null: nullpx
Cargando Video...

Mi Corazón Es Tuyo Capítulo 88

6 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

[música]

ana: [llora]

bruno: señor.

don fernando,

¿me permite usted un momento?

fernando: sí, bruno.

bruno: sé que tal vez

no es mi lugar,

pero quiero preguntarle,

¿se siente usted bien?

sé también

que nuestras tragedias

no han venido solas.

pero ¿renunciar a la costeña,

señor?

fernando: tú más que nadie,

mi querido bruno,

tienes todo el derecho

de preguntar.

cuántas veces

no te hemos pedido consejo,

amigo, ¿eh? ¿cuántas?

ahora, con lo de mi padre.

no dejo de pensar en el día

que renunció a la presidencia.

bruno: lo recuerdo

pe--perfectamente bien, señor.

usted parecía,

niño e--en primer día de clases.

uh, estaba muy nervioso.

fernando: sí, sí, bruno.

era una gran,

gran responsabilidad.

la costeña...

era mi vida.

era...

mi familia.

bruno: si algo me enseñó

don nicolás fue que la costeña

no es solo una empresa.

co--como bien dice usted,

es una gran familia,

co--como lo son ustedes para mí,

don fernando.

fernando: sí.

eso es lo más importante, bruno.

no olvidar la calidez,

los valores y lo que representa.

no solamente para mí,

sino para toda la gente

que trabaja en ella.

mi padre era una soñador,

de esos que pueden ver

sus sueños como algo posible.

bruno: entonces, ¿por qué irse?

fernando: porque la empresa

no necesita un escándalo, bruno.

este sueño no es solo mío,

es un sueño compartido.

un sueño de muchas familias.

y--¿y yo quién soy

para destruirlo, mm?

nando: ¿qué? por supuesto

que no es una ciencia, edith.

o tú dime, ¿cómo puedes medir

al ser humano? y mucho menos

a un grupo de seres humanos.

edith: hay técnicas de medición

y la sociología, obviamente,

sigue el método científico,

nando.

nando: perdóname, edith,

pero nada que ver

con las ciencias exactas.

edith: ¿exactas?

¿y la física cuántica?

¿y la teoría de la relatividad?

¿y la materia negra

del universo?

nando: bueno, todo esto

tiene una explicación científica

que no la hayamos encontrado

es otra cosa, pero la tiene.

edith: entonces,

no es tan exacta.

no se sabe a ciencia cierta

lo que es un bosón, un leptón,

un mesón o las--

nando: las partículas

subatómicas

están perfectamente

bien identificadas.

edith: las partículas

no son entidades básicas,

sino que solo existen campos

y posibles estados

del espacio-tiempo.

y el que sean perceptibles

algún cierto número

de partículas es una propiedad

del estado cuántico

del espacio-tiempo.

nando: ¿y tú cómo sabes

todo eso?

edith: sé mucho más, nando.

tengo memoria fotográfica

y antes de meterme a estudiar

sociología,

quería estudiar astrofísica.

¿cómo ves?

nando: guau,

bastante inteligente.

digo, para alguien

con tantos tatuajes.

nicolás: jenny,

la recuperación de esto

que me hicieron va a ser larga.

y ya dijo el doctor

que voy a requerir

cuidados especiales.

jennifer: claro.

¿y qué crees?

que para eso me tienes a mí,

yo soy tu enfermera oficial.

nicolás: eso es justamente

lo que te quería decir.

jennifer: ¿qué?

nicolás: jenny...

no quiero ser una carga para ti.

no quiero.

[tono de llamada]

[celular]

natalia: diego, es ana.

diego: no quiero hablar

con ella.

[tono de llamada]

ana: diego,

quería hablar contigo

para darte las gracias.

natalia: "el hecho

de que mi madre

al fin tenga una cara

es algo invaluable.

es algo increíble.

de verdad, con todo el corazón

te pido perdón

por lo que ha pasado.

pero tú sabes

que siempre fui sincera.

una vez más, gracias".

jennifer: no digas que vas a ser

una carga para mí.

nicolás: es que es la verdad.

no estoy hablando nada más

de mi problema cardíaco, no.

y lo que implica todo esto, no.

hablo del hecho de que,

por ejemplo, no puedo ser papá.

jennifer: sí, sí, pero eso,

ya hablamos de eso y ya dijimos

que eso no importa, ¿no?

nicolás: tampoco puedo adoptar.

no puedo cumplirte el sueño

que--que siempre tuviste,

el sueño de--[llora]

tener una familia.

jennifer: y yo te dije

que mi sueño era estar contigo.

