null: nullpx
Cargando Video...

Hasta Que el Dinero Nos Separe Capítulo 89

29 Abr 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... rubí: hola, buenas noches.soy rubí. alejandra: pero ¿de qué estádisfrazada? marco: ella es rubí,la enfermera encargada de cuidar a tu papá.rubí, ella es alejandra, la hija de jorge.rubí: mucho gusto. tu papá, no sabes, es un encanto.¿dónde están las pastillitas? rosario: en el mueble, subiendo.rubí: con permiso. alejandra: no.pero ¿de dónde sacaron eso? rosario: es la enfermeraque consiguió marco. marco: no, no, espera.la--la recomendó urdiales, urdiales.alejandra: urdiales. ¿y esa es la enfermera de élo es una de sus amiguitas? marco: no, no, alejandra.ella es una enfermera muy seria. rosario: mira, por favor,no culpes a marco. él simplemente nos ayudóa buscar una enfermera y la recomendóel señor urdiales. no seas injusta.alejandra: no, no, no, no, no. tía, lo que sea. esa mujerno puede permanecer en esta casa.jorge: mi amor, qué lástima que hayas llegado tarde.hubieras cenado con nosotros una crema de espinacasabsolutamente deliciosa. rubí: y se la tomó todita.ahora le voy a dar sus pastillitas y a acostarlo.jorge: pero mañana llegas temprano, ¿eh?rubí: claro que sí, georgi. jorge: bueno. con permiso,que pasen buena noche. rubí: con permiso.jorge: ay, qué cara. ay, por favor.marco: que descanses, jorge. jorge: gracias.marco: adiós. rubí: te voy a contarun cuentito. jorge: sí, sí, sí.el del zorro. rubí: sí.marco: alejandra, no te preocupes, mañana mismo me pongoa buscar otra enfermera. alejandra, ¿me escuchaste?alejandra: no, no hagas nada todavía.mi papá está feliz, ¿cómo le vamos a decirque la vamos a echar? rosario: bueno, los dejo.hablamos mañana. disculpa tanta molestia.marco: buenas noches, que descanses.marco: alejandra, siento mucho que me hayas encontrado aquí,pero es que tu tía me llamó por lo de la enfermera.yo le advertí que no era sano que me encontraras aquí,pero bueno, ya viste lo que está pasando.te prometo que no vuelve a pasar.alejandra: no importa, marco. mira, de verdad discúlpameporque estaba muy alterada. muchas gracias por todolo que has hecho. por favor, dejemos esa tonteríade que no puedes entrar aquí cuando yo no esté.ven cuando quieras, es tu casa. marco: ¿en serio?alejandra: claro que sí. marco: ¿estás segura?alejandra: sí. marco: muchas gracias.bueno, descansa. nos vemos mañana.alejandra: [suspira] te acompaño a la puerta.marco: ¿sí? gracias. ¿cómo te fue en el trabajo?jaime: sí. y a mí me parece importante, julieta, que leas,que leas este libro para hacer tu trabajo de la universidad.es más, mira, si quieres te puedo ayudar yo a hacereste trabajo. el autor de ese libro--julieta: yo lo que quiero son besos de mi novio,no su sabiduría. jaime: ay, la verdad, yo tambiénprefiero los besos. [llaman a la puerta]leonor: ¡ya voy! ay, debe ser rafael.¿se le habrán olvidado las llaves?¡voy! ay.vicky: hola, doña leonor. leonor: hola.vicky: ¿y mi pajarito? leonor: no ha llegado.vicky: ¿no ha llegado todavía? leonor: [niega]vicky: ay, miren, si son los novios.buenas noches. julieta: buenas noches.leonor: si quieres, le digo a rafael que te llamecuando llegue. vicky: ay, no, doña leonor.yo aquí lo espero. y no los interrumpoen algo, ¿o sí? julieta: no, no, nada, vicky.no interrumpes nada. vicky: [ríe]bueno, pero, pero sigan, no se detengan.hagan lo que tienen que hacer y hagan de cuentaque yo no estoy aquí. ¿se estaban besando?julieta: no, no, vicky. estamos, pues, este, platicando.vicky: ah. rubí: bueno, georgi,duérmete ya y mañana vengo a consentirte, ¿eh?dame besito de buenas noches. jorge: voy a estar despiertodesde las cinco de la mañana. rubí: mañana vengo temprano.ya duérmete. jorge: sí, sí, sí.[ríe]rubí: hasta mañana, aleja-- alejandra: a ver, a ver, a ver.un momento, señorita. quiero que entienda algo.si usted va a permanecer en esta casa, deberá entenderque entre usted y mi familia hay una relación, pero laboral,no amistosa. así que yo prefiero que guardedistancia y que a ver si... bueno, atienda bien a mi papá.rubí: sí. alejandra: buenas noches.rubí: buenas noches. uy, mi show ya va a empezar.me van a echar.vicky: ay, no, me tienen muy sacada de onda ustedes.