null: nullpx
Cargando Video...

Mi Corazón Es Tuyo Capítulo 87

5 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

diego: la verdad es que

es muy imprudente hablar contigo

de lo que pasa con ana

y fernando.

ahorita lo más importante,

es que nos concentremos

en que te recuperes.

nicolás: pero yo quisiera--

diego: mira, no, no, no,

de verdad, papá,

mira, es mejor que tengamos

esta plática cuando estés

sano y fuerte.

te lo pido, viejo,

quiero que te sientas mejor.

y la verdad es que te amo.

nicolás: yo también, mucho.

diego: no quiero perderte,

viejo.

nicolás: y yo no quiero

que tú te pierdas, hijo.

diego: ay, papá...

te amo, papá.

fernando: llévaselo a enrique,

para que le dé el trámite

a cesáreo.

león: claro que sí, señor.

fernando: gracias.

ana: eh, ¿no le quieres decir

algo antes de eso, o...?

león: ah, muchas gracias, ana.

ana: las que te doblan.

león: híjole, me da mucha pena,

señor, no sé cómo decirle--

fernando: así agarro,

en directo, no me gustan

los rodeos.

león: perdón, señor,

pero cuando se murió tamara,

la mamá de mi hijo, pues,

yo no tenía dinero

para los gastos funerarios.

la cremaron y yo quedé debiendo

casi todo.

fernando: ¿cuánto necesitas,

león?

ana: ¿así de rápido,

don fernando?

fernando: sí, ana,

el muchacho necesita dinero,

y si algo tengo es dinero,

afortunadamente.

además, no se va a comprar

un coche ni se va a ir

a cancún, ¿verdad?

león: no tiene una idea

de cuánto se lo agradezco,

señor.

cada quincena voy a venir

a pagarle, señor.

eso es lo que debo.

me tocó el mejor de los suegros,

¿no?

ana: es gruñón, es frío,

es directo, pero...

es el hombre más bueno

del mundo, león.

fanny: estás loca, edith,

pero mal, neta, mal, o sea, mal.

edith: ¿es que sabes qué?

se me hace muy raro que lenin

haya cambiado de un día

para el otro.

fanny: ve ese teto, por dios,

no ha cambiado ni tantito.

estoy segura que este libro

solamente me lo dio para

retarme, para ver si lo entiendo

o así.

edith: ja, pues más a mi favor,

¿no?

fanny: ¿qué dices?

edith: a ver, creo que quiere

tener tema de conversación

contigo.

fanny: tiene tema

de conversación conmigo, ¿sí?

lo único que dice es que soy

una fresa, que soy una tonta,

que hablo como niña chiquita.

edith: y ahora van a hablar

de feminismo.

fanny: ¿y eso qué?

edith: mira, el libro es nuevo,

él fue y te lo compró.

y luego no te compró el capital

de karl marx,

sino simone de beauvoir.

fanny: ¿y eso qué?

no--no entiendo.

edith: a ver, ¿no lo ves?

este libro lo escogió lenin

especialmente para ti,

y eso la neta es que suena

muy pero muy sospechoso.

fanny: ¿sospechoso?

ay, de qué hablas,

alucina.

edith: pues ya no tanto, ¿eh?

creo que está descubriendo

nuevas cosas en ti, fresa,

sep.

fanny: [gruñe]

edith: [gruñe] loca.

está loca.

luz: [grita]

bri: ¿qué pasó? ¿qué pasó?

luz: quiere que nos veamos.

¡pablo quiere que nos veamos!

bri: ¿qué? ¿cuándo? ¿dónde--?

ambas: [hablan a la vez]

luz: cállate, cállate.

