null: nullpx
Cargando Video...

De Que Te Quiero Te Quiero Capítulo 84

2 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

irene: no voy a caer...

no voy a caer...

ay, dios.

¿cómo fui a llegar a esto?

brigitte: deberíamos ir al cine,

ya me harté de estar encerrada

aquí.

rodrigo: se va, se va, ¡se fue!

brigitte: diego,

te estoy hablando.

rodrigo: quítate,

déjame ver el partido.

brigitte: es el colmo, diego,

yo quiero salir.

rodrigo: ¿adónde?

brigitte: pues, pues, al cine,

el parque, a donde sea.

rodrigo: bueno, ¿tú estás loca?

lo nuestro es encerraditos,

mi vida,

¿cómo crees que vamos a andar

por ahí exhibiéndonos?

y ya quítate,

déjame ver el juego.

brigitte: entonces, ya me voy.

rodrigo: adiós,

me saludas a tu hermana.

brigitte: diego, ¿qué te pasa?

diego,

me estás haciendo sentir mal.

rodrigo: ay, pues, no te sientas

mal, así son las reglas de este

juego.

y aplícate encontrar un

departamento si no te gusta que

nos sigamos viendo en este

lugar.

¿qué? ¿no qué ya te ibas?

¡róbatela!

¡róbatela!

gino: cuando yo lo vi entrar

a polino,

de inmediato yo supe

que era mi ficle.

el mismo retrato

de la mía mamma.

carmen: ah, ahora entiendo

de dónde salió lo morenito.

gino: yo nunca supe que estaba

esperando un filio mío.

carmen: pues, cómo ibas a saber

si un día de buenas a primeras

te desapareciste,

jamás volvimos a saber de ti.

gino: fue la mafia,

la cosa nostra.

carmen: ¿otra con ese cuento?

tú eres un sinvergüenza,

igual que todos los hombres.

gino: no me diga eso,

carmelona,

yo siempre te he amado,

tú eras la mujer de mi vida.

todos estos años

yo he pensado en ti.

carmen: eh, cómo no.

gino: carmelona,

la cosa nostra no se juega.

vinieron a buscarme

para cazarme a la forza

con la conchetina.

carmen: ¿la quién?

¿quién es esa?

gino: una mujer horrible.

carmen: lo que tenemos que hacer

es ir a tu boliche

a hablar con paolo.

gino: y, ¿deciro que yo

soy su padre así de trancazo?

carmen: pues, sí, así.

pues, es que anda diciendo

unas cosas horribles de ustedes,

hay que aclararlas.

que sepan que eres su padre.

gino: y, ¿sí me rechaza?

carmen: bueno, pues,

es un riesgo

que tienes que correr.

televisor: "estamos en el cierre

de la novena

y a una de la victoria.

el pitcher recibe las señales

de su tacher

y lanza una recta fulminante.

out, se acabó el partido".

[celular]

rodrigo: ¿bueno?

natalia: ay, mi amor,

llevo llamándote un rato.

rodrigo: sí,

se me acabó la pila,

y apenas lo estoy cargando,

¿qué pasó?

natalia: detuvieron a paolo.

rodrigo: pues, ¿qué hizo?

natalia: lo están acusando

de robo,

entraron a robar su trabajo

y él es sospechoso.

rodrigo: y,

¿qué quieres que yo haga?

natalia: mi amor, pues, no sé,

no podemos dejarlo ahí.

diego, tú sabes que paolo

es el más bueno de este mundo.

rodrigo: ahora que pueda voy,

¿en qué delegación está?

natalia: en la cuauhtémoc.

rodrigo: mientras tanto

háblale a alberto,

él te puede echar una mano.

natalia: sí, está bien, adiós.

rodrigo: ahora tengo un cuñado

ladrón,

¿quién me manda a emparentar

con esta clase de gente?

[timbre]

[llaman a la puerta]

juancho: ¿qué pasó?

¿ya localizaste a tu mamá?

natalia: no, su celular

me manda a buzón.

lupita: se lo olvidó

en su cuarto y está apagado.

natalia: ay, no, no,

no puede ser, qué oportuna.

voy a marcarle a alberto para

que se vaya a la delegación.

nosotros tenemos que esperar

a mi mamá a ver a qué hora

aparece.

eleazar: ¿ahora en qué lío

te metiste?

paolo: si vas a empezar

a culparme como en la mañana,

mejor vete,

yo no pedí que te hablarán.

avísale a mi mamá

o a natalia o a quien quieras,

no necesito de ti.

eleazar: ¿me permites hablar

a solas con él?