¿jaime nunca te da besos, julieta?julieta: claro, me da muchos besos.vicky: ¿y te dice todo el tiempo que te quiere, que no puedevivir sin ti? ¿que eres lo más lindo que hayen la vida? julieta: claro, y me lo dicemuchas veces. vicky: ay. ay, ay, ay.a ver, quiero verte diciéndole todas esas cosas bonitas.jaime: bueno, ya, vicky. ya, ya, por favor, ¿sí?por favor. mira, permíteme. eso corresponde a nuestraintimidad, ¿sí? te lo suplico, ya.no quiero ser grosero ni parecer rudo, vamos,pero eso es, es algo entre pareja nada más, ¿no?pues, eso se respeta. no tenemos por qué estarexhibiéndonos. el respeto al derecho ajeno es la paz.rafael: buenas noches. vicky: ¡ay! ¡mi pajarito!rafael: ¡ay, espérate! espérame. ¿cómo estás, pajarita?vicky: no, no, no, no. a mí no me des besosen la frente, a mí dame besos en la boca.vean, para que aprendan.rafael: espérate, espérate, espérate. mira, es--vicky: es que no se quisieron dar besos frente a mí--rafael: ay, ¿sí? vicky: dicen que eso lo hacenen su intimidad. ay, qué bobos, ¿no?rafael: oye, tengo que ponerme a trabajar.vicky: ¿a trabajar? rafael: sí.vicky: ¿ahorita? rafael: sí.vicky: ¿en la casa? rafael: claro.vicky: pe... ¡no! rafael: mira, es que tengounas metas muy altas que cumplir y no he terminadocon un listado de clientes. tengo que hablar,tengo que visitarlos mañana. vicky: y, como quien dice,"novia mía, lárgate de aquí". rafael: no, como quien dice,"mi amor, te dejo para que puedas trabajarporque yo comprendo la situación en la que estás metido,porque no voy a permitir que me hagan otro embargo".vicky: bueno. entonces, ve a trabajar y yo me quedoaquí haciéndole visita a los novios.jaime: no. no, no, ¿saben qué? lo que pasa es que nosotrosya nos vamos, sí. julieta: ¿adónde?jaime: a... vamos a la calle, julieta, a la calle.ahorita regresamos. con permiso.sí, vamos, vamos. julieta: bye, nos vemos al rato.jaime: con permiso. [murmura]vicky: pajarito... rafael: mm. ¿qué?vicky: ¿estás seguro que quieres que me vaya?¿quieres que te acompañe y que te ayude?rafael: no, no, no. no hay necesidad,muchas gracias. vicky: ¿sabes por qué te voya dejar tranquilo? rafael: no, ¿por qué?vicky: porque quiero que trabajes mucho para que lecumplas a la bruja, te estabilices y prontome cumplas a mí y a mi familia tu promesa de casarnos.te llamo después, pajarito. rafael: sí.[suspira][suspira]¿cuándo voy a olvidarla? ¿cuándo?alejandra: ay, no. ay, dios mío, por favor.es que no puedo estar pensando en él todas las noches.ay, por favor, ay, haz que salga de mi vida.sí, sí, sí, ya lo sé. ¿cómo lo voy a olvidar?si tengo que saber de él todos los mesesde los próximos tres años. medina,ay, medina. rafael: ¿cómo olvidarla?si tengo que seguir trabajando para pagarle, pagarle y pagarle.alejandra, creo que ni tú ni yo dejaremos de saberel uno del otro hasta que el dinero nos separe.hasta que el dinero nos separe.[música]>> ♪ hasta que el dinero nos separeharemos realidad este romance que nació de un accidentey que es más fuerte que la envidia de la gentehasta que el dinero nos separe vas a comprendercuánto te quiero tal vez no valgo nadayo no tengo dinero tan sólo un corazónpuro y sincero hasta que el dinero nos separevoy a soportar tu indiferencia tú sabes que te quieroy yo sé que me quieres no importa que lo escondaso lo niegues hasta que el dinero nos separehasta que el dinero nos separe te voy a demostrarque te amo de verdad y que en mi corazóntú vivirás... ¡eternamente! ♪rosaura: no te cierres. es cierto lo que está diciendoramírez. a mí medina me quitó dos clientesy estaba a punto de cerrar el negocio.claudia: a mí me hizo lo mismo. me quitó uno ayer.alejandra: ay, no. pues, medina nos está acabando.isabel: nos está haciendo daño en la venta institucional,pero nos seguimos defendiendo en la sala de exhibición.alejandra: entonces, ¿quiere