null: nullpx
Cargando Video...

Antes Muerta Que Lichita Capítulo 114

31 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

lichita: no sé por qué te pones

así.

augusto: no trates de verme

la cara de imbécil.

¿nada más para eso venías,

para eso aceptaste tener

una relación conmigo?

¿por qué, alicia, qué te

hice yo para que me pagaras así?

lichita: ¿te parece poco tener

amenazado a roberto,

no crees que mereces esto

y más por haberlo metido

a la cárcel y todo lo que ha

tenido que pasar por tu culpa?

augusto: cómo no me di cuenta

que seguías enamorada de ese

imbécil.

no puedo creer que yo, el gran

augusto de toledo y mondragón

haya caído en tu trampa.

pero ¿sabes por qué lo hice?

porque yo sí me enamoré.

sabes qué, te arriesgaste

a perderlo todo por un tipo que

nunca sabrá apreciar tu

sacrificio.

él nunca te va a amar como

te amo yo.

lichita: si de verdad todo esto

te duele, si de veras te rompí

el corazón, lo siento.

augusto: nunca pensé que

alguien como tú fuera

a hacerlo como lo hiciste tú.

pero siempre hay salida para

todo, y el mío sabes cuál es,

que ya es demasiado tarde para

que ayudes a roberto.

lichita: ¿qué le hiciste,

qué le hiciste, qué le hiciste?

augusto: roberto está muerto.

roberto: ya le dije, nada más

soy el mandadero, si ese dinero

no es bueno no es cosa mía.

>> seguro es un plan de augusto

para fregarme.

roberto: no, claro que no.

>> no creas que no sé que eres

el pantera negra.

mátalo.

>> híncate, híncate.

todos: no se muevan.

quieto, quieto.

>> yo también me la pasé

megabien contigo, espero que

volvamos a vernos, ir al cine

a ver una peli de terror--

>> va que va, lo que sea

contigo me va a encantar.

>> eso sí, ándate por

la sombrita, mucha gente

te puede tener ubicado--

roberto: permítame.

alicia me estuvo llamando y me

dejó un mensaje.

lichita: roberto, por favor,

no hagas nada que te pida

augusto, te puso una trampa,

mateo está bien y no quiero

que te pase nada, creo que ya

tengo pruebas en contra de

augusto, por favor.

roberto: mateo está bien.

alicia dijo que tiene unas

pruebas en contra de augusto,

pero luego se cortó la llamada.

no entiendo por qué mi hijo

está con los gutiérrez, pero no

imagina el alivio que me

da saberlo.

>> hay algo que no sabes, cuate,

yo también estoy en complicidad

con alicia.

lichita: suéltame...

roberto no se merecía lo que

le hiciste, eres un asesino,

dejaste a su hijo sin padre.

augusto: ese maldito renacuajo

seguro va a seguir los pasos

de su padre.

se va a volver un raterillo,

pero ni tú ni nadie estarán para

verlo.

>> yo solo sé que era su

novia, ella podía ganarse

la confianza del tipo para

encontrarle pruebas que

lo inculparan.

roberto: entonces alicia hasta

llegó a comprometerse

solamente para salvarme.

permítame.

augusto: sí, no esperaba volver

a escuchar tu voz, roberto.

roberto: supongo, ¿cómo ve que

atraparon a clemente y ahora va

a confesar todo sobre usted?

augusto: si haces algo para que

la ley me toque te juro tu hijo

me las va a pagar.

roberto: sí, lo sé, pero no va

a poder hacerle nada, porque

está totalmente a salvo,

no crea que no sé que ya no

lo tiene con usted.

augusto: bueno, entonces

despídete de tu alicia,

me la voy a llevar muy lejos

donde nunca más vuelvas

a saber de ella.

lichita: no te preocupes,

te amo con toda mi alma,

te amo.

augusto: más te vale que no

le digas nada a la policía,

porque tu amada va a pagar

todas las consecuencias.