>> cómo no.

eleazar: paolo,

tienes todo el derecho

a estar enojado conmigo,

fui un bruto.

te ofrezco una disculpa

por el error que cometí

y por haber hecho una pregunta

idiota cuando entré.

te juro, estoy avergonzado,

ni cómo mírate a la cara,

pero ahora lo que

importa es sacarte de aquí.

si después no quiero dirigirme

la palabra, lo entiendo.

paolo: yo no tuve nada que ver

con el robo.

eleazar: te creo,

para eso estoy aquí,

para demostrar tu inocencia.

voy a salir a hablar un momento

con el oficial

que lleva tu caso.

ahorita que regresemos quiero

que me cuentes todo

con toda libertad.

lamentablemente eres

el principal sospechoso,

hay que convencerlo

de lo contrario.

carmen: gracias.

gino, gino,

tienes muchas llamadas perdidas.

gino: son de polino y regina,

la empleada del boliche.

¿qué habrá pasado?

contestadora: "el número

que usted marcó no está

disponible o se encuentra..

gino: no,

polino lo tiene apagado.

aló, regina, ¿ma qué sucede?

tengo varias llamadas perdidas

tuyas y de paolo.

regina: ay, don gino,

se metieron a robar el boliche

y la policía detuvo a paolo,

le están echando la culpa.

gino: ¿qué?

natalia: bueno, ¿dónde estará

mi mamá que no aparece?

bueno, ya,

le voy a dejar una nota

porque tenemos que irnos

a ver a paolo.

juancho: sí.

lupita: ¿y si le marcas a abdul?

a lo mejor está con él.

natalia: claro,

¿cómo no se me había ocurrido?

abdul: ¿y la jefa?

natalia: no sé,

pensamos que estaba contigo,

justamente te iba a marcar.

abdul: entonces,

no saben lo que pasó.

natalia: sí, eleazar y alberto

ya están en la delegación,

nosotros ya vamos para allá.

abdul: no, no, yo vengo de allá

y mi jefa ya salió,

eleazar pagó la multa.

juancho: ¿cómo--cómo

que tu madre ya salió?

¿multa de qué o qué?

abdul: se dio un agarrón

con unas señoras

y se la llevaron detenida.

natalia: ay, no, no, no, no,

solo esto faltaba,

¿también ella?

abdul: ¿de qué hablas?

natalia: de paolo,

lo acusaron de robo

y está detenido.

paolo: cuando cerró el boliche

me encontré con jonás afuera

y me invitaron al billar,

ahí vi a alfredo,

otro de los empleados

del boliche.

discutí con él porque le pidió

permiso al dueño

para salir más temprano dizque,

dizque porque tenía

un problema familiar.

eleazar: ¿qué pasó después?

paolo: yo me salí enojado.

cuando estaba esperando un taxi,

jonás y los demás

me alcanzaron,

me propusieron robar

el boliche,

ellos sabían que yo tenía

las llaves.

jonás se molestó porque

no quise entrarle, pero,

pero dejó que me fuera

a mi casa.

mi mamá y abdul

me vieron llegar,

le juro que no soy ningún

delincuente.

eleazar: entonces, fueron ellos,

no hay de otra.

>> todo lo que dice el joven

encaja muy bien,

pero lo que no,

es que las únicas llaves

que hay las tenía él,

y solo con esas se desactiva

la alarma.

eleazar: bueno, seguramente

entraron por otra parte.

>> no, el reporte dice que no

hay otra forma de entrar si

no es por la puerta principal,

y las chapas no estaban

forzadas.

eleazar: pues, se las arreglaron

para abrirlas y desactivar

las alarmas.

paolo, ¿el boliche cuenta

con circuito cerrado?

paolo: no.

eleazar: ¿checaron si en

la calle hay alguna cámara del

departamento distrito federal?

>> no, sería cosa de revisar.

eleazar: bueno, ¿qué esperamos?

si corremos con suerte esa puede

ser la prueba de que el muchacho

no tuvo nada que ver

con el robo.

tranquilo, paolo,

voy a demostrar que eres

inocente a como dé lugar.

vamos.

