null: nullpx
Cargando Video...

Nosotros Los Guapos Capítulo 4

Univision25 Ago 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

[música]

vítor: [jadea]

¿qué pasó, dónde estoy?

[jadea]

[relincha]

iay, mamá!

[jadea]

espérate.

espérate, hazte para allá.

espérate, espérate.

espérate.

ay.

un muerto.

iun muerto!

[jadea]

¿albertano?

iay, no!

está muerto albertano.

ino puede ser!

ialbertano!

ialbertano!

¿cómo te fuiste a morir, mano?

bueno, de por sí nunca fuiste

muy vivo que digamos.

no.

albertano, no.

¿qué voy a hacer ahora

que no estás, mano?

¿me vas a dejar solo?

¿ahora voy a ser el único

guapo del mundo?

pero aunque pensándolo bien

toda...

toda la lana es mía

ahora que te moriste.

no, pero yo prefiero a mi amigo

que el dinero.

¿sí prefiero a mi amigo

que el dinero?

no, sí.

sí, mano.

albertano.

albertano: [grita]

vítor: iaah!

ireviví el muerto!

ireviví el muerto!

albertano: ¿que pasó?

¿estoy muerto?

no, pero estoy vivo.

soy un muerto viviente.

isoy un zombi!

lo que más miedo me da soy yo.

vítor: [jadea]

albertano: vítor también es

un zombi.

iay!

vítor: [golpea]

albertano: no hay nadie.

vítor: no, espérate, ya.

no seas payaso.

no, menso, no soy un zombi.

nada más me dieron ganas

de volver el estomago.

albertano: ayúdame a salir

de aquí.

vítor: vente.

no manches.

albertano: vítor.

vítor: ay.

[jadea]

albertano: si no estamos

muertos...

si no somos unos zombis...

vítor, ¿qué hacemos aquí?

vítor: no sé, mano, no sé,

no sé, lo único que sé

es que me duele mucho

la cabeza, carnal.

albertano: a mí también.

vítor: y que me despertó

ese caballo.

albertano: ¿crees que estemos

crudos?

vítor: no, pues yo creo que

con este calor más bien

ya estamos cocidos, guey.

albertano: ¿cómo llegamos aquí,

vítor?

vítor: tranquilo, tranquilo,

tranquilo.

o sea lo único que sé es que

debimos haber llegado a caballo.

albertano: me está llegando

un recuerdo.

tenia yo mucho frio.

yo creo que por eso me metí

a la caja.

vítor: ¿esto qué es?

mira, carnal.

la factura del ataúd.

albertano: ay, qué bueno, man.

a ver si nos lo cambias

por una talla más grande

porque me quedaba muy apretado.

vítor: albertano.

es que aquí viene la dirección

de la funeraria, carnal.

podemos ir a descubrir

por qué acabamos aquí.

oye, ¿a la natasha dónde

la dejamos?

albertano: vítor, si no--

si no sé por qué amanecí

adentro de un ataúd,

¿cómo voy a saber

dónde está la natasha?

vítor: háblale a la natasha.

háblale a la natasha

con tu celular, carnal.

albertano: no traigo mi

teléfono.

vítor: ¿cómo que no traes

tu teléfono?

[jadea]

carnal, yo tampoco traigo

el mío.

¿ves, albertano?

todo por ponerte hasta

las chanclas.

albertano: ay, sí, ¿no, guey?

¿y tú tomaste pura agua

de jamaica?

vítor: ay.

albertano: vítor.

vítor, ¿qué hacemos aquí?

vítor: no sé, carnal, no sé,

pero tenemos que averiguar

por qué amanecimos en una playa

con un caballo y tú dormido

adentro de un ataúd.

albertano: qué mala onda,

nadie nos quiere dar un "ride".

vítor: pues, ya van varios

coches que se paran.

albertano: pues, sí, pero nada

más nos quieren llevar

a nosotros.

y ni modo que dejemos

al caballito.

vítor: ah, pues lo amarramos

a la defensa y lo vamos

remolcando.

no más que corra.

albertano: orale, va.

>> ey, ey, ¿otra vez ustedes?

vítor: ¿nos conocemos?

albertano: ¿no nos estará

confundiendo con alguien?

>> claro que eran ustedes.

