null: nullpx
Cargando Video...

Antes Muerta Que Lichita Capítulo 30

28 Mar 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

roberto: yo también

hice mis averiguaciones.

ángel: mire, señor duarte,

yo soy un hombre honrado.

con mi propio negocio,

debidamente casado

y con un hogar digno.

roberto: ¿a qué obra se refiere?

¿a la casa de la risa?

o ¿usted cree que no sé

lo del hospital psiquiátrico?

ángel: usted se está metiendo

en un terreno

que no le incumbe, señor duarte.

¿por qué no se va?

roberto: es que no hemos

hablado.

ángel: si no se larga,

voy a tener que--

roberto: ¿qué, qué, qué,

usted me va a amenazar?

¿el padre ideal

con la esposa ideal?

¿en quitarle un niño el tornillo

que les falta a ustedes?

porque si es así,

mateo no va a ser su víctima,

se lo advierto.

es marta, mi esposa.

roberto: ¿qué?

ángel: sufre de una tremenda

depresión que le llevó

al hospital.

por eso, esta medicada

con sustancias muy fuertes.

para...

para ella ha sido

muy difícil salir.

roberto: ¿salir de qué?

ángel: [suspira]

¿eso no lo investigo,

señor duarte?

yo se lo voy a decir.

mi hijo.

angelito.

murió hace tres años.

y desde entonces,

la vida ha sido un infierno.

y más para ella.

para marta.

¿no le parece que la gente buena

tiene derecho a ser feliz?

[música]

[música]

lichita: ay, diosito,

¿el que se ponga a llorar así

alex es bueno o es malo?

¿mmm?

alex, alex, te juro

que nunca fue mi intención

hacerte sentir mal

o removerte esas cosas

que yo misma sé que duelen.

¡ay, es que soy una tonta!

por favor perdóname, ¿sí?

alex: no, no, perdón.

perdóname tú por reaccionar así.

pero...

lichita: en serio,

yo también sé qué es

lo que se siente

y, aquí entre nos,

pues no sé qué es peor,

que le rompan a uno el corazón

o seguir sintiendo

el mismo amor por esa persona.

alex: pues eso es

lo que me pasa a mí.

y si regresé a méxico,

fue para tratar de olvidarme,

precisamente esa persona.

y pronto me empecé a preguntar

a dónde voy,

qué quiero...

lichita: es que eso

también cuenta.

que tú estabas allá solo

y segurito que te pegaba más.

hiciste muy bien

en regresar a tu casa, ¿eh?

porque tener el apoyo tu familia

es lo que más te puede ayudar

para salir de eso.

ángel: después de varios años

de casados,

nos costó mucho trabajo

que marta se embarazada.

tratamientos de fertilidad,

clínicas, doctores...

hasta que por fin,

dios nos bendijo

con este angelito

que nos cambió la vida.

roberto: un hijo

siempre es una bendición.

ángel: marta era una gran madre.

amorosa, consagrada al bebé.

pero una tarde,

cuando angelito

tenía cuatro años,

el pediatra notó algo raro

y la mandó a hacer análisis.

roberto: ¿su hijo se enfermó?

ángel: lucho dos años

contra el cáncer.

hasta que dios se lo llevó,

dejándonos en la oscuridad.

la muerte de angelito

fue demasiado para marta.

tanto que un día

se desconectó de este mundo.

roberto: por eso fueron

al psiquiátrico.

ángel: marta entró

en una depresión tan profunda

que tuvo que ser hospitalizada.

ya no quería vivir.

el tiempo y los medicamentos

que tiene que tomar

constantemente la han ayudado.

yo sugerí la idea

de la adopción.

y a marta,

mateo le recuerda mucho

a nuestro hijo.

y con él, le han renacido

las ganas de vivir.

lichita: acércate tus papás

y a tu hermana.

ya verás cuánto ayuda

el apoyo familiar.

échale ganas.

sigue adelante.

además...

alex: ¿qué?

lichita: bueno...

pues bueno,

hay muchas chavas

a las que les encantas

y segurito no pasará

que de repente, pues,

un clavo pueda sacar

a otro clavo, ¿no?

ya sabes lo que dicen.

aunque entiendo que sigas dolido

por lo del romance

con esa modelo.

pero tómate tu tiempecito.

¿mmm?

alex: alicia...

lichita: ¿mmm?

alex: no.

no, no, gracias.

lichita: ¿qué me ibas a decir?

alex: es en el amor

y en el desamor

donde se vive la poesía.

lichita: [ríe]

alex: los amorosos callan.

lichita: sabinas.

roberto: no tenía la menor idea

de su tragedia.

no fue mi intención removerle

estos sentimientos de dolor,

se lo aseguro.

pero tiene que entender

que no voy a renunciar

a mi hijo.

yo no pudo permitirle

que ustedes ni nadie

se lo lleven.

ángel: solo le pido comprensión.

sobre todo con marta.

su único aliciente de vida

es mateo.

y yo, como su esposo,

tengo que luchar por ella.

roberto: bueno, pues

está dicho entonces.

que quede esta conversación

como una plática

entre caballeros,

aunque estemos enfrentados

por cosas del destino.

