null: nullpx
Cargando Video...

Nosotros Los Guapos Capítulo 2

Univision19 Ago 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

[tema musical]

nacho: mira nada más

qué cochinero esto.

vítor: buenas, familia.

¿qué hay de comer o qué?

cuca: nada.

¿qué no ven que nos quedamos

sin empleada doméstica?

nacho: sí, a esa lupe

no le importó dejarnos solos

y desamparados.

nosotros que le dimos tanto,

y así--así nos pagó.

cuca: ¿tú qué le diste?

yo era la que pagaba su sueldo.

ahora me tengo que hacer solita

mis pescaguapos.

vítor: [ríe] mis pescaguapos...

no manche,

pues no le han funcionado,

porque lo único que pescó

fue a don nacho.

nacho: orale.

vítor: ah, cotorrea.

albertano: el vítor y yo

también le dimos, ¿eh?

vítor: ey, carnal, perdón, a mí

no me levantes falsos, carnal.

o sea, yo nunca le di.

y mira que lo intenté

varias veces,

pero nunca aflojó, carnal.

albertano: vítor,

estoy diciendo que le dimos

para sus estudios.

ay, vítor, todo lo enlodas.

todo lo haces verse

como "desperjuicial".

cómo caes mal.

vítor: bueno, familia,

les tenemos un aviso

muy importante.

ahora que somos ricos,

que la vida nos sonrió,

no los vamos a dejar

desamparados.

cuca: ay, gracias, muchachos.

nacho: ya sabía yo

que ustedes son nacos, nacos,

pero de un gran corazón.

vítor: no se pase, ¿eh?

mire, usted, doña cuca,

va a ser nuestra ama de llaves.

y usted, don nacho,

nuestro mayordomo.

nacho: ¿qué?

cuca: y yo pensando

que nos iban a dar

una pensión vitalicia, fíjate.

albertano: no, qué vitalicia

ni qué vitalicia,

pero se les va a pagar bien.

y, además,

les vamos a dar prestaciones

y les vamos a dar uniforme.

¿cómo ven?

está bien padre.

imagínese doña cuca

cómo se va a ver con su uniforme

y así con su cofia y su plumero.

se va a ver bien traviesa, ¿eh?

vítor: [ríe]

cuca: mira, este...

andale, bombo.

nacho: bueno, y hablando de eso,

¿de qué quieren su nieve?

vítor: míralo, míralo,

qué bueno que ya está

en su papel de mayordomo.

albertano: ya se me antojó

una nieve.

mire, váyase a la nevería

de aquí de la esquina

y se trae un litro de guanábana.

nacho: estás loco.

vítor: ey, ey, regrésele

el dinero al albertano,

entonces.

albertano: déjalo, déjalo.

cómprese algo bonito.

vítor: ¿te digo una cosa,

albertano?

me cae que llevan

tan poco tiempo

trabajando con nosotros,

y ya no aguanto

a la servidumbre.

cuca: ay, cuando tengan su casa

van a poder contratar

la servidumbre que quieran, ¿eh?

esta es mi casa

y a mí me respetan.

nacho: sí, señor.

albertano: está bien.

creo que ya va siendo hora

de que nos vayamos a una casa

que esté a nuestro nivel.

vítor: así es.

albertano: nomás le digo

una cosa, doña cuca.

cuca: ¿qué?

albertano: cuando le dé

el síndrome de nido vacío,

va a ir arrastrando

a chillar con nosotros

para que regresemos,

y no va a ser así, doña cuca.

vítor: así es, doña cuca, ¿eh?

así es.

porque, de repente,

le va a llegar el "jamaicón"

y va a querer llorar

por nuestra ausencia.

y en este momento, pues,

la neta es de que llegó la hora

de abandonar este nido.

pero antes de irnos de esta casa

hay que demostrar

nuestro agradecimiento

acá con la banda.

que no se diga

que somos unos ingratos, carnal.

mira, vamos a hacer una fiesta

de despedida en el barrio.

albertano: orale,

está bien chido.

cuca: a ver, a ver,

¿y quién les dijo que les voy

a prestar mi residencia

para que hagan la fiesta?

vítor: a ver, a ver,

¿y quién le dijo a usted

que nosotros queremos

hacer la fiesta en esta casa,

doña cuca?

