null: nullpx
Cargando Video...

De Que Te Quiero Te Quiero Capítulo 85

3 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

carmen: ¿tampoco puedes dormir?

natalia: no.

se me espantó el sueño, ¿y tú?

carmen: ay, me quedé pensando

en lo que es la vida.

a veces las cosas

se te dan sin esperarlas.

natalia: ¿lo dices por gino?

carmen: sí, jamás me imaginé

que volviera a aparecer

en nuestras vidas.

natalia: pues, lo mismo pensabas

del chato, y mira.

carmen: pues sí, pero con gino

es diferente.

sigue siendo un hombre

encantador y, por lo visto,

se lleva muy bien con paolo.

natalia: pues me da mucho gusto

por mi hermano, pero...

¿a ti eso te da una esperanza,

mamá?

carmen: ¡no!

bueno, no creo o es muy pronto.

de alguna manera, me inquieta.

me imagino que se me va a pasar.

bueno, ¿y ti qué te quita

el sueño?

natalia: ay, diego sigue

un poco raro y, entre otras

cosas, ayer me dijo

que íbamos a vivir

en casa de su abuelo.

carmen: no, eso no puede ser.

¿cómo te va a llevar a vivir

a casa de su abuelo?

el casado, casa quiere.

natalia: él me asegura

que vamos a vivir bien.

me dio varias razones y quedamos

en que va a ser temporal.

carmen: ay, mi hijita.

mira, no me quiero meter

en tus decisiones, pero una cosa

sí te pido, no cedas en todo

a la primera.

luego vienen las decepciones

y es más difícil sanar

las heridas.

ay, hay mucho que aprender

sobre los hombres.

natalia: mm, mira quién lo dice.

natalia: óyeme, ahora resulta.

natalia: [ríe]

carmen: ay.

ambas: [ríen]

karina: buenos días.

alonso: buenas.

ya me voy.

discúlpame el oso

que vine a hacer.

karina: ay, no, ¿cuál oso?

si todo estuvo perfecto.

te sentí más mío que nunca.

alonso: karina, yo entiendo

lo que pasó, pero por favor,

olvídalo.

estaba prácticamente

inconsciente.

karina: ¿cómo me pides

que olvide lo más maravilloso

que me ha sucedido en mi vida?

y estoy segura que a ti

también te gustó.

alonso: no, no, no, no fue así.

discúlpame, lo que pasó anoche

no lo hice conscientemente.

estaba tomado.

perdón, lo siento, karina.

karina: no, no, no te vayas.

siquiera tómate un café

o un jugo.

lo acabo de hacer.

alonso: no, no.

ya me voy, es tarde.

tengo que pasar a mi casa

a cambiarme para ir

al consultorio.

karina: ¿comemos juntos?

alonso: no creo que pueda.

yo te llamo.

karina: voy a estar esperando

tu llamada, ¿eh?

[suspira]

no sé cómo, pero voy a hacer

que te enamores de mí,

alonso cortés.

ocampo: buenos días.

olivia: buenos días, doctor.

ocampo: ¿cómo amaneció

de temperatura?

olivia: ya está normal.

se estabilizó

después de que le puse

el medicamento.

ocampo: de cualquier forma,

tómele una muestra de sangre

y mándela al laboratorio.

olivia: sí.

irma: si gusta, yo se la tomo,

doctor.

olivia ya va de salida.

ocampo: perfecto.

dígale al laboratorio

que en cuanto los tengan,

me los hagan llegar.

irma: sí, doctor.

ocampo: con permiso.

olivia: ay, hermanita,

deja que te cuente.

ayer se me puso refea la cosa,

hasta pensé que se me iba

el paciente.

irma: ¿tanto así?

olivia: sí, se me heló

como muertito.

si no hubiera sido porque

su corazón se escuchaba

que latía, yo hubiera pensado

que estaba muerto.

irma: qué mala suerte tienes,

siempre te pasan cosas raras

con él.

en fin, lo bueno es

que ya pasó.