>> lleve al muchacho

a un separo.

gino: regina, ¿dónde estái?

¿dónde estái paolo?

regina: lo tienen ahí adentro,

lo está interrogando,

pero ya se tardaron mucho.

carmen: mi hijo no es ningún

delincuente,

tenemos que sacarlo de aquí,

gino.

gino: tú no te preocupes,

carmeola,

io me encargo de todo esto, eh.

regina, gracias por acompañar

a mi...

vete de aquí.

[habla en italiano]

carmen: lo que quiere decir es

que tienen detenido a mi hijo,

paolo garcía pabuena,

y es inocente, y queremos verlo.

gino: grazie, grazie.

carmen: hijo...

paolo: mamá...

gino: ragazzo.

paolo: don gino,

yo puedo explicarle.

gino: no, no, no,

soy yo quien debe explicar,

hijo.

no tema, eh, hijo,

tutto va a aclararse cuando se

sepa que yo soy tu padre.

sí, paolo, yo soy tu papá.

[música]

[música]

paolo: no...

carmen: sí, sí, paolo,

gino es tu papá.

gino: io te dije que iba

a rechazarme.

paolo: no manche,

¿usted es mi jefe?

¡eso es lo mejor

que me ha pasado en la vida!

alonso: ¡dime qué fue

lo que le dijiste a irene!

¿qué tarugada le metiste

en la cabeza, karina?

karina: ¡suéltame, alonso,

me estás lastimando!

alonso: no, no te voy a soltar

hasta que me digas la verdad,

¿qué fue lo que le dijiste?

karina: ¡no sé!

¡no sé de qué me hablas!

¿qué quieres que te diga,

alonso?

desde la última vez

que nos vimos,

y que pasó lo que pasó,

yo te juré que me iba a olvidar

de ti aunque me muriera

de amor.

ya perdí hasta la dignidad

por intentar que me quieras,

y lo único que he logrado

es que me desprecies más.

ya.

alonso: está bien, ya, ya,

ya no llores.

irene se, se desquicio otra vez.

yo pensé que tú todavía

has tenido algo que ver.

karina: sí,

entiendo que lo pienses, pero,

pero yo te juro que no sé

qué pasó, yo no sé nada.

vete, por favor.

vete que tu presencia

solo me confunde más.

quisiera odiarte, pero no puedo.

te amo.

te amo.

alonso: ¿de veras tanto

me quieres?

karina: más que a mi vida,

te amo como nunca nadie

te ha amado jamás.

dicen que borracho no cuenta,

pero yo voy a hacer que sí.

gino: io salí huyendo

de sicilia,

era una dona que estaba

obsesionada conmigo.

io llegué a tuxpan en un barco

carguero.

fue allí donde un día caminando

por el mar io conocí a la mujer

de mi vida.

[habla en italiano]

la tu mamma,

carmen garcía pabuona.

carmen: pabuena.

gino: pabuena, pabuona,

es lo mismo.

en el hombre lleva la fama.

y yo caí redondo, ah,

nos enamoramos.

pero la familia de la conchetina

era de la mafia,

un cabo multo influyento.

paolo: ¿cómo el padrino?

gino: pio meno.

el caso es que un malo pariente

mío, un soplone,

le ha dicho al padre

de la conchetina dónde estoy yo.

y la cosa nostra vino por mí,

y me han llevado a sicilia

a la forza.

paolo: órale, y,

¿por qué no te escapaste?

gino: polino,

con la cosa nostra no se juega.

es como en las películas,

pero peore, molto peore.

me obligaron a casarme.

pero ya marchelo murió

y pude dejar a la conchetina

y retorne a tuxpan

a buscar a carmen,

pero yo no la encontré más.

io no sabía de tu existencia.

pero cuando yo veo tu nombre

y cuando yo te vi entrar

a mi oficina,

yo supe inmediatamente que eras

mi filio,

mi único hijo,

mi heredero, polino.

¿te das cuenta?

mi único filio de la única

mujer que he amado.

carmen: ¡ay, gino!