¿qué le digo?

bri: pues, no sé.

o sea, sí se pueden tomar

un café y así.

pero acuérdate que--

luz: sí, sí, ya sé que

no me parezco en nada

a la de la foto, que estoy

plana y chaparra,

que no tengo 19 años.

pero mira ese chavo, bri.

lo tengo que conocer.

bri: está súper guapo.

lo tienes que conocer.

león: muchas gracias, señor.

y le prometo que se lo voy

a pagar.

fernando: ya lo dijiste, león.

te voy a hacer un plan

de pagos para que esté

a tu alcance.

ana: ¿plan de pagos? ¿cómo--?

fernando: ana, sin comentarios,

por favor.

ana: pero es que--

a ver, ¿le dije algo?

no dije nada, no dije nada.

fernando: las deudas deben ser

pagadas.

ana: exactamente.

dígamelo a mí.

león: ¿y por qué lo dices, ana?

ana: ay, qué metiche, mi amor.

no, perdóname, porque

la gente tiene deudas a veces--

inclusive una--

tiene deudas que te comen

los intereses.

pero ¿yo?

uy, señor, yo ya pagué

hasta el último centavo.

fernando: bueno, así tiene

que ser, ana.

león: bueno, yo tengo

que regresar a la oficina.

ana: qué bueno, qué bien,

qué discreto, qué rapidez.

león: señor.

fernando: ¿qué pasa?

león: perdón, pero...

muchas gracias, señor.

que dios lo cuide siempre

a usted y a toda su familia.

yolanda: uy, hija.

antes nos dejó quedarnos

tanto tiempo.

isabela: es un infeliz.

yolanda: ¿quién?

isabela: pues, fernando.

no tiene la más mínima decencia.

yolanda: tiene toda la decencia,

hija.

si no la tuviera, tú y yo

hubiéramos salido de esta casa

con una mano delante

y otra atrás.

isabela: le voy a decir

a fernando que no se le vuelva

a ocurrir volverme a

[indistinto]

yolanda: oye, oye, oye.

si quieres seguir regando

la masa, ¿eh?

ve a ver a fernando.

recuérdale a su progenitora;

y entonces sí nos van a sacar

a la calle pero arrastrando,

¿eh?

cálmate.

deja de hacer estupideces,

isabela.

híjole, tantos años

en harvard, ¿y para qué

te sirvió?

para "nais", paloma.

isabela: naca.

yolanda: bruta.

isabela: corriente.

yolanda: pecadora.

tomás: ¿pero cómo que renunció,

cuándo?

betty: hace dos días,

licenciado.

tomás: ¿cómo es posible?

si el trabajo era su vida.

betty: sí, sí, ya sé.

linda: voy a pasar.

mmm... qué rápido te acomodaste

en tu oficina, quique.

enrique: la empresa tiene

que seguir funcionando.

qué guapa te ves.

linda: gracias,

señor presidente.

enrique: ¿cómo estás?

linda: cada vez mejor.

enrique.

enrique: dime.

linda: ¿no te gustaría

que nos casáramos?

[música dramática]

fernando: ¿tan rápido, manuela?

manuela: sí, señor,

no quiero encontrarme con bruno.

la verdad no soportaría ver--

johnny: oye, manuelita, este,

no tenías que haber empacado

toda la--pues toda la vajilla

de la cocina, traes hasta

el molcajete, creo, pesa mucho.

ana: mamacita, ¿qué no te vas

a despedir de los niños?

manuela: ay, no, ana,

tú sabes que si veo--si yo veo

a los chiquilines,

ahí me voy a poner como loca.

mejor así, ¿no?

cortamos de cuajo.

ana: ¿estás segura?

manuela: nunca he estado

tan segura.

es que--

ay, gracias, señor,

por todo, de verdad,

no tengo palabras.

fernando: a ti, manuela,

a ti gracias.

ana: qué día, qué día.

fernando: esta es tu casa,

si quieres volver las puertas

están abiertas.

manuela: de verdad, usted

es el mejor patrón del mundo.

fernando: gracias.

manuela: del mundo mundial,

espero que don nico se recupere

y que todos sean muy felices.

fernando: gracias, gracias,

manuela, gracias.

manuela: ay, mana,

gracias por todo.

ana: no, gracias a ti.

manuela: por ser una amiga así,

elegantísima--

ana: no sigas, por favor.

manuela: maravillosa...

[lloran]

ana: mana, no, no te vayas

a desconectar, ¿eh?

manuela: no, yo te hablo.

fernando: ¿la ayudas, juan?

johnny: sí, señor,

pues es lo que estoy haciendo

hace media hora,

tengo cargando esto.

fernando: sí se está haciendo.

johnny: sí, señor.

manuela: gracias, johnny.

bruno: señor.

perdón, don fernando.

