null: nullpx
Cargando Video...

Niña de mi Corazón Capítulo 50

4 Abr 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

[aplausos]

uriel: oigan...

ey, oigan, eh, eh, eh.

me están robando el espectáculo,

por favor,

el espectáculo está acá

y al rato van a cooperar.

andrea: ¿ya viste qué público

tan bonito tenemos?

darío: sí.

ay, mi amor, cada día me

sorprendes más con tu ingenio,

con tu ternura, tu sonrisa,

tus carcajadas, todo.

andrea: ay, ya, oye,

yo solo lo hago de corazón y,

pues, para demostrarte

que te amo de verdad.

darío: como me gustaría que

nuestro amor sea para siempre.

andrea: yo también nunca quiero

separarme de ti.

darío: lo que tenemos que lograr

tú y yo es tenernos confianza,

así no van a importar

los problemas.

andrea: yo sé, unidos

nadie nos va a separar nunca.

darío: nadie, eh, nadie.

andrea: no.

darío: te amo.

andrea: yo también a ti, mucho.

[aplausos]

gracias.

darío: gracias.

tamara: fui a buscarte al hotel,

y como no estabas,

me imaginé que estabas aquí.

¿cómo te sientes?

máximo: mal, muy mal.

tamara: me duele tanto

verte así.

máximo: no puedo creer que mi

vida se haya terminado, tamara.

tamara: lo que se acabó

fue un ciclo,

no te cierres a la posibilidad

de hacer una nueva vida,

eres un hombre joven,

tú puedes volver a tenerlo todo.

máximo: perdí lo más importante,

a mi familia.

tamara: claro que no,

tus hijos te adoran,

no tienes porqué

alejarte de ellos,

tú puedes volver a ser feliz.

lo único que te hace falta

es vivir con alguien

que te ame de verdad,

que solo viva para ti,

esa soy yo, máximo.

máximo: no, necesito tiempo,

mucho tiempo para pensar.

tamara: el que necesites,

ya sabes que voy a estar

esperándote, mi amor.

ambos: [gruñen]

dimitri: vodka para el susto,

por favor.

petra: yo prefiero otra cosa,

algo más fuerte

para la garganta, que rasque.

un mezcal.

dimitri: pues, servido será,

mi querida sudadera.

¿guerra?

silvana: vodka.

dimitri: ¿guerra?

moira: vodka.

dimitri: a ver,

a ver si es verdad, eh.

que raspe, ¿no?

petra: raspadito.

dimitri: raspadito, raspadito,

raspadito.

pues, yo no me quedo atrás,

sírvame uno.

pero re rápido, ¿no?

petra: sí, señor.

sí, señor.

dimitri: rápido, dije.

petra: ahí voy, ahí voy.

dimitri: rápido, dije.

petra: ahí está, ahí está.

dimitri: que no se diga

que dimitri es cobarde.

[tose]

silvana: ¿listo?

dimitri: reparte, güera.

petra: quiero otra cosita

antes de que reparta,

¿me oyó? ¿o no?

dimitri: ¿qué cosita quiere?

petra: al muchachito

que está ahí.

dimitri: [ríe]

silvana: ¿qué muchachito?

vicente: híjole, ya me cansé.

¿así que ya terminaste

con la banda?

conrado: ey, y no había

conseguido nada de trabajo

hasta que me hablaste.

vicente: oye, esta es una chamba

de un día, sabes,

pero yo espero

que te ayude en algo.

conrado: no, claro que sí,

muchas gracias por echarme

la mano.

vicente: chale.

es una lástima que no le pueda

pagar a nadie más,

sino a mí me encantaría

tenerte por acá.

conrado: no te preocupes,

de todas maneras voy a seguir

buscando,

pero la neta, la neta,

si es un parote, pues,

por la lana que me vas a dar

y eso, esta chido.

vicente: no, pues, por nada.

bocho: oye, oye, si te interesa,

ahí a la vuelta, pues,

hay una constructora

para que vayas a pedir chamba

de albañil, ¿no?

conrado: orales, sí,

puedo ir a buscar.

bocho: por ahí dejas

mi curriculum.

vicente: oye, oye,

no es que me quiera meter

en tus cosas, pero

¿qué fue lo que pasó con jason?

conrado: pues,

las cosas cambian, no,

como dicen.

pues, ayúdame, órale.

vicente: órale.

yo te la paso, ¿no?

conrado: ya está.

vicente: conrado,

¿qué te paso ahí?

tamara: un día...

te doy un día para que vengas

a buscarme, máximo.

[timbre]

¡no!

¡tan rápido!

hola a mi a--

pilar: ¿puedo pasar?

vicente: ¿cómo que no es nada?

si luego, luego,

se ve quede reciente.

