null: nullpx
Cargando Video...

Hasta Que el Dinero Nos Separe Capítulo 9

Rafael no acepta casarse con Vicky y logra recuperar su coche. Alejandra regresa a la automotriz arruinando la fiesta de los vendedores. Alejandra se ve en un problema cuando el licenciado del banco llega para reclamar la casa.
1 Dic 2020 – 12:00 AM EST
Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... [celular]>> bueno, pues hay que-- marco: es alejandra.que apaguen la música, rápido. >> sí, sí, ¡juan!¡juan, apaga el equipo! ¡apágalo, por favor!la mujer del licenciado está hablando.[abucheos] >> en un momento continuamos.alejandra: es que te estuve llamando al departamentoy no me contestaste. marco: ay, es que-- [bosteza]desconecté el teléfono, me estaban llamandolos cobradores, ya sabes, para cobrarme.alejandra: ay, mi amor, y tú sin dinero.marco: me entró un dinerito ahí de la aseguradora latina,el cliente me dio una buena cantidad,pero la tengo reservada para otras cosas.alejandra: bueno pues, te llamo porqueme llamó el prestamista y por supuestoque quiere quedarse con la casa. marco: ¿y qué le dijiste?alejandra: no, le dije que pues, que mañana yo lo llamaba.mi amor, ¿tú podrías ir mañana al banco para ver si nos puedendar el dinero antes? marco: sí, sí, sí,cuenta con eso. alejandra: ay, mi amor,qué vergüenza molestarte tanto, tú sin dinero y trabajandogratis para nosotros. marco: pues cásate conmigo--mi amor, cásate conmigo mañana mismo.sería la única forma de que me pudieras pagar.te amo. alejandra: y yo también te amo.oye, duerme y sueña conmigo. marco: sí, eso-- [bosteza]estaba haciendo eso cuando llamaste.alejandra: te amo. ay, listo.marco: sí, a dormir. [ríe] [aplausos y abucheos]>> ¡juan, música! ¡pon música! [aplausos y ovaciones]¿cómo te fue? marco: bien, no esperéque alejandra me llamara a esta hora.>> ¿sabes qué?, yo creo que es mejor que vayamosa la casa de cassandra. si tanto trae a mal,allá puede hablar con toda tranquilidad.de la habitación de ella no se filtra ni un sonido,yo tapé todas las rendijas, ¿eh? marco: entonces,¿ella es la que me toca hoy? >> ay, la más cuero,ve los ojos, todo hombre, está muy cuero.la reservé para ti, socio. marco: pero tienesque garantizarme que estas mujeresjamás le van a mencionar a nadie que me conocen.>> licenciado, scarlett y cassandrason las más fieles de todas mis pieles,tienen de todo, menos buena memoria. [ríe]mañana se olvidarán de ti. ¿o alguna vezalguna de mis viejas te ha quedado mal?marco: no. >> por eso te gustan las pielesde acá, por su discreción, ¿o no, eh?marco: sí, también por eso. >> pues, vámonos.marco: vámonos. ¿a la casa de quién?>> a la casa de cassandra, esta es cassandra.cassandra chica, no muy grande. [ríe] vámonos, chicas.marco: gracias, william. william: que le vaya bien,aquí lo esperamos, licenciado. marco: nos vemos.>> nos vemos. marco: vente, ricurita.pase. qué rica estás.con cuidadito, mi reina. >> allá te tenemos tu wiskycitoy hasta desayuno por si nos amanecemos.marco: no, no me puedo amanecer allá, tengo cosas que hacertemprano. >> oye, marco,¿todavía sigues manejando el coche de tu suegro?mira nomás qué carrazo. a mí me da miedoandar en ese carro, ¿qué pasó con el cochede tu novia? marco: alejandra aún no pagael deducible para que le entreguen uno nuevo.mientras tanto tengo que sacrificarmeandando en este, así que no me vayan a hacerun cochinero allá atrás como la otra vez.>> no, no, no. oye, ¿y le van a dar otro carroigual al que tenía? marco: le van a dar uno mejor.>> ¿te acuerdas cuando fuimos con nuestras vecinas a acapulco?cómo corría ese carro. no, hombre, no hombre,era una nave completa. oye, y el tipo ese que la chocó,¿ya empezó a pagarles? marco: no, ni un centavo,pero a finales de este mes tiene que llevarlos primeros 140 mil pesos. >> no, eso es mucho billetepara cualquier cristiano, mano. marco: oye, ya no me toquesy ya súbete que no quiero que me vean aquí, vamos.>> hazte para allá, vieja, que ya llegó tu reypara que lo adores. marco: reinita...>> niña, ¿no tienes mucho calor? alejandra: no, tengo muchisísimofrío. ¿qué?¿por qué no te vas?, no me digas que te vas a quedaraquí vigilándome. yo soy la más interesadaen recuperarme pronto para volver al trabajoy recuperar la vida que me quitó el desgraciado ese.tú vete tranquila a hacer tus cosas.