¿qué está pasando?

ana: ¿tú qué crees?

fernando: manuela se va

de la casa.

bruno: ¿pero a dónde te vas,

manuela?

manuela: a mi tierra,

a veracruz.

bruno: ¿veracruz?

¿pero por qué?

manuela: tú lo sabes muy bien,

bruno.

¿nos vamos, johnny?

johnny: ah, ¿ya?

pero qué, ¿no vas a querer

hablar con bruno?

manuela: no, no quiero.

ana: hablando se entiende

la gente, manuelita, ¿eh?

vamos a dejarlos un ratito

solos, ¿va?

todos: sí.

ana: johnny, tú también.

johnny: ah, ¿yo también?

sí, bueno, disculpen,

voy a estar afuera

por si me ocupan--

manuela: no quiero hablar

con él.

ana: igual llegan a un acuerdo,

manita, ándale, ¿sí? por favor.

vamos, don fernando.

fernando: sí, vamos.

con permiso.

bruno: lo que ha pasado

entre nosotros, no debe influir

en tu trabajo, manuela.

manuela: ¿lo que...

pasó entre nosotros?

¿y qué pasó entre nosotros?

bruno: fuimos novios,

¿te acuerdas?

manuela: que si me acuerdo...

mmm... esa noche que nos hicimos

novios, ¿no? si mal no recuerdo

dijiste, bruno ama a manuela,

¿manuela ama a bruno?

bruno: bueno, perdóname,

manuela, pero las cosas

han cambiado.

[música]

[música]

ana: sí le dije de dónde

sacaron la foto, ¿verdad?

la parte mía fue de un picnic

que tuve con el diego,

porque fue una de las selfies

que nos tomamos, y--

fernando: se dice selfie,

selfie.

ana: sí, o sea, viene del self

¿y? o sea, me la tomé yo, ¿y?

¿sabe? o sea, ¿no?

la autofoto que le dicen.

fernando: sí.

ana: y entonces, como el diego

la tenía bien arriba,

allá en la nube,

pues entonces a mí se me hace

que la hackearon,

no, no se me hace, "sure",

como las artistas que les roban

sus fotos, fíjese.

digo, nomás falta que un picudo

de las compus descubra quién fue

el hackeador de la nube.

fernando: bueno,

sé quién fue, ana, y de hecho

no me interesa averiguar más.

ana: pues sí, ¿verdad?

digo, por eso los mandó

al diablo.

fernando: bueno--ana,

sí estoy enojado,

no creas que no,

en el fondo quiero

que me la pague, pero,

realmente no tiene caso

que me desgaste en eso.

voy a concentrarme

en lo que vale la pena,

lo que me importa realmente,

los problemas familiares,

ahora es enrique quien va

a tener que lidiar con linda,

¿no?

ana: bien.

linda: hubieras visto la cara

que pusiste.

enrique: no entiendo.

linda: es una broma, enrique.

enrique: ah, una broma.

linda: caíste redondito,

mi amor.

enrique: ¿sí, verdad?

lo que pensé es que

si has enviudado dos veces,

debo de temer por mi vida, ¿no?

linda: totalmente.

enrique: bueno, hay temas

más serios, ya es un hecho,

isabela vázquez de castro

ocupará la vicepresidencia.

fernando: ahora lo que

me preocupa es lo de mi padre

y el pseudodoctor.

ana: sí, la neta es que eso sí,

perdón, la verdad está

bien raro.

fernando: ana, por cierto,

¿localizaste a diego?

ana: sí, jennifer me mandó

un mensaje y me dijo que diego

está en el hospital

con don nicolás.

fernando: bien.

bruno: manuela, no te vayas,

por favor.

manuela: ¿para qué quieres

que me quede?

bruno: para mantener tu trabajo,

darle de comer a los niños,

mantener--mantenerte

cerca de la familia--

manuela: ¿para sufrir

cada vez que te vea

y saber que no me amas?

¿para verte todos los días

sabiendo que no sientes nada

por mí? no, bruno,

no me voy a quedar aquí,

a seguir sintiendo este dolor.

hay cicatrices que nunca,

pero nunca cierran, bruno.

bruno: manuela--

manuela: no me toques, bruno.

y de verdad, me da gusto

que hayas recuperado la memoria,

y de verdad te ofrezco

una disculpa por el sartenazo.

