null: nullpx
Cargando Video...

Por Amar Sin Ley Capítulo 27

Univision19 Abr 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

violeta: el ministerio público

me dijo que él había denunciado

que yo me robé su camioneta.

victoria: así es.

violeta: pero yo no entiendo

por qué. seguramente esto

es un malentendido.

victoria: violeta,

es muy difícil que sea un error.

violeta: [llora]

victoria: el vino a ratificar

su denuncia en persona.

por eso, te trasladaron

directamente al reclusorio.

aquí tienes que esperar

tu juicio de vinculación.

violeta: te juro

que yo no entiendo nada.

yo no sé por qué hizo esto.

victoria: violeta,

siento muchísimo decirte esto...

pero esto es

claramente intencional.

violeta: pero no entiendo

por qué...

tenemos una hija...

nos amamos...

victoria: vamos a descubrir

qué es lo que está

detrás de esto.

violeta: ¿de verdad

me va a ayudar?

victoria: sí.

sí, violeta.

y te prometo que voy a encontrar

la manera de sacarte de aquí.

violeta: [solloza]

alejandra: muy bien, entonces...

[llaman a la puerta]

yo le llamo.

paula: ¿qué pasó?

todo bien, ¿verdad?

alejandra: eh, pues,

por fin hablé con gilberto.

le dije que tiene que pagar

la deuda y que necesito

modificar el contrato.

paula: ¿y qué te dijo él,

mi amor?

alejandra: pues que ya

se regresaba a méxico

y que venía aquí, a la oficina,

para arreglar esto.

paula: ¿ya estás más tranquila,

mi amor?

alejandra: lo voy a estar

cuando haya firmado el convenio.

es que era importante

que gilberto lo supiera.

alicia: sí, sí,

lamento mucho este malentendido.

paula: gracias por preocuparte

por mí, mi vida, por nosotros.

alejandra: el que yo me mude

de la casa no quiere decir

que no deje de estar

encima de ti, que no te cuide

y no te proteja.

y tú, alicia, tranquila,

no traes la culpa.

alicia: no... sí...

eh, gilberto va a pagar, ¿eh?

victoria: necesito

que me cuentes, violeta.

¿cómo era la relación

con tu esposo?

violeta: bien...

normal, como siempre.

victoria: ¿y no han tenido

problemas, discusiones?

violeta: no, ninguno.

se lo juro, yo lo amo a él,

a nuestra hija.

tenemos una familia.

[llora]

victoria: ¿cuántos años

tiene tu hija?

violeta: tiene seis.

¿y cuántos años llevan casados?

violeta: acabamos de cumplir

siete años.

victoria: violeta,

cada una de las cosas

que tú me dices

es muy importante.

tienes que, por favor,

ser muy sincera.

violeta: pero si le estoy

diciendo la verdad, licenciada.

andrés y yo

nos llevamos muy bien.

victoria: te creo completamente,

pero me parece

difícil de entender

cómo, por un lado,

hay una relación linda,

hay amor, hay una familia...

y, por otro lado,

es capaz de hacerte algo así.

violeta: pues yo entiendo menos,

licenciada.

victoria: violeta, ven acá.

vamos a encontrar la verdad,

te lo prometo.

violeta: por favor.

[llora]

victoria: voy a hablar con él.

necesito que me des su dirección

porque lo voy a buscar

hoy mismo, ¿entendido?

violeta: sí.

y, por favor, licenciada,

vea si mi hija está bien.

yo sé que ella

es la adoración de andrés

y que la va a cuidar,

pero con todo esto ya no lo sé.

victoria: por supuesto que sí.

¿cómo se llama tu hija?

violeta: sol...

victoria: sol.

no te preocupes, violeta,

voy a buscar a tu hija,

voy a buscar a tu esposo

y vas a ver cómo yo me encargo

de que salgas de aquí.

violeta: muchas gracias.

ciego: ¿qué más?

¿estás seguro

de lo que estás diciendo?

>> el dueño del bar está vivo.

ciego: ¿y qué sabes del gringo?

>> pues unos dicen

que no estaba en el bar.

>> sí, pero otros dicen

que lo vieron salir muy mal.

ciego: pues pónganse a trabajar

porque necesitamos

esa información.

>> de lo que sí estoy seguro

es que el dueño del local

está en el hospital

y que está muy mal, ¿eh?

ciego: eso les pasa

por quererme poner una trampa.

yo siempre estoy

un paso adelante.

por eso, nadie puede conmigo.

quiero saber si el gringo

está vivo o muerto porque si no,

ahora sí tenemos todo listo

para terminar con ese imbécil.

alejandra: gracias por avisarme,

licenciado,

mañana estoy por allá.

[llaman a la puerta]

sí, sí, muchísimas gracias.

ricardo: ey,

¿cómo estás, hermosa?

alejandra: bien.

con algo de trabajo, pero bien.

ricardo: ya veo, oye,

ya llegaron tus cosas

al departamento.

alejandra: ay, ¿de verdad?

qué emoción.

ricardo: sí, todas...

y las recibí personalmente.

alejandra: [ríe]

ricardo: bueno, solo falta

que llegues tú.

bueno, ¿y te falta mucho?