>> se las toma, mi niña.alejandra: ay, espera. [gime]>> mire nomás cómo está, señorita, permítame.¿señora, señorita? alejandra: no, mire, por favor,limítese a hacer su trabajo, no me toque,no me trate como a una inválida, por favor y cállese.>> qué carácter. alejandra: perdón.rafael: ese matrimonio hubiera sido un homicidioa mí mismo. jaime: como un suicidio,querrás decir. rafael: sí, un suicidioa través del matrimonio. en eso se me iba convirtiendola idea de pedirle un préstamo al papá de vicky.y yo no puedo llegar a eso. eso era como,como cambiar la horca por la guillotina.y yo, la verdad, primero preso que casado.jaime: lo cuentas como si eso fuerauna condena, rafita. y si me lo permites,a mí no me parece que sea tan mal negocio.después de todo, tú y vicky se quieren, ¿no?además, esa carnicería del viejo gastón, mira,es una minita de oro, rafita. mira, casarte con ellano solamente te va a ayudar a salir de la deuda,sino que además, piénsalo, te convertiríaen el riquillo de la colonia. rafael: sí, claro, claro, claro,y pasaría de ser rafael medina a ser rafael de la parra.mira, yo a vicky la quiero, pero no tanto asícomo para casarme con ella. bueno, no me imagino emparentadocon sus hermanos. ¿qué tal dos carniceroscomo cuñados? al primer llanto de vickyellos enloquecen y dos minutos después, mira,jamón rafael medina, costilla rafael medina.eh, carne molida rafael medina, ceso rafael medina, no, no,muchas gracias, yo espero que cuando me muerame entierren completito, compadre.jaime: y entonces, eh, perdón que te pregunte, eh,¿pero cómo piensas pagar esa millonada que le debesa alejandra álvarez del castillo?rafael: pues no sé, no sé. algo tendré que inventar.por ahora necesito recuperar el carropara vender la mercancía, yo no puedo perder el tiempotodo el día en el microbús. oye, no me da tiempode ver a mis clientes. oye, por cierto, dijisteque me ibas a ayudar con eso. jaime: por supuesto, te lo dijey te lo cumplí, mira, ese asunto ya está resuelto.mira, aquí está. este papel es la autorizaciónque te permite sacar el automóvil del corralónde la policía. rafael: qué bueno.jaime: ahí está listo. aunque, perdón que te lo diga,rafita, pero con andar vendiendobotellitas de wisky no vas a reunir ni siquieralo del primer pago del primer mes.ay, dios mío, lamentablemente a este paso, rafita,a finales de este mes vas a estar nuevamente presoy ella va a estar completamente arruinada.¿qué pasa? rafael: repite lo últimoque dijiste, jaime, repítelo. jaime: que si tú no pagasa finales de este mes, vas a estar nuevamente presoy ella completamente arruinada. rafael: eso es.¡eso es, mi jaime! si yo no le alcanzo a pagar aalejandra álvarez del castillo, ella va a perderlo todo,o sea que este es un problema de los dos.sabes qué, mi jaime, si esa mujer quiereque yo le consiga los 140 mil pesos mensuales,va a tener que ayudarme. sí, esto lo tenemosque arreglar los dos. jaime: tú estás loco, hermanito.estás loco, rafita. ¿ella te va a ayudar?, ¿a qué?rafael: tiene que ayudarme, porque le conviene.ella tiene con qué hacerlo. mira, yo me acuerdo que ellaes gerente de ventas de una empresa de autos...de autos siglo... sí, eso auto siglo.jaime: ¿y qué con eso? ¿qué piensas hacer?rafael: tengo una idea. pero primerotenemos que averiguar qué está haciendo ella ahora,qué hace exactamente en auto siglo.y tú me vas a tener que ayudar. tienes que haceruna investigación muy importante.jaime: [balbucea] ¿qué idea es esa, rafita?a ver, por dios, dime, ¿en qué diablos estás pensando?rafael: sí, hombre. si ella quiere que yosea su víctima, le voy a voltear la tortillay ella va a ser la que me saque del atolladero,¿sí me entiendes? jaime: ya, ya enloqueciste,rafael medina. [música][música]>> a mí me encantaría si usted me pudiera regalar un librode esos que escribe... dandy: muy buenos días,señores, señoritas. claudia: ¿y esta botellade vino? dandy: vamos a celebraralgo muy importante. jiménez: celebrar, qué, perdón.dandy: nuestro primer mes. jiménez: ay, dios mío,¿primer mes de qué? dandy: a ver,¿qué pasó hace un mes? ramírez: que se estrellóla jefa. dandy: ¡correcto, ramírez!ismael: ¿van a celebrar que alejandra se accidentó?esto