null: nullpx
Cargando Video...

Hasta Que el Dinero Nos Separe Capítulo 135

Marian le pide a Rafael que la acompañe a una reunión, ellos cierran la venta. Jorge hace un escándalo porque Rosario salió con Quintana. Alejandra le dice a Marco que se dedicará a la hacienda.
3 Ago 2021 – 12:00 AM EDT
Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... mariana: consíguete un clienteque no te los compre. y él verá lo que hacecon sus camiones. los manda a arreglar,los deja así, los vuelve a vender, ese es su problema.y tú verás en cuánto se los vendes.la diferencia es tuya. rafael: a ver, a ver.¿o sea que te tengo que traer 800.000 pesos?mariana: ajá. rafael: mira, mariana,para que agilicemos esto, yo necesito que me desun margen de maniobra. en otras palabras, ofrecerlosen menos de esa cantidad para que salgan rápido.mariana: no te aproveches de mí, rafael.porque estas son las consecuencias de no habermerecibido mis camiones viejos en parte del pago de los nuevos.rafael: es que no es por aprovecharme, mira,necesito un margen de--de negociaciónpara salir más rápido. mariana: te estás aprovechandodel afecto que te tengo. y sabes perfectamenteque quien tiene el dinero para comprarlos y arreglarlosse puede hacer de un excelente negocio.rafael: sí, sí--no, no, gracias. gracias, es que estoy buscandola forma de que salgamos de esto pronto.te lo juro que no es por aprovecharme.mariana: bueno. ya estás, hombre.tráeme 750.000 pesos y es mi última palabra.rafael: de acuerdo, de acuerdo.mariana: pues celebremos este cierrre y vamospara que amarre. rafael: ¿para que ama--?mariana: el negocio, hombre. rafael: ah, sí, sí.mariana: qué mal pensado. ¿qué, va a ser la horade tu salida o qué? ¿tienes algún compromiso?rafael: no, no, ninguno. vamos a--a brindar, a brindar.mariana: eh, ¿vas a conseguir el cliente o lo vas a comprartú mismo? rafael: uy, no, no, ojaláque yo tuviera esa lana para comprarlos.mariana: pide un préstamo. rafael: en esas ando.pero no para hacer negocios, sino para pagar una antiguadeuda que debo de pagar cuanto antes.mariana: ¿y no tienes otra forma de conseguir más dinero?no sé. rafael: no, no.y menos un dineral como ese. mariana: pues salud por eso.rafael: salud, salud. mariana: fondo blanco, hombre.rafael: ¿fondo blanco? mariana: sí.felipe: pero, papá, es que esa es mucha lana como para soltarsea la bofe. gastón: yo lo sé, felipe,yo lo sé. pero a ese tipo lo van a meteral reclusorio. y entonces, ¿qué pasaríacon vicky? felipe: sí, sí.sí lo sé. pero es que no por ellavamos a perder toda esa lana, ¿o sí?gastón: nadie está diciendo que la vamos a perder.o que la vamos a regalar. en dado caso de que yo aceptehacer el préstamo, deben de darme garantías muy serias.felipe: sí, garantías y compromisos muy serios, ¿no?gastón: eso es lo que acabo de decir, tarugo.no hay necesidad de repetirlo. y déjame decirteque le advertí a doña leonor que yo no le prestoa desconocidos. y en todo caso, esto vamosa estudiarlo muy fríamente con tu hermano y tomaremosuna decisión. felipe: méndigo bofe.antonio: ¿tiene algún tanque de oxígeno de reserva?a joaquín se le está acabando el aire.antonio: no, pero silvia trajo uno de repuesto.¡julián! julián: ¿qué pasa, qué pasa,qué sucede? >> a joaquín le hace faltaoxígeno. préstale el de silvia.antonio: déjame saludar a esta bella dama.¿de quién se trata? quintana: antonio, es rosarioálvarez del castillo. antonio: no puede ser.caramba, si está más bella que nunca, vueltecita, vuelta,vuelta, ¿cómo? ¿te acuerdas de mí?rosario: claro que sí, antonio. antonio: qué lindo volvertea ver, rosario. ¿y cómo van las cosasen la hacienda tan maravillosa? ¿cómo es que se llama esto?¿la alejandra? rosario: bien, gracias, bien.antonio: cómo bebí en esa hacienda.