decir que vamos a desistirde la venta institucional? perdimos. medina se volviómultimillonario con la venta institucional.marino: no, no, no, no. multimillonario tampoco.sí nos ha quitado negocios importantes,pero no los grandes. alejandra: no, no, pero por loque veo por la actitud de ustedes, nos vamos a quedarcon lo que vendamos en la sala de exhibición,que es una miseria. vamos a cancelarlo de los 30 millones porque medina se metiócon nuestros clientes, nos sacó del mercado.es más, auto siglo se acabó. vamos a despedirnos y a cambiarde carrera, entonces. dandy: un momento, licenciada.yo no formo parte de esa lista, ¿eh?porque medina no se ha metido conmigo.alejandra: ¿de verdad, dandy? claro, cuando son de la mismacalaña no se atacan. jiménez: este, licenciada...digo, este, abogada. perdón, doctora. este...medina tampoco se ha metido con mis clientes.alejandra: ¿con cuáles clientes? si usted no tiene.jiménez: sí, ¿verdad? ismael: jefe, perdón.con mis clientes tampoco se ha metido.>> jefa, jefa, conmigo tampoco se ha metido.alejandra: ay, ya cállese. quiero un compromiso seriode cada uno de ustedes. no quiero quejas ni lamentos,quiero ventas. ¿o qué? ¿no pueden contra medina?claudia: no, sí podemos-- alejandra: no, ¡es que no losoigo! ¿medina les ganó? todos: ¡no!alejandra: no me digan que auto siglo y ustedes tendránque arrodillarse frente a él. [gritos]¡vamos a acabar con medina y con cloautos!¡vamos a acabar con medina! ¡vamos a acabar con cloautos!vamos a acabar con medina. todos: ¡sí!alejandra: gracias. rafael: gran parte de los nuevosclientes salieron de la guía telefónica.otra parte eran algunos que yo ya había trabajado antes,y otros fueron producto del descuido de los vendedoresde otras concesionarias. gómez: no vamos mal.indiscutiblemente, hemos logrado abrir nuevos sectoresen el mercado. pero aún nos falta para cumplirlas metas propuestas. creo, rafael, que vamosa necesitar de grandes negocios que nos aseguren cumplircon la meta. en todo caso, felicitaciones.y quiero que a ustedes les sirva el ejemplo de rafael.la utilización de recursos como la guía telefónica y lademostración de que no hay clientes amarrados a ningunaempresa, que debemos cuidar los nuestros y estar pendientesde los clientes de la competencia. bien, señores,¿cuál es nuestro lema del mes? ♪ vamos todos a vencertodos: a auto siglo derrotar gómez: vamos todos a vendertodos: y cloautos ganará ♪ gómez: ¡eso es![aplausos] rafael: bravo.susana: ¿cómo te fue en la junta?alejandra: exígeles los reportes de visitas y revísalosminuciosamente, porque ahora todos están con el cuentode que no están rindiendo porque medina les está quitandolos clientes. susana: ¿qué? ¿siguen con eso?alejandra: siguen con eso. susana: ay, no puede ser.dandy: susanita-- alejandra: ¿sí? ¿qué quieres,dandy? dandy: nada. solamenteentregarle el reporte de visitas.alejandra: ¿sí? yo se lo entrego.susy, ven a mi oficina. susana: sí, claro.jiménez: hermano, resígnate. esa mujer jamás te va a volvera dirigir la palabra, mano. dandy: no, jiménez, no me voya resignar. no voy a perder a mi nonicita, así tengaque pasarme la vida entera siguiéndola.jiménez: hermano, te vas a enfermar.[estornuda] dandy: salud.alejandra: hoy tenemos que trabajar más duro que nunca.tengo que cumplir con esa meta o me van a correr de estaempresa, y no puedo permitir que medina siga pasandopor encima de nosotros. susana: bueno, ¿y vas ahablar con él? alejandra: no, olvídalo.jamás en la vida voy a volver a hablar con ese delincuente,y menos para arrodillarme ante él. no, simplementevoy a ponerme frente a todos los clientes institucionales.voy a tapar todos los huecos, todas las posibilidadespor donde esa rata inmunda pueda meterse.así que, por favor, necesito hablar con cada unode ellos, incluso con los que medina nos quitó.pero ya, susana, ya. susana: ya, ya. ya voy a hablarcon ellos. alejandra: voy a mandar esto.a ver, medina. pepeto: uy, mi rafita,estás haciendo todo el billete del mundo.rafael: no, hombre, ni tanto, pepeto. acuérdate que le debomucha lana a la empresa. y tengo que sacar otros $140.000para finales del mes o me embargan de nuevo.