null: nullpx
Cargando Video...

Mi Corazón Es Tuyo Capítulo 95

17 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

diego: ya es cierto,

tú fuiste sincera conmigo

desde el primer momento.

tú no tienes la culpa.

ana: ay, diego.

diego: quiero que estés

tranquila, ana.

quiero que sepas que no tengo

nada que perdonarte.

ana: ay, cómo no.

perdóname, diego.

diego,

de verdad me siento muy mal.

diego: no te sientas

culpable, ana.

ana: diego.

diego: hay cosas que no están

destinadas a funcionar

por más de que uno se esfuerce.

como diría mi sobrino fernando,

la voluntad humana

no puede con la fuerza

de la naturaleza.

¿y sabes algo?

finalmente, me di cuenta

que es lo que siempre estuvo

enfrente de mí.

fernando y tú...

deben de estar juntos.

ana: no, diego, no digas

esas cosas, por favor, ¿sí?

diego, diego, diego,

diego.

isabela: ay, por favor, mamá,

te lo suplico, habla bajito.

yolanda: ¿qué dijiste, hija?

isabela: que bajes la voz.

yolanda: es que no te oigo nada,

chabela.

isabela: quítate tus porquerías

esas, que te quites los tapones.

yolanda: ¿qué son esas señas?

isabela: que te quites

tus tapones.

yolanda: ya no me acordaba.

¿por qué no me dijiste antes?

bueno, ¿qué me decías, hija?

isabela: que no dormí

en toda la noche por culpa

del imbécil de paul.

yolanda: ¿y quién es paul?

isabela: el vecino, el vecino

de arriba.

ay, mamá, por favor,

te lo suplico,

me urge que hables

con tu novio, el casero.

yolanda: no es mi novio...

todavía.

[timbre]

isabela: abre, yolanda.

abre rápido para que no suene

tanto el timbre.

[timbre]

isabela: ay, no, no, no,

esto--esto tiene que cambiar.

cuando hice mis planes

con enrique en harvard,

nunca me imaginé terminar así.

ay, viviendo en una vecindad

con mi madre,

qué asco.

yolanda: buenos días,

pásale, pásale.

>> buenos días, señora.

isabela: te dije que

te recogieras el cabello.

yolanda: qué bueno

que ya llegaste.

ven para que te dé tu uniforme.

te lo compré bien colorido

como esa ropa que te gusta.

hija.

deja que se dechungue.

>> sí, por favor, por favor.

isabela: sí, sí, sí, está bien,

está bien.

pero pobre de ti si encuentro

un solo pelo por algún lado.

yolanda: ven, ven.

isabela: es pura naca.

fernando: ¿con juan?

jennifer: ¿tú crees?

nicolás le dijo

que como él me quiere,

y es más o menos de mi edad,

que podemos ser felices.

fernando: o sea, que mi padre

sigue con lo mismo.

jennifer: dice que no quiere

arruinarme la vida,

que no quiere ser una carga

para mí,

y más ahora con lo del infarto

y la operación,

él quiere que yo sea feliz

con un hombre de mi edad,

y no sabes cómo me duele.

fernando: tranquila.

vamos a sentarnos.

mira, la operación que

le hicieron a mi padre

es difícil.

lleva varios días

aquí en el hospital,

seguramente está deprimido.

jennifer: pero es que no es

la primera vez que me lo dice.

yo no sé si te enteraste,

pero él quería cancelar la boda

cuando se enteró

que no podía adoptar.

ahora, pues, va a ser peor,

porque tampoco puede ser papá.

fernando: voy a tratar

de hablar con él.

jennifer: no creo que tenga

mucho caso, pero...

te lo agradezco, fernando.

lo que debes saber es que--

que yo amo a tu papá.

fanny: ¿qué?

lenin: que me ayudes con esto,

fanny.

es más, las dos me van a tener

que echar la mano.

edith: está bien, pues.

fanny: ¿está bien?

a ver, ni siquiera nos lo ha

pedido por favor.

¿cómo se dice?

lenin: no pesan mucho, fanny.

agárralos.

fanny: ¿para quiénes son

esos libros?

lenin: para mis niñas.

fanny: ¿cómo?

lenin: quería adelantarme,

pero es mejor

que vayamos juntos.

hay que apurarnos porque luego,

no pasa el camión

aquí en la avenida.

fanny: pero yo traigo mi coche.

lenin: mm, no,

no creo que sea muy bueno

que llevemos tu coche, fanny.

además, hay que hacer

conciencia ecológica.

fanny: ¿qué te pasa?

conciencia ecológica,

ay, sí, se cree muy listo.

león: [suspira]

ah, mamá, no puedo descansar,

tengo que regresar a la oficina.

oye, ¿y quién se quedó

en el puesto?

>> edna, mi hijo,

pues, yo me quedé a hacer

cuentas de todos los gastos.

león: ¿y cómo van?