ángel: que gane el mejor,

señor duarte.

roberto: por la derecha

y con todas las de la ley.

sin más jugarretas

ni golpes bajos.

alex: desde niño,

mi libro favorito

era alicia en el país

de las maravillas.

lichita: [resuella]

¡el mío también!

alex: ¿en serio?

lichita: ¡sí!

alex: [ríe] oye, bueno,

hablando de eso,

¿por qué la gente

no te dice así, alicia?

lichita: pues ya sabes,

es que aquí

los josés son pepes,

los ignacio son nacho,

y pues las guadalupes

son lupita

y pues sí....

la verdad a mí...

a mí sí me gusta mi nombre.

alex: [asiente]

lichita: sí me gustaría

que me llamaran así.

alicia.

alex: pues entonces, imponente

y dile a la gente de icónika

que desde ahora,

te llame por tu nombre.

lichita: ay, pues chance sí,

pero pues la verdad es que

me da como que algo de penita.

alex: eso, eso,

justamente es otra cosa.

eso de decir todo en diminutivo,

penita, tiempecito,

permisito, adiosito...

eso no te ayuda mucho.

te hace parecer

como que quisieras

que te perdonara la vida.

te achica.

lichita: pues, es que

es la costumbre.

pero, sí,

voy a tratar de quitármelo.

así que muchas gracias

por tus consejos

y pues ahorita sí, bueno...

alex: [ríe]

lichita: ahora...

ahora sí me voy a chambear, ¿eh?

alex: mira, gracias a ti

por escucharme y comprenderme.

gracias.

lichita: [ríe]

luciana: ay, te traje un tecito.

ay, me cacho.

elsa: qué conste que yo quería

decírtelo en persona,

pero nada más no me aguanté

las ganas de contártelo

y que me digas

cómo ves esta idea

que, pues, loca o no,

pero ya la traigo bien metida

en la cabeza, mi hija.

lichita: pero ¿loca por qué,

mamá?

si ya sabemos

que se te da tan bien

lo del café,

lo de la cocina.

¿por qué no vas a querer

probar con poner un local,

ya montado, en forma

y toda la cosa?

a mí, la verdad es que

me parece muy bien, ¿eh?

elsa: y lo mejor es que

luego, luego, se ve

que es un lugar

muy bueno para vender.

digo, yo sé que como quiera,

pues es un riesgo, ¿no?

lichita: pero tampoco...

ay...

perdón.

tampoco es un restaurantote,

¿no?

elsa: no. [ríe]

pues ¿cómo crees, mi hija?

si acaso, un cafecito chiquito,

para que podamos

abrirlo rapidito.

aparte,

si ahí la llevamos

con las ventas del carrito,

y si juntamos un dinerito

y hacemos el sacrificio...

nacho: ¿qué sacrificio qué nada?

bastante tienes con andar

de aquí para allá

vendiendo en icónika.

como para que todavía

quieras abrir

otro changarro de esos.

de veras, tú no sabes

ni qué inventar

para no estar en la casa.

elsa: ¿sabes qué, mi hija?

mejor te dejo

que sigas trabajando.

sí, luego hablamos.

hay pájaros en el alambre.

de una vez te digo

que aunque no te guste mi idea,

tampoco es para que

me hables así.

porqué no se quién

para que me andes gritoneando.

nacho: ¡no te estoy gritoneando!

yo así habló cuando me enojo.

elsa: ah, pues qué casualidad

que te enojes

hasta porque una

anda proponiendo soluciones.

brisa: que, como te imaginarás,

pues no tengo un lavadero

disponible, ¿verdad?

braulio: no, no, a ver,

brisa, brisa.

en mi "brauliósefera"

no solo hay un lavadero,

sino centro de lavado

con secadora integrada y todo.

al menos, puedes lavar tu ropa,

si tu religión

te lo permite, ¿no?

brisa: ¿qué me estás

queriendo decir?

braulio: que si te armoniza,

te ofrezco un paquete

de película btp.

o sea, un braulio todo pagado.

por un día y dos noches

en mi casa.

brisa: ¿en serio?

braulio: sí, pero ojo,

ojo y mira,

abre esta tu tercer ojo

y mírame.

dos noches.

sí te alcanzan dos noches

para lavar tus chones, ¿no?

elsa: yo nada más iba preguntar

cómo estaba la cosa,

pero ya cuando localicé

al dueño y me dijo

qué papeles necesitaba

para rentar,

pues le dije

que me apartara el lugar

en lo que los consigo

y le firmé un precontrato.

nacho: ¿y se puede saber

cómo por qué te fuiste a meter

en un compromiso de esos

sin consultarme siquiera?

¿ves?

¿ves por qué te digo que tú

de plano me tratas

como si yo estuviera pintado?

elsa: es que no tenía

ningún caso preguntarte.

nacho: es que tengo tanto coraje

de que me hayas ninguneado,

que hasta los ojos

se me van a reventar

por el entripado

que estoy haciendo.

elsa: ay, ¿sabes qué?

ya. ya párale, nacho.

nacho: soy tu marido.

soy el padre de tus hijas

y no merezco que me agarres

de tu puerquito.

haciendo lo que quiera la señora

nada más porque estoy viejo.

estoy cegatón y bien fregado.

elsa: ¿viejo?

viejos los cerros.

¿ciego?, pues fíjate que ya no

porque ya te operamos.

y ¿fregado?

¡sí, fregado,

pero porque tú quieres!

quítate.

lichita: oiga,

no es que me importe,

pero, bueno, sí,

a mí en realidad

qué me importa?

pero, lo que pasa

es que lo veo como apagado.

¿está usted bien?

roberto: estoy,

que ya es ganancia.

lichita: si el asunto

de la señorita luciana

lo tiene así,

pues a lo mejor

y le sirve de consuelo

saber que ella también

dice que está destrozada.

ahora, que si los dos

andan por la calle

de la amargura,

a lo mejor todavía hay chance

de que, como dice ella,

pues que...

