null: nullpx
Cargando Video...

De Que Te Quiero Te Quiero Capítulo 106

1 Ago 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

rodrigo: no entiendo

por qué todos comprenden

a natalia y nadie me comprende

a mí.

la que está ahí adentro,

acusándome con mi mejor amigo

de quién sabe cuántas burradas,

es la mujer de mi vida,

por la que he luchado

tanto tiempo y ni siquiera

he podido consumar

mi matrimonio.

irene: diego, entiende que

natalia recibió una impresión

muy fuerte con lo de rodrigo.

rodrigo: entiendo,

pero de ahí a desquiciarse...

irene: pues fue algo

muy impresionante para ella,

y no sabes hasta dónde

la llevó a perturbar.

lo mejor es que lo resuelva

con un especialista.

rodrigo: ¿y yo qué?

irene: ay, diego, si la amas,

no tienes más que tenerle

paciencia.

mucha paciencia y comprensión.

rodrigo: sucedió lo que

me temía.

rodrigo sigue siendo

la sombra de mi vida.

irene: mira, vamos a sentarnos

y le pedimos a hilda

que nos regale un té.

ven.

rodrigo: gracias.

abdul: yo creo que tenemos

que avisarle a natalia

y a brigitte.

carmen: ay, hijo, no, ¿qué vamos

a ganar con preocuparlas?

yo todavía tengo fe que

en cualquier momento aparezca

con el cuento de que fue

una travesura.

paolo: pues ojalá, ma,

ya lleva un rato desaparecida.

gino: [jadea]

no, no, no.

nada, nada, no la encontramos.

carmen: ay, no puede ser.

gino: tranquila, carmelina.

tranquila.

si la nena dejó una nota

es porque sabe lo que

está haciendo.

no debe estar pasando nada malo.

carmen: por dios, gino.

¿qué va a pensar una niña

de siete años?

gino: no la agarres

en contra mío.

carmen: ay, gino, es que sales

con cada cosa.

pues claro, como no es tu hija.

gino: pero lo va a ser.

y cuando eso suceda,

disciplina vamos a darle

a esa nena.

carmen: ya, gino,

ya mejor cállate.

alonso: es un gran avance

que ya tengas claro qué es

lo que te hace rechazar

a diego.

ahora lo que tienes que hacer

es convencerte que son

completamente dos personas

distintas.

natalia: no sabes cómo me ha

servido desahogarme contigo.

aparte de mi mamá, el padre

juancho y mi hermano,

eres el único que lo sabe.

¿crees que deba contárselo

a diego?

alonso: ¿te sientes preparada

para ello?

natalia: [suspira]

no.

me da miedo que explote,

como ha venido haciéndolo

últimamente.

alonso: entonces espérate

que las cosas estén

más tranquilas.

ya vas a encontrar el momento

de decírselo sin entrar

en conflictos.

y no te sientas culpable.

lo único que hiciste

fue defenderte.

natalia: pues sí.

gracias por decírmelo.

alonso: ¿ya estás más tranquila?

natalia: sí.

solo...

solo una pregunta más.

alonso: dime.

natalia: aun no hemos podido

estar juntos.

está mal que lo siga rechazando,

¿verdad?

alonso: mira, natalia,

no se trata de que esté mal

o esté bien.

tú tenías tus razones

muy poderosas para rechazarlo,

y ahora que las ubicaste,

espero que las cosas vayan

mucho mejor.

natalia,

hacer el amor no es hacer

una tarea que hay que cumplir.

aun cuando estén casados.

si no te sientes bien para

entregártele espontáneamente,

no lo hagas,

porque sino no te va a resultar

placentero.

habla con diego,

habla con él de tus miedos.

estoy seguro que con mucha

paciencia y comprensión

de parte de los dos

van a llegar a un buen final.

natalia: paciencia y comprensión

es lo que menos me ha demostrado

diego últimamente.

alonso: [piensa] si del que

estamos hablando es diego.

begoña: ¿y tu mamá?

¿no que te iba

a estar esperando?

lupita: ya no debe tardar,

aquí la espero.

begoña: no, yo no me voy

hasta que llegue.

