null: nullpx
Cargando Video...

Papá A Toda Madre Capítulo 63

1 Ago 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

pablo: ¿qué pasó?

lili: no vayas a pagar nada,

¿ok?

pablo: pero, ¿por qué?

lili: es que en el último

momento me arrepentí.

pablo: ¿estás segura que...?

lili: sí, ya, ahora lo único que

quiero es irme de aquí,

vámonos ya.

verónica: yo sabía que éramos

los mejores.

antonio: perdida lo que se dice

perdida no anda.

verónica: bueno, ¿a ti qué te

pasa? ¿cómo puedes darle la

razón a esta...?

antonio: ¿a esta qué? ¿una mamá

normal?

que todo el tiempo está con sus

hijos.

verónica: aguas, eh.

antonio: la que está mal eres

tú, ¿qué te pasa?

ya, cálmate.

los chavos no ganaron,

pero la pasaron genial, chido.

se divirtieron.

además, no perdieron por mucho.

ernesto: pa, cinco, cero.

antonio: bueno, no estuvo tan

apretado el marcador.

verónica: ¿no te das cuenta?

esa mujer metió a un niño

grandulón al final. ¿sí o no?

ernesto: sí, estaba bien grande.

verónica: eso es trampa.

es una tramposa.

yolanda: bien jugado, neto.

bien jugado.

verónica: bien jugado, neto.

¿sabes qué?

no me puedo quedar callada.

antonio: ven acá.

verónica: no puedo, perdón.

antonio: verónica.

ernesto: pa, ¿qué le pasa?

antonio: que no sabe perder.

por lo menos no fue en un cero

cero.

ernesto: pa.

antonio: ¿qué?

verónica: yolanda.

yolanda: hola, colega.

¿no vas a felicitarme?

verónica: no, de hecho, vengo a

protestar que ficharas a un niño

gigante y abusón a última hora,

eso es trampa.

no se vale.

yolanda: no va contra las

reglas.

es de la misma edad que los

demás, ¿o qué, a poco por estar

más alto lo vamos a dejar fuera?

hay que saber perder.

verónica: ok.

de acuerdo, pero entonces a ver

si tú también aprendes a no ser

tan metiche.

y ahí estás, entrenado equipos

donde ni juegan tus hijos

y andas metiendo las narizotas

en las familias de los demás.

yolanda: yo me meto donde se me

da la gana, y con mayor razón

si las demás no cuidan lo suyo.

verónica: ¡yolanda!

¿yolanda?

¿yolanda?

yolanda, reacciona.

yola, perdón, yolanda.

fue sin querer.

¿yolanda?

¿yola? ¿yola?

antonio: nada más es tocar más

el balón.

ellos lo hacen bien pero es que

este juega bien.

háganse cuates.

ernesto: hola.

>> hola, ¿cómo estás?

ernesto: metiste un muy buen

gol. juegas muy bien.

>> igual.

ernesto: no, pero el gol que

metiste estuvo muy bueno.

mauricio: ¿cómo crees?

anifer tiene familia, casa,

escuela, amigos.

toda una vida por delante aquí.

tú no te la puedes llevar

así nada más.

maría: claro que puedo.

te recuerdo que soy la mamá

de anifer.

y que en san crispín ella

también tenía una vida como tú

dices.

además, que las dos regresemos

juntas, eso es lo natural.

¿o acaso pensabas que ella se

iba a quedar aquí contigo como

si yo ya de verdad ya no

estuviera?

mauricio: no, pero tienes que

entender que ahora para ella

también estoy yo, su papá.

aunque no lo sea realmente,

eso no importa,

hemos convivido, pasado momentos

muy importantes juntos.

si eso sucedió fue porque tú la

mandaste lejos con un tipo al

que anifer ni conocía.

ahí sí ni lo pensaste, ¿verdad?

maría: si hice eso fue para

protegerla.

además yo creí que se la estaba

entregando a su verdadero padre,

¿cómo iba a saber que él estaba

utilizando tu nombre?

mauricio: afortunadamente eso

hizo porque a fabián ni siquiera

le importa anifer.

yo en cambio, aprendí a

quererla, a cuidarla a amarla.

tú nada más llegas, te la

quieres llevar, eso no está

bien.

maría: tengo derecho a estar con

mi hija, ella me necesita y se

va conmigo adonde yo decida.

porque eso es lo que está bien,

madre e hija juntas.

mauricio: mira, yo...

maría: estoy muy agradecida por

lo que hiciste.

por lo que hicieron, pero de

ninguna manera me voy a separar

de anifer nuevamente.

reneé: ustedes puede reclamarse

todo lo que quieran pero o

cuidan lo que hacen o la más

lastimada va a ser anifer.

verónica: por favor despierta.

ernesto: caray.

verónica: por favor, despierta,

¿yolanda?

ernesto: mamá, ¿a poco yolanda

se durmió?