>> ¿qué pasó, dónde está?

roberto, roberto.

lichita: suéltame, me estás

lastimando, voy a gritar que

que me estás secuestrando...

augusto: mucho cuidadito con

hacer una estupidez.

alicia.

>> alicia, ¿qué te pasa?

todas: [hablan a la vez]

lichita: iban a atentar contra

roberto, lo iban a matar,

llamen a la policía, por favor.

lo iban a matar.

>> ay, no, qué burros somos,

también está metida en este

grupo y se va a enterar todo

lo que acabamos de escribir.

augusto: conque alicia fue

a refugiarse a la agencia,

a icónika.

fátima: cálmate.

lichita: no me voy a calmar,

augusto es un delincuente.

por favor, llamen a la policía,

yo perdí mi celular.

>> a ver, alicia, no es lo que

creen, todo este tiempo ella--

augusto: hola.

¿qué pensabas, que ibas a poder

vencerme, tú,

la insignificante lichita?

caramba, habrás cambiado

tu aspecto, pero en el fondo

sigues siendo la misma

empleadita invisible y gris

de siempre.

lichita: seré lo que quieras,

pero eres un criminal.

augusto: un criminal.

¿supones que alguien te va a

creer más a ti, que eres una

simple gutiérrez que a mí, que

soy un de toledo y mondragón?

ven acá, maldita--

todos: [gritan]

augusto: bola de traidores,

infelices,

malagradecidos.

a ver, sigan defendiéndola,

quiero ver, vamos.

ambos: [hablan a la vez]

luciana: parece que está en

icónika, para parace que se está

armando tremendo problema

allá.

gumaro: ey, a ver.

¿qué onda, camarada?

>> no, por favor.

fátima: don augusto, por favor,

no vaya a hacer--

augusto: no tengo nada que

pensar, me da igual cómo

termine todo esto, a un lado.

vengo por alicia, me la voy

a llevar y nadie lo va a

impedir.

ven acá, ven acá.

>> ay.

augusto: ¿quién demonios llamó

a la policía?

lichita: no, por favor, llamen

una ambulancia.

te vas a poner bien, vamos

a salir juntos, te lo prometo.

roberto: claro que vamos a

salir, ya me siento en

las nubes conociéndote a ti,

alicia, no me voy a ir a

ningún lado, menos ahora que

tú, que tú...

lichita: shh, no hables.

¿qué pasa con la ambulancia?

roberto: todavía no puedo creer

que por fin estemos juntos,

te amo, alicia.

lichita: no me importa cómo,

pero yo no te voy a dejar ir

a ningún lado sin mí.

a ver, voy a estar esperándote,

no te voy a perder--

roberto: no, no me vas a perder

todavía, me quedan

tres vidas,

tenemos mucho que hacer todavía.

lichita: vamos a cuidar a

mateo, voy a aprender a ser

su mamá, y te voy a atender

todos los días de mi vida, sí,

tenemos que tener muchos años

de amor por todo lo que no

hemos vivido juntos.

roberto: gracias, gracias por

cuidar a mi hijo.

te prometo no me voy a ir a

ningún lado sin ti, amor.

lichita: yo te prometo que te

voy a esperar, te amo.

roberto: te amo.

lichita: tengo mucha confianza

que se va a reponer.

fátima: tú sabes que estamos

contigo para lo que necesites.

>> ahí viene el agente.

>> el doctor dice que

le encontraron una hemorragia

interna.

perdió mucha sangre.

siento mucho tener que decirle

esto, pero no lo pudieron

salvar.

roberto murió.