ándale, vete a descansar.

olivia: ¿no quieres que te ayude

con la muestra de sangre?

irma: no, no, no, no,

yo lo hago.

gracias, tú vete a descansar

que te lo mereces.

olivia: adiosito,

te dejo en buenas manos.

tenías razón cuando me dijiste

que uno se termina encariñando

con sus pacientes,

aunque estén en estado de coma.

nos vemos.

irma: adiós.

otra vez voy a tener que tomarme

una muestra de sangre.

irene: buenos días.

>> buenos días, señora.

natalia: buenos días.

irene: ¿y brigitte?

natalia: se fue a preparar

un café, acabamos de llegar.

irene: ah.

¿qué tal tu domingo?

natalia: ay, otra vez

nos la pasamos en la delegación.

irene: no me digas,

¿otra vez problema con la fonda?

natalia: no, detuvieron a paolo.

se metieron a robar

en el boliche adonde trabaja

y como él tenía las llaves,

lo culparon.

irene: ay, ¿y qué?

¿y sigue detenido?

natalia: no, afortunadamente

se aclaró todo.

irene: es el colmo.

anoche hablé con diego

y no me dijo nada.

natalia: entonces, tampoco sabe

que hoy se reabre la fonda

y vamos a tener pachangón

a la hora de la comida.

está invitadísima

y tiene que ir.

irene: con mucho gusto

y gracias por invitarme.

natalia: bueno, y...

¿usted cómo está?

¿ya se arreglaron las cosas

entre usted y alonso?

irene: no.

terminamos.

natalia: no me diga...

irene: no puede ser

de otra manera.

natalia: cuánto lo siento.

¿y ya no hay nada que hacer?

irene: no, le perdí totalmente

la confianza, natalia,

y eso ya no se recupera.

natalia: señora irene,

¿qué fue lo que pasó esa noche

en el antro?

todos nos lo preguntamos,

incluso alonso.

irene: ¿me prometes

que no se lo dices a nadie?

natalia: se lo prometo.

irene: cuando llegamos, alonso

se encontró con dos expacientes

suyas que lo saludaron

muy cariñosas.

antes de que ustedes llegaran,

yo me paré para ir al baño.

estando adentro del cubículo,

ellas entraron y empezaron

a hablar cosas de alonso

que yo no me imaginé.

no es más que un seductor

que busca abusar de la cercanía

con sus pacientes

para llevárselas a la cama

y eso--

eso es lo que hizo conmigo.

[música]

[música]

rodrigo: te mando por mensaje

el número de la cuenta

para que me deposites

lo que me corresponde

de la compra de las telas.

de acuerdo, te envío los datos.

[teléfono]

bueno.

irma: soy yo.

necesito que vengas.

rodrigo: ¿para qué?

estoy ocupado.

irma: las cosas se están

complicando.

pidieron nuevos exámenes

de sangre y el doctor ocampo

se está involucrando demasiado.

es peligroso.

rodrigo: ¿qué no te dedicas

a distraerlo?

irma: hago lo que puedo.

no creo que la situación

se pueda estirar hasta la fecha

que tú quieres.

rodrigo: ahora no puedo ir.

si acaso, voy por la tarde.

irma: como quieras.

es tu asunto, no el mío.

rodrigo: [suspira]

>> padre, no sabe cuánto

le agradezco que haya esperado

a mi hija.

juancho: no se preocupe.

lo más importante en esta vida

es la salud.

>> bueno, ya me voy.

tengo lectura bíblica.

ay, a ver cuándo organizamos

una en su parroquia.

sirve que puedo estar

más cerca de mi marita.

juancho: ah, bueno, sí,

con mucho gusto.

después, con calma,

lo planeamos.

que le vaya bien.

>> gracias, padre.

si no es mucha molestia,

¿me podría dar su bendición?

juancho: claro que sí, hija.

>> hijita, ya me voy.

vengo por ti en la noche, ¿eh?

mara: sí, mamá.

juancho: vaya con dios.

hija, acércate.

[carraspea]

mira, no me lo tomes a mal,

pero qué bueno que tu madre

se fue.

a ver, ahora sí quiero

que me hables con la verdad.

¿qué es lo que ha estado

pasando?

diego: [piensa] ¿qué hago aquí?

¿qué fue lo que pasó?

¿un accidente?

no...

eso le pasó a rodrigo, no a mí.

