null: nullpx
Cargando Video...

Hasta Que el Dinero Nos Separe Capítulo 137

Carmela se niega a ayudar a Marco para evitar que Alejandra administre la hacienda. Alejandra se pone celosa al escuchar a Rafael hablando con Marian. Gastón acepta prestarle el dinero a Rafael con la condición de que le ponga atención a Vicky.
5 Ago 2021 – 12:00 AM EDT
Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...jorge: eso, mi seco, mi seco, sería un honor que me acompañesen un momento tan importante. no, no, no te preocupespor quintana,él lo va a entender y me gustaría que pasaraspor la casa y que nos reuniéramoscon algunos amigos que me van a apoyaren este asunto. ah, oye, por cierto,¿no tendrás algunos guantes que me prestes?rosario: jorge. jorge: no, ahora no molestes,estoy ocupado. rosario: quintana y yoqueremos hablar contigo. jorge: ¿quién?enrique: hola, jorge. jorge: ¿que estás haciendo aquí,quintana? enrique: vine a hablar contigo.jorge: no tenemos de qué hablar, nada que decirte, nada.ahora lo que van a hablar son los, son los puños,los puños, exactamente. enrique: ay, ya, jorge,por favor, ya, ya. jorge: sí, sí, ya, jorge,por favor. ¿cuántas veces te lo advertí,rosario? ¿cuántas veces te dijey te lo advertí que tuvieras cuidado con este casanova?y no quisiste escucharme. pudiste evitar la tragedia.enrique: ya, jorge, deja esta ridiculez,no nos vamos a batir en ningún duelo.jorge: ah. enrique: vamos a hablar de ti,de mí, de tu hermana, como seres humanos civilizados.jorge: no, no, esto no es una ridiculezy no vengas a evadirte como un cobarde.enrique: ah. jorge: esto, tu propio destinote lo labró. no vas a obrar con palabras,tus hechos turbios. ya están escogidosmis entrenadores, mi seco... [inentendible]mi cubeta, mi traje, espero que tú ya tengaslos tuyos y todo y al amanecer de pasado mañana,nos veremos en el gimnasio del club.es que, lamentablemente, la única posibilidad del dialogoentre nosotros es a través de guantes.hermana, y ruega porque sea yo el que caigaen la contienda para que tengas tu vida librede cualquier remordimiento y de cualquier honor.porque eso ya no te interesa. rosario: ¡ah![llora] enrique: rosario, rosario.jorge: eh, eh, y no trates de ponerleun dedo encima nuevamente a mi hermana,no mientras yo viva. enrique: no te preocupes,no va a pasar nada. jorge: no, no,y lamento mucho que hayas venido a tratar de preguntarmesi yo me arrepentía de exigirte con mis puñoslo que con tus actos has provocado.enrique: mm. jorge: y, por cierto,¿qué color de calzoncillos prefieres,rojos o negros? enrique: me da igual.nos vemos el jueves y atente a las consecuencias.jorge: mm. ¿bueno?ya colgó. rosario: es que no es justo.azucena: tranquila, señora. rosario: no lo tienenque hacer así. enrique: [exhala]rosario: enrique, enrique, ¿en qué quedaste con jorge?enrique: en lo de siempre. al amanecer del jueves,en el gimnasio del club. azucena: santo dios.rosario: [resuella] pero, quintana, por dios.enrique: me hubiera gustado quedarme a consolarte,pero no puedo permanecer ni un minuto más en esta casa,mi dignidad no me lo permite, te llamo luego.rosario: ¡ah! ismael: mira, tú puedes ponertu teléfono con el "fis". taily: ¿con el pescado?ismael: no, con el "fis", no con el "fish".taily: si jiménez me manda un mensaje,"taily, te invito a cenar en la noche".¿eso puede aparecer en esta pantalla?ismael: sí, claro, aparece aquí. ramiro: ¿qué yo te mandeun mensaje? eso sería un milagro.ambos: [ríen] ismael: adelante.ramiro: le recuerdo, bebé, que hay un concurso nacional:"el tiatlón fusion" y el vendedor que mejor realcey explique los beneficios competitivosdel "ford interactive system" y del "fusion",se ganará un premio. ismael: ah.ramiro: ay, dios, ¿qué tal si me lo gano yo?usted está perdiendo la oportunidad.ismael: seamos honestos, jimenito, si tú te ganarasel premio, que consiste en un "fusion 2010",seguramente, lo tendrías que vender para obtenerun poquito de dinero para pagar todas las deudasque tienes y así no tendríasque pedir prestado. ramiro: eso sería lo mejorque me podría pasar, pero si lo supiera mi esposa,me mataría antes de dejarme que yo venda el premio.ismael: estás como los cueteros, si truena, te tupen,porque te truena y si no truena,también te tupen. si te luces como vendedor,te va mal y si no lo haces bien,también te va mal, pero, aquí, en tu trabajo,mejor olvídate de tus broncas y trata de realizar la ventaexplicando correctamente al cliente,el "ford interactive system". ramiro: sí, ¿verdad?alejandra: igual voy a tener más tiempo para estaren la casa, una vez entregue mi puesto.susana: ¿y ya decidiste qué vas a hacer?alejandra: sí. mira, estoy pensandoen dedicarme a administrar la hacienda.susana: ¿administrar la hacienda?alejandra: sí, tengo que administrarlay sacarle jugo a la hacienda, es la única fuenteque le queda a mi familia en el futuroy ya es hora de que yo vea por ella,ya se lo dije y se lo advertí a marco.susana: uf. carmela: [resuella]mi delicioso barquito, valenzuela,¿qué te habías hecho? ¿dónde andas?marco: eh, pues, aquí, aún por guadalajara.carmela: ¿y cuándo vienes? por aquí te estoy esperando,bien ansiosa. marco: ya estoy preparandolas maletas, y ya, muy pronto,viajo para allá. carmela: me alegraque me hayas llamado para contármelo.¿a qué hora nos vemos? marco: bueno, no sabría decirteexactamente. pero, mira, carmela,te quería pedir un favor, fíjate que tengo un problemacon mis clientes, los propietarios de la hacienda.la hija del señor jorge álvarez del castillo,quiere asumir la administración de la hacienda.carmela: ah, ay, ay, ay. y si somos sinceros,ella tiene todo el derecho de hacerlo.la hacienda ya no está embargada y tu amigo,la rata esa chávez, ya no tiene por qué estar allá.pero, claro, esa propiedad ya debe estartotalmente devastada, las ratas ya hicieronde las suyas, ¿qué no? marco: bueno, sí,algo por el estilo. carmela, yo te quería pedirque hicieras el favor de-- de que hablaras con ellay que la hicieras desistir de la idea.carmela: un momento, ¿me estás llamandodesde guadalajara para que ponga mi carotaa esa gente y les mienta? ¿tú tienes la desfachatezde pedirme algo así? cuando no me has tiradoun solo peso y lo único destacableque has hecho es salir corriendo de mi casa.óyeme, muñeco, no me ofendas. marco: carmela, carmela,por favor, espera, no te pongas así.carmela: al menos, sé hombrecito y dame la cara,no me mandes mensajitos desde guadalajara.marco: está bien, pero, por favor, tranquilízate.carmela, me hubiera gustado hacerlo personalmente,pero estando aquí en guadalajara,en medio de mi tratamiento, pues tú entenderásque es imposible. carmela: termina tu tratamientoy más te vale que te funcione, que hayas quedado bien,porque de lo contrario ni te aparezcas por aquí.marco: sí, sí, está bien, carmela,mañana yo llego a la ciudad de méxicoy te llamo, ¿eh? carmela: no más llamadas,quiero acción, hechos, cama y dinero,en ese orden. marco: entonces, te llamopara ponernos de acuerdo con la hora y el lugardonde nos vamos a ver, ¿sale? carmela: espero tu llamada,bombón.vicente: ¿qué te dijo? marco: ¡qué no me dijo!se ofendió porque le pedí el favor por teléfono,quiere que la vea frente a frente, ¿y sabes?¿sabes cuál es su exigencia? que me haya mejorado de todo,de mi problema. no, chávez,esa mujer me quiere devorar, me quiere comer vivo,sino no me hace el favor. arcadia: lo sé, elvita,te aseguro que nadie mejor que yopara saber que se nos viene un año muy duro.pero, mija, ¿tú de qué te preocupas?tú eres eterna, nadie te va a mover del hueso.no, mi reina, tú tienes una silla bien pegada.sí, tú vete de vacaciones, disfruta de la vida,que se amuelen los pobres. ándale, un beso."bye", manita. creo que ahora si ya perdía mi amiga elvita, ya no le sube el aguaal tinaco. me puedes decir, chato,¿qué carambas es eso? empleado: su plato de frutapara apaciguar el hambre, señora profesora.arcadia: no inventes, chatito, no inventes.tráeme una guajolota, que sea tamal de los verdes,me traes unos tlacoyos, me traes unos sopecitos.por favor, si no soy perico para que me estés dando frutaa cada rato. y a mis niñas les traesunos huesitos de carnaza para que se les limpiensus dientitos, ¿oíste? empleado: como usted diga,señora profesora. arcadia: pero ya estás aquí,órale. rapidito, chato.rendón: ¿y en verdad te vas a subir a un ring a pelearcon ese anciano, quintana? enrique: pues, no lo sé,supongo que sí. de todos modos,yo soy mucho más alto, más joven, tengo mejor pegada,así que, si me cuido en un par de asaltos lo noqueo.rendón: estás hablando de un hombre de más de 70 años,tú eres mucho más joven. enrique: si él fueel que me retó. rendón: mira, para defenderel honor de su hermana. que, por cierto,tú le pediste que se casara contigo, ¿o no?enrique: tienes razón, ni siquiera estoy enamoradode esa mujer, le pedí que se casara conmigopara pasar a ser parte de la familiay tener acceso a la fortuna de jorge,que estoy seguro que en algún lado debe estar.rendón: entonces, no tienes ninguna necesidadde subirte al ring a hacer el ridículo, quintana.enrique: ¿el ridículo? ¿qué te pasa?si estoy en excelente condición física.