>> ¿tienes idea lo que va

a pasar con el niño?

lichita: lo único que tengo

claro es que lo voy a cuidar

como si fuera mío.

si les parece bien me voy

a regresar aquí para estar

juntos y que mateo se sienta

más apoyado por todos.

nacho: esta siempre va a ser

tu casa, nada más ten cuidado

cómo haces las cosas, porque

como quiera uno no se puede

quedar con un niño así nada más.

lichita: no se preocupen,

lo que sí les digo es que estoy

dispuesta a lo que sea para que

nadie me quite lo que me queda

de roberto.

augusto: ay, ay...

beatriz: todavía no puedo creer

que me haya casado con un

criminal, vas a pagarlas

todas.

y de paso vas a recibir tu

merecido por haber sido tan

cruel en la forma en que

le dijiste a dafne que era

adoptada.

augusto: no tienes nada más

que decir, muchas gracias por

asistir, adiós, lárgate, bye.

beatriz: deberías dar gracias

a dios por estar vivo.

augusto: todavía crees,

voy a ser el de antes,

¿o qué otra cosa quieres

de mí?

beatriz: quiero recuperar

icónika.

todos: hola.

[hablan a la vez]

luciana: eh, alicia, no está

demás decir que siento mucho

lo que pasó, y quiero que sepas

que ni gumy ni yo nos vamos

a ir a ningún lado hasta saber

qué corno va a pasar con mateo.

pero por lo pronto vinimos a...

bueno, es que estamos aquí para

darles algo, sí, bueno, pues,

algo que yo hace buen rato

les debo.

nacho: ¿qué, eso qué o qué?

gumaro: ándale, no la hagas

de emoción.

luciana: afuera hay un coche

nuevo, y es para compensar

el taxi que destrocé, la llave

con el coche tiene una disculpa,

y ojalá que me la acepten,

porque yo sí necesito que sepan

que como arrepentida estoy

arrepentidísima, ¿me perdonan?

>> venimos para trasladarlo

al reclusorio.

augusto: ¿qué opinas de mi plan

para librar la cárcel?

>> no es mala tu idea, pero eso

te va a costar muchísimo dinero.

y no es que te quiera encajar

el diente, pero para mí va a

ser un riesgo.

además tendría que sobornar

a mucha gente y eso no va a

ser nada barato.

augusto: no importa, imbécil,

lo que no quiero es pasarme

años en una maldita prisión.

si es necesario le voy a vender

a beatriz mis acciones de

la agencia, haz todos

los preparativos para

la venta ya.

luciana: como sincera quiero

ser sincerísima, perdóname

por todas las [...] que te hice,

las humillaciones, las burlas,

por haber sido tan atorada

contigo.

lichita: y tú también

perdóname, porque no debí

haberme vengado, si en esta

vida aplicáramos el ojo por ojo,

diente por diente, acabaríamos

tuertos, ciegos, sin manos.

luciana: discúlpame por haberte

pedido que te hincaras, aunque

luego te la cobraste, ¿sí te

acuerdas?

ay, sí te acuerdas.

lichita: pero sí me acuerdo que

no lo debí haber hecho, ni esa

ni otras maldades como ponerle--

luciana: ay, lo sabía, sabía

que habías sido tú.

lichita: pues, sí, pero es que

eras insoportable.

luciana: ay, bueno, tú no te

quedabas atrás, ay, muy mustia,

muy mustia, pero--

lichita: sí, yo muy mustia, pero

tú tan creída y tan presumida.

luciana: déjame decirte que

en el fondo siempre te admiré.

por luchona, por trabajadora,

porque tú sí tenías talento

y creatividad, todo lo que te

hice fue por pura envidia,

fíjate.

lichita: pues, tú también

tuviste momentos brillantes,

fíjate.

hay que reconocerlo, si te

dedicaras en serio lograrías

mucho más de lo que puedes

imaginar, me hacía falta hacer

las paces contigo, fíjate.

luciana: a mí también, fíjate.

ay, está pateando, ya se puso

feliz.

lichita: ¿todo bien entre

nosotras?

luciana: mejor que nunca.

todos: ay.

augusto: en el juicio voy a

fingir que estoy mal de la

cabeza por el golpe que me di en

el accidente.

adémás hay registro médico de

que sí se me enfermó el cerebro,

¿no?