[teléfono] rafael: ay, mano, hazme el favorporque a lo mejor es vicky, vicky--y ahorita no tengo ánimos para estacionarme media horaa escucharla en el teléfono. por favor, ¿sí?gracias. pepeto: cloautos, buenos días.¿de parte de quién? marino: edgar marinode auto siglo. pepeto: ¿edgar marinode auto siglo? rafael: dame.¿qué quieres, marino? marino: te lo advierto, imbécil.no te sigas metiendo con mis clientes.rafael: ah, tus clientes. ¿y qué? ¿tienes algún documentoque certifique que son tuyos? marino: aquí estamos hablandode algo más importante que tú no conoces, idiota,y se llama ética. rafael: ¿ética? ¿sabes qué,marino? llama a tu abogado y que me demande.marino: como quieras, pero tú estás rompiendo las premisasde este negocio. así que prepárate, medina,porque voy a robarte tus clientes.rafael: oye, pues, no será la primera vez. ya lo hasintentado. pero tranquilo, marino.mira, son todos tuyos si logras convencerlos.marino: no juegues conmigo porque voy a ir detrás de ti.cuídate las espaldas, idiota. rafael: mira, mira, mira, mira,pero apúrate, antes de que yo acabe contigo.pepeto: ¿y esa llamada qué fue? ¿qué pasó?rafael: pues, ¿qué? la reacción que me temíade auto siglo. pepeto: ¿le quitaste a susclientes? ¿eran de ellos? rafael: no, no, no todos.he respetado algunos. pero mira, los de marinono tengo por qué. fue mi gran enemigo mientrasestuve en esa empresa. pepeto: ¿y los demás?rafael: te voy a decir una cosa, pepeto: a mí se me haceque hubo todo un rollo de la gente de allá para sacarmede auto siglo. yo era una piedra en el zapatoy, la verdad, después del embargo que me hizola licenciada álvarez del castillo en pleno cumpleañosde mi hermana, yo no siento ningún impedimento ni ningúntipo de remordimiento con esa empresa ni con ellos,ni menos con esa mujer. me despedazarony tengo que defenderme. [música]alejandra: no, un momento, licenciado guzmán.ustedes venían trabajando con nosotros, nosotros siemprehemos renovado su parque vehicular.no, es que el señor medina hace rato se fuede esta empresa. pero yo me imagino que la fidelidadno es con él, es con auto siglo. entonces, bueno, yo le pidoque revise nuestros planes institucionales antesde que tome una decisión. rafael: ay, ay, ay, ay.a ver, a ver, a ver, licenciado váldez. yo creo que aquíel asunto no es de fidelidad, sino de propuestas,y cloautos tiene las mejores. me imagino que el señor marinofue el que lo predispuso en nuestra contra.ah, fue alejandra álvarez del castillo.bueno, pues, igual. el asunto es de descuentos,de garantías, de servicio. y sin olvidar que en mipropuesta también están los accesorios con grandesdescuentos. alejandra: mire, licenciadatrujillo, auto siglo jamás ha trabajado con ustedes,pero eso no quiere decir que no puedan escuchara nuestros vendedores ni conocer nuestras propuestas.bueno, ¿qué es lo que tanto ofrece cloautos para que andentan cerrados con nuestras ofertas?ah, sí, sí, sí. rafael medina,sé quién ese señor. pero mire, yo le suplicoque atienda uno de mis vendedorespara que le pueda ofrecer nuestros financiamientos.tenemos grandes pla-- gracias.tenías que ser mujer. no importa, no me voy a dejarde medina. no, señor.rosario: ¿cómo lo encontró, doctor?jorge: dígale la verdad, porque esa cara que tienees de funeral. estoy muy bien, muy bien.no van a enterrar un hombre sano, fuerte, como un toro.doctor: bueno, la verdad es que la presión está muy bieny el corazón va perfecto. rubí: georgi, ¡qué bueno!jorge: sí. ¿ves lo que haces, perla?rubí: lo logramos, lo logramos. jorge: sí.aquí, indiscutiblemente, hay que darle el méritoa la enfermera. es impresionante la labor que ha realizadocon este exmoribundo. doctor: está haciendo un buentrabajo, enfermera. se ve que hay disciplina en eltratamiento. ¿usted es enfermera de dónde?¿dónde estudió? rubí: ah--marco: eh, rubí, rubí estudió en la escuela de enfermerasde la candelaria de los patos.doctor: ah. ¿la candelaria de los patos?