null: nullpx
Cargando Video...

Mi Corazón Es Tuyo Capítulo 71

14 May 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

fernando: no te voy a echar

de la casa, isabela.

¿cuánto tiempo necesitas

para empacar tus cosas?

isabela: yo creo que dos días

máximo.

ana: ¿dónde estás, isabela?

fernando: ¿ana?

isabela: ¿la nana?

ana: isabela, ¿dónde estás?

¿dónde está mi guitarra?

¿mm?

fernando: ana, por favor...

ana: señor,

¿que no ve que isabela se llevó

la guitarra de mi mamá?

es mi vida.

isabela: ay, ¿cuál guitarra?

¿de qué hablas?

ana: lo que acabas de oír,

de mi mamá, de mi vida.

manuela: pero ¿qué pasa?

ana: ¿dónde está mi guitarra?

isabela: es que no sé

de qué me estás hablando, ana.

fanny: isabela,

sabes perfectamente

de qué guitarra habla ana.

ana: exacto.

isabela: no, no, claro que no.

fernando, me están acusando

falsamente.

fernando: vamos a calmarlos

todos, por favor, ana.

ana: usted sabe perfectamente

lo valiosa que es para mí

esa guitarra, ¿que no?

fernando: sí.

ana: usted vio que yo la puse

anoche ahí, en mi recámara,

y ya no está.

¡ella la agarró, señor!

isabela: no, pero es que eso

no quiere decir

que yo le haya tomado.

ana: que sí la--

isabela: ¿para qué quiero yo

una guitarra, ana?

por favor.

fanny: para seguirle

fastidiando la existencia

a ana como te encanta.

ana: exacto, sí.

manuela: pues yo no lo dudo

ni tantito que usted

haya agarrado esa guitarra.

bruno: manuela...

isabela: pues te equivocas

porque yo no quiero seguirle

fastidiando la vida a ana.

ana: hermana, ¿y ahora

qué te pasó?

agarraste esa guitarra,

tú me odias, isabela.

isabela: ana, por favor,

claro que no.

ana: ah, ¿no? ¿cómo? o sea,

¿desapareció mi guitarra

junto con tu memoria?

todo lo que me has hecho, ¿qué?

isabela: pero ¿qué te he hecho,

ana?

ana: mira, de verdad no, no...

no se acuerda.

isabela: fernando,

yo no le he dicho nada

y yo no odio a ana.

de hecho, siento

todo lo contrario, siento...

siento compasión por ella.

ana: ¿qué?

isabela: fernando, por favor,

diles lo que acaba de pasar

en la biblioteca.

¿qué te acabo de decir?

fernando: a ver, isabela, no es

el momento, no es el momento.

isabela: no, no, sí es

el momento, es el momento

de decirles que te voy

a facilitar el divorcio

y que me voy de esta casa

en dos días.

díganme. ¿para qué quiero yo

robarle una guitarra?

bueno, ni siquiera sé

por qué le importa tanto

la guitarra, fernando.

ana: no, no, no, a ver,

te explicamos cómo está

el asunto.

eso es lo único que tengo

de mi mamá, ¿sí?

isabela: ay, ana,

de verdad lo siento.

yo no sabía y tampoco sé nada

de la guitarra, de verdad, ana.

ana: isabela--

isabela: no, a ver. mira...

vayan a buscar

a la recámara de mi mamá,

busquen en toda la casa.

yo no sé dónde está la guitarra.

de verdad, háganlo.

fernando, yo no tengo

nada que ver,

no tengo nada que esconder,

lo juro por dios.

todos: [resuellan]

ana: te va a salir

una afta en tu boca.

isabela: lástima que ustedes

no pueden decir nada.

[gruñe]

los restos de la guitarra

están en la basura, mamá.

[ríe]

ya van camino

al bordo de xochiaca.

yolanda: entonces, hiciste

añicos la guitarra--

isabela: [chista]

ay, baja la voz.

[ríe]

la criada se puso como loca.

claro, cuando se dio cuenta

que no estaba

su dichosa guitarrita...

no, no, no, mamá,

es que la hubieras visto.

yolanda: no. a mí me vino

a gritonear aquí bien feo,

pero nomás porque no estabas.

y sospecha de ti, ¿eh?

isabela: ay. no hay forma

de que alguien compruebe

que convertí su guitarra

en aserrín.

ambas: [ríen]

fernando: esas no son formas

de arreglar problemas, ana.

fanny: papá, pero la bruja--

fernando: lo que sea.

lo que sea

que haya hecho isabela,

no puede ser que se pierdan

los estribos de esa forma.

ana: ¿qué?

pero si ni le pegué ni--

perdón, perdón, sí, perdón.

fanny: papá, es que, neta,

no es justo.

isabela agarró la guitarra--

fernando: hija, no tenemos

pruebas.

además, ya la oyeron, ¿sí?

ya, ya escucharon.

fanny: sí, según ella,

que va a firmar el divorcio

superrápido y no sé qué.

la neta, no le creo nada.

fernando: bueno, hoy mismo

veo a mi abogado, fanny.

lo que quiero decir es

que isabela ya aceptó irse,

¿para qué tener

estos desplantes, ana?

ana: uno, yo ni lo sabía.

dos, una cosa es

juan domínguez y otra... no.

otra cosa, señor.

