null: nullpx
Cargando Video...

Por Amar Sin Ley Capítulo 52

Univision29 May 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

roberto: ¿qué pasó, mi rick?

¿mucho trabajo?

ricardo: pues, sí, sí, un poco.

roberto: ¿quieres que te ayude

en algo?

ricardo: todo bien.

roberto: es el expediente

del caso de patricia, ¿qué

es lo que estás buscando, rick?

ricardo: pues, quiero revisar

lo que sabemos de ibarra.

roberto: gustavo me dijo

lo que piensas.

el único delito de ibarra es ser

insoportable, nada más.

hablé con leonardo también

y está muy preocupado por ti.

ricardo: yo estoy bien,

estoy bien.

roberto: a ver, deja esto ya,

por favor, vamos a salir--

ricardo: no, no, de verdad, hoy

no, hoy no.

te agradezco mucho que

te preocupes por mí, nada más

reviso el expediente de carlos

porque nunca he confiado en él.

roberto: a ver, ahí no vas a

encontrar nada, porque fue

declarado inocente.

ricardo: ¿inocente? ¿inocen--?

inocente.

roberto: ¿qué dices?

vamos a cenar, echamos

unos whiskitos, platicamos,

nos relajamos.

ricardo: ¿te parece si vamos

mañana?

te juro que estoy bien, cansado

nada más.

roberto: está bien, lo más

importante es que sepas que yo

te voy a dar lo que tú

necesites, 100%.

ricardo: lo sé, gracias.

roberto: bueno, cualquier cosa

me escribes o me llamas.

ricardo: sí, sí.

roberto: bueno, ánimo.

nos vemos mañana.

ricardo: hasta mañana, roberto.

>> necesitamos estar preparados

para las preguntas

que seguramente te van a hacer

los abogados de alonso.

>> esa gente va a hacer todo lo

que pueda para desacreditarte.

todo.

sofía: sí, cristina, ellos van

a querer hacerte quedar mal

enfrente de un jurado.

cristina: yo lo voy a hacer

bien, yo lo voy a hacer bien.

sofía: sí, claro que sí

y nosotros te vamos a ayudar

con eso.

adrián: no te preocupes que esto

es muy sencillo, tú solamente

tienes que escuchar muy bien

la pregunta, cuidadosamente.

y antes de dar tu respuesta.

entonces, piensa bien lo que vas

a decir.

vas a estar bajo juramento,

cristina, y si esos abogados

de blums lograron demostrar

en algún momento que estás

mintiendo, entonces, sí

te meterías en muchos problemas.

sofía: pero tranquila, cristina,

que nosotros te vamos a preparar

haciéndote las preguntas que

ellos te van a querer hacer, así

tú puedes estar segura a la hora

de responder.

>> está perfecto.

adrián: eran de la oficina

de york.

sofía: ¿y? ¿qué te dijeron?

adrián: la audiencia va a ser

mañana.

leonardo: claro, van a querer

terminar con todo esto lo antes

posible.

cristina: ¿y eso por qué?

leonardo: mira, cristina, este

va a ser un caso mediático.

ellos saben perfectamente que

el fiscal de distrito actuó mal.

y a ellos les conviene terminar

con esto lo antes posible.

adrián: sí, pero no

te preocupes, esto también

nos conviene a nosotros.

sofía: claro, por eso trevor

quería negociar.

adrián: sí, seguramente ya saben

que la audiencia es mañana.

cristina: ¿y ustedes creen

que yo esté lista para esto?

olivia: por supuesto que sí.

con tu honestidad te vas

a sostener muy bien, vas a ver.

leonardo: solamente vas a tener

que decir la verdad.

no te preocupes, cristina,

tenemos toda la noche

para prepararte.

olivia: sí.

vamos.

bueno, yo ya hice una lista...

sofía: ok, vamos a repasar

las preguntas una vez más.

leonardo: ok.

cristina, ¿alguna vez aceptaste

una muestra de afecto por parte

del sr. blums?

cristina: nunca.

