null: nullpx
Cargando Video...

Por Amar Sin Ley Capítulo 86

Univision23 Jul 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

michele: ya tengo

la información.

alberto: muy bien.

michele: vente a mi casa en

la noche para que planeemos todo

alberto: ¿por qué mejor

tú no vienes para acá?

michele: no, aquí podemos hablar

con calma.

no quiero que tu gente escuche

para que nada salga mal.

alberto: está bien.

te veo más tarde.

victoria: nicolás,

me encantaría ayudarte.

tener los medios para hacerlo,

pero la verdad no sé si pueda.

roberto y yo también estamos

distanciados.

nicolás: sí, lo sé.

pero también sé que ustedes

se han llevado muy bien

y siempre se han apoyado

en todo momento.

tú eres alguien muy importante

para roberto.

victoria: y él para mí.

pero últimamente nuestra

relación no es lo que era antes.

nicolás: mira, victoria.

a mi hijo le cuesta mucho

trabajo decir lo que siente.

victoria: sí, así es.

nicolás: pero tiene

un gran corazón.

y sé que por eso

va a ayudar a lucía.

y eso lo va a terminar

lastimando.

victoria: ¿qué puedo hacer yo?

nicolás: solo te pido

que estés cerca de él.

porque lo va a necesitar.

victoria: pero yo no sé

si él me cuente algo a mí.

nicolás: seguramente

no lo va a hacer.

pero tú lo conoces

mejor que nadie.

te vas a dar cuenta.

mira.

sé que han tenido problemas

y que tú todavía no terminas

de creerle ni de confiar en él.

pero ustedes dos se quieren.

tienen una relación

muy especial.

y siempre se han apoyado.

victoria: eso es cierto.

nicolás: solo te pido

que dejes a un lado

todos los malos entendidos

y que lo apoyes como siempre.

porque eres la única que

lo puedes ayudar, por favor.

victoria: no te preocupes,

nicolás, yo voy a estar ahí.

nicolás: gracias, victoria,

muchas gracias.

juan: gabriel.

gabriel: sí, soy yo.

>> tal y como lo hablamos,

nosotros somos los abogados

de jorge.

gabriel: ¿cómo está mi amigo?

juan: en prisión,

y ya va a ser su juicio.

>> es por eso

que necesitamos que nos ayudes.

gabriel: claro, ¿qué necesitan?

juan: mira, gabriel,

fue detenido cruzando

inmigrantes ilegales cruzando

a estados unidos.

>> necesitamos que declares

en el juicio de jorge

que no se dedica a cruzar gente.

gabriel: pero por supuesto

que no.

jorge siempre ayuda

a sus compañeros a estudiar.

y es más, si no fuera por él,

me hubieran sacado

del equipo de fútbol.

el me ayudó a pasar literatura.

>> justo, justo eso,

necesitamos que declares

para que el jurado sepa

que jorge es una buena persona.

gabriel: pero por supuesto

que lo es.

y jorge jamás se hubiera metido

en una cosa así.

juan: bueno, contamos contigo.

gabriel: claro que sí.

>> muchas gracias, gabriel.

y si sabes de alguien más

que pudiera apoyar,

para nosotros va a ser

mucha ayuda.

ricardo: no podemos confiar

en nadie.

gustavo: eso explica

por qué la policía

no ha encontrado nada.

olivia: pero es que no puede

ser.

gustavo: es que tiene ser

el gringo.

solo una organización así

tiene los medios para comprar

custodios y gente en la policía.

olivia: ok, ¿y qué vamos

a hacer?

ricardo: por lo pronto,

seguir adelante con el caso

de benjamín.

por un momento,

dudó en ayudarnos.

pero, afortunadamente,

logré convencerlo.

gustavo: imaldita corrupción!

ricardo: ahora más que nunca

quiero dar con toda la gente

que esté involucrada.

olivia: no, no, no,

cálmense los dos.

entiendan.

esto al menos nos da una imagen

del panorama que nos vamos

a enfrentar.

por eso, ricardo,

es tan importante tener

todos los elementos necesarios

para que cuando demos con ellos,

ni siquiera todo el dinero

que han gastado en favores

les sirva para salir.

que sea un caso sólido.

que sea un caso sólido

en su contra.

que no haya más de otra

que se queden en prisión

por el resto de sus vidas.

ricardo: esto lo tiene

que saber alonso.

gustavo: está bien, que lo sepa.

ricardo: así es.

y ahora menos que nunca

podemos dejar esta investigación

en manos de alguien más.