¿qué me pasa?

rodrigo: no me digas rodrigo.

tú eres rodrigo.

yo soy diego.

diego: no, yo soy diego.

venía de monterrey.

iba a ver a natalia.

rodrigo: ¿a natalia?

¿y por qué a natalia?

¿tú qué tienes que ver

con natalia?

natalia es mía.

nacimos el uno para el otro.

¿sabes qué?

me voy a casar con ella.

diego: no...

natalia es mía.

rodrigo: [ríe]

te equivocas, hermanito.

a esa mujer ya la hice mía.

diego: no...

ella no pudo entregarse a ti.

ella me ama.

si le tocas un pelo, te mato.

rodrigo: lo siento, pero no

estás en posición de negociar.

diego: [piensa] me quiere matar.

rodrigo me quiere matar.

tengo que pedir ayuda.

un número.

un número...

pero ¿qué número?

[celular]

alonso: ¿bueno?

[rebeca] doctor, su paciente

ya está aquí.

alonso: voy saliendo de la casa,

rebeca.

tuve un inconveniente.

dile por favor que me espere.

gracias.

irma: ay, qué raro.

estás muy agitado.

debe ser la estúpida medicina

que te pusieron anoche.

ay, ojalá llegué rodrigo

y te vea así.

es lo que necesito

para convencerlo

que estamos en peligro.

[llaman a la puerta]

natalia: ¿se puede?

rodrigo: sí, pasa.

¿qué se te ofrece?

natalia: vengo a invitarte

a la reinauguración de la fonda.

papá juancho va a dar

la bendición.

rodrigo: no puedo ir, mi amor.

discúlpame con tu mamá,

por favor.

natalia: pero ¿por qué?

es a la hora de la comida.

rodrigo: es que a esa hora quedó

de venir el licenciado márquez

y me urge cerrar un asunto

con él.

natalia: ay, mi amor...

la señora irene aceptó ir,

ándale.

rodrigo: bueno, pues qué bueno.

vete con ella.

yo me tengo que quedar,

ya sabes.

el trabajo es el trabajo.

bueno, pero si acabo rápido,

allá las alcanzo.

natalia: está bien.

rodrigo: dale mis mejores deseos

a mi suegrita y que se la pasen

bien.

natalia: ni modo,

te voy a extrañar.

rodrigo: yo también.

[ríe]

ni loco me voy a meter

a esa fonda.

¿en qué estábamos?

ah, sí, mi cuenta.

[música]

[música]

brigitte: de verdad, amor.

no tiene caso que vayas

a la fonda.

yo nada más voy a estar

un ratito y me regreso

a trabajar.

alberto: tu mamá me invitó

y no le voy a hacer la grosería.

brigitte: va a estar de flojera.

yo que tú buscaba un pretexto

para no ir.

alberto: es que yo sí quiero ir.

seguro se va a poner muy bien,

como todo lo que organiza

tu mamá.

brigitte: entonces nos vemos

allá.

[celular]

alberto: ¿qué pasó, galeno?

alonso: ando bien bajoneado.

te llamo para ver si comemos

juntos.

alberto: uy, no puedo.

hoy reinauguran la fonda

de doña carmen,

pero puedes venir conmigo.

alonso: no, mi ánimo no está

para fiestas y ya ves

cómo son de alborotados.

alberto: al contrario, galeno,

eso es lo que tú necesitas:

distraerte, divertirte.

ándale, vamos.

alonso: está bien.

alberto: ¡eso!

paso por ti al consultorio.

alonso: va, y gracias.

mara: ella cree que todos

los hombres son malos.

no me deja tener amigos

y si se llegara a enterar

que tengo novio, no la cuento.

si por nada me agarra

a golpes...

juancho: no lo puedo creer.

mira, nadie, ni tu propia madre,

tiene derecho a ponerte

una mano encima.

tenemos que encontrar

una solución para que esto

se acabe.

mara: no, padre.

por favor, no le diga nada.

mientras no se entere

que tengo novio y cumpla

con lo que ella quiere,

va a estar tranquila.

juancho: hija, pero es

que no puedes verte

a escondidas con tu novio.

tu madre tiene que entender

que tienes derecho a vivir como

cualquier jovencita de tu edad.

mara: lo mismo me dijo paolo.

quería hablar con ella,

pero yo no lo dejé.

imagínese si mi mamá se entera

que somos novios...

juancho: sí.

