publicidad

Las estrellas comieron gallo y se enfrentaron a los jueces

Las estrellas comieron gallo y se enfrentaron a los jueces

Las estrellas de Mira Quién Baila sacaron las garras y se enfrentaron a los jueces.

La luna de miel había durado mucho en esta temporada de Mira Quién Baila. Aunque estamos lejos de aquella famosa seña que le hizo Niurka a los jueces, las estrellas de esta segunda edición ya sacaron las garras y se enfrentaron a los implacables.

Todo comenzó en la segunda noche cuando conocimos a las primeras nominadas para abandonar la competencia. La decisión vino con un precio. Y es que las nominadas, Stephanie Salas y Geraldine Bazán, fueron las primeras en expresar su disgusto con los jueces.

"Ellos no saben lo que es estar encima del escenario dando lo mejor de sí", dijo la Salas. Mientras que Geraldine, "Yo no sé en qué se basan para emitir sus opiniones". ¡Ay mamá! Se armó la que faltaba.

"No estamos aquí ni para generar polémica, ni para generar dolor. Sencillamente hay que ser el mejor, saber bailar. No se puede impresionar a todos", contestó Horacio en nombre del jurado.

Pero éste no ha sido el único incidente. Ya en la segunda noche Alejandro Chabán contestó al temible Horacio y en la tercera gala, Elizabeth Gutiérrez también hizo ver su frustración al recibir críticas por parte del jurado.

Además, las estrellas, que en la primera noche hicieron de jueces votando por sus compañeros, se negaron a elegir favoritos en la tercera gala. "Aquí vinimos a bailar. Para eso están los jueces", dijo Adamari López en nombre de sus compañeros.

publicidad

Pero esta novela seguro no acabará aquí. Esto pica y se extiende.

No te pierdas Mira Quién Baila a partir del domingo 11 de septiembre a las 8PM / 7PM Centro, por Univision.

publicidad
publicidad
Tras conocerse la lista de los nominados a los premios Oscar 2018, la coalición ha decidido dar inicio a una campaña a nivel nacional para protestar por una presunta exclusión del talento hispano.
La abogada Noemí Ramírez explica en qué consiste la Operación Janus, que comenzó el 19 de septiembre de 2017 y puso bajo investigación miles de ciudadanías por naturalización, luego de que se determinara que las huellas digitales de esos casos no existían en la base de datos central.
Las personas con deudas atrasadas mayores a los 51,000 dólares deberán comunicarse con el IRS para poder elegir alguno de los programas de pago disponibles. De no hacerlo, los pasaportes de los deudores podrían ser revocados y anulados.
Cerca de 7,500 voluntarios estarán recorriendo las calles de Los Ángeles durante los próximos tres días para realizar el conteo de las personas que, por diversas situaciones, han tenido que vivir a la intemperie. Todo este proceso tiene como fin determinar la manera en la que serán distribuidos los recursos de auxilio.
publicidad