verónica: qué bueno que

llegaron, vayan a pedir ayuda,

hay que llevarla a la

enfermería.

ernesto: ¿qué le pasó?

verónica: porque se desmayó por

el calor. corran.

vayan por ayuda.

mauricio: aunque sea su mamá, no

puede llevarse a anifer y mucho

menos así, de golpe.

maría: es mejor hacerlo desde

ahorita, rápido, para que anifer

no se esté haciendo ilusiones

de que nos vamos a quedar aquí,

y perdóname, pero yo como su

mamá puedo hacer lo que me

parezca mejor para ella.

reneé: ya, dejen de gritar

porque si no anifer los va a

oír.

antonio: tú se lo pasas, tú se

lo pasas.

ernesto: ¡papá!

antonio: ¿qué pasó?

ernesto: mi mamá me dijo que

necesita ayuda y que le corras.

antonio: espérense aquí.

>> ¿qué tienes?

>> yolanda se puso mal.

>> pero, ¿cómo?

>> afuera.

rafael: oiga, ¿le puedo dejar a

anifer?

ahorita vengo.

maría: si no entiendes mis

razones, lo siento.

y aunque suene feo, no te debo

explicación alguna porque no

eres el papá de anifer.

mauricio: he sido el papá que

ella buscaba.

yo me gané su cariño, su amor,

su respeto.

eso debería significar algo para

ti.

reneé: este no es el lugar

ni el momento para pelearse.

maría, ¿vienes un momento

conmigo, por favor?

maría: ¿para qué? ¿adónde vamos?

reneé: quisiera hablar a solas

con maría y prefiero que sea

fuera de la escuela.

maría: lo siento pero yo no me

quiero separar de mi hija.

reneé: anifer está muy

entretenida y aquí en la escuela

no le va a pasar nada.

no va a poder salir aunque

quiera.

mauricio: además, no está sola,

aquí está su papá para cuidarla,

aunque te cueste, debes confiar

en mí.

reneé: te aseguro que mauricio

no va a hacer ninguna tontería.

¿vienes, por favor?

kika: ¿cómo está mi gente?

jorge: qué alegría más grande.

qué susto me has dado.

kika: sorry, baby, pero si me

metí así es para que ninguno

de tus vecinos me vea.

jorge: porque tú todavía no

quieres que nadie de esta favela

se entere de lo nuestro,

¿cierto?

jorge: eso es correcto, pero...

kika: lo que pasa es que dejaste

pensando a kika y honestamente

lo mío no es hacerme cargo

de cuatro engendritos.

digo, tus chamitos,

tus adolescentes.

hijastros, lo que sea.

jorge: no, los cuatro son mis

hijos.

kika: el caso es que ellos

hasta son mis fans.

y por eso kika se quedó pensando

y decidió que sí.

jorge: ¿que sí qué?

kika: que si estoy dispuesta a

apoyarte y hacer el intento

de embarcarme contigo y numerosa

prole.

sólo que debes saber que si lo

hago, es porque siento algo muy

fuerte y súper chévere por ti.

jorge: yo también siento cosas.

kika: déjame hablar.

debe ser algo muy intenso como

para querer aventarme con un

hombre que lleva un saco de

chamos.

en pleno alboroto hormonal.

y si lo hago es porque realmente

estoy enamorada de ti.

jorge: bueno, esto, igual...

kika: no me interrumpas,

que casi no he hablado.

con respecto a mantener nuestra

bella relación en el closet,

yo lo entiendo porque debemos

darles tiempo a tus hijos,

a la gente, para que se

acostumbren a mi presencia.

que me conozcan...

jorge: perdón, no sabía cómo

cortar este choro insoportable

que estabas soltando.

y sí.

kika: ¿sí, qué?

jorge: que yo también estoy

dispuesto a entrarle a esto.

kika: ay.

rodrigo: ¿está bien?

rafael: no despierta, yo creo

que sí deberíamos de hablarle a

un doctor.

rodrigo: ¿y tú eres de mentiras?

rafael: no, pero yo soy médico

veterinario.

¿le vieron cara de perro o qué?

verónica: desde esta

perspectiva, sí se ve.

la raza ¿quién sabe?

perdón, no lo pude evitar.

antonio: ¿no necesitara

respiración de boca en boca?

verónica: te calmas, barrientos.

antonio: ok, me calmo.

>> con permiso, yo soy medico.

¿qué le pasó?

verónica: no sé, yo me imagino

que se desmayó.

antonio: así nada más, ¿no?

yolanda: ya estoy bien.

¿qué me pasó?

>> tranquila, ¿tú eres doctor?

¿me puedes ayudar por favor?

rafael: sí, claro, soy médico

veterinario.

te ayudo.

despacito.

tranquila.

yolanda: me golpeé, de pronto

sentí un golpe en la cabeza.

como si fuera un balonazo.

o algo así.

verónica: un golpe de calor.

una onda calórica, así se

siente, como un trancazo.

te tira.