¿cómo no me voy a acordar

del relajo que armaron anoche.

albertano: a ver, a ver, a ver.

mire, precisamente para eso

venimos.

recuérdenos porque...

es que nosotros no nos acordamos

de nada.

>> bueno, con la guarapeta

que traían no me extraña, eh.

vítor: pues a mí sí me extraña

porque la verdad, mire, yo--

o sea sí me he puesto borracho,

sí, de que he hecho desfiguros,

sí, sí he hecho desfiguros,

pero nunca así como de venir

borracho y a comprar un ataúd,

señor.

>> sí.

ayer estaba yo aquí

en la madrugada porque había

un velorio en una de las

capillas y de pronto

entraron ustedes.

¿en verdad no se acuerdan?

albertano: iey!

vítor: [golpea]

albertano: mi amigo el vítor

quiere que lo atiendan.

>> ey, ey, ey, ¿qué pasa aquí?

vítor: a ver tú, niño,

háblale a tu papá.

>> no soy ningún niño.

albertano: tú eres el papá

de un niño así chiquitito.

vítor: oiga, estamos aquí

tocando desde hace rato

y nadie nos atiende, ¿qué pasó?

>> por favor, dejen de tocar

el ataúd, ¿sí?

vítor: ay, tú.

no vaya a estar ocupado

con un vampiro adentro

descansando.

albertano: [chista]

despacio.

descanse.

vítor: a ver, a ver, albertano.

no, esto lo que dije

era en sentido desfigurado.

no hay nadie ahí.

>> ¿qué es lo que quieren

ustedes?

vítor: a ver, carnal.

quiero comprar un ataúd.

por lo que cueste, no importa,

soy millonario, eh.

es más, el más mejor equipado.

el más bonito que tengas.

>> perdón, lo lamento,

lamento su perdida.

¿quién es el difunto?

vítor: no, no, ningún difunto.

es para mí, carnal.

lo que pasa es que...

[llora]

perdón que--perdón, es que,

te digo una cosa.

mi jefa nunca ha creído en mí.

nunca me ha entendido ella.

[llora]

albertano: ya, carnal.

la historia del vítor

es muy triste.

>> bueno, pero--pero eso qué

tiene que ver,

¿para qué quieren un ataúd?

vítor: mira.

te voy a contar.

albertano: tranquilo, tranquilo.

vítor: es que mi jefa,

de chiquito, un día me dijo

que yo era un bueno para nada

y que nunca--que nunca iba

a tener donde caerme muerto y...

ahora que compré mi ataúd,

mi propio ataúd,

le voy a callar la boca.

ambos: [ríen]

albertano: iay, no, no!

le pegué al niño.

perdóname, perdóname.

>> se pusieron tan necios

que no me quedó de otra

más que venderles el ataúd.

albertano: oiga, y este...

¿no acepta devoluciones?

>> primero me estuvieron

molestando para que les vendiera

el ataúd, y ahora resulta

que quieren que se los devuelva,

¿no?

ambos: sí.

>> a ver, quítense.

si quieren, se los recibo,

pero, uh, ve.

está todo mal tratado.

ni crean que les voy a devolver

el dinero, eh.

[jadea]

albertano: se abre de acá, mira.

iaah!

>> huele como si hubieran metido

un muerto.

albertano: y eso que el que

se metió fui yo, eh.

porque si se hubiese metido

el vítor, olería más peor.

pero póngalo a solearse

y se le quita.

>> saben qué, ustedes dos están

bien locos.

vítor: a ver.

en buena onda.

¿de veras no nos va a devolver,

bueno, ni siquiera

lo del importe?

albertano: ¿cómo importe, vítor?

ni que fueran cascos de caguama.

>> ya les dije que no.

si quieren, déjenlo ahí.

vítor: ey.

no, espérese, espérese,

espérese.

albertano: oiga, este,

una pregunta.

ayer cuando nosotros llegamos

y hicimos todo este alboroto

que dice, ¿no venia una chava

con nosotros?

>> no, venían ustedes nada más.

vítor: ¿de veras, de veras?

una chava así morenita,

chaparrita,

con una belleza así?

responde al nombre de natasha.

>> ya les dije que no.

solo venían ustedes dos

con su caballo.

vítor: ¿y cómo sabe usted

que es nuestro caballo?

>> pues porque salieron

dos veces a ponerle monedas

al parquímetro donde lo dejaron.

albertano: hay que ponerle

monedas al caballo, vítor.