¿en el centro? marco: ajá. ¿qué?¿nunca la ha escuchado mencionar?doctor: no, la verdad no la recuerdo.rubí: es una escuela particular, pequeñita que casi nadiesabe que existe. rubí: muy chiquita.jorge: y hay muchos patos. marco: rubí, ¿nos permitesun segundo? este, doctor, ¿cuáles son los pasosa seguir en el tratamiento de don jorge?doctor: pues, no voy a recetarle nada distinto de lo que se vienetomando. lo importante es continuar el tratamientotal y como viene haciéndolo. con disciplina, buen balanceen las comidas, tener cuidado con la sal, con las grasas.sobre todo, ayuda que su ánimo siga de maravilla.jorge: sí, gracias. rubí: cuente con eso.yo soy milimétrica en el cuidado de georgi.doctor: bien, felicitaciones. vengo la próxima semana.jorge: sí, doctor. doctor: con permiso.rubí: bye, doc. rosario: lo acompaño, doctor.doctor: sí, vamos. con permiso. jorge: [ríe]rosario: dígame la verdad, ¿cómo lo encuentra?doctor: bien, lo que le dije. ¿por qué?rosario: es que pensé que, por obvias razones, no iba acomentar cosas delante de jorge. doctor: la verdad es queme parece que esa enfermera está haciendo un buen trabajo.cualquier cosa, me llama. rosario: sí, sí, claro, doctor.muchas gracias. doctor: de nada. con permiso.azucena: no me diga que esa cosa blanca de dos patas que está ahíadentro ahora es la heroína de la historia.leonor: julieta llamó que tenía que quedarse en la universidad,que si, por favor, la esperabas. jaime: ah. pues, claro.sí, sí, por supuesto que sí, doña leonor. gracias.pero me hubiera dicho antes y yo voy a la universidada esperarla ahí. leonor: no, pero no tardaen llegar. siéntate, ponte cómodo. mira, jaimito,te dejo encargada la casa. yo voy a la tiendaantes de que me la cierren. pero si suena el teléfono,tú lo contestas con toda confianza, ¿eh?jaime: usted no se preocupe. leonor: estás en tu casa.si quieres tomar un refresquito o un cafecito,lo que tú quieras. jaime: gracias.[llaman a la puerta]vicky: buenas noches, doña leonor. ¿y mi pajarito?leonor: no ha llegado, y tampoco me dijo a qué horas llegaba.vicky: bueno, no importa. yo lo espero. ¿está julieta?leonor: no, pero jaime la está esperando.vicky: ¿jaime está aquí? leonor: ajá.vicky: hola, jaime. jaime: ¿qué tal, vicky?leonor: tengo que dejarte porque me van a cerrar la tienda.vicky: ajá. vaya tranquila, yo me entretengo con élmientras llega mi pajarito. leonor: ajá.ahorita nos vemos, ¿eh? jaime: adelante, doña leonor,siga. gracias.vicky: y entonces no hay nadie más en esta casa más que túy yo, jaime. jaime: sí.vicky: nos dejaron solitos. jaime: sí. y, y, ¿sabes lo peor?es que leonor es muy rápida en--en ir y volverde la--de la tienda, vicky. sí. julieta y--y rafita vana aparecer en cosa de minutos. vicky: ay, minutos.entonces, no hay mucho tiempo. jaime: ¿eh? ¿para qué?¿para qué, vicky? vicky: pues, para hablar de tiy de mí. ¿me tienes miedo, jaime?jaime: sí. no, no, no, no te tengo miedo, vicky.o bueno, o tal vez sí. yo ya no sé, no sé.vicky: cobarde. jaime: vicky, pero oye--vicky: un hombre no puede tener miedo a una mujer, jaime.jaime: [tartamudea] a una como tú sí, vicky.por, porque-- vicky: ¿y cuál es el miedoque te inspiro, jaimito? ¿eh? ¿a que te pregunte cosas,a preguntarte cómo vas con julieta? ¿mm?jaime: bueno, ya que me lo estás preguntando, vicky, mira.aprovecho la ocasión para decirte que vamos muy bien,que julieta y yo es--estamos muy felices y que tenemosuna relación seria, una relación maravillosa y, además,estoy muy feliz con ella. vicky: ¡ay! ¡no mientas, jaime!