null: nullpx
Cargando Video...

De Que Te Quiero Te Quiero Capítulo 51

15 May 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

brigite: ¿qué onda?

¿adónde vas?

natalia: me voy de caprico.

brigite: ¿cómo que te vas?

¿te peleaste con la señora

irene?

natalia: no. renuncié.

brigitte: pero ¿por qué?

natalia: luego te explico.

y no digas nada en la casa,

por favor.

yo lo quiero hacer.

[celular]

diana: ¿bueno?

brigitte: soy yo.

te tengo noticias.

natalia acaba de renunciar.

diana: no.

o sea que el truene

con diego va en serio.

brigitte: eso parece.

diana: perfecto.

brigitte: oye, ya tengo

mi cuenta para que me pagues.

diana: dámela.

listo. ¿cuál es?

ya la tengo.

te deposito a la brevedad.

brigitte: bien.

me avisas para checarlo.

diana: oye,

¿y cómo vas con las gotas?

brigitte: bien.

bien, muy bien.

están resultando

de lo más efectivas.

ya se separaron.

diana: sígueselas dando.

[puerta se abre]

¿y eso qué es?

alina: comida. ¿qué no ves?

diana: no, pero ya desayuné.

alina: no mientas.

apenas probaste una gelatina

con el pretexto de que era muy

temprano cuando te la trajeron.

ahora quiero que te comas

todo esto.

si quieres convencer a diego

para que te saque de aquí,

tienes que comer.

ángela: muchas gracias.

natalia, ¿qué haces aquí

a estas horas?

¿no deberías estar trabajando?

natalia: renuncié.

ángela: ¿qué?

¿y diego qué dijo?

natalia: también terminé con él.

ángela: pero ¿qué pasó?

natalia: diana acusó a diego

de violador.

no sé si por la anorexia o

porque está loca y dice que

todo lo que piensa, pero--

¿te das cuenta?

es posible que diego

no solo haya...

tratado de abusar de mí sino...

sino también de ella.

[suspira]

gálvez: buenas tardes,

ingeniero.

diego: buenas tardes, gálvez.

gálvez: justo iba para su

oficina porque le quería hacer

una consulta.

diego: dígame.

natalia: ¿quién va a firmar el

finiquito de la señorita garcía?

¿usted o la señorita irene?

diego: ¿finiquito? ¿por qué?

gálvez: ¿no sabía?

la señorita natalia garcía

renunció.

brigitte: ¿está molesta porque

natalia renunció?

si quiere yo podría hablar

con ella y pedirle que regrese.

irene: no, no, no.

aquí no puedo tener a nadie

a la fuerza.

diego: ¿cómo es eso de que

natalia renunció?

irene: ¿nos permites, por favor,

brigitte?

brigitte: [suspira]

diego: no lo puedo creer.

¿qué te dijo? ¿por qué renunció?

irene: pues básicamente me dijo

dos cosas:

que terminó contigo

y que prefiere alejarse de todo

lo que signifique estar

cerca de ti.

¿qué pasó?

diego: nada, tía. al contrario.

le quise demostrar mi compromiso

y me rechazó.

irene: pues, yo creí que era

una persona más madura.

en fin, lo siento por ti.

natalia: la idea de que diego

me vuelva a agredir

me tiene muy mal.

tan mal que solo verlo

me aterra.

no me quiero quedar

ni un momento a solas con él,

estoy horrorizada.

ángela: te entiendo.

pero hay algo que no me cuadra.

¿cómo es que todo este tiempo

que ha salido contigo

nunca ha dado ninguna señal

de ser un agresor?

sino todo lo contrario.

natalia: sí.

pero debe haber algo que lo hace

volverse violento.

de pronto se convierte

en un monstruo.

no quiero averiguarlo, ángela,

me da pavor.

ángela: ¿no has pensado en

hablarlo directamente con él?

natalia: ¿para qué?

lo va a negar, lo bloquea

en su cabeza, y yo no puedo

vivir con ese temor constante.

ángela: ¿y qué vas a hacer

con lo del trabajo?

natalia: empezar a buscar.

mientras encuentro algo

le voy a ayudar a mi mamá.

porque hay otra que

no te he contado.

abrieron una fonda justo

enfrente de la nuestra y también

de comida veracruzana.

y están con la idea de bajarnos

la clientela.

[celular]

diego: ¿bueno?

alina: diego, soy alina.

necesito ir a la casa,

¿podrías quedarte con diana

un rato en la tarde?

no sabes lo bien que comió.

diego: mm, me alegro.

alina: estoy feliz.