>> ah, pues, ¿para qué te digo

mentiras?

si el puesto va bien,

pero, pues, entre los gastos

de la casa y todo lo que tengo

que comprar para el puesto,

pues...

león: pero ¿no ibas a llamarle

a mi primo para ver si salía

otra chamba de los banquetes?

>> sí, hijo,

pero ¿con qué ojos?

pues, salen bien caras

las llamadas.

león: ma, tú siempre estuviste

muy al pendiente de mí.

ahora me toca apoyarte.

>> ya me ayudas bastante, león.

león: ¿cómo crees?

si apenas empiezo.

>> es de...la casa

de las mercedes, ¿verdad?

edith: sí.

>> ¿queda muy lejos?

edith: mira--

>> ¿por qué? ¿huele muy feo

para tu naricita de princesa?

>> para tu información,

esta no es la primera vez

que me subo a un camión.

>> has usado el transporte

urbano muchas veces.

>> sí, dej--bueno,

con mi novio.

él me subió--

[claxon]

[grita]

[jadea]

tampoco es la primera vez

que ha estado volando.

>> primera regla,

agárrate del tubo.

>> sí.

ya me puedes soltar, ¿eh?

vendedor: sí, miren,

les traigo--

edith: del odio al amor, ¿eh?

>> o más odio.

vendedor: chéquelo, chéquelo,

le cuesta diez pesitos.

chéquelo, chéquelo--

edith: ¿qué? ¿son plumas?

[ríen]

vendedor: chéquelo, mamita,

lleven sus plumas,

lleven sus plum--

¿qué pasó, güerita?

cómpreme una, ándele.

solo cuestan diez pesitos,

nada más.

>> a ver, a ver.

vendedor: ándele.

>> pero, a ver, es que

me gustan estas.

vendedor: ándele.

>> a ver.

vendedor: chéquelo, chéquelo.

>> no, no, no, de aquí,

una para cada una.

doroteo: bueno.

yolanda: hola, pancho villa.

doroteo: señora linda,

¿cómo está?

yolanda: encantada

de oír tu voz.

isabela: ¿cómo me veo?

¿me veo gorda, mamá?

ay, no sé qué ponerme.

doroteo: ¿en qué puedo servirle,

señora yolanda?

yolanda: si yo te dijera, doro.

doroteo: ¿perdón?

yolanda: ay, doro,

la verdad, es que te hablo

para darte una molestia.

doroteo: no es molestia

lo que causa placer,

y mi placer es servirla.

yolanda: ay, calor,

ya me volviste a dar.

fernando: papá, ¿cómo vas?

nicolás: fernando, hijo,

fíjate que me siento

mucho mejor.

creo que allá arriba

me dieron otro chance

y lo voy a aprovechar.

fernando: bien.

vamos a caminar, ven.

nicolás: déjame.

yo puedo solo.

mira, mira.

fernando: [ríe]

yo me pregunto

de dónde salí tan terco.

nicolás: no es terquedad,

fernando, se llama tenacidad.

fernando: bien, en ese caso,

deberías ser más tenaz

con tu matrimonio.

nicolás: por lo que veo,

hablaste con jenny.

fernando: ¿con juan, papá?

nicolás: ¿y? ¿qué tiene?

son amigos de muchos años,

se llevan bien.

mira, para mí el johnny

es un buen hombre.

fernando: esa decisión

no es tuya.

si jennifer no quiere--

nicolás: perdóname, fernando.

esa decisión es mía.

es más, de hecho,

la decisión ya está tomada.

natalia: ana.

ana: me asustaste.

natalia: perdón, ¿cómo te fue

con diego?

ana: diego es un ser humano

realmente hermoso, natalia.

no lo dejes ir.

natalia: ana, gracias.

no pienso dejarlo ir esta vez.

gracias, gracias.

gracias, ana.

ana: te cuidas.

doroteo: es que no me ha dicho

para qué soy bueno, yolanda.

yolanda: y no sé, pancho villa,

¿para qué serás bueno? ¿eh?

isabela: ¿cómo me veo, mamá?

yolanda: así.

isabela: bueno, ya cuélgale

y ven a decirme qué me pongo.

yolanda: me gustaría

comprobarlo, doro.

doroteo: ¿tiene algún problema

con el departamento,

señora yolanda?

yolanda: ah, sí,

un vecino ruidoso

que hace pachangas,

un día sí y el otro también.

se llama pala.

no, no, no, polo.

no, no, paul, paul.

doroteo: claro, paul.

no sabe cómo lo lamento,

señora yolanda.

yolanda: no, pues,

mejor no me lamentes, doroteo,

y ven a poner en su lugar

al tal paul.

y de pasada, te invito

una margarita aquí en la casa.

