null: nullpx
Cargando Video...

Mi Corazón Es Tuyo Capítulo 52

17 Abr 2020 – 08:00 PM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

isabela: ana.

¿y a ti quién te dijo

que el café era para mí, eh?

ana: pues es que

se lo está tomando

y entonces cuando la gente

se lo toma--

[resuella]

[grita]

isabela: ay, ay, ay, ay,

perdón, perdón, perdón, perdón.

ay, es que soy un poco díscola.

me la debías.

¿sabes?

fue un accidente,

porque lo que pasa es que

soy muy distraída, querida.

ana: ¿crees que me vas

a arruinar la noche?

isabela: no.

ana: yo me cambio la ropa

en dos minutos,

pero tú no puedes cambiar

lo amargada que eres.

isabela: estúpida.

nando: fue más rápido

que la velocidad de la luz.

ximena: [ríe]

nando: 300.000 km por segundo,

¿eh? por cierto.

perdón.

ximena: no te sientas mal,

nando.

esas cosas pasan.

nando: a mí.

tú tanto que organizaste

para que en cinco minutos...

o segundos.

ximena: [ríe]

nando: pues ya...

ximena: estuvo padrísimo.

nando: eres una muy mala

mentirosa, ¿eh?

ximena: [ríe]

nando: pero te amo tanto.

ximena: nando, eres mi amor.

mi amor.

nicolás: jenny, por favor.

no puedo más.

me va a dar el patatús.

jennifer: oye, sí te ves

pálido, ¿eh?

nicolás: sí.

creo que se me bajó el azúcar.

jennifer: ay, ¿se te bajó

el azúcar?

ya sé qué traerte.

te voy a traer un refresco,

un té, una lechita,

¡uy!, hasta pastelitos

que tengo, ¿eh?

nicolás: esta mujer

es una fiera.

jennifer: te oí, ¿eh?

te oí.

te oí.

nicolás: te lo dije a ti.

isabela: fernando.

¿no crees que ya es hora

de que dejes de trabajar,

mi amor?

todo el mundo ya se salió

del trabajo.

y ya ves que hasta la nana

se la está pasando de lo lindo

con tu hermano.

por cierto, mi cielo,

¿ya andan esos dos?

fernando: bueno, hasta ahora

realmente no lo sé.

isabela: pues como que hacen

muy bonita pareja, ¿no?

digo, los dos son como

liberales, extrovertidos.

ay, sí, me los imagino perfecto

viajando de mochilazo

y durmiendo semi desnudos

en el medio de la selva, ¿tú no?

fernando: mira.

no sabía que habías hecho

un pronóstico tan detallado

de ellos.

isabela: no, no, no, no.

pero hay cosas

demasiado evidentes.

mi amor, ¿nos vamos

a la recámara?

fernando: ¿vas a darme

un masaje?

isabela: lo que tú digas,

mi amor.

¿vamos?

isabela: isabela, también

estoy esperando a sebastián.

isabela: claro.

siempre pensando en tus hijitos.

fernando: perdón,

no escuché bien.

isabela: que por esta vez,

podrías pensar sólo en ti,

mi amor, e irte a descansar.

fernando: isabela,

no voy a descansar,

si mi hijo está en la calle.

isabela: ok, ok, ok.

esto ya me está oliendo

a discusión.

así que me mejor me voy

a la recámara, ¿y sabes qué?

pensándolo mejor,

ya me voy a dormir.

fernando: descansa.

isabela: por cierto,

¿no crees que ya es tiempo

de quitar esa fotografía?

fernando: no.

[música y vítores]

[celular]

fernando: erasmo.

justamente te iba a marcar.

¿por qué tardan tanto en venir?

¿qué?

¿cómo que mi hijo se escapó?

[música]

manuela: aquí, bruno.

aquí.

bruno: bueno, perdón, manuela.

lo que pasa es que,

tu escote es...

¿cómo te diré?

muy sugerente.

manuela: ¿ah, sí?

¿y qué te sugiere?

bruno: malteada.

manuela: ay, ¿qué?

bruno: no, no, nada, nada.

ups, nada, manuela.

manuela: pues qué lastima.

bruno: es que yo insisto:

el hombre es fuego;

la mujer, estopa.

llega el diablo y...

[sopla]

...le sopla.

manuela: ay, a ver,

vuélvele a soplar.

bruno: manuela.

manuela: no, manuela nada.

a ver, ¿cuánto tiempo llevo

tirándote los perros?

bruno: no lo sé.

manuela: pues mucho tiempo.

y ya, hablando en caliente,

pues ya me cansé.

me cansé de los misterios

y de andar atrás de ti

como un perrito faldero.

bruno: manuela, no, no.

no, manuela.

no te vayas.

hoy vas a comprender

uno de mis misterios.