¿cuento contigo?

diego: sí, en un rato

voy para allá.

alina: voy a ir a la casa,

quiero darme un baño como dios

manda y cambiarme de ropa.

diego viene al rato.

¿no te importa que me vaya,

verdad?

diana: no, no, no, mamá.

[gime]

[jadea]

oiga.

enfermera: dígame, señora.

diana: no sea malita,

hágame un favor.

es que mi mamá se fue

y se me olvidó pedirle

unas cosas.

enfermera: ¿qué se le ofrece,

señorita?

diana: ¿podría comprarme

un champú,

un cepillo de dientes?

y un laxante.

[música]

carmen: oh.

muy bien, toño.

ahora tráete la grabadora,

pero rápido, ándale mijo.

abdul: ¿qué haces, jefa?

carmen: entrarle al toro

por los cuernos, mijo.

como no hubo tiempo de cocinar

lo de siempre,

pues, hoy vamos a vender

tacos de guisado.

abdul: ¿y tú crees que jale?

carmen: ah, pues, mira,

no hay peor lucha

que la que no se hace.

así que a darle,

que es mole de olla.

arráncate, toño,

que hay que armar bulla.

¡pásele por aquí,

tiene sus tacos de guisado,

especiales solo

para el día de hoy!

¡tenemos de chorizo,

tenemos de rajas con crema,

picadillo!

este, chicharroncito,

puerquito, 3 por 2, pásele!

¡ándele, mijo!

¡ándele!

abdul: pues, ándele.

¡ey, pásele, pásele!

¡aquí está de lo mero bueno,

arrímese!

que de esto no hay

todos los días.

¡pásele, pásele,

3 por 2 los tacos!

mesera: pásele a la jaiba loca,

muchachos, pura comida

veracruzana, pásele.

>> mejor unos taquitos, ¿no?

>> va, me late la idea.

abdul: ¡para llevar!

¡3 por 2, pásele, pásele!

aguas gratis.

jaiba: no, si la jaiba loca

va a ser todo un éxito.

eleazar: ¿y por qué le

pusiste así?

jaiba: ah, por así me dicen,

"la jaiba".

ay, sin lo de loca, claro.

eleazar: ¿y eso por qué?

jaiba: porque cuando agarro,

no suelto.

mesera: ¡jaiba!

jaiba. jaiba.

jaiba: ay, permíteme un

segundito, ¿eh?

eleazar: uf.

esta mujer es brava.

jaiba: ¿qué pasó?

mesera: que la doña de la fonda

a la vuelta se puso las pilas,

está vendiendo tacos de guisado.

jaiba: ay, no le hagas caso.

esas son puras patadas

de ahogado.

ándale, tú a lo tuyo.

ándale.

karina: ¿puedo pasar?

alonso: adelante.

karina: ¿ya se te quitó

el enojo?

alonso: ¿qué querías?

¿qué estuviera feliz con

las tonterías que se te ocurren?

karina: ay, perdón,

no pensé que lo fueras a tomar

tan mal.

lo que pasa es que

soy una romántica empedernida.

pero ya iré aprendiendo

qué cosas te gustan y que no.

alonso: ah, a ver, karina,

tú no tienes nada que aprender.

tú y yo no somos nada.

karina: no me digas tan feo.

por lo menos... no hoy,

es mi cumpleaños.

por eso traje el pastel,

para festejar contigo, ¿puedo?

alonso: está bien.

karina: ay, gracias.

me haces tan feliz, muñe.

alonso: no me digas así, karina,

por favor.

si te escucho decirlo

una vez más, te corro.

karina: bueno, ya, está bien.

no te lo vuelvo a decir. ya.

alonso: karina.

alberto: ¿se puede?

disculpen la interrupción.

alonso: pásale, no estás

interrumpiendo nada.

alberto: y... ¿qué celebran?

karina: una reconciliación

y mi cumpleaños.

alberto: ah, bueno, pues,

muchas felicidades.

karina: gracias.

alberto: bueno, pues, hay que

celebrarlo, ¿no? ¿qué les parece

si vamos a comer?

karina: ay, sí. sí, sí, sí, sí.

por favor, alonso, di que sí.

alonso: no.

karina: sí.

alonso: ah... está bien, vamos.

ya.

alberto: perfecto, déjame

decirle a brigitte

y así pasamos por ella.

>> otros dos de chicharrón,

por favor.

abdul: adentro hay mesas

por si quieren pasar a sentarse.

>> no, aquí está muy bien,

gracias.

doña, ¿le puedo pedir

una de picadillo

y otra de chuleta, por favor?

carmen: de picadillo, ándele.

jaiba: hija, ve no más.