[articula]

roberto: alicia, tú sabes

lo que siento por ti.

y también ya sabes,

porque ya te lo dije,

por luciana no siento

absolutamente nada.

lo que pasa en este momento

no tiene nada que ver con ella.

yo estoy así por otra cosa.

lichita: mmm...

entonces a de ser

por su hermano gumaro.

y si es así,

pues olvídese de la bronca

entre nosotros y ya.

dígame en qué le ayudó.

roberto: gracias, pero

esta vez no es por gumaro.

ximena: miren, mi abuelita

está saliendo la tele.

vengan, vengan a verla.

elsa: a ver.

está donde más se necesita.

todos: ¡más!

locutor: supermercados más.

ximena: abuelita,

saliste bien bonita.

¿la viste, abuelo?

¿la viste, la viste, la viste,

la vista, la viste, la viste?

nacho: sí, la vi, la vi,

la vi, la vi, la vi, la vi.

y tienes toda la razón.

tu abuela es la más bonita.

y aunque yo a veces

me paso del necio,

yo sé que todo lo que hace

es siempre pensando

en su familia.

ximena: así me gusta.

abrácense.

órale.

abrácense.

elsa: ven, tú también

abrázanos, abrázanos, sí, sí.

[música]

[música]

luciana: ay, ¿entonces qué,

flaco?

¿no se te antoja que hagamos

algo interesante, divertido?

alex: mmm...

pues sí.

ya vimos que nos gusta

la literatura.

podríamos subir a la biblioteca,

buscar algunos libros,

comentarlos.

ya sé, podemos formar

un círculo de lectura

entre los dos,

¿qué te parece?

augusto: ah, bueno,

la firma de mi sobrina

está igual de horrenda que ella.

[ríe]

ve nomás qué garigoleos.

pero es una payasa.

draco: ¿quiere que vayamos

directamente a la api, don?

augusto: sí.

y estos documentos,

los voy a tener muy bien

guardados

para lo que se ofrezca.

uno nunca sabe.

[ríe]

[celular]

¿sí?

¿tú?

¿cómo conseguiste mi número?

ey, ey, ey, ey, ey,

yo no tengo nada

que tratar contigo.

¿qué te pasa?

está bien, está bien, stop,

te veo ahí en un momento.

me lleva, me lleva.

draco, plan b.

dafne: ¿sabes de qué me estaba

acordando ahorita?

alex: ¿de qué?

dafne: de cuando tú y yo

nos juntamos a armar

rompecabezas,

cuando era chiquita.

¿te acuerdas?

alex: claro que me acuerdo.

de hecho, creo que tengo uno

muy difícil en mi cuarto.

no recuerdo dónde,

pero lo puedo ir a buscar.

beatriz: no, no, no, espérate.

sé perfectamente

dónde se encuentra, mi vida.

está en la cómoda tu habitación,

en el cajón de abajo.

ahorita te la traigo.

luciana: no, no, no, no, tiíta,

yo... yo voy, no te molestes.

así te quedas disfrutando

de la compañía

de tus hijos, ¿mmm?

no me tardo.

ande, ande,

"chenche, no canche".

beatriz: ¿"chenche"?

dafne: cómo se nota

que se quiere ganar

a la familia a toda costa,

¿verdad?

alex: ay, dafne, ya. [ríe]

tranquila.

luciana: ¿dónde cornos

escondió en mi anillo

la maldita vampira de cantuña?

¿dónde, dónde...?

chiquero...

augusto: ¿me quieres decir

qué estás haciendo

aquí en méxico?

valeria: quise verte

de manera urgente

porque no sé si después

vamos a tener tiempo

para hablar vos y yo solos.

augusto: no creo, no, no creo.

valeria: es algo

que quiero que creas

que es sumamente grave.

augusto: habla.

valeria: acabo de enterarme

que mi chiquita luciana,

pretende tener una relación

con tu hijo alex.

y si esos verdad,

sería una catástrofe.

estoy atacada.

alex: mmm, precisamente

los acabo de ver hace rato, sí.

estaban muy juntitos.

yo creo que están

haciendo micas.

[tararea]

ups.

ya me hizo sentido.

tu hija heredó tu astucia,

tus encantos

para enredarse

con hombres millonarios

y casarse con ellos.

¿no es así?

valeria: ja, ja, ja.

no, augusto.

si todo esto llega a ser verdad,

va a arder troya.

así que, tenés que ser algo

para impedir a toda costa

que luciana

se salga con la suya.

augusto: sobra que me lo digas.

claro.

lo que tu hija quiere

es casarse con mi hijo

para quedarse

con toda mi fortuna.

sobre mi cadáver, fíjate.

mi hijo jamás se casaría

con una hipócrita,

falsa, embustera, frívola--

valeria: es tu hija.

luciana: [grita]

¡ay, ay, ay, ay, alex,

me asustaste!

me asustaste.

ay, alex.

alex: [ríe]

bueno, perdón,

viene a buscarte

porque te tardaste mucho.

¿encontraste el rompecabezas?

luciana: ay, perdóname,

es que me fui retocar al baño

y luego, acomodé mi ropa

y me entretuve un poco.

ya sabes, la boca...

ya sabes cómo somos

las mujeres,

peros, si quieres,

podemos ir juntos

a buscarlo a tu recámara.

tú y yo solitos.

alex: [ríe]

prima, prima,

veo que eres media dispersa.

luciana: ajá.

vamos a tu habitación.

ahí podemos hacer mucho más

que buscar un rompecabezas.