adrián: ¿y en los últimos meses

has aceptado alguna promoción

o algún ascenso que has querido

compensar sexualmente?

cristina: por supuesto que no.

sofía: en el expediente dice

que tenías un plan de negocios

y para eso pediste la cita.

cristina: yo pedí la cita para

explicarle algo de mi proyecto.

y ahí fue cuando me atacó.

sofía: cristina, tenemos gente

que dice que tenías una relación

con el sr. blums.

cristina: eso es una mentira.

yo fui con él para explicarle

algo de trabajo y nunca

me imaginé lo que iba a pasar.

leonardo: no, no, no, a ver,

detente un poco, creo que tienes

que ser más, más clara,

más certera, tienes que decir

que trevor es el que te dio

la cita y que fue precisamente

él el que te dejó a solas

con blums.

olivia: leonardo, ya, ¿no te das

cuenta de que está cansada?

leonardo: no, amor, yo sé que

está cansada.

olivia: no, está cansada

de verdad.

leonardo: yo sé, pero

es que las leyes en méxico

son diferentes, mi amor.

aquí es otra cosa, aquí las

leyes pueden ser interpretadas,

el juez está para vigilar

el proceso, pero es el jurado

y únicamente el jurado el que va

a decidir si eres inocente

o culpable.

y perdón, cristina, pero es que

tenemos que ser muy claros

en este proceso.

solo así vamos a ganar.

cristina: está bien, vamos

a hacerlo una vez más.

adrián: sí, una vez más

que mañana será un día largo,

¿de acuerdo?

[celular]

perdonen, es importante.

olivia: checa acá, amor.

sofía: leonardo, ¿estás listo?

olivia: leonardo, que si estás

listo.

leonardo: sí, sí, amor.

olivia: ¿no te dije que estaba

cansada?

sofía: vamos, vamos, una vez

más, está bien.

vamos, la misma.

leonardo: tú empieza.

olivia: ok.

jaime: no quiero nada, elvia,

muchas gracias.

elvia: ¿y usted gusta algo,

señora?

jaime: se la regalamos el día

de su cumpleaños.

paula: sí, cuando cumplió seis.

¿cómo estás?

jaime: bien, bien, muy bien,

pero hay algo que tengo

que decirte.

paula: ¿qué?

jaime: detuvieron a gilberto

en miami.

y está en proceso

de extradición.

paula: ¿es en serio?

jaime: sí, sí, va a ser cuestión

de un par de días para que esté

aquí.

paula: pero, a ver, si

lo detuvieron, ¿quiere decir

que no va a pagar lo que debe?

jaime: en realidad no tiene

dinero.

paula: yo pensé que cuando

sintiera la amenaza de que

se lo iban a llevar preso, iba

a pagar lo que debía y ya.

jaime: ese hombre no tiene

un peso.

paula: entonces, ¿qué va

a pasar con esta casa?

jaime: tenemos que pelear

para que no te la embarguen.

para eso, vamos a tener que

denunciar a gilberto.

solo si comprobamos que hizo

fraude, vamos a poder demostrar

que tú eres una víctima.

pero tengo que advertirte

que lo más seguro es que termine

en la cárcel por esto.

paula: [suspira]

ay, licha.

>> [suspira]

tenga.

sonia: ah, otra riña.

>> así es, licenciada.

todo parece indicar que

se trata de un enfrentamiento

entre diferentes grupos

de delincuencia organizada.

sonia: yo no voy a permitir

que la ciudad se vuelva un caos

por culpa de esa gente.

los tenemos que encontrar

rápido.

>> sí, licenciada.

sonia: ay.

ricardo: con permiso, señorita.

licenciada, buenos días.

sonia: [suspira]

después hablamos.