¿qué pasa?

hay nivel, ya somos ricos.

qué pena con los invitados,

no manche.

albertano: vítor...

vítor, no manches.

ya sé dónde la vamos a hacer,

carnal.

vamos a hacerla en el salón

que está aquí a la vuelta.

vítor: no seas menso, guey.

albertano: está bien bonito.

vítor: no, carnal,

pero pues ya no está

a nuestro nivel, carnal.

hay que hacerla en la calle.

sí, guey, pues es una fiesta

para el barrio.

acuérdate que al pueblo

hay que darle lo que necesita.

nacho: ¿sabes qué, vítor?

¿por qué no te lanzas

como político?

eres bien populista, me cae.

vítor: ah, chale.

albertano: ay, papancla,

tus hijos valen.

vítor: está quedando bien chido

todo.

no manches, albertano.

nos va a quedar bien bonito

nuestro convivio, carnal,

no manches.

¿te digo una cosa?

vamos a tener más gente

que los 15 años de la ruby.

albertano: ay, hasta crees.

vítor: abuelita, carnal.

¿sabes una cosa, albertano?

me siento bien orgulloso

de nosotros mismos.

es que, mira, a pesar

de que tenemos harto dinero,

seguimos siendo humildes.

el dinero no nos ha cambiado.

albertano: vítor...

vítor, iya llegó el bricolín!

mira.

vítor: a ver,

ven para acá, guey.

albertano: ¿qué?

vítor: ¿quién contrató

un brincolín, albertano?

albertano: pues, ¿quién

lo va a contratar? pues, yo.

vítor: pues ni que fuera

fiesta infantil, guey.

a ver, llévenselo, por favor.

albertano: ino, no!

regrésenlo, regrésenlo.

vítor: no, que les estoy

diciendo que se lo lleven.

albertano: que lo dejen,

chihuahuas.

vítor, vítor, por favor, carnal,

no me quites la ilusión.

cuando yo era chiquito,

en mis fiestas de cumpleaños

nunca tuve un brincolín.

vítor: ay, ¿a poco?

albertano: ¿a poco

tú sí tuviste?

vítor: no, pues yo ni siquiera

tuve fiestas, carnal.

me acuerdo que mi jefa,

pues nunca las podía festejar

porque siempre andaba

chambeando.

albertano: ¿a qué se dedicaba

tu jefa?

vítor: era lavandera.

albertano: ino manches!

¿de qué país?

vítor: estás reguey.

¿sabes qué?

mejor sí súbete a tu brincolín,

carnal.

no manches, me cae, en serio.

[música]

[música]

[sirena]

hernández: buenas, caballero.

¿usted es el encargado

de la logística del evento?

vítor: sí, oficial.

¿o qué, cómo debo de decirte?

¿oficiala, o qué?

hernández: patrullera hernández,

para servir y proteger

a la ciudadanía... icon rigor!

y con ternura.

vítor: oye, te queda

bien bonito tu uniforme.

hernández: ¿sí me puede mostrar,

por favor,

el permiso de la alcaldía

para cerrar las calles?

vítor: todos los vecinos

de aquí están de acuerdo.

ya se los invitó a todos

al pachangón y todo.

hernández: no,

es que no me está entendiendo.

usted no puede

agarrar las calles

como si fueran un terreno baldío

y cerrar--obstruir

la vialidad pública

sin un permiso profeso

de la máxima autoridad

de la alcaldía, caballero.

vítor: aguanta tantito,

aguanta tantito.

mira, mira nada más, ay, papá.

aquí mis amigos diego rivera

y acá el miguel hidalgo

ya dieron su autorización.

mira.

hernández: chale, ¿de veras?

vítor: ¿qué pasó?

hernández: hijo, de veras,

me ofende.

me ofende, caballero.

vítor: ah, ¿qué, es poco?

ahí está, le subí la voz.

hernández: por eso

está el país como está,

de veras, ya ni la amuela.