¿cómo crees que te voy

a dejar sola?

>> ay, begoña, qué bueno

que pudiste conseguir el boleto.

vámonos, porque mi tío

está muy grave.

begoña: nada más deja que

llega la mamá de lupita.

no la puedo dejar sola.

lupita: si me presta su celular,

yo le puedo hablar.

¿bueno?

mami, ¿dónde estás?

ya llegué.

bueno, te espero aquí

donde se baja uno del camión.

ya viene para acá.

está estacionando el coche.

váyanse con confianza,

yo la espero aquí.

>> mira, mi tío está

en las últimas, vámonos.

begoña: bueno, no te muevas de

aquí hasta que llegue tu mamá.

lupita: gracias.

que se cure su tío.

>> vámonos ya.

lupita: ¿y ahora por dónde

empiezo?

natalia: estabas aquí.

rodrigo: mi amor, no era

necesario que vinieras

con alonso.

entre los dos podemos

resolver nuestras cosas.

nos amamos, natalia.

con eso es suficiente

para arreglar lo que sea.

natalia: sí, tienes razón.

eso es justamente

lo que quiero hacer.

rodrigo: vámonos a la casa,

mi amor.

y gracias, galeno, por lo que

haya sido que le dijiste.

espero haya sido en mi favor.

irene: gracias por todo,

alonso.

alonso: ¿podemos hablar

un momento?

irene: sí, está bien.

lupita: uh, qué bueno

que la señora lucrecia

tiene un apellido tan raro,

sino no la encontraba nunca.

seguro que no me andan

buscando a mí.

>> su atención, por favor.

a cualquier persona que vea

una niña de siete años, güerita,

pelo lacio, confección delgada,

que viste uniforme escolar,

falda azul, blusa blanca

y suéter rojo, por favor,

llévela a la oficina de policía

de la central.

responde al nombre de lupita

garcía pabuena.

alonso: te pedí que te quedaras

porque quiero preguntarte algo

sobre diego.

irene: dime.

alonso: ¿no has notado

últimamente cambios

de personalidad

significativos en él?

irene: ¿de eso estuvieron

hablando natalia y tú?

alonso: sabes que no puedo

entrar en detalles

de lo que hablamos aquí,

pero sí.

sí, efectivamente ese fue

uno de los temas principales.

irene: pues sí, lo he notado,

y mucho.

apenas hace un momento

se lo dije porque llegó hecho

una furia hablando muy mal

de natalia.

alonso: ¿desde cuándo has

notado ese cambio?

irene: creo que fue después

de que regresara de nueva york

y él tenía poco de haberse ido

a monterrey.

y me acuerdo porque estaba

muy distraído,

estaba poco interesado

en el proyecto de la ropa.

bueno, pues, recordarás cuando

se enteró que tú y yo--

alonso: sí, yo también

me percaté de que su reacción

no era la de mi amigo

entrañable de siempre.

y después se han venido varias.

irene: a veces pienso que

natalia tiene razón al pensar

que diego se transforma

en rodrigo.

digo, yo sé que no puede ser,

que es una locura, pero...

pero, bueno, si eso era todo,

yo ya me voy.

espero que puedas ayudar

a natalia.

alonso: ¿y tú cómo estás?

¿eres feliz en tu matrimonio?

irene: sí, claro que sí.

alonso: me alegro.

gracias por hacerme saber

que sigues confiando en mí.

[música]

eleazar: perdí mucho tiempo

cambiando la llanta.

si lupita está aquí,

ya no debe estar en la central.

morales, ¿qué pasó

con la dirección que te pedí?

edwin: si ya tiene reteharto

que se la mandé a su celular,

jefe.

¿a poco no le ha llegado?

eleazar: no, es que no revisé

porque se me ponchó una llanta

y bajé a cambiarla.

edwin: ah, pues ahí la debe

de tener.

hasta el teléfono de la casa

le mandé.

eleazar: gracias, morales.

lo checo.

[teléfono]

lucrecia: ¿diga?

lupita: estoy buscando a la

señora lucrecia matigliatti.

lucrecia: ¿quién la busca?

lupita: lupita.

es que quería platicar con ella

de gino ricci.

lucrecia: ¿gino ricci?