¿tantos años y no puedes

dejar de hacer eso, hombre?

gino: scusa.

y tú sabes lo que me provoca

el tu...

carmen: el mío, lo mío es mío.

eleazar: ¿qué pasa aquí?

gino: ah, ma qué cosa, oficiale.

grazie, grazie,

una cara conocida.

tiene que ayudarme,

tiene que liberar a mi hijo,

él es inocente.

eleazar: ¿su hijo?

carmen: sí, negro,

paolo es su hijo.

brigitte: ay, hola, karina,

me invitas un--

karina: [chista]

brigitte: ¿qué te pasa?

karina: alonso está

en mi recámara.

brigitte: no me digas,

¿lo lograste?

¿nuestro plan resultó?

karina: sí, fue maravilloso.

brigitte: pues, felicidades.

bueno, entonces, te dejo.

yo nada más venía decirte

que hay que buscar

otro departamento.

karina: ¿por qué?

brigitte: ay, bueno, ya sabes,

a mi primo no le gustó.

karina: qué raro.

bueno, en fin, te busco otro,

pero ahora vete.

brigitte: por supuesto,

nunca me ha gustado

ser mal tercio.

chausito y que te aproveche.

karina: ay, ya, ya, ya.

[chista]

tus tacones.

carmen: eleazar,

él es gino rossi,

el papá de paolo.

gino: y, ¿ustedes se conocen?

carmen: sí, gino,

de toda la vida.

cuando tú estuviste en tuxpan

él estaba aquí en méxico

en la academia de policía.

gino: ah, presto.

el amigo de la carmelona

es mi amigo.

carmen: bueno, y, este...

y a todo esto ustedes,

¿de dónde se conocen o qué?

gino: el oficiale,

el oficiale vino al boliche

a ponerse a la orden,

estaba investigando

la criminalidad en la zona

y justo me roban a mí.

pero mi polino es inocente.

paolo: ¿te fuiste a meter

al boliche?

no lo puedo creer,

él era de los que pensaban

que tú y yo...

gino: con amigos como tú para

qué quiere uno enemigos, ¿eh?

eleazar: a ver, a ver,

un momento,

yo solo hice lo que creí

que era correcto.

¿cómo me iba a imaginar que tú

eras su padres si en 18 años

ni tus luces?

gino: me debiste haber hablado

diferente, eh,

como hablan los hombres.

eleazar: está bien, la regué,

lo que menos necesito

es que me sigas sermoneando.

carmen: bueno, ya estuvo bueno,

ahora lo que importa

es sacar a paolo de aquí.

eleazar: y,

¿a qué crees que viene?

¿a presenciar una escena

familiar?

una cámara del departamento

grabó el momento del robo

y paolo no aparece.

con eso está más que probada

tu inocencia,

pero igual es necesario que

lo veas para ver si reconoces

a alguno de los culpables.

natalia: aquí está.

¿qué pasó?

¿pudiste averiguar algo?

alberto: sí, al parecer, paolo,

tenía las llaves de boliche,

es por eso que lo creen

culpable del robo.

natalia: pero mi hermano

es inocente.

alberto: sí, lo sé, natalia,

eleazar está con él, tranquila,

esto se tiene que solucionar.

¿tú ya le avisaste a diego?

natalia: sí, me dijo que en

cuanto pudiera venía para acá.

abdul: y mi mamá que no aparece,

pues, ¿dónde estará?

lupita: ¡ahí viene!

abdul: ¿estabas aquí?

¿cómo te enteraste?

carmen: es muy largo de contar,

pero el caso que paolo

ya está libre de sospecha.

alberto: ah, me alegro,

¿dónde está?

carmen: se lo llevaron

para que viera unas grabaciones

para ver si podía reconocer

a los ladrones,

su papá está con él.

todos: ¿su papá?

carmen: sí, apareció su papá

justo cuando más lo necesitaba.

regina: cuando llegó a la

delegación iba con una señora,

los dos estaban muy preocupados

y clarito escuché que el patrón

dijo que paolo era su hijo.

alfredo: ¿cómo crees?

seguro lo dijo para taparle

el ojo al macho,

esos dos traen sus ondas.

regina: te pasas.

si no te consta no deberías

andar de hablador.

y dirás lo que quieras,

pero estoy segura que paolo

no tuvo nada que ver

con el robo,

no debiste culparlo.

alfredo: entonces, quién fue,

¿eh?

porque yo se las di

personalmente,

yo le di las llaves.

el otro juego lo tiene don gino,

tuvo que haber sido paolo

con sus cuates

que tienen una pinta de rateros.

regina: yo nada más te digo

que si se descubre que él no fue

y de veras es hijo de don gino,

quién va a salir perdiendo

vas a hacer tú

por andar inculpándolo.

alfredo: ¿y yo por qué?

yo no he dicho nada

que no sea cierto, eh.

