null: nullpx
Cargando Video...

Mi Corazón Es Tuyo Capítulo 63

2 May 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

yolanda: ¿te acuerdas

que te conté que yo tuve

otra hija, isabela?

isabela: sí, sí, ¿y qué con eso?

yolanda: ana es mi hija,

isabela.

isabela: ay, no, no, no.

yolanda: es tu hermanita.

ambas: ¡no, no!

yolanda: eh, isabela,

isabela,

isabela.

ana: isabela.

¿no la quiere tocar?

fanny: pues la verdad es que sí

vi un poquito mejor a xime.

nando: qué gusto.

¿y te dijo algo de mí?

fanny: pues sí.

me dijo que te había rechazado

y así.

nando: ¿y ya nada más?

¿no te dijo nada más?

fanny: nando, es que no sé

qué decirte.

nando: la verdad.

fanny: bueno, pues es que xime

sí te quiere.

pero no te emociones, nando,

porque ya te he dicho mil veces

que no les conviene estar juntos

ahorita, neto.

nando: ah, bueno,

pero yo te he dicho mil veces

que la amo, ¿qué hago?

[celular]

fanny: no sé,

la neta es que...

nando: espérame.

¿bueno?

xime: ¿nando?

te necesito, mi amor.

isabela: ay, mamá,

pero ¿por qué nunca

me dijiste nada?

yolanda: porque no quería

que supieras que la abandoné.

ana: no te flageles.

isabela: ¿y mi papá lo sabía?

yolanda: no, hija,

él menos.

nadie lo sabía.

fue un secreto que pude guardar

hasta que encontré

a mi muchachita ana.

isabela: entonces ahora resulta

que esta mujer

es mi media hermana.

ahora resulta que las dos

somos tus hijas.

ana: las ironías gigantes

de la vida, isabela.

y sí, nos vamos a tener

que aguantar, chabela.

isabela: no, no, no, no,

espérame.

para ti sigo siendo

la señora lascuráin.

ana: tú eres mi hermana,

isabela.

yolanda: nadie puede negar

que son hermanas.

ana: exacto.

yolanda: que tienen mi misma

sangre las dos.

ana: sí.

yolanda: y podrías ser un poco

más comprensiva con anita.

ella no tiene la culpa de nada.

isabela: pues me va a llevar

mucho tiempo aceptarlo,

¿eh, ana?

ana: no eres la única, mana.

yolanda: hijitas,

estoy agotada con tanta emoción.

ana: sí.

yolanda: han sido muchas

impresiones para un solo día.

ana: sí, yo te entiendo.

señora, no se preocupe.

yolanda: ¿será que alguna vez

me vas a poder decir mamá?

mamita querida.

ana: lo segundo me gusta más

y ya lo hice.

pero con calma.

con calma y nos amanecemos,

porque pues para mí también

fueron como muchas impresiones

y como que todavía

no me cae bien el 20

de que ustedes,

así cómo--

digo, hay muchas cosas

que tenemos que platicar.

isabela: ay, cómo es el destino,

¿verdad?

nos fuimos enterando

que somos hermanas

cuando somos rivales de amores.

ana: cállate.

no ahora.

no ahora.

yolanda: los designios de dios

son misteriosos, hijita, sí.

ana: la dejo.

pero...

una última estrofa, por favor.

yolanda: ♪ si sientes frío

y hay mucha nieve

si las estrellas

esconden su brillo ♪

ana: descanse.

buenas noches, hermana.

isabela: buenas noches.

[ríe]

ay, eres buenísima, mamá.

mama, no--

[ríe]

yolanda: mira lo que me haces

hacer, bomba.

isabela: ¿qué tal cuando

le cantabas la canción?

[ríe]

ay, no, no.

qué tal le cantabas la canción

y la otra--

[imita llanto]

ay, mamá, no inventes,

qué buena eres.

no puedo--

ay, no, no, no.

yolanda: pero te va a costar,

¿eh?

isabela: ay, ¿qué me va a costar

ni que nada?

mamá, vamos a hacer una fiesta

para celebrar esta nueva--

[ríe]

ay, no inventes,

¿viste su cara, mamá?

[ríe]

¿qué tal hacía la cara?

[burla]

y tú cómo te aguantabas, eres--

es una broma.

yolanda: a ver adónde vamos

a ir con esta bromita, ¿eh?

isabela: ay, pobrecita,

pobrecita.

pero la estúpida

por fin va a sufrir horrores.

ana: ¿ya te dormiste, amiga?

necesito verte.

[alerta de texto]

ay, johnny.