¿por qué? porque te amo.

¿te acuerdas que hablamos

de eso?

nicolás: sí, y yo te agradezco

tanto tu amor, solecito, pero

mereces más.

mereces un hombre joven

al que no tengas que cuidar

como, como a un anciano.

fernando: papá, papá, papá,

a ver, toma, sí.

nicolás: gracias.

fernando: no es el momento

para hablar de esto.

estás deprimido

por la anestesia,

por la operación, papá,

tranquilo, tranquilo,

¿de acuerdo?, después.

nicolás: sí, ya lo sé, pero...

pero no por eso

son menos verdaderas

mis palabras.

no por eso--

yo me puedo morir en cualquier

momento.

jennifer: sí, sí, tú y todos.

todos nos podemos morir

en cualquier momento, ¿eh?

nicolás: yo te amo mucho,

solecito.

te amo mucho.

pero por ese amor que tengo,

me gustaría que fueras feliz

con un hombre de tu edad.

jennifer: [llora]

isabela: es el colmo

que tengamos que cargar

nuestras maletas.

yolanda: ay, hija.

ya no puedo más.

ya no puedo más.

isabela: lo raro es que

no haya nadie en la casa,

¿verdad?

yolanda: ay.

ni siquiera está el mesero

para darle un "bechito".

isabela: solas.

solas, como siempre.

yolanda: tienes que ayudarme

con mi maleta.

isabela: ¿qué te voy a cargar?

hasta tú me la deberías

de cargar.

yolanda: dios te va a castigar.

por no respetar

a tu santa madre.

isabela: adiós a esta mansión

llena de roedores asquerosos.

fanny: ¡al ataque!

todos: [gritan]

isabela: no se van a deshacer

de mí, mocosos asquerosos.

ana: al fin nos deshicimos

de la arácnida

y su madre arácnida.

¡se fueron al "aracnimundo"!

fernando: perfecto.

ahora podremos ser felices.

[música]

[música]

isabela: no, no, no, no.

nunca.

nunca van a ser felices,

malditos roedores.

¡paren! ¡paren ya!

¡paren!

¡paren de bombardear!

[grita]

¡paren, paren!

yolanda: chabela.

chabela.

isabela: [grita]

yolanda: ya, ya.

ya, ya, ya despierta, hija, ya.

isabela: [gime]

yolanda: ya.

¿qué estabas soñando?

isabela: ay, no.

ay, no, algo--

algo horrible, yolanda.

algo horrible.

[gime]

un atentado nuclear

en contra de nosotras.

[suspira]

yolanda: ya pasó, ¿eh?

ya, ya duérmete.

ya déjame dormir, hija.

isabela: mamá, mamá.

yolanda: ¿qué hija?

isabela: puedes--

¿puedes dejar la luz prendida?

yolanda: déjala prendida.

ay, ¿cuándo vas a madurar,

eh, chabela?

isabela: cuando tú seas fina,

madre.

ambas: [bufan]

yolanda: nunca.

jennifer: ay, mi johnny,

tú no eres feo.

johnny: ah, gracias, amiga.

jennifer: eres...

diferente. [ríe]

johnny: ahora sí me pasaste

a perjudicar, ¿eh, jenny?

órale.

te ves bien preciosa, jenny.

jennifer: ay, sí.

johnny: hasta pareces de foto

de calendario.

esta sería como la de mayo,

por el día de las mamacitas.

jennifer: ¡ay, johnny, johnny!

¡ay, no! ¡johnny!

johnny, ¿ya te maté?

ay, johnny.

johnny: ¿por qué

el amor no correspondido

se hace más grande

en lugar de más chiquito?

>> perdón, ¿qué decía?

johnny: no, no, nada, reinita.

nada, aquí hablando con johnny--

o sea--

o sea, conmigo mismo.

pero es que sabe qué, que--

es que estoy enamorado.

>> pues felicidades.

johnny: no, pues

cómo felicidades, al contrario.

me debería dar el pésame,

porque la mujer que yo amo

no me pela y es casada.