>> correcto, por supuesto que

voy a alegar un tipo muy raro

de demencia.

y en cuanto nuestros médicos

comprados determinen que

efectivamente estás

incapacitado vas a ir a un

hospital psiquiátrico

y no a prisión.

augusto: ya en el hospital será

mucho más fácil ver la forma

de escaparme, de largarme

a otro país.

¿cómo vas con la contratación

del piloto del helicóptero?

>> va bien, pero tengo que irme

con cuidado para no contratar

a cualquiera, no nos vaya a

resultar honesto.

augusto: te lo encargo mucho,

tampoco quiero pasar muchos

días en el manicomio.

beatriz: les informo que

augusto me vendió sus acciones

y ahora soy la dueña de icónika.

aunque claro, después

de lo sucedido prácticamente

estamos empezando desde cero,

la reputación de icónika se vino

abajo, así que nos toca

recuperarla.

y para esa enorme labor

he pensado que nuestra nueva

presidenta de icónika sea

alicia gutiérrez.

lichita: gracias, pero no sé si

sea la mejor opción.

beatriz: para mí es lo mejor,

así que espero que aceptes.

lichita: está bien.

todos: [festejan]

lichita: pero entonces

propongo que nuestra directora

general sea sandra mandariaga.

beatriz: la apruebo totalmente.

todos: [festejan]

magos: ahora sí vengo

casi pegando de brincos,

de veras.

elsa: ¿por qué, hija?

magos: ay, pues es que gracias

a que me estuve aplicando

duro para capacitarme

con cursos en línea, me acaban

de ofrecer subirme al área

de ventas, ¿cómo ves?

todos: [festejan]

ximena: felicidades, mamá.

magos: gracias, mi princesa.

y bueno, yo ya acepté

el cambio con muchísimo gusto.

nada más que la plaza

que me ofrecen es para una

sucursal que van a abrir

en... [suspira]

guadalajara.

augusto: vaya, vaya,

esta sí que es una sorpresa.

no me esperaba tu visita.

fátima: tu juicio va

a comenzar en cuestión

de horas; y aunque solo me

dieron unos cuantos minutos

para hablar contigo,

no quise venir sin saber

cómo estás, augusto.

augusto: augusto.

no me tuteabas desde que

era un niño, cuando mi madre

y tú trabajaban juntas.

ella me llevaba a la oficina.

tú te asomabas bajo

su escritorio y me preguntabas

si tenía hambre o sed.

¿sabes que nunca olvidé eso?

fátima: era lo menos que

podía hacer por el hijo

de mi amiga.

augusto: ah, mi madre.

creo que ha sido la única

persona que en verdad

me ha querido desde que nací.

todo mundo me abandonó

en mitad de camino, menos ella.

si no hubiera sido porque

el infeliz de mi padre

me arrebató de su lado...

mi vida sería otra.

fátima: ¿estás seguro de eso?

augusto: por supuesto que

estoy seguro.

ella me habría criado

mejor que nadie.

pero bueno, valió la pena

todo lo que sufrí aguantando

a mi padre y al miserable

de mi hermano rafael.

porque al menos yo sí fui

digno heredero de llevar

el apellido de toledo

y mondragón.

fátima: pues, el hecho de haber

crecido con tu hermano

y tu padre seguramente

te salvó de haber tenido

una vida mucho peor

de lo que podrías imaginarte.

augusto: ¿de qué estás hablando?

ah, vienes a darme la puñada

en la trapera, ¿verdad?

¿no?

entonces, no andes con rodeos

y habla de una maldita vez,

fátima.

[música]

, alicia, ¿mi papá

nunca ha dicho cuando viene

a verme?

lichita: no, no.

todavía no sé nada, mateo.

[timbre]

elsa: yo voy, yo voy.

adelante, buenos días, pasen.

>> buenos días, gracias.

>> buenos días.

elsa: ¿qué se les ofrece?