¿mmm?

¿a quién le importa?

augusto: [carraspea]

eso no es cierto.

ve a engatusar a otro.

a mí no.

valeria: perfecto, entonces,

míralo vos mismo

con tus propios ojitos,

este adn que mandé a hacer

hace un par de años.

agarrarlo.

léelo.

al revés.

augusto: ah, sí.

valeria: lo pensé mucho,

hasta que decidí

salir de la duda.

y el resultado, querido,

es que rafael no sé papá.

y si no es el papá

de la chica, sos vos.

augusto: a mí no me engañas

con tus argucias.

así que, toma tus exámenes.

pudo ser otro

con el que te hayas enredado.

valeria: no seas grosero.

augusto: ey, ey.

valeria: yo no soy

una cualquiera. ¿mmm?

augusto: [gruñe]

valeria: si dudas, bueno,

compruébalo por vos mismo.

arrancar un pelo a luciana,

hacete un adn,

compáralo con este

y listo.

[ríe]

>> y tú que no le querías

entrar al negocio.

y mira nomás la ganancia.

magos: no, hombre,

pues para que vea

que soy rebuena

en eso de la vendimia.

¿y qué?

¿dónde está lo mío?

>> ¿qué, qué, qué,

cuál tuyo de qué o qué?

digo, acuérdate lo que quedamos.

primero, de aquí

tiene que salir

para pagar tu deuda

y ya luego,

pues empiezas a ganar.

pero si sigues así,

te va a ir rebién, "princess".

magos: ay, no sea gandalla,

vea todo lo que vendí.

ahí ando vendiendo a escondidas,

haciendo circo, maroma y teatro

y ¿para nada?

>> estoy haciendo esto

para ayudarte.

ahora, sino quieres,

pues me consigno alguien más

y ahí muere.

magos: no, pues ¿ya qué?

pues como dicen ustedes,

la gallinita

de los huevos de oro.

pero bueno, ¿ahora qué me trae?

porque la demanda

anda muy buena, ¿eh?

luciana: entonces,

¿armamos el rompecabezas

aquí, tú y yo solito?

alex: eh...

híjole, no sé.

mira, es un rompecabezas

de 10,000 piezas.

tenemos que armarlo

entre varios

y además, en una mesa grande.

aquí no hay dónde.

luciana: en la alfombra.

o en la cama.

tú, yo, no sé, piénsalo.

alex: no sé, piénsalo tú.

en la cama sería

algo muy incómodo.

tiene que ser una mesa

suficientemente grande.

ya te dije, aquí no hay.

dafne: luciana, luciana.

que dice mi mamá

que si le llevas

su rosario y su misal.

luciana: ah, claro.

[ríe]

yo como encantada,

encantadísima.

dafne: alucino barato

o me pareció

que la pesada de luciana

te tiró la onda?

alex: [ríe]

exactamente, muy barato.

tal vez está

necesitada de cariño

porque terminó con su novio

y por eso busca

un poco de afecto, nada más.

dafne: ¿tronó con roberto?

valeria: éramos tan jóvenes.

augusto: así es.

valeria: linda gente.

y aunque era un romance

secreto, prohibido,

yo me dejé seducir

por tus encantos.

augusto: [ríe]

valeria: si hasta me hiciste

dudar de casarme con rafael.

estuve así de abandonarlo

por vos.

por suerte,

me arrepentí a último momento.

augusto: no, no, no, no,

yo jamás me hubiera

casado contigo,

así que muchas felicidades

por no haber dejado

a ese inútil por mí.

valeria: lo sé, lo sé,

porque después,

mi psicólogo, años después,

me dijo que yo solo fui

un capricho para vos.

me dijo que fui una venganza,

al final,

tuya en contra de tu hermano

y eso es todo.

yo sé que me usaste.

augusto: ya, ya, ya, ya.

deja de dramatizar

y pasemos a lo importante, ¿sí?

después de esto,

es evidente que luciana,

bueno, no puede andar

con alex, ¿no?

pero tampoco la puedo

mandar de regreso

a la patagonia porque--

valeria: no, no, te suplico.

te suplico que no tomes

ninguna acción

que pueda hacer que luciana

sospeche de algo.

así que nos bueno

que la mandes a ningún lado.

augusto: tú me vas a tener

que ayudar a separar

a tu hija de mi alex.

lichita: aquí, ponemos

una buena foto

de nuestro cliente.

ximena: pero lo que no entiendo

es que ¿por qué pones

su foto aquí

y por qué tienes este shampoo

con ese nombre tan raro?

marcelo lagomarcino?

lichita: bueno, es que

lo puse ahí porque

estoy preparando

una propuesta de campaña

para este señor.

es para anunciar sus productos

que son muy buenos

para el cabello.

y se llaman como él,

marcelo lagomarcino.

ximena: oye, tía,

¿y este comercial

va a salir en la tele

como el de los supermercados

donde salió mi abuelita?

lichita: no.

esta campañas más chiquita.

más bien, le estoy pensando

para que él grave

sus consejos de belleza.

augusto: siempre que he tenido

que ejecutar un asunto

apremiante, draco,

ya sea de negocios

transparentes

o de mis asuntos

por debajo del agua,

he tenido sangre fría

y mano dura.

tú lo sabes mejor que nadie.

draco: sí, don.

augusto: pero ahora sí

estoy en una encrucijada

con esta noticia

que me ha dejado frío.

claro.

primero hay que comprobar

si es verdad o no

que esa mujer es mi hija.

de ser así,

no puedo seguir con el plan

que había pensado.