>> uy, no.

johnny: sí, sí, guapa.

como duele el amor, ¿verdad?

como duele.

ana: mamá.

mamita, al fin sé cómo te ves.

y no cabe duda

que cuando diosito te quita

también te da algo.

porque me quitaron tu guitarra,

pero mira nomás.

aquí está tu cara.

y tus ojos.

y tu boca.

la boca con la que me cantabas.

eres tan bonita.

verte...

verte me da como...

como la nueva esperanza

de que te voy a encontrar.

eso se siente, ¿sabes?

te voy a encontrar.

luz: claro que vas a encontrar

a tu mamá.

ana: mira, un angelito.

luz: todas las noches

le rezo a diosito

para que encuentres a tu mami.

ana: ah, ¿sí?

mi corazón,

¿quién te quiere tanto?

luz: ¿y si rezamos juntas

ahorita?

ana: perfecto.

hazte para allá.

a ver.

luz: junta tus manos

y cierra tus ojos.

ana: a ver, junto mis manos

y cierro mis ojos.

luz: diosito,

te pido con todo mi corazón

que ana pueda encontrar

a su mamá.

yo sé lo que se siente

cuando tu mami no está.

yo no quiero que ana

sufra lo mismo.

ayúdala a que la encuentre,

por favor.

yo sé que tú no me vas a fallar.

te prometo portarme muy bien

y sacar muy buenas

calificaciones si nos ayudas.

te quiero, amén.

ana: amén.

yo te amo a ti

con todo mi corazón.

gracias, muñequita.

luz: yo también te quiero, ana.

fernando: te quiero mucho, papá.

nicolás: yo también, hijo.

fernando: hiciste llorar

a jennifer.

nicolás: lo lamento, pero

tengo la razón.

fernando: sí, lo sé.

yo también lo sé,

pero es tu esposa y te ama,

no le puedes decir eso.

nicolás: yo también la amo,

mucho.

fernando: yo creo que después

habrá tiempo para hablar

de todo.

por lo pronto,

me dijo toledo que vas muy bien.

que vas evolucionando muy bien,

que eres un hombre muy fuerte.

muy fuerte, papá.

mañana vengo sin falta.

pasa buenas noches.

nicolás: gracias.

gracias.

fernando: tenle paciencia

a mi papá, jennifer.

como lo dije adentro,

no es momento para estas cosas.

de veras...

gracias.

muchas gracias

por lo que has hecho

por mi padre.

por amarlo.

gracias por respetarlo.

gracias por cuidarlo.

gracias por considerarlo.

de verdad.

muchas gracias.

eres una gran, gran mujer.

jennifer: no tienes nada

que agradecer, yo lo amo.

[llora]

fanny: ay, león, me muero

por estar contigo.

león: yo no, ¿eh?

fanny: ¿no?

león: claro que sí.

¿cuándo fue la última vez--?

fanny: ay--[chista]

no digas, demasiado,

demasiado tiempo.

¿qué vamos a hacer, "lion"?

león: ah, ya sé, mira,

edith se mudó a ciudad neza

y ahí vive sola

en un departamentito,

¿por qué no le preguntas

qué onda?

fanny: va, va, va, sí, sí.

león: bueno, ya me voy

porque tengo que ver

al chaparro.

fanny: me lo saludas, ¿ok?

león: sí, mi amor.

te amo.

fanny: y yo también te amo.

león: se te cayó algo.

fanny: gracias.

león: hasta luego.

fanny: bye, mi amor.

"los poemas japoneses

se llaman haiku

y tienen una estructura

muy especial.

son tres versos, uno de cinco,

el segundo de siete

y el último de cinco otra vez.

abrazo sutil

las palabras te tocan

y eres poema

el tiempo feroz

recorre la piel tersa,

es pergamino".

edith: ¡guau!

fanny: ¿qué onda, edith?

edith: órale, haikus.

¿quién lo hubiera esperado

de lenin, verdad?

mira, generalmente es al revés,

el galán

se te convierte en patán.

y ahora resulta que con lenin,

el patán

se convierte en galán, órale.

fanny: ¿galán, lenin?

ana: ángel de mi guarda.

luz: mi dulce compañía.

ana: no me desampares

luz: ni de noche ni de día.

ana: porque si me dejas sola

yo me perdería, amén.

y ahora sí,

a reunirse con el señor feo.

luz: ¿ese quién es?

ana: ay, mana, morfeo, feo,

mor-feo, el dios griego,

este del sueño.