él tenía las llaves.

[música]

[música]

gino: son tu amigui.

paolo: sí, los cucos.

bueno, a quienes creí

que eran mis amigos.

¡ese es alfredo!

gino: no puede ser, que miseria.

eleazar: ¿alfredo es el empleado

del boliche con el que tuviste

problemas?

paolo: sí.

gino: ma, polino,

¿por qué no me dijiste

que tenías problemas con él?

paolo: no quería hacer las cosas

más grandes,

si será desgraciado.

ayer le pidió permiso para irse

porque según él tenía un apuro

con su familia,

lo cual no era verdad.

me lo encontré en el billar

y como le reclamé discutimos.

a la salida jonás me abordó

para proponerme que robramos

el boliche,

y como le dije que no se enojó

y nos agarramos a golpes.

seguramente alfredo vio todo

y cuando me fui

se puso de acuerdo con ellos.

>> y, ¿cómo explicas

lo de las llaves?

gino: solucionable,

él tenía una copia.

arréstenlo, el culpable es él,

ahora debe estar en el boliche.

>> está bien,

voy a mandar una patrulla

para que se haga cargo,

con permiso.

paolo: ¿cómo pude ser tan tonto?

jonás lo único que quería

era utilizarme para hacer

de las suyas.

gino: no fue tu culpa, polino,

afortunadamente tutto aclarado.

carmen: y así fue como gino

encontró a paolo.

juancho: así que él que creíamos

que se metía con paolo

es nada menos que su papá.

carmen: sí, para que se le quite

lo malpensado, padre.

abdul: o sea, que gino

es el dueño del boliche.

carmen: exacto.

natalia: y, ¿por qué se apareció

hasta ahora?

carmen: ay, es una larga

historia que se las voy a contar

cuando estemos todos juntos

para otra que hacerlo dos veces.

rodrigo: buenas tardes.

eh, ¿qué pasó con paolo?

¿pudiste hacer algo como

alberto?

alberto: no, yo no.

entre eleazar y el papá de paolo

arreglaron todo.

rodrigo: me alegro.

gino: natalia, turquito, padre.

natalia, que bella, bellissima.

hola, joven, ¿cómo le va?

¿cómo le va?

turquito.

¿me recuerdan?

abdul: yo sí, yo sí.

con razón en el boliche

te me hiciste conocido.

natalia: sí, yo también,

ahora que te veo.

gino: y retornamos.

¿y cuesta bambina?

carmen: es lupita,

a ella no la conociste.

gino: yo soy gino,

el padre de paolo.

[ríe]

no saben qué gusto,

qué gusto me da verlos.

juancho: bueno,

yo le debo una disculpa, gino.

si la noche que lo vi con paolo

lo hubiera reconocido, pues,

nos hubiéramos ahorrado

muchos malos entendidos.

gino: [ríe]

perdonado, padre.

nada se compara con la dicha

de haber recuperado mi familia.

alfredo: no sé qué hacemos aquí,

don gino no aparece,

ya deberíamos de irnos.

regina: pues, si quieres,

tú vete,

yo no me muevo hasta saber

qué pasó.

alfredo: ahí nos vemos.

¿qué pasó, poli?

¿ya soltó la sopa paolo?

>> creíste que te ibas a salir

con la tuya, ¿no?

alfredo: ¿de qué habla?

>> no te hagas,

más te vale que no te resistas.

tenemos un vídeo en el que

sales abriendo el boliche,

espósalo.

alfredo: ¿qué?

>> con las manos a la espalda,

muévete.

alfredo: pero si yo no hice

nada.

>> tenemos la evidencia

y todavía lo niegas.

ahorita nos vas a decir

en dónde están tus cómplices

si no quieres cargar

tu solo con la bronca.

[música]

[música]

irma: ya no te voy a martirizar

con que te tomes las pastillas

molidas,

ya sé cómo ponerte lo mismo

a través de la canalización.

ay, nos conviene a los dos,

¿verdad?

tú no tienes por qué

estar haciendo esfuerzos

por hablar,

ni yo dándote explicaciones.