¿cómo la ves?

doroteo: me parece perfecto.

oiga, ¿y la señora isabela

está bien?

yolanda: ay, ay, no sabes,

bien gorda,

y bien enojada

con el tal paul.

porque además, creo que le anda

echando los perros.

espérate, espérame tantito,

doro.

¿sabes qué necesitas

a la voz de ya?

isabela: ¿dar a luz?

yolanda: ropa de embarazada.

así, si pareces tinaco,

por lo menos la gente

va a saber por qué.

isabela: [llora]

es insoportable, insufrible,

abominable, ya no te soporto.

[llora]

[música]

[música]

edith: neta le fascinas, fanny.

fanny: pues, vaya forma

de demostrarlo, eh.

además, edi, a ver,

te repito por décima vez,

yo tengo novio.

edith: pero yo no estoy diciendo

nada, nada más que le gustas

a lenin, y ya.

relájate.

>> no sé cuál me gusta más.

si la punk

o la güerita.

¿qué onda?

¿dónde van, mamitas?

edith: mira, imbécil,

si no te vas en este momento

y no te alejas de nosotras,

te voy a partir la nariz.

>> no, no, ahí está, ahí muere,

ahí muere, punk, ahí muere.

baja.

lenin: ¿todo bien?

león: sí, estuvimos trabajando

toda la noche.

>> con razón está tan

de mal humor.

león: ¿verdad?

bueno, pues, ni modo,

voy a ver cómo me va hoy.

>> oye, pero está

con la señora linda.

león: bueno, entonces

voy a estar allá.

cualquier cosa, me dices.

>> te aviso.

linda: ¿te sientes bien,

enrique?

enrique: sí, sí, sí,

me siento bien, sí, sí,

pero tengo mucho trabajo, linda.

¿qué quieres?

linda: en realidad, no se

me ofrece nada.

vine a despedirme.

enrique: adiós.

linda: qué grosero.

¿te doy la presidencia

de la empresa

para que me trates así?

enrique: ¡ya te dije

que estoy trabajando!

¿qué no ves

que estoy trabajando?

linda: si, sí, ya te escuché

que tienes mucho trabajo,

ya me lo dijiste.

enrique: ¿a dónde vas?

linda: me voy a nueva york

a casarme por tercera vez.

voy a vivir en un departamento

frente al central park.

enrique: ah,

¿y por cuánto tiempo?

linda: lo que dure mi marido.

enrique: ¿qué edad tiene?

linda: 83.

todavía no sé a quién le voy

a dejar mis intereses

en el consejo de esta empresa,

solo espero que pueda ser

medianamente eficiente,

así como era fernando lascuráin.

enrique: soy mejor que

fernando lascuráin.

¡mucho mejor!

johnny: brunis.

mira, ella es edna.

edna, te presento

a mi amigo bruno.

edna: mucho gusto, bruno.

bruno: [ríe]

pa--pa--pamflinas.

el gusto es mío.

un privilegio, mucho gusto,

señorita edna.

edna: no, no, el gusto es mío,

muchas gracias.

bruno: [ríe]

edna: ¡ay, guau!

qué bonito perrito, ven.

bruno: oye, johnny,

esa mujer es una belleza,

una belleza.

¿qué no es la que salió--

johnny: exactamente, afirmativo.

bruno: pero ¿no estaba--

johnny: sí, sí, como dios

la trajo al mundo.

tranquilo, tranquilo.

bruno: me cae.

lo bueno es que ahora viene

muy prendidita, muy tapada.

johnny: pues, no sé si sea

bueno--

edith: son niñas abandonadas.

huérfanas, con problemas

familiares, embarazadas,

víctimas de violencia

intrafamiliar.

lenin: ahorita paso a verte,

érica.

érica: muy bien, al rato

nos vemos.

>> ahí está lenin.

lenin: ey, vengan, vengan todas.

abrazo.

espérense.

a ver, les traje poesía.

ok, ¿quién lee poesía?

este--este es un cuento

que está muy bueno--

ana: ya, please, contéstele,

es que ya hasta siento aquí

su ring, ring.

señor, contéstele.

¿quién es? ¿qué quería?

fernando: isabela.

ana: ay.

no, pues, sí, luego luego

se siente que es ella,

la vibra.

contéstele.

fernando: no, no, no quiero.

ana: señor,

o le contesta

o va a seguir así llamando

como hace ratito hasta ahorita

50326400 veces.

contéstele, señor.

ya mientras voy a ver

qué onda con la comida,

porque no han de tardar

en llegar mis niños.

pobre, eh.

perdón, "con per", "con per".

fernando: bueno.

isabela: oye, no me contestes

así, fernando,

porque soy la futura madre

de tu hijo.

fernando: créeme que eso

ya lo sé, isabela.

