null: nullpx
Cargando Video...

Nosotros Los Guapos Capítulo 6

Univision1 Sep 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

>> ♪ nosotros los guapos

chaparrones bien bañados

siempre listos y peinados

pronto nos verá triunfar

nosotros los guapos

siempre estamos perfumados

dos galanes del balneario

vengan, pónganse a temblar

nosotros los guapos ♪

[clics de cámara]

[alarma de auto]

albertano: ah, hijo, ahora sí

está fuerte la calor

o serán mis bochornos internos.

vítor: yo creo que lo tuyo

es menopausia, carnal,

porque aquí se siente bien chido

el airecito.

mira, la natasha, hazle más

recio, para que me refresques.

nacho: si quiere,

yo se la refresco.

albertano: no peleen,

se les está pagando bien, ¿eh?

nacho: ah, sí, pero me están

pagando por ser mayordomo,

no lavacoches.

además a natacha le pasa

lo mismo y no hace nada,

ahí está.

vítor: ¿cómo que no hace nada,

don nacho, si la está haciendo

de jamón.

ah, ¿qué te ríes?

no, ya, ayúdale.

pobrecito, ayúdale, natasha.

natasha: está bueno.

a ver, preste.

nacho: orale.

natasha: ahí está, tállele

fuerte, todavía tiene manchas.

nacho: uh, gracias,

no te vayas a "hernear"

o a fatigar.

ya estoy harto, harto de lavar

su coche todos los días, ya.

albertano: ah, ¿usted

cuándo lava nuestro coche

todos los días?

nacho: los lavo todos

los días, ese.

albertano: pero ese coche

no es nuestro.

nacho: ¿qué?

albertano: no, ese coche es

rentado.

albertano: ¿qué?

rentar un coche tanto tiempo

es la peor forma de tirar

dinero a la basura.

vítor: no, don nacho,

la peor forma de tirar dinero

a la basura es mantener a usted

y a doña cuca.

nacho: ¿qué?

albertano: tiene razón vítor,

darle de tragar a usted

y a la cucarachita,

me cae que no hay premio mayor

que alcance.

vítor: oye, oye, mato,

pero sí tiene razón aquí,

don nacho.

te hablo, albertano.

míralo, míralo, albertano.

albertano: ¿qué quieres?

vítor: pues desde que te estoy

hablando y te estás tomando

hartas selfies.

es de que--¿por qué no

entregamos este coche, carnal,

y compramos un coche así,

de acá, de caché, así,

de nuestra categoría?

nacho: andele.

albertano: este es como

de al capone, está bien chido--

vendedor: no, no, no.

ni se acerquen a estos coches.

los que ustedes tienen que ver

están en nuestra planta.

vítor: o sea, ¿estos son acá

los de más lujo?

vendedor: no.

son los que hay que lavar.

de hecho, ustedes no tendrían

que haber entrado

por esa puerta

sino por la que está atrás,

que es la de servicio.

vítor: a ver, carnal, a ver,

aquí hay una confusión.

nosotros no vinimos a lavar

ningún coche.

albertano: nosotros venimos

a comprar un coche.

vendedor: perdón, señores--

vítor: no, no, nada de perdón.

vámonos a gastarnos

nuestros billetes a otro lado,

carnal.

vendedor: no, disculpen--

vendedora: buenas tardes.

¿hay algo que pueda hacer

por usted?

vítor: hola, buenísimas.

pues sí, sí, guera, se me

ocurren muchas cosas que puedas

hacer por mí, pero ahorita dejo

que se me pase el coraje.

vendedora: ¿coraje?

albertano: ¿es cómo no vamos

a tener coraje?

si este chango payaso

nos está malviendo

y "menos-indiscriminando".

vámonos, carnal, vámonos.

vítor: no, espérate, espérate.

espérate, albertano.