[llora]

ana: ¿"qué pex"?

bruno: se fue.

perdón, don fernando,

es mi culpa.

fernando: ¿por qué lo dices?

bruno: porque yo tuve

una relación que nunca

debió haber sido.

el mayordomo y la cocinera

no pueden--ni deben tener

una relación.

fernando: bruno, no fue

tu culpa--

ana: no, sí fue su culpa,

sí fue--no, no me meto,

no me meto, pero bueno, a ver,

no es que no me duela

que se haya ido manuela,

en primera pues porque tengo

mi rímel de agua y si lloro

me mancho, y segunda,

los niños no deben de tardar

en llegar, entonces,

¿qué les vamos a dar de comer?

fernando: pues podemos ir

a un rest--

[celular]

perdón, voy a tomar la llamada.

ana: sí, mientras bruno y yo

vamos a ver si hay algún guisado

ahí para recalentar.

bruno: sí, vamos.

ana: ¡órale!

fernando: tomás, ¿cómo estás?

tomás: sorprendido de lo que

me acaban de informar.

fernando: no te preocupes.

tomás: ¿que hayas renunciado

a la presidencia de la costeña

no debe de preocuparme?

fernando: ¿qué noticias tienes?

tomás: la señora isabela

ya está informada que su

departamento ya está listo,

y que debe desalojar la mansión

mañana mismo.

fernando: bien.

isabel: ¿qué haces, yolanda?

yolanda: estoy en la taquilla

del cine, hijita,

y quiero ver la película

de cantinflas.

isabela: ja, ja, ja,

y recontra ja,

siempre tan simpatías.

yolanda: hay que terminar

de empacar, isabela,

porque si no mañana nos van

a agarrar las carreras, ¿eh?

isabela: ¿y si no nos vamos,

yolanda?

yolanda: fernando te va a dar

todo lo que quieras

si te portas bien.

sino, no quiero ni imaginarlo.

fíjate, ya me veo arrastrada

a la calle por las fuerzas

públicas, no, mi reina, no.

[celular]

isabela: ¿qué pasa, enrique?

enrique: te informo

que oficialmente regreses

a la vicepresidencia

de la empresa.

[música]

[música]

edith: ¿va a estar tu hermano?

fanny: no sé, y la verdad

no creo. digo, como ximena

se va a ir a estados unidos,

pues seguro va a estar con ella.

a ver, además te invité a comer

para que hiciéramos el trabajo

de economía, no para que veas

a mi hermano.

edith: sí.

fanny: coqueta.

lenin: ¿te gusta la poesía?

fanny: sí, ¿por?

¿qué?

lenin: ten.

amigos: [burlones] ♪ ay,

cosita... ♪

león: ¿todo bien, señor?

enrique: perfecto.

necesito tres copias

y hay que dar el trámite

en la gerencia de personal.

león: correcto.

con permiso.

linda: es propio.

enrique: linda, es un escuincle.

linda: bastante guapo.

enrique: además es el novio

de fanny, la hija mayor

de fernando, al cual detesto.

fanny: ¿cómo que manuela se fue?

¿a dónde se fue?

ana: a su tierra, mana.

fanny: pero va a regresar,

¿verdad?

ana: quién sabe, fanny.

fanny: ay, no, qué triste.

ana: ya sé.

fanny: no lo puedo creer.

ana: no, ni yo tampoco, y bueno,

en lo que son peras, manzanas,

berenjenas o lo que sea,

mira, yo tengo más o menos

mi sazón, pero no muy bien,

entonces en lo que encontramos

otra nueva cocinera...

fanny: ¿otra nueva?

ana: pues sí, ¿hay que pedir

pizzas?

fernando: ana, ¿pizzas?

espérame, espérame, las pizzas--

ana: ensaladas, pizzas...

fernando: a ver, hablábamos

que estaba yo--

ana: ¡descongélese usted

los bisteques que están ahí,

señor, y ya habiendo llegado--!

fernando: estoy subiendo

de peso, ana, ¿de acuerdo?

vamos a un restaurant--

está bien, pizza será.

ana: nada más por un día.

fernando: sí, sí.

habla a la agencia para pedir

otra cocinera, por favor.

bruno: sí señor.

fernando: tranquilo.

ana: a ver si no le pasa

como las nanas.

fernando: no, no, ni lo mande

dios, por favor, de veras.

ah, por cierto, ana,

bruno, hija--

edith: y edith.

fernando: claro, y edith,

cómo no verte, sí,

les tengo una noticia.

fanny: no, no más noticias.

bueno, está bien, di, ¿qué?

fernando: mañana se va isabela

de la casa.

fanny: ¡no!

ana: tomorrow?