yo así reacciono

con las cosas que quiero,

con la gente que amo.

y cuando vi lo del sebas,

¿cómo me puse?

no, tú no supiste,

pero lo de luz,

¿cómo me puse?

fanny: sí.

ana: y luego hasta me tuvo

que agarrar, señor.

fernando: ya se va, ya se va,

ana, no te preocupes.

bruno va a buscar

por cada rincón tu guitarra.

es más,

yo la voy a buscar.

luego hablamos, ¿sí?

ana: ya, hermana.

fanny: ¿qué?

la va a buscar.

fernando: hija, con permiso.

fanny: sí.

enrique: buenos días, fernando.

fernando: me dijo beatriz

que querías verme.

toma asiento.

enrique: gracias.

fernando: ¿traes el reporte

de la organización

del evento de aniversario?

enrique: sí, es mi pendiente

principal antes de irme de aquí.

aquí tienes todo el desglose.

fernando: pensé que te ibas

a medir en los gastos.

enrique: creo que en esta

ocasión, no debemos escatimar,

es una inversión

para que la imagen de la empresa

se fortalezca.

fernando: sí, pero aun así,

es demasiado.

enrique: yo no lo creo,

creo que--

linda: fernando,

tenemos una crisis

por tus estúpidas decisiones.

isabela: [ríe]

yolanda: no lo puedo creer.

¿te sientes bien?

isabela: no, mamá, no.

pero he pensado mucho

en lo que me dijo enrique

y tiene toda la razón,

no hay que quemar las naves.

yolanda: ¿cuáles naves?

¿naves espaciales?

isabela: mira, si peleo

el divorcio hasta lo último,

fernando me va a odiar.

yolanda: ¿más?

isabela: sí, mucho más.

yolanda: ah, no, no, no.

no queremos eso, ¿verdad?

isabela: no. claro que no.

[llaman a la puerta]

voy a ser más inteligente.

yolanda: ¿quién?

bruno: soy yo, bru--bruno

romero. bruno, señora.

yolanda: un segundo.

adelante.

brunillo, pásale,

¿qué se te ofrece?

bruno: eh... señora,

eh, tengo instrucciones.

me pidió don fernando

que revisara cada rincón

de la casa, señora.

yolanda: ¿para qué?

bruno: para buscar y encontrar

la guitarra de ana.

ambas: ¿la guitarra de ana?

yolanda: si quieres,

revísame a mí, mi amor.

isabela: madre.

bruno: [carraspea]

bueno, yo no creo

que pueda usted esconder

una guitarra entre sus ropas.

yolanda: nunca se sabe,

brunillo.

tú búscale, no seas tímido,

ven.

busca en cada rinconcito, órale.

isabela: bruno, revisa

todo lo que quieras.

bruno: ok, sí, gracias, señora.

bueno, por cierto, me pidió,

me solicitó don fernando

que le preguntara a usted

si va a necesitar que le ayuden

a empacar sus cosas

y que si quiere también llevarse

los muebles, que con todo gusto

lo puede hacer.

pero nada más me avisa,

por favor.

avíseme para solicitarle

la mudanza, ¿eh?

yolanda: guau,

qué sutil es fernandito, ¿eh?

bruno: ¿y... este mar...?

¿este martillo?

¿se puede saber

para qué lo usaron?

yolanda: [tose]

fernando: ya te dije, linda,

que no voy a permitir

que vengas a gritarme

a la oficina.

linda: y yo te dije

que tus decisiones

están afectando

a los accionistas, fernando.

todo el mundo

está hablando de la renuncia

del vicepresidente.

fernando: enrique cometió

un error muy grave

y va a pagar por ello.

enrique: insisto

en que las cosas

se salieron de proporción,

fernando.

fernando: enrique, yo soy

el presidente de esta empresa,

así que las proporciones

las decido yo.

y en cuanto a tu asunto, linda,

yo mismo voy a resolver

cualquier crisis

que se presente.

enrique tiene

los días suficientes

para cerrar los pendientes

y yo voy a designar

un nuevo vicepresidente,

punto final.

[música]

axel: ♪ a la vuelta

de este corazón

viajo en un atajo

hacia el amor

sin escalas

y directo a ti

kaay: el destino

propició el amor

amé como en otra dimensión

de tu boca

loca me volví

ambos: una tormenta provocaste

dentro de mis ojos

cuando te vieron frente a mí

axel: déjame robar tu corazón

kaay: yo te regalo el mío

axel: préstale tus alas al amor

kaay: para volar conmigo

ambos: dame una mañana

cada día de la semana

en donde siempre despertemos

tú y yo

mi corazón es tuyo

axel: porque ya somos tú y yo

kaay: y desde ahora es tuyo

ambos: porque ya somos

[vocalizan]

en donde siempre despertemos

tú y yo

kaay: donde solo tú tendrás

mi corazón ♪

fanny: ana, ya no estés así.

ana: ¿cómo no me voy a poner

así, fanny? eso era lo único

que yo tenía de mi mamá.

fanny: ana, te entiendo,

pero, a ver, lo más importante

es lo que tú tienes aquí,

en tu corazón.

ana: ay, perdóname.

fanny: el amor que sientes

por tu mamá,

todos los recuerdos...

ana: todos los recuerdos

son esa guitarra

y estoy cada vez más segura

que fue esta maldita tarántula.