>> todo bien, ¿mi amor?

¿ya está mejor?

>> pásame la niña.

rafael: que niña tan hermosa.

¿es hija de alguna de ustedes

dos?

ambas: sí, de las dos.

ernesto: tenemos que ir a ver

el partido de tania.

antonio: déjame llevar a

yolanda que se sienta mejor,

a otro lado.

apóyate bien.

verónica: ay, perdón.

mauricio: enana, sabes que yo

quisiera vivir contigo para

siempre, hasta que me convierta

en un viejito cascarrabias que

te persiga con bastón y todo.

anifer: yo también quiero verte

así, cuando seas viejito.

y arrugadito.

mauricio: a veces pasa que la

gente que se quiere se tiene

que separar.

y no sé si eso no pueda pasar

entre nosotros, siempre hay una

posibilidad.

anifer: no, porque nosotros

siempre vamos a estar juntos.

y ahora ya somos más.

mi mamá, reneé, tú, yo,

ya somos cuatro.

mauricio: lo único que te pido

es que estés muy atenta a lo que

venga por si...

por lo que pudiera pasar.

anifer: yo creo que mi mamá,

reneé, tú y yo nunca nos vamos

a separar.

oye, ¿y nosotros nos vamos a ir

a chiapas o mi mamá se va

a quedar aquí?

mauricio: ven acá, dame un

abrazo.

falcón: maría dejó el hotel

desde ayer.

fabián: vamos a ver adónde se

fue.

falcón: ¿usted cree que todavía

traiga consigo el celular que le

di?

fabián: por supuesto, no tiene

ni idea de estos rollos

tecnológicos.

debe estar en casa de mauricio.

tenía razón, está en casa de ese

inútil.

falcón: a lo mejor no ha salido

de ahí desde que llegó.

para mí que sigue en su cuarto.

fabián: ¿a qué te refieres?

falcón: en una de esas, en lugar

de darse de gritos,

se llevan perfecto.

usted me entiende.

fabián: no creo.

y si sí, les va a durar muy

poquito.

falcón: yo sigo sin entender

por qué se está dejando tanto

en traerla.

podría acusarlo, aliarse

a mauricio.

fabián: falcón, ¿tú nunca

jugaste de niño, verdad?

no.

[música]

[música]

reneé: ¿puedo saber por qué eres

tan desconfiada?

maría: ¿quieres las razones

en orden alfabético o por donde

me vaya acordando?

si no puedes entender mi

desconfianza sabiendo todo lo

que me ha pasado, no sabría

qué más decirte.

reneé: sí, tienes razón.

lo único que quiero es que

conozcas este lugar.

maría: pero no entiendo a qué me

trajiste.

reneé: quiero demostrarte que

mauricio es un buen padre y se

ha convertido en alguien muy

importante para tu hija.

lo peor que podrías hacer en

este momento es separarla de él.

antonio: ¡ahí está tania!

todos: ¡tania!

ernesto: ma, tania no se va a

lastimar, ¿verdad?

verónica: ¿por qué se va a

lastimar? las niñas juegan igual

de bien que los niños.

y no le pasa nada, mi amor.

ernesto: tengo miedo de que le

den un balonazo, esos sí duelen

bien duro.

antonio: siempre y cuando

no sean a propósito.

no, a los profesionales en la

cara.

verónica: no oí nada.

antonio: ¡venga!

todos: ¡gol!

antonio: ¡no puede ser!

no sabía que mi hija era una

crack.

>> es que tania heredó mi

patada.

antonio: muy bien, madre.

>> ¿qué, a poco no puedo o qué

te pasa?

antonio: no, sí, claro.

>> yo era buenísima.

lili: mi mamá nunca nos lo dijo

tal cual.

pero obvio, baldo y yo no fuimos

hijos planeados.

siempre creí que decidió

tenernos porque fuimos producto

del amor que hubo entre jorge

y ella.

pablo: ¿por eso quieres tener a

este niño?

¿porque lo hicimos tú y yo con

mucho amor?

lili: hay 20 mil cosas de las

que ni siquiera estoy segura.

y una de ellas es que tú y yo a

lo mejor ni siquiera nos podemos

hacer cargo del bebé.

tengo que ir a las canchas

antes de que me cachen.

luego nos vemos.

pablo: espera.

aunque entre tú y yo ya no haya

nada, quiero que sepas que

siempre voy a estar al pendiente

de nuestro bebé.

lili: yo no sé qué vaya a pasar

después pero por ahora,

sigamos así de lejitos.

para no tener broncas ni con

baldo ni con jorge, ni con

nadie.

pablo: como quieras.

de todos modos voy a estar muy

al pendiente.

como sea, también tengo derecho,

¿verdad?

lili: espérate.

pablo: ¿necesitas algo?