>> aquí están las cartas

que nos hicieron llegar

los profesores de mi hijo.

>> y esta es una carta

del primer jefe que tuvo mi hijo

cuando trabajo en una cafetería

en san diego.

>> una cafetería que está

adentro de un mall.

realmente fue muy poco tiempo,

pero también nos dieron

una carta.

adrián: no, excelente.

esto nos puede servir.

>> licenciado,

lo único que le suplicamos

es que no queremos que mi hijo

quede en esa cárcel.

adrián: hemos estado

trabajando mucho.

y creo que tenemos posibilidades

de que se retiren los cargos.

>> mire, yo tengo familia

en durango con muchísimo dinero.

mi mujer y yo estamos dispuestos

a vender la casa

que tenemos en tijuana

y pagar lo que sea

para que mi hijo

recupere su libertad.

adrián: no se trata de dinero.

por la situación actual

con el gobierno

de estados unidos

y por su postura

sobre la seguridad

de la frontera,

lo que tenemos que hacer

es aclarar al juez y al jurado

que su hijo actuó por humanidad.

y que en ningún momento

se planteó las consecuencias

que este acto podían tener

para él.

>> sí--

juan: ya encontramos a gabriel

y va a atestiguar a su favor.

>> gabriel es el mejor amigo

de mi hijo.

sabía que no lo iba a abandonar

en estos momentos.

va a apoyar a jorge.

>> por supuesto.

el testimonio de él

es muy importante,

porque es norteamericano.

es hijo de padres mexicanos,

pero nació aquí.

adrián: miren,

con estas pruebas

y esa declaración,

estamos listos para ir a juicio.

[llaman a la puerta]

alonso: adelante.

ricardo: hola, alonso,

con permiso.

alonso: adelante, adelante,

siéntate, por favor.

ricardo: muchas gracias,

muchas gracias.

alonso: ¿qué pasa?

ricardo: pues antes que nada,

te quiero pedir

que me disculpes.

alonso: ¿disculparte?

ricardo: sí.

gustavo y yo rompimos

una de tus órdenes y seguimos

investigando por nuestra cuenta.

alonso: a ver, ricardo.

yo jamás les prohibiría algo.

simplemente no quiero

que se arriesguen.

sé lo que han perdido los dos.

ricardo: lo sé, alonso,

pero en mi afán por dar

con esa gente, regresé a revisar

todo desde el principio.

lo hice ante la falta

de pruebas que teníamos.

y busqué a benjamín

para que se acercara

a ramiro dorantes.

aceptó ayudarme a cambio

de que pueda salir de prisión.

alonso: ¿y sí te ha ayudado?

ricardo: sí, sí, sí,

pero me dijo algo muy grave.

al parecer, la persona

con la que dorantes trabajó

para atacarnos tiene comprados

a los custodios de la prisión.

alonso: ¿qué?

ricardo: tal cual.

y no sabemos hasta dónde

habrán llegado

para protegerse de la policía.

alonso: ¿seguro?

ricardo: estoy seguro.

alonso: voy a hablar

con el procurador.

porque si lo que dice

benjamín es cierto,

nunca vamos a dar con esa gente.

ricardo: estoy de acuerdo.

alonso: es más, voy a convocar

una junta con todos.

porque no me parece

que tengamos que ceder

a lo que benjamín

te está pidiendo.

ricardo: está bien.

alonso: pero eso sí,

voy a investigar esto

hasta las últimas consecuencias.

ricardo: ¿qué vas a hacer?

alonso: solo hay una forma

de averiguar si esto es cierto.

voy a denunciar al director

del penal.

michele: siéntate.