>> con permiso.

sonia: gracias.

ricardo: pase.

sonia: ¿en qué lo puedo ayudar,

licenciado bustamante?

ricardo: quiero hablar con usted

sobre carlos ibarra.

sonia: ¿y eso para qué?

ricardo: yo nunca he creído

en él y después de ver el

expediente de patricia linares,

me doy cuenta que usted tampoco.

sonia: le recuerdo, licenciado,

que su despacho

fue el que lo dejó libre.

ricardo: porque no existían

las evidencias necesarias

para vincularlo a proceso.

sonia: ¿entonces? comprenderá

mi confusión.

primero su despacho lo defiende,

¿ahora usted duda de él?

ricardo: bueno, mis socios y yo

siempre hemos respetado

el derecho que tienen nuestros

clientes a una buena defensa.

por eso es que mis compañeros

defendieron a ibarra como

lo hubieran hecho con cualquier

otra persona.

lo único que quiero es que

me explique por qué dudó siempre

de él.

sonia: eso ya no tiene sentido,

licenciado, ese caso ya

está juzgado y lo perdí.

ricardo: sí la entiendo, pero

necesito saber qué vio usted

o qué sabe para no creer

en ibarra.

me interesa escuchar todo lo que

sepa sobre él.

sonia: está bien, tome asiento.

paula: yo no quería que esto

llegara tan lejos.

jaime: yo tampoco,

pero te aseguro que no había

otra opción.

paula: no sabes cómo me duele

alicia, sé que nuestra amistad

se va a acabar con esto.

jaime: tú no le estás haciendo

nada a ella.

en todo caso, el culpable

de esto es gilberto.

el fue el que te involucró

en este problema.

paula: sí.

jaime: y tú accediste

por tu amiga.

paula: sí, por querer ayudarla.

y mira, terminé lastimándola

más.

jaime: esto no es tu culpa,

¿verdad? no es tu culpa.

paula: no, ya lo sé, pero aun

así me siento mal.

sabes que alicia ha sido

mi amiga siempre.

jaime: pero en estos momentos

tienes que pensar en lo que es

mejor para ti.

paula: es que nada de esto debió

pasar, todo esto es tan injusto.

jaime: tú siempre has tenido

un gran corazón.

y estoy seguro que aunque esté

muy enojada, en el fondo alicia

sabe lo justo de tu postura.

ella lo sabe.

sonia: carlos ibarra

ha defendido a gente

muy cuestionable y siempre

he dudado de sus métodos.

ricardo: ¿a qué se refiere?

sonia: creo que es capaz

de comprar testigos, alterar

evidencias.

ricardo: ¿por qué lo piensa?

sonia: lo tuve como contrario

en algunas ocasiones,

llevaba al juicios testigos

que nunca habíamos visto

en las declaraciones previas.

pero eso sí, era gente que

sabía a la perfección

lo que tenía que responder

a las preguntas.

ya ve lo que pasó con

la fundación de la que benjamín

acosta llevaba el manejo

financiero.

ricardo: se demostró que todo

estaba en regla.

sonia: ibarra siempre ha tenido

el dinero necesario para

que sus problemas se resuelvan.

y por si fuera poco, me enteré,

y lo he visto, llevando casos

de delincuentes menores.

casos como robo, extorsión,

portación de armas de tipos

de dudosa procedencia.

y él llega y los saca.

pero no hemos encontrado nada

en su contra.

yo espero que usted tenga mejor

suerte que yo, licenciado.

como ministerio público, estoy

limitada por la ley en ciertas

áreas.

pero si usted ya duda de él,

siga investigando, licenciado.

yo ya no tengo motivos

para hacerlo.

ricardo: licenciada, muchas

gracias.

la mantendré al tanto.

sonia: suerte, licenciado.

ricardo: gracias nuevamente.