¿te acuerdas, quintana? quintana: yo no iba muchoa esa hacienda. nunca fui el más cercanoa jorge, pero lo que sí recuerdo es que tú bebías tantoque al otro día amanecías tan mal que no recordabas nada.antonio: no éramos la gente más querida por la mujerde jorge. por maría consuelo,que en gloria esté. es que la fama que uno agarrade los quintana es terrible. arrasaban hasta con las floresdel campo. quintana: esas fueronotras épocas, antonio. ¿o es que acaso has vueltoa saber alguna historia sobre mí?antonio: pues si las tienes, las tienes que tenermuy bien escondidas porque hasta aquíno nos ha llegado ningún rumor, ¿verdad, julián?julián: ¿que qué? antonio: ¿has vuelto a escucharalgún chisme sobre los romances de enrique quintana?julián: ¿que el mundo se va a acabar mañana?pues con lo que me queda de vida, me da igual.yo me voy para mérida. antonio: nadie ha escuchadonada. quintana: ¿y sigues bebiendotanto como antes, antonio? antonio: sabes que ya no tanto.con este principio de parkinson, se me sale el whisky del vaso.bueno, mi princesa, ¿estás casada o separada?rosario: sigo soltera. antonio: ¿y dónde está viviendo?¿en la misma casa de siempre? quintana: sí, sí, sí.ahí mismo, ahí mismo. rosario: ay, dios mío,yo creo que ya es hora de que me lleves a la casa.antonio: yo la llevo. quintana: no, no, gracias,yo me encargo de eso, con permiso, ¿eh?rosario, no nos podemos ir todavía.rosario: es que jorge debe estar enloquecido preguntándosedónde estoy. quintana: sí, sí, lo entiendoperfectamente, pero... rosario, no he podido estaren paz ni un solo segundo esperando tu respuesta.anoche la pasé muy mal. no creo que pueda resistirmás tiempo sin conocer tu decisión.jorge: no espero más, azucena. esto ya llegó al límite.rosario está desaparecida. hay que hablar a la policía.ah, no, no, espera. ¿se la llevó quintana?porque es muy raro que tampoco me contesten de su casa.y si se la llevó, esto se llama secuestro.azucena: ay, no exagere, don jorge, por favor.jorge: ¿que no exagere? vamos a ver qué opinala policía cuando les cuente esto y qué va a decir quintanacuando lo arrresten y tiene que confesar,vamos a ver. ¿bueno?¿la policía? ¿los bomberos?no, pero si aquí no se está quemando nada, lo que estáprendido es el arbolito. por favor páseme a la policía.no, no, señor bombero, a usted no lo estoy buscando.bueno, dígame por favor cuál es el número de la policía.sí, ¿00 qué? ¿06 qué más?ah, sí, ya lo apunté, gracias. azucena: cuelga ese teléfono,don jorge. no llame a la policía.jorge: no me vas a convencer de lo contrario.azucena: doña rosario está en la casa del señor hernánvázquez. jorge: ¿qué?azucena: es el cumpleaños de él. jorge: será un cumpleañosde muerto. azucena: don jorge, él no estámuerto, acuérdese que usted se ganó la enemistadde ese señor por tratarlo como si estuviera difunto.jorge: ¿y sigue vivo? azucena: pues si essu cumpleaños, sí. jorge: bueno, ¿y rosariose fue para allá? azucena: sí.jorge: ¿y con quintana? ¿con quintana o tengo que llamara la policía para averiguarlo? azucena: sí, sí, con quintana,pero cálmese. don jorge, cálmese, por favor,usted se agita demasiado y eso le hace daño.no se preocupe tanto, la señora rosario está bien.va a venir. está bien, señor.jorge: está bien, está ocupado esta porquería.si ya me hablas con la verdad, me tranquilizo.azucena: ay, ¿me lo promete, don jorge?jorge: por supuesto que sí. ¡ya estoy bien!azucena: [llora] jorge: puedes retirarte,ya estoy bien, ya, ya, ya.mariana: oye. yo nunca en mi vida habíavisto un ejecutivo con calcita blanca, hombre.rafael: ah, ah, ¿no? mariana: no.rafael: ¿y no te gusta? mariana: no, bueno, sí,te ves diferente. a ti te sienta bien, hombre.rafael: pues muchas gracias. salud, salud.mariana: no me digas que tienes que irte.aguafiestas, aguafiestas, aguafiestas.rafael: lo que pasa es que... no me he reportado a la empresa.mira, discúlpame un segundo, voy a organizar algunas cosaspara mañana, ¿sí? permíteme.