fanny: pues yo también

estoy segura que fue ella,

pero no hay mucho

que podamos hacer.

ana: sí le podemos hacer.

le podemos arrancar

todos los pelos,

la dejamos calva,

le echamos chilito piquín

y que sufra, que sufra por...

no, no porque está embarazada.

fanny: la neta, no estaría

nada mal.

ana: no, ¿verdad?

fanny: me muero de ganas.

y te entiendo perfecto.

toda tu vida has sido

una guerrera y...

te juro, admiro

tu fuerza y tu aguante.

me gustaría encontrar

las palabras

para poder sustituir la guitarra

de tu mamá, pero--

ana: no las hay, hermana.

fanny: mira, lo único

que te puedo decir

es que mis hermanos y yo

te amamos mucho

y, a pesar de todo,

tú ya ganaste.

ana: ah, ¿sí?

¿sí me das lo que me gané?

porque es que no lo siento.

¿qué es?

fanny: ganaste la batalla,

la guerra contra la bruja esa,

contra el mal.

ana: ay, cálmate,

la "pióloga", ¿no?

fanny: teóloga, ana.

ana: la teóloga, por eso,

la teóloga, sí, la teóloga, ¿no?

fanny: ana, isabela ya se va

y tú te vas a quedar aquí.

ana: es que en una de esas,

yo siento que lo que me gané

es la rifa del tigre, fanny.

yo no sé, a veces me va

hasta peor, ya verás.

fernando: no quiero que tengas

nuevos errores, enrique.

el evento es muy importante.

enrique: estoy a tus órdenes.

fernando: bien, como sabes,

es un evento familiar.

necesito un nuevo presupuesto

y revisar todos los detalles.

enrique: así será.

fernando: gracias, puedes irte.

león: señor, sus copias.

enrique: trágatelas.

beatriz: si quieres, te traigo

un café como te gusta.

¿qué pasa? ¿estás bien?

enrique: no, no, no,

están cometiendo

una injusticia conmigo.

necesito de ti

para terminar

lo del aniversario.

¿cuento contigo?

beatriz: por supuesto,

sabes que soy toda tuya.

león: señor, perdón

que lo moleste.

fernando: dime, león.

león: necesito pedirle permiso

para ausentarme.

fernando: ¿qué pasa?

león: problemas familiares.

fernando: ¿qué problemas?

león: mi mamá tiene un puesto

de comida en la universidad

y se lo destrozaron todo, señor.

fernando: ¿cómo que se

lo destrozaron?

león: no sé, señor,

pero necesito ver a mi mamá.

este negocio era todo para ella

y para nosotros.

fernando: sí, sí, claro,

entiendo.

tómate el tiempo que quieras,

hijo.

león: muchas gracias,

don fernando.

fernando: ándale.

león: gracias.

fernando: león, vete ya.

en serio, por dios.

león: que dios lo bendiga,

señor.

[llaman a la puerta]

ana: sí, ¿quién?

bruno: soy yo, ana.

ana: pásale.

bruno: bruno romero.

ana: ya te oí, pásate.

bruno: [carraspea]

¿ya--ya te sientes mejor, ana?

ana: dos trenzas, ¿qué hongo?

bruno: vino a verte diego.

ana: ¿está abajo?

bruno: sí, está allá abajo.

de hecho, te trajo...

para no ser esclavos

de las palabras, hay que ser

dueños de sus silencios,

no puedo decirte qué te trajo.

ana: pero me lo acabas de decir

casi, bruno.

bruno: es que mi boca...

[silba] es una tumba.

ana: pues no fue tan...

vamos a guachar qué onda.

ah, óyeme.

bruno: ¿sí?

ana: ¿quién es... doménica?

manuela: [grita]

¿son para mí?

ay, gracias, guapo.

diego: claro que son para ti,

manuelita.

manuela: ay, gracias, guau.

ay, quién fuera tan suertuda

como la anita...

diego: pero tú tienes a bruno,

manuelita.

manuela: ay, no, para nada.

diego: ¿no?

manuela: no. el muy méndigo

me engaña...

chécate esa, con una enfermera.

diego: ¿a poco?

bruno: exactamente, ana.

ana: o sea que eso que haces,

que no nos quieres decir,

por lo que te metieron

a los separos la otra vez

en donde don nicolás te tuvo

que ir a sacar, tiene que ver

con las llamadas y salidas

misteriosas.

¿todo esto tiene que ver

con la tal doménica

y el hospital?

bruno: así es, ana.

ana: ¿y es algo

que no nos puedes decir a nadie?

bruno: no, ana,

no te lo puedo decir.

ana: a nadie. ¿por?

bruno: lo siento, ana, pero no--

ana: pero ¿por qué?

te estoy hablando.

es de mala educación

dejar a la gente hablan...

es que si ese hospital

es un secreto...

ay, no, diosito,

no enfermes al bruno.

no, por favor,

que no esté enfermo.

diego: pues yo creo

que ahí quedó.

manuela: ay, qué bonita.

diego: mira, esta quedó

para ti.

manuela: ay, gracias.

bruno: [carraspea]

manuela: ay, ahí viene

el pérfido.

voy a ver si ya creció el pasto.

bruno: ¿qué pasa?

diego: de veras que no lo puedo

creer de ti, ¿eh?