es inadmisible. dandy: no, no, don ismael,no lo tome así. realmente estamos cele--ay, ay, ay-- ramírez: ay, este dandy.jiménez: estabas hablando, estabas hablando.dandy: sí, estamos celebrando un mes de, de tranquilidad.hubiera sido por el accidente, porque se casóo porque se fue de vacaciones, el motivo es irrelevante.ramírez: ay, don ismael, no me diga que ustedno ha descansado, no hay gritos, no hay memos,no hay oficios, no hay terror psicológico.esto es algo parecido al paraíso.isabel: ay, ay, ya, a él no le digan nada,acuérdense que la comandante álvarez del castillo,al bebe nunca le dice nada. claudia: es que él es el bebéde la jefa. jiménez: ay, dios mío,compañeros, ¿y vamos a empezar a bebertan temprano? dandy: bueno, pensaba abrirloesta noche después de que cierrenla sala de ventas. isabel: claro, eso seríauna buena idea si la gente se quedara a trabajarhasta la hora del cierre, pero como todosse están yendo más temprano-- dandy: eso quiere decirque no nos queda más que destaparla ahorita.¿qué hora es? jiménez: ahorita,las nueve de la mañana. dandy: pensé que eramás temprano. pero las nueve ya ameritaun brindis. ramírez: oye,¿y de dónde sacaste esa botella? dandy: me la regaló la viejitaque me compró el coche rojo equipado, ¿te acuerdas?ramírez: ay, suertudo. dandy: para evitarlos problemas hay que servirlo,pero que parezca refresco. claudia: qué delicia,un vinito blanco a esta hora le quita a uno el estrés.lo único que falta aquí es una buena musiquitapara la ocasión. dandy: ramírez,pon música en tu grabadora. isabel: ¿música de ramírez?,pero qué horror, es música de esa para desfiles.ramírez: no sea usted inculta e "inpreparada", compañera.esa es música muy selecta, es una marcha francesa--isabel: francesa, imperialista. dandy: no, tu música no.ten, esto sí es música. las cumbias más bailablesdel año. isabel: música para alborotaral proletariado. ramírez: bueno, no te gustanada, qué horror. voy por la grabadora.jiménez: compañeros, por favor, qué susto nos vamos a llevarsi nos cachan así en estas condiciones,tomando y bailando. dandy: no te me angusties,jiménez. mi generala,no me le haga mala cara que no es mal vino.isabel: es un vino burguesito pero aceptable.dandy: ¡ramírez! ¿qué pasa con la música?ramírez: ¡ya voy, ya voy! aquí está, aquí está.ismael: música y todo, pero-- [música]>> usted dice dónde. alejandra: aquí, aquí.>> ¿aquí está bien? alejandra: aquí tienelos 200 pesos. >> muchas gracias, señorita.alejandra: gracias. >> ahora sí permítame ayudarle.alejandra: no, gracias, ya le dije que no es necesario.>> disculpe, es que hace rato, por estar escuchando acá,la música-- alejandra: sí, no se preocupe.>> de veras, permítame ayudarle. alejandra: que no,muchas gracias, lo que pasa es que nuncahabía usado estas porquerías. >> ¿segura, señorita?¿está bien? alejandra: que sí,muchas gracias. ay, dios mío santísimo.>> de veras le ayudo, señorita. alejandra: ¡qué no!>> cuidado. alejandra: ya, gracias, gracias.>> déjeme ayudarle. permítame, señorita.alejandra: bueno, a ver, deténgame esto.>> cuidado ahí, ¿quiere que la espere?alejandra: no, gracias, ya. [música]dandy: ándale, bebe, vamos a brindar.ismael: ¿yo voy a brindar por el accidente de alejandra?,nunca. ramírez: ay, no seas terco,bebe, bebe. dandy: ¿bebe?ramírez: no, que beba. ayúdame, flaquita.claudia: por supuesto.[celebran] ramírez: y todavía nos faltaun mes de felicidad. jiménez: ay, dios mío.[música][música] dandy: ¿qué voy a hacercon la botella? y la música, buen día.alejandra: ¿estaban de fiesta? dandy: no, no,¿cómo se le ocurre, jefa? alejandra: ¿qué es esa músicaque estaban oyendo, ramírez? ramírez: no, no era música,estaba probando mi grabadora-- alejandra: estaba bailando.ramírez: ay, no, cómo cree, lo que pasa es que amanecíun poco torcido y coincidentemente,mi paso coincidía con la música, pero no estaba bailando.alejandra: ¿y tú quién eres, eh? ¿eres una modelode la concesionaria o vienes a comprar un coche?claudia: soy claudia bermúdez, apenas tengo una semanatrabajando aquí, mucho gusto. ismael: alejandrita,la contrató el señor beltrán. es una recomendada.alejandra: soy alejandra álvarez del castillo,la gerente de ventas. claudia: ay, he oído hablarde ti, tu accidente, lo lamento tanto--alejandra: le bajas diez centímetros a tu falda.claudia: sí, alejandra. alejandra: ¡licenciada!alejandra álvarez del castillo y te me bajas de mesa.