null: nullpx
Cargando Video...

Pájaro Soñador Capítulo 23

28 Nov 2020 – 12:00 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

ayhan: sanem.

sanem, ya despierta.

tu madre no deja de preguntar

por ti, ten piedad de mí.

oye.

sanem: déjame, ayhan.

quiero estar tranquila, déjame.

ayhan: no entiendo cómo puedes

sufrir por amor bajo las sábanas

con este calor.

tienes que ser realista,

lo hecho, hecho está,

no lo puedes cambiar, levántate.

sanem: ayhan, no quiero nada.

no tengo ganas de hacer nada.

mi corazón lo extraña,

solo quiero verlo.

ay, ¿cómo viviré sin verlo,

amiga?

ayhan: nada te impide verlo.

está en redes sociales.

lo puedes ver y hasta acosarlo.

sanem: ayhan,

me encanta tu apoyo.

[golpes]

ayhan: ¿y eso?

sanem: ayhan.

[golpes]

¿será que vino el señor can?

ayhan: déjame ver.

no, mejor no.

¿por qué yo? mejor ve tú.

él quiere verte y si sales,

se van a ver los dos.

sanem: está bien, iré yo.

[suspira]

está abajo.

el señor can vino.

ayhan: corre.

can: ¿qué fue?

¿qué fue lo que me hiciste?

ni una noche lo soporté.

no resistí no poder verte.

sanem: ni yo.

can: ¿ni tú?

¿de verdad? ¿lo dices de verdad?

sanem: ayer no pude dormir

porque no te dije

que te quedaras.

can: escapemos de aquí, ahora.

sanem: ¿adónde?

can: ¿qué importa?

te quedarás conmigo, ¿verdad?

[golpe]

muzzafer: ¡bienvenida

al vecindario!

eres como nuestro sol.

oí a mela decir que habías

renunciado a tu trabajo

y que regresaste a la tienda.

te lo juro que siento

una alegría muy grande,

es la mejor noticia

que he tenido.

bailaría toda la noche,

no sé de qué manera festejar

el acontecimiento,

pero ¿sabes qué? ¡bienvenida!

sanem: zebercet,

¿por qué me arrojas piedras?

zebercet.

muzzafer: no lo sé,

tengo ganas de hacer cosas

muy locas, ¡bienvenida!

sanem: ay.

zebercet.

muzzafer: ¿y a dónde fue?

regresa, sanem.

¡sanem!

ceycey: [gime]

oye, ¿qué haces? ¿estás loco?

¿por qué lanzas piedras?

me pegaste en el ojo

y me duele mucho.

¿tengo sangre?

dime si estoy sangrando.

no hay sangre, ¿verdad?

pero si me hubieras lastimado,

¿qué pasaría?

respóndeme, ¿qué pasaría

si estuviera mal herido?

muzzafer: lancé una piedra

a la ventana de alguien

de mi vecindario y luego

por accidente te cayó a ti,

¿por qué alzas la voz?

¿por qué haces un escándalo?

oye, no me mires

con esos ojotes.

ceycey: si estoy aquí,

es porque soy amigo de sanem

del trabajo.

decidí venir por ella,

la ubicación coincide

con esta casa.

muzzafer: no, nada de eso,

la señorita sanem

ya no trabaja más, renunció,

¿sabes la noticia?

ahora se dedicará a la familia,

los niños y la tienda.

además, ¿qué empresa es esa?

el jefe viene hasta su casa,

los empleados también

se presentan.

¿cuál es el interés con ella?

ceycey: eso a ti no te interesa,

no te metas.

ayhan: sanem, ceycey está abajo.

sanem: ¿ceycey está aquí?