¿y cómo le haces para verte

con él?

mara: cuando me llama

finge la voz.

se hace pasar por mujer.

juancho: a ver, a ver, a ver,

¿tu novio se llama paolo

y se hace pasar por mujer

para poder hablar contigo?

mara: sí.

juancho: no lo puedo creer.

qué chiquito es el mundo.

a ver, de casualidad,

¿no se apellida garcía?

mara: claro, se llama

paolo garcía.

no me diga que lo conoce...

juancho: ¿que si lo conozco?

de toda la vida.

desde que estaba en el vientre

de su madre.

ay, no, no sabes lo que hubieras

evitado si desde que te conocí

me hubieras dicho

quién es tu novio.

[mensaje de texto]

[rodrigo] estoy en la cafetería,

ven.

diego: tengo que salir de aquí.

[música]

[música]

eleazar: entonces tú sí conocías

a gino.

luz: ay, sí, claro, ¿tú no?

eleazar: no, mamá.

en ese entonces yo ya estaba

en la academia de policía.

gino: pero ¡nunca es tarde

para comenzar una amistad!

los "amici" de la familia garcía

pabuena son mis "amici".

eleazar: ¿y tú qué dices,

carmen?

carmen: ¿yo?

bueno, yo...

yo opino lo mismo.

natalia: mamá, ya llegamos.

mira quién vino con nosotros.

carmen: ay, señora irene.

bienvenida, gracias

por acompañarnos.

irene: esto no me lo podía

perder.

yo espero que de ahora

en adelante ya no haya

más imprevistos y que la fonda

funcione como antes.

carmen: ay, yo también.

¿y diego, mi hijita?

natalia: tiene cosas que hacer,

pero va a ser lo posible

por alcanzarnos.

carmen: muy bien.

pasen a sentarse.

solo falta que llegue

el padre juancho

para la bendición y comemos.

irene: muchas gracias.

gino: "buona sera, buona sera,

benvenutti, benvenutti".

"io sono" gino, gino ricci.

io sono el padre di paolo.

irene: ¿el papá de paolo?

gino: sí.

natalia: sí, luego le explico.

irene: bueno, mucho gusto.

rodrigo: ¿cómo van las cosas?

irma: aparentemente tranquilas,

pero tuve que enviar muestras de

sangre al laboratorio otra vez.

mi sangre.

rodrigo: no te quejes.

¿qué tanto es

un poquito de sangre?

irma: no, no se trata de eso,

sino que nos andan siguiendo

los pasos.

después de lo que pasó anoche,

ocampo está encima.

rodrigo: ¿qué fue lo que pasó?

irma: diego tuvo hipotermia.

ocampo dio nuevas indicaciones.

afortunadamente no se contrapuso

con el medicamento que le

aplico, porque sigue dormido.

rodrigo: ¿ves?

entonces ¿para qué alarmarse?

el problema es que lo sigues

manteniendo con sedantes,

¿cierto?

irma: sí.

rodrigo: ya descansó bastante.

vuelve a inducirle el coma.

irma: no es tan sencillo.

le puede hacer mucho daño.

rodrigo: ¿qué más da?

lo que importa es

que siga inconsciente.

vamos a verlo.

juancho: buenas tardes.

buenas tardes.

carmen: ay, padre.

juancho: ¿cómo están?

carmen: bien, solo lo estábamos

esperando a usted.

juancho: bueno, permíteme.

antes quiero darle

una sorpresa a paolo.

carmen: ah.

paolo: ¿a mí?

¿y ahora con qué me vas a salir?

juancho: ahí voy.

vente, hija.

paolo: mara.

irma: yo no estoy dispuesta

a correr el riego, ¿eh?

rodrigo: y si se nos va,

¿cuál es el problema?

enterramos a rodrigo y ya.

irma: [resuella]

rodrigo: ¿y diego?

pero ¿dónde está?

irma: te dije que el asunto

era muy riesgoso.

rodrigo: pues hay

que encontrarlo.

irma: espera, espera.

debe ser la supervisora.

desvístete, métete a la cama.

rápido.

ay, dios mío.

ay, dios mío.