¿tú de dónde lo conoces?

lupita: es que es el papá

de mi hermano paolo.

se va a casar con mi mamá.

lucrecia: ¿casar?

¿dónde estás?

lupita: aquí en puebla.

lucrecia: ¿en qué parte?

lupita: en la calle de

allende y juárez.

lucrecia: no te muevas de ahí.

van por ti.

apareció el desdichado.

facundo.

facundo, ven aquí.

rodrigo: ¿sabes en qué venía

pensando?

natalia: no.

rodrigo: en que deberíamos hacer

borrón y cuenta nueva.

como lo de indonesia

se postergó, ¿qué te parece

si nos vamos unos días

a playa del carmen?

natalia: ¿por qué mejor

no me llevas a tlaxcala?

rodrigo: ¿a tlaxcala?

¿qué te pasa?

¿te estás burlando?

natalia: ¿por qué?

rodrigo: ¿cómo que a tlaxcala?

¿a tlaxcala de luna de miel?

¿estás loca?

¿de dónde se te ocurre esa idea?

en mi vida he ido a tlaxcala,

ni quiero ir.

natalia: diego, ¿cómo que

en tu vida--

no puede ser.

rodrigo: natalia, ¿qué te pasa?

está loca.

alonso: irma, soy el doctor

cortés.

irma: sí, doctor, dígame.

alonso: necesito unas muestras

de sangre de rodrigo.

¿me podría hacer el favor

de tomárselas?

irma: sí, doctor,

con mucho gusto.

alonso: en cuanto las tenga,

llámeme para que pase por ellas.

no, no, mejor la veo

en el parque que está atrás

de la casa de los cáceres

para que me los entregue.

¿lo conoce?

irma: sí, claro.

¿le parece bien que nos veamos

ahí en una hora?

alonso: sí, gracias.

irma: buenas tardes.

¿le puedo ayudar en algo?

natalia: no, gracias.

solo quería verlo.

irma: con permiso.

natalia: gracias.

irma: me acaba de llamar

el doctor cortés.

quiere que le lleve una muestra

de sangre de rodrigo.

rodrigo: ya sabes lo que tienes

que hacer.

irma: vamos a mi cuarto

y te la tomo de una vez.

rodrigo: ¿qué?

a mí no me vuelves

a acercar una aguja.

usa tu sangre.

¿no viste a natalia?

irma: sí, está con diego.

rodrigo: ¿qué haces?

¿qué nos miras?

¿estás buscando

cómo distinguirnos?

no lo vas a conseguir,

no hay manera.

nadie lo ha podido lograr.

natalia: yo sí.

facundo: ¿lupita?

súbete.

lupita: ¿está muy lejos?

lucrecia: cunchetina,

parla lucrecia.

te tengo noticias de gino ricci.

cunchetina: ¿estás segura?

[habla italiano]

lucrecia: ese gino y nada

son lo mismo.

me acaba de hablar una bambina

a mi casa.

me dijo que la sua mamá

se va a casar con él.

claro, yo ya mandé a facundo

por ella.

bene, bene.

yo le saco toda la información

que pueda.

no, no importa los métodos

que tenga que usar.

por supuesto.

gino ricci es un miserable.

él tiene que pagar

por lo que te hizo.

sí, en cuanto interrogue

a la bambina yo me comunico

contigo.

chao.

irene: hola.

tadeo: hola.

no me avisaste que no venías

a comer.

¿ya comiste?

irene: no, no tuve tiempo.

tadeo: ¿y eso?

irene: pues es que acompañé

a natalia a ver a alonso.

tadeo: ¿y qué tienen que andar

yendo a ver a alonso?

irene: parece que natalia

trae una depresión y que

tiene problemas con diego.

tadeo: ¿a un día de casados?

irene: pues sí,

así está la cosa.

tadeo: habiendo tantos

psiquiatras y psicólogos,

justo tienes que llevarla

con alonso.

irene: él es amigo de la familia

y conoce muy bien a diego.

tadeo: eso me parece

solo un pretexto.

irene: el encuentro fue

estrictamente profesional.