¿qué culpa aquí tiene la guerita

preciosísima de que este guey

no sepa pues apreciar a dos

millonarios excéntricos

como nosotros?

mira, mira, carnal.

mira, ¿eh?

y esto no es de los que te deja

verde.

vendedora: por favor, retírate.

yo atiendo a los señores.

albertano: ¿qué, no oíste

a la gerente?

orale, órale, sáquese

a lavarse las patas, órale.

vendedor: perdón.

vendedora: entiendo que están

interesados en adquirir un auto.

vítor: sí, así es, bizcochito,

queremos un auto acá

bien, bien chido, acá de lujo,

pero deportivo, ¿eh?

que tenga un motor acá chido

porque yo estoy acostumbrado

a los motores grandes.

albertano: ah, no, eso sí.

veas el motorzote

que tenía la micro que manejaba

el vítor gerente.

vendedora: ¿tenía un microbús?

vítor: no, no tenía

ningún microbús.

no le hagas caso.

albertano: no, sí cierto.

no tenías microbús, ¿verdad?

era de su patrón,

él nomás lo conducía.

vítor: albertano,

¿por qué no te vas a ver

si ya puso la marrana?

albertano: ¿cuál marrana?

vítor: así se dice, guey.

vendedora: bueno, aquí tenemos

vehículos muy exclusivos,

importados, deportivos

y algunas ediciones especiales.

albertano: no, hombre,

este es una chulada.

mira qué bonito.

vítor, vamos a comprarnos este,

este está bien bonito

o aquel rojo para que estemos

como los duques de hazzard,

¿sí o no?

ora que este está bien tierno.

mira su capotita.

este, vítor, vamos a comprarnos

este, estaría bien chido

o la camioneta.

¿ya viste la camioneta?

esta, vítor.

yo siempre he querido tener--

vítor: ya, guey, ya, tranquilo.

albertano, pareces esposa

que nunca sacan de shopping.

dispénselo, guera, ¿eh?

ya, tenemos que pensar

tranquilamente y ver

cuál nos vamos a comprar.

albertano: tienes razón.

tenemos que pensarlo

tranquilamente.

vamos a pensarlo tranquilamente.

vítor: ¿cómo ven?

¿qué les parece?

albertano: lo bueno es

que queríamos algo discreto.

vítor: pues es discreto,

carnal.

no, espérate que le ponga

sus vestiduras de leopardo

y su neón de la placa,

y así va a llamar la atención.

albertano: vítor, pero a mí

me gustaba más el azul

chiclamino.

vítor: ¿azul chiclamino?

albertano, no seas naco.

natasha: híjoles, ¿qué pasó?

ahora sí que tremendo zapatote

para piecitos tan chiquitos.

vítor: ¿qué pasó, natasha?

nacho: es que lo viene manejando

el vítor, y pues van a decir:

"es el chófer".

vítor: ah, no te pases de--

a ver, modo destroyer, natasha.

natasha: ordenes, jefito.

albertano: no, no, no.

vítor no se lo diga

ni de broma.

¿no estás viendo que la perra

es brava y le patean la reja?

vítor: es que también

el don nacho se pasa de lanza.

nacho: ah, cotorreo, hombre.

natasha: oigan, pero ya

en serio, ¿eh? jefazos.

este carro les ha de haber

salido bien carísimo.

vítor: no, no es caro, natasha,

lo que pasa es que tú ganas

poco.

natasha: ah.

vítor: cotorrea.

natasha: ya, en serio.

¿ya le compraron su seguro?

albertano: no, ¿cómo crees?

chiquilla. estos carros

ya traen su seguro integrado

y es eléctrico.

enséñale, vítor.

vítor: mira.

albertano: mira, mira, mira.

natasha: ay, papacha,

los techos vuelas.

albertano: ah, ¿ya viste?

vítor: epale.

albertano: lo vaya a rayar

con su tuerca.

nacho: cotorreo.

vítor: mira, ahí lo ve,

ahí te va.

estaba mala, papá, mira.

gol.

no manches, mira.

cuca: muevan su--

muevan su juguero.

muevan su juguero.

vítor: me recargo en la pared.

o sea, cuando éramos jóvenes

y jugábamos en la calle,

había que hacerse a un lado

porque pasaba el coche.