¿está intentando sobornarme?

¿es eso?

vítor: espérese, tantito.

no es una "sobornación", o sea,

no lo veas así.

o sea,

velo como un estímulo económico

para ti y para tu pareja

que pueden ser

nuestros encargados

de la seguridad aquí del evento.

hernández: híjole, caballero.

de veras me voy a ver

en la penosa necesidad

de remitirlo a la alcaldía

por obstrucción

de las vías de comunicación

y por intento de soborno

de una máxima autoridad.

a ver, pareja, por favor.

vítor: el albertano y yo

nada más queremos agasajar

a la colonia, espérese.

hernández: no, someta,

por favor, al indiciado.

hay un 666, pareja.

albertano: no, no, espérese,

espérese tantito,

el vítor es inocente.

si se metió con la mujer

del comandante bustillo

fue porque ella

no se dio a respetar.

vítor: manito, manito--

albertano: el hombre llega

hasta donde la mujer quiere.

no, carnal, déjame.

vítor: manito, albertano,

no me estás ayudando en nada,

carnal.

hernández: hijo...

lupillo: ¿señor santacruz?

ya llegamos, señor santacruz.

albertano: espérate tantito,

carnal,

estamos en un advenimiento.

hernández: lo que pasa es que--

lupillo: señor santacruz,

disculpe--

albertano: espérate tantito,

carnal, mira, saca las carnitas

y échales un trapo

para que no se mosqueen

mientras.

lupillo: no, venga,

yo vengo a cantar.

ambos: [resuellan]

hernández: [resuellan]

albertano: iel lupillo rivera!

vítor: ah, no manches.

lupillo: palabra.

¿cómo está, cómo está?

albertano: dispénsame,

lo que pasa

es que estás igualito

que el don de las carnitas.

vítor: espérate, déjame

lo saludo yo también.

lupillo rivera, no manches,

mucho gusto.

lupillo: mucho gusto.

albertano: qué bueno

que ya llegaste.

lupillo: aquí estamos.

el escenario es el del fondo,

¿va?

albertano: sí, efectivamente.

y te lo pusimos con todos

tus requerimientos técnicos.

tal y como tú lo pediste, ¿eh?

hasta te pusimos una lona

para hacerte de tu camerino.

lupillo: muy bien,

señor santacruz.

albertano: no,

todo está de lujo, carnal.

lupillo: muchísimas gracias,

señor santacruz.

albertano: no, no me digas

"señor santacruz",

dime albertano.

yo también vengo del pueblo.

lupillo: [ríe]

eso me agrada, albertano.

tú eres de los míos.

hernández: ilupillo rivera!

¿es el auténtico, el original?

¿o es un imitador?

lupillo: no, sí, soy yo,

para servirle.

albertano: ¿cómo crees

que va a ser--pues,

con quién crees que tratas?

es lupillo rivera.

nosotros lo contratamos

para que administrara

nuestro convivio.

más que nada por lo mismo

de que nosotros somos...

¿cómo diré para que no--?

vítor: díselo.

albertano: somos ricos.

hernández: iqué bárbaro!

pareja, por favor,

suelta al caballero.

híjole, qué gusto.

albertano: usted suelte ya

al lupillo, ¿no?

hernández: ay, perdón, dispense.

es que de veras, no sabes,

mi más grande fan.

de veras,

yo soy tu más grande ídolo.

de veras que sí, lupillo rivera.

vítor: qué bueno

que me soltaste, guey,

porque si no

te hubiera "rompido" tu hocico.

no, pues es que soy de barrio,

carnal, soy de barrio.

hernández: aprovechando aquí

que--ya, pues que hay confianza.

¿me puedo tomar una foto?

lupillo: sí, ¿cómo no?

sí, claro.

hernández: a ver, pareja,

órale, la "selfies".

que para eso te traje.

híjole, de veras, qué emoción.

a ver...