¿qué te pasa, tadeo?

tadeo: me pasa que me hierve

la sangre de solo pensar

que ya se te olvidó

lo que te hizo ese hombre.

[música]

alonso: ¿trajiste la muestra?

irma: sí, aquí está.

yo me voy porque dejé solo

a rodrigo.

alonso: gracias.

espero que aquí encuentre

la respuesta de lo que

está pasando.

lucrecia: ¿qué tan grande

quieres tu rebanada?

lupita: grandota,

se ve bien rico.

lucrecia: ¿y de tomar

qué se te antoja?

lupita: un vasito de leche,

por favor.

gracias.

lucrecia: dime, bambina,

¿de dónde conoces a gino ricci?

lupita: ¿qué dijo?

facundo: que si lo conoces.

lupita: ah, sí.

le digo que es papá

de mi hermano y se va a casar

con mi mamá.

lucrecia: ¿se va a casar

con la tua mamma?

¿y cómo se llama la tua mamá?

lupita: eso sí se lo entendí.

se llama carmen.

carmen garcía pabuena.

y mi hermano se llama paolo.

lucrecia: ahora cuéntame

de gino.

¿hace cuánto tiempo

e retornado con la tua mamá?

lupita: a veces no la entiendo

ni papa.

¿no puede hablar en español?

lucrecia: que me cuentes

de gino.

quiero saber hace cuánto tiempo

reapareció en la vida

de tu mamá.

lupita: ah, no tiene mucho.

yo la verdad no quiero

que se case con mi mamá.

lucrecia: ¿y eso por qué?

lupita: yo quiero que mi mamá

se case con otra persona.

lucrecia: bueno, eso es lo que

tú quieres, ¿verdad?

pero ¿qué piensa tu mamá?

lupita: mi mamá ya le dijo

que sí.

de hecho, se casan

en quince días.

lucrecia: ¡porca miseria!

[carraspea]

¿cómo supiste de mí?

lupita: uno que se las ingenia.

lo que sí, es que fue muy

difícil escaparme de mi casa

para venir a verla.

lucrecia: o sea que no saben

que estás aquí.

lupita: [niega]

lucrecia: qué bambina

más inteligente.

natalia: [piensa] ¿qué pasa

con diego?

¿por qué dice que no

conoce tlaxcala?

ni se acordó de lo que

vivimos juntos.

significó tanto para los dos...

¿será amnesia?

ay, ya, natalia, ya, cálmate.

tienes que aceptar que son

dos personas bien diferentes.

alonso te pidió que fueras

objetiva.

lo único objetivo

es que no entiendo nada.

rodrigo: qué cachonda te ves

ahí acostada en la cama.

lástima que no sepas

para qué sirve.

me quería emborrachar,

pero me frené.

tomando no voy a quitarme

lo que siento.

eso solo me lo van a curar

tus caricias.

natalia: ay.

rodrigo: ya tuve demasiado.

[música]

lucrecia: ¿quieres otro pedazo?

lupita: sí, gracias,

y más leche.

lucrecia: facundo,

trae más leche.

facundo: sí, señora.

lucrecia: me decías que nadie

sabe que estás aquí.

lupita: nadie.

me vine de la escuela para acá.

lucrecia: y cuéntame,

¿cómo está eso de que gino

desapareció hace tanti anni?

lupita: pues sí,

mi mamá cuenta que un día

le dijo que tenía que irse

a sicilia a arreglar...

quién sabe qué cosa,

y ya nunca volvió.

yo no lo conocía.

lucrecia: ¿y gino sabía que

existía su hijo, tu hermano?

lupita: no.

lucrecia: ¿cómo dice

que se llama?

lupita: paolo.

él solo sabía que su papá

era italiano.

lo conoció de casualidad

en el boliche donde trabaja.

lo quiere mucho.

es muy buena onda con él,

pero no por eso se tiene

que casar con mi mamá.

lucrecia: ajá.

natalia: ay.

rodrigo: [gime]

natalia: [gime]

rodrigo: [gime]

irma: ¿y ahora qué pasó?