>> si quieren, yo los entreno, yo soy físico--físico cu--cu-- enrique: sí, sí, salud.rendón: sí, hombre, salud, salud, salud.mira, el que dos hombres de la tercera edadarreglen sus diferencias con unos guantes de box,es una ridiculez, quintana. arcadia: chato.chato. ¿qué pasó con mis tlacoyosy con mi comida? empleado: aquí están,señora profesora. arcadia: ¿y la salsa borracha?empleado: eh, perdone, la olvidé, señora profesora,pero en dos minutos la tiene aquí.arcadia: uy, ándale. ¿ven, chiquitas?por más que trato de entrenar al chato no se deja,si ya elvita me lo ha dicho varias veces:"trátalo mal y verás como te obedecea la primera". ay, que sabiaes mi comadre elvita. [perro ladra]mm. rafael: sí, sí, marian,todo bien. hoy mismo empiezo a buscara los clientes de tus camiones, yo tengo feen qué me va a ir bien. marian: necesitamosque te vaya bien, estoy en tus manos,cualquier cosa que necesites, simplemente, me llamas.rafael: mira, la verdad, si estoy necesitandoun favorcito de tu parte, pero, híjole, me da vergüenza.marian: lo que quieras, dime. rafael: estoy haciendouna solicitud para un préstamo y necesito poneruna referencia comercial de peso, alguien importantey, pues, pensé en ti y no sé si...marian: ah, pensaste en mí. rafael: bueno, yo no séqué opines, ¿verdad? marian: ¿y tú crees que debo darbuenas referencias tuyas? rafael: bueno, pues,no te he hecho nada malo, solo espero que cuandote pregunten por mí, bueno, pues, tengas las mejorespalabras y mucha compasión conmigo.marian: la compasión que tú no has querido tener conmigo.rafael: marian, marian, no digas eso, por favor.marian: muy bien, muy bien, ponme en tus referencias,haré un gran esfuerzo por hablar bien de ti.rafael: ay, marian, marian, marian,te voy a poner en un altar, eres mi ángel de la guarda.mira, esto te lo voy a deber toda la vida,es más puedes contar conmigo, incondicionalmente,cuando quieras, donde quieras, a la hora que quieras.marian: cuidado con esas palabras,porque te puedes arrepentir. rafael: no, no, no, jamás,jamás me voy a arrepentir, te lo juro.mira, por esta, y espero que me desla oportunidad de demostrártelo, ¿eh?marian: mantenme informada, ¿de acuerdo?rafael: un beso, un beso y muchas gracias.[exhala]rafael: [ríe] ay, rafita, rafita,eres, no, una cosa seria, cosa seria, seria.¡ay! alejandra: [suspira]rafael: licenciada, perdón, no sabía que estaba aquí.alejandra: sí, lamentablemente, para mí, estoy aquí.rafael: con permiso. alejandra: sí.medina. ¿qué pasó con lo quese comprometió conmigo? rafael: ¿con lo...?alejandra: medina, usted se comprometió a conseguirel dinero para pagarme el total de la deuda,¿dónde está? rafael: eh, espéreme,precisamente, en esas estoy, licenciada.aquí tengo los papales que me pidió el bancopara que me dé el préstamo. alejandra: ah, un banco, ¿eh?maravilloso. ¿y cuándo le prestan el dinero?rafael: [balbucea] no lo sé,porque, apenas voy a llevar los papeles, entonces--alejandra: ah. ¿y sabe cuánto se tardaun banco en aprobar un crédito? rafael: pues, ¿qué será?¿un par de semanas? ¿un mes? bueno, máximo.usted sabe más que yo de eso, licenciada.alejandra: mire, usted puede entender, medina,que yo-- ¿voy a tener que soportarloun mes más? ¿dos semanas más?¿dos días más? ¿dos segundos más?no, no, no. yo ya no quiero saber de ustedni un segundo más, así que, por favor,me consigue mi dinero de una vez por todas.rafael: licenciada, pero si le estoy explicandoque estoy gestionando un préstamo, yo no tengode donde más sacarlo. alejandra: sí, sí tiene.rafael: ¿yo tengo de dónde? alejandra: sí, llámelea su ángel de la guarda. rafael: ¿a mi ángel de la...?alejandra: sí, a su amiguita. rafael: ¿cómo?ah, a mi-- alejandra: ah, sí.rafael: ah. alejandra: eh.rafael: la licenciada, la licenciada celeste.alejandra: celeste, sí. o como se llame,la de cuernavaca, allá, donde usted se la pasa bebiendoy durmiendo. sáquele dinero a ella.rafael: ¿yo durmiendo con la licenciada celeste?alejandra: bueno, si es que lo deja dormir,claro, porque como ella anda en celo,seguramente, le ronronea en los oídos y--¿qué me importa? rafael: oiga, por favor,no hable así marian, que-- alejandra: ay, perdóneme,tiene razón. ay.