[música]

[música]

leonardo: amor.

olivia: dime.

leonardo: ¿no te ha llamado

la testigo que tenemos?

olivia: ya le escribí, pero

todavía no contesta.

sofía: ay, no puede ser.

si no llega a declarar,

nos puede afectar la defensa

que tenemos planeada.

leonardo: a ver, a ver, vamos

a darle más tiempo

para que llegue, tranquilos.

adrián: ¿más tiempo?

pues, precisamente tiempo

es lo que menos tenemos,

leonardo.

leonardo: bueno, tenemos que

proceder con lo que hay, adrián,

por dios.

adrián: sí, pero todo va a ser

mucho más complicado, ¿o no?

leonardo: a ver, no pasa nada,

vamos a proceder

con lo que tenemos.

yo tengo los argumentos

suficientes para poder enfrentar

a esos abogados, ¿sí?

y ya, tranquilos que ahí viene

cristina.

sofía: cristina, ¿cómo estás?

cristina: bien.

adrián: hola, cristina.

cristina: hola.

olivia: ¿ya estás lista?

cristina: eso creo.

leonardo: tranquila, cristina,

estoy seguro que lo vas a hacer

muy bien.

olivia: tú ten confianza en ti

y con eso es suficiente.

sofía: ¿nos vamos?

leonardo: adrián, se hace tarde.

alonso: josefina.

josefina: alonso, ¿qué tal?

alonso: tenemos que hablar

contigo.

josefina: sí.

alonso: mira, esta

es la denuncia que puso víctor

en tu contra, por despido

injustificado.

josefina: jamás me imaginé

que mi propio hijo me demandara.

gustavo: yo le aconsejo que

lo vea como una demanda

de un empleado, que no involucre

a la parte emocional, así va

a ser menos difícil.

josefina: ojalá pudiera, pero no

sabe lo mucho que me duele.

gustavo: me imagino.

josefina: es que estas cosas

se tendrían que arreglar

en una comida, en una plática

normal, no recurriendo

a los abogados.

alonso: no, a ver, se tiene

que arreglar así, porque

es un problema laboral.

no tiene nada que ver

con la familia.

josefina: yo sé que sí.

y te juro, alonso, no entiendo

en qué me equivoqué.

yo los eduqué con todo el amor

del mundo.

roberto: victoria, ey, ¿cómo

vas con la certificación?

victoria: tengo mucho que

estudiar.

roberto: uh, me imagino, sí.

a ver, voy a echar un vistazo

aquí.

a ver.

¿sabes qué deberías de hacer?

victoria: ¿qué?

roberto: pídele a leonardo

que te ayude.

el fue quien le salvó el caso

a adrián, ¿no?

victoria: ¿por qué te cae tan

mal adrián?

roberto: no, no me cae mal,

simplemente como que no confío

mucho en él.

victoria: ya, sé sincero

conmigo.

¿te molesta que me lleve

tan bien con él?

roberto: no, no, claro que no,

para nada.

victoria: se nota que no

lo soportas.

roberto: no, no, tampoco,

ni lo odio ni nada.

pero es obvio que a ti te cae

demasiado bien, ¿no crees?

victoria: ¿y eso a ti qué más

te da? ¿qué te molesta?

roberto: no, nada, nada.

lo que pasa es que siento

que hay algo que no nos dice.

es más, que no le dice a nadie.

y por eso es como que no puedo

confiar en él del todo, ¿sabes?

victoria: estás equivocado.

roberto: no, no, es la verdad.

algo me dice que está

escondiendo algo.

victoria: lo que pasa es que tú

crees que todos,

todos los hombres del mundo

son como tú.

roberto: no, te equivocas,

porque si eso fuera cierto,

no habría ni existirían mujeres

infelices.

[ríe]

victoria: hay hombres buenos,

como adrián.

roberto: oye, yo soy bueno, soy

bueno para demasiadas cosas,

muchísimas cosas.

si tú supieras.

victoria: oye, bobby.

¿te puedo pedir un favor enorme?

roberto: por supuesto, a

tus órdenes, lo que tú me digas.

victoria: ya no estés celoso.

roberto: no, no, la celosa aquí

eres tú.