¿ahora hay que hacerse a un lado

porque pase aquí el camión

de retiro?

albertano: igol!

vítor: no manches.

te pasas de-- eso no se vale.

yo estaba distraído.

albertano: ¿cómo no, guey?

vítor: oiga, doña cuca,

¿por qué no bajó a ver

nuestra nave? sácale.

cuca: yo no tengo tiempo

para andar viendo naves

de marcianos.

albertano: ¿y ahora usted

qué se trae, eh?

¿por qué anda como "chinicuile"

comal de arriba para abajo?

pues ¿qué se le perdió o qué?

cuca: no encuentro mi vestido

de novia, ¿alguien me lo robó?

aquí hay rateros

y voy a investigarlos.

albertano: [resuella]

no manches, a mí hay tres cosas

que me dan harto miedo:

los zombies, los marihuanos

y los rateros.

vítor: ay, sí, ay, es que

de veras, doña cuca, solamente

a usted se le ocurre

que un ratero va a entrar aquí,

a la casa, y va a decir:

"ay, no, ¿qué me robó?

mejor no me voy a robar

la pantalla gigante

ni ninguna de las computadoras.

mejor me robo esa porquería de

vestido que apesta bien gacho

y que es como talle xxx".

cuca: mira, infeliz,

cuando me casé,

yo era una varita de nardo.

albertano: pues, sí, doña,

pero ahora es como el árbol

del tule.

vítor: te pasaste de lanza.

cuca: muevan su juguero.

muevan su juguero.

vítor: doña cuca.

se pasó de lanza, ¿eh?

nos vamos a tener que ir

a tiempos extra, doña cuca.

oye, carnal, ¿por qué no vamos

a probar la nave?

a ver cuántos bizcochitos

por kilómetro nos da.

albertano: sí, pero yo manejo,

¿va?

vítor: no, yo manejo.

albertano: no, tú siempre

manejas.

vítor: yo manejo.

albertano: yo manejo.

vítor: iay!

[frenada]

vítor: ay, papá.

ay, papayas de solaya, ¿eh?

albertano: no, no, no, no.

nunca me imaginé que corriera

tan recio.

vítor: ay, papá,

no es el coche, carnal,

es quien lo maneja.

albertano: dame, dame las llaves

que me toca a mí.

vítor: ¿qué?

albertano: me toca a mí, guey.

vítor: ¿cómo que te toca a ti?

a ver, albertano, ¿sí captas?

a ver, o sea, ve el coche,

vete aquí, carnal, no combinas.

perdón pero a veces

se necesitan expertos como yo

para que lo manejen.

tú ni sabes manejar, carnal.

albertano: ay, no sabes manejar.

mira, carnal, yo hasta tengo

licencia, mira.

vítor: sí, también unos

carteles del hombre araña

y eso no significa que te puedas

trepar a las paredes, carnal.

albertano: vítor, también es

mío, ya me toca.

¿por qué no me lo quieres

portar, guey?

vítor: no. además si tú

lo manejas, me lo vas a nacar.

albertano: oh, órale.

"me lo vas a nacar".

¿quién habló? el príncipe

de los estados unidos.

nel, carnal, me toca.

vítor: espérate, espérate,

mira, mira.

albertano: ¿qué?

vítor: ¿viste ese bizcochito?

espérate, espérate, carnal.

hola.

hola, guera.

mujer: qué bonito está

el coche de su patrón, ¿eh?

vítor: ay, no, no manches.

no, no es de nuestro patrón.

no, guera, es de nosotros.

mujer: ah, mira.

vítor: ¿verdad?

albertano: sí, y además corre

bien recio, ¿eh?

mujer: sí, se ve, se ve.

vítor: oye ¿no quieres

que te dé una vuelta?

mujer: ay, ¿cómo crees?

vítor: ¿qué? ¿te da miedo?

mujer: no, miedo no,

pero ¿qué tal que...

se enoja tu novio?

vítor: ah, no manches, hombre.

no, no es mi novio.