[llaman a la puerta]

métete, métete.

paolo: ella es mara, mi novia.

te presento a mi mamá.

carmen: hola.

mara: hola.

paolo: ellos son mis hermanos

abdul y natalia.

natalia: hola, mucho gusto.

mara: igualmente.

paolo: brigitte y lupita.

brigitte: hola.

paolo: eleazar, un amigo

de la familia.

eleazar: hola, ¿qué tal?

paolo: su mamá, la madrina luz.

y ella es la señora irene,

la jefa de mis hermanas.

abdul: oye, ¿por qué la tenías

tan escondida?

¿qué? ¿estudian juntos?

paolo: no, nos conocimos

en burger rex.

ahí trabajábamos juntos.

mira, él es mi papá, gino ricci.

mara: mucho gusto, señor.

gino: un "piacere", un piacere.

paolino, es la primera vez

que tú me dices papá, ¿eh?

paolo: bueno, pues siempre

hay una primera vez.

después te explico,

porque seguro no entiendes nada.

papá juancho, con esto

recuperaste puntos.

muchas gracias por traerla.

jamás me imaginé que el padre

con el que trabajaba eras tú.

juancho: y yo menos que era

tu novia.

olvidemos lo que pasó.

ven y dame un abrazo.

[aplauso]

supervisora: no me gusta esa

manía que tienes de ponerle

seguro a la puerta, irma.

irma: solo lo hago

cuando le estoy haciendo

el aseo al paciente, señorita.

justo estaba terminando

cuando usted tocó.

supervisora: [suspira]

me informó olivia

de la hipotermia que sufrió

este paciente anoche.

¿se ha vuelto a presentar?

irma: no, creo que olivia

exageró con eso

de la hipotermia.

el paciente está

como siempre, estable.

acabo de tomarle la temperatura

y está absolutamente normal.

supervisora: este paciente

es un verdadero caso.

un día parece

que se va a dar por vencido,

y otro parece que se echó

a dormir a la siesta.

rodrigo: [piensa] maldita sea.

creí que nunca iba a hacer

esto otra vez.

supervisora: por cierto,

me dijeron de laboratorio

que no fue suficiente

con la muestra de sangre

que les llevaste.

necesitan otra.

irma: en un rato yo se la llevo.

supervisora: no, yo se la tomo

de una vez.

irma: pero yo...

supervisora: detenme, ayúdame.

rodrigo: [piensa] vieja imbécil.

maldita vieja.

[música]

juancho: y así fue como mara

llegó conmigo por recomendación

del padre gervasio.

bien dicen que el mundo

es un pañuelo.

carmen: ay, quién lo iba

a decir, ¿verdad, padre?

de haber sabido, la de malos

entendidos que nos hubiéramos

evitado.

¿o no, negro?

eleazar: bueno, ya lo pasado,

pasado.

ahora a lo que venimos.

juancho, ya arráncate

con la bendición.

carmen: ándele.

paolo: gracias.

carmen: ¿y eso qué es, paolo?

paolo: léelo, a ver qué

te parece.

carmen: a ver, dice "boliche

gino's te invita a participar en

el torneo de parejas organizado

por gino ricci y su hijo paolo.

anímate, habrá

excelentes premios".

ay...

gino: es una idea de paolino

y mía para acabar de una vez

por todas con todo el chisme.

paolo: ¿a poco no fue

una buena idea?

los vamos a repartir

por toda la colonia y con eso

se van a acabar los chismes.

carmen: ay, pues no está mal,

aunque creo que después

de la que les metí a ese par

de lengua largas no van a volver

a abrir la boca.

juancho: bueno, su atención,

por favor.

vamos a empezar

con la bendición.

en el nombre del padre,

del hijo y del espíritu santo.

amén.

señor, bendice con tu poder

este negocio.

llena de justicia y sabiduría

a sus propietarios.