¿quieres que te ayude?

alejandra: pues...

me acaban de avisar

que mañana tengo el juicio

de reconocimiento paterno

de mi cliente.

tengo que revisar

los alegatos que voy a usar.

ricardo: te puedo ayudar

a repasarlos,

así como lo hacíamos antes.

alejandra: bueno,

me ayudaría mucho.

ricardo: para mí será un placer.

supongamos que ya es mañana.

licenciada ponce,

¿cuáles son sus argumentos?

alejandra: [ríe]

>> bueno, tengo información

sobre los que se fueron a meter

al estacionamiento, patrón.

ciego: ¿tienes el nombre

de los policías?

>> no de ellos, pero algo más.

ciego: pues dilo.

>> pues los que dieron

con el lugar

fueron los abogados.

ciego: ¿cuáles abogados?

>> pues, los que nos pidió

que matáramos, patrón.

ciego: ¿estás seguro?

>> uno de mis contactos

me dijo que los que tenían

la foto del gato

se pusieron a investigar.

ciego: quiero saber quiénes son

los que nos están buscando.

>> pues dicen que ese día

una muchacha estaba preguntando

por la camioneta del gato.

así que la bandita se movió

y resulta que es una abogada

y trabaja en el mismo lugar.

yo se la busco, señor.

ciego: si tanto

me quieren conocer,

los vamos a estar esperando.

pum...

sol: ahora vamos a peinar

a mi muñeca como una princesa.

[timbre]

andrés: bueno, me parece

muy bien.

sol: péinala tú.

andrés: no, la vas a peinar tú

porque tú también

eres una princesa.

¿y quién mejor

que peinar una princesa

por una princesa de la casa?

¿mm? y le haces unos bucles,

le pones un moñito, ajá,

y las peinas muy bien,

como tú sabes hacerlo

porque eres una princesa.

luego le das un poco

de tu lechita, le pones trenzas

y le tomas una foto.

y, entonces, se la enseñamos

a tus amigas, ¿mm?

porque ya sé quién es--

conchita: señor, lo buscan.

andrés: sí, buenas tardes.

victoria: ¿qué tal?

conchita: señor, ya me voy,

nos vemos mañana.

andrés: sí, conchita, gracias,

hasta mañana.

victoria: gracias.

¿puedo?

andrés: sí, por favor.

victoria: señor andrés camacho,

yo soy victoria escalante,

soy la abogada de su esposa.

me gustaría hablar con usted.

andrés: deme un momentito, ¿sí?

por favor.

mi amor, ve a tu cuarto

en lo que hablo con la señorita.

sol: no quiero, papi.

andrés: sí, mi amor,

no me tardo nada, ándale.

y peina a nuestras muñecas.

sol: está bien.

andrés: anda, anda, no vayas

a ensuciar con la leche, ¿eh?

vamos, vamos, vamos,

amárrate ese zapato.

lo traes suelto. orale.

siéntese, por favor.

victoria: muy amable.

andrés: dígame, licenciada.

conchita: hasta mañana, señor.

andrés: adiós, conchita,

hasta mañana.

victoria: señor, su esposa

está en el reclusorio centro,

está esperando un juicio

porque usted la acusó de robo.

¿usted es consciente

y se da cuenta del daño

que esto le ocasiona?

¿por qué le está haciendo

esto a su esposa, señor?

andrés: usted no sabe

todos los problemas

que tenemos violeta y yo.

le juro que no me dejó

otra opción.

carlos: alan, quiero

que la invitación se reparta

a todos los jueces

del tribunal superior

de justicia, en especial

al presidente del tribunal.

alan: anotado. oye,

invitamos al procurador, ¿no?

carlos: es una buena idea.

alan: muy bien, bueno, le voy

pasando esta lista a marta

para que se vaya poniendo

en contacto con todos.

carlos: perfecto, alan, espera.

me falta lo más importante.

alan: sí.

carlos: invitar

a todo el bufete vega.

alan: ¿a todos? no, carlos--

carlos: a todos.

alan: que vengan alonso,

jaime y alejandra y punto.

carlos: a ver,

¿que no entendiste?

quiero que vengan todos

y se den cuenta

de lo que estamos haciendo.

todos.

alan: no me parece que sea

el mejor momento para que vayas

a tener un problema

con ricardito bustamante

aquí, ¿una escenita?

carlos: a ver, alan,

tienen que venir todos y punto.

¿te quedó claro? todos.

quiero que se den cuenta

que su despacho

va a ser superado por el mío.

andrés: mire, licenciada,

violeta y yo llevábamos

mucho tiempo peleando. ¿mm?

cada vez nos llevábamos peor,

peleábamos por todo.

hasta que decidimos

que lo mejor era separarnos.

pero ella no lo tomó nada bien,

se puso violenta, me agredió,

me amenazó con llevarse todo.

ese día se llevó la camioneta

por la fuerza, me dijo

que me iba a dejar en la calle.

no me dejó opción.

victoria: perdón, pero aun así,

suponiendo que fuera cierto,

no me parece

una razón suficiente

para mandar

a una persona a la cárcel.

andrés: tiene razón,

tal vez exageré.

entiéndame,

estaba enojado, desesperado.

victoria: con todo respeto,

¿no le parece un acto radical?

andrés: sí. sí, sí lo fue.