>> disculpe que le interrumpa,

pero hay una señora

que está buscando

a la señorita luciana.

luciana: ¿a mí?

¿quién puede ser?

valeria: buenas noches.

luciana: ¿mamá?

gumaro: estaba yo pensando

que ahora que andas

fotografiando,

ahora sí que por doquier,

acá con tu lucianota

en las revistas,

¿no será que alguno

de tus viejos amigos

del bote me vayan

te vayan a vicentear?

digo, porque, ya sabían

dónde encontrarte, camarada.

roberto: sí, ándale.

ya me imagino a los prisioneros

leyendo revistas sociales.

gumaro: acuérdate

que no quedaste así

como que muy su cuate

que digamos de algunos,

mi pantera negra.

te pusiste rebravo

cuanto antes se te salió

el demonio.

roberto: ay, cállate, ¿sí?

¿tú crees que me van estar

buscando con la friega

que les puse?

al contrario.

así ya saben por donde no andar

para que no se vuelvan

a meter conmigo.

[música]

[música]

brisa: wow, qué bárbaro, brau.

tienes aquí una sucursal

de la cineteca.

braulio: sí. [ríe]

brisa: oye, ¿y qué es eso

que dices siempre de yolo?

braulio: ah, es mi filosofía.

"you only live once",

así vivo la vida

porque pues solo se vive

una vez.

así que hay que vivir.

brisa: [resuella]

yo esta peli la vi,

pero, ay, no,

me salía la mitad.

como que me mal vibró--

braulio: ¡no, no, no...!

¿sabes?, es que mis dvds

viven en orden alfabético

aquí en la brauliósfera.

brisa: oye, de veras,

no sabes lo que significa

para mí que me des chance

de vivir aquí contigo.

braulio: sí, bueno, vivir

no es la palabra, ¿verdad?

más bien, te vas a quedar

unos días.

brisa: no, no.

ay, claro que no.

es más, te aseguro

que ni vas a notar

que voy a ser tu roomy

provisional.

braulio: va.

brisa: y yo, mira,

voy estar así como tus monitos.

braulio: no, no, no los toques.

no son monitos.

son figuras de acción.

brisa: bueno...

¿esos monitos?

braulio: no, no son...

figuras... ¿puedes decir

"figura de acción"?

brisa: ay, ¿sabes qué?

no te preocupes.

esto no pasa de un mes.

braulio: ok.

no, no, no, un mes no.

quedamos que tres semanas,

dos semanas.

brisa: sí, sí, sí, o sea,

a más tardar,

tres semanas,

yo vuelo de aquí pero ya, así.

braulio: yo digo que una semana

es suficiente,

para que encuentres un lugar

donde te puedas quedar,

donde estés a gusto.

y así...

brisa: sí, sí, claro.

una semana.

una semana y ni un día más,

aunque me ruegues, ¿eh?

braulio: [ríe]

luciana: ¿y cuánto tiempo

piensas quedarte?

valeria: precisamente,

hasta que el escandalito

del duque

de solfen... no sé cuánto,

se le olvide

a todo buenos aires.

y cuando se te pase

esa loca idea

que me contó tu padre

de casarte

con tu propio primo.

mira, luciana, vení, setate.

como tu madre,

es la hora de recordarte que--

luciana: ay, es la hora

de rezar.

tardísimo.

debo de decir mis oraciones

antes de dormir,

así que, hasta mañana.

¿mmm? dale, descansa.

chuchette: ay, conmigo cuentas

para todo eso y mucho más.

vamos a lograr que alex

sea el próximo presidente

de la api.

de mí te acuerdas si no.

roberto: todavía debo hacer

algunos ajustes

para la propuesta

que quiero mostrarle

a don augusto.

en cuanto estén, te aviso,

chuchette, muchas gracias.

chuchette: sí.

ah, sí.

ay, gracias.

adiós.

lichita: para mí, va a ser

un gusto enseñarte

cómo se trabaja una campaña.

la cosa es que tú me digas

si tienes más o menos

una idea de qué es

lo que te gustaría hacer

aquí en la agencia, ¿mmm?

alex: bueno, todavía

no estoy muy seguro.

además, mi papá todavía

no lo oficializa.

y, aunque yo tengo mis dudas,

tal vez, en lugar

de entrar a icónika.

terminé yéndome a la api.

lichita: órale.

no sabía.

yo pensé que nada más

te ibas a dedicar a la agencia.

alex: bueno, no se lo comentes

a nadie,

pero como mi papá ya termina

su periodo

al frente de la asociación,

pues quiere lanzarme

como candidato

para que yo lo sustituya

a la presidencia,

solo que, bueno,

todavía no digo que sí.

y tú, ¿cómo empezaste

aquí en icónika?

¿entraste hace poco?

lichita: no.

no, no, no, no tan poquito.

no, la verdad es que sí,

fíjate que ya llevo aquí

varios añitos.

digo, años. sí.

alex: [ríe]

lichita: y, bueno,

empecé como asistente.

cuando salí de la universidad.

alex: oye, perdón, ¿eh?

perdón que nos mi grave todavía,

pero ¿habrá qué puesto tienes?

lichita: pues, más o menos

como asistente,

redactora de pues...

bueno, asisto y redacto

y así también como que las dos.

algo así, no sé.

ideas, de repente también y sí.

chuchette: pronto se va a dar

a conocer la próxima

candidatura de alex

para la presidencia de la api.

néstor: [resuella]

no...

ahora más que nunca,

tenemos que ganarnos

al hijo del dueño.

esto no es la mitad del chisme.

no es un "chis".

es un chisme completo.