¿y ahora?

¿cómo estás?

johnny: no, mal y de malas, ana.

ana: no, si ya te vi que estás

con tu ampolletita, ¿por?

johnny: es que, mira.

o sea, conocí una chava

bien espectacular.

ana: ¿conociste una chava,

mi hijo?

otro clavote.

ay.

¿y su ropa?

johnny: no, pues es que así

sale en la revista.

a poco no es un bombón, mira.

ana: no, sí, de que está guapa,

sí está guapa,

pero, oye, mi hijo--

johnny: pues sí, pero mira,

lo que pasa es que

se llama edna, la conocí ayer.

ana: hola.

johnny: o sea, me dio

su teléfono, ¿no?

ana: qué bien.

johnny: ¿y qué crees?

ana: ¿qué?

johnny: que se me borró.

ana: no.

johnny: sí.

ana: johnny,

es que las desgracias vienen--

jenny: ¿qué pasó, carnalita?

ana: mana, te tengo que contar

algo bien impresionante.

jenny: ¿qué, qué pasó?

oye, qué cara.

ana: ya sé, mana, lo que pasa

es que no sé

ni cómo explicártelo.

jenny: ¿con diego?

ana: no, no, no, no, no,

eso va bien.

bueno, casi me mato,

pero salvaron las cuerdas,

pero no.

no me andes confundiendo,

por favor, ¿sí?

johnny: oigan, este,

si quieren, las puedo dejar

solas para que platiquen.

ana: sí, sí, por favor.

johnny: ah, ¿sí?

ana: bueno, no,

igual te vas a enterar.

sí te encargo guarda la revista.

es que no puedo hablar

así como...

johnny: sí, sí, perdóname.

a ver, pásale.

ana: a ver.

jenny: ahora sí, desembucha.

¿qué pasó?

ana: mana,

resulta que sí.

tranqui, ¿eh?

doña yolanda sí es mi mamá,

mana.

isabela: [suspira]

fernando: ¿y ahora?

¿te sientes bien?

isabela: sí,

creo que hace mucho

que no me sentía tan dichosa.

y por cierto, ¿hoy sí vas

a dormir aquí?

fernando: de lo de ayer,

isabela, lo siento.

no quise ser explosivo.

hay veces que hago cosas

y no mido sus consecuencias,

discúlpame.

isabela, un hombre sabe

lo que debe hacer.

pero hay veces que no sabe

cómo hacerlo.

en fin, disculpa mis diatribas.

isabela: está bien.

fernando: ¿y a qué viene

tanta risa?

isabela: a nada,

estoy de buen humor, nada más.

fernando: ¿en serio?

isabela: sí.

fernando: esa sí es una novedad.

isabela: ¿quieres decir que

siempre estoy de mal humor?

fernando: pues fíjate

que casi siempre.

isabela: tienes razón.

mi amor, ¿te has fijado que casi

no hablamos de nuestro bebé?

no sé, a lo mejor podríamos

ir pensando en acondicionar

su recámara, ¿no?

fernando: sí.

claro, claro, claro.

mañana hablo con bruno,

puede ser la recámara

que usababa diego.

podríamos hacer que la pinten,

podemos comprar muebles.

aunque, bueno, todavía

no sabemos si va a ser

niño o niña.

isabela: ay, no importa,

lo que sea con tal

de que nazca bien.

fernando: sí.

claro.

isabela: ¿no quieres tocar

a tu bebé, mi amor?

fernando: sí, por supuesto.

isabela: ¿y qué sientes?

fernando: no siento

ni escucho nada.

isabela: no, me refiero

a tus emociones.

¿qué sientes de que vas

a tener otro hijo?

fernando: eso me hace muy feliz,

isabela.

isabela: ¿de verdad?

fernando: de verdad.

[música]

[música]

ana: ella me lo confirmó,

que me dejó en la casa hogar

de las monjas

del verbo encarnado.

jenny: ¿ella fue la que mencionó

esas monjas?

ana: no--sí--¿no?

no.

o sea, yo se lo dije

y luego ella dijo

"sí, sí, sí ahí, yo te dejé,

ahí te abandoné".

o algo así, pues.

tal vez no fueron esas palabras.

¿o qué?

johnny: o sea, a ver, ana.

o sea, ya te pasó una vez

que disque conociste a tu jefa

y la verdad que no era.

ana: pero en este caso

las cosas son diferentes.

johnny, ¿te estás oyendo?

johnny: sí, sí, ana.

o sea, pero--

o sea, lo de barniz de uñas.

ana: rojo cereza.

johnny: sí,

lo de la canción esa.

ana: exacta, nadie se la conoce.

johnny: luego la canción,

luego lo de ecatepec

y la manga del muerto, ana.

ana: sí, sí, sí, sí, sí.