victoria: todavía es momento

de que tome consciencia

de lo que hizo.

le sugeriría

que buscara la forma de...

de no seguir haciéndole daño

a su esposa.

al final de día,

es la mamá de su hija.

andrés: tiene toda la razón, sí.

yo no quiero hacerle daño,

pero tampoco me parece justo

que me quiera quitar todo.

victoria: eso se puede arreglar

después con un juicio

de repartición de bienes,

una pensión, pero su esposa

no merece estar presa

por una discusión con usted.

andrés: es cierto.

victoria: además,

me da la impresión

de que ella piensa que las cosas

están bien entre ustedes.

lo más sensato es que hablen,

que concilien,

que arreglen su situación.

por supuesto,

con ella en libertad.

andrés: bueno, ¿y qué tengo

que hacer para que salga libre?

victoria: todavía está a tiempo

de otorgarle el perdón

antes de que la vinculen

a proceso.

andrés: mire,

la señora que nos ayuda

acaba de salir, usted la vio,

no tengo con quién

dejar a mi hija, pero...

mañana, si le parece,

a primera hora...

no, no, a las... a las 12:00

puedo pasar a la delegación

y otorgamos el perdón.

victoria: me parece maravilloso,

qué bueno que reconsideró.

aquí lo veo,

¿le parece que vayamos juntos

para que sea más rápido?

andrés: sí, sí,

aquí la espero, licenciada.

gracias por abrirme los ojos.

victoria: no, el gusto es mío,

qué bueno que lo pensó mejor.

andrés: la acompaño.

victoria: gracias.

andrés: por favor.

victoria: hasta pronto.

andrés: hasta mañana.

>> uy,

ahorita tengo tiempo, ¿eh?

[música]

roberto: [resopla]

¿es en serio?

no, no, no.

[resopla]

>> cinco, diez.

>> patrón...

patrón, me estaban siguiendo.

ciego: ¿quién?

>> pues no lo sé, solamente

vi que un tipo me seguía

y cuando me lo iba a echar,

pues, ya no estaba.

ciego: a ver,

quiero que quede claro

que nadie se va a meter

con nosotros después

de lo que le hicimos al gringo.

>> creo que tenemos

que tener cuidado.

ciego: ¿esto fue lejos de aquí?

>> sí, fue por mi casa, patrón.

ciego: ¿tú qué opinas?

¿crees que haya quedado

gente del gringo?

>> pues seguro alguien

que trabajaba para él

lo está siguiendo.

ciego: aseguren bien el lugar

y avísenle a los demás.

quiero saber si alguien más

se está metiendo

en mi territorio.

tengan listas las armas.

[música]

[música]

roberto: ¿te...? ¿te ayudo?

>> ay, buenas noches.

perdón, qué pena, con permiso.

roberto: no, no, no pasa nada,

tranquila, todo bien. cuídate.

>> bye, nico.

nicolás: hola.

roberto: hola, hola,

¿cómo estás? ¿bien?

>> ¿me quedo?

roberto: no, pues, esta...

estaría bueno.

[ríe]

nos vemos.

nicolás: hijo, ¿llevas

mucho tiempo aquí?

roberto: ¿es en serio, pa?

nicolás: hubieras entrado.

roberto: ah, sí, ¿cómo crees?

a ver, si entendí perfectamente

el mensaje de la corbata,

es un clásico de clásicos,

bien hecho.

oye, pa, pero...

pero sí cuídate, ¿no?

nicolás: yo me cuido, hijo.

roberto: este, más o menos...

¿cómo con dos madrastras

a tu edad?

nicolás: estoy excelente

de salud.

y recuerda

que las relaciones sexuales

ayudan para que el corazón

se mantenga sano.

roberto: cien por ciento.

nicolás: además, me parecía

una falta de respeto

traerme solo a una de ellas.

roberto: ay, papá,

tienes abuela, ¿eh?

nicolás: voy a estar bien.

voy a estar bien.

roberto: oye, ya, en serio,

solo ten cuidado, ¿no?

nicolás: está bien, hijo,

no te preocupes,

voy a estar bien.

[silba]

roberto: no, no, no, bueno,

te diría que te divirtieras,

pero creo que ya lo hiciste.

[ríe]

no, no, bueno, bueno.

ricardo: ¿cómo ves, mi amor?

alejandra: o sea,

ya casi lo terminas de amueblar.

me encanta, me encanta.

ricardo: sí, gracias.

bueno, hice lo que pude.

pero sé que va a quedar mejor

cuando todo quede a tu gusto.

alejandra: [ríe]

este es el día más feliz

de mi vida.

ricardo: el mío también,

mi amor.

mi vida.

mi amor...

cierra los ojos, por favor.

alejandra: ¿por qué?

ricardo: cierra los ojos.

no los vayas a abrir.

alejandra: ay, no, ¿ahora qué?

ricardo: tranquila, a ver.

abrelos.

mi amor, cuando yo recogí esto,

supe que me iba a traer suerte

y mira,

me trajo demasiada suerte,

se cumplió.

alejandra: te amo, ricardo.

ricardo: amor...

bienvenida a tu nuevo hogar.

conchita: andale, desayuna, sol.

a ver, te voy a ayudar, ¿sí?

anda. ¿quieres

que te prepare otra cosa?