¿qué se te ofrece?

isabela: ya no me queda

mi ropa, fernando.

fernando: ajá.

isabela: ay, estoy engordando

vertiginosamente.

fernando: sí, sí, es porque

estás embarazada, isabela,

y va creciendo la barriga,

el cuerpo.

isabela: ay, ¿de verdad?

ay, no me había dado cuenta.

fernando: bueno, entonces

necesitas ropa de embarazada.

isabela: "plin".

qué listo.

¿cómo lo descubriste, fernando?

fernando: no te preocupes,

en este momento, te deposito.

isabela: pues, es que hubiera

sido más fácil

si no me hubieras cancelado

mi tarjeta de crédito.

¿por qué no me la vuelves

a activar?

fernando: porque no, isabela.

isabela: ¿por qué?

porfis.

es para que no te esté pidiendo.

fernando: yo sé lo que tu mamá

y tú hacen con las tarjetas.

yo voy a decidir

cuánto necesitas

para tu ropa de embarazada.

león: a sus órdenes, señor.

enrique: te tomaste tu tiempo,

¿verdad?

león: ¿perdón, señor?

enrique: ¿sabes?

he estado pensando en algo,

león.

león: dígame, señor.

enrique: ¿me has estado

espiando?

león: no, señor,

¿por qué pregunta?

enrique: todos en esta empresa

están en mi contra.

león: para nada, señor.

enrique: no me trago

este cuento.

tú estás en mi contra.

no quieres que tenga éxito

como presidente de la empresa.

no has superado todo lo que ha

pasado entre nosotros, ¿verdad?

león: no entiendo de qué habla,

si usted me ofreció el trabajo.

enrique: ¿y por qué

lo aceptaste?

león: es cierto que no confío

en usted, pero necesito

el dinero.

enrique: ¡a mí no me engañas!

estás despedido.

lárgate.

¡lárgate!

[música]

ana: no, no es mala onda

ni nada por el estilo,

pero ¿a poco don fernando

ya sabe de esta idea?

brunis, brunis.

bruno: no, no, no, ana.

y la verdad, yo no sé cómo

vaya a reaccionar.

johnny: no, ¿es que sabes qué?

ana, básicamente ahorita,

o sea, aquí, la señorita

presente, pues, es--es como--

una propuesta de que ella

sea de la familia,

más que nada.

edna: prefiero que me digas

ayudante de cocina, johnny.

ambos: yo también lo prefiero.

ana: pero bueno, el primer paso,

pues, ya está dado, ¿no?

ya vienes tapadita,

cosa que se te agradece,

hermana, porque a don fernando

le gustan las cosas, pues,

como te digo--conservadoras,

¿me explico?

más tapadita hasta sería mejor.

johnny: y el segundo paso

es, pues, el casting.

ana: ¿el casting?

bruno: dicho y hecho.

muy bien.

belleza,

necesitamos que prepares

tres platillos distintos

en el menor tiempo posible.

ana: si logras un mínimo

de los cincuenta puntos,

que le dicen,

pasas a la siguiente etapa,

pero, aun así, te advierto--

sí, tú, tú, edna,

los jueces más difíciles,

los más duros, son ellos.

los siete niños,

porque son de paladar exquisito,

que le llaman.

johnny: y para empezar,

la ya tradicional prueba

del huevo roto a una sola mano.

edna: ay, no, bueno,

eso es muy fácil.

ana: ahora pásale.

johnny: a ver, a ver,

¿en serio?

a ver, a ver.

y dice, una, dos y...

ana: [resuella]

johnny: guau.

ana: ah, no, pues, a ver,

que comience la prueba.

órale.

brunis.

bruno: johnny.

ana: el tiempo, el tiempo.

permíteme.

johnny: ¿me pasas las

albóndigas?

mm.

ana: no hay menos,

porque si no te pondría menos.

ana: menos, hermana, menos.

en nombre de mis compañeros,

aquí los jueces queremos

felicitarte por,

pues, el esfuerzo

que realizaste.

la verdad es que no,

no cantas mal las rancheras,

pero...

edna,

tú--tú, sí, edna, sí, tú, tú,

edna,

nosotros no tenemos

la última palabra.

vas a tener que hablar

otro día con don fernando.

lenin: oigo un ruido de olas.

el mar está debajo

de la barquilla

a unos 500 pies.

entonces, una voz potente

rasgó los aires.

sonaron estas palabras:

fuera todo lo que pesa.

>> ¿todo?

lenin: todo, todo, vamos.

todo, todo lo que pesa.

sea lo que dios quiera.

estas palabras resonaron

en el aire sobre el vasto

desierto de agua del pacífico

hacia las cuatro de la tarde

del día 23 de marzo

de 1865.

fin.

[aplausos]

sebastián: alicia.

alicia: ¿por qué no tocas,

sebastián?

sebastián: uy, perdón.

te quería avisar que abajo

está pablo, eh.

alicia: no, sí vino.

no, sí vino.