>> iey!

[música]

[música]

>> imensos!

imi caballo!

idulcinea, dulcinea!

vítor: [chista]

albertano: ¿y ahora este guey

qué se trae?

>> por fin te encontré dulcinea.

vítor: a ver, a ver, carnal,

tranquilo.

en buena onda, ¿qué te pasa?

¿por qué le dices dulcinea

si es un caballo?

>> porque es mío y yo le pongo

como me da la mera gana.

¿qué cosa pues?

policía: ey.

>> traje refuerzos.

policía: les dije que los iba

a agarrar.

albertano: a ver, a ver,

cálmese, cálmese, ni se ponga

en salsas, eh.

que a ustedes nosotros

ni los conocemos.

policía: ¿ah, no?

¿no se acuerdan del numerito

que armaron anoche?

vítor: es que ese es el

problema, oficial,

que no nos acordamos nada

de lo de anoche.

>> pues ustedes anoche

me pidieron que los llevara

en mi calandria, ¿eh?

venían bien servidos

y los iba a llevar a su casa,

pero me pidieron que me parara

en una vinatería para comprar

chelas y seguir la fiesta.

policía: y ahí fue donde

se robaron el caballo.

vítor: ¿nosotros, oficial?

>> era ese, simón, no te hagas.

mira, cállate, mejor--mejor.

o te traigo toda la banda

para que me regreses el caballo.

porque te voy a decir una cosa.

cuando yo salí,

ustedes ya no estaban.

nada más estaba la calandria

y el oficial.

la dulcinea no estaba ya

ni ustedes tampoco

y los andamos buscando

desde anoche.

albertano: miren, no es por

desnegar nada de lo que

ustedes están diciendo,

si no todo lo contrario.

lo que pasa es que

no nos acordamos de nada.

policía: pues cuando yo

los encontré, estaban en una

calandria mal estacionados.

¿qué, en serio no se acuerdan

de nada?

ambos: no.

policía: [golpea]

vítor: ivoy!

albertano: ¿quién es?

vítor: no sé, pero le voy

a abrir.

policía: buenas noches.

¿no saben que está prohibido

estacionarse en doble fila?

vítor: nosotros no hemos

cometido ninguna infracción,

oficial.

policía: a parte vienen

manejando tomados.

albertano: nosotros sí venimos

tomados,

pero nosotros no venimos

manejando.

vítor: carnal, los policías

están de este lado, menso.

albertano: nosotros no venimos

manejando.

policía: ¿ah, no?

¿entonces quién?

vítor: ¿cómo quién?

el caballo, mira.

es nuestro conductor designado,

oficial.

policía: bueno, bueno, quien

venga manejando cometió

una infracción.

necesito llevarme el vehículo.

ambos: [ríen]

albertano: oílo, oílo.

policía: ibájense!

vítor: ya, tranquilo.

por las buenas sí me bajo,

carnal.

aga--agarrame la mano.

gracias...

mi príncipe azul.

dale, mano, bájate.

tranquilo, con cuidado.

albertano: ay, ¿desde cuando

eres tan caballero?

vítor: un solito, mano.

un solito, un solito.

¿qué haces, guey?

albertano: agárrame la banqueta.

se me está moviendo.

vítor: aguanta, aguanta.

orale, apúrale porque pesas

mucho.

policía: atención central.

>> adelante.

policía: solicito refuerzos

para remitir a dos borrachos

y un caballo.

>> ¿que dos borrachos

y un caballo?

policía: sí, dos borrachos

y un caballo.

>> ¿ubicación?

policía: estamos en la costera.

en boquichelingue.

ah, y una grúa

para llevarme una calandria.

>> ¿una calandria?

policía: sí, sí, sí,

escucharon bien, una calandria.

[caballo relincha]

anoche ya no supe

donde se metieron,

pero hoy no se me escapan, ¿eh?

¿quiere levantar cargos

por el robo del caballo?

>> que no es caballo, primo.

es dulcinea.

lo bueno es que dulcinea

está bien, échale para acá.

¿eh?

y con la cruda que traen

estos dos, mire, con eso me doy

por bien servido.

ahí que se quede ya.

albertano: disculpe,

gentil nativo,

¿con nosotros no venia

una chava?