órale, échale ganas.

esa gente debería de estar

en mi fonda. órale.

mesera: pásele, pásele, pásele

a la jaiba loca.

estamos de inauguración,

pura comida de calidad.

pásele.

mujer: no, no, gracias.

oye, viejo, mira, allá

se ve mucho movimiento,

debe estar bueno, ¿no? ¿vamos?

hombre: sí, debe estar bueno.

mujer: vamos. vente.

hombre: gracias, señoritas.

mujer: ven.

jaiba: a trabajar, órale.

diana: [piensa] con esto saco

toda la porquería

que me hizo comer mi mamá.

ay, gracias por venir.

¿ya comiste?

diego: sí, ya.

¿tú también, no?

me contó tu mamá.

diana: sí, hace tiempo

que no sentía tan buen apetito.

diego: me alegro.

te traje...

estas revistas.

diana: gracias.

¿vas a trabajar?

diego: sí, voy a aprovechar

para adelantar unas cosas

mientras regresa tu mamá.

meche: qué buena idea tuviste,

carmen.

a la vuelta ya ni las moscas

se paran.

carmen: ¿y tú crees que yo

me iba a dejar?

"pa" que le vaya midiendo

el agua a los camotes.

meche: mm.

carmen: llévate esa cazuela,

yo ahorita llevo la otra.

meche: sí, espérame.

[celular]

carmen: ay.

¿bueno?

brigitte: ¿mamá?

alberto me invitó a comer,

no voy a ir a la fonda.

carmen: está bien, mija.

ya, te dejo porque estoy

muy atareada, mi amor.

brigitte: ¿ya hablaste con

natalia?

carmen: no. ¿qué pasó?

brigitte: ay, mamá.

no sabes la que armó.

de buenas a primeras

botó el trabajo.

renunció a caprico.

abdul: salen tres surtidos.

>> ¿me das dos de chicharrón,

por favor?

abdul: claro que sí, van que

vuelan.

natalia: abdul.

¿y esto?

abdul: ahí te encargo, meche.

le hicieron gacha.

la dueña de la jaiba loca

taponeó los candados.

para cuando pudimos abrirlos,

pues, ya ni cómo vender

lo de siempre.

entonces a mi jefa,

se le ocurrió vender tacos

de guisado y no hemos parado.

natalia: y condenada vieja.

abdul: pues, sí, pero,

pues, desde hace rato

ya nadie entra a su fonda.

todos se vinieron para acá.

le salió el tiro por la culata.

diana: ¿ya viste que se casó

la infanta lucrecia

con el príncipe alberto dinata?

ay, qué boda.

aunque ella no es nada bonita.

hasta gorda se ve.

[piensa] ay, dios.

ya se me están moviendo

las tripas con el laxante.

diego, mi amor,

él bebé se está moviendo.

[música]

diego: ¿no es muy prematuro

que se sienta algo?

diana: no, no, mira.

toca aquí.

¿sientes cómo se mueve?

diego: la verdad no sentí nada.

diana: espera.

yo te aviso cuando

se esté moviendo.

natalia: ya me platicó abdul

lo que pasó.

carmen: natalia, ¿cómo está eso

de que botaste el trabajo?

natalia: ay...

le pedí a brigitte

que no te dijera nada.

yo iba a hablar contigo.

carmen: pues, para el caso

es lo mismo.

¿por qué lo hiciste?

natalia: decidí terminar

con diego y...

y por lo mismo renuncié

a caprico.

no quiero estar cerca de él.

carmen: lo que me extraña

es la forma en la que luchaste

por ese amor.

como para acabar así,

de buenas a primeras.

natalia: pues, sí.

pero ya lo pensé bien y...

y es lo mejor.

carmen: pues, ¿qué te digo?

tú sabes lo que haces.

yo entiendo que no quieras estar

cerca de diego, pero de alguna

manera estás defraudando

la confianza que puso en ti

la señora irene.

natalia: lo sé, mamá.

y no sabes lo mal que

me siento por eso.

pero ya tomé una decisión.

voy a ir a ayudar a abdul.

todos: ♪ que la pases feliz ♪

alonso: ¡bravo!

todos: [aplauden]

karina: ay, no saben cómo

les agradezco que me hayan

acompañado a celebrar

mi cumpleaños.

yo pensé que me la iba a pasar

sola y abandonada.

y estoy rodeada de pura

gente linda.

gracias, mun--

muchas gracias, alonso

y alberto, brigitte.

brigitte: ay, no, qué agradeces,

estamos muy contentos de estar

contigo, ¿verdad, mi amor?

alberto: le hubiéramos llamado a

natalia y a diego.

brigitte: diego y natalia

ya no están juntos.

alberto: ¿cómo?