¿qué pasa?

lili: sólo quiero darte las

gracias, eso es todo.

jorge: por supuesto, cuando

nazca la criatura.

yo me voy a encargar de ella.

kika: yo no vine a discutir.

pero tampoco puedes quitarle la

responsabilidad que tiene la

chama.

jorge: no tiene responsabilidad

porque no es una chama,

es una niña.

kika: ni tan niña, porque ya se

embarazó.

deja de tratar a tus hijos como

si fueran unos carajitos.

son unos chamos grandes.

jorge: no me apetece hablar

de eso ahora.

estoy ocupado con otras cosas.

kika: ok.

respecto tu silencio.

pero, ¿sabes qué hora es?

jorge: no, sí, las dos y media.

kika: es hora de que esa bomba

venezolana se vaya porque no

deben tardar tus hijos.

jorge: no te puedes ir, porque

te tengo que enseñar una cosa.

kika: ¿y tú no deberías estar

en loga toys?

ya van varias veces que vengo

y te encuentro aquí

y no en la oficina.

¿todo está bien?

jorge: está todo muy bien.

es que estoy en unos días de

trabajar desde casa.

yo soy muy productivo en casa.

[mensaje]

perdón.

kika: ¿qué es eso?

jorge: el...

el whaps.

kika: "whats".

jorge: hay un grupo de loga toys

de whaps.

kika: whats.

reneé: después de buscarla por

todo el barrio, la encontramos

trepada ahí, y no había manera

de bajarla.

mauricio: lo que más me importa

eres tú, ¿quién más?

gracias, reneé.

anifer: ok. me voy a bajar.

mauricio: no, ¡cuidado!

por favor, tranquila

anifer: cuidado, no se vayan

a caer, eh.

reneé: mauricio casi se desmaya

de la impresión y yo por poco me

infarto.

cuando menos lo pensamos, anifer

ya estaba aquí abajo.

como si nada.

desde ahí se convirtió en la

changa, tarzana, la enana

voladora.

maría: sinceramente, esto que me

cuentas no me está ayudando

de gran cosa.

lo único que rescato es que

mauricio no fue capaz de cuidar

a una niña de siete años.

así de simple.

reneé: el punto es que mauricio

ha cambiado mucho.

la única razón de ese cambio es

el amor que le tiene a tu hija.

de verdad.

maría: no sé.

flor: ¿viste cuánto cuesta el

tratamiento?

nerón: ya lo decidí, en este

hospital me late, chocolate.

a ver qué sigue o qué hay qué

hacer.

flor: no, aquí está bien

carísimo.

mejor hay que buscar opciones en

hospitales públicos

yo sé que es un lastre, lo del

tramiterío.

nerón: no, aquí te vas a

atender, no te he dicho, pero yo

tengo mi guardadito y eso nos va

a hacer el paro.

flor: qué escondidito te lo

tenías porque yo no sabía nada.

nerón: hazme caso y déjamelo

a mí.

así como me ves, soy bien

ahorrativo.

¿quién se encarga del tocho,

morocho?

acá, su rey.

kika: cachifita, me da gusto que

todavía conserves tu empleo

con el catire.

reneé: nunca me imaginé verte de

nuevo por estos rumbos.

kika: vine a buscar al

abogaducho este, ¿cómo se llama?

para que me ayudara con unos

trámites, pero equis.

reneé: sólo espero que no hayas

venido a hacer una de las tuyas.

como alguna venganza contra el

catire o algo.

maría: ¿catire? ¿de quién

hablan?

kika: otra que le falta un

diccionario latinoamericanismos.

catire en venezuela significa lo

que para los mexicanos es güero,

rubio, de blonda cabellera,

así como yo.

¿y a todo esto, tú quién eres?

reneé: es una amiga y ya nos

vamos.

maría: soy maría cruz, soy la

mamá de anifer.

seguramente ya conoces a mi

hija.

kika: ¿tú eres la mamá muerta

de la pobre bendición?

¿resucitaste o qué?

porque si es así, esto sólo lo

ha podido hacer cristo y tú,

créemelo.

reneé: vámonos.

maría: se dijo eso pero fue un

malentendido porque como puedes

ver estoy viva.

kika: entonces, mauricio es un

mentiroso doble.

por suerte, yo no tengo nada con

él.

ese romance ya se acabó y ni

cenizas quedan.

reneé: vámonos.

maría: ¿tú y mauricio fueron

pareja?

kika: nada más romanceamos.

y si tienes algún interés con

él, déjame decirte que el papi

más deseado number 11 es

tremendo mujeriego.

rumbero y hace lo que sea con

tal de conseguir sus

caprichitos.

bueno, y la que se va soy yo,

bye, resucitada.

bye, cachifa.

reneé: no le hagas caso,

está medio chiflada.

