy a pedir

que le reponga la cita

y yo la llamo, ¿sí?

es más, a ver cómo le hago,

pero en una de esas en esta

misma semana le recibe.

helena: no sabe cómo

se lo voy a agradecer.

marcela: ¿tiene sus datos aquí?

helena: sí, ahí viene todo.

entonces, yo mañana le llamo

a ver qué pasó.

se lo da en su mano.

marcela: en su mano,

se lo prometo, no se preocupe.

helena: es que--

marcela: yo la comprendo,

yo la comprendo.

helena: gracias.

marcela: por nada,

que esté muy bien.

juan: ¿ya llegó adriano?

marcelo: sí, y trae una cara.

oye, vino una empleada

de los hoteles exprés.

me encargó que te entregara esto

en tus manitas.

juan: proyecto de desarrollo

eco turístico

playa majahua guerrero.

por helena moreno.

fíjate.

santiago: ¿qué te pasa,

juan carlos?

¿por qué lo tiras?

ni siquiera lo has leído.

juan: no tengo tiempo, brother

para ver proyectitos

eco turísticos pobretones

de playa "majaja", por favor.

santiago: majahua.

juan: como sea.

vieja tenía que ser

la que perdió el tiempo

desarrollando un proyecto

de estos.

anda, vamos.

santiago: ¿y tú qué?

vámonos.

>> espérate.

flaca, ¿mi beso?

marcela: ¿grupo imperio?

sí, claro, le comunico.

>> mi beso, flaca, a ver.

marcela: grupo imperio.

lo comunico a ventas, permítame.

>> eso, sí.

¿estoy pintado o qué?

rebeca: mil millones de gracias.

yo sabré cómo pagártelo,

mi vida.

besitos, vales chorros,

nunca cambies.

bye.

todo arreglado.

nadie va a publicar

lo que sucedió hoy

y, por supuesto,

no van a aparecer las fotos

ni nada sobre el evento

en ninguna parte.

plutarco: encima tenemos

que pagar los platos rotos

de juan carlos, porque pagar

a la prensa no nos va a salir

nada barato.

juan: adriano,

tenemos que hablar.

adriano: por supuesto

que tenemos que hablar

y muy seriamente.

déjenos solos.

¿se puede saber cómo piensas

solucionar todo esto?

helena: pues yo hubiera

preferido darle el proyecto

personalmente,

pero voy a seguir insistiendo

para que el licenciado

caballero me reciba.

lucía: oye, ¿y cómo está

el tal juan carlos?

¿guapetón, joven, viejo?

helena: no tienes remedio,

lucía, te digo que ni siquiera

lo vi.

lucía: qué lástima.

pues mira, cómo esté,

con que te apoye

hasta lo feo le perdonamos.

helena: son varios años

puestos en esto, lucía.

espero que hayan valido la pena

las desveladas, el esfuerzo,

el trabajo que yo puse

en playa majahua.

ojalá que sí

para que se haga realidad.

lucía: y con tal

de que se te haga justicia,

mi amiga, de veras.

tú ya chambeado mucho,

muy duro en esta empresa

como para que no te pelen.

pero ¿sabes qué?

la verdad, les va a encantar.

helena: mira, yo no conozco

a juan carlos caballero,

pero tengo una corazonada.

siento que en el momento

que él vea mi proyecto,

mi vida va a cambiar.

juan: reconozco que fue

un error imperdonable, adriano.

tú sabes muy bien que yo nunca

mezclo las faldas

con lo profesional.

mucho menos tratándose

de un negocio de esta magnitud.

adriano: pues con mayor razón

todavía no puedo creer

que hayas cometido

semejante estupidez.

mira que meterte con

la prometida de nuestro socio.

juan: adriano, espera,

yo no sabía quién era,

te lo juro.

plutarco: un acto de lujuria

que nos costó millones

de dólares.

por tu culpa se fueron

al diablo nuestras metas

de crecimiento y nos perdimos

el contrato de nuestras vidas.

adriano: era nuestra primera

administración de una

corporación norteamericana.