>> buenos días, venimos

del dif a buscar al niño

mateo duarte y a la señorita

alicia gutiérrez.

hoy mismo tenemos que llevarnos

a mateo a una casa hogar.

fátima: la verdad es que

nunca fuiste arrebatado

de brazos de tu madre

como tú creías.

fue ella la que te entregó

por su voluntad en la casa

de tu padre.

augusto: ¡no digas estupideces!

si yo y ella teníamos

aberración.

y recuerdo perfectamente

que yo la estaba abrazando

cuando él me arrancó

de mi madre.

jamás volví a llorar, fátima,

como lo hice cuando ella

se tuvo que ir.

fátima: tal vez ese es el

recuerdo que quisiste conservar;

y de seguro tu papá prefirió

no decirte la verdad, pero--

pero yo lo supe por labios

de ella.

augusto, tu mamá prácticamente

te vendió--

augusto: [golpea el vidrio]

¿cómo te atreves a ensuciar

lo único bueno que tengo

en la vida?

fátima: porque es la verdad.

no te lo estoy diciendo

para lastimarte.

te lo digo porque estás

a tiempo de cambiar tu

actitud, de estar agradecido

con tu padre porque--

te salvó de las garras

de una mujer que nunca tuvo

amor para ti.

no te dije nada antes porque--

porque no le veía el caso,

augusto, pero te haría

mucho bien dejar la soberbia

y todo el odio que le tienes

a tu padre.

trata de poner tu corazón

en paz y trata de olvidarte

de que nunca te quiso.

quien te abandonó y ni siquiera

en su vejez quiso buscarte--

augusto: seguramente tú

la odiabas porque tú querías

algo con mi padre, no te hagas.

claro, eso fue, la envidia,

lo que te hizo buscarme.

fátima: no, vine porque--

porque te perdí el último

respeto que te tuve.

porque...

esto se lo debía a la memoria

de un hombre que intentó

hacerte una persona de bien

a pesar de que ni siquiera

estaba seguro de que tú

llevaras su sangre.

augusto: nunca vuelvas a poner

en duda que yo soy

un toledo y mondragón.

lichita: se supone que mateo

se quedaba bajo mi resguardo

hasta que definieran

qué va a pasar con él

y con su situación legal.

hasta donde sé, el juez

no ha dado ningún fallo.

>> la ley es muy estricta

con los menores, y el resguardo

no era indefinido, sino

temporal.

el plazo ya venció.

mateo: yo no me quiero ir.

yo me quiero quedar contigo,

alicia.

lichita: ay, mateo.

>> sé que es difícil, pero

traemos todos los documentos

que nos acreditan para

trasladarlo.

si se resiste, esto va a ser

todavía más difícil para

el niño.

lichita: mateo, por esta vez

sí tienes que ir con

los señores.

pero te prometo que voy

a hacer todo lo que tenga

que hacer para que regreses

con nosotros.

mateo: no quiero, alicia,

no quiero.

lichita: te juro que tú y yo

vamos a estar juntos muy pronto.

cuando eso pase, nadie, nadie

va a volver a separarnos.

mateo: te quiero.

lichita: yo te quiero a ti.

[solloza]

mateo: adiós, abuelita.

elsa: ay, mi chiquito.

nacho: venga, campeón.

>> vamos, mateo.

elsa: ay, hijita, yo sé

lo que te duele. [solloza]

no te hagas la fuerte.

si tienes ganas de llorar,

pues llora.

lichita: no, no, no.

ahorita no voy a perder

el tiempo con eso.

más bien tengo que salir

adelante y tomar una decisión

que ya no puedo dejar

para después.

nacho: sea lo que sea, hija,

ya sabes que no estás sola.

aquí estamos tu mamá

y yo para apoyarte.

carmona: ni modo.

te tuviste que morir

por tu bien, robertito.

elsa: niñas, niñas, apúrense.

si no, no llegamos a la central.

nacho: y conste que no puedo

ir quemando llanta porque

va aquí la capitana

y apenas y me deja manejar, ¿eh?