¿sí nos permiten?

es nada más una cosa

aquí entre nosotros dos.

hagan paro, ¿sí?

gracias.

a ver, échale.

para arriba, amigo,

por lo de la papada.

arriba, eso.

otra, otra.

híjole, de veras, ¿eh?

lupillo: andale.

hernández: qué bueno

que hace ejercicio.

qué gusto verlo.

lupillo: gracias, gracias.

hernández: no, hombre.

gracias, pareja.

lupillo: con su permiso,

voy a instalarme, ¿sale?

albertano: pásale, manito.

vítor: pásale, lupillo.

lupillo: gracias.

hernández: ilupillo rivera!

no, dispénsenme, caballeros.

no sabía que eran empresarios

de alto nivel

así del medio artístico.

pues aquí estamos

para servirles, ¿eh?

lo que se les ofrezca

de su seguridad.

vítor: qué bárbara, ¿eh?

cuca: ¿cinco méndigos pesos?

es para su altar,

no para su pasaje, bombo.

vítor y albertano

se sacaron la lotería

gracias a él.

nacho: andale, órale.

cooperando, cooperando.

albertano: estamos

bien emocionados

de que "haigas" venido.

nosotros te admiramos mucho,

¿sí o no?

es que tienes bien bonito

tu talento.

vítor: es que, ¿te digo algo?

es que ¿cómo no va a tener

bonito su talento?

si lupillo viene de una familia

bien talentosa, ¿va, carnal?

la familia rivera.

no manches,

yo conozco a toda tu familia.

digo, de la tele, ¿no, carnal?

mira, es hermano de la yenny,

es hermano del juan,

tío de la chiqui.

lupillo: gracias, gracias.

vítor: carnal, ¿yo te digo algo?

yo admiro mucho

a la familia rivera.

nomás una pregunta.

lupillo: a ver.

vítor: ¿qué era tuyo

el diego rivera?

¿era tu abuelito?

lupillo: no,

ese ni de la familia era.

vítor: ¿ah, no?

yo pensé--

sírvele una a lupillo.

albertano: ¿quieres uno, carnal?

vítor: le va a salir un granito

en la lengua, del antojo.

lupillo: oye, pues, puro antojo.

vítor: ahí está, lupillo.

¿te digo algo, carnal?

salud.

mira, yo no sé, digo,

yo te admiro el reto,

por yo como pude empecé

mi trabajo--

albertano: vítor, vítor,

ya lo vas a "gorzomar".

vítor: ay, que se aguante,

se le está pagando bien.

¿verdad?

lupillo: claro.

vítor: mira, lupillo,

yo empecé desde abajo

como tú, carnal.

yo--tú no sabes, pero yo--

perdón, carnal,

sí me da harto sentimiento.

yo empecé de microbusero, ¿no?

luego fui taquero,

fui mesero, fui mariachero.

bueno, hasta payasito

de fiestas fui, carnal.

lupillo: mira, guey.

vítor: pero ¿te digo algo,

lupillo?

con mucho esfuerzo

y mucha dedicación--

lupillo: dime, hermano.

dígame.

vítor: pues me saqué la lotería

y ahora soy millonario.

ambos: [ríen]

albertano: mira,

te voy a decir una cosa, carnal.

yo siento que tú y yo

nos parecemos un resto.

lupillo: ah, órale.

albertano: no, en serio.

bueno, yo con más cabello.

vítor: tíralo.

albertano: bueno, lo que yo

me quiero dar a decir

es que yo también soy cantautor

te voy a cantar

una de mis rolas.

lupillo: ¿a ver?

albertano: [carraspea]

♪ tú me llorastes

me suplicastes

me prometistes

no me cumplistes

y lastimaste mi corazón

pobre corazón ♪

lupillo: oye,

¿y te la sabes toda?

albertano: [chista]

lupillo: pues cállatela toda.

vítor: en tu jeta.

estuvo bueno, ¿no?

lupillo: cotorrea.

albertano: ah, chístole.