[resopla] señor,

la niña no quiere desayunar.

andrés: no te preocupes,

conchita, yo me encargo.

gracias.

conchita: ¿de qué?

andrés: a ver,

¿qué pasa, muñeca?

¿por qué no quieres comer?

sol: porque quiero ver

a mi mamá.

andrés: mi amor, te dije

que tu mami tuvo que ir

a trabajar.

sol: ¿y por qué se tarda tanto?

andrés: uh, pues, porque tiene

muchas cosas que hacer.

sol: yo quiero verla,

la extraño.

andrés: bueno, mi amor,

yo también la extraño.

cuando termine de trabajar,

va a venir. ¿mm?

oye, ¿qué crees?

te tengo una sorpresa

para que ya no estés triste.

¿quieres saber cuál es?

sol: [susurra] sí.

andrés: ¿segura?

nos vamos a ir

antes de vacaciones.

sol: ¿es en serio?

andrés: isí!

¿estás contenta?

sol: sí.

¿y mi mami?

andrés: bueno, tu mami

nos va alcanzar

en cuanto termine su trabajo.

¿mm?

¿te gustó la sorpresa?

sol: sí.

andrés: ¿segura?

sol: sí.

andrés: ya no quiero

que estés triste, ¿eh?

vas a estar mejor, ¿eh?

a ver, ahí va un avión...

ricardo: sí, necesito

que me ayuden a acomodar todo

y que traigan las cosas

que encargué, por favor.

muchas gracias.

alejandra: bueno, pues,

ya estoy lista.

ricardo: mi amor,

te ves hermosa.

alejandra: es porque estoy

feliz.

deséame suerte.

ricardo: mi amor,

no la necesitas,

vas a ganar ese juicio.

alejandra: no está fácil,

ricardo.

ricardo: bueno, no,

pero ya tienes

los argumentos necesarios.

alejandra: sí, todo está

sustentado con el código civil,

solamente espero que el juez

haga lo correcto.

ricardo: sí, pero...

deja que hable la defensa

de la otra parte

por si tienen información

que tú no sepas,

así vas saber cómo reaccionar.

alejandra: sí, muchas gracias.

ricardo: pues vámonos, mi amor.

paso a dejarte en los juzgados

y me voy al bufete.

alejandra: me gusta

nuestra vida.

ricardo: a mí me encanta.

y me encantas.

por favor.

nuestra vida es maravillosa.

alejandra: sí lo es.

ricardo: eternamente

maravillosa, mi amor.

alejandra: [ríe] vámonos

que vamos a llegar tarde.

roberto: ¿cómo amaneció el rey?

¿quién se trajo ayer?

¿quién lo dio todo en la cancha?

nicolás: ay, dios, no,

ya ni me digas.

ya ni me digas, por favor.

roberto: ¿sabes qué, pa?

te voy a dar esto,

que esto es un clásico.

nicolás: ¿eh?

roberto: mira, te vas a sentir

mejor, entrégate.

nicolás: ah,

muchas gracias, hijo.

[gime]

roberto: ¿qué tal?

te va a caer perfecto eso.

eso.

nicolás: [resopla]

mejor que necesito

tener mi espacio.

roberto: no, no, no, ya te dije

que este es tu espacio,

esta es tu casa, pa.

nicolás: gracias, hijo,

gracias.

que tengas un buen día.

roberto: igualmente, pa.

por favor, relájate, reponte.

si necesitas algo,

por favor, llámame.

nicolás: sí, sí,

yo te llamo, hijo.

roberto: bueno.

bien por esa entrega, ¿eh?

buenísimo.

[ríe]

icuídese!

sofía: esta es la denuncia

que metimos al juzgado

contra quien resulte responsable

del incendio.

>> ¿y si fue un accidente,

licenciada?

¿quién se va a hacer

responsable?

sofía: pues...

en caso de ser un accidente,

el seguro del lugar

responderá con una indemnización

para las víctimas.

sin embargo,

hay algo que tienen que saber.

según las investigaciones

que empezó a hacer

el licenciado rivas,

al parecer,

lo que pasó esa noche

no fue un accidente.

>> ¿cómo que no, licenciada?

sofía: cálmese.

lo que pasa es que por la manera

en que se esparció el fuego

y donde inició todo,

existe la sospecha

de que sea un incendio

provocado por alguien.

>> ¿quién pudo haber hecho

algo así?

sofía: todavía no lo sabemos,

pero tranquila, les juro

que estamos trabajando en eso.

>> no puede ser.

sofía: sé que esto

es muy difícil,

pero necesito, por favor,

que sean muy pacientes.

les juro que estamos dedicando

todo nuestro tiempo y esfuerzo

en encontrar la verdad.

>> ipor favor, licenciada!

necesito saber quién o quiénes

fueron los desgraciados

que ocasionaron

la muerte de mi hijo.

sofía: lo sé.

tranquilo, en cuanto tengamos

más información,

se los haremos saber

sin ningún problema,

pero era muy importante

que supieran

todo lo que hemos encontrado.