brigitte: sí, mi hermana

lo mandó a volar y...

no solo eso.

renunció a caprico.

alberto: ¿tú sabías?

alonso: algo--algo,

pero no vinimos aquí

a hablar de ellos.

alberto: tiene razón.

hay que hacer un brindis

por la cumpleañera.

karina: sí.

alonso: venga. salud.

alberto: ¡ey!

brigitte: por la linda pareja

que hacen.

deberíamos ir a bailar el

sábado, para celebrar de verdad.

karina: ¡ay, sí! ¡vamos!

alberto: no, no, no,

yo odio bailar.

alonso: yo más.

brigitte: ay, no seas amargado,

amor.

karina: ay, por fa.

es mi cumpleaños,

una vez al año,

no te lo vuelvo a pedir,

te lo juro.

por favor, di que sí.

alonso: vamos, pues.

karina: [grita]

ricardo: ayer fue muy buen día,

señor. vendimos bastante bien.

gino: qué bueno.

ojalá y todos los días

fueran iguales. ay.

paolo: buenas tardes.

gino: buenas tardes, paolo.

¿cómo vas con tu entrenamiento?

paolo: eh, no lo he terminado,

señor.

el gerente me tiene castigado

y... me la he pasado

limpiando los baños.

gino: ¿y por qué lo castigaste?

ricardo: bueno, señor, usted

me pidió que él se encargara de

animar las fiestas infantiles.

gino: sí...

lo sé, lo sé muy bien.

¿y por eso lo castigaste?

ricardo: no, no, no, señor.

lo que pasa es que distrajo

a mara de sus obligaciones.

y por ayudarlo,

dejó lo que estaba haciendo.

gino: mara,

¿puedes venir, por favor?

me dice ricardo que dejaste

lo que estabas haciendo

para ayudar a paolo.

mara: no. yo ya había acabado

de preparar las hamburguesas

de los niños, y como ese día

no había más clientes, de mí

salió a ayudar a paolo.

no pensé que estuviera

haciendo algo incorrecto.

tadeo: ¿encontraste todo

lo que te pedí?

>> sí, maestro.

tadeo: gracias.

>> aquí tiene. ay.

tadeo: perfecto.

[suspira]

gracias.

>> tome, tome.

tadeo: [suspira]

mi mano.

mi mano no me deja.

[suspira]

tengo que poder.

[suspira]

¡tengo que poder!

gino: ricardo,

te he dicho muchas veces

que me molesta la prepotencia.

jamás he estado en contra

de que se ayuden entre ustedes.

siempre y cuando no descuiden

sus obligaciones.

ricardo: sí, señor.

gino: no quiero que se vuelva

a repetir.

los abusos generan mal ambiente.

y no quiero eso en mi negocio.

¿entendiste?

ricardo: sí, señor.

gino: mara.

retoma el entrenamiento

de paolo cuanto antes.

¿y tú?

de ahora en adelante te vas

a encargar de animar

todas las fiestas que tengamos.

paolo: como usted diga, señor.

gino: me dijeron que lo hiciste

muy bien.

paolo: [ríe]

gracias.

gino: aclarado todo, a trabajar.

edwin: "ora" sí me la aplicó,

¿eh, jefe?

o sea, ¿cómo está eso de que

"morales paga"?

eleazar: no te quejes.

además, la dueña nos dio

descuento. la próxima invito yo.

edwin: ¿no me diga que vamos

a regresar?

eleazar: sí.

edwin: pues, la comida no está

así como "pa" repetir.

digo, aunque por las chamaconas

que atienden, yo sí iría a comer

todos los días.

eleazar: vamos a regresar,

no para que consigas novia.

sino para averiguar qué más

trae en contra de carmen.

edwin: ah, pues, yo lo que

usted diga.

pero lo que sí, es que vamos

a tener que comprar

otros modelitos,

ni modo de repetir.

eleazar: tú eres burro y se te

antoja viaje, ¿no?

a trabajar. va.

diego: ya se tardó tu mamá.

diana: si quieres vete.

no me va a pasar nada

si me quedo sola.

de verdad.

ya estoy más tranquila,

no voy a volver a ir

a ver a rodrigo,

si es lo que te preocupa.

diego: está bien.

voy a confiar en ti.

diana: gracias.