[llaman a la puerta]

ah, caray.

adelante.

bruno: ana.

ana: pase.

bruno: ¿puedo hablar contigo?

soy yo, bruno romeo.

ana: bruno romeo,

¿qué otro bruno hay, óigame?

bruno: necesito hablar contigo.

luz: ay, hola, bruno.

bruno: hola, pequeña luz.

tú, tú a duérmase, duérmase.

ana: sí, sí, sí.

con morfeo, con morfeo.

¿te urge?

bruno: pues es que me siento

muy mal por lo de manuela.

ana: pues cómo no.

y yo te hice sentir peor,

pero es que pobrecita--

fernando: eh, disculpa,

¿estás ocupada?

ana: señor--

luz: ¡papi!

fernando: ¿qué pasó, mi amor?

¿qué haces aquí?

luz: es que ana necesitaba

hablar conmigo.

fernando: ah, contigo, guau.

ana: sí, sí, pero

¿se le ofrece algo, señor?

fernando: sí, claro.

bueno, quería platicar contigo

de tu mamá.

fanny: ana--ay, cuánta gente.

ana: sí, ya sé, mana,

ahora sí que--¿qué pachuca

por toluca, mi reina?

fanny: no, bueno, es que quería

hablar contigo, pero--

ana: pero qué transitas,

sí, ya sé, casa llena.

es que, pues como los bancos

creo que deberíamos de hacer,

más bien.

sí, o sea,

que tú tomas tu turno, número,

entonces ya te lo dicen

y ya entras.

nando: ¿turno?

ana: sí.

nando: no, pues me va a tocar--

ana: no, ya sé, bolas salchichón

[balbucea]

[ríen]

[celular]

bruno: número desconocido.

ana: ay, en una de esas

es manuela.

le dejas tu boletito, por favor,

al muchacho.

muy amable, gracias.

bueno, pues llegaron

en el momento justo,

bienvenidos.

es que ellos no la conocen.

"chenche, chenche".

¿están preparados?

ambos: ¿para qué?

ana: para que conozcan a...

la una...

a las dos...

es soledad fuentes.

es mi mamá.

fanny: ¡ana!

ana: sí, o sea, parece una foto

de hace muchísimos años--

nando: tienen los mismos ojos,

se parecen mucho, ana.

fanny: sí, cañón.

ana, ¿cómo conseguiste esa foto?

ana: me la mandó diego.

véanme, véanme, ¿sí se parece?

fanny: cañón. [ríe]

nando: sí.

fanny: ay, qué payasa eres.

ana: ¿viste cómo sí?

nando: es la misma mirada.

ana: ¿verdad que sí?

nando: mucho.

diego: tengo una idea, natalia.

natalia: ¿qué idea?

diego: vámonos.

natalia: ¿vámonos adónde?

diego: pues no sé,

podemos ir a bucear a galápagos,

a nueva guinea.

podemos ir al sur de china,

a la colina de la lona

que tanto te gusta.

no sé,

vamos al otro lado del mundo.

fuera de méxico.

natalia: ¿irnos al otro lado

del mundo?

diego: sí, adonde quieras.

a ti te gusta europa oriental.

natalia: sí, diego,

pero ¿en calidad de qué?

diego: no sé, de amigos...

¿de amantes?

natalia: ¿amantes?

diego: ay, ¿desde cuándo

te importan las etiquetas,

natalia?

natalia: mira, diego.

si me voy a ir fuera de méxico,

si voy a dejar todo

lo que tengo aquí,

quisiera saber

qué voy a hacer allá

adonde voy a ir.

diego: pues lo que hacemos.

tomar fotos.

y tú eres igual que yo,

no te gusta estar

en un solo lugar,

te gustan las aventuras.

te gustan las guerras, ¿no?

natalia: ¿vamos a ir

a fotografiar una guerra?

diego: ¿qué pasa?

natalia: lo mismo que te dije

hace unos días.

diego: ¿qué?

natalia: no quiero ser

tu premio de consolación.

no quiero estar contigo

porque estás despechado

por lo de ana.

por eso te pregunto otra vez

y te pregunté,

¿en calidad de qué

me voy contigo?

además, quieres hacer lo mismo

que hiciste

hace veintitantos años,

cuando lo de estefanía.

huir.

¿no aprendiste que las fugas

geográficas no sirven?

el dolor te va a seguir

a galápagos, al sur de china,

a europa oriental,

a la "reconchinchina",

si quieres.

no seas cobarde, diego.

ana: ¿y esto qué es?

fanny: te quiero, ana.

y lo que más quisiera

es que encontraras a tu mamá.

ana: ay, muchas gracias,

mi fanny.