¿tú?

bruno: ¿yo?

yo... yo me... me retiro.

diego: hola, mi amor.

ambos: hola.

diego: mira lo que te traje.

ana: ay...

ay, qué hermosísimas.

mira, bien así, como...

nave espacial, como así,

como... gracias.

diego: de nada.

ana: ¿no estabas sacado de onda

conmigo por lo de ayer?

diego: decidí algo, ana,

yo te amo y no me voy

a derrotar tan fácilmente.

y decidí que me voy a morir

en la raya, ¿mm?

[llaman a la puerta]

fanny: ¿qué onda, ma?

estefanía: hola, mi amor.

fanny: ¿qué haces?

estefanía: un cheque

para la fundación, mi amor.

fanny: ¿qué fundación?

estefanía: mira, es

una fundación para niños

en situación de calle.

mira, un grupo de amigas y yo

los ayudamos a que consigan

trabajo.

ya sabes, que se alejen

de las adicciones,

que no pasen frío,

que los vea un doctor,

¿sabes?

fanny: qué padre, ma,

no lo sabía.

estefanía: sí, mi vida, ayudar

a los demás siempre, siempre

va a nutrir tu alma.

fanny: ¿por qué existe

la pobreza?

¿"crecimiento poblacional

desmedido"?

enrique: sí, sí, sí, fernando,

perdón, perdón,

beatriz está conmigo, sí.

necesitaba hacerle

unas cuantas preguntas

sobre la fiesta del aniversario.

sí, sí, va para allá.

beatriz: gracias

por taparme con el jefe.

enrique: de nada.

y espero

que, cuando yo lo necesite,

pueda contar contigo, ¿verdad?

beatriz: incondicionalmente,

enrique.

[suspira]

ya quiero que sea

el día de la fiesta.

el día que voy

a aniquilar a fernando.

león: ¿de verdad?

enrique: pero de ti me voy

a encargar a lo último,

tu familia pagará primero.

león: no puede ser,

no, no puede ser, no puede ser.

reina: ¿qué "pachuca", gatito?

león: ya sé quién destruyó

el puesto, mamá.

margarita: ¿quién, hijo?

león: ¡enrique, fue enrique!

ana: el valor que tiene

esa guitarra para mí, diego,

es "hepotiósico". es--

diego: apoteósico, mi amor.

ana: sí, eso, apoteósico,

es gigantesco. es...

diego: y lo sé, lo sé,

lo sé, mi amor.

es lo único

que tienes de tu mamá,

es como un pedazo de ella,

su recuerdo.

ana: tenemos que obligar

a la arácnida esa

para que me diga la neta,

que me diga qué hizo

con mi guitarra.

diego: no podemos hacer eso,

pero, mira, gracias a dios

que ya se va de esta casa, ¿eh?

ana: pero ¿eso qué, diego?

o sea, ¿ella se va a ir

de la casa y yo me quedé

sin mi guitarra?

es el recuerdo de mi vida,

no solamente es el recuerdo

de mi mamá.

es que no es justo, diego,

¿me explico?

no es justo.

diego: pero mira,

no todo está perdido, mi amor,

porque hay algo

que no te he dicho.

ana: ¿qué?

diego: ¿te acuerdas que yo

quería ver tu guitarra?

ana: clarín.

diego: bueno, pues,

sin que te dieras cuenta,

revisé tu guitarra

y descubrí el sello

donde la fabricaron.

ana: ¿y eso qué o qué?

diego: pues la esperanza

no está perdida.

yo voy a rastrear esos datos

y vamos a encontrar a tu mamá.

¿mm?

ana: ¿neta? ay...

ay, diego, gracias, gracias,

no sabes cuánto te quiero.

te quiero, te quiero, te quiero,

te quiero, te quiero

y te quiero muchísimo,

te quiero. ¿mm?

margarita: ¿cuál enrique, hijo?

león: enrique basurto,

el maldito que trabaja

con don fernando lascuráin.

reina: chale, pero, pues,

¿cómo un señor tan de la "high"

fue a destruir nuestro puestito?

león: seguramente, mandó

a alguien.

margarita: pero ¿cómo sabes

que fue él?

león: mamá, no tengo pruebas,

pero el sábado, en la boda,

enrique me amenazó

con hacerles daño.

fanny: "conflictos políticos,

política social,

epidemias".

león: enrique quiere

que me aleje de fanny.

margarita: bueno, ¿y fanny sabe

que ese tal enrique

te amenazó o eso?

león: lo sabe a medias, mamá,

no sé.

margarita: ay, hijo,

pero si ese cuate

es capaz de destruirnos

el puesto,

¿qué vamos a hacer?

¿de qué más va a ser capaz?

ana: gracias por todo

lo que has hecho por mí, diego.

es que has hecho muchísimo, yo

no sé ni cómo te lo voy a pagar.

diego: diario tengo mi pago,

al poder verte,

al escuchar tu risa

y ahora que me acabas

de decir que me quieres.

ana: y de eso que no te quepa

ninguna duda, diego.

yo te quiero, te quiero mucho.

le digo todos los días a diosito

que muchas gracias

que te haya mandado a mi vida

porque imagínate...

¿qué hubiera sido sin ti?

diego: mira, por eso no voy

a ser cobarde, voy a seguir

luchando por tu amor

y me canso

que lo voy a conseguir.

ana: ay, diego...

isabela: ay, ya, mamá,

quita esa cara.

yolanda: no tengo otra.