¿qué, qué, qué?

jenny: pues no sé, no,

a mí me cuesta trabajo creerles.

hay que andarse

con pies de plomo.

ana: sí, pero no te pongas

así de profunda, mana.

jenny: a ver, a ver,

¿te dijo si tuvo a isabela

antes o después de ti?

ana: ¿habrá sido antes?

pero es que sus cremas

luego son muy finas

y por eso se ve tan bien.

no sé, mana, no sé.

no tengo ni idea.

pero ¿eso qué?

¿o qué?

johnny: mira, ana,

o sea, la señora yolanda

podrá decir misa,

o sea, pero lo que cuenta

es el--

¿cómo se llama este?

cuando te hacen

la prueba del--del--

jenny: adn.

johnny: el adn, eso, eso.

ana: sí, sí, sí, sí es cierto.

sí, eso sí.

pero ¿por qué la señora yolanda

me iba a decir a mí mentiras?

luego a mí.

jenny: ay, por dios, ana,

por dios.

ana: ¿qué?

no andes metiendo a dios

en las cosas así.

jenny: hay mil razones.

ana: ¿cómo, por qué?

¿cuáles razones?

johnny: a ver, ana.

o sea, isabela te odia, ¿no?

ana: sí, eso sí.

jenny: acuérdate, acuérdate,

ana.

cuando conociste

a la señora yolanda,

¿no también te trataba

con la punta del pie?

ana: pero ella no sabía

que era mi mamá, mana.

y además, de ahí a que las--

johnny: a ver, a ver, ana,

¿cómo empezó todo?

ana: ¿te acuerdas de la canción

que nadie conocía?

ella la estaba cantando un día.

luego, antes de los 15

de la lichis, la señora yolanda

quería que le pintara las uñas

y el color era rojo cereza,

mi hijo.

era bien extraño.

luego lo de ecatepec.

jenny: ay, a ver,

tú me contaste

que cuando yolanda te dijo

lo de ecatepec,

te sacaste de onda

y le dijiste "no, no,

no puede ser, no puede ser".

ana: sí.

johnny: igual de ahí

se agarraron, ana.

ana: ¿qué?

jenny: les estás dejando pistas.

ana: sí son capaces

de algo bien horrible como eso,

¿verdad?

jenny: claro.

claro, tú tienes que considerar

la posibilidad,

porque esas méndigas viejas

te pueden estar viendo

la cara, ¿eh?

te pueden estar tomando el pelo.

ana: pues sí.

y de que son, sí son.

johnny: pues entonces oblígalas.

oblígalas a la señora yolanda

a hacerse una prueba del--del--

adn, a ver qué cara

pone la ruca.

ana: sí, ¿verdad?

sí.

sí lo voy a hacer.

sí.

sí.

bruno: [ríe]

[ríe]

dios me dio poder,

le va a encantar,

le va a encantar.

le va a encantar, dios mío.

[tararea]

[alarma]

león: buenos días, mi héroe.

despiértate que hay que ir

a la escuela, campeón.

mauricio: papá.

león: hola, chaparro.

buenos días.

mauricio: buenos días, papá.

león: ya.

[silba]

ya, chin,

ya se me está haciendo tarde.

listo.

mauricio: papá, papá, la parada.

león: [balbucea]

[grita] bajan.

bajan.

agárrale para atrás.

bajan.

[música]

ana: [llama a la puerta]

buenos días.

buenos, buenos, buenos días.

yolanda: [tose]

ana: soy ana.

yolanda: ¿hija?

ana: buenos días.

mire lo que le traje.

yolanda: guau, qué rico, hijita.

ana: sí, y además se lo traje

del mercado de ecatepec.

yolanda: ay.

ana: frutita de nuestro pueblo.

yolanda: ay, qué rico.

ana: sí, aquí el juguito

recién exprimido.

yolanda: hijita.

ana: oiga, quería hablar

con usted, señora.

yolanda: dime, hijita.

ana: lo que pasa es que--

o sea, no es que dude, pues,

pero como a mí ya me pasó

que una vez me presentaron

a una mi mamá

y esa mi mamá no era mi mamá,

pues entonces no es

que yo esté dudando,

pero es que es bien gacho.

yolanda: ay, hijita.

ana: sí, sí,

y yo pues le quería pedir algo.

yolanda: ¿qué hijita?

ana: su cepillo.

el del cabello, el del cabello.

por ejemplo.

yolanda: sí, hijita, claro.

ana: gracias.

yolanda: ¿para qué, hija?

ana: para poder hacer la prueba

de adn.

yolanda: ¿de qué?

ana: de adn.

yolanda: [tose]

ana: siento lo que usted siente.