mauricio: estos dos equipos

juegan muy bien, ¿no?

si tuvieras que irle a uno

a cuál le irías?

anifer: no sé, tengo amigos

en los dos.

mauricio: [habla en inglés]

los dos juegan padrísimo pero

hay que tomar una decisión, así

es la vida, o le vas a las

chivas o le vas al américa.

anifer: no te entiendo.

mauricio: no es que yo y las

metáforas futboleras como

que no, ¿verdad?

si tu mamá que juega padre al

fut, que es muy buena gente,

quiere que te vayas con ella al

pueblo, ¿qué le dirías?

time, todavía no digas nada,

porque en el rincón contrario

tienes aquí a tu papi lindo.

que no es vegano pero es

buenísima onda, divertido,

atractivo y en resumen

un tipazo.

anifer: ¿por qué me dices eso?

¿a poco tengo que escoger entre

mi mamá y tú?

mauricio: igual y ahorita no,

pero tal vez algún día sí

tenemos que decidir

y si eso pasa, yo te ayudo,

no te apures.

anifer: mi pueblo me gusta

mucho, yo creí que ya no íbamos

a regresar.

pensé que me iba a quedar aquí

para siempre.

mauricio: sí, yo también creía

eso pero ya ves.

tu mamá resucita, reaparece o lo

que sea, se quiere regresar a la

selva y yo no puedo evitarlo.

anifer: ¿por qué no?

¿a poco no quieres que yo viva

al lado de ti?

mauricio: es lo que más quisiera

en el mundo.

anifer: yo quiero estar aquí.

y que mi mamá también se quede

aquí.

papá, no puedo respirar.

mauricio: perdón, respira,

respira.

me pase, ¿verdad?

anifer: sí, mucho.

verónica: mira a tu hermana,

mira a tu hermana.

reneé: está muy claro que era un

niño bien, acostumbrado a tener

lo que él quisiera.

también un mujeriego que anduvo

hasta con la güera esa...

es que no la soporto, ¿sabes por

qué? por que hizo sufrir a

anifer diciéndole que estabas

muerta, sin prepararla siquiera.

y también te puedo decir que

mauricio la defendió con uñas y

dientes como león a su cachorro.

por eso y por mil cosas más que

te puedo contar, sería un error

separar a mauricio de tu hija.

al menos no en este momento.

separarlos les haría mucho daño

a los dos.

maría: no me gustó que le haya

mentido, pero tengo que aceptar

que a su manera y como pudo

trató de protegerla.

[golpean]

reneé: es que a mauricio se le

olvidan siempre las llaves.

fabián: ¿ustedes dos aquí?

[música]

[música]

>> ustedes pensarán que por ser

mujeres es más fácil, pero no es

así.

rodrigo: era justo lo que

pensábamos nosotros.

rafael: ¿cómo lo lograron?

>> primero pensamos que alguna

de las dos se embarazara de

forma natural con algún

conocido.

>> y la verdad es que no

faltaban amigos que estuvieran

dispuestos.

pero bueno, querían estar

presentes en la vida de nuestro

hijo como papás y no.

>> nosotras no queríamos eso.

queríamos que nuestro hijo fuera

solamente nuestro.

sin la presencia de ningún papá.

rafael: las entiendo

perfectamente bien,

eso es justo lo que estamos

buscando mi esposo y yo.

tener un hijo para ser los papás

de él.

él y yo nada más, sin la

presencia de la mamá.

rodrigo: por la experiencia que

tuvieron ¿qué nos recomiendan?

>> ¿ya pensaron que alguien les

done un óvulo y les preste un

vientre?

rafael: justo acabamos de pasar

por algo así pero

desafortunadamente no funcionó.

rodrigo: estamos viendo otros

métodos.

rafael: ¿cómo le hicieron?

rodrigo: dígannos.

>> ¿les contamos?

rafael: sí.

reneé: cálmate, por favor.

maría: ¿cómo me voy a calmar?

si lo que quiero es sacarle los

ojos a ese imbécil.

¿cómo te llamas, adrián,

sebastián?

fabián: fabián.

maría: ¿cómo pudiste usar así a

tu propia hija?

reneé: cálmate.

fabián: sí, cálmate.

¿tú qué me reclamas?

ni siquiera te tomaste la

molestia de avisarme que

teníamos una hija.

me lo dijiste hace unos meses y

porque no te quedaba de otra.

si yo no puedo verla como hija

es por tu culpa.

maría: eres un desgraciado.

fabián: y tú una irresponsable.

así que no me vengas con

sermones.

¿qué esperabas?