>> a la calandria no más

se subieron ustedes dos.

vítor: ¿qué le habrá pasado

a la natasha, carnal?

albertano: no sé.

>> ¿la natasha es su amiga?

albertano: sí.

>> ¿y si la dejaron en el antro?

vítor: ¿en cual antro?

>> eso sí no sé,

pero cuando los recogí,

me dijeron que venían

de un antro.

albertano: charros, ¿y ahora?

ni modo que recorremos

todos los antros de acapulco.

vítor: oye, no estaría mal,

carnal.

no más vamos a pasar a echarnos

un baño, una pancita,

y una chela porque andamos

bien crudos.

albertano: ivítor!

digo que, ¿cómo vamos a saber

en qué antro dejamos

a la natasha?

vítor: carnal, en el "banana

disco beach".

albertano: ay, ay, ay.

ahora resulta que tienes poderes

para videntes y sabes leer

la mano.

vítor: no, no, carnal, no es

la mano, es el sello.

mira, "banana disco beach".

[música]

[música]

seguridad: ¿ya regresaron?

no, oigan, espérense.

todavía nos faltan horas

para abrir.

vítor: a ver, espérate.

¿cómo?

o sea, ¿estuvimos aquí nosotros?

o sea, ¿te acuerdas de nosotros,

carnal?

seguridad: que si me acuerdo

de ustedes.

iclaro que me acuerdo

de ustedes!

por su culpa, nosotros quedamos

así.

¿eh?

albertano: ¿en serio?

vítor, no lo puedo creer.

se nos salió el eduardo yanni,

es que todo lo llevamos dentro.

vítor: disculpen, carnal,

de veras.

ya sé que aunque nos veas

así millonarios

y así como finos,

pues somos de barrio, carnal.

se nos sale--ahora sí que--

digamos que somos como cerillos.

cuando nos prendemos,

perdemos la cabeza, carnal.

seguridad: inada, que!

isi cuando se agarraron

a trancazos, luego luego

salieron por patas!

albertano: oye, carnal.

¿y tú no sabes si veníamos

con alguien más?

seguridad: pues claro que venían

con alguien más.

llegaron ustedes con su guarura.

albertano: vítor,

¿traíamos un guarura?

vítor: no, no lo puedo creer,

albertano.

que prepotente nos hemos

volvido, carnal.

nosotros creíamos que el dinero

no nos iba a cambiar

y ahora hasta guarura tenemos.

seguridad: oigan, pero ¿de veras

no se acuerdan de nada?

vítor: por esta lucha...

albertano: ¿qué lucha?

vítor: pues hay luchita.

ambos: [ríen]

natasha: híjole.

perdónenme, perdónenme.

no es por intrigar,

pero yo creo que ya tomaron

lo suficiente.

se los digo con ternura

aunque sean mis jefes.

albertano: ¿qué jef--

qué jefe ni que ocho cuartos?

ahorita no somos jefes.

ahorita somos amigos, natasha.

ahorita somos más que amigos.

somos hermanos del alma.

vítor: eres como la prima

que nunca tuvimos,

y tú sabes que a la prima

se le--

natasha: sí, me lo sé el refrán,

ya no me lo digas porque--

híjole, creo que están viendo

que la niña es juguetona

y pues se acercan.

albertano: basta, ya.

vamos a lo importante.

no estén no más en las puras

indigencias.

vamos a levantar, un brindis.

vítor: sí.

¿por qué quieres brindar?

albertano: yo brindo...

vítor: ¿qué?

¿albertano?

espérate, aguanta, aguanta.

albertano, ey.

albertano, manto, manto, ey.

míralo.

veme, manto.

no te pongas introspectivo.

estamos ahorita celebrando.

albertano: pero es que--

tú sabes que cuando--cuando--

cuando yo tomo me da

sentimientos cuando me da

sentimientos siempre lloro.

vítor: tranquilo, carnal,

tranquilo.

albertano: es que, natasha,

no tienes idea de todos

los sacrificios que tuvimos

que lograr para llegar

hasta aquí.

vítor: pero ¿cuales sacrificios,

manto?

si no más agarramos un avión

y en media hora

ya estábamos aquí en acapulco.

albertano: ino, vítor!

yo no me refiero a eso.

yo me refiero a los sacrificios

que hicimos para volvernos

millonarios.

vítor: ay, [...]