¿quién te lo hizo? ¿a ver?

conrado: no sé,

con decirte que ni me acuerdo.

vicente: por eso te saliste

de la banda, fue jason, ¿verdad?

conrado: no.

magdalena: ¿qué onda?

¿de qué hablan?

¿qué dices de mi hermano?

vicente: pues--

conrado: bueno, creo que yo

ya terminé aquí, muchas gracias

por hacerme el pago.

vicente: no, por nada.

ah, oye, tu lana.

conrado: gracias.

vicente: ahí está.

conrado: gracias.

vicente: ay.

pues, alguien lastimó a conrado,

¿cómo ves?

magdalena: ah, ¿sí?

vicente: sí, y yo creo

que fue tu hermano.

magdalena: ah, ¿quién sabe?

pues, el mecesare es tan raro

quien sabe qué traerá.

petra: ahí va.

dimitri: ahí le va.

pero, ¿por qué tanto, dígame?

petra: para que vea que no,

que no le tengo miedo.

[gruñe]

dimitri: [gruñe]

pilar: si estoy aquí

es porque quiero agradecerte

que me hayas abierto los ojos.

tamara: siento haberte hecho

daño,

pero alguien tenía que hacerte

ver las cosas.

era obvio que tu matrimonio con

máximo era algo insostenible,

a la larga tú eras

la que más iba a sufrir.

pilar: no necesito oír

lo que piensas sobre mi vida,

ni tu opinión me interesa,

pero si te voy a

pedir que nunca jamás

vuelvas a llamarme ni

a molestarme como lo has hecho

tantas veces, tamara.

de hoy en adelante lo único que

quiero es olvidarme de máximo

y de toda esta pesadilla.

tamara: pilar, yo realmente

me enamoré de máximo

y sé que él también

me corresponde.

pilar: y, ¿me lo dices para qué?

¿para que te felicite?

¿para qué?

explícame.

tamara: no, no, nada de eso,

solamente para que sepas

que siento mucho

haberme atravesado en tu vida,

pero tarde o temprano

esto iba a suceder.

pilar: ay, tamara,

no te des tanto crédito,

por favor,

en realidad

tú nunca me quitaste a máximo,

yo te lo regalo, disfrutarlo.

te deseo de todo corazón

que seas muy feliz con él,

buenas tardes.

ambos: [ríen]

andrea: oye, y,

¿seguro, seguro sí te gustó

la sorpresa que te hice?

darío: bueno, no me gustó,

me encantó,

pero con eso apenas te estas

poniendo a mano conmigo, eh.

andrea: ay, para mí

que no aguantas nada.

ambos: [ríen]

darío: eso de dejarme plantado

en cadena nacional

no está nada padre.

andrea: ay, ya sé,

pero de verdad que sí intente

llegar,

no más que, pues,

ya sabes que no puedo dar

el ancho con todo,

me tengo que partir

en pedacitos.

darío: ¿en qué?

andrea: pues, por mi familia,

la universidad, el bufete,

t evolución, andrés y tú.

darío: y aparte de todo me

dejas al final de tu lista, eh.

andrea: ay, qué...

pues, ¿nunca has escuchado

la frase esa de

los últimos serán los primeros?

darío: ah, sí, sí.

amor...

te amo con todo mi corazón.

andrea: yo también a ti.

dimitri: me cansé.

ahora llegó la hora de la

verdad, valga la redundancia,

mi querida vampirita.

a ver,

¿qué tienes para saldar la deuda

de este par de güeritas?

petra: este, mire, ahí va, eh.

moira: ¡ya, petra!

petra: ahí va, ahí está,

ahí está,

¿cómo le quedó el ojito?

ahora sí se salvan mis güeritas.

todas: [festejan]

silvana: te queremos.

moira: te queremos, petra,

te queremos.

te queremos, petra, te queremos.

petra: ¿eh?

¿qué tal el ojo?

¿cómo le quedo?

dimitri: ¡el ojo!

me quedo redondito y hermoso

como me lo dio mi mamá.

[ríe]

a ver, ¿qué te parece

esta chulada, mamá?