¿te gustó haber sentido

a nuestro hijo?

diego: la verdad, le tuve

que echar mucha imaginación.

diana: pero ahí estaba.

dando señas de que quiere vivir.

ojalá me perdone

por todas las veces

que lo he rechazado.

y tú también, diego.

diego: bueno, cuídate.

estamos en contacto.

diana: ¡diego!

diego: dime.

diana: si yo vuelvo a la casa,

¿tú volverías?

diego: son cosas distintas,

diana.

no me fui de la casa

huyendo de ti.

sino por mis diferencias

con el abuelo.

diana: bueno, pero esas

diferencias ya no existen, ¿no?

diego: no. algunas ya no.

diana: entonces,

¿regresarías?

diego: la verdad no sé.

y ya me voy. se hace tarde.

adiós.

diana: ay, qué duro de roer

es tu papá, engendro.

pero va a terminar cediendo.

[música]

carmen: ¿quién pidió dos

de chuleta?

>> yo, doñita.

>> ¿todavía tiene de picadillo?

carmen: sí, claro que sí.

permítame.

[sirenas]

ahí está. ten, aquí está

el otro.

a ver. ay.

oficial: buenas.

carmen: buenas.

¿de qué le vamos a servir,

oficial?

oficial 1: no, no venimos a

comer.

nos reportaron que estaban

vendiendo alimentos

en la vía pública.

carmen: ¿y? este es mi negocio.

oficial 1: pues, sí, pero

para vender aquí afuera,

necesita un permiso.

y como no lo tiene,

vamos a tener que clausurarle

y llevarlos a todos

a la delegación.

todos: [inentendible]

carmen: ¡espérense!

yo lo arreglo. ¡no, no, óigame!

¿así que no puedo estar

aquí afuera?

y a ver, ¿y el tremendo alboroto

que tienen los de aquí

a la vuelta, qué?

no me diga que ellas

sí tienen permiso.

oficial 2: pero eso es

diferente.

la jaiba es amiga

del jefe de zona.

todos: ah...

carmen: con que esas tenemos.

permítame hacer una llamada,

y ahorita lo vamos a solucionar.

¿cómo dice que se llama su jefe?

oficial 2: odilón viniegra.

carmen: gracias.

buenas tardes, señorita.

¿me podría comunicar

con el señor procurador?

de su amiga, carmen garcía.

eh, la de la fonda

los seis garcías, sí.

ándele, gracias.

¿cómo estás, saúl?

qué gusto saludarte.

pues, sí, con una molestia.

fíjate que...

odilón viniegra.

ajá, el jefe de zona,

donde está la fonda.

ah, pues, fíjate que mandó

a dos policías a clausurarme

el negocio, que porque puse

unas mesitas en la banqueta,

fíjate.

¿el número de patrulla?

a ver, mija, tú ves mejor.

natalia: 861.

carmen: 861, sí.

de esta zona, sí.

oficial 1: ¿no escuchaste como

que sonó el radio

de la patrulla?

oficial 2: sí, ¿verdad?

vámonos, no va a ser

una urgencia.

carmen: ah... ¿verdad?

¿ya viste cómo son?

"ora" sí.

todos: [inentendible]

natalia: ¿ya tiene, ya tiene

limoncito, niño?

niño: chuleta.

mamá, uno de chuleta.

karina: gracias por todo,

alonso.

ha sido el cumpleaños más feliz

de mi vida.

y lo mejor es que va a

continuar.

ya me imagino cómo lo vamos

a pasar el sábado.

alonso: kari, mi mano.

karina: tú y yo, pegaditos,

bailando, así.

alonso: no. no, no, a ver,

kari--kari, yo no bailo.

llegando allá te buscas

a alguien con quién bailar.

karina: no, no. yo te enseño.

es muy fácil. mira, así.

pones tus manos aquí.

alonso: no, kari, aquí no.

kari, no, por favor, ya.

>> ¡karina!

alonso: es en serio.

>> llevas diez minutos de atraso

que le voy a descontar.

karina: ay, no, no.

ya voy, ya voy.

alonso: [suspira]

gracias.

mara: primero, un poco

de mayonesa en la tapa.

y la pones en la parrilla

un momentito.

mientras, preparas la otra tapa

con salsa de tomate.

paolo: ¿así está bien?

mara: creo que...

así queda mejor.

irma: despacio.

vas muy bien.

rodrigo: [jadea]

quisiera salir corriendo.

irma: poco a poco.

si sigues así,

pronto lo vas a poder hacer.

rodrigo: [jadea]

dos años, irma.

dos años postrado en esta cama

por culpa de ellos.

[gime]

irma: tranquilo.

[música]

brigitte: creo que este ya

quedó, señora irene.

¿lo quiere ver?

irene: muy bien, brigitte.

gracias.

brigitte: ¿se le ofrece algo

más?

irene: no. no, ya te puedes ir,

eso.

brigitte: hasta mañana.

irene: hasta mañana.

diego: ¿qué haces?