¿que no oíste lo que dijo

el mentado bruno?

[burla] "si--si qui--quieren

pueden que--que--quedarse

con los mu--mu--muebles".

isabela: ay, ya, mamá,

ya no hagas dramas, ya bájale.

de todas maneras, ya nos vamos

de esa casa endemoniada.

yolanda: qué poco nos duró

la buena vida.

isabela: [chista] ya.

yolanda: por cierto,

¿para qué me trajiste

a tu cita con el ginecólogo, eh?

isabela: pues porque me dijo

que tenía que venir acompañada.

yolanda: ¿por qué?

¿qué te van a hacer?

yolanda: ay, ¿no te acuerdas?

pues la prueba

para saber si el hijo

es de fernando o de enrique.

yolanda: y eso,

con todo lo que está pasando,

seguro urge un montón, ¿verdad?

isabela: pues sí,

porque desde hace mucho tiempo

yo quiero saber

de quién es mi hijo.

nada más estaba esperando

el tiempo suficiente

de mi embarazo

para que el doctor

me pueda hacer la prueba,

¿sí me entiendes?

yolanda: sí entiendo,

soy naca, pero no bruta.

la bruta es otra, ¿verdad?

¿o no?

isabela: ¿qué?

[resopla]

fernando: sociología.

¿estás segura, hija?

fanny: estoy un poco más segura

que antes, pa.

la verdad es que me entusiasma

muchísimo la idea de poder

aprender sobre la equidad

y la justicia en nuestro país.

y no sé, creo que es

superimportante poder ayudar

a la gente que lo necesita.

fernando: sí, sí, sí.

eso suena muy prometedor,

pero, mi amor,

no quiero que te aventures

a tomar una decisión

solamente por hacerlo.

ahora, sociología no es

una carrera sencilla.

ahorita te estás yendo solamente

por los conceptos básicos.

y, bueno, además, hay que pensar

dónde vas a trabajar,

de qué vas a vivir.

fanny: yo--yo sé.

a ver, papá, yo sé que me falta

muchísimo por aprender,

pero te juro que es

la primera vez que siento

que algo me entusiasma así,

cañón.

fernando: bueno, sí,

eso es muy importante porque...

no hay mejor motivador

que la pasión.

pero, bueno,

antes de cualquier cosa,

fanny, hay un detalle

que debemos revisar,

¿vas a volver

a la misma universidad?

fanny: no, pa.

es que, mira, la carrera

de sociología y trabajo social

solamente la tienen

en la autónoma.

fernando: ya.

o sea, me estás diciendo que...

que vas a ir

a una universidad pública.

doctor: ¿ya se relajó, señora?

isabela: sí, doctor, gracias

por la pastilla de me dio.

doctor: ahora le voy

a suministrar un sedante

más fuerte, pero antes

quiero saber si recuerda

lo que hablamos la vez pasada.

isabela: sí, sí, sí, doctor, ya.

doctor: ¿está consciente

que este procedimiento

puede ser peligroso

para su salud y la del bebé?

yolanda: ¿peligroso?

doctor: sí, señora.

yolanda: ¿por qué no me habías

dicho que es peligroso?

puedes perder al bebecito,

¿sí, doctor?

fanny: ve, ya investigué

y en la autónoma,

están los mejores profesores

y egresados de sociología.

fernando: sí, hija, hija...

caray, aquí no estamos poniendo

en duda al personal docente

de la universidad autónoma

y tampoco de cualquier

universidad pública, ¿sí? es...

es que no me imagino

a fanny lascuráin

en una "hashtag"...

universidad pública.

fanny: [ríe]

fernando: perdón.

ambos: [ríen]

fanny: ¿por qué, papá, eh?

¿lo dices porque soy fresa

y tú eres millonario?

fernando: bueno, mi amor,

es que... ¿cómo te digo?

fanny: ay, papá, es que...

hay que ver un poquito más allá

de los estereotipos.

fernando: mi amor,

no solamente es eso.

son...

muchos cambios

a los que te vas a enfrentar.

fanny: ya sé, papá, pero...

a ver, acuérdate

que te dije

que quiero ser valiente

y me quiero decidir.

necesito salir

ya de mi zona de confort.

please, dime que cuento

con tu aprobación.

fernando: mi amor, mira,

te repito,

no solamente es eso.

además, si hay algo

que te he demostrado es

que los niveles socioeconómicos

jamás han sido motivo

de discriminación en esta casa,

en esta familia, nunca.

mi preocupación es otra,

fanny, entiéndela.

cuando te fuiste a vivir

con león, te diste cuenta

que las cosas no eran

tan oníricas como tú pensabas.

león: enrique.

enrique: yo soy el señor basurto

para ti, pobretón.

león: tú mandaste a destruir

el puesto de mi mamá, ¿verdad?

enrique: siempre cumplo.

león: es la forma en la

que mi mamá se gana la vida.

enrique: uh, qué lástima.

mira, yo no tengo la culpa

de que tú te hayas creído

que yo solamente estaba jugando.

y esta vez fueron cosas,

la próxima vez serán personas.

león: te voy a denunciar,

desgraciado.

enrique: [ríe]

suerte con eso, león.

por cierto, fíjate qué lindo

es tu hijo mauricio.

león: ¿qué quieres de nosotros,

enrique, eh?

enrique: además de ser

un pobre diablo,

eres un idiota.

ya sabes lo que quiero.

león: pero a ti fanny

nunca te va a hacer caso.

enrique: quizás tengas razón

y por las buenas no sea posible,

tendrá que ser por las malas.

fanny: mira, yo sé que la vida

no es de color de rosa,

pero necesito

salirme de mi lugar de confort.

neta, esto es lo mío.

fernando: mi amor,

de acuerdo.

te voy a decir...

lo que pienso, hija.

considero seriamente

que estás teniendo

un pensamiento dicotómico.

pero hay veces que...

es necesario

cambiar de rumbo por completo.

y, obviamente, es tu vida...