¿qué pasó, guera?

nosotros no--ahora sí que no

nos gusta echarnos de reversa

con la cajuela abierta.

albertano: nosotros, como dice

ana gabriel, amigos simplemente,

amigos y nada más,

pero sí vivimos juntos, ¿eh?

vítor: albertano, no, o sea,

pues si vivimos juntos,

pero cada quien en su cuarto.

o sea, no vayas a pensar mal,

guera, pero para que veas

que soy bien machín,

ahorita mismo te puedo llevar

a dar una vuelta.

albertano: vítor, ¿qué pasó?

no, ¿cómo crees?

no la puedes levar a dar

una vuelta.

no la podemos llevar a pasear

porque el carro nomás

tiene dos asientos.

nacho: a ese no lo ha cambiado

el dinero, sigue igual de menso.

vítor: ¿qué pasó,

familia bonita?

ya llegó la alegría

de este hogar.

ya tranquilos,

ya no me extrañen.

¿qué tranza? ¿tú qué?

albertano: a mí ni me hables,

¿eh? guey, ni me dirijas

la palabra que traigo una buena

con sentimiento que ahorita sí

soy capaz de todo.

vítor: ahora, ¿tú qué tranzas,

qué te pasó? ¿por qué estás

tan compungido?

natasha: ¿cómo que por qué?

agarra y lo baja del carro

y luego se larga así

y lo deja botado

como si fuera una cualquiera.

albertano: no, yo no soy

una cualquiera.

cualquiera fue

con la que se fue.

vítor: a ver, a ver,

un momento por favor, ¿sí?

a ver, no era ninguna cualquiera

para empezar.

nacho: ah, ¿no?

albertano: bueno, sí, no,

tiene razón, ahí si te concedo

la razón porque sí, sí estaba

bien guapísima.

vítor: ¿a poco no?

¿a poco no tenía un cuerpazo,

carnal? ¿no la viste

cómo estaba hecha a mano?

albertano: no, pues sí.

la verdad es que cada quien...

sí tenía un cuerpazo, ¿eh?

no, pero ya estoy bien enojado

contigo.

no me prestaste el carro,

no me dejas manejar.

¿y luego me dejas ahí

a media calle?

vítor: ya, tranquilo,

tranquilo.

mira, carnal, si hice eso,

fue porque la chava estaba

dudando de nuestra virilidad,

pensó que se nos espesaba

nuestra malteada, carnal.

albertano: ¿y?

vítor: ¿cómo que "y"?

albertano: ¿y?

vítor: que ahorita ya no tiene

ninguna duda de que somos

hombres, todavía que te hice

bien, te enojas, carnal.

albertano: además, vítor,

el carro es de los dos.

yo nunca lo he manejado,

no me dejas manejarlo.

vítor: ay, ya, ya no hagas

berrinche, me cae que chillas

antes de que te peguen, carnal,

ya.

vamos a arreglarnos, carnal,

porque vamos a ir a la fiesta.

ni modo de que nos vayamos

en estas fachas, carnal.

natasha: dale, vamos.

vítor: ¿qué, qué? ¿usted qué?

esté ahí. sí.

albertano: ay, vámonos a una

fiesta, vámonos a una fiesta.

¿tú crees que yo te voy

a perdonar tan fácilmente?

andale, pues, vámonos,

pero con una condición, vítor.

yo manejo.

vítor: carnal, a ver,

nada más una cosa.

¿para qué te cansas, manito?

¿para qué te cansas?

si yo mejor manejo,

tú tranquilo.

albertano: no, vítor.

no, vítor. no puede ser

que yo también sea dueño

del carro y tú me lleves

para todos lados.

no, no, no.

si no manejo, no voy contigo.

vítor: sale, pues,

tienes razón, albertano,

no vayas conmigo.

mira, toma 200 baros

para tu taxi.

ahí nos vemos ahí en el antro,

carnal.

albertano: ¿ven?

natasha: ¿qué pasa?

albertano: ¿ven cómo se porta

conmigo y saben qué es lo peor

de todo?

que voy a ir con él

porque como un títere,

me dejo manejar.

no cabe duda.

los ricos también lloran.

natasha: [llora]

nacho: ya, ya.

albertano: mis lágrimas.