¿que me dijeras que soy papá y

nada más por saberlo me naciera

el amor así por generación

espontánea?

maría: no entiendo por qué desde

un principio te hiciste pasar

por alguien más.

parece que lo hubieras planeado.

desde el momento en que me

conociste.

fabián: tampoco soy tan

maquiavélico.

lo último que me interesaba

era dejarte embarazada.

reneé: bueno, ya, ¿qué quieres?

fabián: nada que a ti te

importe, vine a hablar con

maría.

pese a todo lo que pasó y aunque

no me lo creas,

quiero compensarte por el daño

que te hice por dejar a la niña

con mauricio.

y por eso te busqué.

no pensé que te iba a encontrar

en la cárcel.

reneé: que casualidad, que yo

sepa, tú no haces nada gratis,

si la buscaste no fue para

compensar nada, fue para fregar

a mauricio, para que maría se

lleve a anifer.

fabián: ¿tú crees que lo peor

que le puede pasar a mauricio es

que una madre recupere a su

hija? si lo ves así, tienes una

idea muy retorcida de lo que es

fregar a alguien.

reneé: tú lo que quieres es

confundir a maría.

fabián: vamos a dejar esto

claro.

yo lo que quiero es que todo

el mundo sepa que tu querido

mauricio desde hace mucho tiempo

sabía que maría estaba

injustamente en la cárcel.

y no fue capaz de mover un solo

dedo para decir que él tenía a

su hija.

[silbato]

todos: ¡gol!

verónica: bravo, tania.

aplaude a tu hermana.

apláudela.

mauricio: qué bien juega tania.

como la veíamos siempre vestida

de prima bailarina,

no se me hacía que le gustaran

estas jugadas tan rudas.

anifer: ¿le pueden gustar las

dos cosas, no?

mauricio: claro.

claro que sí, qué lista eres.

anifer: reneé y mi mamá ya se

tardaron mucho.

mauricio: las vamos a alcanzar

en la casa.

anifer: ¿y tú quieres a mi mamá?

mauricio: yo a quien quiero es a

reneé, yo a tu mamá le tengo

cariño porque es tu mamá

y gracias a ella ye tengo aquí

ahorita.

[gritos]

verónica: ¡eso!

muy bien.

antonio: ¡muy bien, hija!

hija,

va, foto.

pónte, tania.

verónica: pero sonrían.

fabián: si no me crees,

averigua.

si mauricio nunca te buscó, si

nunca te dijo nada de anifer

obviamente fue porque no te

quería cerca de su hija.

reneé: eso no es cierto y tú lo

sabes perfectamente.

todo lo que estás diciendo lo

vas a tener que repetir frente

a mauricio.

fabián: a eso vine, pero,

¿dónde está?

si está cruzando la frontera con

todo y niña, entonces sí llegué

tarde. lo siento, con la pena.

maría: no se puede ir con ella,

yo tengo los pasaportes de los

dos.

reneé: eso es cierto.

mauricio adora a anifer,

tanto que la registró con sus

apellidos.

le sacó su pasaporte, se hizo

pasar por su padre nada más para

que no lo separen de ella.

maría: no es que me ponga del

lado de este tipo, pero tú sabes

que mauricio sí se quería llevar

a anifer del país.

reneé: sí, pero recapacitó

a tiempo y te la trajo.

no se la llevó.

fabián: si quieres esperar a que

se desaparezca con la niña,

adelante.

pero piénsalo bien, aquí el

único que puede ayudarte para

que la recuperes sin problemas,

soy yo.

mauricio: resulta que aquella se

quiere llevar a la niña al

cerro.

a chiapas.

jorge: mal, al final del día,

lo único que sabemos es que la

señorita cruz estuvo en la

cárcel.

mauricio: tú siempre me

comprendes, menos mal que te

localicé, hace mucho que no

hablamos del tema.

¿crees que podamos vernos al

rato?

jorge: no creo, estoy ocupado.

quizás tarde, muy tarde.

mauricio: ¿qué tanto haces?

jorge: nada, cosas mías, sí,

cosas mías.

mauricio: ¿ahora qué hago?

¿crees que pueda quitarme a mi

hija?

jorge: no sé, creo que lo mejor

que puede hacer es llegar a un

acuerdo con la señorita.

resulta que es su madre.

mauricio: entonces, ¿yo qué soy?

jorge: es una figura paterna

pero no es su padre biológico.

anifer: ¡papá!

mauricio: al rato te marco.

gracias, bye.

[música]

>> primero pensamos en ir al dif

y adoptar a un niño.

>> hay que recordar que hay

muchos niños que no tienen

familia y que les falta mucho

cariño y amor.

rodrigo: por supuesto.

entonces, ¿la niña, la

adoptaron?

>> sí, pensamos eso, pero

después nos enteramos que había

un banco de espermas y optamos

por un tratamiento de

reproducción asistida.

rafael: entonces una de ustedes

dos es mamá de la bebé.

>> yo, pero las dos...

>> las dos la queremos

muchísimo.

rafael: y claro, es de las dos.

rodrigo: muchísimas felicidades,

son unas mamás bellísimas.