[teléfono] susana: gerencia de ventas,autosiglo, buenas noches. rafael: hola, susanita,soy rafael medina. núñez, núñez.susana: ah, ¿cómo está, señor medina?rafael: bien, bien. ¿ya tienes el reporte de ventasdel día? susana: sí, un momento.mariana: ¿quieres otro tequila? ¡otro!rafael: nos lo echamos, nos lo echamos.susana: ya le tengo el dato. rafael: ah, sí, dímelo, dímelo.ah, muy bien, muy bien. oye, ¿y salieron los camionesde sol y suave? perfecto.bueno, diles por favor a los vendedores que mañanahay junta a primera hora. susana: ¿usted ya no vaa venir hoy? rafael: ah--no, no, no.no creo, susanita. mariana: ¿quieres agua,refresco? rafael: no, así solo, gracias,así me lo tomo. hablamos mañana a primera hora,susana, ¿sí?mariana: ¿problemas con las ventas?rafael: no, no, no. esas van muy bien, muy bien.mariana: entonces, ¿ese gesto de preocupación?es por alejandra álvarez del castillo.rafael: [tose] [música][música]mariana: cuando dijiste que ibas a llamarpara reportarte, pensé que ibas a llamarla a ella.rafael: no, no, no. no, no, digo, llaméa mi asistente, pero ¿a la licenciada?no, hombre, ¿qué va? no, no.mariana: deberías llamarla. estás muy preocupado.rafael, es evidente que entre ustedes dos hay algo.rafael: ¿de dónde sacas eso? somos compañeros de trabajonada más, hombre. mariana: basta con verlosjuntos. especialmente a ella, fíjate,para que se delaten. para cualquier mujerese viaje que hizo la licenciada a mi casade cuernavaca bajo no sé qué pretexto, ay, es una formafelina de marcar propiedad y territorialidad.es como decir: "aquí estoy yo, ese hombre es mío"."no se le acerque nadie". rafael: ey, ey, ey.mariana: ¿a poco no has visto ese odio con el que me mira?rafael: no, no, mira, no es odio, mariana, lo que pasaes que tú despiertas muchas cosas en las mujeres.y en los hombres, uy, ni se diga.mariana: ¿ella y tú tienen un romance?¿o lo han tenido? rafael: mariana, no tenemosromance, hombre. somos compañeros nada más--mariana: ya entendí, ya entendí, ya entendí, no más preguntas.me estoy entrometiendo demasiado.pero es evidente que no la estás pasando bien.a lo mejor te están pagando mal. quiero decir, que no estássiendo correspondido. rafael, a mí no me importalo que te esté pasando. cuenta conmigo.vamos a hacer un negocio muy bonito para ti,muy bueno para mí también. vamos a salir de estoy sobre todo, yo quiero que tú sepas que me tienesaquí incondicionalmente. rafael: perdón.gracias. gracias.mariana: ¿quieres que vayamos a otro lado?no sé, ¿qué hacemos? aunque...[suspira] siempre se me olvida.rafael: ¿qué? mariana: tengo una reuniónde amigos en mi casa. rafael: bueno, entonces vea tu reunión-- mariana: no, ya sélo que vamos a hacer. rafael: ah, ¿sí?mariana: ¿qué tal si vienes conmigo a la reuniónque tengo en mi casa? la vamos a pasar bomba, hombre.te lo aseguro. rafael: pero es que yo--yo no--la verdad es que-- mariana: ay, ¿vas a hacerque te ruegue? rafael: no, eso no, nunca--mariana: bueno, ya, ya decía yo, entonces, ¿qué?no se diga más, vamos a mi casa a la fiesta y a disfrutar.