¿por qué no te has ido?

ya es tarde.

irene: porque no puedo avanzar

nada, no me puedo concentrar.

diego: ¿tiene algo que ver

que natalia se haya ido?

irene: eso es lo más ridículo

de todo, que sí tiene que ver.

y estoy enojada conmigo por eso.

o sea, no puede ser que ella

se vaya y que yo no pueda hacer

ni un diseño.

diego: ¿qué te puedo decir, tía?

yo me siento peor de vacío

que tú.

irene: bueno, pero en tu caso

es porque la amas, ¿pero lo mío?

lo mío es una exageración.

o sea, profesionalmente

puedo hacer todo sin ella.

y ahorita estoy frenada.

diego: podrías hablar con ella

para que regrese.

hay problemas conmigo,

si la necesitas,

yo me puedo mantener al margen.

irene: y ganas no me falta,

pero ¿te digo algo?

no se lo merece.

si ella pudo mandar

todo a volar con la mano

en la cintura, yo...

yo no voy a rogarle.

alina: te volvió el apetito,

¿verdad?

diana: ay, sí.

y bueno, tengo que comer

por dos.

alina: ¿y ese arranque

de consciencia?

¿de dónde te vino

tan de repente?

diana: ay, creo que desde

que lo sentí moverse, mamá.

qué suerte que estaba aquí

diego, él también lo sintió.

alina: nunca pensé que tu bebé

pudiera moverse tan pronto.

yo ni me acuerdo en qué mes

empecé a sentir tus pataditas.

diana: ay, mamá.

tú no te acuerdas ni de cuándo

es mi cumpleaños.

alina: ay, bueno, ya, ya.

lo que me da gusto

es que empiezas a entender

que vas a tener un hijo.

diana: ay, estoy feliz, ¿sabes?

alina: ay, yo también.

ándale, acaba de cenar.

diana: mamá.

¿mañana me podrías traer

mi laptop?

alina: ¿para qué la quieres?

diana: tengo que hacer unos

pagos de las cosas

que compramos.

alina: sí, claro, te la traigo.

diana: ¿y un perfume?

y mi maquillaje,

quiero que cuando diego venga,

me encuentre muy bonita.

alina: mm...

[ríe]

abdul: la verdad te sacaste

un diez con la idea

de los tacos. se acabó todo.

carmen: para que veas que nunca

hay que tirar la toalla, mijo.

abdul: ah, eso me quedó más

que claro.

luego, no te mediste

con lo del procurador.

la cara que pusieron los

policías cuando les tomaste

su número de placas estuvo

de antología.

carmen: [ríe]

si yo también tengo

mis influencias.

que odilón viniegra

ni qué las hilachas.

abdul: yo pensé que le ibas

a hablar a eleazar.

carmen: ay, no, ni me

lo recuerdes.

no quiero saber nada de él.

abdul: ¿y eso por qué?

carmen: condenado negro.

cuando fui a reclamarle

a la jaiba de los candados,

ahí estaba él muy quitado

de la pena, fíjate.

es un traidor de primera.

abdul: ah, sopas perico.

carmen: ay, sí...

[timbre]

ay, mira nada más.

hablando del rey de roma

y del sinvergüenza que se asoma.

tú y yo tenemos que hablar

muy seriamente.

vámonos.

abdul: [silba]

diego: mi amor.

no sabes qué ganas tenía

de verte.

mira lo que te compré.

natalia: [resuella]

está lindísima.

ay. ¿habré hecho bien?

ha sido tan lindo.

lupita: abdul.

¿tú sabes quién es antonio lópez

de santa ana?

abdul: ah, pues, clarines.

es un guitarrista bien picudo,

pero se llama carlos.

lupita: si serás burro.

era un presidente de méxico.

abdul: ah, sí.

[timbre]

ángela: hola, abdul.

abdul: ¿qué uvas? pásale.

ángela: hola, lupita.

lupita: hola, ángela.

[celular]

abdul: ¿bueno?

mali: hola, soy mali.

¿te acuerdas de mí?

abdul: ah, claro que sí,

preciosa. permíteme.

natalia está en su cuarto.

¿qué onda? ¿cómo estás?

mali: oye, eh, te he hablado

para saber qué van a tener

mañana de menú.

a ver si nos animamos

a comer con ustedes. o...

pues, a ver si nos lo traes

al trabajo.

abdul: vamos a hacer

sopa de mariscos,

luego pulpos en su tinta,

también empanadas de camarón.

y vamos a hacer una mojarra

al chile y limón

con malanga y yuca.

mali: a ver, oye,

y ¿qué me recomiendas, eh?

chilatole--chilatole.

chilatole.

a ver, ¿qué más?

chilpachole--chilpachole.

ay, ese me encanta, qué rico.