>> buenas tardes, ya estoy aquí.

irma: buenas tardes.

>> ¿qué le estabas inyectando?

irma: vitaminas,

el doctor ocampo

se las prescribió.

>> ¿para qué?

irma: para fortalecerlo,

¿tú no lo notas desmejorado?

>> la verdad,

no podría asegurarlo,

llevo poco de atenderlo.

pero para llevar dos años así,

la verdad, lo veo bastante bien.

irma: bueno, el doctor ocampo

no piensa lo mismo.

de cualquier manera las

vitaminas nunca están de más.

>> eso sí.

irma: bueno, ya me voy,

que te sea leve.

gino: ah, ya tutto aclarado,

polino no tuvo nada que ver

con el robo, fue alfredo,

un empleado del boliche,

un miserable, un ingrato.

carmen: bueno, pues, sí,

pero si ya todo está aclarado,

entonces, ¿por qué

no han soltado a mi hijo?

eleazar: porque está firmando

su declaración, carmen.

lupita: ¡paolo!

carmen: ay, mi hijito,

gracias a dios.

lupita: paolo, ¿estás bien?

gina: ay, qué bella es la mía

familia, eh.

cuesto hay que celebrarlo,

io invito a tutto a cenar.

¡carmelona!

carmen: ¿sí?

gino: tú eliges el lugar,

¿dónde vamos a cenare?

carmen: mira, gracias, gino,

pero por hoy creo que fue

demasiado,

mejor vámonos a la casa.

gino: ¿a casa?

me encanta la idea,

tenemos tanto que conversar,

andiamo.

eleazar: yo, yo me despido,

qué bueno que todo sea claro.

carmen: ¿no nos vas a acompañar,

negro?

eleazar: no, tengo otro asunto

que atender.

carmen: ah, sí, me imagino,

gracias por todo.

lupita: ándale, eleazar, vamos.

eleazar: no, no puedo,

chaparra,

pero después voy a verte, ¿sí?

carmen: espero que mañana

sí nos puedas acompañar

en la reapertura de la fonda.

eleazar: espero que sí.

juancho: bueno, yo aprovecho

también para despedirme.

carmen: ¿también usted, padre?

¿se va a ir?

juancho: sí, hija,

lo que pasa es que llevo todo

el día fuera de la parroquia,

además, ustedes tendrán mucho

que platicar.

¿me podrías dejar por ahí,

eleazar?

eleazar: sí, sí, claro, vamos.

hasta luego.

juancho: hasta luego.

gino: arrivederci, padre.

andiamo, no tenemos nada que

hacer en cuesto lugar, andiamo.

carmen: ay, mi hijito,

¿no te lastimaron?

¿cómo estás?

jonás: no te pases de lanza,

esto vale el doble

de lo que me estás ofreciendo.

o aflojas a lo que te pido

o no hay bissenes.

>> ya rugiste,

pero ahorita solo traigo

la mitad,

en cuanto venga

todo me pongo a mano.

jonás: pues, ya qué,

nomás no te vayas a hacer

ojo de hormiga

porque no te la acabas.

>> órale.

[llaman a la puerta]

jonás: tranquilos,

debe ser alfredo,

quedo devenir por su lana.

ábrele.

>> ¡arriba las manos,

no se muevan!

están todos detenidos

por el robo al boliche.

gino: ahora, ahora sí

tutta la familia reunida.

solo faltabas tú, franchecita.

rodrigo: y tú,

¿dónde andabas, cuñadita?

todos en la delegación

por el problema de tu hermano

y de ti ni tus luces.

brigitte: estuve con unas amigas

todo el día,

pero de haber sabido

que se iban a idiotizar

con el béisbol,

mejor me hubiera ido a comer

contigo.

alberto: no, pues,

gracias por lo que nos toca

a diego y a mí porque también

nos gusta el béisbol.

gino: [hablan italiano]

tantos años sin poder vernos

para ponernos a parlar ahora

de béisbol, porfavore.

por la única que no pasan

los años es por ti, carmelona.

tan bella,

tan bella como siempre.

carmen: grazie, gino.

rodrigo: y, ¿de qué parte

de italia es usted?

gino: de palermo, sicilia,

en la cuna de la mafia,

la cosa nostra.

ah, pero dejemos italia del

lado, eh.

brindo,

brindo por nuestro encuentro,

que dure para siempre, eh.