¿quieres algo de tomar?

alberto: bueno, lo que estés

tomando tú.

michele: me estoy tomando

un guisqui.

alberto: pues será un guisqui.

michele: ahora que terminamos

con el ciego,

nos vamos a hacer más poderosos

en todo este territorio.

por eso creo

que es muy importante

que arreglemos las cosas

entre nosotros.

tranquilo.

alberto: michelle.

tú lo único que tienes que hacer

es obedecer mis órdenes.

es algo muy sencillo.

michele: es que yo no soy

tu empleada, alberto.

alberto: es que tú no tienes

lo que se necesita

para este negocio.

creo que te tienes que ir

a estados unidos de vuelta.

michele: siempre me has querido

hacer a un lado.

ya lo hiciste con mis papás

y ahora lo quieres hacer

con este negocio

que también es mío.

alberto: bueno.

pues no tengo la culpa

que tú siempre quieras

lo que yo tengo.

michele: es que tú eres

el que toda la vida

se ha colgado de mí.

si no fuera por todo

lo que he trabajado,

pues no tendrías nada.

alberto: michele, si quieres

seguir trabajando conmigo,

pues te tienes que ir

a los estados unidos.

michele: tú eres mi hermano.

a mí mamá le dolería mucho ver

cómo nos llevamos ahora.

ella siempre se preocupó

porque fuéramos unidos.

alberto: en este negocio

las cosas son diferentes,

michele.

solamente una persona

debe tener el control de todo,

una sola.

michele: vaya, por fin

estamos de acuerdo en algo.

alberto: [jadea]

michele: ¿estás bien?

alberto: ¿qué me--

qué me diste?

¿qué me diste, michele?

[gime]

[música]

[música]

[llaman a la puerta]

roberto: adelante.

victoria: ¿se puede?

roberto: tú puedes siempre.

obviamente.

victoria: ¿cómo estás?

roberto: bueno,

digamos que he tenido

mejores días.

victoria: ¿cómo vas con el caso

civil que estás llevando?

roberto: todavía no tengo

toda la información

que necesito.

victoria: si quieres,

te puedo ayudar.

roberto: no, no te preocupes,

creo que lo puedo resolver solo.

victoria: roberto, yo sé

que hemos tenido problemas,

pero tú sabes que puedes

contar conmigo para lo que sea.

roberto: sí, yo lo sé.

lo que pasa es que no--

no sabría ni por dónde empezar.

victoria: ¿qué pasa?

¿cómo está tu papá?

roberto: pues no muy bien,

la verdad.

porque se fue de la casa.

victoria: ¿por qué?

roberto: prefiero no hablar

del tema, de verdad.

victoria: dime, por favor,

qué es lo que tienes.

roberto: muchas veces

me dijiste que yo me hice ideas

que no eran.

sobre lo que yo sentía por ti

y en momentos como este,

los que siento que te importo

más de lo que puedas imaginar,

me confunden.

creo que ya aprendí mi lección.

y lo mejor

es que no te diga nada.

ricardo: hola, elena,

¿cómo está federico?

elena: sigue con la misma

actitud, sigue igual de rebelde,

grosero, contestón.

ricardo: a ver, ¿me lo pones

en el teléfono, por favor?

elena: sí, sí, sí, te lo paso,

espera.

fede,

te habla tu papá, mi amor.

te lo paso, gracias, chau.

toma, mi amor.

federico: hola, pa.

ricardo: hola, hijo,

¿cómo estás?

federico: bien.

ricardo: ya me contó tu mamá

que han tenido algunos problemas

¿qué pasa?

federico: es que mi mamá

se enoja por todo.

porque llego tarde,

porque salgo con mis amigos.

ricardo: ay, mira, hijo.

si tu mamá te dice

que llegues a una hora,

lo tienes que hacer.

federico: sí, pa.

ricardo: sí sabes que puedes

confiar en mí siempre, ¿verdad?

federico: sí, pa.

ricardo: ¿qué es lo que está

pasando, eh?

¿de verdad todo está bien?

federico: sí,

te digo que mi mamá

es la que se enoja por todo.

ricardo: ay, hijo, hijo.

es tu mamá, es tu mamá.

y tienes que respetarla,

le tienes que hacer caso

en todo, por favor,

no pelees con ella.

¿por qué no platicas

mejor las cosas?

federico: es que eso quiero,

pero ella luego luego

me empieza a regañar, ¿sabes?

ricardo: bueno, hazle caso

para que no se enoje

y habla con ella con calma.

federico: está bien.

ricardo: te quiero mucho, hijo.

federico: y yo a ti.

ya quiero verte.

ricardo: mira, estoy en un caso

muy importante.

pero te prometo que en cuanto

termine voy a verte.

federico: ¿de verdad?

ricardo: sí, sí, sí.

pero tú me tienes que prometer

que te vas a portar bien.

federico: te lo prometo.

ricardo: cuídate, hijo,

te quiero.

victoria: eso no tiene

nada que ver.

tú siempre vas a poder contar

conmigo, siempre.

roberto: lo sé, lo sé,

lo sé, victoria.

pero no porque me veas así

te tienes que acercar

como si en realidad

te preocuparas por mí.

victoria: ah, como si en

realidad me preocupara.

me preocupo por ti y mucho.

roberto: pues no tienes

por qué hacerlo.

créeme, yo me sé cuidar solo.

victoria: ¿por qué eres así?