¿y si le caí mal?

no, si le caí bien, no, a ver.

ay, canto--a ver, a ver, a ver,

alicia, a ver, alicia, tranqui.

ay, sí vino, sí vino.

pablo: ¿abrir esto?

>> sí, es que no podemos abrir

la tapa.

>> porque estamos muy chiquitos.

pablo: ah, sí, yo estoy

más fuerte, no se preocupen,

ahorita lo abro.

[gime]

[estallido]

ana: ah, hijo.

niños: [ríen]

fernando: jovencito.

ana: hola.

fernando: yo soy el papá

de alicia.

ana: señor, señor,

es un niño, es un niño, señor,

señor.

[timbre]

señor.

señor.

suelte al niño.

bruno: buenas tardes.

¿qué se les ofrece?

¿quiénes son ustedes?

>> policía judicial

del estado de méxico.

buscamos al señor

fernando lascuráin.

bruno: el señor

don fernando lascuráin.

policía judicial.

pablo: yo soy pa--

pablo gutiérrez.

fernando: pablo.

pablo: pablo.

fernando: pablo,

toma asiento, por favor.

pablo: gracias.

bruno: va--vamos a ver,

un momento,

permítanme.

ana: ¿quién es?

bruno: policía, policía,

es la policía, ana.

oiga, don fernando,

están preguntando

por usted, señor.

ambos: ¿la policía?

ana: ¿la policía, señor?

¿la policía?

fernando: sí, sí, la policía.

diles que pasen a la biblioteca,

por favor.

bruno: sí, ¿cómo no?

oiga, don fernando,

¿está usted seguro?

fernando: sí, estoy seguro,

estoy seguro, gracias.

ana: ¿seguro?

bruno: muy bien.

ana: ¿no hay problema?

fernando: no, no hay problema.

ana: perfecto.

fernando: en un momento hablo

con el jovencito.

ana: nomás al par de dos,

con esa carita de angelitos,

no los regañe porque estaban

haciendo una bromita,

estimulando su inteligencia.

fernando: a ver, hijos,

no quiero más bromitas

de mal gusto ni flatulencias.

ambos: no, papá.

bruno: ahora sí,

señores gendarmes,

si me permiten ustedes,

pasen por aquí.

alex: mira, pareja.

guille: ¿vendrán armados?

alex: claro, pareja.

>> buenas tardes, campeones.

permiso, buenas tardes.

ana: buenas tardes.

alex: [imita flatulencia]

bruno: a la biblioteca.

>> con permiso.

bruno: pase usted,

señor gendarme.

guille: [ríe]

ana: mira nada más,

cómo te dejaron,

qué bárbaro.

ahora sí te entiendo, ¿eh?

la verdad.

guille: ¿por qué vino

la policía?

ana: pues, no sé, no sé,

guille, no sé.

pero bueno,

el pobre pablito

está muerto de miedo

y hay que alivianarlo, ¿sí?

alex: ¿cómo?

ana: a ver, vénganse.

pablito,

hola.

ana,

la nana.

pablo: hola, señorita ana.

ana: ah, me dijiste señorita

por lo acá, no, dime ana

a secas, ana.

y ellos son los clones

guille y alex,

hermanos de alicia.

pablo: hola, clones.

ambos: así que tú sales

con alicia, ¿eh?

ana: [ríe]

inhalo,

exhalo.

alicia: ay, es que no sé

qué ponerme, sebastián.

sebastián: sí, alicia,

ya lo dijiste como mil veces.

no...

no sé por qué las mujeres

se complican tanto.

alicia: no te burles.

además, no entiendo

qué hace pablo aquí.

luz: [resuella]

¿pablo, tu novio?

alicia: no es mi novio.

luz: ¿a poco está aquí?

alicia: sí, y no sé qué ponerme.

luz: [burla]

"tengo pura ropa de niña.

soy alicia".

sebastián: mira, este está

padre, ¿por qué no te pones

este?

alicia: claro que no,

con eso me veo gordísima.

sebastián: ay, perdón.

¿sabes qué?

mejor me voy

porque estás de un humor...

alicia: no, no, hermano,

por favor, no te vayas.

por favor, por favor, mejor dime

qué está pasando ahí abajo, ¿sí?

sebastián: pero, alicia...

alicia: por favor, por favor,

te lo pido.

nunca te pido favores, sebas.

sebastián: está bien, ya.

luz: yo voy contigo.

alicia: ¿qué me pongo?

¿qué me pongo?

¿y si me pongo algo de fanny?

sí.

fernando: estoy casi seguro

que ese hombre traía guantes.

>> sí, porque las únicas huellas

que encontramos en la jeringa

fueron las suyas

y las del cardiólogo.

fernando: no, mire,

díganme algo--gracias.

¿el cloruro de potasio

es una sustancia fácil

de adquirir?