¿no estás viendo?

albertano: ya me voy.

natasha: sí, ¿quiere

que le sirva?

albertano: no, no, no.

ya me tengo que ir.

cuca: ¿vas a salir, hijito?

albertano: no, esta es

mi piyama.

pues claro que voy a salir,

voy a alcanzar al vítor

en un antro.

nacho: no, no, no, no.

qué poca dignidad.

¿cómo vas a ir?

albertano: pues en taxi.

hasta me dio 200 pesos.

nacho: no, no, no, no, no.

¿cómo puedes ir con él

después de lo que te hizo?

no puedo ver esta falta

de dignidad.

hasta el hambre se me fue.

no, ya me regresó.

es para llevar.

[silba]

albertano: tiene razón,

don nacho, yo no tengo dignidad.

lo que sí tengo es hambre.

cuca: ¿nada más con ese pedacito

de pan te vas a conformar?

albertano: tiene usted razón.

vamos a echarle tantita salsa

verde.

ahora que si aparte le echamos

unos frijolitos,

mira nomás, mira nomás.

ay, papá.

ahí se ven.

cuca: oiga, este ya se tragó

todos mis frijoles.

condenado.

uy, estoy bien preocupada.

natasha: ¿por qué, doña cuquita?

¿a poco creen que se van

a pelear estos?

cuca: no, esos dos me valen.

por lo que estoy preocupado

es porque sigo sin encontrar

mi vestido de novia.

no, para mí que aquí hay

un ratero, fíjate.

natasha: no le haga.

cuca: tienes que investigar.

natasha: modo investigación.

[trino de pájaros]

albertano: ya, ya.

¿ya se te espantó?

vítor: ya, ya, manito, vámonos.

albertano: mejor respira

por tu nariz, vítor, dijiste

que íbamos a salir temprano

del antro.

mira nomás qué hora nos agarró.

vítor: pues si es temprano.

mira ya hasta amaneció.

albertano: a mí ya no me gusta

salir de los antros cuando ya

están chiflando los pajaritos.

icállense!

[trino se detiene]

mira tú, qué obedientes.

qué mal, que mejor entiendan

los pajaritos que tú, ¿eh?

vítor: ah, ya, albertano,

pero si estamos celebrando

que estamos estrenando coche.

albertano: ¿estamos? si tú eres

el único que lo manejas.

vítor: perdóname, albertano.

perdóname, mano, por si me porté

mal, perdóname.

albertano: ya, no comien--

no chilles.

cómo me rechoca que chilles.

¿cómo caes?

vítor: pues si tú también

chillas de todo, mano.

albertano: ah, pero eso

es muy distinto,

yo chillo porque soy sensible,

tú, por borracho.

vítor: ay, sí.

albertano: ya, vítor, en serio,

te lo digo.

mira, mírame, carnal,

ya has estado

muy, muy en la fiesta.

bájale al alcohol, carnal.

vítor: no, guey.

el alcohol no está en mi

voca... bulario

ni en mi "wiskipedia".

ahí, ahí llegamos.

albertano: dame las llaves.

vítor: no, ¿qué las llaves? no.

si no lo dejé

en el valet parking, carnal,

por eso lo dejé tan lejos.

menos te las voy a dar a ti.

yo manejo.

albertano: a ver, a ver,

ven aquí, ven acá.

¿estás loco? ¿qué te pasa?

¿no estás viendo como andas?

tú no puedes manejar.

dame las llaves.

vítor: a ver, a ver.