¿y a qué vino?

ceycey: ¡voy a pasar!

muzzafer: claro que no.

ceycey: me acabas de tocar,

no me toques, me estreso

cuando me tocan, mira,

si te toco, tú también

te estresas.

muzzafer: no, no me estreso,

¿por qué? porque yo vivo aquí.

lárgate, ¿por qué vienes

a la casa de sanem?

ceycey: te pido que te hagas

a un lado y me dejes pasar,

por favor.

muzzafer: no, nada de eso.

ceycey: ay, ahí no se toca.

otra vez tocándome.

sanem: basta.

ayhan: ceycey, ¿qué haces aquí?

y tú, muzza,

¿qué están haciendo?

muzzafer: pues no sé qué quiere

él.

ceycey: ayhan, ahí estás.

mira, otra coincidencia.

es el destino que nos une, ¿ves?

sanem, ¿qué tal? ¿qué haces?

saluda y ábreme la puerta,

te llevaré al trabajo.

sanem: no es verdad.

muzzafer: y este no sé

a qué vino.

>> derecha, ahora.

no bajes la guardia.

con calma, con calma.

ahora.

arriba.

debí traer a unos amigos.

>> así no es posible

que podamos trabajar,

esto es una pérdida de tiempo.

deren: oye, emre,

¿qué estás haciendo?

emre: dame un segundo.

por favor, es mi trabajo.

deren: disculpa, no quería

interrumpirte, pero...

ceycey no ha hablado.

quizás no encontró la casa

de sanem.

¿ahora qué hacemos?

ella trabajaba con unos

documentos.

tráemelos y le pasaré el trabajo

a algún otro.

guliz: deren,

tú misma nos dijiste

que le enviáramos todo

lo relacionado al proyecto galín

al señor can, lo hicimos.

no tenemos nada en la oficina.

deren: entonces,

bravo, chicos.

son increíbles.

gracias.

guliz: [susurra] es por tu

culpa.

>> hice lo que me dijiste.

guliz: cállate.

ceycey: ay, sanem, eres muy

necia, ¿cómo que no irás?

estás loca.

sanem: renuncié, no voy a ir.

¿cómo quieres que

te lo explique, ceycey?

ceycey: muy estimada persona,

pero creo que no comprende.

la chica renunció,

dejó el trabajo,

dijo que quiere dedicarse

a la familia.

eso ya lo dije yo anteriormente,

¿qué más hay que explicarte,

amigo "jeycey"?

ceycey: ¿cómo que "jeyjey"?

muzzafer: ceycey, ¿qué?

tampoco tiene sentido.

¿vas por nuestras calles

gritando ese sonido, jeyjey?

¿eso qué significa?

ayhan: zeber, cállate, ¿quieres?

ceycey: zeber.

muzzafer: eso al menos viene

de un nombre, el tuyo no.

piénsalo bien.

hazlo, amigo.

ceycey: [ríe]

locutor: "deren llamando".

ceycey: deren está llamando,

no puedo contestarle ahora,

no puedo, ¿qué le voy a decir?

ayhan: oye, ceycey.

¿por qué no te sinceras

con el señor can?

dile que sanem renunció

a la agencia, es algo simple.

ceycey: ayhan, ojitos.

lista.

eres lista, pero el señor can

no sabe nada.

deren llamó a sanem

para que regrese porque prometió

aprenderse 300 páginas

y hacer un resumen.

¿no lo dijiste?

lo dijiste, lo juraste.

sanem: sí, sí lo dije.

¿y el señor can

por qué no asistió?

ceycey: dime por qué

me preguntas eso.

el tema aquí eres tú.

el señor can es el jefe,

si quiere, va o no.

voy a contestar.

hola, sí, dime.

deren, la encontré, te la paso.

sanem: no.

no.

ceycey: contesta.

sanem: está bien.

deren: sanem, ¿dónde estás?

ven inmediatamente.

pagarás lo que hiciste,

agradece que tengo algo

muy importante que hacer

ahora mismo.

sanem: [carraspea]

lo siento, deren, no voy a ir.

renuncié.

deren: ¿cómo que renunciaste?

¿a quién le importa?

ven y termina el trabajo.

tráeme los documentos

y después elige irte

a donde quieras.

ceycey: sanem, termina el

trabajo, por favor, te lo ruego.

no pienses en ti, piensa en mí,

en la agencia--

no, en la agencia no.

piensa en el señor can--

no, tampoco, piensa en el señor

aziz, piensa en algo.

sanem: sé bien en quién pensar.

deren: ¿y bien, sanem?