[festejan]

nando: ¿y cuándo se va ximena

a estados unidos?

parís: la semana que entra

nos vamos, nando.

nando: ¿cómo, nos?

parís: sí, mi hija me pidió

que la acompañara,

voy a ver que se instale,

que esté bien, voy a estar

unos días con ella,

y ya después pues me regreso

a europa.

nando: muchas gracias, señora.

parís: nando, a pesar de todo

quiero que mi hija tenga

una vida normal.

es por la tranquilidad de todos,

hijo, ¿no crees?

nando: sí, yo también espero

que la puedan ayudar a ximena.

aunque la verdad es que sí

la voy a extrañar mucho,

muchísimo.

sí me duele en el alma

que se vaya.

pero bueno, yo sé que es lo

mejor para ella, y para todos,

¿no? para que pueda ser feliz.

fernando: hola.

¿qué pasa, qué pasa?

luz: ¡que la extrañamos

a manuela, papá!

[todos se quejan]

fernando: eh, eh, eh, eh--

[quejas]

fernando: hijos, hijos, hijos,

silencio, silencio, por favor.

ana: [silba] ¡hay silencio,

ranas!

nando: que el sapo va a hablar.

ana: yes, en inglés.

nando: supongo, ¿no?

qué, ¿ahora qué pasa

en esta casa?

edith: es que manuela se fue,

nando.

nando: cómo, a dónde se fue.

fernando: a ver, a ver,

nando, toma asiento, por favor.

ana: como bien saben,

el sapo va a hablar.

nando: gracias.

[murmullo]

fernando: ¿sapo?

ana: ¿qué? eso es así,

además no se ofenda,

luego los sapos se disfrazan

de príncipe--

fernando: no, no se disfrazan,

los sapos se pueden convertir

en príncipes con un beso.

ana: besos, besos, besos...

nando: bueno, papá,

creo que nos ibas a dar

una noticia o algo.

ana: exacto, la noticia.

fernando: sí, sí, claro, claro,

bueno, primero que nada

no encontramos una mejor comida

por lo de manuela, así que,

en fin, ¡hay pizza!

[celebran]

gemelos: ¡qué milagro!

ana: ¡y ensalada!

todos: ay...

ana: tienen que comer a fuerza

un poquito, primero ensalada

y luego pizza, así es la vida,

sobre todo ustedes par de dos.

fernando: hay algunas noticias

que necesito compartir

con ustedes.

siete: [ladra]

fernando: ¡siete, dije silencio,

gracias!

todos: ¿dónde está el abuelo?

sí, ¿dónde está el abuelo?

fernando: [estornuda]

todos: salud.

fernando: sí, gracias, gracias.

gracias.

afortunadamente y gracias a dios

el abuelo está mejor,

recuperándose, y bueno,

va a salir adelante.

todos: ¡bien!

fernando: segunda noticia.

luz: ¿por qué se fue manuela?

todos: ¡sí, por qué

se fue manuela!

ana: eh... porque quería ver...

ay, pobrecita, su mamá,

¿tú crees? que la extrañaba

mucho, porque como está allí

en jarochilandia, veracruz,

pues, ¿sí?

fernando: sí.

álex: o sea que va

a regresar.

ana: sí, es--podríamos que sí,

no, o... ¿sí le sigue

la historia, señor?

fernando: sí, ana, gracias,

gracias.

ana: a usted, señor.

fernando: ¿en qué iba,

en qué iba?

guille: en lo de la tercera

noticia, papá.

fernando: claro, tercera

noticia, sí, claro.

renuncié al trabajo.

todos: ¡qué!

[celular]

natalia: ¿bueno?

diego: hola, natalia.