¿qué pasó?

vi a natalia salir corriendo,

iba llorando.

rodrigo: [gime]

irma: ¿te pegó en--

rodrigo: maldita,

mil veces maldita.

irma: ¿qué le hiciste?

¿por qué te pegó?

rodrigo: deja de preguntar

idioteces.

irma: la forzaste, ¿verdad?

rodrigo: ¿qué te importa?

es la segunda maldita vez

que se me escapa.

irma: ¿ya la habías tratado

de forzar?

por tu estúpida obsesión

por esa mujer, en quién sabe

qué tantas cosas te has metido.

rodrigo: cállate y dame

un analgésico.

ahí hay en el baño.

[gime]

eleazar: es aquí.

lucrecia: gino non può casare

perché ora è sposato

con cunchetina.

[timbre]

es un fugitivo.

un abandonadore.

ve a ver quién es.

facundo: sí.

lupita: [piensa] gino no es

una buena persona.

si lo esposaron,

fue porque lo agarró la policía.

lucrecia: ay, gino tiene

que pagare por lo que hizo.

lupita: no se puede casar

con mi mamá.

facundo: ¿asunto?

eleazar: estoy buscando una niña

de pelo lacio, güerita,

como de este tamaño.

facundo: no, aquí no vive

nadie así.

seguro se equivocó de casa.

eleazar: yo nunca dije

que viviera aquí.

facundo: ah.

eleazar: un vecino la vio

entrar a esta casa.

facundo: no, seguro se

confundieron porque aquí no vive

ninguna niña así.

eleazar: mi amigo,

vamos haciendo

las cosas fáciles.

soy policía, así que más le vale

que me deje entrar.

irma: ¿cuándo trataste de abusar

de natalia por primera vez?

rodrigo: ¿a ti qué te importa?

irma: estamos juntos en esto.

debería saber todo de ti.

rodrigo: no.

irma: ¿no será que se te escapó

porque quisiste violarla?

por eso tuviste el accidente

y quedaste en coma, ¿verdad?

rodrigo: y si así fuera, ¿qué?

irma: debí habérmelo imaginado.

eres un animal, un salvaje.

pero ¿sabes qué?

no me extraña nada de ti.

rodrigo: no me colmes

la paciencia.

ni que tú fueras

una santa palomita.

ahora dime qué demonios

pasó con alonso.

irma: nada, le entregué

la muestra de mi sangre.

rodrigo: tienes que estar

muy atenta.

síguele la corriente en todo

y no dejes de informarme.

ahora lárgate

que quiero descansar.

y súbele la dosis

al estúpido de mi hermano.

urge que se muera.

natalia: [piensa] diego está

actuando igualito a su hermano.

[grita]

no, ¡no!

no, suéltame.

¡suéltame, no me toques!

¡auxilio!

¡suéltame!

rodrigo: eso solo me lo van

a curar tus caricias.

ya tuve demasiado.

vas a ser mía.

natalia: ¡no!

diego, ¡no! ¡no!

[piensa] ¿por qué se volvió

igual a su hermano gemelo?

¿por qué?

ya no me ama.

es eso,

no puede ser otra cosa.

tarde o temprano, va a terminar

aborreciéndome cuando sepa

lo que le hice a rodrigo.

eleazar: lupita.

lucrecia: ¿quién es usted?

lupita: eleazar,

¿qué haces aquí?

eleazar: las preguntas las hago

yo, señorita.

lucrecia: ¿cómo que

las preguntas las hace usted?

facundo: es policía.

lucrecia: [ríe]

ay, no me dijiste que tú

tuvieras amigos en la policía.

eleazar: ya estuvo bueno

de pláticas.

y tú, ¿qué carambas estabas

pensando cuando te viniste

para acá?

¿tú tienes idea lo que está

sufriendo tu madre?

lupita: tú tienes la culpa.

no me quisiste ayudar.

eleazar: eso lo vamos a hablar

en el camino.

ahora sí te pasaste, lupita.

ándale, vámonos.

lupita: yo no me quiero ir,

estoy platicando

con la señora lucrecia.

lucrecia: mi hijita,

vete con el "signore".