[ríe]

silvana: ganamos, tenemos reyes.

petra: ya valemos queso,

güerita.

silvana: ¿por qué?

si los reyes ganan, ¿no?

dimitri: hay que ver

dónde tiene la cabeza,

mi querida güera.

ya ni en europa casi existe

la monarquía,

los ases son primero

que los reyes.

silvana: ¿cómo?

petra: ¡momento!

aquí hay trampa,

esto es jugar chueco,

demetrio tramposo.

mire, no más,

tiene marcadas las cartas.

dimitri: qué mal, eh.

silvana: maldito impostor,

qué descaro de hombre,

cómo se atrevió

a hacerle trampa

a esta inocente, ¿eh?

moira: esto no se va a quedar

así, eh,

porque yo ya no le debo nada,

no le voy a pagar, se acabó.

silvana: poco hombre.

dimitri: ¿poco qué?

silvana: ¡poco hombre!

dimitri: [ríe]

yo juego mi propia justicia,

soy mi propia justicia, yo...

yo, dimitri, el magnánimo,

les ofrezco algo,

no pienso cobrarle un peso más

de la deuda auténtica,

o sea, no dobló deuda,

dimitri magnánimo,

¿qué les parece?

petra: ay, sí, y sobre todo

es muy justo, ¿no?

dimitri: claro que soy justo

y generoso, generoso.

petra: ¡generoso mis nalgas!

dimitri: petra, un momento,

vampirita, sin groserías,

sin groserías.

y ustedes, ustedes, ustedes...

[gruñe]

ya estoy harto de que me vean

la cara,

dimitri, dimitri, dimitri.

petra: [grita]

dimitri: que si mañana me pagan,

que si hoy me pagan

y nunca me pagan,

quiero mi lana

y la quiero inmediatamente.

petra: [grita]

¡esto no se queda así!

dimitri: y, ¿cómo se queda?

[grita]

petra: así...

así...

y así, así, y así.

¡ahorita vas a ver!

silvana: ¡petra!

moira: ¡petra!

silvana: se te están viendo

los calzones, petra.

[música]

darío: pero ¿qué es

lo que tienes, mamá?

¿te pasó algo?

pilar: les pedí que vinieran

porque esta vez

no quiero adornar

la realidad de las cosas.

ximena: pero, a ver, mamá,

espérate, me estás asustando.

pilar: necesito que los dos

sepan lo que está pasando

con nuestra familia.

máximo siguió adelante

con el proceso de divorcio

y ya se dictó sentencia,

su padre y yo

estamos formalmente divorciados.

darío: no puede ser.

ximena: pero, o sea, ¿cómo?

o sea, hace unos días

estaban perfectos, ¿qué pasó?

pilar: eso era porque aún

creía en la palabra de tu papá,

pero ahora no quiero que me

vuelva a ver la cara de ingenua,

nunca más.

darío: mamá, ¿estás bien?

pilar: no, hijo,

no estoy ni podré estar bien

durante mucho tiempo,

pero les prometo

que voy a hacer

todo lo que pueda

para recuperarme

y para que vuelvan a tener

una mamá feliz como antes.

ximena: mamá,

pero no te vas a quedar sola,

te queremos muchísimo.

pilar: yo sé, yo los adoro

con toda mi alma,

perdónenme por estar así.

yo los amo con toda mi alma,

ustedes son lo más importante,

son mi tesoro, perdónenme,

voy a ser una mujer diferente,

no voy a volver a llorar.

darío: ya, mamá, ya.

pilar: los quiero.

darío: nosotros también.

silvana: me consta que si

mi muñequita sigue con su deuda

es por tu culpa,

es porque tú perdiste, burra.

para qué me dices que sabes

jugar póquer si no sabes jugar.

petra: yo le dije muy claro

que no quería jugar con el tal

güerejo ese, desde un principio.

silvana: no se trata de querer,

eh, se trata--

moira: mamá.

silvana: ¿qué?

moira: tú tienes la culpa,

cómo se te ocurre que esta va a

poder vencer al ruso, por favor.

petra: ay, no me ayude, comadre,

se ve que hasta el dimitri ese

es una fichita hasta como

las brujas como ustedes.

silvana: a mí no me estés

diciendo bruja,

¿cómo te atreves?

¡ven acá!

¡ven acá!

moira: ya cállense, mamá.

oye, lucy, ¿cómo que

te corrieron de la revista?

a ver, cuéntame, ¿por qué o qué?

lucy: pues, sí,

porque no saqué

nada interesante

con la entrevista que hice

a andrés paz y, entonces,

¿por qué otra cosa

me van a correr?

si no sacas nada interesante,

bye.

moira: híjole, yo te había

invitado pastelito, cafecito

y todo para que me contarás

el chisme y me dijeras

cómo le había ido ayer,

pero--pero bueno.

además, tú ya sabes

cómo es esto,

me tengo que enterar

de cómo está toda la vida

y toda la onda de andrés

por mi trabajo, ¿no?

lucy: sí, pero es que la familia

de andrés,

no tiene nada espectacular,

son lo más aburrido del mundo,

no hay de dónde sacarle

como juguito o,

no sé, neta, ni cómo ayudarnos.

moira: sí, me imagino.

imagínate hay con un papá

en silla de ruedas,

y todo, pues, eh.