[suspira] no va a ser fácil.

pero te apoyo.

porque te amo.

te amo, eres mi princesa.

te amo.

doctor: los resultados

no van a estar listos

de inmediato.

isabela: ¿no?

doctor: la muestra

del vello coriónico

que voy a obtener

todavía debe de ser

comparada con la muestra

del padre o del presunto padre.

yolanda: ¿vello "carioca"?

¿a poco es un guapo de brasil?

isabela: mamá.

doctor: coriónico, señora.

yolanda: pero ¿de verdad

es peligroso?

doctor: sí, señora.

como les dije,

tiene un riesgo.

sobre todo, para el feto.

yolanda: ay, hijita,

y todo por tu terquedad, ¿eh?

isabela: mi mamá puede

esperar en la sala,

¿verdad, doctor?

doctor: eh, sí, sí, claro.

yolanda: está bien.

haz lo que quieras.

has cometido

tantas regadas de masa

que una más es lo de menos.

nada más falta

que pierdas ese bebé.

doctor: ¿procedemos, señora?

isabela: pero, por favor,

doctor, ya,

están hablando mucho,

me están poniendo muy nerviosa,

ya, por favor.

doctor: ok.

johnny: hola, ¿cómo estás, edna?

edna: gracias.

pues nada bien, johnny.

no te lo había querido decir,

pero--

johnny: ¿qué onda? ¿qué pasó?

edna: es que... no tengo dinero.

johnny: ah, no te preocupes,

yo, si quieres,

te invito la cuenta.

¿qué vas a querer comer?

edna: no, no, johnny, o sea,

ya se me acabó

hasta el último centavo.

johnny: no la muelas,

ahora sí me dejaste

de a cuatro.

edna: sí.

[mensaje de texto]

johnny: perdón, ¿eh?

edna: sí.

dana: "ay, amorcito

de mi corazón,

ya siento que te extraño.

te mando mil besos".

edna: ¿quién es, johnny?

johnny: ah. no,

de la producción,

que ya me están esperando

en el foro.

bueno, nos vemos, ednita.

edna: bye.

johnny: al rato te hablo.

edna: sí.

ana: eh...

¿conoce o es una tal doménica?

doménica: hola, soy yo.

¿qué se le ofrece?

ana: sí, sí está guapa.

ana: eh...

¿hay algún otro lugar

donde podamos hablar?

doménica: no, lo siento.

no puedo descuidar mi puesto.

¿quién es usted?

ana: soy ana, ana leal.

y quiero que me explique...

si se lo digo aquí,

es porque usted lo pidió,

¿qué onda con el bruno?

bruno: [recuerda] ¿cuánto tiempo

me queda?

doménica: si tenemos suerte,

máximo un mes, bruno.

bruno: un mes...

doménica: no, de verdad, ana,

no te lo puedo decir.

ana: ¿por?

doménica: pues,

porque se lo prometí a bruno.

ana: ay, mamacita,

por el amor de dios, ¿sí?

o sea, yo te voy a decir

una cosa, el bruno tiene novia.

doménica: yo lo sé, claro,

manuela, ¿no?

diego: ¿qué es lo que está

pasando aquí?

no entiendo nada.

ana: ¿segura nada que ver

con él?

es que manuela creía que aquí,

la susodicha, le estaba

pedaleando su bicicleta.

doménica: no, ana, claro que no.

ana: sí, ya me acabo

de dar cuenta.

diego: bueno, pero, entonces,

¿cuál es el misterio

de bruno, pues?

ana: exacto, ¿cuál es

el misterio de bruno?

¿ves? es que nada más

se agarra así,

se tuerce y no me dice nada.

doménica: de verdad no puedo,

di mi palabra, perdón.

ana: a ver, espérate,

¿bruno está enfermo o algo así?

doménica: perdón, tengo...

tengo que irme,

tengo que ver un paciente.

ana: oye, oye, oye.

diego: ¿cómo que bruno enfermo?

ana: y se me hace,

por su reacción,

que sí es algo bien grave.

diego: ¿tú crees que bruno--?

ana: ¿que se vaya a morir?

no, cancelo, cancelo, cancelo.

tomás: ¿qué se te ofrece, amigo?

fernando: tomás,

quiero divorciarme.

tomás: pero te acabas de casar,

fernando.

fernando: ¿qué te puedo decir?

me equivoqué.

pensé que podía formar

una familia con ella.

es una mujer muy valiosa,

pero yo no soy la persona

indicada para hacerla feliz.