[música]

[música]

león: hola.

fanny: hola.

león: ¿y qué, fuiste a mi casa?

fanny: sí, pero mejor borro

ese momento de mi mente.

oye, león,

¿por qué no has hecho nada

para regresar conmigo?

enrique: porque es un imbécil.

sal de mi oficina, mensajero.

¡sal!

león: con permiso.

fanny: enrique,

te pido por favor

que no le hables así a león.

ante todo en esta empresa,

siempre se ha tratado

a la gente con respeto.

enrique: lo siento, fanny.

fanny: necesitamos hablar.

enrique: ¿de qué?

fanny: ya no voy a trabajar

contigo.

enrique: ¿por?

fanny: porque no me siento

a gusto.

enrique: no entiendo.

te puse el mundo a los pies

y te dije que podías hacer

lo que tú quisieras.

¿cómo que no te sientes a gusto?

fanny: no me toques, por favor.

enrique: fanny,

a poco crees que no me di cuenta

de tus miradas, ¿eh?

de tus insinuaciones.

fanny: que me sueltes, imbécil.

¿qué te pasa?

enrique: fanny.

fanny: ¿qué?

enrique: perdóname,

te lo suplico.

¿te lastimé?

fanny: no te me acerques.

enrique: lo siento, fanny,

de verdad.

fanny: ¿qué te pasa, enrique?

enrique: te ofrezco

mil disculpas.

en efecto, yo interpreté mal

algunas señales.

fanny: a ver, jamás te di

ninguna señal, enrique.

enrique: tienes razón,

tienes razón.

de verdad lo siento, perdóname.

fanny: ¿cómo crees que voy

a andar con un señor como tú?

y menos si trabajamos juntos.

enrique: lo entiendo

perfectamente.

perdóname.

fanny: ¿que crees que no

me puedo defender sola?

enrique: no, no, yo sé

que puedes.

de verdad, mil perdones.

¿podemos olvidarlo?

fanny: esto es acoso sexual,

enrique.

como te dije, ya no vamos

a trabajar juntos.

enrique: como quieras,

pero aquí siempre

vas a tener un amigo.

fanny: no, no, no, no,

yo nunca tendré

un amigo como tú.

te pido que no

te me vuelvas a acercar.

enrique: niña estúpida.

a mí nadie me rechaza.

yolanda: a poco no me crees,

hijita.

ana: no, no es eso,

pero yo siento que es mejor

salir de dudas.

ahora sí que más vale

pájaro en mano, ¿no?

por el bien de las dos.

yolanda: a poco hay muchas

niñas abandonadas

en la puerta de la casa hogar

de las monjas esas

del verbo enojado

por la guitarra.

ana: no, no, encarnado.

no, no es por eso,

es que como la burra

no era arisca, si no la hicieron

y ya me pasó,

fue bien doloroso.

yo no quisiese que me volviera

a pasar porque es bien gacho

hacerse esas ilusiones.

luego te levantan bien

hasta arribísima

y luego, zúmbale,

te dejan caer bien hasta abajo.

y yo--

yo prefiriese mejor

que si lo comprobáramos, ¿sí?

yolanda: me duele mucho

que desconfíes de mí.

ana: no es desconfianza,

ni le va a doler.

nada más unos pelitos,

cabellos pues.

y ya, ¿sí?

yolanda: está bien.

ahí en el baño está el cepillo.

ana: muchas gracias.

yolanda: ahora sí

se nos va a armar.

ana: ¿dijo algo?

yolanda: no, hijita,

estoy rezando, hijita.

ana: ah.

yolanda: ¿seguro se puede sacar

la cosa esa del tdt

con el cepillo?

ana: ¿era tdt?

ese--bueno, sí, sí, se puede

porque yo estuve investigando.

nada más tengo que poner

este único pelo.

ah, no, hay como cuatro.

en una bolsita de plástico

y llevármelo y ya.

muchas gracias, ¿eh?

yolanda: cuídate, hija.

ana: provechito.

si necesita algo más, me avisa.

yolanda: sí, hija.

tengo que hablar con chabela.

fanny: bety, ¿no sabes

adónde fue mi papá?

bety: tenía un desayuno

con unos clientes.

pero ¿por qué, fanny?