tú mejor que nadie

sabes lo que eso significa.

juan: sí.

y por eso yo voy a hablar

personalmente con el señor

burbans para explicarle.

adriano: no, no, no, no,

por favor, olvídalo, olvídalo.

te lo buscas, te mata, te mata.

estaba ofendido

y con justa razón.

juan: ya sé, ya sé,

fui un imbécil

y me dejé llevar.

de veras,

te pido que me disculpes,

pero estoy dispuesto a hacer

lo que tú me digas

para compensar este error,

te lo juro.

adriano: escúchame bien.

o consigues un negocio

de la magnitud

del que acabamos de perder

o fernando, santiago y tú

se van de esta empresa

para siempre.

para siempre.

[música]

[música]

helena: aquí está la información

que me pidió.

son las direcciones

de las empresas y los horarios

en que puedan atenderlo.

bienvenido una vez más

y perdón por hacerlo esperar.

lo que pasa es que mi compañera

pensó que usted venía

con la convención.

>> no se preocupe.

lo bueno es que usted

se dio cuenta enseguida.

helena: ya sabe,

lo que necesite,

estamos para atenderlo.

>> gracias.

perdón por el comentario,

pero desde que llegó,

la he estado observando

y me da la impresión

que está sobre calificada

para este puesto.

helena: ¿yo?

gracias.

no, solamente trato de hacer

mi trabajo lo mejor posible

para darle la atención

a los clientes como usted,

que sea lo mejor.

>> me convenció

que esté adelante, es

una situación de mucha presión.

usted resolvió en minutos

lo que pudo ser un gran problema

para su hotel.

y ese trabajo debe reconocerse.

tome mi tarjeta.

represento

una compañía canadiense

que podría interesarle.

helena: alberta travel company.

es la competencia

de grupo imperio.

>> así es.

le aseguro que sabemos

reconocer el talento

desperdiciado.

cuídela, por favor.

helena: muchas gracias.

hasta pronto.

luisa: oye, qué bárbara.

no manches,

en una ida al baño mía

tú ya te despachaste a todos.

qué bueno que viniste, porque

yo me estaba volviendo loca.

te debo una ronda de tequilas.

helena: ay, qué sacrificada

me saliste.

lucía: bueno, también por ti,

porque ya necesitas, amiga,

conocer a alguien.

¿qué tal si te encuentras

un galán?

helena: lucía, ya te he dicho

que lo principal

y lo primero para mí

es mi hijo, mi familia

y mi trabajo y ya.

lucía: sí, pero ¿no extrañas

una cena romántica,

que te acaricien el cabello,

que te manden flores,

que te den un beso,

que te den--?

helena: ya, lucía, ya.

lucía: es que cuando una está

enamorada, quiere que

todo el mundo esté igual.

helena: ¿enamorada?

pero si conoces hace dos semanas

a penas al sebastián este.

lucía: pero este es el bueno,

esto sí te lo aseguro,

este sí es.

sí.

marcela: don adriano estaba

que echaba lumbre,

yo nunca lo había visto así

de enojado.

pues ¿qué pasó?

fernando: no vayas a andar

con el chisme,

que ya te conozco.

pero resulta que el negocio

que iban a hacer entre

el grupo imperio y los gringos

se fue directito al caño.

marcela: ¿en plan?

fernando: en plan.

pues es que también--

santiago: ahí viene.

compadre, ¿qué pasó?

¿cómo te fue?

fernando: ¿qué pasó?

¿qué te dijo?

¿qué te dijo?

juan: no, tranquilos,

todo bien.

todo está bajo control.

marcela: ¿te sientes bien?

juan: sí,

es la gastritis de siempre.

ya se me va a quitar.

no se preocupen,

yo me encargo de lo demás.

fernando: tu jarabito, compadre.

juan: tú lo traes.

fernando: no, yo no lo traigo.

tú lo guardaste.

santiago: ¿cómo lo voy

a traer yo?

juan: ¿segura que no

está dormida?