lucy: no, es que bueno hubiera

sido tener un papá

en silla de ruedas,

me pongo investigar de cómo

le paso eso

y sacas un escándalo,

no, pero aquí no hay nada, nada.

moira: ay, ¿sabes qué?

además, de verdad, se me va la

onda gruesísimo últimamente, eh.

la persona a la que yo

te estoy diciendo,

el señor ese de la

silla de ruedas,

es el papá de una amiga de--

olvídalo, ya,

se me fue la onda,

no te preocupes.

pero, a ver,

ahora sí cuéntame qué onda

con lo de la familia de andrés

o cómo es la familia o qué.

lucy: bueno, la familia

de andrés no tiene nada

espectacular.

el papa y el hermano

son los mismos

que trabajan en t evolución,

vittorio y juan vicente.

son x, una familia feliz,

a nadie le interesa

una familia feliz.

moira: ay, perdón.

oye, y, ¿cómo está eso,

entonces?

¿vittorio es el papá de andrés

y juan vicente

es el hermano mayor?

lucy: sí, pero ya lo sabías,

¿no?

moira: bueno, lo que pasa es que

aunque trabajo con él, y todo,

la verdad, pues,

andrés es muy hermético

y no me cuenta todas las cosas.

lucy: para mí que andrés paz

no existe, es un invento

de su hermana andrea.

moira: oye, ya veo

que no te gusto tu pastelito,

así es que déjame probarlo,

porque a lo mejor a mí sí.

¿no quieres otra cosita?

lucy: no, no tengo hambre,

sin trabajo no tengo ganas

de hacer nada.

moira: tu tranquila,

ahí le encontrarás.

ambos: [ríen]

andrea: ¿qué te pasa?

ambos: [ríen]

andrea: oye, dime por qué éstas

de tan buen humor.

darío: porque el rating

del programa

donde se presentó andrés

fue el más alto

en los últimos años.

andrea: ¿de verdad?

darío: tu hermano es un éxito

total.

andrea: guau, pues,

quién iba a decir

que el loquito de andrés

iba a tener tanto éxito

como cantante.

darío: ya ves, ya ves,

las descargas en t evolución,

casi saturan el sitio,

se está volviendo un hitazo.

sabes, pronto tendremos

que sacar el cd

porque nada más hoy

ya hablaron de tres disqueras

diferentes

y de las más importantes

que quieren firmar a andrés.

andrea: qué padre.

pues, felicidades.

darío: todos quieren

la exclusiva del primer disco

de andrés, ¿qué te parece?

andrea: me parece fantástico,

qué padre.

ambos: [ríen]

darío: tu hermano es una

maravilla, es un genio,

qué digo un genio,

es como de otro mundo.

¡ese talento!

tiene mucho talento.

andrea: oye, bueno,

tranquilízate.

darío: sabes...

andrea: sabes qué, pues,

yo voy a felicitar a andrés,

por qué, pues,

mira el humor que te puso,

creo que nunca te había visto

así, ya me hiciste reír mucho

a mí también.

darío: ese talento

lo tiene de familia.

andrea: ay, ay, ay.

darío: y, ¿sabes qué es

lo mejor que tiene andrés?

andrea: ¿qué cosa?

darío: su hermana.

andrea: [ríe]

darío: te amo mucho, mi amor,

mucho, mucho, mucho.

magdalena: es que,

¿no está juan vicente?

bruno: no, no está,

se fue por una refacciones

aquí a la vuelta.

jason: ♪ a veces me pregunto

cuál es la verdad

yo trato de ser bueno

pero no se me dá

la vida así nos hizo

con desigualdad ♪

pris, ¿se puede saber

dónde está mi cónsul?

priscila: se llama conrado,

¿te cuesta mucho decirle así?

jason: ah, siempre se lo he

dicho, ¿qué más da?,

mi querida pris.

bruno: si quieres saber

de maceosare,

se fue acá a la vuelta

a trabajar en una construcción,

bien cerquita,

por si quieres ir.

jason: gracias por el dato.

bruno: ¿quieres una?

jason: es más,

me voy a llevar dos,

una para mí y una para él.

darío: mi amor, y, entonces,

ya pronto vamos a grabar el

disco de andrés, no falta nada.

moira: hola, querido.

andrea: qué bueno.

moira: sabía que te iba

a encontrar aquí.

darío: hola, moira,

¿qué se te ofrece?

moira: vengo de ver

a una periodista

que ayer entrevisto a andrés.

y, ¿qué crees?,

apenas me acabo de enterar

que vittorio es su papá,

tú crees.

yo no sabía que era hijo

de vittorio

y por eso seguramente

ese niño está medio loco

y obviamente tú también.

darío: moira...

andrea: a ver,

ni siquiera es cierto,

mi hermano no es hijo

de vittorio.

moira: ¿cómo?

entonces, ¿quiénes tu familia?

y, ¿por qué andrés le mintió

a la prensa?

andrea: pues, porque...

porque, pues, ya la prensa

lo tiene harto a mi hermano

y porque quería proteger

a mi familia de la prensa,

especialmente en papá, por eso.

darío: bueno, a mí no se me hace

tan mala idea que mantengamos

en secreto la familia de andrés,

es cosa de hablarlo con él y ya.