¿qué dices?

sanem: si lo pides de la manera

amable, regresaré.

deren: ¿qué?

ceycey: no, sanem, no empieces.

sanem: renuncié,

no estoy obligada a regresar,

pero si me lo pides,

por favor, iré.

deren: espera un segundo, sanem.

sanem, no cuelgues.

sanem, linda.

por favor, ven a la agencia.

sanem: claro que sí, deren,

cuenta conmigo,

¿por qué me negaría?

por cierto,

trabajaré desde casa.

deren: por favor,

trabaja donde quieras,

pero tienes que ir

a casa de can.

todos los documentos

los enviamos para allá.

sanem: ¿qué?

deren.

colgó.

yo debo ir a casa

del señor can,

dijo que todos los documentos

los enviaron para allá.

ceycey: yo los buscaré,

no tienes que ir,

yo me encargaré.

tú enfócate en el trabajo.

sanem: ay, no, no.

no, no te preocupes.

haré un esfuerzo.

cumpliré el trabajo.

no es tan difícil

ir a casa del señor can.

ayhan: espera, sanem.

oye.

dijiste que no lo verías más.

sanem: es que no regresaré

a la oficina, no lo veré más.

solo hoy, dos minutos.

en lo que hago la presentación.

ayhan: te será muy difícil

olvidarlo.

[tema musical]

>> llevamos horas aquí.

>> ya estoy aburrido.

emre: escúchenme.

lo siento, esto no es algo

que conozca, es decir...

no sé qué hacer.

deren: tranquilo, emre,

si tienes alguna idea, dila.

¿cuál de las dos elegirías?

emre: la tengo, sí, sí, sí.

bien, "¿dónde están

mis condiciones orgánicas?",

esa es la pregunta

de la gallina, ¿no?

¿qué dicen si le ponemos

algo de música?

algo triste, toma nota.

deren: son increíbles.

emre: vemos la expresión

de dolor de la gallina,

y vemos unos huevos

pequeños e indefensos

separados de la mamá.

se ve que sufren, quiero que

haya algo de música dramática.

escríbelo, escríbelo, ya.

deren: no es mi intención

interrumpirte, pero ya hemos

elegido la canción, emre.

y a los clientes les encanta.

ha sido la misma durante

todo un año, ¿sabes?

vendemos pollos y huevos.

no sé, tal vez esta conexión

tan emocional es demasiado.

emre: entiendo, entiendo.

está bien, les repito

que esto no es algo

que yo entienda bien.

deren, tú decídelo, ¿sí?

vamos a concluir la reunión.

estudiaré estos diseños

y hablaremos después,

¿les parece bien? ¿sí?

ah, también me llevo estos.

gracias, bonito día para todos.

[murmullo]

deren: ¿habrá alguien

que pueda prepararme un expreso?

doble si es posible.

dos dobles.

ay, can.

ay, can, can,

mira lo que me has hecho.

>> izquierda, golpea.

golpea, golpea.

izquierda, golpea.

abajo, por hoy es suficiente,

ya estoy cansado.

can: vamos, aún tengo

mucha energía.

>> abajo.

vuelta.

derecha.

golpea.

vuelta.

para, para.

ya no estoy concentrado,

ya estoy cansado, suficiente,

terminamos por hoy

o te lastimarás.

can: [grita]

>> te diré algo.

tu problema no lo resolverás

con esto.

yo ya me voy, cuídate.

[timbre]

can: ¿sanem?

sanem: ay.

¿qué le pasa?

siempre hace lo mismo.

can: yo... entrenaba.