¡no te mientas, no te engañes! ¿eh? no estés diciendomentiras. jaime: no. yo no, no, no estoydiciendo mentiras, vicky. vicky: ah, sí, sí, sí, sí.admite. admítelo, jaime, admite que estás con julietapor despecho porque lo de nosotros nunca fue.jaime: ¿qué? vicky: te estás refugiandoen sus brazos, pues, para pasar el mal tragode mi abandono, ¿eh? jaime: no, vicky, no.vicky: no has podido superarlo porque no dejas de extrañarme.jaime: no, no, no, no, vicky. por dios, no, no. déjame expli--vicky: yo entiendo. yo entiendo, jaime, lo duroque es vivir sin mí. pero tienes que entenderque mi relación con rafael está por encima de todas las cosas.jaime: sí, así es. exactamente. exactamente, vicky.eso es, y así debe de ser. vicky: y también entiendoque has de extrañar mis besos, besos como este--jaime: no, no, no, no, no, no. vicky, vicky, vicky, por favor.por dios. mira, estamos en la casa de rafaely de julieta, por favor. no le vayas a faltarel respeto a esta casa. vicky: ¿me crees capazde faltarle el respeto al templo de mi pajarito?¿crees, crees que yo sería capaz de darme besos contigo? ¿así?¿crees, crees que llegaría a extremos como este?¿y hacerte el amor aquí, aquí mismo? ¿eh?jaime: ¡vicky, por favor! por favor, vicky. respétame,por dios, por el amor de dios. mira, si no respetas la casa,cuando menos respétame a mí. vicky: ¡tú no me gritas!puedes estar muy enamorado de mí y muy desesperado,pero ¡no me grites! jaime: ¿eh?vicky: ¿me entiendes? ¿me entiendes?jaime: cálmate, cálmate, vicky. cálmate, por favor.rafael: buenas noches. hola, jaime.jaime: ¿qué pasó? buenas noches. rafael: pajarita.a ver, a ver. espera, espera, espera. ¿por qué estás llorando?vicky: ay, es que se me aguaron los ojos cuando te vi llegar.rafael: ah. oye, y...a ver, a ver, a ver. oye, jaime, y tú ¿qué ondacon la camisa? ¿por qué la traes toda así, este,desabotonada o qué? ¿qué te pasó?jaime: [tartamudea] esta, yo, ¿yo?rafael: sí, sí. la camisa, ¿por qué la traes desabotonada?jaime: bueno, es que me.... ay, me--rafael: ¿me qué? jaime: horrible, horriblelo que me-- una tragedia.me asaltaron, ¿sabes? me, me asaltaron unos maleantes ahí.me, me intentaron robar la--la cadena.rafael: ¿la cadena? ¿cuál cadena?¿cuál cadena? jaime: ¿cuál ca--?ay, los-- ay, dios mío, entonces, sí me larobaron, rafita. rafael: oye, oye, espérame,espérame tantito. yo nunca te he visto una cadena, jaime.jaime: ¿cómo? pues, la estaba estrenando.rafael: ¿estrenando? jaime: ¡sí, sí! la estabaestrenando. traía una cadena, rafael, traía una cadena aquí.era una nueva que... ¿te--te tengo que pedirteautorización? ¿te tengo que avisar? ¿te tengo que algo?¿un memorándum o qué hago? rafael: no. ¡ya, ya! ¡ya,hombre! ya. los asaltantes ya se fueron, hombre.¿para qué gritas? vicky: pajarito, pajarito.déjalo, déjalo, es que está asustado.jaime: ¿saben qué? voy al baño a echarme un poco de agua, sí.ahora--ahora vuelvo. vicky: ¿te--te sientes bien?si quieres te acompaño, jaime. jaime: ¡no! no.no, yo, yo... rafael: ¿sabes qué?jaime tiene unas reacciones tan raras últimamente.vicky: ajá. julieta: ay, buenas noches.rafael: buenas noches. vicky: hola, julieta.julieta: hola. ¿y jaime no ha venido?vicky: está en el baño y... ay, consiéntelo, pobrecito,porque dice que lo asaltaron y está bien nervioso.julieta: no, no, no es cierto. ¡jaime!rafael: [suspira] vicky: ay.rubí: ¿y ese plato para quién es?azucena: para don jorge. rubí: tengo que probarloprimero-- tengo que ver que no tengamucha sal, que no esté caliente y que no tenga demasiadasgrasas. azucena: mire, enfermera,yo le he preparado y le he servido la comidaa don jorge durante los últimos 21 años de su vida,así que no me va a venir a enseñar cómo hacerlo ahora.rubí: pues, resulta que georgi ya no resiste su comida.por algo se enfermó y por algo ahora se está aliviandoúltimamente. así que las cosas aquí se hacen como yo digo.azucena: malhaya la hora en que entró en esta casa.usted haga sus cosas, ¡que yo hago las mías!además, las órdenes no las da usted, las da la señora rosarioo mi niña alejandra. rubí: las órdenes con respectogeorgi las dio el médico y yo las ejecuto.rosario: ¿qué está pasando aquí? azucena: que la nueva dueñade esta casa ya está dando órdenes aquíy yo solo obedezco las órdenes suyas.pero como usted ya no es la dueña, con permiso.ahí se ven. rosario: azucena, azucena.bueno, pero ¿qué es lo que usted está haciendo,señorita? rubí: haciéndole entraren razón. quiere saltarse las órdenes del médicoy las mías con respecto a la comida de georgi.rosario: de jorge. rubí: por eso, de jorge.y usted misma escuchó al médico dando instrucciones específicasque yo debo cumplir. esa es mi responsabilidad,el cliente... ¡el paciente!depende de mí y yo soy muy profesional.con permiso, que se enfría la comida de jorge.rosario: [resopla] alejandra: hola, azucena.