¿qué más, qué más?

carmen: eres un traidor, negro.

todo me esperé de ti

menos encontrarte en el negocio

de la despechugada esa.

todavía dejas que la muy

sinvergüenza se te cuelgue

del brazo.

"ay, sí, lo acompaño a su mesa".

¿qué- ¿todavía te ríes?

eleazar: ya.

¿ya acabaste de regañarme?

ahora déjame hablar.

carmen: ¿para qué?

segurito me vas a salir

con un cuento de aquellos.

y, por cierto, qué ridículo

te veías con esa camisa

que traías, ¿eh?

eleazar: carmen.

si fui a meterme a ese lugar,

fue para averiguar en

qué te podía ayudar.

¿ahora sí te puedo explicar?

carmen: mm.

¿y se puede saber

qué averiguaste?

eleazar: estoy seguro que ella

tuvo que ver con lo de

los candados.

carmen: oh.

qué notición, ¿qué más?

eleazar: eh, le dicen la jaiba

porque...

cuando agarra no suelta.

vieras el apretón

que me dio en la pierna.

carmen: pues, si es una

cualquiera.

pues, a leguas se le nota

que es de cascos ligeros.

¿qué más?

eleazar: ah, no, no. espérate.

los trabajos de investigación

llevan su tiempo.

¿tú crees que de buenas a

primeras me iba a soltar todo?

carmen: ¿o sea que piensas

regresa?

eleazar: sí.

las veces que sea necesario.

carmen: pues, por mí haz

lo que quieras.

yo no necesito de tus

investigaciones,

yo ya le demostré que conmigo,

no va a poder.

eleazar: estás celosa.

carmen: ¿celosa yo?

ay. ay, por favor,

¿de qué tendría que estar

yo celosa?

es muy tu vida.

si te gusta la vieja esa,

pues, es muy tu problema.

[celular]

permíteme.

tengo que contestar...

el teléfono.

hola, chatito. ¿cómo estás?

ay, qué bueno.

nosotros también estamos muy

bien, extrañándote muchísimo.

sí.

¿y--y cuándo regresas?

ajá.

no te preocupes, sí, entiendo.

sí, sí, ya me imagino,

tienes muchos problemas.

jaiba: perfecto, mali.

vamos a preparar exactamente

lo mismo y además, vamos a dar

plátanos fritos de cortesía.

siempre hay que ir adelante

del enemigo.

¿y ahora tú? ¿qué te traes?

mali: ay, pues, no sé, tía.

como que siento gacho

por el abdul.

la verdad es que es

retebuena onda.

jaiba: ay, ¿buena onda de dónde?

si lo acabas de conocer.

mali: pues, sí, pero se le nota.

jaiba: ay, ¿qué vas a saber tú,

escuincla?

ya déjate de tonterías.

ya sabes que la que

se enamora pierde.

y negocios son negocios,

chulita, ¿mm?

métetelo bien en la cabeza.

mali: ay, tía.

jaiba: [balbucea]

[música]

lupita: ¿y mi mamá?

abdul: ahorita regresa.

salió a hablar con eleazar.

lupita: ¿vino eleazar?

¿y por qué no me avisaron?

abdul: pues, ni siquiera entró.

lupita: ¿y a qué vino?

abdul: ¿yo qué sé?

lupita: tú nunca sabes nada.

carmen: hola.

abdul: madre.

¿y eleazar?

carmen: se fue hace rato.

aprovechando que salí

fui a traer pan para la cena.

abdul: ¿le dijo qué fue a hacer

a la fonda de la jaiba?

carmen: pues, que dizque

averiguar qué se traía

entre manos esa mujer.

abdul: ¿y qué averiguó?

carmen: nada que no sepamos.

abdul: a mí se me hace que

se entretuvo con esas meseras.

oye, ¿no estaría mal

que en lugar de toño y meche

contratáramos unas así?

con faldita y toda la cosa.

carmen: no me hace gracia

tu comentario, abdul garcía.

abdul: [gime]

brigitte: buenas.

carmen: ¿cómo te fue, hija?

brigitte: [suspira]

bien.

carmen: avísale a tus hermanas

que ya vamos a cenar.

brigitte: ¿y cómo está natalia?

carmen: ay, ¿qué te digo?

brigitte: yo no sé en qué

momento se le ocurrió renunciar.

la señora irene estaba furiosa,

y la verdad, yo la entiendo.

no se vale lo que hizo, mamá.

carmen: fue su decisión.

y aunque no esté muy de acuerdo

cómo se dieron las cosas,

hay que respetarla.

brigitte: pues, sí.