[música]

[música]

[vítores]

[música]

diego: ¿te la pasaste bien?

ey, hermano.

nicolás: ¿qué?

diego: ¿cómo te fue

con jennifer?

nicolás: ¿has corrido alguna vez

el maratón?

nicolás: sí, varias veces.

nicolás: imagínate

dos maratones.

dos.

diego: ¿tanto así?

nicolás: sí.

así.

no sé si sobreviva a esta noche.

[castañea la piernas]

agárrame.

jack: [ríe]

qué exagerado.

aquí hay un clamato con almeja.

diego: para que te recuperes.

ándale.

nicolás: pero, mi hijo...

ana: no, neta, neta, neta,

de corazón,

de mi corazón hasta tu corazón,

¡felicidades, mi hijo!

johnny: es que, o sea, anita,

¿te imaginas, o sea,

yo trabajando

con el productor del prado?

ana: claro que me lo imagino.

johnny: al fin voy a salir

del perico palo, ana.

voy a tener mi programa cómico,

voy a hacerme famoso,

voy a hacerme millonario,

voy a comprarme un coche conve--

ana: ey, ey, ey, ey, a ver.

zas.

ay, te acabo de cortar

tus alas bien feo,

pero es que es importante

que uno aterrice,

porque luego si viajas muy alto

no te salen las cosas.

hay que empezar pasito por pa--

diego: exactamente, ana.

tú sí sabes de la vida.

¿así que del prado

te ofreció chamba?

johnny: o sea, bueno,

así tanto así como que

me haya ofrecido chamba

pues no, don doroteo.

me dijo que le hablara.

doroteo: ok.

todo lo que él te pague

va a ser para mí.

no quiero que te contraten

y que yo me tenga que enterar

por otro lado, ¿eh?

johnny: no, señor.

soy su esclavo.

doroteo: muy bien.

fernando: contesta, ana,

contesta.

isabela: es que no sé para qué

quieres hablar con ana.

fernando: erasmo ya buscó

a sebastián por todos lados,

mi hijo le pudo haber

marcado a ana, sí.

isabela: pues ojalá, ojalá.

porque ya ves que últimamente

está más irresponsable

que nunca.

fernando: a ver, por dios,

isabela, no es momento

para eso, ¿sí?

mi hijo no aparece.

isabela: bueno, ¿puedo hacer

algo para ayudarte?

fernando: no, gracias.

gracias, no.

la policía ya está avisada

y hay gente del corporativo

buscándolo, ¿sí?

no sé qué más hacer.

no, no quiero contratar

a alguien de seguridad externa

para que cuide de mis hijos,

caramba.

¿dónde puedes estar, caramba?

voy a ver si la policía

tiene noticias.

isabela: por mí,

que se roben a ese escuincle.

no lo soporto.

[música y vítores]

[música y vítores]

jennifer: mi amor.

¿qué tal si después de aquí

vamos por el segundo round?

nicolás: ¿otra vez?

jennifer: ay, sí.

te amo, nicolás.

te amo.

nicolás: yo también.

jennifer: ay, ¿qué pasó?

bruno: se llamaba,

bueno, se llama enedina.

manuela, era el amor de mi vida.

¿sabes?

nos conocimos en la secundaria.

y pues nos mandábamos cartas.

dios mío, era la muchacha

más hermosa del universo.

mesero: ¿algo más?

manuela: no.

bruno: le pedí que fuera

mi esposa.

mi esposa,

y yo sabía que iba a ser

el hombre más feliz

al lado de mi bella enedina.

yo, yo no, no llores, manuela.

yo no tenía dinero.

pero pues yo sabía.

yo tenía la esperanza

de que el amor iba a saltar

cualquier obstáculo.

cualquier obstáculo, manuela.

manuela: ¿y no fue así?

bruno: no, no.

llegó el día de la boda.

y la esperé,

la esperé

y la esperé,

y nunca llegó.

la mujer de mi vida

me plantó en la iglesia.

fernando: ¿sebastián

no les dijo nada?

guille: no, papá.

fernando: no, no, no,

no puede ser.