¿y esa maleta? ¿adónde vas? azucena: para mi casa,porque aquí sobro. alejandra: ¿cómo?rosario: azucena, por favor, ya para con esto.alejandra: pero ¿que pare con qué? ¿me pueden explicarqué está pasando? rosario: azucena tuvoun altercado con la enfermera. alejandra: ¿con la patasde avestruz? azucena: no fue un altercado,señora rosario, fue una ofensa, una humillación.el desconocimiento de mis 21 añosde trabajo con ustedes. no voy a aceptar que esa mujerme dé órdenes, primero que me entierrenantes que pase eso. rosario: es que han tenidomuchas fricciones y hoy las cosas se pusieronrealmente... mira, la enfermera cada díaestá más exigente. en cuanto a la comidade jorge, mira, no admite que no se le sirva nadasin su consentimiento, su aprobación. y prueba todo.alejandra: ah, ¿sí? la patas de avestruzya llegó a mi límite. no, ya no más.aquí no viene a dar órdenes. y primero se va ellaantes que usted, azucena. azucena: pero espere un momento,señorita alejandra. yo no voy a quedarme aquí para verde qué cuero salen más correas, yo me voy a mi casa.y si alguna vez me vuelven a necesitar, me llaman.bueno, si es que ya no está esa...y no me detengan, porque yo me voy.alejandra: por favor. yo, pero, azucena.ay, tía. mira, mira, voy a dejarque azucena se calme, pero la patas de avestruzse sale de aquí. rosario: así se dice,así se hace. [aullido]sol: ay, ay, ya me cansé. no, es que este ranchotees enorme. vicente: mira, sol, recuerdaque caminar ayuda para la buena circulación de las piernas.y más tú, que las tienes desde aquí hasta abajo. [ríe]sol: ay, ¿por qué me traes a este lugar? ¿que no vesque se meten los tacones en la tierra, en el pasto,en las piedras? vicente: ay, no seas quejosa.como si colgarse de un tubo con tacones fuera más fácilque caminar aquí en la hacienda. sol: mm.¿y qué es lo que me quieres enseñar aquí?vicente: un juaco espléndido, bellísimo.sol: ¿me vas a enseñar un caballo?vicente: ajá. mira, no seas inculta. la historiadel hombre va de la mano con la historia del caballo.los caballos son verdaderamente los mejores amigos del hombre.¿tú sabes montar a caballo? sol: no.vicente: ¿quieres que montemos juntos?sol: ¿de qué me estás hablando? vicente: ay, de montara caballo. ¿de qué otra cosa podría hablarte yo, mamacita?parece que va a llover. ya, ya. [ríe]jorge: uy. ya, ya, ya.rubí: ya es la última sopita. jorge: no, no, no, no, no.rubí: la última. jorge: no más, no más, no más.rubí: ay, georgi. no se me ponga terco,si no mañana no lo vengo a sacar y me voy a irmuy temprano de aquí. ya, la última.jorge: no me amenaces, no me amenaces.bueno, a ver, a ver. la última, ¿eh?rubí: última. muy bien, georgi.y aquí están las pastillitas para antes de dormiry después ya me voy. jorge: no, no, no te vayastodavía, no. [ríe] mi reinita, te tengo noticias.rubí, cuéntale a mi hija el diagnóstico del doctor.rubí: ay, alejandra, tienes un papá de 15 años.el médico se fue feliz. jorge: sí. es que la duplaque han hecho rubí y el médico resucitan muertos como yo.alejandra: [ríe] jorge: bueno. ahora sí,si me permiten, me retiro a mis habitaciones.¡azucena! ¡azucena, ya puedes levantarlos platos! alejandra: papá, azucenase fue de la casa. jorge: ¿se fue azucena?¿y adónde? alejandra: se fue...se fue unos días a su casa, pero va a regresar.rubí: ay, qué bueno. pensé que no iba a volver.jorge: es que la pobre ya andaba cansada.hace tanto tiempo que no tomaba vacaciones, ¿verdad?rosario: sí, pero vacaciones sin dinero.alejandra: no, no, no, no, no. yo me encargo de hacerlellegar una cantidad. jorge: bueno. princesa,que pases buenas noches. alejandra: buenas noches, papá.jorge: hermanita. que pasen buena noche.rubí: vámonos, georgi. jorge: vámonos.alejandra: no, no, no, no. ¿cómo que vámonos?