¿qué pasa?

fanny: bety, ya no voy

a trabajar con enrique.

bety: ¿por qué?

fanny: pues porque

desde un principio dije

que yo no quería trabajar aquí

y la verdad es que no creo

encontrar ninguna motivación.

león: traigo estos papeles

para firma, bety.

bety: gracias, león.

oye, antes de que se me olvide,

necesito que ahora

que estés más tranquilo

te des una vuelta.

el corporativo

está dando prestaciones

que te pueden convenir.

león: fanny, alcancé a escuchar

que me defendiste con enrique.

muchas gracias.

¿estás bien?

fanny: no, creo que no.

león: si quieres,

puedes contarme,

podemos platicar.

fanny: no es un buen momento,

león.

león: fanny,

¿podemos ir por un café?

fanny: ok, va.

bety, ¿me hablas cuando llegue

mi papá, porfa?

bety: sí, claro, fanny.

bueno, al menos ya están

juntos de nuevo.

isabela: ¿no te dijo nada

fernando?

bruno: sí, señora.

don fernando me dijo que aquí

sería la recámara del bebé.

¿y usted qué considera

pertinente que hagamos?

isabela: por lo pronto,

sacar todos los muebles

y desinfectar

cada rincón perfectamente.

bruno: sí, señora.

isabela: luego hay que contratar

al mejor decorador.

bruno: oiga, señora,

disculpe mi impertinencia,

pero ¿usted y don fernando

ya saben si va a ser varón

o fémina?

isabela: no, todavía no, bruno.

pronto.

yolanda: hola, mesero.

bruno: señora.

yolanda: hija, me urge

hablar contigo.

isabela: estoy ocupada, mamá.

yolanda: es muy importante.

bruno: bueno, con permiso.

voy por el jardinero

para que me ayude

con los muebles.

isabela: ay, mamá,

qué corriente eres.

¿no puedes parar?

yolanda: [chista]

isabela: a ver,

¿qué es lo importante

que me quieres decir?

yolanda: es en cuanto

a lo de ana y la mamá.

houston, houston,

tenemos un problemón.

isabela: ¿qué problemón?

diego: a mí también se me hace

mucha casualidad.

ana: ay, bueno,

por eso estamos aquí,

para salir de dudas.

es que con esa señora

nunca se sabe.

diego: bueno, pues vamos

a comprobarlo.

ana: sí.

buenos días, señorita.

>> buenos días, a sus órdenes.

ana: mire, aquí está un cepillo

con el cabello

de la que se supone es mi mamá

y yo quisiera saber

si sí es mi mamá.

así que yo me traje a mí misma

para cualquier cosa

que necesiten comparar.

>> no se preocupe, señorita,

ahorita le tomamos una muestra.

ana: y dos preguntas.

¿cuánto tarda?

>> entre tres y cinco días,

señorita.

ana: vientos.

y la más importante.

"how much?"

o sea, ¿de a cómo?

>> bueno.

ana: ah, caray,

pero si no hemos roto nada,

señorita.

diego: te puedo hacer

un préstamo, mi amor.

y me pagarías en plazos.

ana: es que yo nunca pensé

que fuera tan caro.

diego: ah, eso sí,

con sus intereses, ¿eh?

ana: ah, ¿sí?

¿y qué?

¿los quieres en especie o qué?

diego: eso estaría muy bien.

ana: ya.

>> bueno, ¿gusta pasar

para que le tome la muestra,

señorita?

ana: sí, sí, señorita,

muchas gracias.

>> por aquí, por favor.

diego: te espero.

[música]

[música]

fanny: a ver, león,

antes de cualquier cosa,

¿qué onda con la tal reina?

bety: le habló el licenciado

márquez y le llamaron de ventas.

quieren saber cuándo va a ser

la junta.

fernando: mañana.

bety: y fanny quería verlo.

fernando: ¿por qué, qué pasó?

bety: dijo que ya no quería

trabajar con el señor enrique.

no sé si eso tenga que ver.

fernando: ¿en dónde está

mi hija?

comunícame con ella.

fanny: a ver, obvio no estoy

celosa, ¿sí?

ni te emociones.

nada más me da curiosidad

saber qué relación tienes

con ella.

león: no hay nada,

somos como hermanos.

mira, ella llegó a la vecindad

hace muchísimos años.

oye, pero ¿de veras ya no vas

a trabajar con enrique?

fanny: sí, pero no me cambies

el tema.

león: a ver, fanny,

es que ya te lo dije.

fanny: es que

neta no te creo nada, león.

ayer que vi a la tal reina

actuó como si fueras

de su propiedad.

león: fanny,

no tengo la culpa.

fanny: de plano no te entiendo,

león.

ya me echaste mentiras una vez

y ahora te estoy--

león: ya lo sé, ya lo sé,

estoy consciente de lo que hice.

fanny: pues sí,

pero entonces, ¿qué onda?

o sea, tú eres el que la regó

y parece que yo soy

la que tengo que andar

detrás de ti.

león: no tienes que hacer nada,

bonita.

fanny: es que cada vez

que te veo, no hago más

que confirmar una cosa.

león: ¿qué cosa?