♪ delfín ♪

ambas: ♪ delfín delfín ♪

fanny: perdón, nando.

ana: y usted perdón,

¿qué hongo?

nando: pues también me gustaría

abrazarte.

ana: ah, ¿de verdad?

nando: sí.

ana: pues déjese ir.

el sabio, el intelectual.

el que se las sabe todas,

mi amor.

nando: no me agites tanto.

me da mucho gusto

que ya sepas como es tu mamá.

ana: sí, y está bien bonita,

¿verdad? muchas gracias,

mi nando.

gracias, gracias.

pues bueno, aquí en esta casa

hay abrazos de oferta,

de oferta, llévelos, llévelos,

están de ofertón.

[ríen]

sí habían oído esto, ¿o no?

[ríen]

nando: ximena se va a ir, ana.

ana: ah, bueno.

la idea es que se recupere,

pero si quieres

luego platicamos, ¿no?

por lo pronto, agua y ajo.

luz: ¿agua y ajo?

ana: sí, mana, aguantarse y a--

nando: ana.

ana: así, aguantarse y ya, sí.

fernando: bueno, bueno, ana,

¿y quedan abrazos de oferta?

ana: ¿los de llévelo llévelo?

los de ahorita,

los que eran gratis,

ahoritita ya no hay chance,

hay que buscar en la bodega

a ver si todavía hay.

fernando: en la bodega.

bueno, puedo pagar el doble

por el abrazo, ¿eh?

ana: ¿adónde van?

¿del doble?

fernando: sí, el doble.

ana: fíjese, usted cree

que es muy caro.

fernando: ¿cuánto

me van a costar?

ana: a usted, demasiado,

demasiado, no le va a alcanzar,

hombre.

es tiempo.

fernando: ¿tiempo?

ana: tiempo.

fernando: ¿a qué hora?

ana: no sea payaso--perdón.

perdón, pero o sea, a ver,

dígame qué es el tiempo.

fernando: el tiempo

no es una unidad precisa.

es segundos, horas, días,

semanas, meses--

ana: meses, meses, años.

por ahí, más o menos, meses.

yo no le puedo prometer nada.

meses, tal vez.

fernando: ¿meses?

ana: señor.

el corazón cuando se truena,

cuando se rompe,

cuando está lastimado,

hay que parcharlo, porque

tampoco es que se cierre

y se cierre, o chance sí.

porque es como de los relojes.

o sea, es como la máquina

esta de los relojes que tienen

engranes que se tienen que ir

acomodando--

fernando: ana, te amo.

fanny: ¿cómo te fue?

fernando: señorita luz,

¿sabe usted qué hora es?

luz: no, papi, no uso reloj.

fernando: ay, vamos a tu cama,

mi corazón.

nando: papá.

luz: ¿abrazaste a ana?

fernando: bueno, es que--

bruno: perdón, era un número

equivocado.

¿le fue bien, señor?

fernando: bueno, sí,

dentro de lo que cabe sí.

solo debo reparar

el corazón de ana

y eso va a llevar

un poco de tiempo, con permiso.

luz: ¿cómo se arregla

un corazón, papi?

fernando: [chista]

mi amor, mi amor.

con amor.

luz: pero al corazón del abuelo

lo arregló el doctor.

fernando: sí, es cierto.

pero al corazón de ana

lo tengo que arreglar yo,

no el doctor.

luz: ¿cómo?

fernando: bueno pues,

demostrándole todo el amor

que tengo por ella, así.

luz: suerte en la misión, papi.

fernando: ay, gracias, gracias.

gracias, mi corazón, eh,

a dormir.

luz: buenas noches, papi.

fernando: beso.

descansa.

[llaman a la puerta]

ana: ¿quién?

fernando: yo, ana.

ana: don fernando, sí le dije--

fernando: necesito hablar

contigo, es algo de los niños.

ana: ah.

espéreme, espéreme.

¿qué pasó?

fernando: ¿puedo pasar?

ana: "obviously".

fernando: gracias.

mira.

ana: ay, qué guapo.