[resuella] la ofendí.ahora usted es el abogado de la licenciada celeste,¿por eso la defiende tanto? rafael: mire, licenciada,escúcheme una cosa, yo ni duermo,ni he dormido en cuernavaca ni en ninguna otra partecon la licenciada celeste. alejandra: pues, no me importa,no me interesa, no me dé explicaciones.yo quiero, solamente, mi dinero. rafael: no, no, un momento,porque a mi no me está gustando lo que está diciendo,yo no soy lo que usted se imagina.alejandra: ay, no, por favor, es peor.rafael: estoy hablando con la licenciada celeste,porque estoy haciendo un negocio con ella.alejandra: ya se cerró ese negocio, medina.mire, ya no quiero sus excusas, usted es libre de hacer--con, lo que sea, haga lo que sea con su vida.rafael: mire, ya se cerró la venta de lo que conciernea autos siglo, pero me comprometí con ellaa buscarle un cliente para los camionesque no le recibimos, necesita venderlos.alejandra: ah. rafael: esa fue la condiciónpara cerrar el negocio. alejandra: ay, claro, magnífico,entonces ahora usted trabaja por su cuentapara la señorita celeste. rafael: hij--alejandra: eso, vulgarmente, se llama ser un oportunista,medina. se supone que a ustedesta empresa le paga para trabajarexclusivamente con autos siglo. que falta de ética,eso es de gente sin escrúpulos. rafael: óigame, no,tampoco me ofenda, licenciada, ¿eh?yo no soy nada de eso que usted está diciendoy no se preocupe, porque, ahorita mismo,se lo voy a decir al licenciado beltrán.alejandra: qué bueno. rafael: y no voy a hacernada incorrecto. alejandra: pues, qué bueno.ay, por favor, ¿usted nada incorrecto?[ríe] mire, medina, haga de su vidalo que se le dé la gana, yo quiero estar fuerade todo esto. ¿por cuánto es el préstamoque va a solicitar? rafael: qué ojo, pues,¿no qué no? lo estoy solicitandopor cuatro millones y medio. se supone que--bueno, más bien, me supongo,que en eso ha de ir la deuda. alejandra: ah, supone, pues sí,le falta mucho para liquidarla. rafael: pues, ustedno me ha dado la cantidad exacta y usted es la que sabecómo se sacan, con eso de los intereses,que los abonos a capital, y los segurosy las hilachas y las no sé cuántas cosas más.alejandra: sí, pero necesito exactamente la fecha de cortey no puede ser dentro de un mes. rafael: mire, hago lo que puedo.bueno, bueno, bueno, a ver, ¿y cuál es la urgenciade recibir su dinero? si estoy a punto,a punto y al día con sus pagos mensuales, ¿eh?alejandra: ¿sabe por qué? rafael: ¿por qué?alejandra: porque no lo quiero ver más,porque ya no lo soporto, porque no quiero escuchar jamássu nombre ni su voz, porque me da nauseas verlo.rafael: ándale, ahora le da nauseas.alejandra: sí, por decir lo menos, educada, ¿eh?rafael: ¿ah, sí? alejandra: sí, imagínese.rafael: pues, a ver si me puede tener la liquidación exacta.alejandra: ah, ok. rafael: y, ah, y si quierele puedo decir al banco que me va a dar el préstamoque haga el cheque a su nombre de una vez.alejandra: sí, me parece perfecto, sí.rafael: ah, ¿sí? muy bien, pues, a ver,redacte el documento, ¿sí? alejandra: mire,yo no soy abogada. rafael: pues, yo tampoco.alejandra: sí, pero voy a llamar a...marco, ¿mm? para que lo haga, a marco.rafael: eso. alejandra: ¿mm?rafael: ya se estaba usted ahogando.alejandra: [resuella] rafael: a marco, háblele,hágale. para que él siga haciendolo que se le da su gana, mientras, usted no se entera.alejandra: claro que lo haré, ¿eh?porque, porque yo no estoy sola.rafael: hágale, pues, a ver, márquele.alejandra: le voy a hablar a marcos.rafael: márquele a marcos.alejandra: [suspira] rafael: susana,llama por favor a don matías, el chófer que me llevaa grupo celeste y dile que lo necesito.susana: ¿va a ir otra vez a grupo celestre?rafael: por favor, nada más, dile que me urge verlo.susana: sí, señor. [música]marco: ¿qué voy a hacer, chávez? se supone que mañanallego de guadalajara, ya listo para acostarmecon carmela. y la verdad que no creoque ni hipnotizado le pueda cumplira esa devora hombres. ¿qué vamos a hacer?vicente: deja, déjame ver, a ver qué se me ocurre.[teléfono] marco: no, no puede ser,ahora es alejandra, seguramente quiere noticiasdel juzgado. vicente: pues, háblale claro,y dile que está complicado el asunto.marco: ¿bueno? alejandra: hola, marco,oye, ¿estás muy ocupado? marco: pues, aquíen la oficina de urdiales. alejandra: mira, no te voya quitar mucho tiempo, pero... marco: ale, ya te estoyhaciendo la gestión del juzgado, lo que pasa es que el juezno está en méxico y mi contacto no me puedeatender hasta mañana. alejandra: de acuerdo.aunque, no solamente es por eso que te llamaba.marco: ¿ah, no? y entonces,dime, ¿para qué soy bueno, ale? alejandra: mira, estuve hablandocon medina, ya sabes, eh-- quiero finiquitar estode un solo tajo y él se comprometióa pagarme la deuda. marco: ¿la mensualidado la totalidad de la deuda? alejandra: la totalidadde la deuda. marco: ¿y ese delincuentede dónde sacó todo el dinero, eh?