¿pasa algo?

sanem: vine por unos documentos.

deren me dijo que los enviaron

aquí y necesito algunos,

por eso vine.

can: entiendo,

pero ¿no habías renunciado?

sanem: sí, lo dejé,

pero este es un pendiente

que debo terminar,

me lo pidió deren.

lo terminaré y mañana

ya no iré a trabajar.

can: sí, renunciaste.

y no piensas volver.

pasa y búscalos.

sanem: ay, me siento mal.

porque me dijo que

no lo volviera a ver más.

discúlpeme, si quiere,

no pasaré.

can: no, sanem, yo no quise

decir eso.

no hablé de que no me miraras.

puedes pasar a buscar

los documentos,

si quieres mirarme, hazlo,

pero me parece que no quieres.

solo entra por los documentos.

sanem: está bien.

entonces, tomaré los documentos

y no lo molestaré más.

can: estoy seguro que están

por ahí, tómalos.

yo iré a bañarme.

sanem: [suspira]

muzzafer: las ventas van

muy bien, qué alegría.

más 500.

mevkibe: buenos días.

muzzafer: miren a quién

tenemos por aquí.

señora, sea muy bienvenida.

al ver que regresó,

supongo que le agradó

nuestra tienda, pero ¡qué gusto!

¿quiere algo de tomar?

yo mismo se lo traeré.

un té de azafrán

o un postre delicioso,

dígame qué es lo que quiere.

mevkibe: no quiero nada,

no tengo tiempo.

además, ¿de dónde lo traerás?

ay, toma esto

y hazme la devolución.

muzzafer: ¿qué pasó?

¿no le gustó al señor nihat?

mevkibe: no digas tonterías,

si vine, es porque todo

es muy costoso,

no está en mi presupuesto.

por eso te lo devuelvo.

muzzafer: ah, no, lo siento,

no se permiten devoluciones.

ese es un principio básico

de nuestra tienda.

somos formales,

no podemos aceptar

ninguna devolución de nadie,

señora mía.

mevkibe: ¿no me conoces?

muzzafer: no quise decir eso,

no me malinterprete.

usted nunca sería como

las demás, es nuestra clienta

favorita, nuestra consentida,

pero tenemos reglas estrictas

que no puedo romper.

nada de devoluciones.

mevkibe: muzzafer,

hazme el reembolso,

no voy a discutir más.

muzzafer: entonces,

puedo hacerle un cambio,

y solo porque es usted,

querida casi madre,

pero a nadie más.

mevkibe: está bien.

buscaré algo para las chicas.

muzzafer: sí, seguro que

encuentra algo para sus hijas.

vea la mercancía con calma.

tenemos gran variedad.

[murmullo]

guliz: ceycey.

ceycey: dime.

guliz: ceycey.

¿dónde estabas? ¿dónde está

el señor can? ¿y sanem?

ceycey: tranquila,

todo está bajo control

gracias a mí.

guliz: ¿qué dices?

¿cómo puedes estar

tan tranquilo?

ceycey: mira, hay un momento

en la vida en que te sobrepones

a los problemas y te conviertes

en adulto, guliz.

espero que algún día

llegues a experimentarlo.

hablé con sanem y trabajará

en la casa del señor can,

yo lo autoricé.

si esta agencia tiene a ceycey,

todos pueden seguir

trabajando en paz.

deren: ceycey, ¿por qué

no me dijiste que habías

llegado a la agencia?

ceycey: cálmate, acabo de

llegar, todo está bajo control,

deren.

deren: ceycey, ¿significa

que no estás enterado de nada?

emre entró a la junta

y reescribió la campaña.

todos perdimos el tiempo

y ya no aparece, hay caos,

hay caos, ceycey.

¡caos, eso que tanto amas!

deren: oye, ¿qué puedo hacer yo,

deren?

deren: tráeme un café.

¡café!

guliz: deren, seria tu quinta

taza de esta mañana.

no deberías tomar tanto café.

deren: ¡café!

[música]

>> ay, estás de regreso.

aysun: sí, amiga, así es.

>> te espero en la tienda,

tenemos cosas que seguro

te van a encantar.

mevkibe: muzzafer, dame esto,

volveré más tarde.

muzzafer: muy bien,

así podrá ver la nueva

mercancía que llegaré.

aysun: ya te contaré más.

>> te veo pronto, adiós.

aysun: ay, mevkibe, ¿cómo estás?

¿regresaste a comprar más?

mevkibe: no,

solo pasé a felicitarlo.

aysun: en la apertura

felicitaste a mi hijo,

¿vendrás todos los días

a darle los buenos deseos?