¿qué te pasa?

roberto: victoria, tú me pediste

que no me metiera en tu vida.

creo que el momento

por el que estoy pasando

es algo que hacer yo solo.

victoria: pero no tiene

por qué ser así.

roberto: yo creo que sí,

claro que sí.

porque yo no sé

si tú hubieras hecho lo mismo.

si adrián estuviera

en el despacho.

victoria: ay, por favor.

¿qué?

roberto: es la verdad.

cuando adrián está

en la oficina,

ni siquiera me vienes a ver.

pero ahora que está

en san diego, tú me buscas.

y creo que merezco más que eso.

victoria: estás tan,

pero tan equivocado.

roberto: pues es lo que parece,

victoria.

victoria: ¿sabes una cosa?

vine para ayudarte,

lo quieras creer o no.

roberto: pues muchísimas

gracias, pero es que

no lo necesito, de verdad.

victoria: sí, ya me di cuenta.

de nada.

alberto: ¿qué estás haciendo,

michele?

michele: ¿en serio creíste

que no iba a hacer nada

después de tus amenazas?

alberto: esto lo podemos

arreglar entre nosotros, ¿no?

michele: no voy a dejar

que por tu carácter impulsivo

eches a perder el negocio.

alberto: ¿adónde vas?

sácame de aquí.

eso no.

no, eso no, michele.

michele: alberto,

te quiero mucho.

te voy a extrañar.

alberto: ino, michele, no!

ino, no!

[gime]

[música]

[música]

adrián: ¿listos?

>> eso creo, licenciado.

adrián: tenemos una excelente

defensa para jorge.

juan: yo me siento seguro

por todo el trabajo

que hemos realizado.

adrián: es normal que estéis

nerviosos, pero recordad

que jorge y su familia

dependen de nosotros.

>> eso me pone más nervioso.

adrián: a ver, chicos.

no olvidéis que ser abogado

también implica saber

tranquilizar a los clientes

cuando lo necesitan.

y si nosotros estamos así,

imaginaos cómo estará jorge.

>> no, no, tiene razón.

juan: el licenciado vega

dice que si tenemos la verdad

de nuestro lado,

tenemos la mitad del juicio

ganado.

adrián: así es.

¿vamos?

ambos: vamos.

[alerta de texto]

[hablan en inglés]

alonso: si los cité a esta junta

es porque hay un caso

que quiero discutir con ustedes.

se trata del caso

de benjamín acosta.

ricardo contactó a benjamín

para que le ayude a sacar

información a ramiro dorantes

de a quién contrató

para todos los ataques

que nos han hecho.

pero él, a cambio,

pidió que le ayudaran a salir

de la cárcel.

yo lo hablé con ricardo.

y desde mi forma de ver

las cosas, no debe ceder

a las peticiones de benjamín.

así que no estoy de acuerdo

que se lleve ese caso.

pero como siempre hemos sometido

los casos a votación,

bueno, es por eso que llamé

a esta junta.

ricardo: si recurrí a benjamín

es porque en todo este tiempo

no hemos podido dar con la gente

que contrató dorantes.

y ahora pude comprobar por qué.

esa gente está protegida

por la misma policía.

hay custodios

que están involucrados

con el grupo delictivo

al que nos estamos enfrentando.

roberto: bueno,

era de esperarse.

eso ya lo sabía.

ricardo: el mismo benjamín

me lo confirmó.

y, a cambio de que él se acerque

a dorantes,

me pidió sacarlo de prisión.

pero para llevar su caso

necesito de la aprobación

del bufete.

alonso: a ver, entiendo

la necesidad de ricardo.

pero no apruebo lo que benjamín

pide a cambio.

así que someto a votación

este caso.

ustedes tienen la decisión

en sus manos.

gustavo: alonso,

yo lo que más quiero saber

es quién está detrás

de todo esto.

y si para eso tenemos

que dejar libre a benjamín,

prefiero que esté en la calle él

a los culpables

de los atentados.

yo apoyo a ricardo.