¿cómo ves? rafael: pues...pues vamos.julián: ¿necesitaban esto? quintana: no, gracias.julián: entonces, ¿quién la necesita?rosario: quintana, es que... es tan difícil decirte algo.margarita: ay, enrique. ven conmigo a versi nos acordamos de cómo se baila esto, ¿sí?quintana: no, margarita. ahora no puedo.margarita: ¿y por qué? quintana: porque estoy esperandola respuesta más importante de mi vida.te escucho. rosario: ¿bailamos?quintana: sí, pero te escucho. no me digas que me vas a decirque no. no me digas que todavía creesen esas historias que cuentan sobre mí.te juro por lo más sagrado que he cambiado.que no quiero nada más con nadie.que me quiero morir a tu lado.rosario: yo también, enrique, yo también.y no es que no crea en ti. mi problema es otro.es que jorge no lo aceptaría. ya sabes lo que piensa y yo--y yo vivo en su casa. quintana: no, no me importa.no me importa lo que piense jorge.me importa lo que pienses tú. yo me encargo de hablarcon jorge y sé que lo entenderá. no me rechaces por tu hermano.si me vas a decir que no, que sea por ti.y no por él. dime, rosario, dímelode una vez. rosario: sí, enrique.sí. yo también quiero estar contigohasta el último de mis días. quintana: rosario...rafael: yo creo que máximo en un mes habremos salidode este negocio, mariana. mariana: más te vale, rafaelmedina, más te vale porque si no, voy a meteren un problema grave a esta empresa, ¿eh?rafael: no, no, no. por nada del mundo te voya quedar mal y menos voy a permitir que te metasen un problema, ¿cómo crees? mariana: salud por eso.palabra de honor, ¿eh? rafael: palabra, palabra.>> ¿qué haces, quintana? no te aproveches de rosario.antonio: mira que ella no está sola.así como me ves, tengo todo listo.julián: ¿a quién hay que golpear, eh?quintana: no, señor, señor, tranquilícese, por favor.les presento a mi novia a partir de este momento.rosario álvarez del castillo. [aplausos]la champaña, hernán, por favor. >> ¡julián!julián: aquí estoy. >> la champagne.trae las champagne. [aplausos][teléfono] >> bueno, ¿qué nadie puedetener la solidaridad de contestarle el teléfonoal compañero ramírez antes de que nos vuelva locos?>> ay, sí, yo lo contesto. marino: yo lo contesto,nadie se mueva, yo lo contesto. >> ay, qué carácter.solo iba a tomar el recado. marino: bueno, ¿cuál esel problema? si no ayudo a ramírez,soy un desgraciado. y si tengo una atención con él,¿ahora soy un histérico o qué? >> mire, compañero marino,o contesta usted el teléfono o lo contesta cualquier otro,pero no nos van a enloquecer con ese teléfono sonandotoda la maldita noche. marino: yo lo contesto,amargada. >> miren quién habla.marino: bueno, autosiglo. ¿a quién busca?disculpe, no le entiendo, ¿a quién?¿a ramírez? perdón, ¿cómo?¿cómo? no, no, señor, ramírez.usted tiene un problema con la r, a ver, repita,r con r, cigarro. ¿es tan complicado?eso, muy bien. mire, no lo veo por aquí.no, no, no le cuelgues, ahí viene ramírez.>> córrele que tienes una llamada, córrele.ramírez: ¿quién es? marino: no sé, un--parece francés. ramírez: ¿un francés?es michelle bardot. marino: ¿quién es ese tipo?ramírez: trabaja en una editorial y quierepublicar mis libros. marino: ¿quiere publicartus libros? no me hagas reir.ramírez: [habla francés]sí, claro, sería un honor. por supuesto.gracias, nos vemos en un ratito.marino: oye, oye, ¿qué te dijo ese tipo?ramírez: vamos a ir a cenar y le voy a llevarmis manuscritos y una relación de todoslos libros que he escrito. marino: oye, mi querido ramírez,ramírez, ramírez, ey, mírame. ten mucho cuidado a los baresque te metas, yo no te voy a ir a sacar.porque si no lo hago, después estos fracasadosvan a decir que yo no te ayudo. ramírez: mira, marino,yo agradezco lo que has hecho por mí, y de mi parteno hay ningún resentimiento. así que tan amigos como siempre.[música][música] >> [llora]susana: ¿qué pasó? ¿ya te vas?>> no. ¿ya habló medina?ay, no me digas, ¿qué me importa?voy al baño.ramírez: ¿te imaginas que realmente publicaranmis libros, marino? marino: no, no me lo imagino.ramírez: le llevé tan solo algunos de mis trabajosy dicen que podría convertirme en algo así como...och mandino. tú sabes quién es och mandino,¿verdad? marino: no, y no me interesaconocerlo. ramírez: bueno, amigo.veo que estás muy interesado en mi futuro éxito,así que mejor me retiro. marino: a ver, un momento.