[resuella]

chuchette: [asiente]

alex: pero ¿cómo es posible

que alguien que sabe tanto,

se haya podido pasar años

en el mismo puesto, alicia.

porque estoy seguro

que a ti te gustaría

ocupar un puesto mejor.

lichita: pues claro.

¿cómo no?

pero uno no decide esas cosas.

aparte, no te creas, ¿eh?

esto es una carrera

de resistencia.

a ver quién sube primero,

si los que trabajamos

o los que saben usar

muy bien sus palanquitas.

porque la verdad

es que así está la onda.

alex: entonces, tú crees

que en esta agencia

no es muy justa la forma

en la que se reparten

los puestos.

lichita: no, hombre,

no, para nada.

y lo peor es que donde quiera

es igual.

pero pues bueno,

solamente si eres el conocido

o el recomendado de alguien,

tienes más chance de subir,

y claro,

si eres pariente del jefe,

no, pues ya la hiciste.

alex: entonces, ¿haría mal

si aceptará

lo que ofrece mi papá?

lichita: ay, no, no que bruta,

qué bruta. no, ¿qué digo bruta?

no, soy brutísima.

ay, no, perdóname.

ay, no, perdóname.

lo que pasa es que yo platico

tan a gusto contigo

que se me olvidó

que tú eres el hijo

de don augusto.

y yo, mira, en verdad

que yo no estaba diciendo nada--

néstor: alex, qué "gustacho".

como no me parece justo

dejar que la loser lichita

te aburra y te acapare,

vine a que me digas

qué se te ofrece,

en qué te puedo ayudar,

si necesitas mi apoyo

del verbo tú mandas,

yo obedezco, ¿eh?, ¿eh?

[música]

[música]

luciana: a ver si de casualidad

la elefanta

escondido aquí mi anillo.

[resuella]

tiíto.

augusto: vine por unos

documentos que olvidé.

luciana: espero que no te enojes

conmigo.

me metí a tu despacho

porque quería ver bien

tu escritorio

y comprarte unas plumas

que hiciera juego con--

augusto: me pregunto qué es

lo que ambicionas

en la vida, luciana.

¿qué es lo que buscas?

luciana: bueno, tiíto,

qué pregunta.

augusto: ¿no será que

lo que estás buscando es esto?

luciana: ay, pero qué cosa.

seguramente dafne

para hacerme enojar--

augusto: no fue dafne.

el que lo sacó de tu habitación

el acuerdo aquí fui yo.

néstor: yo te puedo explicar

todos los teje y maneje

de la agencia de tu papi.

alex: mmm, no, muy bien,

pues lo he tomar en cuenta.

gracias.

néstor: tú y yo podemos

ser algo más que colegas.

algo así como grandes amigos.

lo que se dice, íntimos.

o sea, tú y yo

somos uno mismo, uo.

chuchette: oh, my god.

néstor: sería una forma

de agradecerle a don augusto,

así que por favor

no lo eches en saco roto.

cuentas conmigo para todo.

todo, todo, todo lo que gustes.

alex: mira, perdón por lo que

voy a decirte,

pero a mí me educaron

para ser sincero.

néstor: ajá, excelente,

excelente.

alex: sí...

me parece que tu manera

de ganar mi confianza

es muy básica.

y lo peor,

recibo mucha lambisconería

de tu parte.

néstor: ¿de... de mi parte?

alex: sí, de tu parte.

y, lo siento, pero yo

no me manejo así.

y no me gusta

que me traten de esa forma.

néstor: [balbucea]

augusto: ups.

luciana: ese anillo es mío,

tiíto.

por favor devuélvemelo.

mira, acuérdate que yo sé

que tú tuviste

un accidente de bala

y que no he dicho ni pío, ¿mmm?

y supongo que no querrás

que se divulgue

algo al respecto.

augusto: [ríe]

mira, tú a mí

no me vas a amenazar

y mucho menos a chantajear.

si yo quisiera,

en este mismo instante

podría mandarte

de vuelta a argentina

para que te metan a la cárcel.

[ríe]

luciana: o sea que eso

también lo sabes.

seguramente dafne--

augusto: tú no tienes idea

de los alcances

que tiene mi poder.

así que no intentes

armar ningún zafarrancho

por lo de mi accidente

porque yo me voy a encargar

de que nadie te crea.

luciana: no, no, no--

augusto: stop.

una última cosa.

vete olvidando de tus planes

de conquistar a mi hijo alex

porque eso jamás

lo voy a permitir.

¿oíste?

jamás.

luciana: no, no sé

de qué hablas.

augusto: ya oí los chismes

en la empresa.

ustedes terminaron.

así que, obedéceme

y seguirás disfrutando

de las comodidades

que hasta ahora has tenido

en mi casa.

o te mando de regreso

a la patagonia.

ups.

lichita: nunca había visto

así a don néstor.

como está obligada acostumbrado

a burlarse los demás

y tú lo pusiste en su lugar.

ay, no supo ni qué decir.

alex: es que muy pocas cosas

me ponen de malas,

pero una de ellas

es que se acerquen

para sacar provecho.

no sabes cómo detesto

cuando alguien hace eso.

lichita: sí.

ajá.

me imagino que ha de dar

corajito, ¿no?

digo, coraje, pues.

alex: bueno, tampoco quiero

darle tanta importancia

a ese incidente.