lorena: yo apoyo

a gustavo y a ricardo.

alonso: bien.

olivia: ricardo me pidió apoyo

para llevar el caso.

y entiendo perfectamente

por lo que está pasando.

así que tienes todo mi apoyo,

ricardo.

alonso: ¿roberto?

roberto: entiendo que ricardo

esté desesperado,

aunque no me parece que benjamín

quede en libertad,

voy con ricardo.

victoria: ricardo sabe

que tiene todo mi apoyo.

pero me enoja muchísimo

que benjamín se aproveche

de esta situación

que nos duele tanto.

voto en contra.

alonso: ¿javier?

javier: bueno,

pues la corrupción

es lo que más daña al sistema.

apoyo que lleve el caso,

pero aprovecho para pedirles

que, entonces, me dejen

comenzar una investigación

para dar con los custodios

que están involucrados.

alonso: estoy de acuerdo,

javier.

yo mismo pienso iniciar un caso

en contra del director

del penal,

quien tiene que responder

por lo que está sucediendo.

javier: yo puedo ayudarte.

alonso: bueno, y te lo agradezco

y acepto tu ayuda, ¿eh?

me da gusto que podamos discutir

y encontrar una solución,

porque somos una familia.

así que, ricardo, lleva el caso.

y haz lo que sea necesario,

pero da con las personas

que nos han hecho tanto daño.

ricardo: sí.

se los juro que lo voy a hacer.

alonso: haz lo mejor que puedas.

[música]

[música]

[hablan en inglés]

camila: nicolás, qué bueno

que vienes.

¿qué tienes?

pasa.

por favor, siéntate, cuéntame.

nicolás: tuve un problema

con roberto.

camila: ay, no me digas.

bueno, ¿y qué pasó?

nicolás: ay, pues,

discutimos otra vez

por lo de lucía.

pero esta vez fue muy fuerte

y decidí salirme de su casa.

camila: ay, nicolás.

lo siento mucho,

pero si quieres,

puedes quedarte aquí.

nicolás: te lo agradezco,

pero ya encontré un lugar

en el que me estoy quedando

temporalmente.

camila: ¿seguro?

nicolás: sí, sí, gracias.

camila: bueno, ¿y por qué

se pelearon tan feo?

nicolás: porque lucía

le pidió que se--

se quería quedar con la casa

de su tía estela

y quiere que la ayude.

yo le dije a roberto

que esa era la única razón

por la que lucía se estaba

acercando a él.

que lo estaba usando.

y claro, pues, él no lo tomó

nada bien.

camila: lo siento mucho,

de verdad.

nicolás: gracias, gracias.

[hablan inglés]

[música]

[música]

nicolás: no sabes lo enojado

que estoy con lucía.

ya hasta le fui a advertir

que se mantuviera

lejos de mi hijo.

camila: ¿fuiste a verla?

nicolás: claro.

tenía que hacerlo.

no quiero que vuelva a lastimar

a roberto.

camila: bueno, ¿y qué te dijo?

nicolás: por supuesto

que se puso a la defensiva.

me dijo que estaba con roberto

porque lo extrañaba,

no porque lo necesitara.

pero eso no es cierto.

la conozco muy bien.

camila: tal vez se arrepintió

de lo que hizo.

nicolás: a lucía no le importa

roberto.

dejó de ver por él

hace muchos años

y nunca lo volvió a buscar.

camila: pero ¿cómo pudo dejarlo

tan chiquito?

nicolás: a mí me costó

mucho trabajo entenderla.

lo hizo por interés.

lucía siempre ha sido así.

no sabes cómo me gustaría

poder decirle a roberto

toda la verdad.

camila: pues hazlo, díselo.

nicolás: si me lo he callado

por tantos años,

no sé si tenga sentido

decírselo ahora.

camila: bueno, tal vez roberto

lo entienda mejor.

nicolás: no.

le haría mucho daño.

no quiero lastimarlo más.

>> gracias, muchas gracias.

y que dios los bendiga.

juan: gracias.

adrián: gracias a ustedes

por confiar en nosotros.

de verdad.

>> yo no tengo palabras

para agradecerles

lo que hicieron por mi hijo.

jorge: perdóname, pa.

en verdad tuve mucho miedo.

adrián: jorge, de ahora

en adelante,

piensa en lo que haces.

juan: ten en cuenta

que todo lo que haces en vida

tiene sus consecuencias.

jorge: muchas gracias por todo.

en verdad.