[celular]

perdón, un segundito.

¿bueno?

moira: no te creo ni una sola

palabra, ¿sabes?

andrea: pues, yo no tengo

que convencerte de nada.

moira: ya sé que tú y tu hermano

están escondiendo algo muy

grande, pero ¿qué crees?,

que cuando yo lo descubra

no te la vas a acabar.

[música]

[música]

moira: así que ya lo sabes--

darío: me acaban de hablar

de t evolución

que tengo que irme para allá,

ya no voy a alcanzar ver

a andrés para explicarle,

pero ¿nos vemos más tarde?

andrea: sí, está bien,

nos vemos más tarde, mi amor.

darío: adiós.

tú, moira, ¿te vienes conmigo?

moira: sí, sí, como tú digas.

darío: bueno, voy a hablar

con mi papa y al rato nos vemos.

moira: sea lo que sea lo voy a

descubrir--

andrea: mira, a mí--

moira: ¿qué? ¿qué?

andrea: no me amenaces.

moira: ah, no me digas.

carolina: ay, andrea...

andrea, ¿me puedes hacer un

favor?

¿me podrías ir a depositar

unos cheques?

andrea: sí, claro que sí.

carolina: gracias, están ahí

en el cajón.

andrea: ok, gracias.

carolina: muchas gracias.

moira, ¿y ahora qué piensas

hacerle a andrea?

darío: no puede ser que otra vez

hayas lastimado así a mamá.

máximo: te juro que no fue

mi culpa.

darío: nunca es tu culpa, papá.

máximo: ¿te puedo explicar

lo que pasó, hijo?

darío: no, no quiero escuchar

nada,

dices una cosa y haces otra,

no has cambiado nada, papá.

máximo: es que yo no sé cómo

llegaron esos documentos

a los juzgados, entiéndeme.

darío: lo único que has logrado

en lastimarnos a todos,

¿no te das cuenta?

máximo: hijo, por favor,

quiero que me escuches,

siéntate.

darío: espero que ahora sí estés

contento,

acabas de perder

toda la confianza de tu familia.

máximo: darío... ¡darío!

moira: ya deja de regañarme,

¿no?

carolina: es que no entiendo

cómo puede molestar así

a andrea,

ella no tiene la culpa

de que darío no te quiera,

entiéndelo.

moira: ¿no?

ella me lo quitó,

sabes que la odio

y voy a hacer lo que sea

para hacerle la vida imposible,

así es que no te metas.

carolina: ah, o sea,

¿no te pareció suficiente

con lo que le hiciste a su papá?

lo dejaste en una

silla de ruedas para siempre.

moira: ay, ya, cállate,

ya cállate.

carolina: no, no, moira,

deja en paz a andrea,

hagas lo que hagas

darío no te quiere.

por favor, entiéndelo, moira,

darío ya se olvidó de ti.

moira: ah, sí, por lo que veo

tú ya te pusiste de parte

de la mocosa esa,

debí habérmelo imaginaba

porque eres una mal agradecida.

carolina: moira, si tú

conocieras a andrea, de verdad,

ella es una buena persona.

moira: las dos son igual

de sirvientas y de corrientes,

ella es una muerta de hambre

trepadora y en el fondo,

sabes qué,

que tú no has dejado de ser

una teibolera.

carolina; moira, por favor.

moira: es la verdad,

así es que, sabes qué,

ni se te ocurra decir

una sola palabra del accidente

del papá de la mocosa esa

o todo mundo se va a enterar

de lo que tú hacías.

carolina: moira, por favor,

ya olvídate de eso--

moira: cállate,

eres una mal agradecida,

cállate y deja de chillar.

abres la boca

y el primero en saberlo es el

santito ese de tu noviecito,

charly,

qué cara crees que va a poner,

¿eh?

ay, bye, carito.

teibolera.

conrado: ¿la cargas?

si te viniste a burlar,

no tengo tiempo.

jason: yo no me burlo

de los camaradas,

te vengo a ofrecer un cale,

limpio.

ya te dije que estamos pegando

con la música en el barrio

y nos salieron unas tocadas

nuevas,

así que quiero que hagas los

arreglos de las nuevas rolas,

hay un buen cash, efectivo.

conrado: nel, me quiero quedar

aquí para probar suerte.

jason: ¿probar qué?