"la tua mamá" debe de estar

muy preocupada por ti.

eleazar: escuchaste a la señora.

vámonos.

lupita: no se vale.

eleazar: no, lo que tú hiciste

es lo que no se vale.

¿cómo se te ocurre venirte

hasta puebla sola?

tienes 7 años.

señora, disculpe las molestias.

con permiso, vámonos.

lucrecia: "porca miseria",

¿por qué tenía que aparecer

el policía?

comunícame con la cunchetina.

facundo: sí, señora.

doctor: doctor cortés,

aquí están los resultados.

alonso: gracias.

[piensa] no hay trazas de los

medicamentos que supuestamente

le están poniendo a rodrigo.

no puede ser sangre de él.

esa mujer me vio la cara.

¿se encuentra el doctor quiroz?

doctor: no, salió, pero mañana

ya está aquí.

¿quiere que le dé algún recado?

alonso: no, yo lo busco mañana.

gracias.

doctor: para servirle.

[música]

eleazar: ¿te das cuenta

de lo que hiciste?

estábamos muy preocupados.

lupita: había que hacerlo.

tú no quisiste ayudarme,

así que tenía que investigarlo

yo sola.

eleazar: ay, dios,

otra a la que le gusta

jugar al investigador.

¿qué voy a hacer

con esta familia garcía?

lupita: ¿sabes qué me dijo

la señora lucrecia?

eleazar: no, ¿cómo voy

a saberlo?

lupita: que a gino lo agarró

la policía y lo esposaron.

también dijo que era

un fugitivo.

eleazar: ¿estás segura?

lupita: sí,

eso fue lo que entendí.

ya ves que habla medio raro.

eleazar: seguro escuchaste mal.

yo ya investigué todo

sobre gino y no encontré nada.

ya deja de buscarle

tres pies al gato.

lo que hiciste no fue un chiste.

pudo haber terminado

en una tragedia.

lupita: lo peor que puede

pasarme es que mi mamá

se case con gino

y nos lleve a vivir a canadá.

eleazar: pues sí,

pero eso no depende de ti.

y si tu madre sigue empeñada

en casarse con gino,

no hay nada que hacer.

lupita: eleazar, no seas malo,

tienes que ayudarme.

eleazar: no, lupita,

esto se acabó.

ya no hablemos más del tema.

lupita: ¿es tu última palabra?

eleazar: sí, es mi última

palabra.

lupita: también la mía.

eleazar: morales,

detén la búsqueda.

ya tengo a la fugitiva conmigo.

edwin: pues bien por usted,

jefe.

¿quiere que le avise a su mamá?

digo, a la de la niña,

no a la suya.

eleazar: sí,

dile que ya vamos para allá.

morales, espera,

mejor no le hables.

todavía tengo que terminar

de hablar con lupita.

lucrecia: ya le estaba

sacando "tutta" la información

a la "bambina" cuando llegó

un policía.

cunchetina: ¿la policía?

no puede ser.

lucrecia: sí, yo sé

que a la familia

no le conviene tener nada

que ver con la ley.

no te preocupes,

parece que es pariente

de la bambina.

yo no creo que haya problemas.

sólo vino a buscarla

porque se les escapó

para venir a buscarme.

cunchetina, si yo no supiera

cuánto te interesa que gino

pague por lo que te hizo,

yo no te hubiera marcado.

¿su dirección?

no, no alcancé a sacársela.

¿no te digo que llegó

un policía?

cunchetina: "porca miseria".

lucrecia: tranquila, mujer.

no, la bambina me dio bastantes

datos para dar con ella.

y claro, donde está ella,

estará "sua mamá",

y donde está sua mamma,

debe estar gino.

es que no me dejas "parlar",

justo te lo iba a decir.

pero eso no es "tutto".

te tengo otra noticia.

agárrate porque te vas

a ir de espaldas.

¿sabes cómo se llama la madona

con la que se va a casar gino?

carmen garcía pabuena.

claro, la misma de tuxpan.

cunchetina: [grita]

lucrecia: te dije que te ibas

a ir de espaldas,

pero eso no es lo peor.

el infeliz de gino

tuvo un hijo con ella.

se llama paolo.

cunchetina: [grita]

eleazar: ¿y ahora qué le vamos

a decir a tu madre para

que no te castigue de por vida?