[celular]

fanny: ¿bueno?

¿qué onda, pa?

sí, sí, ahorita regreso.

ok.

león: oye, ¿y por qué ya no vas

a trabajar con enrique?

¿pasó algo entre ustedes?

fanny: es el colmo, león.

obvio no.

yo no entiendo por qué

te pusiste así

el otro día que nos vimos.

el caso es que...

pues la verdad es que yo siento

que no me amas.

es que, león, si tú me amaras,

lucharías por mí.

dejarías a un lado tu orgullo,

tu vergüenza

o como le quieras llamar

y lucharías

por lo que un día tuvimos.

nada más quería

que fueras honesto conmigo,

que no destruyeras mi vida.

león: fanny.

fernando: [murmura]

¿qué?

¿nando reprobado por faltas?

no puede ser.

[celular]

ana: es mi jefe.

dígame, señor.

fernando: ana,

¿estaba usted enterada

que nando estaba faltando

a clases?

ana: estaba enterada

que faltó un par de días--

fernando: ah, un par de días.

mire.

ana: sí.

fernando: me acaban de avisar

que reprobó una materia

por faltar mucho más

que un par de días.

ana: ¿nando reprobó?

fernando: mire, yo sé

que la escuela es total

y absoluta responsabilidad

de nando.

pero usted debe estar

al pendiente de sus cosas,

por favor, ¿sí?

¿cómo--?

¿cómo no se dio cuenta

que nando estaba faltando

a la escuela?

ana: no, o sea, sí me di cuenta,

pero jamás me hubiera imaginado

que nando iba a reprobar.

perdón.

no, la neta es que sí debí

haber estado más al pendiente.

fernando: sí, me parece que sí

debió haber hecho eso.

ana: voy a hablar con él.

fernando: no, no, ana,

eso me corresponde a mí.

gracias.

ana: ay, nando.

diego: ¿qué?

¿regó el tepache?

ana: ay, diego.

ximena: mi amor.

nando: xime.

ximena: ay, perdóname.

ay.

perdóname, nando.

no puedo vivir sin ti.

nando: yo tampoco.

yo tampoco.

yo tampoco.

ana: tenía que tener aquí

mi té de abango y mi propoleo.

diego: te quiero enseñar

las fotos.

ana: ¿no salí pálida?

diego: no, saliste guapísima,

como siempre.

ana: mira, después del susto

que me sacaste,

seguramente me debo haber

visto ahí como "ghost".

y luego me dio así como la gripa

bien feísima por el aire

de estar allá arriba.

jenny: carnalita.

ana: mana.

¿qué haces aquí?

jenny: ya sabes.

hola, guapo.

diego: hola, madrastra.

jenny: ay.

tú nos vas a tomar

las fotos de la boda,

¿verdad, hijastro?

diego: por supuesto que sí.

ana: cuánto "astro", ¿no?

madrastra, "ladrastra".

a ver, así.

pero ¿qué pex?

¿qué haces aquí, hombre?

jenny: pues ¿cómo qué?

es que yo necesito que me ayudes

con algo muy importante.

ana: ¿qué o qué?

jenny: pues ¿cómo de qué?

ana: pues no sé, mana.

jenny: o sea, escoger el vestido

de novia.

ana: sí, es cierto, mana.

¿y cuándo quieres

que lo salgamos a buscar?

jenny: ya me urge.

ana: yo sé que a ti te urge

desde hace muchísimo tiempo,

pero fíjate, mana,

mis niños están a punto

de llegar de la escuela,

pero en la tarde,

chance--chance, ¿eh?

me puedo dar una escapadita.

hay que preguntarle a mi jefe.

jenny: conste,

ya quedaste.

ya quedaste.

ana: no, no, ya quedé no--

diego: ¿mi papá, jenny?

jenny: ah, está en la cocina

con nuestra mamá sustituta.

manuela: ay, don nicolás,

digo, aquí tantito.