>> si están decidiendo, yo creo

que la mejor opción sería una

donación de un óvulo o la

adopción.

porque acuérdense que un papá es

quién cuida y quien ama.

tiene mucho sueño.

>> hablando de niños, nosotras

vamos a buscar al nuestro porque

le prometí llevarlo a comer

hamburguesas.

rafael: ¿el niño campeón también

es hijo suyo?

>> sí, también, ¿vieron qué

guapo?

>> esa es otra historia y

después se las cuento.

rafael: gracias, muchísimas

gracias.

>> mucha suerte con eso.

ojalá tengan un bebé pronto,

les va a cambiar la vida.

bye.

rodrigo: ¿viste?

rafael: manos a la obra,

a buscar otra amiga que nos

alquile el vientre y uno de los

dos sea el papá biológico.

rodrigo: bájale de rayitas,

tranquilízate.

siento que te estás obsesionando

con este tema, vamos tranquilos,

pasito a pasito.

vamos analizando todos los

métodos.

si haciéndolo a través de una

clínica, vamos a andar

pidiéndole favores a una amiga.

rafael: no, aquí el único que

quiere ser papá parece que soy

yo.

a ti no te importa.

rodrigo: tranquilo.

rafael: no me tranquilizo.

olvídalo.

rodrigo: ¿rafael?

chari: ¿en qué cabeza cabe andar

con un tipo que tiene cuatro

muchachos adolescentes?

¿tú estás loca o tienes vocación

de mártir?

kika: te llamé para

compartírtelo, no para que me

des sermones.

chari: ¿qué tiene ese hombre

para que te haya convencido de

estar con él a pesar de sus

engendros?

es muy bueno para la gozadera,

¿o qué?

kika: no todo es eso.

lo que hay entre nosotros es

amor, el amor más chévere del

mundo.

chari: ay, sí, amor.

tú ni sabes como se come eso.

¿y ya pensaste cómo va a

reaccionar papi cuando se

entere?

kika: me tiene sin cuidado.

él no es nadie para decirme

qué hacer con mi vida.

y no creas que se me olvida que

él mintió y le echó la culpa al

papá de mauricio cuando él era

responsable.

chari: como tú digas, pero sigo

sin entenderte.

¿qué te hizo cambiar de parecer?

dijiste que el tal jorge era

persignado.

conservador y un súper machista.

kika: sí lo es.

pero el amor lo puede todo.

y con el amor lo puedo hacer

cambiar.

es que yo vuelo con todo

y jaula.

y hasta pudo hacer cambiar

a kika.

chari: me aburres.

jorge: [ríe]

pónganse en mis zapatos.

imagínese que me entra en el

auto un colega.

un compañero de profesión,

para mí sería bien difícil

explicar por qué yo soy chofer.

no sabría cómo.

>> tan fácil como decir que

usted tomó la mejor opción para

sacar adelante a su familia.

yo creo que este es un buen

trabajo, se gana bien.

usted es su propio jefe.

lejos de apenarse, debería

sentirse orgulloso.

jorge: sí, puede ser.

nerón: hay que ser más

ambiciosos, hasta a ti te

conviene.

pablo: ¿y a mí por qué?

nerón: porque si nos entra más

varo, tú ganarías mejor.

y tú también, te irías con

hartos dolarucos a los united.

pablo: ahorita yo no me pienso

ir para el otro lado.

no me puedo desentender del hijo

que vamos a tener lili y yo,

ni modo que me vaya así nomás.

nerón: por eso, necesitas más

lana.

un hijo cuesta un billetote.

felicidades por querer hacerte

responsable, porque casi todos

dejan su regadero de escuincles

y luego se desaparecen.

pablo: así me enseñó mi papá,

que haga lo que haga, hay que

hacerse responsable.

aunque después él se fue.

yo nomás te digo que el

chilpallate te va a cambiar la

vida.

incluyendo tus planes de

estudiar,

es un paquetón marca chamuco.

¿ya te diste color de eso?

>> lo que quiero decir es que la

vida da muchas vueltas.

es como la rueda de la fortuna.

a veces está arriba, a veces

abajo.

jorge: ¿a usted le pasó?

>> sí, así es.

seguramente no me reconoce pero

yo trabajé de actor en la tele.

no era gran protagonista ni el

galán de la novela pero digamos

que tenía papeles medianos

y ahí la iba llevando.

jorge: lo siento, porque yo no

suelo ver telenovelas pero

mi ex mujer sí veía telenovelas.

¿y qué le pasó?

>> anduve picando piedra un

tiempo, pero me apretó la crisis

y tuve que cambiar de giro.

ya llegamos a mi trabajo,

¿me deja ahí adelantito?

jorge: sí, claro.

ya hemos llegado, señor.

permítame tantito.

>> gracias.

jorge: al final no le fue tan

mal.

quiero decir, montó su propio

restaurante.