¿no vas a decir nada?

claro, muy buena para hacer

su santa voluntad, ¿no?

y ahora no quieres hablar.

con un demonio, eres igual

de orgullosa y atrabancada

que tu madre.

está bien, si esas tenemos,

ahora mismo le hablo

y le decimos que te viniste

a puebla a sabotear su boda.

¿así de plano?

está bien, como tú quieras.

nada más prepárate

porque te va a poner

pinta y pareja, y bien

merecido que te lo tienes.

condenada chaparra,

allá tú.

nada más te advierto

que de ahora en adelante

no cuentes conmigo para nada.

lupita: [ronca]

natalia: [piensa] ¿qué le voy

a decir a mi mamá?

¿que me casé con un salvaje?

si le cuento cómo

me está tratando diego,

se va a poner mal.

no, ¿para qué se lo digo?

solo la voy a preocupar.

mejor me voy con papá juancho.

ay, no, no, capaz que las cosas

se ponen peor.

si le digo que diego me trató

de someter por la fuerza,

va a querer golpearlo.

finalmente, diego es mi esposo.

aunque ahora

lo único que quisiera es

no verlo nunca más.

[música]

[música]

brigitte: ¿otra vez por aquí?

ni pareces recién casado.

rodrigo: dame algo de beber.

brigitte: ¿otra vez tu mujercita

te dio plantón?

rodrigo: deja de hacer preguntas

babosas.

eleazar: ya llegamos, lupita.

lupita.

lupita.

ya llegamos, despierta.

ven, te ayudo.

eso es.

¿sigues en las mismas?

está bien, como tú quieras.

pues, entonces vas a entrar

solita a la fonda.

a ver cómo te va.

yo ya cumplí con traerte

sana y salva.

ojalá que entiendas que todo

esto lo hago por tu bien.

ah, por favor, ahorita

que entres, a mí no me mezcles

en tus asuntos.

lo que menos quiero es tener

problemas con tu madre.

no quiero que me salga

con que soy esto o soy lo otro.

ay, dios mío, dame paciencia.

ándale, que tu madre debe estar

que no la calienta ni el sol.

carmen: [suspira]

ay, mi hijita,

gracias a dios que apareciste.

no me vuelvas a hacer eso

nunca más en la vida.

abdul: enana, ¿dónde andabas?

te pasas.

paolo: ¿qué onda contigo?

nos tenías preocupadísimos.

gino: [habla italiano]

lupita: ¿me perdonan?

carmen: mi hijita, lo importante

es que ya apareciste.

lupita: no me vas a castigar,

¿verdad?

carmen: ya veremos...

primero quiero que me digas

dónde andabas.

lupita: no te enojes, mamita.

es que como oí que a lo mejor

nos íbamos a vivir a canadá--

carmen: ¿a canadá?

¿y eso qué tiene que ver

con que te hayas desaparecido?

lupita: pues es que fui

a la embajada de canadá

para que me platicaran de cómo

es y me perdí en el camino.

carmen: ay...

¿sabes cómo me puse

cuando tu compañerita me dio

la nota que me escribiste?

casi me da un infarto.

lupita: yo no pensé que me fuera

a tardar mucho.

carmen: si en la nota me pusiste

que regresabas en dos días.

lupita: ah, puse dos días

para que no te preocuparas

si me tardaba más.

carmen: a ver, guadalupe,

creo que tú y yo tenemos

que hablar esto en privado.

ven acá.

con permiso.

lala: buenas noches, señor.

vicente: buenas.