voy a cambiarme los zapatos

porque ya no los aguanto.

abdul: natalia no va a cenar.

dice que no tiene hambre.

carmen: ¿y lupita?

abdul: ahorita viene.

la que sí se queda a cenar

es ángela.

carmen: ah, mira.

no sabía que estaba aquí.

abdul: vino a ver a natalia.

carmen: mm. ay,

ayúdame a poner la mesa.

abdul: sí.

carmen: ay.

diego: buenas noches.

alonso: a juzgar por la cara

que atraes, ni tan buenas.

ay. comí con alberto y brigitte

y nos dijo que natalia

había renunciado.

diego: así es.

parece que está dispuesta

a no tener nada que ver conmigo

en ningún sentido.

estoy piensa y piensa en cuáles

serán sus verdaderos motivos.

porque las razones que me da

no me convencen.

alonso: ¿crees que haya algo más

aparte de estar harta

de tu situación con diana?

diego: sí.

he estado repasando los últimos

hechos una y otra vez

para encontrar algo que me dé

una-- alguna idea.

alonso: ¿y ya encontraste algo?

diego: vas a decir que es

una tontería,

pero desde que le conté

que diana me dijo que yo

era un violador

empezó a distancia conmigo.

¿crees que eso pudo haber tenido

algo que ver?

ángela: me preocupa verte

tan triste.

¿estás segura de la decisión

que tomaste?

natalia: ay.

estoy toda hecha bolas.

cuando me acuerdo del intento

de violación,

quiero alejarme lo más posible

de él.

pero cuando recuerdo

las cosas lindas,

quiero correr a sus brazos.

ángela: entiendo.

pero si haces recuento,

fue una mala por muchas

cosas buenas.

natalia: sí.

desde que nos volvimos a

encontrar aquí en méxico,

nunca ha vuelto a tener

una actitud agresiva.

al contrario.

solo he recibido cariño

y comprensión.

ángela: pero siempre te regresa

el mal recuerdo.

natalia: sí.

es como si fueran

dos personas en una.

una es todo bondad,

y la otra es un monstruo.

y temo que en cualquier

momento...

el diego bueno se pueda

convertir en el maldito.

en el violador.

alonso: mira,

la palabra violador en sí

es muy fuerte,

pero no como para que por eso

haya terminado contigo.

y menos sabiendo que viene

de diana, que te ha insultado

de todos los modos posibles.

a menos que...

diego: ¿qué?

alonso: que natalia haya

recibido una agresión así

alguna vez.

diego: ¿que la hayan querido

violar?

alonso: sí.

y que te crea capaz a ti

de hacerlo también.

diego: no, pero ¿por qué a mí?

alonso: claro, tú no, pero

alguien muy parecido a ti sí.

rodrigo.

diego: rodrigo...

alonso: le traía ganas a natalia

desde que supo que andaba

contigo.

¿y quién te dice que el día

de la fiesta de la coronación

no se encontró con ella

mientras tú estabas arreglando

tus asuntos con diana?

diego: no.

rodrigo puede ser lo que

quieras, pero yo no lo creo

capaz de una canallada así.

alonso: [suspira]

diego, todo concuerda.

él aprovechó el momento en el

que tú te alejaste de natalia

para parecerse

y hacerse pasar por ti.

trató de abusar de ella,

natalia se defendió,

rodrigo se pegó en la cabeza

y...

bueno, el resto...

ya lo sabemos.

natalia: es como,

como si hubiera tenido

dos novios en uno.

el bueno y el malo.

pero yo solo quiero al bueno.

ángela: lamentablemente vienen

en el mismo paquete.

si supiéramos qué lo hace

convertirse en malo,

tal vez podrías ayudarlo.

natalia: no.

no, no, no quiero averiguarlo.

no quiero aborrecerlo, ángela.

quiero quedarme

con los recuerdos bonitos.

del diego amoroso,

del diego tierno.

diego: rodrigo no es capaz

de una cosa así.

y natalia no tiene la fuerza

física para haberlo dejado

como quedó.

alonso: ella no,

pero ¿si alguien la defendió?

diego: ¿quién?

alonso: tal vez alguien que

pasaba por ahí en ese momento.

andrés: ¿qué hace aqu--

¿otra vez estás con este

desgraciado después

de lo que te hizo?

diego: andrés.

alonso: ¿andrés? ¿quién es

andrés?

diego: el tipo que la pretendía.

alonso: ¿y por qué piensas

que pudo haber sido él?

diego: no sé si fue él

o natalia le contó algo.

el caso que la vez que me lo

encontré con ella,

le dijo que no entendía

cómo estaba conmigo

después de lo que le hice.

Cargando Playlist...