[música]

[celular]

juan: [silba]

[celular]

¿tatiana?

hola, tatiana, ¿cómo estás?

tatiana: triste.

juan: ¿por qué? ¿qué pasó?

tatiana: porque no me quedé

con el trabajo,

me piden experiencia

en cuestiones administrativas,

pero, pues, les digo

que no las tengo,

que hasta ahora estoy empezando.

juan: uy, no te preocupes,

lo importante

es que no dejes de buscar.

tatiana: pues sí, pero es que yo

ya no quiero seguir bailando,

yo ya no quiero seguir

con esa vida.

juan: tatiana, mira, por favor,

no te desanimes, estoy seguro

que vas a encontrar algo.

tatiana: no, sí, juan,

eres muy lindo,

gracias por tratar de animarme,

pero la verdad,

te juro que nunca imaginé

que fuera a ser tan complicado

conseguir otro trabajo.

juan: tú sigue buscando,

algo va a salir, estoy seguro.

tatiana: además,

tengo tantos gastos,

todo está tan caro, juan,

que yo no me puedo dar el lujo

de tomar un trabajo

en el que gane poco.

juan: oye, tatiana,

si quieres, por favor,

yo te puedo ayudar.

tatiana: no, no, no.

[ríe] no te hablé

para eso, juan, o sea,

ya has hecho demasiado por mí.

juan: no, no, no,

perdón que insista,

pero en serio, tatiana,

me lo pagas

cuando tengas un trabajo.

tatiana: pues muchas gracias,

pero me ayuda más

que me escuches.

juan: ay, tatiana,

claro que te escucho.

te va a ir muy bien.

tatiana: ay, no sé

qué haría sin ti.

tú siempre me levantas el ánimo,

siempre me dices

lo que necesito escuchar...

juan: eh, me da mucho gusto

que te pueda ayudar en algo.

tatiana: ojalá nos podamos ver,

juan.

juan: eh, fíjate que...

hoy tengo algo de trabajo.

tatiana: no, pues, ya me imagino

y más ahora que tienes

tantas cosas por hacer.

avísame, por favor,

cuando nos podamos ver,

yo necesito platicar

con alguien que me conozca.

porque a veces hay momentos

donde siento que todo

se me está complicando tanto

y que no vale la pena

tanto esfuerzo

que estoy haciendo.

juan: no digas eso, tatiana.

si ya tomaste una decisión,

esfuérzate por lo que quieres.

además,

sabes que cuentas conmigo

para lo que necesites.

tatiana: eres un encanto, juan.

te mando un besito.

[beso]

>> esto no puede ser,

licenciada.

no puedo creer que alguien

haya querido causar la muerte

de tantas personas.

sofía: yo tampoco lo entiendo.

>> iyo quiero saber

quién es ese asesino

y que termine el resto

de su vida en la cárcel!

sofía: les aseguro

que no vamos a parar

hasta encontrar la verdad.

>> trataba de estar tranquila

pensando que esto

había sido un accidente,

que era cosa del destino,

pero saber

que esto fue provocado...

[llora] no lo puedo soportar.

sofía: tranquila, mira...

yo--yo me imagino

cómo se sienten

con la noticia, pero...

de verdad prefería decírselos yo

para explicarles

cómo se dieron las cosas

y no los sorprendieran

las noticias.

>> gracias, licenciada,

pero es que esto

sigue siendo muy fuerte.

sofía: sí, lo sé y créanme

que hemos seguido trabajando

en esto, yo personalmente

fui al lugar, hablé con peritos,

con los policías

y el licenciado rivas

también hizo su investigación.

>> muchas gracias, licenciada,

pero ahora creo que lo único

que nos va a tranquilizar

es saber quién ocasionó

esta tragedia.

sofía: y lo vamos a encontrar,

se los aseguro.

por favor, confíen en nosotros,

la muerte de sus familiares

no va a quedar impune.

conchita: buenos días.

victoria: ¿qué tal? buen día,

busco al señor andrés.

conchita: el señor no está.

victoria: quedé de verme aquí

con él para ir juntos

a la delegación.

conchita: no, pues, no está,

señorita.

victoria: ¿y su hija sol?

conchita: ella tampoco está.

victoria: ¿sabe si se van

a tardar mucho?

conchita: yo creo que sí

porque el señor

se llevó a la niña de viaje.

victoria: ¿cómo que de viaje?

conchita: sí.

victoria: gracias.

[llaman a la puerta]

sofía: hola, javier.

javier: adelante, sofía,

¿cómo estás?

sofía: gracias, bien, mira,

ya hablé con esos clientes

para decirles tu teoría.

javier: ¿y qué te dijeron?

sofía: bueno, se sorprendieron

mucho, la verdad.

sí fue una noticia muy fuerte,

se veían muy afectados.

javier: era de esperarse.

sofía: sí, pero es mejor

que lo supieran de una vez, ¿no?

bueno, cuéntame,

¿has tenido algún otro avance?

javier: le mandé mi teoría

a un perito que conozco

para que me diera

su punto de vista,

solamente estoy esperando

su respuesta.

sofía: ah, perfecto.

pero ¿es un perito certificado?

javier: obvio.

sofía: ah, muy bien.

¿sabes qué? pídele que te haga

un reporte escrito,

y así podemos ingresarlo

como asesoría pericial

en el expediente.

javier: pero vamos a tener

que pagarle por eso.

sofía: ni modo, está bien.

