Ninel cuestionó la hombría de Johnny

La jueza metió la pata con Johnny Lozada al decirle que se necesita ser más macho para bailar bien un regional mexicano.  

No fue la nominación de Yolandita y Graciela lo que más revuelo causó en la tecera gala sino las palabras de Ninel Conde hacia Johnny Lozada después de que bailara un regional mexicano para que el se preparó toda la semana con la ayuda del Dasa.

"Es muy complicado para alguien que no tiene sangre mexicana y no lo digo porque no se pueda hacer pero tu tienes una sangre puertorriqueña maravillosa deliciosa que tienes muchos bailes que le sacas provecho pero se necesita ser más macho, tener más garra", dijo la jueza sin imaginar que al ex menudo no le iba a caer muy bien su comentario."Cuando te dicen eso en televisión nacional.. prepárense no?", dijo la estrella asegurando que no pasaba nada.

Al finalizar el show UVideos habló con Ninel sobre lo sucedido y esto fue lo que dijo: "Yo creo que la actitud de los machos mexicanos pues las mexicanas lo conocemos muy bien. A lo mejor ustedes que son extranjeros y que no conocen el término pues no lo entendieron de la misma manera en que se quiso manejar. Yo me manejo en ese mundo, en el grupero y yo y mis compañeros sabemos cómo se baila. Es un baile más rudo no tan jacarandoso. En ningún momento fue una situación de sexo ni otra cosa", dijo la jueza en el día de su cumpleaños.

En Mira Quién Baila Extra Johnny tuvo la oportunidad de defenderse. "No recuerdo tanto las palabras porque me dejó tanto en shock. Lo bonito de todo esto es que mi mamá me enseñó que a las mujeres ni con el pétalo de una rosa entonces mi amor no pasa nada, usted puede llegar a decir todo lo que usted quiera aquí está de jurado y para eso la pusieron", fueron las palabras del también conductor de Despierta América.

Quien primero salió a la defensa de Johnny fue su esposa, "Mi esposo es un macho, macho, macho".

Johnny aseguró que no se sintió ofendido pero que la próxima vez se pondrá unos chones para ver que ve Ninel.

Ninel VS. Johnny ¿Quién tiene la razón?