"mi media naranja.com", ¿por?

fernando: es un sitio

para conocer gente, ana.

ana: sí, pero yo estoy ya

bastante complicada--

fernando: sí, es para alicia,

bueno, es la tablet de alicia.

ana: y a ver, espéreme, espéreme

este galán, ¿qué, quién es?

fernando: ahí dice que se llama

pablo y que tiene 20 años,

algo así.

ana: pues muy grandecito, ¿no?

fernando: sí, bueno,

lea los chats.

ana: "estás muy guapa.

quiero conocerte.

¿cuándo nos vemos?".

a ver este--muchacho,

tiene 20 pero alicia tiene 15.

fernando: así es, pero bueno,

ahora ve la foto de alicia,

es la siguiente.

exacto.

ana: ay, que "pechonalidad".

fernando: esa es alicia.

ana: me va a dar algo, señor.

fernando: sí, sí, a mí también,

a mí también.

edith: eh, perdón.

ana: la neta,

la verdad es que ahorita

qué podemos hacer, nada,

ya es bien tarde

y hace muchas noches

que no dormimos bien.

fernando: sí, sí.

no lo puedo creer, ana,

no lo puedo creer.

ana: pero, señor,

es que es la edad.

¿o no? ¿ya no hubo problemas,

incluso, con el animal del agua

con cuernos, ese del gustavo?

fernando: ¿y eso qué tiene

que ver? alicia es una niña.

ana: no es una niña.

es una adolescente, ya tiene 15,

ya empieza a sentir--

fernando: bueno, lo que sea,

no puede tener una relación

con un muchacho

que va a la universidad.

ana: sí pudiese [...], pero--

no, no, a ver tranquilo,

tranquilo, ahorita.

esto es una relación virtual,

que le llaman, porque aquí

el chat dice que la quiere ver,

que la quiere conocer, o sea,

esto no ha pasado,

está en el futuro.

fernando: no, no, ningún futuro,

ningún futuro, es imposible,

imposible.

ana: eh, ok.

no quiere que pase,

me parece muy bien,

estamos a perfecto

tiempo de evitarlo.

¿qué pasa?

fernando: ¿cuándo van a acabar

los problemas

con nuestros hijos?

perdón, con mis hijos, ¿cuándo?

ana: cuando lucecita

tenga como 90 años, señor.

fernando: ¿en serio?

ana: ¡buenos días!

perdón que empiece

con esta melodiosa voz,

pero es que de qué otra manera

se empieza este día soleado,

hermoso para ir a la escuela

a aprender muchas cosas.

ya vi que te despertaste,

no me engañas.

hola.

luz: hola, ana.

ana: ¿cómo amaneció

la más hermosa de las princesas?

luz: superbién.

ana: ¿sí? ¿soñaste bonito?

¿andas buscando algo, lichita?

alicia: estoy buscando mi tablet

¿tú la agarraste, luz?

luz: no.

ana: lo que pasa es que...

la tiene tu papá.

alicia: ¿qué?

ana: y vio lo del tal pablo,

mamacita.

alicia: pero ¿por qué?

luz: ¿y quién es pablo?

alicia: ¡nadie!

ana: eh--

bueno, pues, tu papá

se quiere comer un pollito

contigo, ¿eh?

alicia: pero no tiene derecho

a espiarme, ana,

son mis cosas--

ana: sí, yo sé,

pero no te estaba espiando,

lo que pasa, o sea--espiarte,

espiarte no, porque

tú te quedaste dormida

con la cosa esa prendida,

entonces tu papá entró y vio eso

y vio la foto del pablito

y me la enseñó y todo.

y más bien pablote,

porque sí está bien grandote

y también grandotes

tus rellenos.

alicia: pero es mi tablet.

todo lo que está ahí es privado.

¡privado!

ana: sí, yo entiendo--

alicia: yo no esculco sus cosas,

ana.

ana: a ver.

lo que pasa es que nos preocupa

lo que está pasando porque,

mamacita,

tú no eres mayor de edad.

alicia: no es justo.

no es justo.

ana: lichita.

lichita.

mi amor, para todo hay tiempo,

ya lo hemos platicado

muchísimas veces, mi vida.

luz: sí, ana, ¿yo cuándo

voy a tener mi tablet?

alicia: ¡cállate! [llora]

edith: fanny, fanny,

despiértate.

estefanía lascuráin.

pues, ¿a qué hora te dormiste?

fanny: no sé, muy tarde.

ese libro que me dio lenin,

no sabes, está superinteresante.

se llama simone de beauvoir.

lo escribieron en 1949 y neta,

o sea, no sabes lo moderno

que es.