¡bájate de la mesa! no se preocupe, jiménez,ella puede sola. ismael: ale, ale,¿no creerás que estábamos haciendo algo malo?alejandra: le apesta la boca a alcohol.pásenle un chicle al señor don ismael.no creo que vayas a echar a perdertus 40 años de fidelidad, ¿verdad, ismael?¿y usted qué, generala? isabel: yo estoy con un clienteen la línea, cerrando una venta. tú sabes que yo no me prestoa este tipo de jueguitos. con permiso.alejandra: ¿estaba celebrando? ¿qué estaban celebrando?¿qué es lo que estaban celebrando?jiménez: no-- alejandra: mi convalecencia,mi accidente, ¿eso es lo que estaban celebrando?jiménez: por favor, no. alejandra: mira que a tilos nervios te traicionan, ¿qué es lo que estabancelebrando? ramírez: estimada jefa, yo--yo le pediría, tranquila, tranquila.que no malinterprete la situación.al contrario, de parte mía, y creo interpretara mis compañeros, nos da muchísimo gustoque haya regresado y se haya integrado a las filasde la empresa. y nos da,y nos llena de satisfacción verla tan, tan recuperada.porque en su ausencia, en su ausencia,se ha notado la falta de liderazgo que existe--alejandra: ya, ya, ya, ramírez. ¿cuántos carroshas vendido este mes? ramírez: ay, no echemos a perdereste bello encuentro con un tema tan superficial.alejandra: ¿cuántos carros, ramírez?, ¿cuántos carros?ramírez: [balbucea] siete. pero jefa, no ha sido mi culpa.la culpa es del país, la crisis. no sé si en su convalecenciaa podido leer o ver en la tele algo,pero le cuento que el país no anda nada bien.hay una baja en el poder adquisitivo de la gente,quizás debido a los efectos de la devaluación--alejandra: ¿cuántos carros has vendido tú, dandy?dandy: 15, jefa. alejandra: ¡dilo fuerte,para que ramírez lo escuche! ¿cuántos carros?dandy: ¡15, jefa! ramírez: la crisis mundialse está ensañando conmigo. alejandra: ya te vi, rosaura.rosaura: ¡ale! eres tú, qué alegría me da.alejandra: ¿qué son estas horas de llegar, rosaura?¿de qué se trata ahora? ¿se te murió tu abuelapor segunda vez? ¿o le pasó algo a tu papá?mira que a ese pobre señor ya le han dado dos infartos,cuatro derrames y le han amputado tres piernas.rosaura: no, no, no, mi ale, ¿y cómo seguiste?ay, se te ve muy bien, honey, ¿viniste de visita?alejandra: ¿de visita? ¿y su gafete?¿dónde están sus gafetes? ¿dónde están?¡jiménez! ¿dónde está su gafete? ¿dónde está?jiménez: [balbucea] alejandra: ¿y su gafete?¿su gafete dónde está? óiganme bien, ¡muy bien todos!regresé para trabajar. tuve un accidente, pero aquí,esto, ¡sigue intacto! ¿me escucha? señor ismael,venga para acá, venga para acá. voy a estar en mi oficinacomo siempre, a toda hora. así que el que no estéde acuerdo con las normas de la empresao no haga su trabajo como lo debe hacer, se va.¿me escuchan? piénselo, el que no quiere estar,¡yo lo corro! ¡se va! no me importa que diganque estoy loca, no me interesa. vengo nerviosa,sí, estoy nerviosa, ¿y qué? ¡se va! ¡se va!a trabajar, ¡se va!dandy: ay, dios mío. ay, me sentí estranguladoy despedido. ay, por poco suelto la lengua,dios mío. jiménez: es que yo no sé a quile tengo más miedo, si a mi mujer,a ella o mi suegra, dios mío, ramírez: señores,se acabó la dicha. volvió el infierno.alejandra: susana, ¿dónde está susana?marino: qué milagro, jefa. alejandra: ¿pero qué hacesen mi oficina, marino? y con los pies arribade mi escritorio. ¿quién te autorizó a entrar?marino: relájese, jefa, nos informaron que ustediba a regresar en un mes a la oficina.yo estoy esperando una llamada importante, voy a haceruna gran venta de unidades. alejandra: a mí no me importatu venta de unidades. levántate de mi escritorio,marino. no tienes derecho a utilizarmi oficina bajo ningún motivo. ni por convalecencia,ni por muerte. así me hubieran enterrado,esta oficina jamás será para ti. susana: alejandra,¿qué haces aquí? alejandra: hasta que apareces,susana. estoy tratando de rescatarmi oficina. me ausento un mesy me la invade, ¿quién autorizó a marino a utilizar mi oficina?susana: por supuesto que nadie. marino, te dije 20 mil vecesque no utilizaras esta oficina, ¿verdad?marino: ay, por favor, jefa, no sea quisquillosa.esta no es una cuestión de poder, sino de resultados.a ver, susana, por qué no le explicas aquí, a tu ama.alejandra: ¿qué "ama"? marino: a tu jefa.alejandra: a tu jefa también. marino: más bienexplícale a tu jefa quién ha salvado a esta empresade la quiebra durante este mes, más bien, dile cuántas unidadesllevo vendidas este mes, mientras ella estaba--alejandra: ¿en dónde? marino: dile.susana: como sea, lleva 22 vendidas.alejandra: sí, ya me lo dijiste. marino: qué bonito suena, 22.alejandra: sí, qué bonito suena, 22.ninguna cifra te sirve para ocuparmi oficina, ¿entiendes? hasta luego.adiós. ah, no, no, espérate un momento.sácate ese palillo de la boca. ¿cuántas veces te lo he dicho?[bufa] [gime]pero qué abusivo, ¿eh? susana: bueno,es que nunca deja de soñar con tener tu puesto, alejandra.¿y se puede saber qué demonios estás haciendo aquí?me pareció que el médico te dijo que tenías que guardar un mesmás de convalecencia. ale, no puedes arriesgarte.alejandra: ya no soporto más estar encerrada.ni la situación de la casa. necesito sentirme viva y útil.y ocupar mi lugar en el mundo. no, no pienso quedarmecruzada de brazos esperando a que las deudas nos carcoman.y menos que mi vida dependa de que el desgraciado ese,aparezca para pagarme. no, quizás que ni paga.>> rojas. entrégale su carroa la señorita. el que sigue.rafael: buenos días, vengo a recoger mi carro.>> ¿tiene la autorización para liberarlo?rafael: sí, claro, aquí está. mi carro es un marquiz negro 80,seguramente lo identifica, ya quedan muy poquitos de esos.>> ¿marquiz? rafael: sí.>> claro que sí. ¿usted viene a recogerlo?rafael: sí, sí, sí. >> ¿va a llevarse la porqueríaque está ahí al fondo? rafael: sí, ¿qué tiene de raro?>> cómo ves que este viene por el marquiz negro.>> uh... >> mire, pensamos que esa cosase iba a quedar aquí para siempre.rafael: oye, hermanito, más respeto con mi pantera, ¿eh?estaba muy bueno cuando lo dejaron aquí.>> pues mira, no sé si valga la pena sacarlo.aquí no veo que tú le hayas pagadola tenencia ni los derechos, o sea, los impuestos.rafael: ¿impuestos? >> sí, la tenencia.¿usted sabe qué son los impuestos?rafael: sí, claro, es una lana que sale de donde uno no tiene,que va a parar quién sabe adóndey que no lo vuelve a ver uno en la vida.>> bueno, pues eso es lo que le hace falta por pagar a estecarro, la tenencia. rafael: oye, pero siya la pagué. >> ¿hace cuánto tiene ustedese carro? rafael: hace seis años.>> ¿y cuándo fue la última vez que pagó la tenenciay los derechos? rafael: pues hace seis años.>> [ríe] joven, hay que pagarlo todos los años.vaya y páguelos y después regrese por su chatarra.rafael: eh, ¿qué pasó? >> digo, por su escultura.el que sigue. rafael: ¿cómo le hago para?>> mire, original y cuatro copias.el que sigue, venga. susana: a ver,tómate este tecito, te va a caer muy bien.alejandra: oye, ¿por qué no m dijiste nada de la tal claudia?susana: alejandra, estabas recuperándote todavíay no quería molestarte con eso. no quería hacertesentir más mal. pero para tu tranquilidad,sabes qué, no es mala vendedora. no, de verdad, tiene,tiene con qué convencer a los clientes varones.alejandra: [ríe] me lo imagino. voy a analizar su trabajo.susana: ya están listos. alejandra: ah, déjame te cuentoque volviendo a lo de la deuda, marco habló con,con el cafre del volante y le dijo que sí,que estaba buscando trabajo, que yo no me preocupara,que él me iba a cumplir, ¿y tú le crees? estoy seguraque no me va a cumplir. yo, la verdad, lo prefieroencerrado en una cárcel de máxima seguridad, de por viday en condiciones infrahumanas. ¡a pan y agua!susana: alejandra, ya sabes que no me gusta que tengasese rencor. alejandra: ¿y sabes qué eslo más grave? y tú quieres que yono tenga rencor. susana: ¿qué pasó?alejandra: que el prestamista ese.está hirviendo. el que me prestó el dinerode las escrituras de la casa de mi papá.me tiene amenazada. si no le pago ya,se queda con la casa. susana: [resuella]alejandra: por eso le estoy pidiendo a dios que marcologre ese préstamo. antes de que haya otra tragedia.jorge: muy buenos días, pase usted, pase usted.¿en qué le puedo servir? rigoberto: busco a la señoraalejandra álvarez del castillo. jorge: señorita, es mi hija.