>> [habla inglés]

adrián: no te preocupes,

tienes que firmar tu salida

y recoger tus cosas.

>> tranquilo.

jorge: sí.

>> en fin, gracias.

adrián: a ustedes.

>> mañana mismo

me pongo en contacto con carmen

para liquidar lo que hace falta.

adrián: gracias.

>> gracias, infinitas.

adrián: gracias a ustedes.

cuídense.

vamos.

juan: licenciados.

¿nos podemos tomar una foto?

adrián: sí, sí, claro, claro.

>> que salga esto

de la corte de san diego.

[balbucean]

camila: siempre es mejor

saber la verdad

aunque nos lastime.

nicolás: pero no quiero ser yo

quien se lo diga.

el tiene que darse cuenta.

camila: esto todavía

te lastima a ti, ¿verdad?

nicolás: pero me duele más

por mi hijo que por mí.

camila: ¿quieres contarme

lo que pasó?

nicolás: lucía siempre fue

muy demandante.

siempre quería tener más,

no había nada que le fuera

suficiente.

quería un mejor coche,

una mejor casa, joyas, ropa.

y yo le daba todo lo que podía.

empecé a trabajar

horas extras, a extender

mi horario de consulta

para tener mejores ingresos.

para darle todo

lo que ella quería.

poco a poco la relación

empezó a enfriarse.

yo me la pasaba trabajando

y ella en la casa cuidando

a roberto.

camila: claro, no se veían

nunca y ella se cansó.

nicolás: no, empezó a salir

con otro hombre.

un empresario que tenía

mucho más dinero

del que yo tenía en ese momento.

por supuesto.

a ella le gustó la idea

de estar con alguien

que tenía mucho más.

yo la descubrí.

en lugar de pedirle el divorcio,

quise vengarme

por lo que me estaba haciendo.

y le pagué de la misma forma.

comencé una relación

con una doctora compañera mía.

ese fue mi error,

porque ella tomó eso

como pretexto para irse.

me dijo que jamás

me lo perdonaría.

y se fue con ese tipo.

camila: ¿tú la amabas?

nicolás: como nunca he amado

a nadie.

a partir de ese día

no la volví a ver.

su tía estela estaba furiosa

con ella por haberlo dejado.

y por ella supe que se fue

del país.

luego, que había viajado

por el mundo,

que llevaba una buena vida.

al parecer, se la pasaba

muy bien sin nosotros.

y yo, pues aunque la extrañaba,

lo único que quería

es que pensara en su hijo.

así es que le mandaba

a casa de estela fotos

y cartas de roberto

contándole de su vida.

lo mucho que le hacía falta.

pero ella ignoró todo,

no le importó.

no pude lograr que volviera.

por eso es que no me parece

justo que ahora aparezca.

y se quiera hacer pasar

por algo que nunca fue.

ella está engañando a roberto.

y yo no puedo con eso, no puedo.

[llaman a la puerta]

roberto: adelante.

carmen: licenciado.

roberto: sí, carmencita.

carmen: lo buscan.

roberto: ¿tengo cita?

carmen: no, pero dice

que es primo de su mamá.

roberto: gracias, carmencita,

dile que pase, por favor.

carmen: ¿cómo no?

pase, por favor.

>> muchas gracias, señorita.

carmen: con permiso.

>> me da mucho gusto verte.

ha pasado tanto tiempo.

bueno, te conocí cuando eras

un niño.

roberto: sí, ya pasó

mucho tiempo.

pero bueno, vamos al grano, ¿no?

no estás aquí en mi oficina

porque de pronto te importa

verme después de tanto tiempo.

tú eres el que quiere dejar

a mi mamá en la calle.

adrián: chicos,

estos se merece una comida.

>> yo no sé si son

los nervios o qué,

pero yo me muero de hambre, ¿eh?

[ríen]

adrián: ¿qué te apetece comer?

>> bueno, pues no sé,

licenciado.

usted es el que conoce por acá.

adrián: sí, hay un sitio

que está cerca de la marina

que está buenísimo.

>> ah, ¿sí?

lo que sea, yo muero de hambre.

¿quieres que lo busque acá?

adrián: sí, a--

>> juan, ¿qué pasa?

juan: eh, no, nada, nada.

>> ya, juan.

apúrale, apúrale,

me muero de hambre.

juan: sí, ahí voy.