[pitido]

doctor: ¿cómo se siente, señora?

isabela: creo que bien.

doctor: va a tener un poco

de dolor, pero le voy

a recetar un analgésico

y, desde luego, un antibiótico.

isabela: ¿le--le puede hablar

a mi mamá, señorita?

enfermera: sí, un momento.

isabela: [suspira] ¿ya...?

¿ya obtuvo la muestra, doctor?

doctor: sí, señora, hoy mismo

la mando al laboratorio,

pero necesitamos una muestra

de adn del presunto padre.

isabela: sí, sí, sí.

ya me lo dijo.

no se preocupe por eso.

doctor: muy bien, señora.

isabela: [piensa] creo

que, en el fondo, sí quisiera

que este bebé fuera de fernando.

fernando: ¿cuánto tiempo

va a demorar el proceso?

tomás: si ambos están

de acuerdo y aunque hay

un bebé de por medio,

yo diría que dos o tres meses.

fernando: dos o tres meses...

fanny: león, ¿por qué

no me habías dicho nada?

león: pues, porque acaba

de pasar ahorita, a la mañana.

fanny: pero, a ver,

dime una cosa,

¿tu mamá está bien?

león: sí, sí, está bien, fanny.

fanny: es que, neta,

no puede ser, no es posible

que haya gente tan mala onda--

beatriz: perdón, perdón.

león, dice don fernando

que si pasas, por favor.

león: te veo luego, amor.

manuela: ¿hablaste

con la pérfida esa

de la enfermera?

ana: sí, hermana, sí,

pero ella jura y perjura

que no tiene nada que ver

con el brunis.

manuela: ay, sí, ¿cómo no?

ana: en serio, hermana.

diego: manuela, es que creo

que hay un problema más grave.

manuela: ¿qué?

ay, no,

¿se va a casar con esa tipa?

ana: manuela, no.

manuela: ay, ¿entonces?

diego: es que creemos que bruno

está desahuciado.

todos: ¿qué?

luz: ¿qué es "desahuciado"?

fanny: ¿está margarita?

reina: mira nada más...

la mosca en la sopa.

fanny: ¿está margarita?

reina: ay, como que oigo

un zumbido, ¿eh?

margarita: hija, hija, pasa,

pasa, por favor.

fanny: margarita,

león me contó lo que pasó.

¿cómo está?

margarita: pues imagínate.

fanny: margarita,

pero ¿cómo pudo haber pasado

algo así con su puesto?

margarita: no lo sé, hija.

lo destrozaron con mucha saña,

como si fuera una venganza.

fanny: pero ¿venganza de quién?

margarita: león cree que fue

enrique basurto.

fanny: ¿qué?

ana: la neta, no estamos seguros

de lo que está pasando.

alicia: pero oímos que bruno

estaba desahuciado, ana,

y eso quiere decir

que se va a morir.

ana: a ver, la mano derecha

de todos arriba. ¿y dice qué?

todos: cancelo, cancelo,

cancelo.

sebastián: pero, entonces,

¿qué va a pasar con bruno?

alex: no queremos

que se muera, ana.

ana: ¿para qué crees

que es esto?

no, no se va a morir, no.

luz: es que nosotros queremos

muchísimo a bruno.

ana: todo lo queremos, lucecita,

pero no va a pasar nada malo,

de verdad.

bruno va a seguir vivito

y coleando, ¿eh?

manuela: ay, bruno...

mi amor...

fanny: ¿en la boda

de mi abuelito?

margarita: sí, dice mi hijo

que el señor ese,

pues, nos amenazó a nosotros,

bueno, a su familia, pues.

fanny: no, no,

es que no lo puedo creer.

reina: el gatito hasta nos contó

que el tal enrique ese

hasta cargó al mauricio.

fanny: no, pero ¿por qué?

reina: ¿pues para qué?

pues para que león se aleje

de ti, fanny.

fanny: pero, a ver, ¿usted

ya habló con la policía, señora?

margarita: no, sí, ya iniciaron

una investigación allá,

en la universidad.

fanny: ¿y no vieron

quién fue o algo?

reina: no, ¿pues que no estás

oyendo, pues, que fue

el tal enrique este, fresita?

fanny: a ver, reina,

no podemos acusar a nadie

si no tenemos pruebas.

¿sí me entienden?

reina: óyeme, si no soy idiota.

margarita: oye, ya, reina,

tranquila.

además, tiene razón fanny, hija.

pues, si no hay pruebas, pues,

no podemos acusar a nadie, ¿no?

reina: ¿pues qué?

¿a poco la palabra del gatito,

pues, no es suficiente?

fanny: no, reina,

no es suficiente.

necesitamos pruebas para poder

acusar a enrique de algo así.

fernando: tomás,

yo te mando hoy mismo

los documentos de la oficina.

tomás: mientras,

yo te redacto un borrador

del convenio de divorcio

con los puntos que hablamos.

fernando: gracias.

tomás: lamento mucho

que no haya resultado

tu matrimonio con isabela.

fernando: créeme, créeme,

tomás, que yo también.

créeme que lamento mucho

la decisión de haberme casado.

ana: [suspira]

diosito, no dejes que nada malo

le pase al brunis.

isabela: ay, más despacio, mamá.

yolanda: si vengo despacio,

por el amor de dios.

isabela: ¿qué me ves?

ana: nada, exseñora.

isabela: [resuella]