¿cómo está?, tome asiento. yo soy jorge álvarezdel castillo, mucho gusto. ¿y quién la busca?rigoberto: mi nombre es rigoberto salazary soy el gerente de ultra finanzas.jorge: pues es un placer, señor baltazar.rigoberto: salazar. jorge: ¿qué dije?rigoberto: baltazar. jorge: ah, perdone.pues dígame, don ricardo-- rigoberto: rigoberto.jorge: ay, otra vez. ¿en qué le podemos servir?rigoberto: que si puedo hablar con la señorita alejandraálvarez del castillo. jorge: sí, sí, claro,en este momento la llamamos. ¡alejandra!rosario: no, debe estar todavía en su cuarto.no la he visto salir. yo la llamo, con permiso.jorge: mire, don baltazar. rigoberto: no, no, salazar.jorge: ¿qué dije? rigoberto: baltazar.jorge: ay, es que ese nombre no se me queda con facilidad.¿usted es amigo de mi hija? rigoberto: no precisamente.lo que pasa es que su hija hizo un negocio conmigoque involucra esta casa. jorge: ¿esta casa?alejandra, mi hija, ¿le vendió la casa?rigoberto: bueno, se podría decirque de algún modo lo hizo. jorge: así es que despuésde todo, mi hija sí estaba de acuerdo con mi idea.es que a mi hija le gusta hacer sus cosas a su manera.usted se quiere quedar con la casa, ¿ya lo discutiócon mi hija alejandra? rigoberto: exactamente.jorge: ajá, es que esta casa es verdaderamente especial,ya no se construyen más casas así.la diseñó un arquitecto famosísimo.rigoberto: ¿ah, sí?, ¿cuál? jorge: este famoso...rigoberto: zamacona. jorge: no, no, no.rigoberto: saldaña. jorge: no, no, tampoco.rigoberto: ramírez vázquez. jorge: ese me suena,ese me suena. rosario: ¡jorge!jorge: dime. rosario: no está.jorge: ¿no está la casa?, si estamos en ella.rosario: que alejandra no está, no está en ningún lado.jorge: ¿cómo que no está? rosario: no está en ningunaparte, ya la busqué y no está. jorge: qué raro.rosario: alejandra no está en la casa.jorge: ¿y ya la buscaste en el--?rosario: sí, sí, en el cuarto. jorge: ¿y en el este--?rosario: sí, en el baño también, y la busqué por todos lados.jorge: pero está rarísimo. el señor aldana--rigoberto: eh, salazar. jorge: ¿qué dije?rigoberto: aldana. jorge: es que el señor solanaviene a discutir con ella la venta de la casa.y ahora resulta que ella no aparece.rosario: ¿la venta de la casa? ¿alejandra?jorge: sí, sí, ¿adónde se podrá haber ido?rosario: yo creo saber dónde está, con permiso.jorge: tome asiento. susana: de cualquier forma,alejandra, no me parece que tienes que estar aquí.primero está tu salud. además, yo creo que todoste preferimos con buena salud, que una alejandra con problemaseconómicos resueltos, pero despedazada físicamente.alejandra: sí, pobre pero en buen estado de salud.o sea, durmiendo en las calles con mi papá y mi tía,pero eso sí, con una salud bárbara.susana: ¿y tu médico sabe que te escapaste de tu casa?alejandra: es problema de él, la que cargacon los huesos rotos soy yo. [teléfono]contesta tú. susana: sí, no, claro.gerencia de ventas auto siglo. señora rosario, buenos días.rosario: hola, susanita, dime una cosa, ¿por casualidadalejandra se apareció por ahí? susana: fíjese que sí,aquí está. rosario: pero, pero está loca,el médico se lo prohibió. susana: sí, yo tambiénquedé muy sorprendida cuando la vi aquí.nadie la llamó, nadie le dijo que viniera, pero ya la conocecómo es de terquita ella. rosario: pásamela.susana: en un momento, hasta luego.alejandra: no, no, ahora no puedo, estoy ocupada.susana: alejandra, tienes que contestarle.alejandra: no puedo. susana: oye, contesta ya, basta.alejandra: entonces, archiva esto, por favor.¿qué pasó, bueno? sí, tía.rosario: alejandra, ¿cómo se te ocurreescaparte a escondidas de la casa para irte a trabajar?alejandra: tía, si no es así, ustedes no me hubierandejado venir. y era necesaria mi presenciaaquí, tú no sabes cómo están las cosas.rosario: todavía estás incapacitada,irte a trabajar es una absoluta irresponsabilidad.alejandra: no, lo que hubiera sido una irresponsabilidad,sería quedarme en una cama mientras mi vida se derrumba porculpa de un psicópata asesino. rosario: el médico te dijoque aún no era el momento para ponerte a trabajar.hija, hija, tienes que cuidarte. alejandra: no, tía, me estoy--me estoy cuidando. da lo mismo tomarmeese cargamento de pastillas