¿saben si su hermano habló

con algún amigo,

les contó algún plan,

alguna fiesta o algo?

gemelos: no, papá.

guille: estaba, estaba viendo

videos en su tablet.

y ya.

fernando: ¿cuál es el código,

saben?

gemelos: es uno, uno, uno.

fernando: ¿y el otro?

alex: uno, uno.

fernando: ¿qué videos eran,

éstos?

guille: este, sí, papá.

es el grupo que le gusta

a sebastián.

síncope.

alex: y hoy dice

que va a tocar.

fernando: sí, hoy, exacto.

hoy, hoy, hoy.

bueno, bueno,

ustedes quédense aquí.

diego: no sabes cuánto disfruto

cuando bailas.

ana: ¿neta, te gusta?

diego: muchísimo.

mira, me pasaría

toda la vida contemplándote.

[celular]

ana: déjame.

diego: ¿qué pasa?

ana: hay 14 llamadas

de don fernando.

don fernando.

fernando: te he estado marcando,

ana.

ana: sí, sí, sí, lo que pasa

es que estaba ocupada.

¿qué pasó?

fernando: sebastián se escapó

del entrenamiento

y no aparece.

ana: dios mío, no puede ser.

[música]

[música]

enrique: ¿te puedo decir algo,

fanny?

fanny: [asiente]

dime.

enrique: pero espero no,

no lo tomes a mal.

fanny: no, no, no, dime,

adelante.

enrique: pero prométeme

que no te vas a enojar.

fanny: enrique, no le hagas

tanta emoción.

enrique: bueno, es que

tampoco tengo derecho

a meterme en tu vida.

fanny: y sigues.

enrique: está bien.

me parece que ese muchacho,

tu ex novio,

te queda un poco chico.

fanny: ¿cómo?

enrique: que tú te mereces

algo mejor.

fanny: a ver, ¿lo dices

porque es garrotero?

enrique: bueno, y era mensajero

también, ¿no?

fanny: león está estudiando

diseño y es un ilustrador

con muchísimo talento.

digo, necesita dinero

y por eso tiene estos trabajos,

pero,--

enrique: pero créeme.

a la larga,

las diferencias salen a flote.

fanny: no troné con león

por esas diferencias.

enrique: bueno, en todo caso

te lo digo con todo respeto.

tú eres una princesa

y te mereces a un rey.

gerente: pues bienvenido.

fíjate por donde vas, idiota.

eres un inútil, vete de aquí.

estás despedido.

salte ya, salte ya.

ayúdame a limpiar todo esto,

por favor.

nando: eso que se ve ahí,

que atraviesa el cielo,

es la vía láctea.

ximena: ¿y eso qué es?

nando: es la galaxia

donde estamos,

donde está el sistema solar.

ximena: ah.

nando: de hecho,

es una galaxia espiral.

pero en la tierra solamente

vemos un brazo

porque estamos en la orilla.

ximena: un espiral, como,

como las espiropapas.

[ríe]

nando: y tan sólo ahí,

en la vía láctea,

hay millones de millones

de estrellas.

ximena: más, más de los zapatos

que tengo.

nando: bueno, ¿quién sabe, eh?

pero es un número

con nueve ceros.

ximena: está cañón.

nando: y el número de estrellas

en el universo

es a la 18 potencia,

18 ceros.

ximena: ay no, no, baby,

no, no sigas.

es que ya me hice bolas.

no me puedo imaginar

un número así,

con tantos ceros.

nando: no te preocupes,

mi amor.

nadie se lo puede imaginar.

ximena: además,

yo pensé que el universo

era infinito.

nando: no, es finito.

ximena: ¿y dónde termina?

¿qué hay más allá

de los límites del universo?

nando: pues no sé, nada.

ximena: ¿nada?

ay, no, qué cosita, baby, no.

hay que cambiar de tema.

nando: podemos hablar

de lo que siento por ti.

ximena: sí, eso sí me gusta.

nando: ¿eso sí te gusta?

mi amor, que ese...

ese sí es infinito.

ximena: ay, nando.

eres lo mejor

que me ha pasado en la vida.

lo mejor.

bruno: por eso,

le tengo tanto miedo

al amor, manuela.

manuela: sí, bruno,

pero yo no soy enedina.

bruno: pero es que,

yo, la verdad,

no estoy muy seguro

de lo que tú sientes por mí.

manuela: ¿de verdad?

¿no te ha quedado claro?

bruno: no, manuela.

porque casi siempre

tus acercamientos

son de índole sexual.

manuela: ay, bueno,

por algo se empieza, ¿no?

pero igual tienes razón.

soy muy lanzada.

y tú lo que necesitas

es que te diga

lo que siento por ti,

desde hace años.

te amo, bruno.