>> no, pero estamos

investigando eso.

ese es el vídeo de vigilancia

de las cámaras de seguridad

de terapia intensiva.

fernando: perfecto.

vamos a ver...

bruno: señores,

el café.

si me hace el favor.

aquí está.

gracias, don fernando.

disculpe usted, señor,

¿es don nicolás?

fernando: sí.

bruno: bueno, ¿y qué es

lo que está pasando, señor?

fernando: alguien trató

de asesinar a mi padre.

bruno: ¿y reconoce usted quién

es ese hombre, don fernando?

fernando: [resopla]

no, no, no,

es imposible reconocerlo.

no se le ve la cara

en ningún momento.

ni siquiera en persona lo pude

ver bien, lo vi de espaldas.

>> ya revisamos el resto

de los vídeos

y tampoco hay evidencias claras.

ese hombre supo escabullirse

muy bien, señor.

fernando: afortunadamente,

no cumplió su objetivo.

[música]

[música]

doctor: en la mano derecha

voy a tener que reforzar

el ligamento de la muñeca.

la izquierda es más complicada

porque los tendones

están completamente

desgarrados.

como ya les comenté,

hay que poner los injertos.

también hay vasos sanguíneos

y nervios que necesitamos

restaurar.

por lo pronto, el flujo

de sangre está bien,

pero, realmente, la operación

es urgente.

diego: pues, cuando usted diga,

doctor,

pero écheme la mano, ¿no?

doctor: podemos operarte

mañana mismo.

diego: bueno,

pido mano.

doctor: [ríe]

natalia: eres tan chistoso,

diego.

doctor: ¿entonces mañana?

diego: sí, doctor.

¿sabe qué?

nomás déjeme consultar

mi agenda, ¿eh?

doctor: voy a ir supervisando

todo.

con permiso.

natalia: pase, doctor.

eres muy chistosito.

hablé con ana hace un momento.

¿quedaron como amigos?

diego: no te voy a mentir,

natalia,

me va a costar mucho trabajo

olvidar a ana.

el amor me cegó

y actúe de manera equivocada

y eso me trajo aquí,

a este hospital.

estar aquí, pues, con las manos

destrozadas...

y si dios me dio la oportunidad

de seguir viviendo,

no es justo que se desaproveche

este milagro.

no puedo seguir aferrado a ana

porque no voy a lograr nada,

nada más que lastimarla

y lastimarme.

aunque me duela, ya se lo dije.

ella y fernando

tienen que estar juntos.

natalia: ¿también arreglaste

las cosas con tu hermano?

diego: mira, mi hermano

es otro asunto.

no sé qué decirte de él.

pero ser amigo de ana...

no sé,

en un futuro, tal vez.

natalia: ese es el diego

que yo quería escuchar,

el que enfrenta,

el que no huye,

el maduro y valiente.

ese es el hombre

del que me enamoré.

[llaman a la puerta]

nando: tío, ¿cómo estás?

diego: ey, ey, ey.

nando: chócalas, chócalas,

chócalas.

ah, no, fue un mal chiste.

diego: [ríe]

¿cómo estás, sobrino?

nando: bien.

natalia: hola, nando.

lenin: marisela,

ella es estefanía,

una muy buena amiga mía.

fanny: hola.

somos compañeros de escuela

en realidad, ¿eh?

que no te confundan.

me puedes decir fanny,

si quieres.

lenin: fanny es una chava

muy linda que quiere

ayudar aquí.

marisela: qué padre.

lenin: ¿verdad que sí, fanny?

fanny: sí, obvio,

yo encantada y así.

marisela: tu amiga habla bien

diferente.

lenin: sí, ¿verdad?

las dejo solas

porque tengo que hablar

con érica.

es la jefa.

fanny: oye, ¿cuántos años

tienes, marisela?

marisela: 15.

fanny: igual que mi hermana.

yo tengo una hermana que es así,

justito de tu edad.

se llama alicia.

marisela: sólo que seguro

ella no está embarazada.

león: no sé qué pasó, betty.

se puso como loco.

betty: ay, no me digas eso.

león: sí,

dijo que todos estamos

en su contra y no sé

qué tantas cosas.

y después, me corrió.

betty: ¿te corrió?

león: sí,

justo cuando estaba esperando

el chance para poder superarme,

otra vez estoy desempleado.

betty: ay, león,

¿y qué vas a hacer?

león: pues ¿cómo que qué, betty?

buscar trabajo, ver en dónde.

tengo que pagarle el préstamo

a don fernando y aparte pagar

todas mis deudas.

fernando: ¿enemigos?

>> sí, alguien que le quisiera

hacer daño a su papá,

don fernando.

fernando: caray,

no--no encuentro quién

podría odiar tanto a mi padre

como para querer asesinarlo.