¿usted cree que no me vaya

a doler?

nicolás: no, manuela.

apenas vamos a ver

al especialista,

vamos a platicar con él

a ver qué opina de todo y ya.

manuela: ah, bueno,

pues así sí.

nicolás: manuela,

no sabes cómo te agradezco

lo que vas a hacer por nosotros.

vas a ser

la razón de nuestra felicidad.

manuela: ay, don nico,

ni lo diga.

usted sabe que yo lo hago

con muchísimo gusto.

nicolás: de verdad,

gracias, manuela.

manuela: además, falta como

que pegue, ¿no?

como que hay muchos intentos

hasta que pegue.

nicolás: no te preocupes,

todo va a salir bien.

manuela: yo también creo eso.

fanny: ¿qué onda, pa?

fernando: tu hermano,

no me contesta.

fanny: pues ha de estar

en la escuela, ¿no?

fernando: no.

hablé a la escuela

y me dijeron que no fue.

fanny: seguro está con ximena

entonces.

fernando: estoy preocupado

por él, hija.

ya lo dieron de baja

de una materia por faltas.

hija, yo nunca, pero nunca,

he querido tener que decidir

sobre sus vidas.

pero tu hermano está llegando

a un límite y...

una cosa es estar enamorado

y otra, es muy diferente,

que descuides tus obligaciones.

fanny: pa,

no puedes ser tan duro con él.

es su primer amor.

fernando: eso mismo, fanny,

por dios.

tu hermano siempre ha sido

un buen estudiante.

trato de ser lo más

condescendiente con ustedes,

pero no puedo permitir

que fernando sufra por amor.

o sea--

fanny: ¿y tú?

¿tú no sufres por amor también?

fernando: sí, hija, lo acepto.

y estoy pagando cada una

de las decisiones que he tomado.

pero lo que yo no quiero

es que mi hijo esté también

con una mujer que le quita

las ganas de vivir.

pero bueno, eso lo tengo

que hablar yo con nando.

ahora, hija,

toma asiento, por favor, fanny.

el hecho que seas mi hija

no te da derecho a salirte

así como así del trabajo.

además, te llevaste

un mensajero.

date cuenta, fanny,

esto no es un juego,

es un trabajo.

león me pidió otra oportunidad

y de repente ya

se toma sus licencias, ¿no?

quiero que me digas

qué fue lo que pasó.

¿qué fue tan terrible

que tuviste que irte?

[música]

[música]

ana: mira, mira, mira.

diego: ándale.

ana: a ver, ahora.

¿y esa qué?

¿cuándo me tomaste esa foto

que ni me di cuenta?

diego: ¿te gusta?

mira.

ana: a ver.

no, no, no, lo que yo quiero ver

es las que yo te tomé a ti.

a ver.

diego: ay, ahorita.

ana: espérate.

a ver.

isabela: hola.

ana: ¿qué hubo?

diego: ¿cómo estás, isabela?

isabela: muy bien.

¿y qué hacen?

diego: viendo unas fotos

que nos tomamos ayer.

isabela: ¿puedo?

diego: claro que sí.

mira.

mira.

¿te gusta esa?

isabela: esa está preciosa.

ana: ay, a ver, esta.

enrique: lo ideal sería tener

una foto de fernando y ana

besándose por completo.

isabela: a ver, ¿estás bebiendo

de más, verdad?

enrique: no, pero puede ser

de ana besando a diego.

isabela: [piensa] listo.

fanny: sabes que nunca fui fan

de trabajar aquí, papá.

fernando: no, quedamos

que sería solo por un rato

para ver si encontrabas

algo que te gustara.

fanny: sí, papá, pero--

fernando: a ver, dime,

¿no te gustó nada?

fanny: es que no sé qué quiero.

fernando: hija, no sé

cómo ayudarte.

fanny: pues entendiéndome, papá.

fernando: pero ¿cómo?

¿cómo?

dime cómo.

fanny: es que, a ver,

yo solamente entré a trabajar

aquí para darte el gusto,

porque quería que te sintieras

orgulloso de mí.

pero creo que no se entendió

realmente cuál es mi problema,

papá.

es horrible no saber qué hacer

con tu vida

y no tener un rumbo claro

adónde ir.

papá, yo no quiero vivir

frustrada

detrás de un escritorio

haciendo cosas que, neta,

no me apasionan

en lo más mínimo.

no quiero ser una cobarde

que no toma

sus propias decisiones.

no sé,

yo siento que--

que puedo encontrar algo

que realmente me haga feliz.

pero pues necesito que tú

me ayudes y que me apoyes, papá.

fernando: ven.

ven, hija, ven.

está bien, hija, yo te apoyo.