¿necesitas ayuda con algo más?

javier: no.

sofía: perfecto,

voy a ir a buscar a ver

si tienen algún nuevo peritaje

o si sacaron algo más

de información en la fiscalía.

javier: ok.

sofía: bueno, si encuentro algo,

te aviso.

javier: gracias.

sofía: de nada, ya, ya me voy.

>> señor juez,

quisiera llamar a declarar

al señor claudio vidal.

>> le recuerdo que mentirle

a la autoridad judicial

tiene penas que lo pueden privar

de la libertad,

¿jura decir la verdad?

claudio: lo juro.

>> ¿cuánto tiempo duró

la relación extramarital

que tenía

con la señora gabriela?

claudio: tres años.

>> ¿usted sabía

que estaba casada?

claudio: sí.

>> en ese tiempo,

¿le dijo que se quisiera

divorciar de su marido?

claudio: siempre me dijo

que no lo quería dejar.

alejandra: señor juez,

esto no tiene ninguna relación

con el caso

que estamos tratando.

>> claro que la tiene,

porque su cliente sabía

que su amante

no iba a dejar su matrimonio.

y la engañó diciéndole

que no podía tener hijos

por la vasectomía

que se había practicado.

claudio: ieso no es cierto!

>> la esposa de mi cliente

está lista para declarar

bajo juramento.

claudio: tú sabes que eso

no es cierto, gabriela.

alejandra: claudio, por favor.

>> y no solo eso, señor juez,

la quiso extorsionar

para que su esposo

no supiera nada.

pero mi cliente actuó

de buena fe,

se hizo cargo del embarazo

y eso no es todo,

ya reconoció al niño

ante la ley.

alejandra: señoría,

los alegatos del abogado

son irrelevantes.

estamos aquí para reclamar

la paternidad de ese niño,

pues mi cliente

tiene una presunción real

de ser su padre,

solamente quiere ejercer

el derecho que la ley le otorga.

para eso, le pido que me permita

que pase a declarar

el perito en genética

para que nos dé

el resultado del examen de adn.

[música]

alejandra: ¿nos puede decir

los resultados que arrojó

la prueba de adn

que se le aplicó a mi cliente,

el señor gabriel vidal

y al niño gabriel valdés?

>> sí, se realizó

la prueba de relación genética

entre el menor

y el señor claudio vidal.

y encontramos

que la compatibilidad

entre los dos es de un 99.99%.

simón: pero iese hijo es mío!

illeva mi apellido!

alejandra: señor juez.

juez: silencio.

alejandra: no puede hacer esto.

juez: por favor, prosiga,

doctor.

>> con estos resultados,

podemos deducir

que, efectivamente,

hay una relación consanguínea

que establece que la paternidad

del menor corresponde

al señor claudio vidal.

alejandra: gracias.

no más preguntas, señor juez.

juez: ¿la defensa quiere

hacer alguna pregunta?

>> no, señor juez.

juez: se puede retirar, doctor.

>> gracias, señor juez.

>> yo quiero recordarle

a la licenciada ponce

que a pesar de tener

una relación consanguínea,

ese niño nació

dentro de un matrimonio,

donde el señor simón,

de buena fe, registró

al niño como suyo,

y no solo eso,

él cubrió todos los gastos

del embarazo y el parto.

alejandra: mi cliente

está dispuesto a dar

el dinero que se gastó

durante la gestación

de su hijo.

>> señor juez,

aunque el señor claudio vidal

quiera reconocer al menor,

la ley ve

por el bienestar del niño,

y el señor vidal

no tiene los medios

que le puede dar mi cliente

a ese niño.

hay que considerar

lo que es mejor para el menor.

alejandra: señor juez,

no todo se trata de dinero.

un hijo necesita

atención, educación y amor.

mi cliente está dispuesto

a darle todos los cuidados

de un padre

y en esta ocasión,

tiene la ley de su lado,

por lo que solicita el derecho

a la convivencia con el menor

y a llevar su apellido.

victoria: adrián.

adrián: ¿victoria?

victoria: necesito tu ayuda.

adrián: ¿qué te pasa?

¿estás bien?

victoria: no, estoy furiosa,

soy una estúpida. no entiendo

cómo me pude confiar.

adrián: a ver, no digas eso,

cálmate y cuéntame qué te pasa.

victoria: estoy llevando el caso

de una mujer

que está en el reclusorio

acusada

de robarse una camioneta,

que es de su esposo.

adrián: ¿cómo?

victoria: sí, la denuncia

la hizo y la ratificó su esposo.

adrián: ¿y por qué hizo

algo así?

victoria: según él,

habían tenido muchos problemas,

estaban en un mal momento.

ella, en un arranque,

decidió llevarse la camioneta

a la fuerza y lo amenazó

con dejarlo en la calle.

adrián: lo que pasa es

que esto no es motivo suficiente

como para encerrar

a tu esposa en la cárcel.

victoria: eso fue

lo que yo le dije.

según él, actuó sin pensar

porque estaba enojado...

y yo le creí.

le pedí que fuéramos

hoy a la delegación

para que le otorgara

el perdón a su esposa

y que arregláramos

lo demás con calma.

adrián: hiciste bien.

victoria: ino!

el tipo me hizo creer

que es lo que íbamos a hacer.

quedamos de vernos hoy

a las 12:00 en su casa

para que pudiera dejar a la niña

al cuidado de la persona

que los ayuda, etcétera.

adrián: ¿y qué pasó?

victoria: que cuando llegué,

no estaba.

la señora de la limpieza

me dijo que se fue de viaje

y se llevó a la niña.