aquí o en la casa.no te preocupes, mira, de verdad.soy suficientemente adulta como para enfrentar esas decisiones.rosario: bueno, entonces, haz tus cosas rápidoy vente para la casa. alejandra: mira, tía,alejandra álvarez del castillo retomó las riendas de su vida.asumió de nuevo su cargo de gerente de ventasde auto siglo. y de aquí hasta que la jubileno la saquen en un ataúd, no va a volver tempranoa su casa. rosario: pues mira,no te entiendo, hija, no te entiendo.te vas a trabajar por encima de todo mundoy citas a una persona aquí, en la casa,no la atiendes. alejandra: tía,no cité a nadie en la casa. a ver, ¿a quién cité?rosario: pues aquí está un señor al que le ofreciste la casaen venta. alejandra: ¿yo?tía yo no he puesto en-- en venta la casa, tía,¿cómo se te ocurre? a ver, ¿cómo se llamael señor que está ahí? rosario: permíteme.¿me recuerda su nombre, por favor, señor?jorge: rosario, por dios, roberto aldana.rigoberto: rigoberto salazar. jorge: ya viste como síse llama así. rosario: rigoberto salazar.alejandra: ¿salazar? ah, y el señor salazar está ahí,¿y qué está haciendo? rosario: pues vino a hablarcontigo. alejandra: tía, por favor,¿me pasas inmediatamente a ese señor?, sí es urgente.rosario: señor salazar, mire, tome el teléfono, mi sobrinaquiere hablar con usted. rigoberto: claro que sí.¿sí? alejandra: señor salazar,por favor, lo que está sucediendoes gravísimo. le ruego, le imploro,que no le cuente nada a mi papá, porque no tiene ni ideade lo de las escrituras, ¿sí? rigoberto: he sido discreto,pero estoy cumpliendo con lo pactadoy usted se comprometió hoy-- alejandra: sí, sí, mire,no lo diga delante de ellos, por favor.yo voy a cumplir con mi parte. en un rato usted va a tenerel dinero en sus manos. ¿me puede hacer un enorme favor?que mi papá no se entere de lo que está sucediendo.rigoberto: está bien, no voy a decir nada,pero no me haga esperar mucho, yo no me voy de aquísin mi dinero. alejandra: que le voy a pagar,¿entendido?, gracias. muchas gracias.rigoberto: porque si no me trae el dinero, me quedo aquípara siempre. es que me gusta mucho su casa,está muy bonita. un poquito descuidadapero muy bonita.susana: ¿qué?, ¿qué pasa? alejandra: llegó el prestamistaa mi casa a cobrar el dinero que le debo.está con mi papá, con mi tía. no, tengo que salir ahoritamismo. voy a perder la casa,mi papá va a saber lo que pasó, no puedo permitir eso,por favor, consígueme un taxi de inmediato.susana: sí, alejandra, pero a ver, un momentito.apenas te puedes mover, no seas imprudente.¿cómo vas a salir corriendo como una loca?alejandra: entonces, ¿qué quieres que haga, susana?que me quede de brazos cruzados mientras un prestamistadeja en la calle a mi papá por mi culpa.susana: no, claro que no. un momento, a ver, hazme caso,no va a pasar esto, ¿sí? deja tus cositas y siéntate.por favor, hazme caso. deja tus cositas, siéntate.alejandra: pero es que tú-- susana: entiende, hazme caso.alejandra: pero es que-- susana: siéntate.siéntate. tienes que respirar, sí,tranquilamente. alejandra: te voy a hacer caso.susana: por favor, hazlo. siéntate, siéntate.ok, ¿estás cómoda? exhala por la boca suavemente.relájate. a ver, tú, alejandra,¿qué necesitas hacer en este momento?alejandra: tener dinero. susana: ay, alejandra.alejandra: llevarle el dinero al prestamista.susana: ¿y el dinero ya lo tienes?alejandra: no, lo tiene marco. susana: ay, entonces yo creoque hay que llamarle a tu noviecito, ¿no te parece?sigue respirando.marco: uy, uy, uy, pero qué ricas.así me la recetó el doctor.[celular] amore mío.alejandra: ¿ya te dieron el dinero en el banco?marco: sí, sí, acabo de retirarlo,voy para tu casa para entregártelo.alejandra: marco, es que el prestamista está allá.necesito que vayas y que le paguesantes de que mi papá se dé cuenta.marco: ¿qué?, ¿el prestamista en tu casa?no te preocupes, ahorita voy llegando, ya.tranquila, en unos minutos llego.oye, pero a ver, ¿cómo es eso de que él está allá?¿no estás en tu casa? ¿dónde estás entonces?alejandra: en la oficina, en auto siglo.pero mira, no hay tiempo para explicaciones,apúrate, marco, por favor. marco: nena, por dios,estás loca. hazme un favor,no te muevas más. voy a tu casay luego voy por ti. alejandra: mira, ve a mi casay después hablamos, ¿sí?marco: ¿qué pasó, ricuritas?, ¿no quieren un aventón?