¿a quién robó ahora? alejandra: no sé, va a solicitarun préstamo a un banco. marco: ¿quién le va a prestara ese muerto de hambre? alejandra: marco,eso es lo que está diciendo él y ya tiene los papeles,aparte es asunto suyo. mira, yo te llamo,porque hay que calcular la liquidacióny quiero un documento que me asegureque no se va a quedar con ese dinero cuando lo reciba,sino que el banco me lo va a depositardirectamente a mí. marco: ¿de veras quiereshacer eso? es que, no sé, yo...alejandra: pensé que podía contar contigo,pero está bien, tendré que pedirle ayudaa otra persona, a otro abogado. marco: no, no, alejandra,por dios, cómo se te ocurre, ¿y para cuándo es eso?alejandra: para hoy mismo. oye, ¿tú crees que--que puedas venir? marco: mira, termino una reuniónque tengo con urdiales y salgo para allá.alejandra: gracias. oye, eh, trae los documentosy aquí te espero. marco: está bien, hasta luego.vicente: y, ahora, ¿qué se le ocurrió a tu exnovia?marco: no, a mi exnovia no, al imbécil ese de medina.resulta que ahora le quiere pagar la totalidad dela deuda y está pidiendo, entonces,un préstamo de un banco. vicente: será que está pensandoque al pagar la totalidad de la deuda,va a sacar a la mamá del problema de la estafade la casa, ¿no? porque si está pensando en esoes porque aspira a quitarse tu chantaje de encima, mirá qué.marco: no, no, un momento, una cosa es lo penaly otro lo civil. en todo caso, ¿por qué no hablascon un abogado penalista y le consultas el caso, chávez?porque eso sí me preocuparía bastante,y más ahora, cuando alejandra evidentementeestá odiando al naquete de medina y quiere salir de éldefinitivamente. vicente: entonces, pues,mejor corre a su lado, mi amigo, yo mientras te hagola averiguación. marco: sí, sí, sí,averigua eso. vicente: ¿y quién va a pagarla cuenta? licenciado, licen--otra vez me embarcaste. rafael: y la única formaen que logré que marian celeste firmara la comprade nuestros camiones, fue comprometiéndomea buscarle un cliente que les compretodos los camiones viejos a grupo celeste.francisco: pero, medina, tú ahora no puedes dedicartea solucionar los problemas de caja de grupo celestey dejarme botado a auto siglo, eso no es correcto, medina,aquí te pagamos para trabajar para nosotros, no para ella.rafael: no, no, no, yo no estoy diciendo eso,licenciado, y yo sé que incurrí en una faltasi hago ese negocio por fuera de auto siglo,pero, precisamente, por eso se lo estoy comentando.y también le digo la verdad, la licenciada celeste,ofrece una comisión por esa venta.francisco: ah, ajá, una comisión para auto siglo.rafael: sí, compartiríamos la comisión, licenciado.francisco: muy bien, medina, ponte a buscarle clientesa esos camiones y me reportas. rafael: sí, sí, sí.francisco: ándale, pero ya, pero ya, vete,no pierdas tiempo, hijo. rafael: no, no.francisco: ándale, ándale. rafael: yo me encargo,voy a ver como buscar. sí, sí, ya, ya me voy.francisco: [ríe] "money, money, money,money, money, money." >> ¿cuánto te debemos?susana: eh, licenciado medina, don matías salió,pero llega en una hora, aproximadamente.rafael: muy bien, apenas aparezca dile, por favor,que se reporte conmigo. susana: sí, claro.rafael: ah, y otra cosa, susana, por favor,¿qué pasó con el contratista? ¿cuándo le van a ponerla puerta a mi oficina? ¿o va a ser necesario que yocompre una y la instale yo? susana: no, no, yo lo investigo.rafael: ey, ey, necesito hablar con ustedes tres,vengan para acá. trapito: ¿conmigo?rafael: no, contigo no, no es tema, por favor, trapito.vamos a la sala de juntas. pepeto: ay, papá, adiós.cuídate. trapito: bueno, ni modo.alejandra: [suspira] susana: no me aguanto las ganasde saber que está pasando, rafael está histéricoalejandra: ah, ¿sí? pues, más histérica estoy yocon él, ¿mm? susana: pero ¿qué fuelo que pasó? alejandra: anda con celeste, mm.susana: ¿cómo? alejandra: esta mañana,cuando entre a la oficina, el señor medina estabadiciendo cosas telefónicamente, con celeste.ay, me sacó de mis casillas. "sí, estuve