¿sí te acuerdas, no?

victoria: para que eso suceda,

me tendrías que importar.

roberto: ya lo sé de antes,

solamente falta que lo aceptes

y ahí ocurre la magia.

impresionante.

josefina: alonso, tú conociste

a mi esposo.

tú sabes que lo único que

queríamos era dejarles a

nuestros hijos un negocio con

el que pudieran vivir tranquilos

el resto de sus vidas.

alonso: y lo hicieron, josefina.

josefina: no.

no, solamente les dejamos

un motivo para que se pelearan.

y para que se destruyeran entre

ellos.

gustavo: a veces es complicado

manejar los intereses

de una empresa y la familia

al mismo tiempo.

alonso: este tipo de problemas

son mucho más comunes

de lo que crees.

josefina: es fácil decirlo

cuando no es tu familia

la que está involucrada.

gustavo: mi consejo es que trate

de separar las cosas.

que vea con ojos de empresaria

el problema legal que tiene y ya

después que trate de arreglar

las cosas con su hijo.

josefina: no tengo otra opción,

tengo que enfrentar esto

como la dueña que soy.

dime, alonso, ¿qué es

lo que tenemos que hacer?

alonso: por lo pronto, responder

la demanda y presentarnos

al juicio mañana.

josefina: está bien.

si esto se tiene que arreglar

por medio de un juez, que así

sea.

[música]

[música]

>> gracias.

hola, carlos.

carlos: hola.

>> qué gusto verte de nuevo.

carlos: siéntate.

>> gracias.

ay, es que vas a decir que soy

un desastre, porque me di cuenta

que la mayoría de los papeles

que me pides no los tengo,

porque ya sabes que llevo

viviendo afuera muchos años.

carlos: no, no te preocupes,

podemos tramitarlo todo.

tal vez nos lleve un poco más

de tiempo del que teníamos

previsto, pero no te preocupes,

lo hacemos sin problema.

>> bueno, pues, muchas gracias,

¿eh?

no tengo ningún comprobante

de domicilio, porque llevo menos

de un mes viviendo aquí, pero

en cuanto me llegue uno,

yo te lo traigo.

carlos: está bien, con lo que

tengo, puedo empezar a adelantar

los documentos.

>> muchas gracias, ¿eh?

sobre todo, gracias

por tu paciencia.

carlos: ¿por qué decidiste

regresar a méxico?

>> mi socio me hizo una mala

jugada, ¿tú crees?

carlos: ¿en serio?

¿y se puede saber qué pasó?

>> pues, yo confiaba

completamente en él, pero

de pronto cometía muchos errores

que nada más complicaban todo.

carlos: me imagino.

>> si yo solamente lo apoyaba,

lo ayudé a salir adelante,

confié en él.

pero, bueno, simplemente

no entendía lo que yo quería

del negocio, ¿sabes?

cuestionaba todas

mis decisiones, no me consultaba

las cosas.

tomaba decisiones importantes

sin consultármelas y tomaba

las decisiones incorrectas,

aparte.

ay, no.

carlos: créeme que te entiendo

mucho más de lo que crees, ¿eh?

>> ¿tú también?

carlos: sí, bueno, algo hay

de eso.

>> bueno, al menos no soy

la única que ha tenido malas

experiencias con sus socios.

carlos: es que las sociedades

son una estructura totalmente

compleja.

>> seguro.

no sabes lo bien que me hace

platicar con alguien

que me entiende.

perdón, creo que ya te quité

mucho tiempo, ¿no?

carlos: no, no te preocupes.

para nada.

>> es que estoy sola aquí,

¿sabes? y a veces me hace falta

platicar con alguien

que me entienda.

un día deberíamos de ir a comer

juntos, ¿cómo ves?

así nos conocemos mejor.

carlos: con gusto, sí, sí, pero

antes me gustaría terminar todos

los trámites pendientes y luego

sí, vamos.

>> claro, me gusta que seas

tan profesional.

carlos: gracias.

cuando tenga algo avanzado

del caso, te aviso.

>> ok, voy a estar esperando

tu llamada.

carlos: perfecto.

>> bye.

carlos: adiós.