magos: ay, vámonos.

elsa: vámonos.

la bolsa--

magos: ay, la bolsa.

carmona: antes me hablabas,

mi cuatito.

roberto: sí, cuando estaba

vivo, pero bueno.

carmona: ¿cómo sigue esa

espalda?

roberto: mucho mejor.

ya pronto podré caminar

sin necesidad de este bastón.

carmona: si ese disparo

de augusto te da más cerca

de la espina dorsal,

te me andabas quebrando, ¿eh?

te salió barato solo haber

necesitado rehabilitación

estos meses.

roberto: tiene razón, carmona.

además, ese tiempo sirvió

para desaparecer de la mira

de todos los que criminales

que iban a venir por mí

después de lo que pasó.

y eso se lo agradezco

a usted, que fue el de la idea

de fingir mi muerte, carmona.

carmona: no quedaba de otra,

mi buen.

saliste de la operación

sin poder moverte.

eras un pollito indefenso

en un campo de lobos.

roberto: ¿qué sigue?

carmona: ¿qué sigue?

pues, nada, nada, robertito.

vete a vivir libremente

la vida que te espera.

busca a tu hijo, busca el amor.

sé feliz si puedes serlo

a estas alturas del partido.

roberto: ¿y este nicho?

supongo que está vacío, ¿no?

carmona: aquí están los restos

de draco.

uno de mis hombres lo mató

cuando trataba de escapar

después del choque.

como nadie lo reclamó,

le dimos tu lugar.

augusto: ese juez es un imbécil.

los doctores ya le demostraron

que estoy demente.

>> augusto, por favor,

no vayas a complicar

las cosas.

esto se va a resolver.

tú tranquilo.

carmona: augusto está más que

recluido en la cárcel.

roberto: ¿tengo algo de qué

preocuparme, carmona?

carmona: tranquilo.

parece que el comportamiento

de augusto no ha sido el mejor;

y cada día le echan más años.

la verdad, ese tipo se lo

merece.

roberto: era perverso, cruel.

una persona perversa

con delirios de grandeza.

pero a mí no me toca juzgarlo,

carmona.

a mí lo único que me importa

es mi hijo.

y alicia, que a ver si no acaba

odiándome por esta nueva

mentira.

carmona: híjoles, mi cuate,

no soy quien pero...

a ese respecto, yo te recomiendo

que primero hables con ella.

habla con la verdad.

roberto: carmona.

gracias por todo.

[música]

elsa: lo que me consuela

es que al final ximenita

se veía tan contenta de irse

con su mamá.

ay, que nada más por esa

sonrisa vale la pena

irlos a ver hasta guadalajara.

nacho: sí.

pero ellas no son las únicas

que empiezan una nueva vida.

nosotros también tenemos

que buscar la forma de vivir

a gusto.

ay, aunque el nido ya esté

vacío.

elsa: yo sé que no está fácil.

nacho: bueno, lo bueno es que

también tenemos salud,

fuerza para seguir trabajando.

ah, y lo bueno también es que

tenemos nuestro negocito

del café.

y lo más bueno: nos va a sobrar

tiempo para estar juntos.

elsa: eso sí, mi nachito

hermoso.

[timbre]

>> ¿chuchette?

nacho: lo único que nos dijo

nuestra hija es que se iba

de viaje lejos, pero--

pero no dijo cuándo regresaba.

roberto: gracias por todo.

y no solo por recibirme hoy,

sino porque sé que alguna vez

aquí tuvieron a mateo.

y estoy seguro de que con él

fueron igual que conmigo.

siempre me hicieron sentir

como la familia que hasta ahora

ni mi hijo ni yo hemos tenido.

muchas gracias, elsa.

elsa: [solloza] venga, roberto.

roberto: don nacho.

gracias.

elsa: adiós, roberto.

roberto: ¿crees que hicimos

bien en no decirle la verdad?

elsa: pues, no sé.

nacho: pues, yo tampoco.