¿has oído de esos gueyes

que se ponen impertinentes

y que dicen que manejan mejor

cuando están borrachos?

albertano: sí.

vítor: pues yo soy uno

de ellos.

hazte a un lado.

albertano: vítor.

vítor: hazte a un lado, carnal,

hazte a un lado.

albertano: vítor.

me recargo en la pared.

[motor enciende]

abreme la puerta.

míralo.

abreme la puerta, vítor.

vítor.

vítor, no estoy jugando.

míralo, míralo.

¿qué haces?

no, vítor.

[silba]

oficial: bájese del coche.

bájese del coche.

albertano: ¿qué pasó?

oficial: ¿cómo que qué pasó?

mire cómo viene.

rápido, bájese del coche.

mire nada más cómo viene, joven.

no puede manejar en este estado.

vítor: estamos bien, pero no,

hemos chupado tranquilos.

oficial: no, no, para nada.

a ver.

sóplele al alcoholímetro.

albertano: no, no, no.

el no puede soplar allí

porque es que tiene influenza.

va a ir a contagiar

a todo mundo.

oficial: entonces, lo voy

a llevar a la delegación

para que le hagan una prueba

de sangre.

albertano: no, me--

vítor: no, no.

albertano: menos, menos.

porque tiene "hemofiblia", ¿eh?

oficial: a ver,

camine en línea recta.

vítor: ¿eh?

oficial: camine en línea recta.

vítor: no, no, tampoco se va

a poder eso.

oficial: ¿por qué?

vítor: es que no me van

las chanclas.

oficial: no, pues entonces

me lo voy a llevar detenido.

ahorita hablo a una grúa

para que se lleven su carro.

¿o tienen a alguien

que se lo puedan llevar?

vítor: ay, sí, albertano.

albertano: por fin.

por fin lo voy a manejar yo.

vítor: no, carnal, háblale

a la natasha para que venga

por él, ¿eh?

[grita]

oficial: vámonos.

acompáñeme, por favor.

vítor: nada más no me jale.

pues no me jale.

oficial: acompáñeme, por favor.

vítor: mejor abráseme,

necesito cariño.

abráseme.

oficial: acompáñeme, acompáñeme.

vítor: ah, natashita, espérate,

espérate, que siento como que

traigo el corazón en la cabeza,

me late bien fuerte aquí.

me cae que ya no vuelvo a tomar.

natasha: ay, cada tercer día

dices lo mismo, jefazo.

de veras, defrauda, ídolo.

qué oso.

tuve que venir aquí a agotar

todos mis recursos y mover

todas mis influencias para poder

liberarlo del tanque.

vítor: ¿tus recursos

y tus influencias?

nomás si me pediste dinero,

natasha.

natasha: ah, pero ese fue

para mí, pues, mi comisión,

oiga. ¿quién se movilizó?

¿quién habló con todo mundo?

¿luego quién se lanzó

por la nave?

pues yo.

y luego se siente bien gacho

venir y encontrarlo así,

todo "credo".

vítor: ¿"credo"? ¿qué es eso?

natasha: entre "crudo" y "pe..."

vítor: sí, ya déjame.

ya le entendí, ya.

mira, natasha, ahorita

lo que más necesito,

¿sabes qué es?

natasha: sí, su "gorbacha"

y su michelada para la cruz,

ya sé.

vítor: bueno, aparte de eso,

también necesito ir a ver

a recoger el choque.

más te vale que no le "haiga"

pasado nada.

natasha: ¿qué pasó, jefazo?

si hasta la duda ofende,

su carro está impoluto.

vítor: ¿mi qué?

natasha: inmaculado.

vítor: ¿qué es eso?

natasha: intacto, pues.

le juro que aquí lo dejé.

vítor: natasha, natasha,

entonces nos robaron.

hay que hablar a la policía.

natasha: sí, sí,

pero no se apure, jefito.

anoté las placas.

vítor: natasha, pero estas son

las placas de mi coche.

natasha: bueno,

pero se las anoté.

vítor: iah!

natasha: tenemos un 4-28.

nacho: ¿y ahora? ¿qué traen?

vítor: nos robaron, don nacho.

cuca: vaya, hasta que alguien

se preocupe por mi vestido

de novia.

natasha: ¿qué vestido

ni que ocho cuartos, doña cuca?

se acaban de robar el coche.

no se apure, jefito,

ya le avisé a todos

mis contactos de la policía.

nacho: pero ¿seguro

que se lo robaron?