pensando en ti,mi ángel de guarda, te voy a hacer un altar,te voy a estar agradeciendo de por vida,soy tuyo incondicionalmente." [suspira]como que la visita que le hizo el señor medina a la celestefue bastante productiva. ¿qué tal?amaneció más enamorado que nunca de ella.susana: mm, seguramente, la fiesta de los dos estuvomuy buena, estuvieron bebiendoy por eso rafael no regresó a la empresa.alejandra: mira. susana: muy bien.y desgraciadame me escuchó hablar con marian,el maldito contratista no ha puesto la puertaen mi oficina y no me di cuenta, jura que yo paséla noche con ella.debe de estar creyendo que soy el mas desgraciadode este planeta. alejandra: claro que lo es,es el peor hombre que hay en el universo.mira, supera a cualquier maldad que uno pueda concebiren un ser humano. trató de matarme,trato de estafarme y para desgracia mía,sabe que estoy enamorada de él, porque cometí la estupidezde confesárselo y de... susana: sí.alejandra: en cocoyoc, y aquí, en la ciudad de méxicotambién se lo dije, que lo amaba.¿te imaginas, susana? ay, no, qué estúpida,pero qué estúpida. lo sabe y no tienela más mínima compasión. no lo sé, es como si quisierahumillarme, como si quisieratrapear el piso conmigo. ¿tú crees que va a saberque lo de la celeste me duele? claro que me duele,¿y sabes qué? me enfurece estar en estadesventaja tan terrible con... susana: estás en desventaja,porque no logras controlarte, alejandra.porque le sigues demostrando que lo amas.alejandra: [suspira] rafael: me odia, me odia,me odia. me dijo que sentía repugnanciapor mí, asco, náuseas. el abogadaducho eselogró su objetivo y en menos tiempodel que yo imaginaba. ahora está mas empecinadaque nunca en que le pague todo lo que debo inmediatamentepara que desaparezca cuanto antes de su vida.pepeto: sí, hermanito, pero ella más que nadiedebe de saber que un banco no decide un préstamode la noche a la mañana y mucho menos por una cantidadtan grande. ramiro: uy.¿y ya juntaste toda la información que te pidenpara un crédito en los bancos? rafael: no, no toda,está claro que yo no soy el rico que los bancos esperan.ya junté lo que pude. susana: así que ni te hagasilusiones, y lo sabes, no puedes esperar muchode ese préstamo. alejandra: sí, sí lo sé,pero igual me va a tener que firmar una cartapor si le sale el crédito. no, y yo me tengo que asegurarque me lo giren directamente a míy que, por ningún motivo, caiga en sus manos.es más, para eso le llame a marco.susana: ah, solamente para eso. rafael: ella sabe queese abogado es lo peor que me puede poner en frente,se va a vengar de mí. dandy: pero, tú no puedesfirmarle los papeles que a él se le dé la gana.rafael: no, no, dandy, voy a revisar muy bienlo que ella y él quieren que yo les firme.susana: ¿y si no sale ese crédito?alejandra: mira, que consiga ese dinero donde sea,que hable con su amiga marian celeste,ya que andan de tanto romance, o con alguna de sus novias,porque me imagino que tampoco ha terminado con la intensa,la psicópata esa de vicky, vicky, vicky, vicky.susana: sí, está bien que pienses que celestelo puede sacar del problema, pero, alejandra, ¿vicky?¿de dónde? alejandra: ay, por favor,de la carne. susana: ¿cómo de la carne?alejandra: sí, ay, de la carne que vende su papá, ay.pancho: papá, papá, esto es una maravilla.mira, mira, volvimos a la vida, unos chilaquelitos.gastón: gracias, mija, no sabes cómo nos alegraverte aquí. y prepara un almuerzo máspara llevárselo a tu hermano que está allá en la carnicería.vicky: sí, ya está listo, ah, ahorita vengo.gastón: ¿a dónde vas? victoria: es que no he habladocon mi pajarito, no sé nada de él,¿dónde está el teléfono? ah, ay, ya lo vi.ah. pancho: ¡ah!rafael: la opción que me queda es abonarle algode lo que me gane del negocio que me dio mariande lo de sus camiones y tengo que conseguirleun cliente grande. pepeto: lo bueno de ese negociosería comprarlos, arreglarlos y venderlos.rafael: claro que sí, pero ¿de dónde voy a sacar yotodo ese billete? tengo que conformarmecon conseguirle un cliente que los compre en el estadoen que se encuentran y que el tipo se llevelas utilidades. ramiro: pues, hermano,el cliente para esos camiones viejos no está aquíen la ciudad de méxico, está en las afuerasy tú, en una época, te volviste expertoen la clientela de esas zonas, mano.dandy: sí, bueno, pero ¿y esos contactos?¿o es que ahora que te convertisteen un ejecutivo ya no frecuentas a ese tipode clientes? rafael: mira, mira, mira,espérate, ¿cómo se te ocurre, hombre?