¿qué dijiste?

yolanda: cálmate, hija.

recuerda lo que dijo el doctor--

isabela: no, no, no.

esta estúpida gata

me va a escuchar.

ana: ya me robaste lo único

que tenía de mi madre,

¿qué más quieres?

isabela: sí, tú me quitaste

a mi marido y no digo nada.

ana: no. no es cierto,

eso lo perdiste tú solita.

ambas: [gritan]

ana: no, no, ni un golpe más--

isabela: [jadea]

ana: ¿qué pasó? ¿qué pasó?

yolanda: ¿qué, hija? ¿qué?

ana: ¿qué pasó? ¿qué pasó?

yolanda: ¿qué, hija? ¿qué?

isabela: ay, mamá, mamá--

ay, me duele horrible,

me duele horrible--

yolanda: ¿qué hiciste?

ana: no, no hice nada,

nada más le...

¿le ayudo, isabela?

ambas: [gritan]

isabela: ¡quítate,

maldita naca!

ay, mamá...

yolanda: pero ¿por qué haces

esos corajes?

isabela: ya cállate, yolanda.

ay, mamá...

ay, no puedo calmarme,

me duele muchísimo.

ana: vamos a tu cuarto, vente.

isabela: ¡no, no!

¡no te atrevas a tocarme!

ana: no, no te estoy tocando.

yolanda: ya cálmate,

por amor de dios.

¿qué tienes, hija?

¿qué tienes?

isabela: te juro

que si algo le pasa

a mi bebé por tu culpa...

te juro que te mato.

ana: no le va a pasar nada.

cancelo, cancelo, cancelo.

yolanda: ¿puedes caminar?

vamos a que te recuestes, hija.

ana: si quieres,

le hablo a tu doctor.

pásame tu celular,

dámelo, dámelo. yo de aquí--

isabela: [grita] lo que quiero

es que te largues de mi vista.

ana: sí me voy, sí me voy.

no va a pasar nada, ¿eh?

todo va a estar bien.

isabela: ay, ayúdame, mamá,

me duele muchísimo.

[gime]

yolanda: ya, ya, hija, cancela

como dice esa criatura,

cancela, cancela, cancela.

isabela: ya cállate, yolanda.

yolanda: ¿qué me voy a callar

ni qué nada?

isabela: ay, mamá,

sí me duele muchísimo.

ay. ay, no sabes cómo me duele.

[jadea]

yolanda: cálmate, hija, cálmate.

vamos, vamos

para que te recuestes.

isabela: ay, ¿y si no?

ay, mamá, ¿y si pierdo al bebé?

yolanda: ay, cancela, cancela,

como dice esta mujer.

isabela: ay, ya cállate.

¿qué me está pasando, mamá?

¿qué me está pasando?

yolanda: por favor, ya cálmate,

hija, cálmate.

ves y no ves.

isabela: ¿de qué estás

hablando, mamá?

yolanda: de lo que te dijo

el doctor.

isabela: ¿de qué, mamá?

yolanda: que todo eso

del vello "cariaco"

podía poner en riesgo a tu hijo.

isabela: vello coriónico, mamá.

yolanda: y todo

por tu estúpida curiosidad.

acuérdate que la curiosidad

mató al gato

y, en este caso, al bebé.

isabela: mamá, mamá, mamá,

ya cállate, ya cállate.

y, por lo que más quieras,

no le digas a nadie de esto.

yolanda: ok, hijita,

pero tengo que hablarle

al doctor, ¿eh?

aquí traes tu teléfono, ¿verdad?

isabela: ahí está, búscalo.

ay, mamá, de verdad me duele

muchísimo, me duele mucho.

yolanda: ya voy, ya voy, ya voy.

le voy a hablar,

le voy a hablar.

bruno: ¿qué te pasa,

ma--ma--manuela?

manuela: ay, pues, a mí nada,

pero--

bruno: pues, entonces,

yo--yo no entiendo ya nada--

ana: perdón, perdón, perdón.

perdón que los interrumpa.

lo que pasa es que hay

un broncón, otro.

eh... no, pensándolo bien,

mejor primero le hablo

a don fernando.

¿cuál es el número

que está aquí, en la memoria,

de su oficina?

bruno: a ver.

beatriz: señor.

fernando: sí, betty, ¿qué pasa?

beatriz: disculpe, es que es ana

por la dos, dice que es urgente.

fernando: gracias.

ana, ¿qué pasa?

ana: eh... señor, lo que pasa es

que la señora isabela

se puso mal.

fernando: ¿mal?

¿qué le pasó?

ana: tiene un dolor muy fuerte

en el vientre, señor.

fernando: ¿le llamaron

al doctor?

ana: creo que sí.

fernando: a ver, ¿crees o...?

olvídalo, voy para allá.

[susurra] creo que sí.

bruno: bueno, y, entonces, ¿qué?

¿qué fue lo que le pasó, ana?

¿por qué le vino

a la señora esa ese dolor?

ana: lo que pasa que...

tuvimos una pequeña discusión

y luego, pues, que se alteró

bien espantosísimo.

pues ella me quería dar

una cachetada, yo solamente

le detuve la mano y, entonces,

fue cuando le vino su dolor

este de abajo, de acá y...

es que yo no quiero

que le pase nada a ese bebé.

Cargando Playlist...