ahora estoy concentrado

en la junta que voy a tener

con mi papá

sobre la candidatura a la api.

pero, como te decía,

pues no sé si aceptarla o no.

lichita: bueno,

y igual pues pensarlo--

marcelo: alicia, che,

a vos te estaba buscando.

valeria: perdóname, chiquita,

pero yo tengo que darle

toda la razón a tú tío augusto.

esto de conquistara a tu primo

es una idea absurda, espantosa,

olvídate de esa pavada,

te aviso.

dejá a alex en paz.

buscate enseñarte con otro.

no sé.

luciana: ¿ahora tú también?

y no entiendo por qué ustedes

dos se ponen a ese romance.

a ver, dime por qué.

valeria: vos, hacerle caso

a tu tío augusto

y hacerme caso a mí

y punto.

luciana: no, si al atorrante

de augusto no quiere

que me acerqué a alex,

entonces, ya va siendo hora

de que su hijo sepa

algo sobre su papito querido.

valeria: no.

lichita: por eso, mi plan b

es hacerle una campaña

más chiquita

por redes sociales.

y yo mismo le llevaría.

ya sé que no es lo mismo

que icónika,

pero usted me pierde nada

y ahí vamos viendo

si funciona o no.

marcelo: mira, alicia,

además de que en verdad

te lo agradezco,

yo te felicito por

tu empeño y dedicación.

sos bárbara.

y, escuchame.

ojalá nunca pierdas

ese entusiasmo porque te puede

llevar muy lejos.

lichita: ¿usted cree?

marcelo: y sí.

vos sos de las pocas personas

que conozco

que trabajan con pasión.

amás lo que hacés.

eso es macanudo.

fantástico, para que vos

me entiendas.

lichita: pues sí,

la verdad es que sí.

amo mi trabajo,

la meritita verdad.

marcelo: solo es pensar

muy bien cuáles son

tus objetivos dentro

de este medio.

qué es lo que buscas

en tu carrera.

y cuando lo sepas,

pum,

vos sí que serás

toda una estrella

en la publicidad.

una reina.

una diva.

la mejor.

lichita: [suspira]

roberto: en pocas palabras,

va a ser muy importante

exaltar todas las propiedades

de nuestro...

con todo respeto, alex,

...producto.

soltero codiciado.

familia de abolengo.

años de estudio

en el extranjero.

hombre de mundo

y sobre todo,

con una reputación intachable.

chuchette: y guapo.

como pocos.

roberto: sugiero que empecemos

haciendo mucho ruido.

mucho ruido en los medios

de la industria publicitaria

y la asociación

de anunciantes.

siempre proyectando

su visión global

y su enfoque estratégico

que es lo que más le interesa

al público objetivo.

augusto: o séase,

la asociación de publicistas

iberoamericanos.

roberto: así es, don augusto.

incluso, sería conveniente

que desde ahora mismo,

alex sea parte de todas,

todas las presentación

importante de las campañas

hechas por icónika.

augusto: muy interesante.

roberto: esto es,

a grandes rasgos,

la primera, solo la primera

parte de la estrategia.

alex: ¿se da cuenta

de que me están construyendo

una imagen que no tiene

nada que ver

con mi personalidad?

augusto: sí.

alex: ¿yo un experto

en publicidad, mercadotecnia?

por favor.

augusto: sí.

deja que roberto siga.

él es el experto

en esta materia.

alex: ¿en qué,

en vender apariencias?

perdón, papá, pero

ya lo pensé bien

y no puedo seguir con esto.

augusto: [ríe]

¿seguir con qué?

alex: ¿cómo con qué?

con la candidatura

a la presidencia de la api.

todo esto es una locura.

augusto: permíteme, ¿sí, hijo?

sandra, roberto, chuchette,

déjenme solo.

fátima: señor, perdón,

pero su sobrina está buscando

insistentemente a alex

y dice que es muy urgente.

francamente,

se puso muy impertinente.

augusto: roberto,

hazme el favor

y calma las rabietas

de tu noviecita.

roberto: no, perdón,

don augusto,

pero luciana y yo ya--

augusto: roberto,

considéralo como un favor

a título personal.

luciana: yo me voy a quedar

aquí hasta que alex

salga de ver a mi tío

porque me urge

hablar con él.

roberto: ya sabes que

con don augusto

llevas todas las de perder.

a ver, ¿por qué no vamos

a algún lado,

me cuentas y así

te tranquilizas un poco?

estás como nerviosita.

luciana: ¡ay!

pues es que como trabada

estoy trabadísima.

roberto: mira, yo conozco

un bar "super nice"

en un hotel aquí cerca.

te va a encantar.

tiene totalmente tu onda.

¿ah?

luciana: puede ser.

roberto: lauchita, bueno,

luciana,

yo sé que ya no somos novios,

y aunque me hayas tronado,

créeme que me considero tu amigo

y quiero que tú también

me tengas esa confianza.

luciana: está bien.

pero después, voy a venir

a buscar alex para--

roberto: sí, sí,

lo que tú quieras.

pero antes, te tomas una copa,

te relajas y vas a ver

que con un trago

cambias de actitud.

porque así enojada,

¿qué vas a arreglar?

a ver, ¿qué vas a arreglar?

nada vas a arreglar.

vamos.

anda.

anda.

[música]

[música]

alex: pues sí, sí he pensado

mucho lo que me propusiste.

le he dado muchas vueltas,

pero me hace sentir

un poco mal--

augusto: a ver, a ver, a ver.