que todo lo que aquí se venda

sea para honra y gloria de dios,

beneficio para la familia

garcía pabuena, sus empleados

y clientes.

así como multiplicaste

los panes y peces

que diste de comer a tu pueblo,

haz que aquí también

las ventas se multipliquen.

irma: apúrate, tenemos

que encontrar a diego.

rodrigo: ¿y dónde diablos

lo vamos a buscar?

irma: pues, debe andar por los

pasillos tratando de encontrar

una salida.

si los de seguridad lo detienen

antes que nosotros,

estamos perdidos.

rodrigo: ¿y qué tan consciente

crees que esté?

irma: pues...

si se levantó

y tuvo cabeza para huir,

debe de estar bastante bien.

rodrigo: se supone que no tenía

que despertarse nunca.

y todo por tus estúpidos miedos.

irma: si querías que se muriera,

debiste venir a inyectarlo tú.

rodrigo: entonces

¿para qué te pago?

irma: ay, mira, ya dejemos

de pelear.

lo que importa es encontrarlo.

vamos.

carmen: muchas gracias, padre.

juancho: no, ni lo digas.

tú sabes el cariño

que les tengo, aunque a veces

uno cometa burradas.

carmen: ay...

juancho: por favor, carmen,

discúlpame por todos los malos

entendidos que se dieron

con paolo.

carmen: como dijo eleazar,

lo pasado, pasado.

entiendo que los dos estaban

preocupados por mi hijo

y eso es lo que me importa.

bueno, y ahora a divertirnos.

abdul, conecta la grabadora,

que ya llegó la hora

de la bailada.

[música tropical]

gino: carmelona,

"la tradizione".

¿me concede esta pieza?

eleazar: permiso.

lo siento, pero la "tradizione"

dice que la primera pieza

es con el socio.

carmen: un momento.

¿no sería mejor

que me preguntaran

con quién quiero bailar?

ambos: ¿con quién?

carmen: con el padre juancho.

véngase, padre.

alonso: ¿bailamos?

diego: tengo que salir de aquí.

señorita--

señorita, por favor, ayúdeme.

me tienen encerrado.

tengo que salir de aquí

y hablarle a mi abuelo,

por favor.

enfermera: ¿cuál es su nombre?

¿de qué piso viene?

irma: no, no te preocupes.

es mi paciente

de neurosiquiatría.

está chifladito

y esto lo hace siempre.

vámonos, rodrigo.

diego: yo no soy rodrigo.

irma: vamos, usted sabe que no

puede andar por los pasillos.

diego: no.

no me voy a ir con usted.

enfermera: voy a llamar

a unos camilleros

para que te vengan a ayudar.

irma: no, no te preocupes.

yo puedo con él.

ya estoy acostumbrada,

gracias.

vamos.

diego: [solloza] no me voy a ir

con usted.

quiero ver a mi abuelo.

me tienes que ayudar.

irma: tranquilo,

vamos a llamarle a su abuelo.

vamos.

diego: usted me tiene encerrado.

rodrigo: vámonos.

diego: rodrigo,

ayúdame.

rodrigo: vámonos dije.

diego: no quiero

que me encierre.

me estoy muriendo.

¿por qué me haces esto?

rodrigo: [golpea]

porque sí.

[música]

alonso: es que solo te estoy

pidiendo que hablemos.

¿es tan difícil concederme

un último deseo?

irene: ay, como si te fueras

a morir.

alonso: es que es verdad,

me estoy muriendo.

si me dejas, me voy a morir,

irene.

irene: no me chantajees.

si acepté hablar contigo,

nada más es para no armar

aquí un escándalo, ¿sí?

de haber sabido que ibas

a venir, yo no hubiera venido.

así que, ¿sabes qué?

te vas tú o me voy yo.

ok, me voy yo.

alonso: irene.

eleazar: ¿ya te vas?

irene: sí.

ya me iba, pero ¿sabes qué?

cambié de opinión, ¿bailamos?

eleazar: sí, vamos.

juancho: ¿qué te pasa?

carmen: nada.

hija, por favor,

baila con el padre.