¿natalia?

natalia: dime.

diego: bueno, pues te hablo

para pedirte perdón.

mira, natalia, de verdad

lo siento mucho,

somos amigos y te he tratado

muy mal.

natalia: me corriste de tu casa,

diego.

diego: perdóname, natalia.

¿puedes venir?

mira, si quieres te cocino.

natalia: [ríe] no, diego,

si me vas a cocinar,

mejor no voy.

diego: mira, te puedo hacer

el curry que tanto te gusta,

el que nos comimos en la india

el año pasado, ¿sí?

natalia: ay... ok.

diego: como a las 9.

natalia: allí estaré.

ana: ¿quién dijo "yo" al agua

de frutas?

todos: ¡yo!

alicia: papá, no nos has dicho

por qué renunciaste.

fernando: bueno, quiero pasar

más tiempo contigo

y con tus hermanos, pues.

todos: ¡qué bueno!

alicia: ¿no tiene nada que ver

con la nota del periódico?

sebastián: ¿ni con los memes

de internet, verdad?

fernando: no, no, no,

esa nota y la foto

no son verdaderas, ¿sí?

querían usarlas en mi contra.

pero bueno, yo renuncié

antes de que eso pasara, ¿sí?

guille: ¿ya no vas a ganar

dinero?

fernando: no te preocupes,

mi amor, no se va a acabar

el dinero.

ana: ¿qué, qué está mal?

ah, es que le falta azúcar,

lo que pasa es que yo casi

no le tomo, ¿verdad?

pero ahorita te la paso.

guille: un poquis.

ana: pero nomás poquita, ¿eh?

poquita.

fernando: bueno, a ver, a ver,

¿en qué noticia voy?

fanny: bueno, contando la mala

noticia de manuela,

irías en la cuarta, papá.

fernando: cuarta, de acuerdo,

creo que no hemos hablado bien

de mi divorcio, ¿sí?

luz: ah, sí, la bruja y tú

ya no van a estar casados,

¿verdad?

ana: isabela, mi amor, isabela.

álex: entonces, ¿por qué

no se ha ido, papá?

fernando: bueno, porque estaba

delicada por el embarazo,

no tenía a dónde irse.

pero eso ya quedó resuelto,

hijo, porque ya está hecho

el departamento, sí.

alicia: ¿y qué va a pasar

con nuestro hermanito?

fernando: me voy a hacer cargo

de los gastos, y a su hermanito

no le va a faltar nada.

luz: ¿va a venir por aquí?

fernando: sí, mi amor,

por supuesto, y va a convivir

con sus siete hermanos.

sebastián: ¿cuándo, papá?

¿cuándo se va a ir isabela?

fernando: isabela se va mañana,

hijo.

todos: [celebran]

luz: y papá, si te vas

a divorciar de isabela,

¿ya te puedes casar con ana?

[música]

[música]

margarita: tú dijiste

que sospechabas que enrique

pudo haber destruido

nuestro puestito.

león: sí, má.

margarita: y que amenazó

a mauricio, te amenazó a ti.

león: ya sé, y me vas

a preguntar por qué acepté

trabajar para él, ¿verdad?

margarita: me quitaste

las palabras de la boca.

león: primero, no te conté

la notificación que me llegó

de la funeraria, ¿verdad?

margarita: no.

león: debo todo lo de tamara,

mamá, más los intereses.

bueno, el caso es que

necesitamos muchísimo la lana,

y yo no me puedo poner

los moños, má.

margarita: no son moños, león,

es trabajar para alguien

en quien no confías.

león: ¿no dicen que al amigo

hay que tenerlo cerca

pero al enemigo más?

margarita: ay, hijo, mira,

solo te sugiero que te vayas

con cuidado.

león: eso seguro, má.

mauricio: ¡papá!

león: flancito consentido.

mauricio: ¿ya te vas?

león: voy con fanny

pero no me tardo.

mauricio: yo te espero

para que cenemos juntos, ¿va?

león: va, entonces me apuro

muchísimo.

bueno, ahorita nos vemos, má.

margarita: cuídate,

cuídate mucho, hijo.

león: sí.

mauricio: no se te olvide traer

el pan, ¿eh, papá?

león: claro que sí, chaparro.

edith: oye, fanny, ¿ya leíste

el poema de lenin?

fanny: no, lo metí

en la mochila.