¿probar qué?

¿qué vas a ser un buen ñil?

conrado: ser albañil

es un trabajo digno,

como cualquier otro.

jason: y nadie dice

lo contrario,

pero, cónsul...

rico, muerto.

rico o muerto.

conrado: está bien,

al principio no gano

mucho dinero,

pero si le chambeo duro, pues.

jason: no te quieras engañar

a ti mismo, sol, cemento,

ladrillos, carretilla, tierra,

polvo, lentes, blin blin,

hebillóta, guacho,

¿no te das cuenta

que no perteneces aquí?

conrado: pues, ya veremos.

está bien, gracias, carnal,

permiso.

jason: ya te veré

con ampollas en las manos

y callos en los pies,

hasta te andas cayendo,

no perteneces acá, date cuenta.

caray.

[música]

andrea: ahora sí que se pasó,

eh.

máximo: ya te dije

que fue un error,

yo no mandé ese documento,

se traspapeló.

¿tampoco me crees?

andrea: sí, pero, pues,

por eso le digo,

se pasó de bruto, oiga.

máximo: ahora que todo

se estaba arreglando, dios mío.

andrea: bueno, es que yo no

entiendo cómo--cómo, pues,

no se le ocurrió,

hubiera roto ese pedazo

de papel en pedacitos.

máximo: el hubiera no existe,

andrea,

ahora ya todo está perdido.

andrea: no le digo,

usted se deja derrotar

bien fácil, oiga,

eso no está bien.

máximo: pues, es que no sé qué

hacer.

pilar me oía después de todo

lo que ha pasado y ha visto.

andrea: ay, licenciado, mire,

fírmeme esto, eh, aquí abajo.

¿qué le parece?

máximo: esto es una hoja

en blanco,

yo no te puedo firmar

algo en blanco.

andrea: ay, pero ¿por qué no?

mire, yo después acá arriba

le voy a agregar que usted

se compromete a buscar

a la señora pilar

y explicarle todo

aunque ella no quiera.

máximo: o sea, ¿qué esto es una

especie de carta compromiso?

andrea: pues, es un contrato

y si no me lo trae firmado

por la señora pilar también,

porque lo quiero de vuelta,

pues, lo demando.

[celular]

pilar: ¿bueno?

donato: hola, pilar,

¿quieres ir a comer?

pilar: ¿donato?

donato: tú escoges el lugar.

pilar: ay, donato, yo...

te lo agradezco, de verdad, pero

me llamas en un mal momento,

necesito estar sola,

te lo juro.

donato: eh, supongo cómo debes

sentirte,

me acabo de enterar

de lo que pasó, pero, mira,

lo peor que puedes hacer

es encerrarte.

pilar: es que no tengo ganas

de nada, no quiero ver a nadie.

donato: haz un esfuerzo.

mira, si quieres practicar

yo puedo escucharte

y sino,

simplemente déjame acompañarte.

pilar: pues, la verdad,

es que sí, tienes razón,

me va a caer muy bien verte

y hablar contigo,

¿dónde nos vemos?

andrea: ¿a mí?

y, ¿quién me lo trajo?

carolina: no, pues, no sé,

cuando te fuiste al banco

el mensajero me dijo que estaba

ahí tirado en la entrada, no sé.

andrea: a ver.

carolina: ¿qué dice?

andrea: "cuídate,

alguien te quiere hacer daño".

ay, qué raro, ¿quién pudo

haberme mandado esto?

carolina: no, pues, no sé,

no tengo ni idea,

pero--pero, pues,

por unas o por otras

sí cuídate mucho, andrea.

andrea: muchas gracias, carito.

carolina: de nada.

andrea: gracias.

carolina: cuídate.

andrea: adiós.

carolina: bye.

darío: lo tenemos, andrés,

de aquí para arriba, eh.

andrea: ¿arriba de dónde?

¿o qué?

darío: pues, tuvimos un gran

rating con el programa,

todas las disqueras quieren

producirte

y varios artistas se mueren

por colaborar contigo.

¿qué pasa?

andrea: muy bien.

darío: ¿por qué sigues sin creer

mucho en ti?

andrea: no, no, no es eso.

darío: bueno, entonces,

¿qué es lo que tienes?

moira: hola.

ay, ¿qué te pasa?

si nomás vengo a felicitarte

porque todo está saliendo

superbien, eres todo un éxito.

darío: pues, eso es lo que

le estaba diciendo, pero, pues,

todavía no acaba de creérselo.

moira: ay, bueno,

nomás le faltan detallitos,

pero está padrísimo.

andrea: ¿detallitos cómo qué?