edith: yo creo que ya lenin

le dio al clavo, ¿eh?

fanny: está cañón.

ana: bueno, entonces,

¿qué me ibas a decir anoche,

brunito?

bruno: bueno, mi ana,

ya sabes, es que yo...

me siento culpable.

ana: pues cómo no.

bruno: pues es que yo le dije

que sí, y ya le había dicho

que sí a--yo creía que sí.

ana: sí, es que bueno,

mejor ni me meto porque

se confunde luego las cosas

con el amor de verdad.

bruno: pero es que ma--manuela

es una buena persona.

ana: sí, es una buena persona,

o sea, no tiene nada que ver.

es como diego, digo,

cuántas buenas personas

sufren porque no las ama

quien quieren que las ame.

y luego hay otras

que no son bien amadas y luego--

o sea, la cosa es

que no tiene nada que ver

si eres buena o mala persona.

bruno: pues es que yo me siento

mal porque yo no me di cuenta

desde el principio.

manuela simplemente

no era pa--para mí.

además, mi ana,

yo--yo nunca sabía de qué tema

co--conversar con ella.

ana: ay, por favor.

platicar es lo único

que sabe hacer manuela,

no me digas eso.

mira nomás ya hasta

cómo me salió eso.

bruno: yo ya te he platicado,

ana.

acuérdate,

yo viví una herida de amor.

ana: sí, ya me has contado,

pero no me has dicho bien

cómo estuvo, ¿eh?

ok, no me cuentes.

bruno: ana,

yo sé el dolor que se siente

y--y no es justo para manuela.

ana: pues bueno.

brunito, si te sirve de algo,

así es la vida.

ambos: ¡gané, gané!

ana: ¡hola!

¡hola!

guille: yo te gané.

alex: no es cierto,

yo llegué primero, ana.

¿verdad, ana?

ana: no sé, yo nada más vi

que llegaron así de las de acá--

¿quieren hotcakes?

guille: sí.

ambos: en forma de ratón.

ana: en forma de ratón, bueno,

pues se los hago en forma

de ratón.

pero primero las cápsulas

de omega 3.

mientras vamos a practicar

las tablas, ¿les parece?

ambos: sí.

ana: vientos, a ver, la boquita.

¿dos chocolates

por dos chocolates?

guille: cuatro "cocholates".

ana: cuatro cocholates, muy bien

¿tres travesuras

por tres travesuras?

alex: nueve travesuras.

ana: vientos.

pero bien.

fernando: ¿dormiste bien,

mi corazón?

luz: sí, papi.

fernando: ¿sí?

besito.

¿me dejas hablar con tu hermana?

luz: claro, papi.

fernando: bien.

hija.

alicia: no debiste ver

mi tablet, papá, es mía.

fernando: sí, amor, lo siento,

fue accidental.

pero bueno, no vamos a hablar

de eso, sino de pablo.

alicia: es un amigo, papá.

fernando: hija, es--

es un chavo que conociste

por internet.

ni siquiera tienes la certeza

de que sea quien dice ser.

esto es muy peligroso, hija.

alicia: quiero mi tablet, papá.

fernando: alicia, alicia,

entiende, estos sitios

no son para niñas de tu edad.

hay muchos riesgos, ¿sí?

y bueno, no quiero que tengas

más contacto con este muchacho.

alicia: es que no es justo, papá

fernando: hija, estás fingiendo

ser alguien que no eres

para llamar la atención

de chavos más grandes que tú

y eso no lo voy a permitir,

amor, lo siento.

alicia: es que tú no entiendes,

papá.

fernando: no, no, no, alicia.

entiendo más

de lo que te imaginas.

bueno, ahora

quiero que te pongas el uniforme

y bajes a desayunar, ¿sí?

alicia.

bueno, te esperamos.

gracias.

alicia: qué mala onda eres,

papá, nadie me entiende.

yolanda: ¿hija?

¿qué haces, eh?

isabela: pensando.

yolanda: ¿y qué santo te hizo

ese milagrito?

isabela: no empieces, yolanda.

yolanda: bueno, ¿y en qué estás

pensando en tus regadas de masa?

isabela: sí, sí, en parte.

pero sobre todo en que...

en que hoy nos vamos.

y nos vamos con la cola

entre la patas.

yolanda: dirás tú, porque

yo me voy con la cabeza en alto.

isabela: nos vamos derrotadas.

vencidas.

fracasadas.

humilladas, aniquiladas.

ay, no, soy una fracasada.

soy una "loser", una "loser".