>> ¿a qué se dedica

don nicolás, señor?

fernando: mi padre

está retirado.

tiene algunas acciones

de la compañía donde trabajaba.

está casado con una mujer

maravillosa,

que es unos años--

bueno, varios años menor que él.

pero él no tiene enemigos,

que yo sepa.

¿no han hablado con él?

>> no, estábamos esperando

que mejorara su salud.

fernando: como les digo,

mi padre es un hombre bueno,

generoso.

>> a menos que alguien quiera

hacerle daño, pero a usted,

señor.

fernando: ¿a mí?

>> es una hipótesis.

alguien podría querer matar

a su padre

para perjudicarlo a usted.

¿tiene enemigos,

señor lascuráin?

enrique: ¿qué pasa, beatriz?

sí, sí, sí, que pase.

isabela: ¿qué? ¿tan mal me veo?

enrique: yo--

isabela: ni digas nada porque

ya no me queda mi ropa, ¿ok?

enrique: yo no dije nada.

isabela: no, pero lo estás

pensando.

¿qué es este desastre, enrique?

alicia: ay, ojalá estuviera

aquí isabela para ayudarme.

ay, ¿qué estará pasando

allá abajo?

ay...

pablo: entonces, pues obvio,

alicia me vio y yo no era

el galán de la foto.

ana: no, pues obviamente,

no eras el galán de la foto

porque yo sí lo vi que tenía--

pero, bueno, por lo menos

hubieras escogido algo así

como tú, con sus chinitos.

pablo: [ríe]

ana: o algo así, ¿no?

pablo: [ríe]

ambos: parece que le dio

un ataque.

luz: su risa me da risa.

[ríe]

sebastián: qué gustitos

tiene alicia.

ana: hasta se me pega--

[ríe]

¿de dónde te apagas?

pablo: perdón, perdón, es que,

la risa es mi debilidad.

ana: ah, no te rías, no te rías,

no te rías, sí me di cuenta,

sí me di cuenta,

¿verdad que nos dimos cuenta?

todos: sí.

ana: sí nos dimos cuenta, sí.

pablo: pero, bueno, volviendo

a la foto,

la elegí porque a todas

las chavas les gustan

los güeros fortachones.

ana: no, fortachones, sí,

pero a mí me gustan más bien

los morenazos.

yo y mi bocota.

bueno, igual alicia no era

la de la foto, ¿no? tampoco.

pablo: sí,

pero con algunos agregados.

ana: ¡ah!

no, tranquilo.

luz: ¿cuál foto?

ana: lucecita,

una foto que le mandó aquí,

al muchachito,

pero ahí se puso como--como,

un poco, así,

como "too much", hermana.

luz: ¿cómo?

ana: o sea, se pintó

y se vistió,

o sea, parecía como--como

de la edad de la fanny,

por ejemplo.

me pasó la foto tu papá.

mira, vengan a verla.

sebastián: a ver.

ana: espérate, espérate.

espérate.

luz: guau.

ana: mira.

luz: se ve bien bonita.

ana: sí, mira qué bon--

par de dos,

¿a dónde?

alex: nos cacharon, pareja.

>> ni modo, pareja.

ana: ay, cálmense los dos.

ahora arranquen contando chivas.

órale, un, dos, un, dos.

luz: ¿la reja? pero no está acá.

ana: no, no es reja,

hermana, de esas.

>> cualquier cosa ya tiene

nuestra tarjeta,

señor lascuráin.

fernando: sí, gracias,

los acompaño a la puerta.

>> campeón.

>> gracias, señor, con permiso.

con permiso, señorita.

ana: te dice a ti.

"adiós", mi amor, dile adiós.

luz: adiós, adiós.

guille: quieto,

usted queda detenido.

alex: arriba las manos.

guille: tenemos que buscar

pistas.

alex: el asesino estuvo

en la biblioteca.

ambos: vamos, pareja.

alex: cuidado, pareja.

no tienes que tocar nada.

guille: ya lo sé.

el asesino creo que dejó algo.

alex: compadre...

guille: ey, compadre.

¿es del asesino?

¿de la escena del crimen?

alex: no, mira.

guille: guau,

unas esposas.

alex: ¿qué hacemos, pareja?

guille: no decir nada.

alex: tengo una idea

para usarlas.

guille: ¿cuál es?

fernando: ¿qué hacen?

ambos: [silban]

nada, nada, pa.