¡gino!

ahora sí, vamos a lucirnos

como en nuestros mejores

tiempos, ven.

rodrigo: listo, vámonos.

irma: espera.

voy a aplicarle un sedante

de una vez.

rodrigo: [ríe]

¿tú crees que hará falta

después del sedante

que le apliqué directo

a la mandíbula?

irma: ay, no estoy para bromas.

después del sustazo

que nos metió, traigo

la adrenalina a tope.

rodrigo: esto es parte

de la emoción.

irma: no dirías lo mismo

si no lo hubiéramos encontrado.

rodrigo: pero lo encontramos

y eso quiere decir que seguimos

teniendo al diablo

de nuestra parte.

irma: vamos.

todos: [aplauden]

eleazar: es un placer bailar con

alguien que lo hace tan bien.

irene: lo mismo digo.

eleazar: galeno, con todo

respeto, ahora entiendo por qué

te enamoraste de esta dama.

alonso: y ese es solo uno

de sus encantos.

eleazar: voy a buscar algo

de tomar, con permiso.

irene: bueno, ahora sí

ya me voy.

natalia, brigitte,

tenemos que ir a trabajar.

natalia: sí, sí, claro.

alberto: si quiere,

yo llevo a natalia y a brigitte

para que ustedes

puedan platicar.

natalia: alberto, vámonos,

gracias.

mamá.

carmen: adiós, hijas.

rodrigo: ¿cuánto le va a durar

lo que le pusiste?

irma: espero que hasta mañana,

pero con él no se sabe.

ya ves todas las manifestaciones

que ha tenido.

rodrigo: necesito que llegue

dormido a mi boda.

irma: no te puedo prometer

nada y con los cambios

de turno, menos.

pierdo completamente el control

de la situación.

rodrigo: cuídalo, cuídalo tú.

te doy más dinero.

irma: es que no se trata

de dinero.

el hospital no lo permite.

rodrigo: pero ¿podrías hacerlo?

¿podrías cuidarlo las 24 horas?

irma: claro que podría,

pero no aquí.

en otro lugar tal vez.

natalia: alberto, gracias

por el aventón.

alberto: no, de nada.

¿y tú? ¿por qué tan seria?

¿no te la pasaste bien?

brigitte: eres un menso.

obligaste a que la señora irene

se quedara a hablar con alonso.

alberto: estoy seguro

de que era lo que quería.

nada más les di un empujoncito.

alberto: ay, qué bueno

que lo hiciste.

por más dificultades que tengan,

ellos se quieren.

alberto: yo pienso lo mismo.

¿qué no viste cómo se miraban?

brigitte: yo creo que fue un

error forzarlos a que hablaran.

no son el uno para el otro.

la diferencia de edades

es muchísima.

natalia: ay, ¿te digo una cosa?

ni se nota.

y ya, ¿para qué discutimos?

en esto nunca vamos

a estar de acuerdo.

alberto: ah, caray.

tienen que escuchar esto.

alonso: me dejaste muy mal.

¿me puedes explicar

qué error cometí?

¿qué fue eso tan grave que hice

para que me desprecies

de esa manera?

irene: no, de verdad,

o eres muy cínico o podrías ser

muy buen actor, fíjate.

alonso: no lo soy,

ni uno ni lo otro.

irene, es que le estoy dando

vueltas y vueltas a mi cabeza

para saber qué fue lo que pasó

y no entiendo.

¿qué fue lo que hice?

explícalo, por favor.

irene: ¿te parece muy poco

acostarte con todas

tus pacientes?

yo no pensé que fueras

un degenerado.

alonso: ¿qué?

jamás me he acostado

con ninguna paciente.

irene: ay, por favor,

si yo misma soy un ejemplo.

alonso: ¿ejemplo?

a ver, irene, te recuerdo

que cuando decidimos estar

juntos ya no eras mi paciente.

y si no lo quieres ver así,

tú sabes muy bien que lo que

siento por ti viene muchísimo

antes de que fueras mi paciente.

a ver, ¿de dónde sacas que tengo

ese grado de depravación

y poca ética?

irene: oí a tus amiguitas

comentarlo en el baño del antro.

alonso: ¿de qué amiguitas

estás hablando?

irene: ay, las que nos topamos

en la puerta.