¡salute!

todos: ¡salud!

juancho: ¿por qué no quisiste ir

a casa de carmen?

eleazar: después de la metida

de pata que dimos es obvio

que no cambiamos en esa reunión.

juancho: pues, eso sí,

quedamos como lazo de cochino.

¿quién iba a pensar que el padre

de paolo iba a reaparecer

de esa manera?

y, a todo esto,

¿tú qué piensas de eso?

eleazar: ¿yo qué tengo

que pensar?

no sé por qué tienen que

aparecer esos irresponsables,

¿primero el chato y ahora este?

juancho: por lo que yo vi

no me parece que gino

sea una mala persona.

eleazar: ¿te vas a poner

de su parte?

juancho: ay, después de la

regada que dimos,

creo que es lo que menos

podemos hacer.

eleazar: pues, yo no,

y menos hasta saber

sus verdaderas intenciones.

juancho: ay, ya, ya, ya,

no le busques tres pies al gato.

no hay que ser adivino

para imaginarse

que lo que pretende es

acercarse a su hijo y,

obviamente, también a carmen.

eleazar: pues,

yo creo que mejor me voy,

esta plática no tiene

ningún sentido.

te veo mañana en la fonda.

juancho: ¿vas a ir?

eleazar: claro que voy a ir,

¿por qué no habría de hacerlo?

buenas noches.

[música]

[música]

olivia: está muy frío.

esto está muy mal.

doctor ocampo, habla olivia,

la enfermera en turno.

ocampo: dígame, olivia.

olivia: el joven cáceres

está con hipotermia,

su temperatura está abajo

de 30 grados.

ocampo: cúbralo con una manta

y hágale fricción directa,

no se alarme.

olivia: sí, doctor.

ocampo: si no responde

me vuelve a llamar.

olivia: disculpe, doctor,

no será una reacción

a las vitaminas que le mandó.

ocampo: ¿qué vitaminas?

yo no he prescrito

ningunas vitaminas.

olivia: qué extraño,

irma se las estaba poniendo

cuando yo llegué.

ocampo: debe haber un error,

yo lo checo con ella

y cualquier cosa me llama.

¿por qué dice olivia que le

estabas poniendo vitaminas

a rodrigo cáceres

y que yo las prescribí?

irma: ¿yo?

¿vitaminas?

ay, ¿de dónde saca eso?

cuando llegó yo le estaba

poniendo el medicamento

del diario.

ocampo: dijo que mencionaste

que yo las había prescrito.

irma: ay,

¿pero qué le pasa esa mujer?

cómo crees que voy a utilizar

tu nombre para ponerle

vitaminas al paciente

nada más por mí.

chiquito, ¿me crees capaz?

ocampo: la verdad, no.

de lo que sí te creo capaz

es de otras cosas

que se me están antojando.

karina: muñe...

mi muñe...

alonso: no me digas muñe.

karina: y, cómo quieres

que te diga si eres

mi muñequito adorado.

alonso: no, no, fuchila,

no me hables así,

yo ya mejor me voy.

karina: no, no, alonso, no,

no te puedes ir así, mi amor,

estás borrachito.

alonso: no me importa, ya,

ya mejor me voy.

karina: no, no, no, no, acá,

eso, así está mejor.

la pasamos tan bien juntos y

la podemos seguir pasando mejor,

tenemos toda la noche

para nosotros.

ay, ya se durmió, no.

bueno, qué importa,

al fin ya me cumpliste.

irene: nunca me imaginé que

las cosas fueran a acabar así.

[celular]

hola, tadeo.

tadeo: buenas noches,

quería saber cómo estabas,

¿cómo te fue con alonso?

¿hablaste con él?

irene: sí, sí, hablé.

terminamos.

tadeo: ¿dónde estás?