>> bueno fuera.

ni modo, hay que entrarle

a todo.

si yo tuviera carro, andaría ya

manejando como usted todo el

día.

muchas gracias, buen día.

jorge: que estés bien.

[música]

[música]

baldo: lili, ey, ¿y tú dónde

andabas?

que estuve en la escuela y no te

vi en un buen rato.

lili: ¿a ti qué te importa?

¿eres mi guarro o qué?

baldo: soy tu carnal.

¿se te hace poco o qué?

ya no se puede hacer nada,

ya te embarazaste.

ya te fregaste la vida.

lili: cállate, hombre.

valentina: baldo, no le hables

así.

baldo: es la verdad.

por no aguantarse ya se amoló

y para colmo con este indio.

lili: ¿a ti se te olvida que mi

mamá también fue madre soltera

y nos sacó adelante a ti y a mí?

como se nota que eres igualito

a jorge.

saliste igual a él.

valentina: en lugar de juzgarla,

lo que tienes que hacer es

apoyarla.

samuel: si a ti no te parece,

allá tú, nosotros estamos del

lado de lili porque es nuestra

hermana.

baldo: ahora sí los tres bien

juntitos.

como hermanitos.

ni ustedes se la creen.

y tú más que nadie.

lili: te voy a decir una cosa,

no te metas conmigo ni me digas

lo que tengo que hacer.

yo sé perfectamente.

ya veré yo cómo le hago para

salir adelante.

¿cómo ves?

valentina: bájale, baldo.

samuel: compréndela.

baldo: ¡ya! cállense.

samuel: ya quisiera ver que

estuvieras igual que ella.

todos: [gritan]

verónica: qué bárbaro.

>> si van a seguir dando de

pelotazos, mejor que sea allá

afuera.

antonio: no, madre, que lo hagan

aquí mejor.

no, espérense, vamos a festejar

a la campeona dibujando.

yo les traigo las cosas.

verónica: yo lo que quisiera es

dormir, suegra.

pero me doy un baño, me cambio

de ropa, me pongo la pila.

y vámonos.

tania: sí, es en serio.

¿verdad, neto?

anifer: ustedes me están

mintiendo.

tania: a que no, vas a ver.

papá, ¿verdad que mi mamá y tú

se van a divorciar?

antonio: este... ¿no quieren que

les traiga unos chescos?

una agüita de limón, menos

azúcar.

tania: sí, papi, qué rico, pero,

¿verdad que sí se van a

divorciar?

yo ya le dije a ani que sí, pero

que tú vas a seguir viviendo

aquí cerquita y ella no me cree.

pero todos los días nos vamos a

seguir viendo como siempre.

verónica: todavía no hemos

hablado tanto de eso,

mis cachorros.

además, no es tema para todos

los niños.

no me vayan a espantar a anifer.

tania: de todos modos van a

estar con nosotros, por eso no

tenemos miedo.

ernesto: yo tampoco tengo miedo.

fidel: yo no soy miedoso.

ernesto: ustedes siempre van a

seguir siendo nuestros papás.

mauricio: ¿qué haces en mi casa,

infeliz?

fabián: quieto.

reneé: lo único que quiere es

hacerte quedar mal con maría,

no le des el gusto, cálmate.

fabián: hazle caso a tu

noviecita.

al fin que ella es tan cómplice

como tú de robarle a su hija.

mauricio: yo no le robé nada

a nadie, imbécil.

no metas a reneé en esto,

aquí el problema es entre

tú y yo.

maría, lo único que quiere

fabián es quitarte todo lo que

me es importante.

no me deja en paz, por eso te

ofrece ayuda.

¿no ves que te está usando?

fabián: ¿estás seguro que soy

yo? si yo no le hubiera ofrecido

mi ayuda, maría seguiría

refundida en una cárcel y de

guatemala.

mauricio: tú me dijiste que era

una delincuente, que anifer

estaba en peligro si ella la

encontraba.

fabián: yo nunca te dije una

cosa así, por favor.

y aunque tuvieras pruebas de que

maría era inocente, un egoísta

jamás piensa en los demás.

y tú eres el peor de todos.

siempre has sido tú,

primero tú.

después tú y al último tú.

mauricio: lárgate, no te quiero

aquí, no quiero oírte más.

vete de mi casa.

fabián: no se te olvide, puedes

contar conmigo.

mauricio: exactamente como

cuando ella te mandó a anifer

y te deshiciste de tu hija

dándomela a mí.

igualito.

fabián: disculpa la

interrupción.

yo te puedo ayudar a que este

tipo no te la quite.

también sabes que yo no voy a

exigir ningún derecho como

padre.

está claro, ¿no?

¿cuál de los dos no te va a

pelear a tu hija?

permiso.

permiso.

quieto, quieto.

[música]

[música]

Cargando Playlist...