[música]

[música]

vítor: ivecinos!

público: [vitorea]

vítor: conciudadanos

y "concuidadonas", es para mí

un honor presentar a un--

pues a un mero picudo.

a un representante

de la música vernácula,

sí, señor.

albertano: muchas gracias.

gracias, vítor.

¿cómo están amigos del barrio?

a continuación

les voy a interpretar

un tema de mi propio--

vítor: espérate, ven tantito,

manito.

albertano: ¿qué quieres?

vítor: espérate.

espérenme tantito.

manito, no me refería a ti,

carnal.

albertano: vítor,

ya habíamos quedado.

vítor: sí, guey, pero ahorita

tú no vas a cantar.

tú cierras, carnal.

albertano: no, vítor.

vítor: a ver, carnal,

si te dejé cantar en la fiesta

de mi tía chirola porque todos

estaban bien borrachos, guey.

y todo el mundo pensaba

que lo que estaba chillando

era el tapón de la olla exprés.

sácate, hazte a un lado.

señoras y señores,

vecinos lindos y queridos,

con ustedes...

rubillo lipeda.

albertano: icállate, guey!

ni siquiera presentas bien.

vítor: ¿qué?

albertano: con ustedes...

ilupillo...

rivera!

público: [vitorea]

[música]

hernández: ies mi fan!

lupillo: ♪ la múcura

está en el suelo

mamá, no puedo con ella

me la llevo a la cabeza

mamá, no puedo con ella

es que no puedo con ella

mamá, no puedo con ella

es que no puedo con ella

mamá, no puedo con ella

muchacha por qué no puedes

con esta múcura de agua

muchacha llama a san pedro

para que te ayude a cargarla

es que no puedo con ella

mamá, no puedo con ella

es que no puedo con ella

mamá, no puedo con ella ♪

vítor: ivenga!

público: [vitorea]

vítor: vueltecita, vueltecita.

para el otro lado,

para el otro lado.

te quiero mucho.

siento que te acabo de conocer

y ya te quiero.

hernández: ya no tomes.

albertano: deme.

lupillo: ♪ muchacha

quién te rompió

tu mucurita de barro

fue pedro el que me ayudó

para qué me hiciste llamarlo

es que no puedo con ella

mamá, no puedo con ella

es que no puedo con ella

mamá, no puedo con ella

es que no puedo con ella

mamá, no puedo con ella

es que no puedo con ella

mamá, no puedo con ella ♪

público: [vitorea]

ilupillo! ilupillo! ilupillo!

ilupillo! ilupillo!

nacho: lupillo...

lupillo, hermano de mi corazón,

qué bien cantas.

lupillo: gracias.

[ríe]

nacho: eres mi sangre,

mi plasma.

lupillo: gracias.

nacho: quiero hacer un brindis

por ese par de grandiosos únicos

y estupendos inútiles.

me da gusto ver--

vente, acércate.

me da gusto ver que el dinero

no los ha cambiado nada.

ustedes siguen siendo

esos muchachos sencillos,

sin mucho intelecto,

sin educación, ignorantes,

brutos.

albertano: ya párele.

si quiere,

ya no nos eche flores, ¿eh?

vítor: ya con eso, don nacho.

nacho: espérame,

ya me encarreré,

ya me encarreré.

como dice el gran poeta

pierre infant, que dice--

¿lo han oído?

"qué suerte

los que no se bañan".

todos: sí.

nacho: llevo más de un año

viviendo con ellos

y nunca los he visto bañarse.

público: [abuchea]

nacho: isalud!

salud por mis amigos.

no, no, ya me encarreré.

vítor: ayúdalo, ayúdalo.

público: [aplaude]

lupillo: gracias, gracias.

ahora...

ahora les quiero presentar

a un colega...

talentoso.

pero la verdad

no sé si tiene talento,

pero pues es el que paga.

vítor: [ríe]

lupillo: ialbertano santacruz!

público: [abuchea]

vítor: sí, carnal.

ah, échenle.

albertano: ya te vi

haciendo el "bu", guapo, ¿eh?

pero bien que le entraste

a los tamales.

buenas noches.

voy a interpretar una canción

de mi propia autoría,

pero quisiera, aprovechando

que está aquí lupillo, me diese

mi patadita de la suerte.

lupillo: ah, ¿la patadita?

albertano: sí.

lupillo: ah, con mucho gusto.

albertano: gracias, lupillo.

vítor: no, lupillo,

pero dásela bien, guey.

mira, así.

albertano: ivítor!

vítor: ¿qué?

albertano: ya me desafinaste.

qué pasado de lanza, ¿eh?

vítor: para que te dé

harta suerte, carnal, órale.

albertano: arránquense,

muchachos.