¿está diego?

lala: no, señor.

salió.

vicente: ¿y su mujer?

lala: también.

vicente: ¿otra vez?

lala: salieron juntos.

vicente: ah, menos mal.

que me sirvan de cenar.

lala: sí, señor.

carmen: a ver,

quiero la verdad.

lupita: esa es la verdad, mamá.

como quiero ir a ver a los osos

polares en canadá,

se me hizo fácil ir a

que me platicaran sobre ellos.

carmen: no te creo ni la o

por lo redondo.

las mentiras no llevan

a nada bueno.

lupita: ¿ni por una buena causa?

carmen: es el colmo,

guadalupe garcía pabuena.

estás castigada

lo que resta del mes.

no dulces, no tele,

no permisos para ir a casa

de tus amigas y aléjate de mí

porque con el coraje que traigo

te voy a agarrar a nalgadas.

lupita: [piensa] sólo espero

que la tal cunchetina aparezca

y detenga la boda.

carmen: ándele.

eleazar: morales.

edwin: ¿qué pasó, jefe?

¿y la niña?

eleazar: la pasé a dejar

a la fonda.

edwin: órale,

¿y qué le dijo carmen?

me imagino que se la puso

pareja.

eleazar: supongo yo, no entré.

la condenada chaparra

se puso en un plan...

¿creerás que no me quería

dirigir la palabra?

eso sí, le dejé claro que

a mí no me embarre sus asuntos.

capaz que su madre la agarra

contra mí.

edwin: ¿y eso por qué?

si usted lo único que hizo

fue ayudarle, encontró a lupita.

no debería de hacerle

al cuento, las cosas

son como son.

eleazar: yo sé mi cuento.

mejor dedícate a investigar todo

lo que puedas de gino ricci.

edwin: ya lo investigamos

una vez.

no tiene antecedentes.

eleazar: pues vuelve

a investigar.

lupita escuchó que alguna vez

lo detuvieron.

más vale corroborarlo.

si es cierto igual,

le abro los ojos a carmen.

edwin: otra vez la burra

al trigo.

eleazar: tú haz lo que te digo

y déjate de comentarios.

yo sé lo que hago.

edwin: ajá...

eleazar: ¿ajá qué?

¿ajá qué?

me vuelves a respingar

y te arresto.

ya, vete.

capitán: ya se vienen

las fiestas de los pescadores.

¿tú por cuál de las candidatas

vas a votar?

andrés: ni idea.

para mí solamente ha habido

una reina:

natalia garcía.

capitán: ¿todavía sigues

pensando en esa mujer?

ya olvídala.

igual hasta se casó con el

riquillo ese que me platicaste.

andrés: no le eches más limón

a la herida, mi "capi".

>> andrés, aquí está

el periódico que me pediste.

andrés: ah, gracias.

¿qué?

pues sí, ¿verdad?

ahí está, gracias.

que me la saque,

que me la saque,

que me la saque,

que le pegue al gordo.

capitán: búscale, búscale.

andrés: me lleva

la que me trajo.

capitán: [ríe]

¿otra vez te quedaste

chiflando en la loma?

andrés: sí, capi, ni siquiera

reintegro para comprar otro.

capitán: yo no sé para qué

gastas tu dinero en eso.

¿sabes cuántos números son?

está difícil pegarle al gordo.

andrés: pues el que no arriesga,

no gana.

el día menos pensado

le voy a pegar, va a ver.

capitán: bueno,

¿qué harías si de veras

le pegaras al grande?

andrés: un titipuchal de cosas.

capitán: a ver..

andrés: primero,

me compraba una casota ahí,

a la orilla de la playa,

una buena trocona

y un coche bien picudo.

convertible, claro, sí.

no, y un yate

para navegar en los siete mares.

capitán: sueña, tú sueña.

al fin y al cabo soñar

no cuesta nada.

irene: ¿sigues molesto porque

llevé a natalia con alonso?

tadeo: ¿tendría motivos

para estarlo?

[timbre]

irene: por supuesto que no

porque yo jamás te voy a faltar

el respeto, tadeo,

y lo sabes.

tadeo: cómo me gustaría oírte

decir otra cosa.

irene: a ver, ¿cómo qué?

tadeo: no sé, como que

lo que sientes por mí es--

irene: natalia, ¿qué haces aquí?

natalia: discúlpenme,

no sabía adónde ir.

no me atrevo a ir con mi mamá.

no quiero que se entere

de lo mal que estoy.

irene: ¿qué pasó, natalia?

natalia: mi matrimonio

es un desastre.

Cargando Playlist...