¿no será que vas a ver a alguna de mis mujeres, amigo?>> bueno, compañera, guarda toda la comidaque te mandaron y nos vamos a descansar.>> ay, qué delicia. esta noche vamos a cenarcomo dios manda. >> vámonos, compañera.>> vámonos. nelson: entonces, ¿qué?¿nos vamos? susana: sí.dame un minuto, ahorita que salga alejandra,le entrego unas cosas y nos vamos.nelson, ven. ¿se puede saber de qué tantohablaron con medina en la sala de juntas?nelson: ¿se puede saber de qué tanto hablascon la jefa en la oficina? susana: no.nelson: te amo. susana: yo también.alejandra: ¿qué te dijo? susana: no, no me quiso contarnada. es que medina y él sonmuy amigos. alejandra: los hombres no sonun género, son una especie maligna y nociva.oye, y a propósito del monstruo, ¿no llegó?claro, se quedó en el grupo celeste, o mejor dicho,se quedó con la licenciada celeste.susana: llamó para decir que no podía venir a la oficina.me pidió el reporte de ventas del día, y me pidióque le avisara a los vendedores que mañana temprano va a haberuna junta. alejandra: pero estabaen el grupo celeste. ay, susana, por favor,conozco esa cara, ¿qué más te dijo ese rufián?susana: ya deja de pensar y de mortificarte por rafael,no vale la pena. alejandra: claro, se quedócon mariana celeste. susana: ya, alejandra.no pienses más en él, no te llenes de...de malas energías. alejandra: no, ya tengomuchos problemas como para sumarles otros máscon la simpatía y el encanto de medina.¿viste? no alcanzó a terminar conmigoy ya está con la otra. ya me voy a mi casa, voy a verqué pasó con mi papá y con mi tía.susana: está bien, descansa, no pienses.[timbre] antonio: me parece que estásonando el timbre. hernán: a mí como me zumbanlos oídos no sé si es la presión o es el timbre.antonio: pues volví a oirlo, y ya es lo más parecidoa un timbre que he oído. hernán: ¡julián!¡julián! el pobre de julián es casoperdido, yo abro. antonio: gracias.hernán: ¿jorge? jorge: ¿humberto?hernán: hernán, jorge, hernán. jorge: no importacómo te llames. tú ya estás muerto y no sépor qué diablos te me apareces aquí como un fantasma.hernán: y dale con lo mismo. jorge: ¿dónde está mi hermanita?¿dónde está? rosario: jorge, ¿qué haces aquí?jorge: ¿y qué crees que vine a hacer?vine a salvar la honra de la familia.más bien tú deberías decirme qué estás haciendo aquí,en esas poses con este quintana. ¿qué es esta imagentan indecorosa, tan vulgar con este mujeriego empedernido?qué bochorno para nuestros ancestros, los álvarezdel castillo estarán revolcándose en sus tumbas.quintana: jorge, jorge, por favor.jorge: y tú, infeliz, no te atrevas a cruzarpalabra alguna conmigo. ¿sabes qué, quintana?te reto. rosario: jorge, pero ¿qué dices?jorge: lo estoy retando a una pelea a trompones,mañana nos vemos en el gimnasio, toma.a ver, espera, ¿en qué gimnasio será bueno?¿en qué gimnasio? no importa, mañana te digoen qué gimnasio. rosario: pero ¿cómo?¿de qué estás hablando? por dios, jorge.jorge: estoy defendiendo tu honra y la de la familiaálvarez del castillo. y esa solamente se limpiacon sangre. hernán: un momento, jorge,no seas loco. jorge: yo no hablo con muertos.antonio: jorge, ¿qué es lo que te está pasando?¿cómo te vas a dar de golpes con tu amigo quintana?jorge: ¿qué, mi amigo? él no es mi amigo.si fuera mi amigo, jamás hubiera fijado sus pérfidosojos en mi hermanita. y menos atreverse a posarsus manos pecadoras en su cuerpecito inmaculado.quintana: jorge, jorge, estás muy equivocado.jorge: ¿qué no es inmaculado? rosario: jorge, claro que sí.jorge: ah, sí, ¿ya ves? mira, tú tápate.y no estoy equivocado. eres un seductor sin corazóny estás poniendo en práctica con mi inocente hermanitatus tácticas de conquistador mujeriego.las mismas mañas que has venido aplicando desde...desde... 