¿saben qué? esos siguen siendomateria prima para mí, yo tengo todos esos contactosen mi celular. oye, por cierto, mi celularlo dejé en la oficina. [teléfono]susana: ¿qué celular es el que está sonando?¿es el tuyo? alejandra: ay, por favor,es el de medina. susana: ¿qué--?alejandra: ¿qué? si quieres contéstaselo,a ver, ¿cuál de las damiselas lo está llamando?susana: no, no, olvídalo, yo le contesto el teléfonode la oficina, pero el celular, claro que no,es muy privado. [teléfono]no. pancho: mm.vicky: no contesta, no contesta. ¡no contestó!gastón: ya, tranquila, vicky, debe de estar ocupado,le hablas después. victoria: no creo que puedaresistir tanto. [jadea]gastón: llévala al cuarto, recuéstala.pancho: pe-- gastón: ¡órale!¡ándale! con cuidado que no estáscargando una res, hombre. pancho : ay, papá,que no ves que yo ya estoy acostumbrado a esto.gastón: ¡hombre!no... no más, no más, esto se acabó.te todo esto y te lo regreso.alejandra: está bien. ambos: perdón.rafael: con permiso.[suspira] [resuella]ándale, santa claus, una llamada de vicky,tengo que llamarle porque si no...[teléfono] ¿bueno?susana: eh, licenciado medina, tiene una llamadade la licenciada celeste. rafael: ah, ¿sí?qué raro. [carraspea]pásamela, por favor. susana: sí, claro.rafael: ¿bueno? hola, ¿cómo estás?marian: bien, lo más probable es que salga ahorapara la ciudad de méxico. estaba pensandoque, tal vez, podríamos comer, no sé, si tú puedes.quiero que hablemos algunos temas sobre los camionesde autos siglo y los otros camiones,los viejos, tengo algunas dudas, rafael.rafael: sí, sí, me confirmas el sitio y la hora.marian: tengo antojo de comida típica.rafael: [resuella] [ríe]¿cómo? ¿de chorizo? oye, todo está muy bien,menos las pellizcadas esas. marian: ¿qué tal un consoméde barbacoa o unas enchiladas de mole?ay, unas quesadillas de flor de calabaza con quesoy arrocito, ¿eh? ¿te late?rafael: está bien. marian: estoy pensando,en "los metates" o en "el palaciodel colesterol". ¿qué te parece?yo te llamo y te confirmo el lugar.rafael: gracias. pero son negocios,no puedo negarme. [carraspea]alejandra: ay, claro que sí, ¿cómo no?¿qué tal las pellizcadas? [suspira]efraín: buenas tardes, susanita. susana: ¿qué pasa, santana?efraín: zetina. susana: sí, zetina, hola.efraín: discúlpame la pregunta, ¿será qué el licenciado medinaestá por ahí? tengo una cita con él.susana: ay, no creo que te pueda atender ahora,está hablando con un cliente. efraín: no importa, yo espero.susana: ok, está bien. ¡ay, cuidado!marco: ¡fíjese, imbécil, fíjese por donde anda!susana: oye, tranquilo. efraín: disculpe, señor.marco: ¿dónde está alejandra? susana: está en su oficina,tranquilo, respira. marco: [jadea]rafael: claro que sí, don román. mire, yo tengotoda la información de esos camionesy si usted tiene ese dinero en la mano, va a hacerel negocio del año. ah, bueno, pues, tengo pendienteuna comida, pero si me atiendeahorita salgo para allá, ¿en dónde está en este momento?bueno, no importa, le caigo más tardecito,allá nos vemos. marco: ale.alejandra: ¡ay, marco! ¡ay, pero que alegríatenerte aquí! [beso]por favor, siéntate, siéntate, siéntate, marco.marco: gracias. alejandra: y cuéntame,¿cómo has estado? marco: bien, pues, ya sabes,trabajando mucho. alejandra: ay, te vestan agotado, marco, deberías tomarteunos días de descanso. marco: ¿sí?bueno, sí, me gustaría muchísimo,pero no tengo tiempo, en cambio,si tengo bastante trabajo. alejandra: ah.marco: por ejemplo, tengo muchas cosasque hacer por ti, la hacienda, el juzgadoy ahora lo del tipejo ese. alejandra: ah, entonces soy yola que te tiene agotado. marco: no, no, nena,no digas eso, tú sabes que todolo que hago por ti, lo hago con cariño,con muchísimo amor. alejandra: ay, ¿con qué?marco: con muchísimo amor. alejandra: ay, dilo más fuerte,¿con qué? ambos: con amor.marco: sí, amor. alejandra: ay, yo lo sé, marco,lo sé. marco, eres mi ángel guardiány te voy a estar agradecida de por vida.marco: ¿de por vida? por favor, que estemostoda la vida juntos. alejandra: [ríe]bueno, yo, bueno, nadie te ha dicho que no.al fin de cuentas, eres alguien de la casa,de la familia y te queremos. marco: ah, bueno, pero, ale,ojalá no siempre vean tú y tu familia,nada más al abogado. alejandra: no, por favor,yo nunca te he visto así. marco: [suspira]gracias, ale. bueno, por lo pronto,vamos a salir de tus problemas, ya estoy haciendo la gestiónque