alonso: irene, pero si te dije

que jamás en mi vida

las había visto.

irene: pues, ellas se acordaban

perfectamente bien de ti.

la pasaban muy bien

en sus citas contigo.

alonso: eso no es cierto.

irene: no, bueno, claro,

¿qué podía esperar?

lo ibas a negar.

por eso, por eso es

que no te quería decir nada.

alonso: irene, es que tienes

que creerme, por dios.

te lo juro por lo más sagrado

que jamás te mentiría

con algo así.

irene: a ver, si quieres

que sigamos platicando,

por lo menos reconócelo.

alonso: es que no puedo,

no puedo reconocer algo

que no es cierto.

jamás he tenido nada

que ver con una paciente.

es más, si quieres, podemos

hablar con alguna de ellas.

las tengo registradas a todas.

además, rebeca conoce

a todos mis pacientes.

es más, si quieres,

vamos ahora mismo

para que les hables.

irene: lo dices

con mucha seguridad.

alonso: porque la tengo.

irene, tú sabes

desde cuándo te he amado.

sabes que jamás he sentido

por nadie lo que siento por ti.

tú me conoces muy bien

y si fuera un depravado,

ya lo hubieras notado.

irene: [suspira] ay, dios.

¿qué hago para confiar?

alonso: confiar en mí.

cree en lo que te digo.

tú sabes que te amo

por sobre todas las cosas.

y si te pierdo, me muero.

irene: yo también me estoy

muriendo sin ti.

alonso: mi amor.

¿vamos por tus cosas

a casa de tadeo?

irene: no, no estoy viviendo

en su casa, estoy en un hotel.

alonso: entonces vamos.

irene: vamos.

diego: ayúdame...

por favor.

estoy mal.

me tienen narcotizado.

brigitte: qué tétrico,

¿quién es?

natalia: yo podría jurar que es

la voz de diego.

alonso: no, no puede ser.

este no es su número.

brigitte: debe de ser una broma

o una de esas llamadas

para extorsionar, ¿no?

alberto: pues sí.

brigitte: ya no le busques.

alberto: no, al contrario.

si es una llamada de extorsión,

la voy a denunciar.

natalia: ¿y eso cómo se hace?

alberto: muy fácil,

marcas al 089 y la reportas.

luz: ya me voy, hija.

carmen: ay, madrina, ¿por qué?

al rato nos vamos a ir

todos juntos.

luz: no, ustedes son de carrera

larga.

yo quiero llegar a ver

mi novela que está buenísima.

carmen: ándele, pues.

que le vaya bien, la acompaño.

luz: bueno, pero hasta aquí

nomás, hija.

carmen: adiós.

[ríe]

juancho: nosotros también

ya nos vamos.

carmen: ay, ¿tan pronto?

juancho: uno que tiene

sus obligaciones, hija.

además, tengo que devolver

a esta niña.

carmen: ay, sí, ¿verdad?

gracias por todo, padre.

juancho: no, de nada.

paolo: oye, ma, los voy

a acompañar.

carmen: sí, mi hijito.

mara: hasta luego, señora,

y gracias por todo.

carmen: no tienes nada

que agradecer y bienvenida

a la familia.

paolo: pa, nos vemos después.

voy a acompañar a papá juancho

y a mara a la parroquia.

gino: "bene, bene".

¿y por qué no los llevas

en el "tuo" auto?

paolo: ¿mi auto?

gino: es un regalo

del "tuo" padre.

abdul: órale.

yo quiero un papá así.

paolo: ¡gracias, pa!

vamos a verlo.

gino: vayan a ver el auto.

"tutti, tutti",

vayan a ver el auto.

eleazar: ahorita vamos.

carmen: gino, lo vas a malcriar.

gino: se lo merece el "ragazzo",

es un buen chico.

lupita: [resuella]

¿y tú no piensas hacer nada?

eleazar: ¿de qué o qué?

lupita: ¿cómo de qué?

ese señor quiere

todo con mi mamá.

anoche se besaron.

eleazar: "porca miseria".

¿por qué tiene que aparecer

el dichoso italiano este?

irene: bienvenido.

karina: ¿y yo qué, "muñe"?

Cargando Playlist...