¿no se lo llevaría albertano?

vítor: híjoles, yo creo que es

mejor que se lo "haigan" llevado

los rateros, ¿eh?

el carro corre menos peligro

así.

cuca: vítor, no digas eso.

además el carro también es

de albertano, tiene derecho

a usarlo.

natasha: sí, jefito, la verdad,

últimamente anda bien pasado

de lanza con mi jefito, o sea,

con mi otro jefe.

vítor: es que ya fui a revisar

y no están las llaves.

seguro albertano

se llevó el carro.

cuca: ay, no, ya nada más falta

descubrir quién se robó

mi vestido de novia.

era un vestido así,

tipo hermoso como de sirena,

como los que usaba

maría victoria, entalladito

con holanes abajo, así.

bien bonito.

nacho: ¿vestido de novia?

cuca: sí.

nacho: ¿así con holancitos?

cuca: sí.

¿no me digas que tú

la agarraste?

naco: no.

es que me confundí,

flor de garambullo.

es que pensé que era una funda

para la lavadora.

pues con razón le quedó grande.

cuca: me la vas a pagar.

nacho: no, espérame, cuca.

contrólate.

cuca: ¿qué hiciste

con mi vestido de novia?

ahora me lo tienes que pagar,

infeliz.

vítor: albertano, qué bueno

que ya llegaste, carnal.

albertano: pues mejor dicho

me trajeron.

natasha: gracias, pareja,

tenemos un 29, probable 30.

albertano: pues no, no fue ni 29

ni 30 ni el número que pensaste.

ante todo lo contrario.

vítor: a ver, a ver.

¿cómo, carnal? ¿qué pasó?

albertano: ay, manito.

¿cómo dijera yo explicarte,

verdad?

lo que pasa es que tuve

un advenimiento con el carro.

vítor: ah, un advenimiento,

menos mal, carnal.

yo pensé que habías tenido

un accidente.

albertano: ah, por eso.

vítor: ¿y el coche?

albertano: abajo.

vítor: ¿abajo en el garaje?

albertano: no, abajo

de un tráiler allá

en el periférico.

vítor: ¿qué?

a ver, dame las llaves

para ir por él.

albertano: solamente que te dé

las llaves del camión del fierro

viejo que venden, carnal,

porque del carro no quedó nada.

natasha: pero ¿cómo, jefito?

¿y usted está bien?

¿no le pasó nada?

albertano: pues no, bendito

sea dios, yo venía dormido.

vítor: ¿y quién venía

manejando?

albertano: pues yo.

vítor: no, me recargo

en la pared, no manches.

albertano: vítor, aquí

el único culpable eres tú,

qué irresponsable eres.

vítor: ¿ahora irresponsable?

¿y yo, por qué?

albertano: ¿cómo que por qué,

eh? ¿cómo que por qué?

¿cómo se te ocurre dejar

las llaves ahí nomás?

¿qué, no pudiste pensar

que yo las podía agarrar

y sabiendo que yo no sé manejar?

vítor: ¿sabes qué?

ahora sí le voy a romper

su hocico.

natasha: ino, no, jefito!

por favor no se comprometa.

vítor: espérate, natasha,

como dices tú, modo destroyer.

agárrame porque lo mato.

natasha: espérese, espérese.

albertano: agárrenme

porque me mata.

>> ♪ nosotros los guapos

chaparrones bien bañados

siempre listos y peinados

pronto nos verán triunfar

nosotros los guapos

siempre estamos perfumados

dos galanes del balneario

vengan, pónganse a temblar

nosotros los guapos ♪

Cargando Playlist...