¿será que no tienes nada

que hacer?

muzzafer: ay, no digas nada,

madrecita, los buenos deseos

nunca están de más.

la señora puede venir

todos los días.

muy pronto iremos a su casa

a pedir de nuevo a sanem.

los planes de boda continuarán,

ahora trabajo muy duro

y los vecinos me admiran

y en mi tiempo libre

escribo poesía, ¿qué les parece?

aysun: bueno, por lo que veo,

estar en la tienda

te sienta bastante bien,

pero llegó la hora

de que el jefe también

se vaya a casa a descansar,

hijo.

vete, yo me quedo.

muzzafer: ¿y tú serás la jefa?

no acordamos nada de eso,

madrecita.

abrí la tienda porque la silla

del jefe sea mía.

algún día sanem dejará

el trabajo, volverá a la tienda,

¿quién la cuidará?

yo seré ese hombre

y por eso debo trabajar.

aysun: no te di mi autorización

para que abrieras una tienda

de lencería.

me avergüenza que vendas

esta clase de ropa, obedece.

muzzafer: está bien, serás

la jefa, no quiero discutir.

iré por la calculadora

y trabajaré desde casa.

aysun: está bien.

date prisa.

mevkibe: ¿has tomado las riendas

del negocio y serás la jefa?

¿ya no limpiarás los pisos

de tu casa diez, 20, 30 veces

al día? ¿prefieres la tienda?

aysun: ¿tú qué sabes

de estas cosas? son problemas

de las mujeres que trabajan.

solo una mujer emprendedora

los conoce, regresa a tu casa

y piensa qué harás,

preparar la cena,

limpiar la losa,

lavar los pisos, mantén

tu casa limpia es lo mejor.

tú tienes trabajo que hacer,

y yo también, adiós,

adiós, hasta luego.

mevkibe: ¡quién se cree, ay!

mujer de negocios...

¡mm!

sanem: [exhala]

¡ay!

conciencia: detente.

si te vas, no volverás a ver

al señor can.

sanem: pero es hora de irme.

conciencia: espera un poco,

encuentra algo, alguna excusa.

sanem: ¿y qué voy a decirle?

solo quiero quedarme en su casa.

¿eres mi conciencia?

conciencia: lo soy.

sanem: me volví completamente

loca, antes solo hablaba

conmigo misma, ¿y ahora hablo

con mi conciencia?

conciencia: lo sabes mejor

que nadie, no lo volverás a ver.

sanem: lo pienso,

pero ¡no se me ocurre nada!

¿qué le diré?

¿cuál es tu idea?

¡dime qué debo hacer!

¿ya te fuiste?

can: ¿sanem?

sanem: ¿hola? sí, sí.

un segundo.

¿señor? está bien, nos vemos.

can: sanem...

sanem: no puedo irme,

debo quedarme.

can: ah...

sanem: [exhala]

¿aquellos...

documentos los necesitará?

can: sí, sí los necesito,

¿por qué?

sanem: es lo que necesito

para trabajar.

can: hay copias en la agencia.

sanem: no puedo ir.

can: ¿por qué?

sanem: porque...

porque yo no tengo

una buena relación con deren,

y ahora todos me preguntarán

por qué renuncié,

no quiero pensar en eso--

can: por supuesto, porque

no tienes un argumento lógico,

y no sabes qué decirles.

sanem: es justo por eso--

can: claro, entiendo.

entonces, sacaré copias,

te las envío a casa

y trabajarás desde allá.

sanem: en la casa, no.

can: ¿por qué?

sanem: eh...

porque no tengo computadora.

can: ¿por qué?

sanem: [exhala]

hace demasiadas preguntas.

eh, porque no necesito una

en la tienda, además

no entiendo mucho de ellas.

déjeme trabajar aquí,

no lo molestaré,

no seré un problema.

can: ¿aquí?

sanem: sí, ocuparé ese rincón.

no se dará cuenta que estoy ahí.

can: sanem, ¿qué pasa?

¿te sientes culpable

por lo de anoche, es eso?

sanem: no, no es por eso.

can: si no es eso, ¿qué pasa?

¿qué es? ¿por qué estás aquí?