es eso,

estás en un gran conflicto.

yo creí que

teniéndote aquí cerca

te iba a poder apoyar,

pero creo que es momento

de buscar ayuda profesional.

fanny: exactamente, pa,

hoy mismo voy a buscar

una orientadora vocacional.

fernando: cualquier cosa

que necesites, aquí me tienes.

fanny: gracias.

fernando: ahora, ¿qué vamos

a hacer con nando?

luz: yo quiero ir contigo, ana.

ana: pero ¿no te ha dicho

tu papá que sí puedas o sí?

fernando: bueno, vayan,

pero vuelvan pronto.

alicia: ay, yo también voy.

fanny: ay, yo también.

ana: bueno, pues ya están.

diego: necesitan un chofer, ¿no?

ana: pues tú manejas, ¿no?

ah, ¿pretendías llevarnos

en la moto?

diego: claro.

luz: sí, yo quiero ir

en la moto.

fernando: no, mi amor,

no tienes casco.

ana: sí tiene de a dos,

pero no se preocupe, señor,

somos muchas.

no, nos vamos en el coche.

y si no te ofende, manejas tú,

¿va?

diego: sí, vamos.

ana: órale.

vámonos.

luz: vámonos.

ana: señor.

fernando: luz, ¿y mi beso?

isabela: hola, mi amor.

fernando: hola, isabela.

isabela: ¿estás bien?

fernando: sí, sí, estoy bien.

voy a ver lo de las tareas.

isabela: suerte con eso.

fernando: gracias, con permiso.

isabela: contraseña.

ana.

ah, maldita sea.

¿qué es, qué es, qué es?

fotógrafo.

[gruñe]

¿qué puede ser?

bueno, ¿y tú qué me ves, eh?

ya suficiente tengo

con la nana esa

como para que tú todavía--

ah, gracias.

estefanía.

soy brillante.

ay, te adoro, chiquita linda.

bruno: señora.

isabela: ay, bruno,

me asustaste.

bruno: lo lamento muchísimo,

señora.

no fue esa mi intención.

y aprovecho para decirle

que ya sacamos

todos los muebles

para dejar libre el espacio

del cuarto del bebé.

yo mismo estoy supervisando

para que todo quede bien.

isabela: perfecto,

muchas gracias.

bruno: de nada, señora.

manuela: ¡bebé!

bruno: [grita]

manuela: [ríe]

ay.

mi amor.

bruno: por favor, manuela.

[murmura]

ya te dije que no me gustan

los arrumacos en esta casa.

recuerda, nuestro secreto.

manuela: ay, si no es

en esta casa, ¿dónde?

ay, a poco no se te antoja

un coctel de frutas prohibidas

o un banana split.

yo pongo los helados y tú--

bruno: ¿de qué estás hablando,

mujer?

manuela: ay, pues de que ya

somos novios y todo

y nada.

bruno: ¿todo?

¿nada?

manuela: nada de nada.

nanay, nada.

bruno: manuela,

¿qué cosas dices?

ana: te ves chiquita.

cámbiala.

jenny: [balbucea]

diego: [niega]

ana: sí.

diego: ese.

ana: ese.

el izquierdo.

qué bonito.

fernando: guau.

diez en cálculo mental,

felicidades.

sebastián: gracias, pa.

fernando: mañana tienes examen

de inglés.

¿ya estudiaste?

fernando: me da mucho gusto

que estés mejor en la escuela,

sebastián.

¿vas bien con psicólogo?

sebastián: sí, sí, papá.

fernando: ¿y con isabela?

sebastián: con ella no.

y menos después de que--

fernando: ¿de qué, hijo?

sebastián: nada, pa.

guille: isabela le dijo

que era un--

sebastián: no, no, no, no.

fernando: a ver, sebastián,

¿qué pasa, qué te dijo?

alex: que era insoportable.

sebastián: alex.

fernando: ¿por qué no me quieres

decir qué pasa?

¿qué pasó, sebastián?

sebastián: porque no quiero ser

un acusador, ni un chismoso.

fernando: ¿isabela te hizo

algo malo?

alex y guille: sí.

fernando: bien.

quiero que me lo digan

de una vez.

guille: perdón, sebas.

le dijo odioso

e insoportable, pa.

alex: y engendro.

sebastián: y dijo que ya

entendiera que mi mamá

se murió.

que ya no existe

y que me abandonó para siempre.

guille: y además...

alex: lo aventó contra el piso.

fernando: ¿qué?

¿te aventó?

no, no, no es posible.

esto no se va a quedar así.

Cargando Playlist...