19...68, sí. cuando sedujiste fatalmentea cecilia brigada de las altas torres.recuerda. quintana: ¿yo con cecilia?fuiste tú, jorge. fuiste tú el que la sedujo.jorge: ah, chihuahua, ¿yo? quintana: sí.fuiste tú el que tuvo un romance con ellay la dejaste cuando conociste a maría consuelo.jorge: ah, sí, puede ser que tengas razón.ah, pero entonces fue cuando sedujiste a yolandavillar pando. quintana: ¿qué?>> ¿yolanda con yolanda? quintana: no, no.>> quintana, ¿tuvo un romance con mi esposa?quintana: no, nacho, por favor, aclara mejor--todos: [hablan a la vez][música][música]>> ¿quién anda ahí? ¿quién anda ahí?juro que alguien había aquí. no fue el ánima que andapor esta hacienda.ay, dios me libre. aquí están--[grita]julián: me llevo esto de aquí para que no nos robe oxígeno.jorge: ignacio, no, ignacio, por favor, perdóname.yo no estaba hablando de tu señora.rosario: centra tus acusaciones, jorge, o nos vas a matara todos de un ataque al corazón. jorge: quintana, ven para acá,por favor. quintana, mira, hablo de marielareyes, de--de paloma gómez caribe, de arantxa noriega,de josefina barbachano y todas ellas.¿y te doy más nombres? ¿te doy más nombres?quintana: jorge, jorge. eso fue parte de mi pasado.ahora soy otro. jorge: eso a nadie le consta.y yo no te abrí las puertas de mi casa para que entrarasa traicionarme. ay, por favor, recuerdaque mañana nos veremos frente a frente.rosario: jorge. jorge: y luego te voy a deciren qué cuadrilátero nos vamos a ver, y no puedes faltar, ¿eh?quintana: olvídalo, jorge. y no esperes que mañana vayaa alguna parte. mañana tengo cita con el...neurólogo. jorge: ¿vas a ir con el matasanos de pérez? ¿qué no será que vas a ircon el proctólogo? ¿o a poco seguistecon los dolores de cabeza? quintana: pues sí.no han dado con el remedio para quitarme las jaquecas.antonio: jorge, una pelea de box no se hace de la nochea la mañana, tiene que haber mucha preparación.rosario: antonio, por favor. no provoques más esta locuraa jorge. jorge: ¿más locurasque las tuyas? antonio tiene razón,necesitamos de--necesitamos de más tiempo para entrenar,fortalecer músculos. y por eso mañana no es el duelo,mañana no es el reto ni el pleito, mañana no,va a ser pasado mañana. y luego te digo dónde,porque no me acuerdo en dónde hay un gimnasio.¿dónde hay un gimnasio? bueno, la suerte está echada.y usted, señorita, se viene para la casa conmigo.quintana: jorge, por favor, no te la puedes llevar.jorge: trata de impedirlo, casanova del infierno.rosario: no enredes más las cosas, después hablamos.jorge: suéltalo, nena, suéltalo, nena.hernán: jorge, no puedes echarnos a perder la fiesta.más bien tómate una copa y relájate.jorge: ¿una copa yo? ni una palabra más, alfredo.hernán: hernán. jorge: hernán, como te llames.bueno, y no me hagas perder más el tiempo, que yo no cuentocon toda la eternidad como tú.hernán: ¿cuál es la prisa tuya para mandarme al cementerio?jorge: por favor, eres un alma bendita, que el señor te tengaen su santa gloria. porque eres un muertoinsepulto, un alma en pena es lo que eres, vámonos, nena,vámonos. rosario: mi bolsa, mi bolsa.jorge: tu bolsa. vámonos, vámonos.rosario: ay, jorge. jorge: cuídense de este.>> ay, jorge está loco, hombre.no pensarás seguirle la corriente, ¿o sí?quintana: si no cumplo el reto, voy a quedar como un cobarde.pero primero muerto que cobarde.¿muerto? muerto, ignacio.