¿te das cuenta, adrián?

adrián: qué desgraciado.

victoria: me engañó.

me engañó cínicamente, igualito

que le hizo a su esposa,

me lo hizo a mí y yo le creí.

¿dónde lo vamos

a encontrar, adrián?

¿cómo le voy a hacer

para sacar a su esposa?

ay, soy una estúpida.

adrián: a ver, victoria,

victoria, no digas eso.

victoria: no entiendo

cómo después de tantos años

de carrera,

me puede pasar esto a mí.

ia mí, adrián!

adrián: mira,

vamos a hacer una cosa,

yo te voy a ayudar a...

a llevar este caso

y seguro que algo

podemos encontrar.

victoria: espero, ojalá.

juez: el examen de adn

demuestra que el padre natural

del menor es claudio vidal,

por lo que tiene el apoyo

de la ley para iniciar

el trámite de reconocimiento

de paternidad

para que lleve su apellido.

se tendrá

que llegar a un acuerdo

para el calendario de visitas

con la madre del menor,

en un plazo no menor

a cinco días hábiles,

que tiene que ser inscripto

en este juzgado.

de igual forma, ratifico

que, por la edad del menor,

la guardia y custodia

la seguirá teniendo la madre.

>> nos ponemos de pie

para despedir a su señoría.

claudio: muchas gracias,

licenciada.

alejandra: no hay qué agradecer,

felicidades.

simón: son unos malditos, ¿eh?

alejandra: perdón,

lo siento mucho,

pero tiene que acatar

la decisión del juez.

simón: nunca vas a ver

a ese niño, te lo juro.

alejandra: lo mejor

es que coopere

y no intente obstruir

la decisión del juez.

porque por eso,

puede terminar preso

y de eso me encargo yo.

simón: escúcheme bien,

aunque me amenace,

no voy a permitir

que este tipo esté con mi hijo.

alejandra: no,

no lo estoy amenazando,

le estoy explicando

lo que dicta la ley.

simón: se va a arrepentir

de lo que está haciendo.

alejandra: a ver, atrévase

a tocarme

para que se lo lleven arrestado,

no creo que quiera eso.

gabriela: ya vámonos, simón.

simón: sí, sí, claro.

a ti no te importa

porque el que quedó

como un imbécil soy yo.

gabriela: tranquilo, por favor,

sabías que esto

podía terminar así,

yo te lo dije.

simón: con lo que hizo,

nada más va a confundir

a mi hijo.

claudio: eh, que no es tu hijo--

alejandra: ino, no, no!

momento.

gabriela: ya, basta.

simón: tú te enteraste de él

cuando nació.

pero yo lo cuidé

todo este tiempo.

alejandra: a ver, entiendo

que esta situación

no es fácil para nadie,

pero aquí

el menos culpable es el niño.

si tanto le preocupa el niño,

permita que vea

a su padre natural,

créame que el acuerdo

va a ser justo

para las dos partes, por favor.

hasta luego.

claudio: yo solo quiero

lo mejor para mi hijo

y estar cerca de él.

le juro

que lo voy a cuidar mucho.

alejandra: yo lo sé.

claudio: muchas gracias,

licenciada.

alejandra: de nada.

claudio: gracias.

alejandra: vámonos.

[música]

[música]

victoria: ¿cómo no me di cuenta

de que me estaba engañando?

no entiendo.

adrián: a ver, victoria, mírame.

si pudo engañar a su mujer

que hace tiempo que lo conocía,

también pudo engañarte a ti.

no te culpes.

victoria: ¿cómo le voy a decir

a mi clienta que perdí

la única oportunidad

de liberarla a ella y a su mamá

sin enfrentar un juicio?

adrián: pues...

pues así, así, se lo dices.

y... es una pena

que tenga que vivir esto,

pero tienes que pensar que...

que va a ser libre,

que va a salir,

te lo prometo.

victoria: es muy difícil

comprobar que la engañó.

no puedo probar nada, nada.

adrián: sí, sí, es verdad.

es verdad, no tenemos nada.

no tenemos nada,

pero lo vamos a encontrar.

victoria, tú has llevado

casos muy difíciles

y siempre has conseguido

hacer justicia, este caso

no va a ser la excepción.

victoria: tienes razón.

en lugar de enojarme

por lo que pasó,

tengo que concentrarme y pensar

cómo voy a armar mi defensa

para ayudar a esta mujer

a salir.

ella y su mamá son inocentes.

adrián: sí.

victoria: si conseguimos

algún testigo y conseguimos

probar que esto... lo planeó,

tal vez podemos lograr algo.

tengo que hablar con violeta.

tengo que explicarle todo.

necesito que ella me cuente

qué pasaba con su esposo,

cómo estaba la relación.

y que nos diga de alguien

que nos sirva de testigo

para... para probar

que tenían buena relación.