¿eh? no te entiendo,

no sé qué es lo que quieres.

sanem: tiene razón,

esto es muy ridículo,

mejor me voy.

can: ¡sanem!

sanem: ¿quiere soltarme?

can: lo siento, discúlpame,

creo que otra vez

estoy siendo grosero contigo

sin darme cuenta.

puedes quedarte

el tiempo que quieras,

no tienes que preguntarme,

trabaja aquí,

no hay ningún problema, ¿eh?

sanem: no es necesario, me iré.

can: sanem...

no te vayas.

¿sí? siéntate allá en lo que

traigo una computadora.

¿sí? vete a sentar, por favor,

quiero ver que lo hagas.

ve, ve a sentarte.

sanem: de acuerdo,

ya que insiste, sí.

can: [exhala]

quiero que vayas a tu lugar,

camina.

sanem: muy bien, señor can, iré.

can: muy bien.

¿qué esperas? ¡ya vuelvo!

no te vayas, ve a tu lugar.

sanem: ¿viste? pensé

en una solución rápida, y tú no.

[ríe]

nihat: bueno,

será para la siguiente, engin,

tienes que practicar--

engin: vengo a la tarde--

nihat: ¡te espero!

¡no olvides practicar!

engin: ¡lo haré!

mevkibe: nihat, vete a la casa,

te reemplazaré.

nihat: ¿por qué?

¿sucedió algo malo?

¿te enojaste con sanem?

mevkibe: ¡no, todo está bien

con ella! yo me encargaré hoy

de la tienda. ¡ah!

¿hoy vendrán los mayoristas?

nihat: no, nadie vendrá,

pero ¿por qué no vas a casa?

mevkibe: mm.

nihat: ¡ah!

¡es porque extrañas a leyla!

te aburres en casa

y viniste a distraerte

viendo pasar gente

de un lado a otro,

quieres un poco de descanso.

mevkibe: extraño el trabajo,

nihat.

nihat: ¿extrañas el trabajo?

nunca has trabajado,

ni siquiera tienes trabajo,

¿ahora qué pasa?

¿por qué estás aburrida?

¿qué sucede?

mevkibe: nihat,

solo haz lo que te pido.

¡ya sé!

si quieres, camina por la costa,

o descansa en casa.

o mejor aún, ve con osman,

conversa con él.

vete de aquí, adiós.

nihat: ¿qué sucede?

¡no entiendo nada!

con el paso de los años

te has convertido

en una persona más difícil,

ahora eres una extraña,

¿qué te sucede?

mevkibe: nihat...

nihat: iré a ver a osman.

mevkibe: es lo mejor.

nihat: ah, bien.

hazte cargo de la tienda.

mevkibe: confía.

nihat: iré a la carnicería

con osman.

mevkibe: salúdamelo.

[exhala]

nihat: ah...

can: señorita, le traje un té.

sanem: ah, gracias, señor can.

can: y su computadora.

sanem: ¡gracias! no me moveré

de aquí, ni lo molestaré.

can: sí, quédate.

iré adentro, si necesitas algo,

solo llámame.

sanem: está bien.

can: [chasquea la lengua]

me llevaré las carpetas.

sanem: sí, y esto también.

can: gracias, gracias.

[música]

úsica]

>> ceycey...

ceycey: ¿eh?

>> ¿qué haces?

ceycey: eh, estoy revisando

un sitio de internet

para el crecimiento personal,

puedes verlo, te lo recomiendo.

ajá, aquí hay modificaciones,

y puso una foto.

>> ¿te interesa

el crecimiento personal?

mm, qué extraño,

si nunca escuchas consejos.

¿quién es el asesor, eh?

ceycey: ayhan isik.

>> ¿eh?

ceycey: ¡ayhan isik!

aquí estuvo ayhan isik,

esa chica es tan agradable.

mira, este es su sitio, ¿lo ves?

>> ah, sí.

ceycey: sí, es linda.

mírala con alas.

>> sí.

ambos: [ríen]

>> muy linda--

ceycey: en fin,

¿me traes un café?

le mandaré un mensajito.