me pediste en el juzgado. alejandra: ah, sí, sí,me dijiste. ay, tú tan divino,gracias. a ver, si entrego este puestoy ya me puedo ir a la hacienda del todo,alejarme de este lugar que detesto.uf, que huele mal. marco: bueno, nena,eso fue de alguna forma, lo que soñamos cuandonos íbamos a casar, ¿no? alejandra: bueno, ahí sigueel sueño de la hacienda. marco: si, ahí sigue.alejandra: [suspira] marco: bueno, alejandra,al grano, ¿qué es lo que me dijiste del delincuente eseque te va a pagar toda la deuda? alejandra: eso está diciendo,espero que así sea. marco: ¿y dónde estáel naquete ese? a ver,¿qué es lo que piensa hacer? alejandra: ay, no sé,estaba por aquí hace un momento. mira, no se si salió.a ver, le voy a hablar a susana para ver donde está.rafael: aquí estoy, licenciado. alejandra: ¡ay!¡ay, medina! ay, qué susto me metió, perdón.ay, es que no lo vi llegar, pensé que ya se había ido.rafael: sí, sí me imagino. marco: oye,¿y este de donde salió? ¿por qué está ahí?rafael: mi oficina, abogado. alejandra: ah, por favor,licenciado medina, ¿se puede sentar un momento?vamos a hablar del tema del préstamo que está pidiendo.rafael: no, no, desde aquí yo puedo escucharperfectamente, ¿qué necesita que le aclare?marco: quiero ver cuál va a ser el trámiteque va a hacer y cómo va a recibir el dinero.alejandra: ¿tienes el dato exacto de cuántome está debiendo hasta la fecha? marco: sí, por supuesto,aquí traigo una copia. aquí está,te está debiendo, 4.404.000 pesos.casi toda la deuda, revíselo. rafael: claro que lo voya revisar minuciosamente con mi abogado,yo no confió en sus papelitos, 4.4 millones de pesos.alejandra: ah, es que tiene que tener en cuentaque de las cuotas que me ha pagado,una gran parte se ha ido en intereses.rafael: sí, ya sé, licenciada, ya sé que después de pagarlecumplidamente, no es gran cosala que he abonado. igual, como quiera,llené la solicitud del préstamo por cinco millones.marco: a ver, déjeme verla. rafael: mire, mire,"déjeme verla". yo no estoy obligadoa enseñársela, el hecho de que usted la veao deje de verla, no me garantizaque vayan a aprobar o desaprobar el préstamo.marco: quiero ver que tan serio es de lo que me está hablando.mi amor, ¿para qué me hiciste venir hasta aquí,para hablar con este payaso? se está burlando de ti.rafael: yo no me estoy burlando de ella.aquí tiene los papeles del préstamo.marco: veamos que contiene esto.gastón: buenas tardes, doña leonor.leonor: ay, don gastón, qué milagro tenerlo aquí,pase, pásele, por favor. gastón: sí, muy amable, gracias.leonor: ¿gusta que le dé un café,un chocolatito caliente? gastón: no, no, gracias,pero no tengo mucho tiempo. leonor: ah, mm...pero, siéntese, por favor, mire, póngase cómodo, por favor.gastón: gracias. leonor: ¿y a qué debo su visita,don gastón? gastón: bueno, es que estoymuy preocupado por mi muchacha. leonor: ay, ¿y cómo sigue?gastón: no se repone del todo y yo creo que ella,definitivamente, lo que necesitaes estabilidad emocional y pensando en la conversaciónque tuvimos, pues, llegué a la conclusiónde que... voy a prestarle el dineroa su hijo. leonor: ¿de verdad, don gastón?gastón: sí. leonor: ay, bendito sea dios.no sabe lo feliz que me hace esta noticia, de veras.gastón: sí, a ver si él sale de los problemasy le dedica un poco más de tiempo a mi hijay así están más tranquilos, así es que, dígale a élque mañana en la mañana puede pasar por el dineroy ahí arreglamos como me van a hacer los pagos, ¿mm?leonor: sí, claro, yo le voy a decir.gastón: quiero que le quede muy claro que estoes un esfuerzo muy grande y es un gran riesgoel que estoy adquiriendo, pero yo confió en la seriedad,en la puntualidad y en la responsabilidadde su hijo. leonor: sí, claro que sí,don gastón. gastón: pero, sobre todo,estoy confiando en usted, doña leonor.acepté hacer esto porque usted está de por medio.leonor: muchas gracias por la confianza, don gastón,no lo vamos a defraudar. gastón: entonces, hablecon su hijo y mañana lo espero. leonor: sí, yo le avisoy de nuevo, muchas gracias. gastón: que pase bien día,doña leonor. leonor: sí, salúdeme a vickyy a los muchachos también, por favor, ¿eh?gastón: de su parte, gracias. leonor: muchas gracias.gastón: con permiso. leonor: sí, sí, lo acompaño.gastón: con permiso. leonor: hasta luego y gracias.gastón: por nada. hasta luego.leonor: ay, dios mío. ay, ojalá que estemos haciendolo correcto. ay, ya mi hijo veráque decisión toma.

Cargando Playlist...