>> ya no te quise

insistir por el face

ni por el whats.

era mejor en vivo.

oye, ya tú sabes, te extrañaba

mucho.

chuchette: ¿en serio solo

viniste a verme?

yo también te extrañé, pero--

ay, qué pena.

>> la última vez me dijiste

que estabas escribiendo

un libro.

¿ya lo publicaste?

chuchette: no, aún no.

pero mira, checa.

a ver, aquí, aquí está

mi última versión.

se trata de un manual

de superación personal.

pero es serio, una versión

muy distinta de lo que

nos han vendido que es

el éxito y la felicidad.

>> qué bien.

cumpliste con lo que

te propusiste.

chuchette: sí, aunque debo

decir que no lo hice

yo sola.

hubo mucha gente que

me asesoró.

entre ellas, mi exjefa,

mi alice exitosa, porque

además está inspirado en ella.

>> ¿y cómo se va a llamar

el libro?

chuchette: ¿qué crees?

es obvio de la obviedad:

se va a titular

"antes muerta que lichita".

ay, papito tun tun, yo--

>> chuchette, hermosa, yo...

luciana: ¡blanquito!

todos: [ríen]

roberto: ¿cómo se enteraron

de todo?

luciana: ah, pues el comandante

carmona nos contó cómo estuvo

todo.

y estamos como impactados,

impactadísimos.

gumaro: estás vivo, camarada,

estás vivo, camarada.

[indistinto] [ríe]

roberto: mira, mira, mira.

gumaro: pásale, pásale

para que conozcas

al camaradita.

ah, sí, tu sobrino rafael.

[hablan a la vez]

roberto: mírame, ¿eh?

¿dónde está alicia?

gumaro: que te diga ella.

luciana: ay, ¿yo por qué?

dile tú--

[hablan a la vez]

luciana: no sabemos nada.

solo sabemos que se fue

a viajar como a lejos

lejísimos, a encontrarse

con ella misma.

roberto: ¿y mi hijo?

¿dónde está mateo?

díganme, que me muero

de la angustia.

gumaro: camarada, dile tú--

[discuten]

es que no tuvimos

chance de adoptarlo, camarada.

luciana: sí, pero lo que

nos dijo carmona es que

el nenito está bien.

eso es todo lo que podemos

decirte, fíjate.

roberto: ¿por qué diablos

no me dijo nada de mi hijo?

¡contésteme!

carmona: cálmate, robertito,

cálmate.

a ver, te voy a proponer algo.

¿trabajarías para mí

en un caso--?

roberto: ¿de qué me está

hablando?

yo no quiero volver a saber

nada de policías ni de casos.

carmona: piénsalo, eres bueno

para esto, roberto.

has demostrado que tienes

olfato e inteligencia

de detective.

además, si me ayudas

esta última vez, te voy

a decir todo sobre tu hijo.

porque se trata de algo

sumamente confidencial.

roberto: una vez más estoy

en manos de--

carmona: ey, ey, ey, bájale,

robertito.

tampoco me compares con

los malos, ¿eh?

yo lo que busco es el bien

de la gente.

roberto: dígame qué es lo que

tengo que hacer antes de que

me arrepienta.

carmona: ya, lo primero

es que mañana te vas a hacer

el primer vuelo a este lugar

que está maravilloso.

allí te va a estar esperando

mi contacto para que te dé

información.

lichita: estás aquí.

roberto: ¿tú qué haces

en este lugar, alicia?

lichita: vine a nadar

entre tiburones.

[suspira]

roberto: alicia...

te amo.

lichita: hay algo que tengo

que decirte.

estoy con alguien más.

y lo amo con toda mi alma.

roberto: no me digas eso.

mateo: ¡papá!

roberto: hijo.

hijo.

[llora]

hijo.