>> no, juan carlos.

a la señora no le gusta dormirse

hasta que termina de ver

su película.

por cierto, hoy ha estado

muy lúcida.

juan: ¿de verdad?

oye, qué bueno,

la voy a ir a ver entonces.

>> ¿que esta no es la voz

de mi niño?

juan carlos.

juan: sí, lo es.

mamá, hermosa.

es impresionante

lo espectacularmente bella

que te ves cada día.

>> ¿por qué no me iba

a ver espectacular?

ven acá.

cuéntame, cuéntame,

¿cómo te ha ido?

juan: bien.

>> ah, no, no.

no traes una carita

muy alegre que digamos.

no, no, no, ¿por qué?

juan: ¿se me nota?

me notas todo tú, ¿verdad?

>> sí, mi vida, sí.

juan: la verdad es que tengo

un problema de esos de...

problema.

y fíjate que hasta mis amigos

pueden perder su trabajo.

>> ¿quiénes?

juan: santiago y fernando.

>> ¿don fernando soler?

juan: no, no, ma.

fernando, mi amigo.

>> ya, ya, ya.

ya me acordé.

tus amiguitos del colegio.

uh, ¿ahora qué travesura

hiciste, niño?

a ver, seguro tuve que ver

con alguna compañerita

del salón, ¿verdad?

juan: pues sí, tuvo que ver

con una...

una compañerita del salón.

hazte de cuenta que era

la hija del director.

entonces, ahora el director

me quiere correr a mí

y a mis amigos del colegio.

>> no, mira, mira, niño,

tú déjaselo a tu madre.

le mando una invitación

para el estreno de mi obra

y listo.

¿ya te conté cómo voy

con el monólogo?

el que voy a estrenar

en el orión.

juan: no, ma, ¿cómo vas?

>> ¿no te gustaría verlo?

juan: claro.

sí, sí me gustaría, pero antes

me gustaría mas que me dieras un

abrazo, ¿sí?

>> pero claro, mi cielo.

para eugenia mistral su hijo

está antes que todo.

antes que teatro,

antes que el arte mismo.

ven acá, ven acá.

helena: ¿dientes lavados

y ángel de la guarda rezado?

lalo: sí, señor.

helena: ay, qué bueno,

entonces, ya nos vamos a dormir

porque sino no te despiertas

temprano porque eres

muy flojito.

lalo: acuéstate conmigo

y me dices si te dieron

el trabajo.

ándale, ándale.

helena: bueno, un ratito.

hazme espacio.

pues mira, si me dieron

el trabajo todavía no sabemos,

pero yo tengo fe en que

me acepten el proyecto.

y si eso pasa, tú y yo vamos

a ir a playa majahua

cuantas veces quieras, ¿va?

lalo: ¿y si te vuelves muy rica?

¿podemos comprar una casa

y un perro?

helena: muy rica no sé

si me vuelva pronto,

así se golpe.

pero sí sé que trabajando

muy duro vamos a tener

dinero para comprar una casa

con perro y todo.

lalo: y cuando tengamos la casa,

¿mis abuelitos se pueden

ir a vivir con nosotros?

helena: no sé.

porque ellos ya tienen esta casa

y ¿no te gustaría mejor

que viviéramos en otro lado

y pudiéramos venirlos a visitar

cuando se te antoje?

lalo: es que aquí me gusta estar

porque juego

con mi abuelito fútbol.

helena: pero yo también puedo

jugar contigo.

lalo: qué flojera, no, mamá.

helena: ¿cómo no?

si yo meto mucho goles

y soy muy buena.

lalo: es que cuando juego

con mi abuelito, siento

que tengo un papá de verdad.

helena: pues yo creo

que ya es muy plática

y ya es hora de dormir.

ya, para que sueñes

con los angelitos

y descanses bonito.

duerme bien, mi amor.

descansa.

lalo: buenas noches, mamá.

antonia: amor, te extrañé mucho.

plutarco: mi amorcito, ahora no

que vengo molido.

después te lo compenso,

te lo juro.

antonia: pero eso me dices

siempre, mi amor.

plutarco: mi amor.