[música y vítores]

síncope: sebas, un recuerdo.

sebastián: gracias.

ay, no sabes.

amo la música de síncope.

la adoro.

amo cómo bailan,

me fascina, me encanta.

síncope: qué bueno, sebas.

sebastián: gracias.

síncope: oye, ¿con quién viniste

a la tocada?

ana: don fernando, ahí está.

ahí está el sebas.

ahí, míralo, míralo,

ahí está el sebas.

con per, con per.

ahí, ahí está el sebas.

¡sebastián!

sebastián: mi papá

me va a matar.

síncope: ¿pero cómo, sebas?

¿viniste solo?

fernando: sebastián.

ana: sebastián.

fernando: sebastián.

ana: bájate.

fernando: ahora sí rebalsaste

todos los límites.

aquí se acaba tu rebeldía,

¿entendiste?

aquí se acaba.

bruno: ¿de verdad me amas?

manuela: claro, bruno.

bruno: es que sigue ese miedo

de hacerme ilusiones

y que todo termine.

manuela: pero lo importante

es el presente.

claro, al menos que tú

no me quieras a mí.

bruno: claro que te amo,

manuela.

claro que te amo.

fernando: ¿qué, no te diste

cuenta que había

un niño de 11 años aquí?

¡qué falta de responsabilidad

es ésta!

yo puedo suspender

todos los conciertos

y clausurarte el lugar.

síncope: no, no, no, mire,

señor...

fernando: lascuráin,

fernando lascuráin,

su papá.

¿qué, qué pasa?

síncope: no, no, nada.

¿usted es el papá de fanny?

fernando: ¿conoces a mi hija?

síncope: sí, sí, conozco a fanny

de la universidad.

fernando: ¿sí, entonces qué?

o sea, si conoces a mi hija,

conoces a su hermano también.

es imposible que no lo hayas

visto, estaba junto a ti.

¿qué te pasa entonces?

sebastián: señor, le pido

una disculpa,

no me di cuenta

que su hijo estaba aquí.

fernando: estaba junto a ti,

caramba.

cuando organices las fiestas,

ten mucho cuidado.

mucho cuidado

de hacer las leyes...

ana: ...valer. sí, señor,

vámonos, vámonos,

vámonos por favor.

síncope: le pido disculpas

de verdad.

fernando: ¿qué disculpas?

es un niño, caramba, es un niño.

vamos, muévanse, muévanse.

nicolás: está bien, tranquilo,

fernando.

ana: ¿por qué no avisaste?

sebastián: porque mi papá

no me iba a dejar venir.

nicolás: que vengas no es malo

con nosotros.

hubiéramos venido contigo,

alguien de nosotros.

sebastián: ¿mi abuelo

a una tocada?

nicolás: ¿por qué no?

por mis nietos soy capaz

de cualquier cosa.

esto no es malo, avisa.

casi me da un infarto.

diego: mejor vámonos antes

de que tu papá se enoje más.

ana: sí.

diego: y tiene razón ana.

debiste haber avisado.

ana: es que tú, sebas,

no nos puedes hacer esto.

tú siempre has confiado en mí

y yo te he echado la mano,

pero ya no te puedo ayudar

si sigues así, ¿estamos?

vámonos pues.

y a ti ya te vi.

ya sé quién eres.

te he asustado, ¿verdad?

aguas, cuídate, cuídate.

mira, ya sé dónde vives,

sebastián: ana, ana, ana.

diego: vámonos.

bruno: si decidiéramos

tener una relación,

¿cómo le vamos a hacer, manuela?

manuela: ay, ¿de verdad quieres

que te explique cómo?

bruno: [ríe]

manuela,

es que es muy poco profesional,

está fuera de lugar

que el mayordomo

ande con la cocinera.

y yo le debo mucho

a don nicolás

y a don fernando.

manuela: ¿pero por qué

les debes tanto?

bruno: esa es otra historia.

manuela: ¿tienes prisa?

bruno: ¿manuela ama a bruno?

manuela: claro que amo a bruno.

bruno: manuela ama a bruno.

más café, por favor.

fernando: no lo vamos a dejar

para mañana.

tú y yo vamos a hablar ahora.

a la biblioteca.

isabela: fernando, fernando.

fernando: dime, isabela.

isabela: ¿es que por qué

te escapaste, sebastián?

tu papá estaba

muy preocupado por ti.

fernando: en un momento

te explico, ¿sí?

voy a hablar con mi hijo, ven.

isabela: es que todos

los días hay un problema nuevo

en esta casa.

nicolás: estoy muy cansado,

ha sido un día extenuante,

con permiso, buenas noches.

ana: sí, yo también me voy

a mi cuarto, ya estuvo.

diego: ana.

ana: ¿qué?

diego: yo me voy a mi casa.

ana: ah, sí, cierto,

ya no vives aquí.

diego: ¿nos podemos despedir

ahí afuera?

ana: of course.

isabela: claro.

bueno, pero qué idiota soy.

si ahí está la clave de todo.

fernando: puedo entender

que no te caiga bien.

entiendo que no estés de acuerdo

que yo me haya casado

con ella, ¿sí?

pero no puedes desaparecer

de esta forma, sebastián.

tienes 11 años, caramba.