¿o qué?

moira: ¿cómo que de qué?

pues, tu imagen, o sea,

estás todo flaco, así,

te falta algo, ¿no?

andrea: pues, mira,

tú estás güera, pálida

y nadie te dice nada.

moira: ay, qué chistoso.

oye, y, por cierto,

¿y andrea no va a venir?

andrea: no,

está en la universidad.

moira: ay...

ah, bueno, a lo mejor es por eso

que nunca los veo juntos,

qué raro, ¿no?

andrea: ¿raro por qué?

pues, somos hermanos gemelos,

no siameses, güera.

moira: ay, bueno, lo que pasa

es que siendo tu manager, pues,

debería de cuidarte

un poquito más,

debería estar pegada de ti

como siamés, de hecho, ¿no?

andrea: mira, andrea tiene

muchas obligaciones como para

estar todo el tiempo conmigo.

moira: bueno, ay,

pero sí debería de cuidarte

un poquito más.

es más, se me ocurre

que a lo mejor, no sé,

necesitarías una asistente

o algo

y eso lo podría hacer yo, ¿no?

andrea: por supuesto que no,

andrea está haciendo

muy bien su trabajo.

darío: no, no,

moira, tiene razón, creo, eh.

no podemos esperar siempre

a que andrea se desocupe.

moira: claro, es más,

sabes qué,

de hecho se me ocurre una cosa,

ahorita que no tienes, pues,

nada que hacer y estás así

como desocupado,

¿por qué no te inscribimos

a un gimnasio?

andrea: ¿a un gimnasio?

darío: sí, sí, sí,

me parece una muy buena idea,

las fans les va a gusta

que te pongas fuerte, inflado.

moira: claro, es más,

ya hoy mismo vamos.

¿no?

hay que ver qué tan fuerte

estas, hombrecito.

[música]

[música]

vittorio: bambina.

andrea: bambino.

vittorio: ah, sí, sí.

escucha, bambino, ascoltami,

óyeme, ¿de dónde sacas que

moira te está persiguiendo?

que te perseguta.

andrea: a ver, vittorio,

cuando estamos aquí solos

tu y yo

háblame como si fuera niño, ok,

porque no quiero que la güereja

ese vaya a entrar y me descubra.

vittorio: no, va bene, va bene,

pero ¿por qué temes

que te descubra?

¿por qué?

andrea: ay, pues,

porque se enteró

de todo el numerito ese

que hicimos con la reportera,

hasta darío se enteró,

¿tú crees?

vittorio: mamma mia,

qué desgracia.

andrea: a ver, tranquilo, mira,

de todas maneras yo ya les dije

que todo esto lo inventamos

para que la prensa

no nos molestara y así, pero...

vittorio: tu tranquilo,

tranquilo,

solo hay que moverse

con molto cuidado,

estar alerta, sigilosa,

como una serpiente,

sigilosa...

andrea: [ríe]

¿qué te pasa?

vittorio: así hay que estare,

como una serpiente.

moira: ay, casi me caigo.

florencia: ay, señorita,

perdón, perdón, pero mire,

aquí le traigo toda la ropa

que me pidió, la deportiva, ¿ve?

moira: ya rompiste todo.

florencia: ay, sí,

fue sin querer.

moira: sin querer...

¡eres una torpe!

a ver, ¿seguramente habrá algo

ahí que le quede andrés?

florencia: sí, todo, todo le

queda, todo es para andresito,

todo le queda.

moira: ¿segura?

florencia: segura, segura.

moira: bueno, quiero que lo

pongas todo en la maleta que te

dije.

florencia: pero ¿por qué

lo tengo que poner yo?

moira: ¿por qué me contestas?

florencia: pero no es mi tarea

tener que--

moira: cállate, guarada.

cállate, cállate,

cállate, cállate, cállate.

¿ya estás listo para el gym?

vittorio: claro que sí,

andrés está listo, presto,

para ir al gimnasio

y ponerse como un latín lover.

¿cierto?

andrea: ajá.

darío: ¿listo?

¿ya se van?

andrea: sí, ya estoy listo

para acabar con las pesas.

darío: venga, andrés,

a darle con todo, con todo.

vittorio: patróne, yo creo

que andrés no está para

el ejercicio, para esa cosa.

darío: ah, vittorio, vittorio,

cualquier ejercicio es bueno

para andrés,

está como debilucho.

charly: aparte, más vale

que este fuerte

para todo lo que se viene,

conciertos, shows,

hordas de fans.

vittorio: ¿sordas?