[suspira]

susana: ay, juan, hijo, ¿qué

haces por aquí a estas horas?

juan: vine por ti, necesito que

me acompañes a un lado, mamá.

susana: ¿a dónde?

juan: es una sorpresa,

es una sorpresa.

susana: ay, hijo, entonces, dame

chance de que me pinte

o me arregle un poquito, ¿no?

juan: no, no te preocupes, mamá.

así estás fabulosa.

susana: ¿seguro?

juan: sí, sí, mamita, nos vamos

en este preciso momento.

vámonos, ándale.

susana: ay, bueno, está bien,

mi hijito.

¿no llevo comida, algo?

juan: no llevas comida,

no llevas comida.

[música]

[música]

juan: pásale, mamá, pásale.

está bonito el rumbo, ¿verdad?

susana: sí.

juan: ten cuidado, mamá.

susana: sí, pues, sí.

está bonito, pero ya dime,

mi hijo, ¿cuál es la sorpresa?

juan: ¿qué te parece la casa?

¿te gusta?

susana: no, pues, sí.

la casa es muy bonita, pero

¿de quién es?

¿por qué estamos aquí, juan?

juan: ¿de verdad

no te lo imaginas, mamá?

susana: pues, no.

juan: pues, es para ti.

susana: ¿cómo que para mí?

juan: sí, para ti.

la acabo de rentar para que tú

y yo vivamos aquí,

mira el jardín, mamá, mira.

susana: ay, hijo.

juan: mamá, muchas gracias.

susana: pero ¿gracias de qué,

mi hijo?

juan: pues, por todo lo que has

hecho por mí, por todo tu apoyo,

porque, pues, sin ti nada

de esto sería posible.

yo solo, la verdad, no lo habría

conseguido.

susana: no, juan, no es

necesario que tú me des

las gracias.

yo hago lo que, pues, cualquier

madre haría por sus hijos.

juan: te quiero mucho, mamá.

susana: y yo a ti, hijo.

juan: mira, bienvenida

a tu nueva casa, mamita.

susana: [solloza]

hijo.

[música]

[música]

juan: mamita, dime la verdad,

¿sí te gustó la casa?

mira, tiene un bonito jardín,

todo esto lo pensé para ti.

y mira qué bonito se ve desde

aquí, mamá.

susana: no, pues, sí, mi amor.

juan: [suspira]

ay, mamá, de verdad quiero

que te sientas a gusto viviendo

aquí.

susana: la casa está muy linda,

hijo, y el jardín también, pero

¿no está muy cara la renta?

juan: pero ¿a ti qué

te preocupa, mamá?

yo me encargo.

y si te gusta mucho,

te prometo que un día

te la voy a comprar.

susana: ay, no, mi hijo,

¿cómo crees?

lo que vayas a comprar que sea

para ti, para tu futuro.

juan: mamá, yo lo único que

quiero es hacerte feliz

y regresarte aunque sea un poco

de todos los sacrificios

que has hecho por mí.

mamita, no llores.

susana: hijo, es que no puedo

evitarlo, estoy tan feliz de ver

tu esfuerzo, tu dedicación.

todo eso está dando frutos,

hijo.

juan: pues, lo que soy el día

de hoy es gracias a ti, mamita.

y esta casa, pues, es lo menos

que te mereces.

susana: mi mayor regalo es verte

feliz, exitoso.

juan: lo sé, pero que no se

te olvide una cosa, mi felicidad

también eres tú.

susana: ay, hijo.

juan: ay, mamita, ya no llores,

me vas a hacer llorar a mí.

susana: ay, pues, entonces, ya

no me digas tantas cosas

bonitas.

juan: tú déjate consentir, mamá.

te mereces lo mejor.

susana: muchas gracias, hijo.