¿regresaste a tu casa?

irene: no, no,

te dije que no lo iba a hacer,

estoy en un hotel.

tadeo: y, ¿cómo te sientes?

irene: pues, mal, muy mal,

me siento muy sola.

tadeo: voy para allá.

irene: no, no, no, no, no,

no es necesario.

tadeo: no, cómo que no,

dame la dirección.

irene: estoy en la suite carola,

en la colonia.

tadeo: sí, sí, las conozco,

voy para allá, no tardo.

gino: ah, lo que es la mía vida,

hace unos días no era más

que un hombre solo.

a días de eso tengo un filio,

y estoy aquí contigo.

carmen: así es la vida.

ay, uno nunca sabe lo que puede

pasar mañana por eso

hay que vivir cada día

como si fuera el último.

gino: carmela,

io te juro que yo no sabía

que habías dado a luz

a un filio mío.

yo nunca he dejado de pensar

en ti.

yo quiero que tú no me guardes

rencor por haberte dejado.

carmen: no, no, gino, no, no.

ay, los rencores

no llevan a nada.

aunque siempre me pregunté

por qué ni siquiera una carta,

una llamada,

llegué a pensar lo peor,

que ese amor que me juraste

nunca existió,

y con el tiempo, pues,

le eché un velo a tu recuerdo.

aunque nunca dejaré de

agradecerte que me hayas dado

a un hijo como paolo.

gino: [habla en italiano]

carmen: ay, qué bonito se oye.

además, tradúcemelo,

porque no entendí nada.

gino: donde hubo fuego,

el amor perdura.

después de tantos años

te encuentre igual,

tal vez más madura,

pero igual de bella.

todo lo iluminas con tu sonrisa

y si me miras con esos ojos

verdes me parece que el sol

llena mi existencia.

[música]

[música]

carmen: gino,

no seas aprovechado.

gino: ¿io?

carmen: ay, sí, no te hagas.

sabes muy bien

que cuando me hablas italiano

quién sabe qué me dá.

gino: te da el amore, el amore.

carmen: no, no, cuál amore,

me gana el momento

que es diferente.

gino: entonces,

aprovechemos otro momento.

carmen: no, no, ya no,

por hoy fueron muchas emociones.

gino: carmelona,

esto es solo el principio,

carmelona.

carmen: no, no, no, espérate,

no empieces.

adiós.

gino: [habla en italiano]

ocampo: te me estás haciendo

vicio, mujer,

¿pedimos la cuenta y nos vamos?

[celular]

¿bueno?

olivia: doctor, soy yo otra vez,

la temperatura del paciente

sigue bajando.

ocampo: qué extraño,

estoy muy lejos del hospital,

continúe checando

la temperatura.

si en media hora no se

estabiliza inyéctele

cinco unidades

de difenil-sulfato

y observe su reacción.

si no es favorable

me vuelve a llamar.

irma: pensé que olivia

tenía más experiencia,

a mí me ha pasado muchas veces

que a rodrigo se le baja

la temperatura

y nunca te doy lata.

ocampo: tú me puedes dar lata

cuando quieras.

¿nos vamos?

irma: ay...

¿no me dejarías irle a dar

una vueltecita a rodrigo

y luego te alcanzo?

ocampo: no, señorita, no,

su paciente está

con una enfermera,

esta noche...

usted es toda para mí.

carmen: ¿a mí qué me pasa?

estoy loca,

¿por qué dije que gino

me besara?

lupita: lo besó.

paolo: ¿lo besó?

[llaman a la puerta]

tadeo: hola, buenas noches.

irene: pasa.

tadeo: no está mal el lugar,

pero estarías mejor en mi casa.

irene: ya sé, pero,

pero gracias, aquí estoy bien.

tadeo: ¿te preocupa que si vas

a mi casa me pueda aprovechar

de la situación?

irene: no, te lo juro que no.

tadeo: sería incapaz.

irene: ya sé,

de todas formas muchas gracias.

tadeo: lo que no me gusta

es que estés aquí sola,

lamiéndote las heridas.

la soledad no es buena para ti

en este momento.

irene: ya sé, pero lo necesito,

y necesito pensar

y no volver a hacer cosas

tontas y locas como las he

hecho tantas veces en mi vida.

pero gracias,

gracias por preocuparte.

¿quieres algo?

¿quieres un café?

tadeo: te lo acepto.

olivia: su corazón está

muy débil.

la temperatura sigue bajando.

no me voy a esperar

a que me des un susto.

bendito sea dios

que ya se está estabilizando.

diego: natalia...

natalia...

ayúdame...

Cargando Playlist...