antonia: ¿que ya no te gusto?

plutarco: no, ¿cómo no me vas

a gustar?

si eres tan enormemente sexy.

antonia: pues entonces

demuéstramelo,

mi amor, por favor.

plutarco: espera, un segundito.

licenciado, ¿cómo le va?

buenas noches.

rebeca: ¿ya te engulló

la ballena?

mira que cambiarme a mí

y al jacuzzi por estar

con ese elefante,

no sabes las lástima que me das.

plutarco: sí, sí, en seguida

le hago el informe

y se lo mando.

sí, sí, gracias.

ya escuchaste, mi amor.

me tengo que poner a trabajar.

después nos vemos.

[música]

[música]

juan: pásale.

no toques la puerta, por favor.

a sus órdenes,

¿qué se te ofrece?

plutarco: necesito que firmes

estos papeles.

juan: ¿qué es esto, mano?

plutarco: las cartas de despido

de cien trabajadores

que van a quedar desempleados

por tu culpa.

juan: no, yo no puedo

firmar esto.

plutarco: no tienes opción.

gracias a tu problemita

de faldas, grupo imperio

tuvo que iniciar un programa

emergente de austeridad

que incluye reducción de gastos

de celulares, choferes

y, evidentemente,

recortes de personal.

juan: tiene que haber

otra solución.

yo voy a hablar con adriano

porque él no pudo haber

autorizado esta locura.

adriano: ya la autoricé,

juan carlos.

juan: es que no puede ser

que lleguemos a estos extremos,

¿no?

adriano: según el reporte

financiero de plutarco

es necesario tomar esas medidas.

juan: bueno, pues ni hablar,

si lo dice finanzas.

plutarco: pensé que ibas a armar

todo un escándalo, pero no,

es obvio que como dentro

de estos cien trabajadores

no está ninguno de tus amigos,

te vale, no te preocupa.

juan: no, no me vale, fíjate.

y tú tampoco eres el buen

samaritano de la empresa.

plutarco: oye, oye.

adriano: basta, señoritas,

se van a romper las medias.

firma esos despidos

y consígueme ese contrato

si no quieres que tú

y tus amigos sean

los siguientes.

¿está bien?

juan: está bien.

helena: ¿está rico?

¿qué pasó, mi vida?

¿ya te tomaste tu leche?

¿ya acabaste?

[celular]

>> hijita, come algo.

el día es muy largo

para que andes en ayunas.

te sirvo un poco de café,

ándale.

helena: es que a veces

ni me da tiempo.

>> luego contestas, hija.

por favor, digo,

tienes que tomar algo,

un juguito.

helena: ¿bueno?

sí, ella habla.

¿hoy mismo?

¿y sabe para qué asunto?

claro que sí,

por supuesto que allí estaré.

ma, me acaban de hablar

para citarme en grupo imperio.

yo no pensé que me iban a hablar

tan rápido.

>> ay, hija,

yo siempre confié en tu talento,

en tu trabajo,

así que pues a mí no me extraña.

anda, vete corriendo.

y no te preocupes por lalito,

yo lo llevo a la escuela.

helena: sí, pero ¿no vas a tener

problemas?

>> no, no, ninguno,

yo me encargo.

órale, vas a llegar tarde.

te bendigo, niñita.

ven, ven.

helena: la bendición.

bye, bye.

>> ay, hijita, ni siquiera

te llevas algo.

helena: buenos días,

licenciado caballero.

yo soy helena moreno

y por teléfono me dijeron

que usted quería hablar conmigo,

que me había citado.

rebeca: buenos días,

soy la licenciada

rebeca oropeza.

helena: perdón.

es que yo pensé que iba

a hablar personalmente

con el licenciado caballero.

rebeca: no, chula,

él no tiene tiempo

de atenderte personalmente.

pero me dejó firmada

esta desvinculación para ti.

toma.

helena: ¿cómo desvinculación?

perdón.

¿qué es esto?

es que no entiendo.

rebeca: ahí dice muy claro,

chula.

estás despedida.

Cargando Playlist...