adrián: cómo me gusta verte así,

así, animada e intentando

buscar la solución

para resolver el caso.

y no preocupada,

como estos días.

victoria: gracias.

necesitaba hablar con alguien

que me entendiera.

adrián: puedes contar conmigo

siempre.

victoria: gracias.

gracias.

adrián: y estoy encantado

de--de ayudarte.

y mira, creo que podemos armar

argumentos para demostrar

la falsedad de la declaración.

victoria: por supuesto,

vamos a hablar con violeta,

¿me acompañas?

adrián: sí, sí, claro, vamos.

tenemos que revisar

la declaración de violeta.

victoria: ya la leí

y la comparé con la de andrés,

por supuesto que no coinciden.

adrián: me imagino, pero tenemos

a nuestro favor a su madre

que estuvo con ella

todo el tiempo, ¿no?

roberto: buenas tardes,

victoria.

victoria: ¿qué hay?

adrián: ¿qué tal?

victoria: sí, pero ella

también está detenida,

el juez va a pensar

que no es suficiente.

roberto: conque rompiéndome

el fenshui, ¿no?

[resopla]

juan: licenciado,

¿cómo está hoy?

roberto: eh, ¿sabes en qué caso

está trabajando victoria?

juan: no, no me ha dicho nada.

roberto: ah...

juan: ¿por qué?

roberto: la vi con adrián.

están hablando sobre un caso...

el es penalista.

juan: sí, pero no sé

de qué hablen, licenciado.

roberto: ¿no te preguntó nada?

juan: no.

roberto: llegaste temprano

a la oficina, obviamente.

juan: sí, licenciado,

aquí he estado todo el día,

desde muy temprano.

roberto: ya.

también le pregunté a carmencita

y victoria no preguntó por mí.

se me hace muy raro

porque para temas de trabajo,

siempre, siempre

nos consultamos,

siempre estamos colaborando.

ah...

ya entendí que ahora prefiere

pedirle un consejo a adrián

antes que a mí.

juan: mire, a lo mejor, ella

fue a buscarlo a su oficina,

pero usted no estaba.

roberto: no, a ver,

eso es absurdo

porque ella tiene mi teléfono,

podemos chatear,

me puede llamar.

olvídalo, olvídalo.

olvídalo.

no tiene caso

que siga pensando en ella.

¿qué vas a hacer en la noche?

juan: bueno, pues,

quedé en salir con mi novia.

roberto: ah, buenísimo,

que se traiga una amiga,

invítala con nosotros.

juan: muchas gracias,

licenciado,

pero es que queremos

ir a cenar juntos.

roberto: ah, ok,

ustedes dos solitos, romancear.

sí, sí, sí, no, no te preocupes,

ya entendí, está--está perfecto.

o sea, no puedo creer,

no puedo creer que mi papá

tenga una vida social

mucho mejor que la mía,

¿lo puedes creer?

juan: ay, licenciado,

pero si a usted le va muy bien

con las mujeres, hombre.

roberto: no, no, no con todas,

mi johnny, no con todas.

o sea, o sea, yo pensé que sí.

yo pensé que sí,

que todo estaba muy bien,

pero--pero sí, no con todas.

o sea, es algo difícil de creer,

pero es verdad.

violeta: licenciada.

victoria: violeta,

quiero presentarte

al licenciado adrián caraballo,

él es el abogado penalista

de la firma.

adrián: encantado.

violeta: mucho gusto,

licenciado.

victoria: bueno, tengo noticias

que darte, violeta.

ayer fui a tu casa,

hablé con tu esposo

y vi a tu hija.

violeta: ¿cómo está mi niña?

victoria: bien, ella está bien,

la vi jugando con una muñeca,

tranquila, feliz.

violeta: ¿y andrés?

¿qué le dijo andrés?

victoria: hablé con él

sobre la denuncia

que hay en tu contra.

el me dijo que lo hizo

porque últimamente ustedes

llevan una relación

con problemas, conflictiva.

violeta: ¿qué?

victoria: que ese día

en especial habían tenido

un pleito muy serio, muy fuerte,

que tú te llevaste

el coche a fuerzas.

violeta: no, eso no es cierto.

adrián: a ver, violeta,

nosotros estamos de tu lado,

pero es muy importante

que nos digas la verdad

y te aseguramos que no te vamos

a juzgar, pero, por favor,

confíe en nosotros, ¿eh?

violeta: les juro que les estoy

diciendo la verdad.

mi mamá está de testigo,

él nos insistió

en que nos lleváramos

la camioneta.

victoria: te creo, violeta,

ahora me he dado cuenta

de la facilidad

que él tiene para mentir,

a mí también me engañó.

violeta: ¿por qué?

victoria: hablé con él,

le dije que su reacción

era muy violenta, muy radical,

que cualquier problema

se puede arreglar

afuera, con calma.

el me dijo

que estaba arrepentido,

que se trataba de un error,

me hizo pensar

que te iba a otorgar el perdón.

violeta: ¿y qué pasó?

victoria: como acordé con él,

lo fui a buscar a la casa

para ir juntos a la delegación.

pero cuando llegué,

me informaron

que él se fue de viaje

con tu hija.

violeta: ino! ino!

[llora] no...

Cargando Playlist...