¿cuales sacrificios, guey?

si nos sacamos la lotería.

albertano: ah, pero tuvimos que

corretear un ratero y--

ay, sí nos sacrificamos.

vítor: ah, bueno ya, tranquilo.

a ver, vamos a hacer un brindis.

orale, natasha.

natasha: híjole, no,

porque yo cuando trabajo

no tomo, jefes.

vítor: iorale!

natasha: híjole.

bueno, pero un traguito.

chiquito nada más.

vítor: ¿y qué le faltó

al difunto?

todos: isalud!

vítor: o sea, entonces

¿la natasha era nuestra guarura?

seguridad: ¿qué, de verdad

no se acuerdan?

ambos: no.

vítor: oye, natashita,

discúlpame, de veras

siento bien gacho

que por nuestra culpa

tú hayas perdido

tu antiguo trabajo.

natasha: pero no se preocupen.

qué no ven que cuando yo era

policía nadie me había traído

a acapulco ni a un antro

así de bonito ni elegante.

a ver.

albertano: mira, mira.

vítor: hola.

ven, ven, bonita.

¿no quieres una copa

de champaña?

es del caro.

vente, ven.

tómale, tómale.

¿eh?

¿qué haces o qué?

[ríe]

>> ¿qué pasó?

¿te está molestando?

vítor: ah, no, no me está

molestando, está bien

buena onda.

¿verdad, mi amor?

>> no te estaba hablando a ti.

estoy hablando con mi novia.

>> ¿tu novia?

iimbécil!

vítor: carnal.

sí te dieron bien gacho, eh.

a ver, deja te sobo tantito.

espérate tantito.

cotorrea.

iah, espera--ah!

>> mira, mejor lárgate de aquí

antes de que me hagas enojar.

albertano: ipare ahí!

el vítor no viene "silo".

"selo".

vítor: isolo!

albertano: ¿eh?

¿cómo ves?

>> ¿ah, sí?

¿y quién le va a brincar, tú?

albertano: no, yo no brinco.

natasha.

natasha: [cruje nudillos]

cómo ves que la que va a brincar

soy yo.

>> tú ni te metas.

no golpeo a mujeres.

natasha: pues yo no discrimino,

fíjate.

imodo destruye!

iatrás!

albertano: andale.

iuy!

vítor: ah.

¿ves, ves, carnal?

no estábamos en la pelea

entonces porque mira,

ni un golpe.

albertano: estamos como si nada.

seguridad: ¿qué? quedaron

limpios de la cara

porque ni se metieron

a los trancazos.

¿qué no se acuerdan?

albertano: no.

iay!

[gritos]

natasha: isálvense ustedes!

iy al vítor yo lo cuido!

isíganme!

vítor: vamos, albertano, vamos.

albertano: tengo miedo.

[jadea]

seguridad: y ustedes salieron

huyendo

y ya no supimos más de ustedes.

albertano: ¿y ahora, para saber

para dónde jaló la natasha

qué vamos a hacer, vítor?

seguridad: nada, ¿qué?

si ella está aquí.

vítor: ¿qué?

¿sigue aquí?

seguridad: sí, ahí está.

iay, ahí viene!

natasha: ivítor!

ivítor, albertano, dónde están?

vítor: iey, natasha!

iacá estamos!

natasha: ay, jefito vítor.

jefito--

seguridad: no, no, no.

natasha: qué bueno que

regresaron porque me tenían

con un pendiente.

albertano: imira no más

cómo estás!

iestás hasta el cepillo!

natasha: ¿qué, qué?

pues ¿qué querías que hiciera

ahí adentro ocho horas botada,

abandonada?

ni modo que me pusiera a leer

la biblia.

vítor: o sea nos estabas

cuidando.

¿por qué nos dejaste ahí

abandonados y no fuiste

a buscarnos?

natasha: mi mamá me dijo

desde que yo era bien chiquita

que si algún día yo me perdía,

me quedara ahí.

ahí hasta que ella regresara

a buscarme.

ella nunca regresó,

pero ustedes sí.

¿a poco no se acuerdan de nada?

albertano: iya, vítor!

ya me duele la cabeza bien gacho

de tantos flashbacks.

vítor: no, eso es por la cruda.

albertano: iorale!

vítor: ivámonos ya!

iorale, vámonos!

[música]

Cargando Playlist...