[llaman a la puerta]

fanny: pasa.

bruno: hemos arribado.

señorita fa--fanny.

fanny: ¿qué es eso?

edith: ay, a poco nos trajiste

de cenar, bruno.

bruno: no, disculpe usted,

distinguida dama, pe--pe--

pero esta cena es

para la señorita fa--fanny.

se la manda el joven "leon".

edith: ándale, pues.

bruno: bueno, hay que destapar

esto, señorita fanny.

fanny: es su plan

de reconquista.

gracias, bruni.

bruno: princesa, para bruno

romero es un placer.

fanny: ¿y león?

león: hola, mi amor.

fanny: hola, guapísimo.

bruno: con permiso.

león: gracias, cómplice.

bruno: de nada, mi rey.

edith: y... como que a mí

me dicen el mar tercio, ¿verdad?

yo me desintegro, permisito.

león: ábrelo, bonita.

fanny: ¿qué me vas a decir

lo que te gusta de mí o qué?

león: claro, aunque voy

a necesitar como 72.000 horas.

fanny: ¿qué dices?

está increíble, "lion".

isabela: [grita]

ay, ay, qué susto,

pero qué esperpento,

qué asco de cuervo.

ay, dios mío, esta casa

es un castillo del terror,

qué miedo.

edith: lo bueno es que ya se va,

mañana, ¿verdad, señora?

[grajea]

isabela: ya, ya vale, ay,

qué asco, qué asco.

¿y tú por qué no te vas

y te haces otro tatuaje?

pero en la frente,

que diga soy un monstruo

insolente, lárgate ya.

edith: lo de insolente

se lo acepto, señora,

lo de monstruo mejor

tatúeselo usted.

isabela: ay, ay, qué asco,

qué asco, qué asco.

pero ahora sí van a conocer

al verdadero monstruo.

perdón, estoy terminando

de empacar y tengo aquí mi ropa.

gracias por hablar conmigo

personalmente, ¿eh?

lo del abogado fue un detallazo

finísimo, fernando, finísimo.

me extraña, me extraña,

porque viniendo de ti,

tú que eres tan educado,

tan correcto.

pero no te preocupes,

porque mañana mi mamá y yo

te dejamos de molestar.

ay, no, no me quiero ir.

no me quiero ir.

ana: lo que pasa es que yo

tengo un...

pues un dolor todavía aquí,

¿me entienden?

luz: ¿por qué?

sebastián: pues porque papá

se casó con esa mujer.

ana: exactamente, más o menos

por ahí va la cosa.

guille: pero tú dijiste

que eras novia de mi tío diego.

ana: exactamente, mi amor,

y ahí está otra bronca,

el tío diego.

[celular]

espérense.

ay, es que con eso de que hay

que esconderse los teléfonos

y las llaves por todos lados...

sebastián: ah, mira.

ana: hablando del rey de roma

y el tío diego que se asoma,

espérenme tantito.

no puede ser.

sebastián: ¿qué pasó, ana?

guille: ¿qué, qué pasa, ana?

todos: ¿qué pasó? ana,

¿qué pasa?

ana, ana, te estás tardando.

ana: es mi mamá.

ella es mi mamá. [llora]

diego: soledad dejó a ana

frente a las puertas

de la casa hogar,

de las monjas del verbo

encarnado, con una guitarra.

ana tenía como 2 años.

natalia: diego, pero esa foto

fue tomada en la cárcel, ¿no?

diego: sí, la mamá de ana

estuvo en la cárcel por más

de 15 años, homicidio simple.

mira, el caso es de que ana

no la conoce.

natalia: ¿cómo?

diego: no sabe dónde vive,

y no se han visto por más

de 30 años.

natalia: ¿y tú por qué tienes

esa foto?

diego: pues porque he estado

investigando.

quería darle ese regalo a ana,

pero eso se terminó.

natalia: ¿no vas a seguir

investigando?

diego: no.

esta foto es lo último

que le mando, creo que lo mejor

es que no vuelva a ver a ana.

luz: a ver, ana.

sebastián: ¿y cómo conseguiste

la foto de tu mamá?

ana: me la...

me la acaba de mandar

tu tío diego.

