Luchita tomó las riendas en su sesión de fotos

La diva del regional mexicano se puso las botas y ella misma dirigió su sesión de fotos en la Hacienda Guadalupe.
12 Abr 2011 – 7:00 PM EDT

Productores, camarógrafos, fotógrafos y hasta los caballos de la Hacienda Guadalupe  le cedierono el paso a  Lucha Guerra cuando llegó a la sesión de fotos, pautada con esta diva de la música regional mexicana para promover su carrera. Con botas, sombrero y vestida al estilo ranchero, Luchita puso orden en el equipo de filmación.

"De abajo no, mi hijo, que todo se ve más ancho", decía la cantante,  mientras el fotógrafo se debatía inquieto entre las patas del caballo tratando de obtener la imagen pedida por Luchita. Por suerte los equinos de este rancho están acostumbrados a las caricias de sus dueños y soportaron dignamente la avalancha de flashes.

"Un momento, un momento, este sombrero me aprieta, no me deja ni pensar", pues córrele productora y tráigale un sombrero más grande. ¿Cuál es la talla de Luchita? ¿A quién se le ocurrió preguntar eso? Búsquenle nomás uno que le quede cómodo y que la haga sentir como la dueña del rancho.

El único que no estaba nervioso era el caballo, parece que le gustó eso de posar ante las cámaras. Luchita peinó sus crines y lo acarició como si lo conociese de toda la vida. "¿Por qué no me lo regalan? Creo que le caigo bien". La productora la miró asombrada: " Pero Luchita, si tú vives en la ciudad..."

"Bueno, bueno, apúrense chicos, que no vamos a acabar nunca". Lo dicho, esta diva no se deja de nadie, donde quiera que se pare lleva el escenario con ella. ¿Se habrá quedado con el caballo?