¿cómo estás? ¿cómo sigues, ya mejor?ya está mejor. alejandra: buenas noches.marco, ¿qué haces aquí? marco: alejandra, discúlpamepor venir, pero quise ver cómo estaban las cosas.hablar con tu papá, con tu tía, pero ninguno de los dos está.alejandra: ¿cómo? pero ¿dónde están?azucena: ay, señorita alejandra, como la señora rosariono llegaba, su papá debe haberse ido por ella.alejandra: ¿cómo que por ella? pero ¿a dónde?si mi papá no sabía-- azucena: es que se puso--se puso a llamar a la policía para que buscara a la señorarosario y al señor quintana. y yo tuve que decirledónde estaba. alejandra: ay, dios mío,azucena. no, a ver.sí, hay que hablarle a quintana. por aquí tengo que tenersu teléfono, espera. [celular]quintana: permítanme un momento, por favor.ah, hola, alejandra, ¿cómo estás?alejandra: la verdad preocupada, ¿mi papá está ahí con ustedes?quintana: estuvo. se nos apareció por aquímuy molesto porque estaba con tu tía, y se la llevó.alejandra: ¿qué? pero ¿qué pasó?quintana: pues... yo preferiría que ellos mismoste lo explicaran. ya deben de estar por llegara tu casa. alejandra: bueno, que estésbien. gracias.ay, no, por lo que veo mi papá fue y les armóun escándalo en la casa de hernán vázquez.no, azucena, por favor, tú tranquila, porque tú hicistelo que tenías que hacer, no te preocupes.azucena: eso espero, con permiso.marco: bueno, alejandra, no te preocupes, no debiópasar nada grave. pero cuéntame, ¿cómo te fueen auto siglo? alejandra: ay, no, fue un díamuy difícil. ya renuncié.marco: ¿qué? alejandra: renunciéa auto siglo. [música][música] chávez: ay, niñas.si no fuera por ustedes, y por ustedes también,no, ustedes no se acomplejen, ¿eh?y este whisky maravilloso, yo viviría muy estresado,salud. salud.[gritos] >> patrón.chávez: ¿qué te pasa, chucho? ¿qué tienes?¿qué son esos gritos? estás muy asustado, mira,parece que viste al diablo encuerado, ¿o qué?>> creo que sí lo vi. chávez: ¿por qué lo dices?¿qué, viste al chupacabras o a quién?>> lo que pasa es que las vacas andabanmuy alborotadas. y cuando fui a ver qué pasabaen el corral, creí ver a alguien pero cuando llegué ya no habíanada, fue como si se hubiera desaparecido.chávez: híjole. te digo que no traguestanto pulque, hombre. >> que no he tomadoni una gota, patrón. todos: [gritan]chávez: para arriba, idiota. [disparos]>> ¿ya se fue?todos: [gritan]chávez: a la de tres vamos a voltear y a abrir los ojos.una. dos.dos y media. >> ya se fue.se lo dije, patrón. chávez: no, yo se lo dijeprimero. no hay nadie, hombre.a ver, es pura imaginación.alejandra: no, marco, no tiene ningún sentido seguiren auto siglo, ya es hora de irme de ahí.marco: pero es que el que tenía que haber salido de auto sigloera ese criminal. alejandra: no, marco, olvídalo.que se quede trabajando ahí y que me cumpla.yo ya tomé la decisión. marco: bueno.al final de cuentas para todos lo importante esque te alejes de ese desgraciado.oye, tu papá y tu tía viven muy angustiados de que sigasa su lado. y la verdad no te lo niego,yo también. es muy peligroso.alejandra: no. marco: bueno, y...¿qué has pensado? ¿a qué te vas a dedicarentonces? alejandra: ay, pues imagínate,cuando le conté a beltrán que me iba de auto siglo,se puso furioso. y me dijo que no me iba a darcarta de recomendación. no, que no me iba a ofreceren charola de plata a la competencia.y que se iba a encargar personalmentede que no ingresara en ninguna concesionariade coches. como quien dice, me sacódel sector. marco: bueno, ese sectorde los automóviles ya te estaba agotando.y no es bueno que sigas teniendo problemas con auto siglo.oye, si lo piensas bien, no estudiaste administraciónen boston para terminar vendiendo coches en la agencia,¿no? alejandra, retírate tranquila.no vas a tener problemas. no mientras marco valenzuelaexista. yo puedo ver por ti,por tu familia el tiempo que sea necesario.alejandra: ay, ¿cómo se te ocurre?esta casa consume un horror de dinero al mes con su simplemantenimiento. tengo que pagar los impuestosde la hacienda antes de que nos la rematen.ah, y te recuerdo que también están los impuestosde esta casa. no, olvídalo.muchas gracias, marco, pero no.no, no tienes por qué hacerlo. además, bueno, yo ya te debomucho dinero. marco: pero, alejandra,es que no te puedes quedar cruzada de brazosy dejar que todo te consuma. mientras que yo puedo--alejandra: no, es que no estoy pensando en quedarme cruzadade brazos. pienso trabajar para míy para mi familia. marco: ah, ¿sí?