>> otro día. >> gracias, qué lindo.marco: ¿seguras? >> seguras.marco: adiós.bien, aquí está el cheque y está a su nombre.con eso, entonces, quedamos en paz.rigoberto: claro que sí, señor. y aquí tiene sus escrituras.marco: muy bien.jorge: ¿están negociado lo de la casa?marco: eh, estaba repasando los términos que él hablócon alejandra, acerca de la posible compra,pero en realidad, estamos muy lejos de eso.el señor salazar está ofreciendo tierras y maquinariaa cambio de la casa. creo que si se llegara a vender,creo que lo que se necesitaría sería efectivo, ¿verdad?jorge: pues sí, sí, ay, qué lástima.me hubiera encantado que usted se quedara con esta casa.rigoberto: ay, y créame que a mí también me hubiera encantado.permiso. jorge: yo lo acompañoa la puerta, señor aldana. rigoberto: eh, salazar.rafael: bueno, a ver, a ver, soy todo oídos.jaime: bueno pues, resulta que fui a auto sigloy efectivamente, ahí vi a la alejandra esa.ya volvió a trabajar. rafael: qué bueno, qué bueno,qué bueno. ¿y cómo estaba?¿caminaba bien? ¿no estaba muy golpeada?jaime: bueno pues, sí, sí la vi un poco mal, vamos, estaba eh,cojeando y tenía puesto un cuello ortopédico.rafael: pero se mantiene así, bien bonita.jaime: hermanito, ¿qué pregunta es esa, por favor?además, tú la chocaste, la dejaste bastante amoladona.medio desbaratada a la mujer. sin embargo, si me lo permites,¿verdad? ahora que lo mencionas tú, eh,así chuequita y todo, golpeada, tiene su algo, eh,tiene su alguito interesante. rafael: a ver.jaime: pero espera, no, no. ni te entusiasmes,es una pantera, es un tigre. por todos lados ahí gritabaa diestra y siniestra y maltrataba a la gente,a sus empleados. además, como que tienemucho poder porque la gente le tenía pero pánico,terror. y mira, así la obedecían,corriendito todos. rafael: [suspira]jaime: ey, ey, tranquilo. mejor dime, ¿para quénecesitabas saber tú qué es lo que hace ellaen la concesionaria? ¿qué estás pensando, rafael?rafael: bueno, necesitaba saber que ella estuviera activa,porque necesito hablar con ella. jaime: ¿y de qué?rafael: de negocios. sí, mira, este casoya sobrepasa el tema ese del accidente.estamos metidos en un problema realmente de negocios.ella firmó un crédito por cinco millones de pesos,¿verdad? y tiene que pagar 140 mil pesosmensuales al banco. jaime: ella no, tú, rafael.rafael: oh, no, no, se equivoca, mi estimado abogado, abusado.a ver, ¿qué pasa si yo no le pago?jaime: ¿cómo? tú pierdes tu casa, rafael,y te regresan a la cárcel. rafael: y a ella,¿qué le pasaría? jaime: a alejandra, la embargan,le quitan absolutamente todo, la hacen pedacitos.rafael: entonces, ahí está, no saca nada con meterme preso.hay que conseguir esos 140 mil pesos como sea,a los dos nos conviene. está claro que yo no puedoconseguir un trabajo donde me paguen toda esa lana.jaime: perdón que te lo diga, hermanito, pero eso es problematuyo, nada más. rafael: no, no, no, de los dos.así es de que tenemos que salir los dos juntitos de esto.y ella tendrá que ayudarme. jaime: ¿y cómo?rafael: pues mira, ella maneja un grupo de vendedores, ¿verdad?jaime: bueno sí, de hecho, ella es la gerente de ventas--rafael: ah, bueno. pues ella tendrá que darmeun trabajo donde me gane yo 140 mil pesos mensuales.jaime: ¿qué? tú estás loco,por el amor de dios, rafael, ¿vas a pedirle eso?rafael: sí. jaime: a ver, a ver, hermanito.supongamos que ella te da un minuto, un minutosi quiera de su tiempo, porque es una personamuy importante y te lo da y te escucha sin matarte.a ver, dime, ¿a cuenta de qué le vas a decir tú que eresun vendedor de automóviles? ¿qué experiencia tienes?por el amor de cristo-- rafael: pues la misma--la misma que tenía cuando me metí a venderlociones, licores, la ropa. y ya viste lo bueno que salícomo vendedor. jaime: sí, pero túno la conoces, mi hermanito, no la conoces, yo ya la vi,ya la vi, no te la imaginas, es un monstruo.bueno, me imagino que al menos para esto, la llamaráspor teléfono. rafael: ¿por teléfono?,¿qué te pasa, hombre? ¿tú crees que esa mujerme va a contestar el teléfono para yo decirlelo que yo quiero? no, me voy a meter a su oficina.esto tiene que ser cara a cara.

Cargando Playlist...