¿quién va a recoger los trastes? rubí: ay, yo soy enfermeray no curo trastes. vámonos, georgi.jorge: hasta mañana. me va a contar un cuento. vamos.rubí: ¿cuál te cuento? alejandra: maldita sea, malditasea. no puedo creer que no haya podido agarrarlade los cabellos y sacarla de la casa.rosario: creo que es azucena o el cadáver de tu papá.alejandra: ya lo sé, ya lo sé. y ahora tenemos que encargarnosnosotras del tiradero. tía, mañana a primera horaconsigue una empleada de entrada por salida.rosario: oye, ¿y si sonsaco a la muchacha de los vecinos?alejandra: sale.>> ay, rosendo, tú y los otros dos caballosse han salvado de ser vendidos por el señor chávez.melquíades: todavía no cantes victoria, chucho.>> tienes razón, melquíades. ese señor chávez en cualquiermomento ordena que también los venda. para mí ese malditode chávez es capaz de vender hasta a su propia madre.melquíades: si es que la tiene. ambos: [ríen]>> ¿y ahora tú qué te traes, rosendo? está nervioso.melquíades: ¿por qué? >> con esa cara que tienes,cualquiera se pone nervioso. [ríe]sol: guácala, este lugar huele a diablos.vicente: no, no, no. es el olor del campo.huele riquísimo. bueno, ¿ustedes qué hacen aquía estas horas? melquíades: estaba cepillandoa rosendo, pero el caballo está muy nervioso, patrón.vicente: ey, ¿qué húbole? ¿qué húbole? ¿qué húbole?¿qué te traes tú? ven acá.sol: mira, vicente, yo ya vi tu animalote.ya vámonos, ¿no? vicente: ay, espérate.[estruendo] melquíades: ¿oyeron eso?¿lo oyeron? sol: ay, diosito santo.melquíades: sí, se oyó regacho. ¿qué será?vicente: no se queden ahí paradotes, hagan algo.>> ay, señor, ¿y como qué quiere que hagamos?vicente: pues, que vayan a ver qué es lo que hace ruido.>> ¿vamos a ver? se oyó por allá.melquíades: no, no, no, es por allá.>> no, por allá se oyó. melquíades: ¡no, que por allá!no es que tenga miedo, pero ve tú.>> no, no, no. mejor vamos los dos, ¿no?vicente: no. no sean zacatones, hombre.melquíades: ¿que no seamos qué? vicente: ya, hombre.[estruendo] [gritos]>> ya le dije, don vicente. que por aquí anda un ánimaque quiere castigar a alguien. vicente: cállate.me espantas a la niña, hombre. no seas tonto.melquíades: ¿no será, más bien, que a quién espantases al señor? >> yo tengo mucho miedo.¿qué tal si es el chupacabras que viene por nosotrospara llevarnos al infierno? melquíades: ¡no![estruendo] [gritos]vicente: ¡ayúdenme! ayúdenme. ust--no, de las piernas no, de las piernas no.déjela, déjela. [aullidos][caballo relincha] [estruendo]ay.rosario: es marco. marco: alejandra, ¿qué haces?¿vas a lavar trastes? alejandra: ah, sí,soy la cenicienta... [silba]pagando las consecuencias de esa enfermera.rosario: azucena renunció. no aguantó más a la enfermeray se fue. ¿te das cuenta? después de 21 años nos dejó,y por culpa de esa cosa blanca que atiende a jorge.[estruendo] >> no paro de temblardel méndigo sustote. sol: vicente, te lo advierto,es la última vez que me traes a esta hacienda.siempre pasa algo raro. ya me quiero ir a mi casa.vicente: espérate, mujer, hombre. no empeores las cosas.para eso están este par de mensos, para buscar el ánimaesa que--que anda por estos lugares, y deshacerse de ella.melquíades: [tartamudea] ¿nosotros? ¿nosotros?¿nosotros por qué? >> señor, ¿qué no violo mismo que nosotros? un ánima sin cabeza.melquíades: como dijeron en la tele: fue horrible,¡fue horrible! >> ¿cómo quiere que matemosa un ánima que ya está muerta? melquíades: y con la cabezaen la mano. >> ¿por qué mejor no traea alguien que se haga cargo del asunto?vicente: ¡no sean babosos, hombre! ¿a quién quiereque traiga? ¿a un exorcista? melquíades: pues, yo de planono me voy a quedar aquí a averiguarlo.>> ¡no nos dejes solos, compadre!vicente: no, no, déjame la carabina.[murmura] sol: [grita]vicente: ¿quién anda ahí? ¿quién anda ahí?espera- sol: [grita][risa] vicente: casi me hice pipí.[risa] [caballo relincha][música]

Cargando Playlist...