>> como digas.

>> ¡ceycey!

ceycey: ¿qué?

mevkibe: mm, se necesitaba

algo de limpieza.

¡qué blanco quedó!

con el toque femenino

aumentarán las ventas.

perfecto.

[exhala]

ya no me queda nada que hacer.

esto está muy tranquilo,

¡no hay clientes!

[suena el celular]

deren: ¡can, los clientes

están por llegar,

no tenemos un diseño ni tampoco

cómo será la presentación

de la campaña, y los clientes

no tardan en llegar!

can: está bien, deren,

tranquila, ahora lo revisaré,

¿sí?

deren: ¿no lo has visto?

¿es en serio? ¿no revisas

lo que mando por correo?

si alguien trabaja

en esta agencia, ¿cómo es que

puede vivir sin revisar

su email?

can: deren, me estás asustando,

¿sabes qué? mejor te cuelgo

y te llamo después.

deren: me cortó.

¿cómo es que me colgó?

¡nunca me escucha!

can: eh, sanem, perdón

por interrumpir tu trabajo,

pero necesito la computadora,

recibí una llamada

y debo ver algo.

sanem: acabo de conectarla

a la corriente,

si quiere, siéntese.

can: no te molestes,

yo me sentaré por allá.

sanem: tome.

can: muchas gracias.

[exhala]

¡ay, no, se apagó,

es la batería!

yo voy.

gracias.

el cable no alcanza.

¿qué hacemos?

sanem: eh, ¿me lo permite?

aquí...

can: [exhala]

solo llega hasta ahí,

no puede llegar más lejos.

¿qué puedo hacer?

sanem: conectarse aquí.

can: ¡ah!

tienes razón, es lógico.

de acuerdo, mm...

funciona.

sanem: ajá.

can: bien pensado.

gracias.

además, allá no se veía

la pantalla por el sol,

me reflejaba en los ojos

y aquí está mejor,

aquí hay más sombra

y se ve más claro.

está muy bien.

ahora...

revisaré mi correo.

sanem: ¿de verdad es real?

can: ¿eh?

sanem: me duelen las piernas

por estar tanto tiempo sentada,

iré a caminar.

elah: rami, ¡mándame dos tés

calientes en diez minutos!

¡hola! ¿qué haces?

mevkibe: elah, pensaba en ti

y apareciste.

elah: ¿qué pasa?

mevkibe: toma, pide dos cafés

y conversamos.

elah: no tomo café.

mevkibe: ¿por qué?

elah: mm, no lo sabes.

aysun compró una cafetería

en su tienda

y le comparte a todos.

mevkibe: ah, ¿sí?

¿ofrece café en su tienda?

elah: sí, es moderna

y automática, todo tipo

de cafés, una variedad mundial,

diría yo, no sabes cómo la--

mevkibe: ¡qué mujer!

¿qué tiene de malo

preparar el café

en la manera tradicional?

elah: es antiguo,

todos están ahí.

mevkibe: ¿todo el vecindario?

elah: ajá.

mevkibe: espérame,

siéntate y sigue comiendo.

elah: ¡no te tardes, eh!

mevkibe: ¡no lo haré, ya vuelvo!

aysun: aquí tienes,

prueba el capuchino.

de nada, espero te guste.

y para el joven, un caramel

macchiato con azúcar--

>> muchas gracias.

aysun: un estudiante

necesita energía, ¿verdad--?

>> está muy sabroso.

aysun: [ríe]

mevkibe: ¡señoras!

¿qué hacen aquí?

¿una fiesta a mitad de la calle?

¡qué vergüenza!

>> ven y siéntate, mevkibe,

aysun nos está preparando

unos cafés deliciosos.

compró una máquina--

mevkibe: ¿compró una máquina?

>> ¡sí!

mevkibe: oye, ¿qué haces aquí,

tan joven y sentado

frente a la tienda de lencería?

¿no estudias?

>> oí café gratis, y vine.

soy estudiante,

no puedo pagar uno.

aysun: ¡ay, mevkibe, bienvenida,

siéntate, te invitaré un café,

el café latte es el mejor!

vas a quedar encantada, querida.

mevkibe: escúchame, dueña

de la tienda de lencería aysun,

si no te callas, te pondré

los sostenes como aretes,

¡te lo advierto!