[música]

nadie, nadie,

ni tus papás, ni en icónika

me soltaban un dato.

así que aquí [indistinto]

lichita: es que todos queríamos

sorprenderte cuando nos

encontraras aquí y a mateo

juntos, esperándote.

roberto: ¿tú cuándo te

enteraste?

lichita: supe que estabas vivo

el día en que los del dif

llegaron a mi casa.

me rompió el corazón cuando

se llevaron a mateo.

y decidí hacer lo que fuera

para que no volvieran a seprarme

de él.

ahí el agente carmona

me buscó.

roberto: y él te dijo todo.

lichita: sí, sí, siempre

estuvo al pendiente de cada

cosa que pasaba.

hasta que me vio tan desesperada

que me contó la verdad,

con la promesa de que yo

guardara el secreto hasta

que fuera seguro decir

que estabas vivo.

roberto: ¿y los demás también

lo supieron en ese momento?

lichita: no, no.

fue hasta hace unos días,

cuando carmona me dijo

que ya casi salías

de recuperación.

y entonces los reuní,

les di la noticia y acordamos

que no te iban a decir nada

de mí.

desde entonces, todos te

estábamos esperando.

roberto: por eso te viniste

con mateo.

lichita: no, mateo y yo

vivimos aquí desde hace tiempo.

tú mejor que nadie sabes

lo que le gusta el mar.

así que renté una casa

y me vine con él.

y aquí hago campañas

de conciencia social

sobre altruismo, ecología

y todo los temas que sabes

que siempre quise apoyar.

roberto: entonces nada que ver

ya con una agencia como

icónika, ¿verdad?

lichita: nada, nada.

ahora me doy tiempo para

escribir un blog al que le va

bastante bien.

y aparte, tengo columnas

en un par de revistas,

así que trabajo no me falta.

me encanta lo que hago.

no me puedo quejar.

roberto: siempre pensé

que mi hijo estaba con gumaro.

lichita: él siempre supo

que yo quería la custodia.

al final carmona me ayudó

con el trámite.

pero roberto, yo nunca

hubiera fallado a mi promesa

de cuidarlo.

y tampoco me hubiera perdido

el enorme placer de ver crecer

a un hijo como mateo.

roberto: alicia...

te amo.

mateo: épale, épale, épale.

los estoy viendo, ¿eh?

y además, soy un niño.

roberto: ay, soy un niño.

un niño pero travieso--

mateo: ¡ay!

todos: [ríen]

roberto: te amo.

[inaudible]

lichita: lo mejor que nos

puede pasar a cualquier edad

es que el amor sea parte

inseparable de nuestras vidas.

dicen que el amor de la vida

es solo uno.

pero si yo tuviera que elegir

un solo nombre para llamar

al amor de mi vida,

escogería "familia".

una pequeña gran palabra

en la que caben padres,

pareja, hijos, amigos,

y todos aquellos a los que

elegimos para compartir

un pedazo de nuestra alma.

este cuento ya se terminó.

en este cuento platicamos

de la tolerancia, del bullying,

de la falta de oportunidades,

de las mentiras,

de la corrupción,

de segundas oportunidades.

platicamos de mujeres

luchando por salir adelante

en un mundo que no era,

pero ya es de iguales.

eso somos: iguales.

hombre y mujer.

no importa la preferencia

sexual de cada uno,

siempre y cuando sepamos

respetarnos.

no importa el género,

no importa el lugar

en el que vivimos.

lo importante es que todos

somos seres humanos

haciendo la vida

todos los días.

el cuento se acabó,

pero la vida sigue.

a todas las lichitas

que me están viendo, les digo:

no permitamos nunca

un maltrato, una falta de

respeto.

respetemos para ser respetadas.

estemos abiertas siempre

a lo nuevo, a los retos,

a las nuevas oportunidades,

a las segundas oportunidades,

pero con amor.

con ese amor que viene

de adentro, el amor

que viene de ti mismo, ese am--

roberto: ya, ya, ya, alicia.

vamos.

mateo: me están esperando--

todos: [hablan a la vez]

lichita: ¡acuérdense, lichitas!

Cargando Playlist...