[música]

albertano: ♪ tú me lloraste

me suplicaste

me prometiste

no me cumpliste

me lastimaste

y humillaste mi corazón

estoy llorando

vivo penando

y ahora qué hago

en qué me fijo

con un consuelo

cómo le explico a mi corazón

mi corazón ♪

vítor: iabajo! iabajo!

iabajo!

oficial: iey, silencio!

isilencio!

se acabó la fiesta.

público: ¿qué?

oficial: que se acabó la fiesta.

todos: ¿que qué?

oficial: ise acabó la fiesta!

vítor: ♪ que qué

que se acabó la fiesta

qué qué, que se acabó la fiesta

qué qué

que se acabó la fiesta ♪

oficial: isilencio!

icállense! icállense!

agente, proceda a retirar.

público: [abuchea]

vítor: que no vea, que no vea.

que no vea a lupillo.

oficial: patrullera hernández.

hernández: ay, híjole,

el comandante bustillo.

vítor: ¿si le ofrecemos

una lana?

hernández: no, espérate.

¿cómo crees?

sí se lo lleva.

bustillo: patrullera hernández.

hernández: ordene,

mi comandante.

bustillo: ¿se está divirtiendo?

hernández: la mera verdad,

sí está rechida la fiesta.

¿adivine qué--?

bustillo: iencuádrese!

¿cómo permitió esto?

hernández: es que son usos

y costumbres del barrio.

no se les puede contradecir,

se miran salvajes,

¿qué tal que me linchan?

bustillo: deme su placa

y su arma.

hernández: ¿de plano?

bustillo: está dada de baja

de la corporación.

hernández: no le haga.

bustillo: iobedezca!

hernández: sí, mi comandante,

pero pídamelo con ternura, ¿no?

bustillo: no.

hernández: está bueno, pues.

bustillo: y ustedes

tienen diez minutos

para quitar todo su tinglado

o mando a llamar

a los patrulleros.

vítor: sí, mi comandante.

bustillo: ¿lupillo rivera?

lupillo: sí, comandante, diga.

bustillo: venga para acá.

lupillo: mucho gusto.

bustillo: acompáñeme.

lupillo: pero ¿por qué?

si yo no hice nada.

bustillo: a sacarnos la foto.

hernández: ah, qué po--

yo le iba--

vítor: ay, híjole.

hernández: ya me quedé

sin chamba.

albertano: con toda razón.

es que sí estuvo muy mal

que nos dejaras hacer la fiesta.

vítor: ven, carnal.

mira, ¿estás pensando

lo mismo que yo?

albertano: sí,

el méndigo comandante

no me dejó terminar mi canción.

vítor: no, guey, en eso no.

¿por qué no contratamos

a la natacha?

mira, pobrecita.

albertano: ¿y de qué

la vamos a contratar?

vítor: pues, ¿cómo de qué, guey?

¿ya la viste?

no manches, necesitamos,

ahorita que somos ricos,

una guarura acá

que nos cuide las espaldas,

carnal.

a ver, espérate, manito.

¿natacha?

¿natachita?

hernández: dígame

para qué soy buena.

vítor: quedas contratada

como guarura.

hernández: achis, ¿en serio?

¿y con quién voy a trabajar

o qué?

albertano: ¿cómo con quién?

pues con nosotros.

vítor: con nosotros...

los guapos.

todos: [celebran]

vítor: párese, párese.

eso.

hernández: no manchen.

[música]

Cargando Playlist...