¿piensas poner algún negocio? alejandra: no.pienso... dedicarme a la hacienda.lupita: señorita mariana, aquí está su vestido.mariana: sí, este sí es. ay, ¿qué tal?¿cómo se me ve? lupita: se le va a vermuy bien, señorita. mariana: ¿tú crees?lupita: sí, ese color le queda muy bien.mariana: gracias. pero a quien tengoque impresionar es al señor rafael.lupita: está reteguapo. mariana: sí, no solo eslo guapo, lupita. es uno de esos hombresque ya no hay hoy día. es simpático, es caballeroso.ay, y sobre todo muy respetuoso. lupita: ay, como de esosque salían en las películas de antes.mariana: sí, exactamente. lupita: oiga, ¿y cree que élquiera con usted? mariana: ahí está el detalle,no lo sé, lupita. pero te aseguro que voy a hacerhasta lo imposible por conquistarlo.lupita: no creo que le cueste mucho trabajo, usted estáreteguapa. mariana: sí, pero es que voya tener que inventarme algo más que solo un vestidoatractivo y una sonrisa bonita. lupita: ¿usted quiereque el joven la bese? mariana: sí.me encantaría saber cómo besa. pero ¿qué puedo hacer?ay, creo que tengo un plan, lupita.lupita: ¿necesita que yo la ayude?mariana: mientras me cambio, ve y prepárame un bikini.rápido, rápido. marco: ¿a la hacienda?¿trabajar en la hacienda? pero, alejandra, ¿de qué esthablando? alejandra: marco, el patrimoniode mi familia está en esa hacienda.yo debí de haber visto por ella desde el principio.y no haber dejado solo a mi papá en eso.y por haber estado distante de todo este proceso,mira lo que ha pasado. la hacienda lleva añostratando de pagar sus deudas y nada que sale de eso.hasta corremos el riesgo de perderla.así es que haber estudiado administración me va a ayudara sacarla adelante. marco: sí, sí, pero es que túno sabes nada de la hacienda, del ganado, de los cultivos.eso es otro mundo, no son autos. alejandra: sí, sí, pero sédel manejo del dinero y eso es lo importante.no, no voy a permitir que el tal chávez sigamanejando solo nuestro patrimonio.a mí ese hombre no me genera ninguna confianza.voy a estar al lado de ese tipo.y voy a sacar la hacienda de su problema.marco: alejandra, a mí ese tal chávez tampocome gusta nada. pero dudar de la administraciónde la hacienda es como si dudaras de mí.oye, yo estoy supervisando los movimientos de ese individuoy créeme, créeme que lo estoy haciendo minuciosamente.alejandra: marco, yo no sospecho de ti.por favor, siéntate, no te confundas.si sospechara de ti, no estarías al frente del casode la hacienda. no tengo ninguna dudade tu trabajo. pero estoy hablandodel manejo del dinero de la hacienda.de cómo lo está haciendo chávez. de cómo está administrando.esos son dos temas diferentes. tú eres abogado, tú no eresadministrador. y no creo que el tal chávezsepa más de administración que yo, ¿o sí?marco: no, claro que no. alejandra: ¿quieres un café?marco: no, no, alejandra. pero mira, alejandra, piénsalobien, porque tendrías que ir a la hacienda todos los días.tomar carretera, es arriesgado-- alejandra: no, no, sí, sí.tienes razón, eso ya lo había pensado, no tengo que tomarla carretera todos los días. marco: ¿no?alejandra: no. me voy a vivir a la haciendacon mi papá y con mi tía.

Cargando Playlist...