¡mi tienda hará pedazos

a la tuya!

¡señoras, las espero a todas

esta tarde en mi tienda!

habrá comida deliciosa, dulces,

té, queso y más.

saben que preparo bien

la comida,

soy muy buena cocinera,

las espero.

y tú no irás.

no beban mucho café,

o les dará taquicardia.

can: deren,

hice las correcciones

y revisé lo que me pediste,

ya puedes hacer la presentación.

no, no iré.

confío en ti, lo harás bien,

adiós.

sanem, ya terminé,

puedes usarla.

sanem: está bien.

can: por cierto,

¿dónde escribes tu novela?

sanem: ¿perdón?

can: sin computadora,

¿dónde escribes tu novela?

sanem: eh...

la escribo a mano

en una libreta.

me parece más poético.

en realidad ya no escribo,

cambié de opinión.

can: ¿por qué?

sanem: [exhala]

no me convertiré

en una escritora,

no quiero escribir más.

[música]

[música]

nihat: ¡ah, mevkibe!

¿dónde estabas?

¿por qué dejaste la tienda?

hay clientes esperando.

mevkibe: ¿debo pedir permiso?

una mujer de negocios

tiene ocupaciones,

preparo las estrategias.

elah: prepara las estrategias.

nihat: eh, ¿preparas qué?

mevkibe: esta tarde, en la

tienda, habrá una celebración.

habrá comida, te espero.

elah: aquí estaré.

adoro celebrar.

[ríe]

nihat: ah...

¿qué celebración, mevkibe?

mevkibe: celebraremos

el 26 aniversario de la tienda.

confía en mi mente comercial,

esto aumentará las ventas.

elah: ¡bien pensado, amiga!

mevkibe: gracias.

deren: [ríe]

¡bienvenidos!

berk: gracias, hola,

¿cómo estás?

deren: bienvenido, señor berk.

bienvenido, señor augus.

emre: señor berk.

berk: señor emre--

emre: bienvenido.

señor augus.

augus: gracias a usted.

emre: ¿y cómo están?

berk: bien, gracias, ¿y usted?

emre: bien, muchas gracias.

berk: ¿el señor can no está?

emre: eh, mi hermano tuvo algo

que hacer, pero yo estaré

con ustedes en la reunión.

berk: me parece bien.

emre: ¿estamos listos? pasen.

berk: gracias, vamos.

deren: [exhala]

contigo la agencia

no está preparada, emre.

¡no sabes cuánto extraño

a tu padre!

can: sanem, no...

no hagas...

eso.

sanem: no entiendo, señor can.

can: eh...

lo que quería decir

es que no trabajes así,

sin haber comido,

¿tienes hambre, mm?

sanem: sí, tengo hambre.

eh, voy a pedir algo

por teléfono, un sándwich,

no se preocupe.

can: yo estoy un poco acalorado,

me siento encerrado,

quisiera ir a otro lugar

más abierto, como al aire libre,

¿qué dices?

sanem: entiendo.

lo molesto, disculpe.

eh, me retiraré,

ya he terminado.

can: eh, claro,

fue un gran esfuerzo para ti.

fue demasiado pedirte

que fuéramos a comer juntos.

sanem: ¿disculpe?

can: es decir...

sanem, puedes irte, si quieres.

sanem: quiero irme.

¿adónde va?

can: te acompañaré

hasta la puerta.

te acompañaré, ¿me--me permites?

sanem: eh...

muchas gracias por todo,

fue agradable trabajar

con usted.

can: ¿por qué haces eso?

como dije, no volverás a verme,

pero no tienes que renunciar.

sanem: lo sé.

pero ya no quiero trabajar.

me agrada la agencia...

pero no puedo continuar.

can: mm, nunca...

pude llegar a comprenderte.

a veces eres tan complicada.

sanem: adiós, señor can.

can: cuídate mucho.

[puerta se abre]

[puerta se cierra]

Cargando Playlist...