[ríe]

muy bonita.

juan: es un sueño.

susana: ay, hijo.

leonardo: ¿sabes qué pasa,

adrián?

que a pesar de que blums

exhibió su culpabilidad de esa

manera, estoy seguro que se va a

amparar y va a buscar apelación.

adrián: seguro.

pero hoy hemos ganado.

leonardo: eso sí.

adrián: y reconozco

tu talento.

leonardo: gracias, eres un gran

abogado.

adrián: cristina, las amenazas

de blums ya no van a ser

un impedimento

para que continúes con tu vida.

cristina: sí, ya sé.

pues, voy a tomarme unos días

para pensar bien qué es lo que

quiero hacer.

creo que me voy a quedar

unos días con mi papá y mi mamá.

y no sé, montaré un negocio,

comenzar un nuevo trabajo.

adrián: claro.

cristina: gracias.

adrián: de nada.

cristina: fuiste muy valiente,

lucía.

olivia: es verdad.

y sin tu ayuda, esto hubiera

sido muy difícil.

muchas gracias, lucía.

lucía: en su momento traté de

denunciar al sr. blums, pero

nadie me hizo caso.

callé tanto tiempo, porque nunca

tuve quién me defendiera,

me aferré a no decir nada, nada,

hasta que me despidió

como si fuera basura.

hice todo por el sueño

americano.

cristina: te entiendo

perfectamente, lucía.

aprendí que llegar a estados

unidos no quiere decir que todos

los problemas de los que venimos

huyendo desaparecen.

olivia: exactamente, no

necesariamente vas a triunfar

y te puedes encontrar con cosas

mucho peores.

leonardo: y es una pena, pero

la impunidad existe en todo

el mundo.

lucía, si no hubieras llamado al

noticiero, realmente no sé qué

hubiera pasado en este juicio.

muchas gracias por ser tan

valiente y decidir venir, llegué

a pensar que no lo harías.

cristina: y ojalá en el mundo

hayan muchos abogados

como ustedes, gracias.

olivia: pero, pues, yo digo que

esto lo tenemos que celebrar

y en grande, ¿eh?

que lo hicieron muy bien

las dos.

adrián: sí, pero ¿y sofía

dónde está?

olivia: ah, sofía se quedó

firmando unos documentos

con los asistentes del juez,

pero no tarda, me dijo

que nos viéramos afuera.

adrián: ok, pues, vamos.

olivia: vamos.

leonardo: amor...

[ríe]

olivia: lo hiciste muy bien.

leonardo: es la manera de cerrar

un éxito.

[llaman a la puerta]

javier: adelante.

ricardo: con permiso.

javier, perdón que

te interrumpa, ¿has encontrado

algo nuevo sobre el caso

de alejandra?

javier: he estado siguiendo

los casos de delincuencia

organizada, incluso de los que

no parecen estar relacionados.

pero la verdad no he tenido

suerte, siéntate, por favor.

no queda otra opción

que esperar.

ricardo: ¿esperar?

javier: sí, en algún momento van

a tener que cometer un error

y entonces va a ser más fácil

dar con ellos.

ricardo: no tengo tiempo

de esperar a que cometan

un error.

para mí no hay tiempo, no existe

el tiempo, tengo que dar

con ellos.

javier: tranquilo, tranquilo,

esas investigaciones toman

su tiempo.

ricardo: no tengo tiempo,

¿no lo entiendes?

no hay tiempo.

javier: te aseguro que los vamos

a encontrar.

ricardo: estoy siguiendo

una nueva línea de investigación

y creo que nos puede llevar

a algo.

escucha, carlos ibarra tiene que

ver con todo.

javier: no, no, ricardo, no.

ricardo: ¿cómo no?

ni siquiera me escuchaste.

javier: no, esto está

relacionado con el crimen

organizado.

a ver, ¿en qué te estás

basando para seguir esta línea?

ricardo: en que carlos ibarra

estaba ese día

en el restaurante cuando

estábamos celebrando a alejandra

y nadie lo invitó.

no creo que haya sido

casualidad.

jaime: no, no, esa es una línea

sin fundamento.

ibarra no es el único que estaba

ese día ahí.

además, no está relacionado con

ninguno de los hechos

anteriores.

así que si, por favor, ricardo,

me aceptas un consejo, deja esa

línea, porque solamente lo estás

haciendo por un asunto personal.

y nada más vas a perder

tu tiempo.

Cargando Playlist...