álex: pero no está viejita.

ana: no, se ve jovencita,

¿verdad? es que la foto

es antigua.

guille: ¿de cuándo?

ana: es de... de... 1982.

sebastián: o sea, hace como

30 años.

ana: más o menos, sebas,

más o menos.

luz: ¿30 años?

álex: o sea que no se ve así.

guille: no, pareja,

tiene que estar más viejita.

ana: sí, ya debe estar

más grande.

sebastián: se llama soledad,

¿verdad?

ana: sí, mi sebas.

más o menos así se veía

cuando me dejó en la casa hogar.

todos: es muy guapa.

ana: ¿nos parecemos?

todos: sí, mucho.

ana: al fin se cómo es su cara,

mis niños.

¿viste cómo tiene su mirada,

y su boca? [solloza]

gemelos: como los ojos, ana.

[música]

[música]

natalia: lo siento mucho, diego.

de verdad, lo siento mucho.

isabel: ay, perdóname, fernando,

no quería reclamarte,

con el abogado te dije que iba

a acatar cualquier cosa

que me pidieras, que no te iba

a poner obstáculos para lo de

nuestro divorcio y...

ay, perdóname, además no quería

llorar, fernando.

fernando: no te preocupes,

isabela.

isabela: ay, perdóname,

pero es que el dolor me gana.

pero, bueno, lo mejor

es que siga empacando.

mañana se termina este sueño.

fernando: ¿quieres que te ayude?

isabela: no, no, gracias.

por cierto, fernando,

me habló enrique,

no sabía que él estaba ya

de presidente interino.

fernando: sí, así es.

isabela: bueno, pues me propuso

volver a la vicepresidencia,

¿qué opinas? ¿qué opinas?

fernando: bien, me parece

muy bien.

tú conoces el manejo

de la empresa y además

te llevas muy bien con él, ¿no?

estuvieron juntos.

creo que pueden hacer

una buena mancuerna.

perdón, ¿me permites?

voy a la cocina.

isabela: sí.

una buena mancuerna.

o sea, tan buena mancuerna

que espero un hijo suyo, idiota.

león: y acuérdate que son siete,

¿eh?

fanny: sí, y cuando me des

el séptimo me vas a hacer

una pregunta, ¿no?

león: exacto, una muy importante

pregunta.

fanny: bueno, pero, me ibas

a decir lo que te gusta de mí

y así.

león: ah, bueno,

eso es muy fácil.

fanny: ¿qué tan fácil?

león: mira, me fascina...

me fascina tu coche.

fanny: ay, león, ¿qué dices?

león: bueno, era una broma, ya.

me fascina tu sinceridad,

me fascina tu olor,

me fascina tu mirada,

tu inteligencia,

tu espontaneidad,

tu cintura, la forma en cómo

desplazas el viento al caminar,

la manera en cómo se detiene

el tiempo cuando me besas.

me fascina tu boca.

fanny: ¿ah, sí?

león: sí. tus manos.

tu forma de vestir.

fanny: ay, león.

león: me fascina la manera

en la que me amas.

me fascina tu ternura,

que me sabes escuchar,

tu bondad, tu generosidad,

tu alma buena.

me fascinan tus besos, fanny.

me fascina que seas mi novia.

ana: no, no, nada,

sé cómo se llama y todo,

pero no sé dónde vive

ni cómo localizarla.

sebastián: bueno, pero ya

sabemos que se llama soledad

fuentes, ¿no?

ana: soledad fuentes, sí.

sebastián: pues entonces

hay que buscarla en internet,

¿no?

ana: ay, imagínate cuántas

soledad fuentes ha de haber

en internet, un chorro.

sebastián: no.

luz: ¡papi!

fernando: ¿qué pasó?

siete: [ladra]

luz: oye, siete,

no seas escandaloso.

fernando: ey.

¿y qué hacen?

álex: el tío diego

le mandó una foto

a ana de su mamá.

guille: ya su...

fernando: ¿una foto?

todos: sí.

fernando: ¿puedo verla?

ana: perdón, señor.

fernando: me da mucho gusto,

ana, me da mucho gusto que

al fin sepas cómo es el rostro

de tu mamá.

tan hermosa como tú.

ana: perdóneme.

fernando: no, no digas eso.

ana: perdón. [llora]

todos: ana...

Cargando Playlist...