¿para qué queremos sordas?

charly: no, hordas,

hordas de fans.

vittorio: ah...

charly: muchas fans.

florencia: muchas, muchas...

claro, la people.

a parte se van a emocionar

las chicas cuando lo vean así,

imagínese.

ay, si yo lo veo así me lo como.

darío: a ver, florencia,

florencia, hablando en serio,

¿qué cuerpo se le vería bien

a andrés?

florencia: a ver, a ver,

espérese, jefe, permítame,

a ver, espérese.

charly: arriba.

florencia: ya sé, ya sé, soy

secretaria, pero puedo pensar,

mire, a ver.

[ríe]

ay, mire, jefe, con ese cuerpo,

yo me lo como a besos.

vittorio: está loca, patrón,

está loca,

es una ninfómana de hombres.

darío: ¿una qué?

vittorio: se los bebe a todos.

florencia: a mí no me insulte.

ustedes de envidioso que querría

estar así, miré,

y tener ese abdomen,

y tener esos pectorales,

y tener esos bíceps.

están acá arriba los tríceps

y tener ese abdomen

todo marcadito hermoso.

vittorio: patróne, patróne.

charly: ¡tranquila!

florencia: ¡sí, ay!

vittorio: ¡está loca!

¡está loca!

florencia: jefe,

¿y usted cómo está?

ay, jefe, usted también

está hermoso.

ay, no, jefe,

qué cosa tan bonita.

>> señorita,

¿sí gusta tomar asiento?

moira: gracias.

>> por aquí.

>> ¿necesitas algo?

andrea: [grita]

moira: ¿qué pasó?

andrea: lo que pasa es que había

muchos fans en el baño

y me reconocieron, y...

oiga, de casualidad,

¿no tendrá un vestidor privado?

>> claro que sí,

con mucho gusto,

si gustan seguirme.

moira: perfecto,

así puedo ir contigo.

andrea: ¿qué?

[música]

[música]

pilar: si no me hubiera

enterado, a lo mejor,

nunca me hubiera dicho

que ya estamos divorciados.

donato: lamento mucho que

las cosas hayan terminado así.

pilar: es que se supone que

las cosas no iban a terminar.

donato: tranquila.

pilar: máximo había estado

cortejándome de nuevo,

como si fuéramos novios.

donato: a lo mejor es cierto

que él no sabía

y no quiso mentir.

pilar: no, estoy segura que fue

otra de sus mentiras,

de sus engaños,

de jugar conmigo.

pero esta vez fue tan vil,

tan ingrato,

yo de verdad creía que,

que él quería recuperar

lo nuestro.

qué tonta fui, de verdad.

ay, perdóname que esté llorando.

donato: por favor, pilar,

llora todo lo que tú quieras.

es más, desahógate.

pilar: donato.

donato: tranquila.

moira: puedes cambiarte

con confianza, eh,

que no me interesa verte nada.

no eres para nada mi tipo.

andrea: ¿qué es esto?

pues, estás loca si crees

que me voy a poner algo así, eh.

moira: ay, andy,

pero se te va a haber lindísimo,

a ver, pruébatelo, ¿no?

hay, bueno,

ahí hay más opciones,

puedes ponerte lo que te sea

más cómodo.

andrea: ¿qué es esto, güera?

magdalena: ay, eso,

más chocolate.

ay, qué rico, qué antojo,

gracias.

así está bien, muchas gracias.

>> de nada.

magdalena: ay, ay, ay.

conrado: hola.

magdalena: ¿qué onda?

tú por qué vienes tan

traqueteado, ¿o qué?

conrado: pues, ni modos,

así es la chamba.

magdalena: ay, conrado,

¿por qué no regresas

a la banda, eh?

ahí harías más lana y aparte

es lo que te late, ¿no?

conrado: porque me quiero probar

a mí que puedo

ser una mejor persona y

al mismo tiempo probártelo a ti.

magdalena: a mí no me tienes

que probar nada.

conrado: bueno, ¿qué tal

si te invito unos tacos?

magdalena: ¿cómo que unos tacos?

¿no ves que estoy comiendo

rosquillas?

ya llégale, ¿no?

¡llégale!

hombre...

[timbre]

tamara: ¿máximo?

andrea: pues, yo creo

que me voy a poner este.

moira: ¿qué pasa?

¿por qué no te cambias?

andrea: sabes qué, yo creo

que mejor me voy a cambiar

en el baño, ¿no?

moira: como tú quieras.

al fin que aquí

tú eres la estrella, andy.

andrea: ahora sí, listo, güera,

a darle.

moira: ¿me puedes decir

qué significa esto, andrés?

¿o quieres que te lo explique

yo, andrea?

charly: [canta] ♪ quiero

besarte a cada instante

descubrirte, acariciarte

eres toda mi ilusión

por ti yo pierdo la razón

voy a cuidarte

con mis besos desvelarte

y entregarte lo que soy

y aunque los años pasen

siempre serás

la niña de mi corazón ♪

Cargando Playlist...