[música]

nando: no sé, tío.

no, no, no entiendo muy bien

qué me pasa, la verdad.

y ya estuve hablando del tema

con mi papá un poco, ¿no?

la--la idea del primer amor

y eso de que a veces

hay que dejarlo ir

y superarlo.

diego: ¿lo dices por ximena?

nando: [asiente]

exacto.

honestamente, desde que se fue

me siento liberado.

y me encantaba estar con ella,

de verdad, pero había momentos

espantosos en donde

su enfermedad no--no me dejaba

disfrutar el amor

que teníamos ni el momento--

diego: entiendo perfectamente.

nando: y lo que siento por ella

no ha cambiado,

no--no va por ahí.

solo que creo que estoy mejor

separado de ella.

diego: entonces ¿crees

que ustedes dos deben de cortar?

nando: [suspira]

y no sólo lo digo por mí,

yo sé que ella también necesita

sentirse libre

para que su tratamiento

funcione.

no quiero que se sienta

condicionada o, no sé,

como atada a una relación

conmigo en otro país, además.

diego: mira,

ximena es una buena chava,

pero trae mucho equipaje

y tú eres muy chavo

para cargar con todo eso,

más si es una relación

a larga distancia.

nando: tengo que hablarlo

con ella,

no hay de otra.

[resopla]

alex: estamos investigando

el delito, papá.

fernando: ¿cuál delito?

guille: el que se cometió

en la biblioteca

con el candelabro.

alex: fue la ama de llaves,

papá.

fernando: bueno, tal vez

el mayordomo.

guille: ¿bruno?

alex: ¿qué tal que fue

el jardinero?

fernando: no, claro que no,

él es inocente.

bueno, salgamos de aquí.

guille: no, ya en serio, papá,

¿por qué vino la policía?

ana: no puede ser,

no puede ser que tengas

lombrices porque yo me encargo--

fernando: no es nada malo,

guille, no te preocupes.

guille: sí, papá.

fernando: un besito.

alicia: hola, pablo.

¿qué haces aquí?

pablo: guau...

fernando: alicia--

sebastián: se le va a meter

una mosca a la boca.

luz: o un "murciégalo".

ana: murciélago, mi amor,

murciélago.

fernando: sebastián, guille,

alex, por favor,

ana y yo debemos hablar

con su hermana y con--

ana: pablo, se llama pablo.

fernando: ¿qué--qué tiene aquí?

ana: lo va a traumar,

es un grano.

fernando: y con--

ana: pablo.

fernando: pablo, pablo, pablo.

vayan empezando por la tarea,

por favor.

luz: ay, pero también queríamos

ver, papá.

qué malo, nunca nos deja

hacer nada.

sebastián: ahí te ves.

todos: [protestan]

fernando: yo también los amo,

yo también los amo.

guille: mírenme a los ojos

los dos y juren que no van

a decir nada a nadie.

sebastián: pero ¿decir qué?

ya.

alex: tienen que jurar primero.

sebastián: ¿primero?

luz: yo lo juro.

sebastián: está bien, ya,

lo juro, ¿qué?

ambos: miren.

sebastián: [resuella]

luz: ¿qué van a hacer con ellas,

clones?

fernando: ¿y si hubiera pasado

algo, alicia?

alicia: pero es que no pasó na--

fernando: no, no, ¿y si hubiera

pasado?

ana: el "hubiera" no existe,

el "hubiese" es un térmi--

fernando: ana, ana,

¿de qué lado estás?

ana: no, yo--yo

estoy de su lado.

lo que pasa es que--permítame,

yo ya platiqué aquí,

con el chinito,

con el borreguito

y siento que es buen niño,

que es buena persona.

fernando: perdón, perdón,

el hecho de que hayas platicado

media hora con el pirulí--

con este muchacho--

ana: yo tengo esa sensibilidad.

en cambio, usted no sabe

de esas cosas.

¿cuánto tiempo vivió--?

tengo sensibilidad,

tengo--tengo impresión, pues.

y lo del tema

de la medianaranja.com,

pues, es otra cosa.

fernando: ana, ana,

pablo,

aquí presente--

ana: sí.

fernando: puso una foto

de un modelo croata.

pablo: serbio, señor.

fernando: da igual, no importa.

una foto de una persona

que no es él.

no eres tú, es una mentira

y por algo oculta

su verdadera personalidad.

ana: señor,

es una mentira inocente

y hasta la lichita--

"tranqui",

inhalo y exhalo.

imagínese que le hubiera llegado

al señor una muñequita de 20,

guapetona, grandota,

pues, obviamente, hubiera visto

que es un niñito y, pues,

se da la media vuelta y se va,

la mentira de los dos lados--

fernando: bueno, bueno, vamos

por partes.

tiene razón.

ana: ¿ve?

fernando: lo del sitio

de internet es un tema--

ana: sí.

fernando: lo de mi hija,

mi princesita--este--

ana: señor, joven.

fernando: este niño, este joven,

es--es otro punto.

ana: exacto, mejor,

porque es joven, niño, mejor.

fernando: así que vamos al tema

número dos,

al tema dos.

ana: el tema dos.

fernando: ¿tú quieres salir

con mi hija?

pablo: sí, señor.

fernando: entiendo, entiendo.

confirmo lo que había pensado.

está prohibido que ustedes dos

se vuelvan a ver.

ana: [susurra] esperen, esperen.

Cargando Playlist...