¿qué es lo que te hace

sentir mal?

alex: alicia gutiérrez,

por ejemplo.

es la única amiga

que he hecho aquí en icónika.

augusto: ¿quién?

roberto: exacto.

exacto.

ese es el problema.

lleva años trabajando para ti

y tú ni siquiera sabes

quién es o qué hace.

y es una empleada muy valiosa.

augusto: ah, bueno.

oye, ¿y qué con ella?

alex: ella y su familia

hospedaron a dafne

cuando se escapó de la casa.

y, bueno, lleva muchísimo tiempo

picando piedra para poder

ascender en la empresa

y ¿todo para qué?

augusto: ¿como que para qué,

alex?

pues para cobrar su sueldo,

supongo, ¿no?

alex: no, no, no, ¿para qué?

para que de repente llegue

el hijo del dueño

y por dedazo, se vuelva

presidente de la api?

no, eso está mal.

¿qué mensaje estamos dando,

papá? está mal.

alex: alejandro, la vida

de los demás no me interesa.

y si yo fuera tú,

me preguntaría

¿qué demonios he hecho

en mi vida de eterno estudiante?

¿a qué horas voy a comenzar

a despuntar?

¿a qué horas?

además, el hecho de que

seas candidato,

no significa

que el puesto sea tuyo.

eso te lo vas a tener

que ganar tú.

demuéstrate un poco

de lo que eres capaz, hombre.

lichita: propuesta para

una nueva cara

de la publicidad.

augusto: creí que solo a mí

me gustaba venir aquí.

lichita: don augusto.

[carraspea] con permiso.

augusto: no te sugiero

que te vayas.

tranquila.

alicia gutiérrez.

lichita: ah, sí.

sí, señor, para servirle.

augusto: mi hijo es un hombre

reservado, pero entiendo

que tú llevas una muy buena

amistad con él.

¿es correcto?

luciana: a ver, como amigos

que somos, dije sí,

ándale, ándale, ándale.

a ver, mano.

[ríe]

sal.

¡chúpelé! limón.

vámonos.

¡para adentro!

roberto: está bien, está bien.

pero uno nada más.

luciana: ándale.

órale.

ay, rápido.

mira.

lichita: y como le digo,

para mí, es un gusto

ayudar a su hijo

en lo que pueda

y, bueno, favor que él me hacen

en considerarme su amiga.

augusto: precisamente por eso,

porque sé que mi hijo

confía en ti,

en este quiero que me ayudes

a convencerlo de que acepte

la candidatura

para ser presidente

de la api.

me imagino que ya te de haber

comentado algo al respecto.

lichita: sí.

ya.

lo que se me hace raro

es que pues usted

me pida ayuda, ¿no?

porque pues usted es

su papá, ¿no?

y como bien dice,

yo soy una amiga nada más, ¿no?

[ríe]

augusto: tengo muy claro

que tú le simpatizas y

lo entiendo perfectamente.

me imagino que de algún modo,

la recuerdas a aquellas

personas desprotegidas

que tanto le ha gustado cobijar

por durante toda su vida.

lichita: ah, [ríe] caray.

no sabía que su hijo

me viera tantas cobijada.

pero, pues si usted cree

que lo puedo ayudar en algo,

pues entonces--

augusto: por aquí nos seguimos

viendo, alicia.

lichita: por primera vez,

don augusto no solo me vio,

me habló,

sino que además hasta

me pidió ayuda.

roberto: limoncito,

salecita

y salud.

luciana: ah...

roberto: ah...

luciana: ah, hijos,

creo que ahora sí

ya se me subió.

ahora no voy a poder

dar ni dos pasitos.

[ríe]

se me está moviendo todo.

¿no estará temblando?

roberto: no, no, no.

tú tranquila.

lauchita, me parece

que lo mejor es que

te lleva tu casa, ¿sí?

ay...

luciana: [grita]

[golpe]

roberto: ay, ¿sabes qué?

sí, sí te voy a llevar

a tu casa.

luciana: no, no, no.

ahora sí, no voy a dejar

que así me lleves a ningún lado.

y menos con mi tía bea.

porque estás igual que yo.

a mí se me hace

que yo mejor me quedo

en una suite en este hotel,

que como elegante,

ese elegantísimo.

roberto: me parece bien,

lauchita.

sabia decisión.

te acompaño a que te alejes.

digo, a que te alojes.

[ríe]

ya después, pido un taxi.

a ver, lauchita.

abrázame, lauchita, abrázame.

luciana: [gime]

espérate, espérate...

[grita]

roberto: [gime]

luciana: bájame, mi bolsa,

mi bolsa.

roberto: tu bolsa, tu bolsa.

tu bolsa.

sí, ya veo que ya...

ambos: ♪ ...el mundo

fue y será

una porquería

ya lo sé

en el 506

y en el 2000 también

roberto: que siempre

ha habido chorros ♪

luciana, te dejo aquí.

luciana: ¿ah?

roberto: duérmete.

[suspira]

yo te llamo mañana

temprano, ¿sí?

luciana: no, no, no, no,

flaquito, por favor no me dejes.

es que esta noche

no puedo dormir solita.

necesito compañía.

necesito amor.

¿tú no necesitas amor?

roberto: ¿ahorita,

justamente ahorita?

luciana: [asiente]

roberto: no.

mejor descansamos, guachita,

y mañana será otro día.

luciana: dale, flaquito.

bésame.

bésame.

roberto: no.

lichita: bésame.

roberto: alicia.

[música]

Cargando Playlist...