>> andale, ándale, vámonos.

adrián: aquí está.

>> ya lo tengo aquí también.

adrián: sí, ya está.

>> vale, vamos.

juan: ¿en algún momento

tendremos tiempo

para ir a un mall?

adrián: sí, sí, después de comer

vamos a un mall, venga.

>> vamos.

adrián: está a dos calles.

>> mira, si te vine a buscar,

es porque ya me llegó el escrito

de que estás defendiendo

a tu mamá en el juicio

de intestado.

roberto: yo te recomiendo

que consigas un abogado.

>> pero es que tú no entiendes.

solo te pido que me escuches

un momento.

roberto: no te lo recomiendo

la verdad.

>> no, no.

mira, no sé lo que te haya

dicho tu mamá,

pero tienes que saberlo todo.

roberto: ya sé lo suficiente.

mi mamá fue la única que

se dedicó a cuidar a su tía.

>> ¿eso te dijo?

roberto: así es.

>> pero eso no es cierto.

roberto: claro que sí.

>> mira, roberto,

tu mamá sí en verdad

fue a cuidar a estela,

pero solo cuando supo que ella

estaba desahuciada.

roberto: no me vas a hacer

cambiar de parecer.

esto ya es algo que se va

a resolver en el juzgado.

>> lo que tu mamá está haciendo

es un abuso.

el día del velorio

le dije amablemente que se fuera

¿y sabes qué hizo?

cambió todas las chapas.

a ella no le corresponde

la casa.

y lo que está pidiendo

es irracional.

roberto: en todos los años

que llevo como abogado

me he dado cuenta

que la gente es capaz de todo

con tal de ganar lo que quiere.

>> ¿no entiendes?

te estoy diciendo la verdad.

roberto: es lo mismo

que dicen todos.

esto se va a resolver

en el juzgado.

si tú o alguien más creen

que tienen derecho a pelear

esa casa,

por favor, busquen un abogado.

y diles

dónde me puede encontrar.

>> roberto, lo único que quiero

es hablar contigo

y que sepas las cosas como son.

roberto: me voy a dar cuenta

de la verdad cuando--

cuando muestren las pruebas

en el juicio.

>> roberto, por favor--

>> lo siento muchísimo,

de verdad.

no voy a cambiar

mi forma de pensar.

así es que si me disculpas,

tengo muchísimas cosas

que hacer.

>> pero es una injusticia

lo que están haciendo, ¿eh?

roberto: te escuché

por amabilidad.

ya te dije que vayas

con un abogado

y te repito, por favor.

ya sabes dónde encontrarme.

gustavo: no lo puedo creer.

olivia: gustavo.

gustavo: no, lorena,

no es buen momento, por favor,

vete.

lorena: ¿qué pasa?

gustavo: no, no, es que esta

situación me está sobrepasando.

no sé qué más hacer,

¿me entiendes? no sé,

me estoy volviendo loco.

lorena: gustavo, por favor,

ya estamos mucho más cerca

de encontrarlos.

gustavo: el día que los vea,

no sé de lo que voy a ser capaz.

¿me oyes?

lorena: por favor, gustavo.

tienes que dejar que la policía

se haga cargo de todo.

ya no te involucres más.

gustavo: no puedo.

necesito hacer algo, lorena,

¿me escuchas?

¿por qué? porque los tengo

aquí en la cabeza,

todos los días los veo.

a mi mujer, a mi hijo.

¿no me entiendes? no puedo.

lorena: gustavo, escúchame.

si te pones en riesgo

y te pasa algo,

no vas a encontrar

a los culpables.

sé que estás desesperado,

pero, por favor,

no puedes seguir así.

tienes que pensar

con la cabeza fría.

gustavo: no, lo que me hicieron

me destruyó, ¿que no ves?

estoy vacío,

siento que me ahogo.

no puedo ni respirar.

lorena: por favor, escúchame.

tienes todo mi apoyo, ¿ok?

pero, por favor,

no te expongas.

no sigas investigando

por tu cuenta.

gustavo: yo solo quiero meter

a los culpables a la cárcel,

que paguen

por lo que me hicieron.

que paguen, ¿me oyes?

no me importa que me maten.

lorena: gustavo, ya.

no soportaría que algo

te pasara.

gustavo: ¿por qué?

lorena: porque siento

algo muy fuerte por ti.

Cargando Playlist...