[música]

ana: ¿don fernando?

¿qué está viendo o qué?

fernando: las noticias de hoy.

ana: ah, su--

no, pues sí, sí viajan rápido

las noticias.

está triste.

fernando: más de 25 años

trabajando en esta empresa.

era mi casa.

ana: pues sí, por eso mismo

le digo, ¿no va a hacer nada?

fernando: bueno, sí,

pero trabajar no.

no, ir a trabajar no.

por ahora no.

quiero dedicarme a mis hijos,

a mi padre.

ana: ah, espérese, espérese.

¿va a estar aquí todo el día?

fernando: sí,

¿qué te parece, ana?

hasta que no me aguantes,

todo el día.

ana: ah, este, le platicaba yo--

más bien le estaba preguntando

que qué pasó con la lichis,

porque como ahorita

que se fue a la escuela

estaba con su cara,

como bien así--

fernando: pues sí, está molesta

porque le quité la--ya sabes,

la tablet, pero no puedo

permitir, no podemos más bien,

permitir que alicia

tenga contacto con un muchacho

de esa edad.

ana: pues es que las de--no.

no, no, no, totalmente

de acuerdo, señor.

fernando: ah, claro.

ana: porque independientemente

de los cuadritos, es la edad

y eso, no el internet.

¿quién sabe si sea él, no?

igual no es ese.

fernando: exactamente.

ana: y quién sabe qué peligros

pueda haber, ¿verdad?

fernando: por eso mismo le dije,

eso le dije.

ana: sí, cierto.

exactamente, es lo mismo

que yo estaba diciendo, señor.

justamente, no porque no, o sea,

realmente a mí la edad me parece

que sí--no es importante--

isabela: perdón, ¿interrumpo?

ana: para nada.

eh, con su con per.

ambos: gracias, ana.

bruno: ¿qué está pasando?

ana: pues no, no sé.

bruno: bueno, vamos.

ana: por supuesto que no.

bruno: vamos.

ana: bueno, va.

fernando: ¿qué pasa, isabela?

isabela: pues, como...

prometí no darte problemas

con lo del divorcio y demás.

voy a acatar tus órdenes

y mi mamá y yo nos vamos hoy

de la casa.

fernando: ¿a qué hora?

isabela: pues, ya estamos casi

listas.

fernando: puedo dejarte

uno de los choferes

para que lleve las cosas

a tu departamento, ¿no?

las lleve con eso.

bueno, ¿algo más?

isabela: ¿qué, vas a salir?

fernando: sí, sí,

debo hacer entrega-recepción

de la presidencia y--

voy a pasar al hospital

a ver a mi padre, ¿por qué?

isabela: pues, solamente

para despedirme de ti.

fernando: isabela,

nos seguiremos viendo.

mira, me gustaría

que me dejaras acompañarte

a las consultas

con el ginecólogo,

para ver cómo va la evolución

de nuestro hijo.

y además el departamento

de ustedes está realmente

muy cerca de aquí.

isabela: fernando...

de todas maneras...

gracias.

muchas gracias por todo.

muchas gracias por los momentos

inolvidables que pasamos juntos.

muchas gracias.

[llora]

¿y tú qué haces aquí, ana?

ana: eh... eh,

aquí papando moscas, nomás.

yolanda: vente, hijita,

déjalos de ese tamaño, vente.

isabela: juro.

te juro por mi vida

que me voy a vengar de ti, ana.

te voy a hacer pedazos.

te voy a aplastar

como a una cucaracha.

yolanda: hija.

ya vámonos, hijita.

isabela: algún día, te juro,

que voy a regresar aquí

y te voy a ver humillada,

pisoteada.

completamente hundida porque yo,

yo me voy a encargar

de que fernando te odie.

yolanda: ya vámonos, hijita.

ya vámonos.

isabela: todo.

todo lo que he hecho

o lo que dije,

multiplícalo por 100.

no, no qué digo por 100,

multiplícalo por un millón.

ana: [balbucea]

isabela: te lo advierto.

yolanda: vámonos, hija.

ven, chiquita, ven.

ana: ya se fue.

bueno, casi, hasta que se salga

hasta el portón.

pero vientos, ¿eh?

ella tuvo la culpa.

[música]

Cargando Playlist...