11 años.

te le escapaste al chofer.

¿tú sabes lo peligroso que es?

eres un escuincle, eres un niño.

¿qué tal si te pasa algo?

sebastián: quería ir a esa

tocada, papá.

fernando: entonces,

haz las cosas como deben ser.

me avisas,

te acompaña alguien

o te acompaño yo, hijo.

sebastián, confío en ti.

¿te acuerdas?

¿te acuerdas cuando te devolví

tus aparatos, eh?

esto que acaba de pasar

me hace pensar

que ya no te puedo

tener confianza.

sebastián: perdón, papá.

sebastián: cada uno de ustedes,

hijo,

forma parte de mi corazón.

ustedes son mi vida.

¿no te acuerdas

lo que pasó con nando?

¿cómo sufrimos todos?

sebastián: sí.

fernando: ¿entonces?

sebastián: no lo vuelvo a hacer.

fernando: por supuesto

que no lo vas a volver a hacer.

además de ser tu padre,

yo debería ser tu mejor amigo.

me gustaría que me contaras

todo, lo bueno, lo malo.

pero sobre todo, quiero

que sepas que te amo, hijo.

yo te amo.

pero lo que hiciste

tiene consecuencias, sebastián.

lo siento mucho, pero,

no vas a volver a ir solo

a ningún entrenamiento.

y tu tablet la voy a confiscar.

¿oíste?

sebastián: ¿pero vamos a seguir

haciendo todas las tareas

juntos, papá?

fernando: claro que sí, hijo.

ana: pues es que yo te quería

preguntar algo.

diego: lo que quieras, mi amor.

ana: pero oye, no vayas a creer

que te ando espiando, ¿eh?

porque yo no soy de esas.

isabela: ay, sí,

yo no soy de esas,

yo no soy de esas.

qué falsa.

diego: ah, me querías espiar

bañándome, ¿eh?

ana: ah, qué puerco.

claro que no.

no, es que,

oí cuando estabas platicando

con nando en la biblioteca.

diego: ah, ¿sí?

¿y qué es lo que quieres

que te diga?

ana: si es neta eso que dijiste.

diego: sí.

que lo más importante

es conectar con las emociones

de la mujer.

ana: ¿que se sienta a gusto?

isabela: ay, sí, ay, sí.

ay, qué cursi, qué asco.

ana: ¿que sea algo grato?

diego: ah, te aprendiste todo,

canija.

ana: lo que pasa es que

me llegaron al fondo

de mi corazón.

fueron bien hermosísimas

esas palabras.

¿pero sí lo sientes

o sólo se lo dijiste al nando

para que le fuera bien

con su novia?

diego: sobre todo,

dejarte llevar por el amor.

sí, ana.

es lo que pienso

y lo que siento,

gracias a ti.

isabela: si no la chacha

para niños y el fotógrafo

se hacen novios,

yo tengo el camino libre.

y ustedes...

[chista]

bruno: después de lo de enedina

me hundí.

dejé todo, manuela.

y terminé viviendo

en las calles.

don nicolás me encontró así.

ay, manuela, es que duele mucho.

me encontró sucio y harapiento.

sin dignidad.

me rescató, manuela.

don nicolás me sacó de la calle.

ese señor,

a quien yo respeto tanto,

me sacó de la calle.

me salvó la vida.

mesero: disculpen las molestias,

pero ya vamos a cerrar.

¿señores?

bruno: sí, ya vamos.

manuela: ay, perdón.

mesero: gracias.

bruno: bueno, manuela.

manuela: antes de irnos,

te tengo una propuesta.

bruno, ¿podríamos ser novios?

a escondidas.

isabela: fernando,

tenemos que hablar.

fernando: tal vez puedas esperar

para mañana, ¿no?

isabela: cuando nos casamos,

tú me dijiste que harías

todo lo posible

por hacerme feliz.

¿sí te acuerdas?

fernando: sí, sí, por supuesto

que me acuerdo.

isabela: bueno,

¿pues parte del proceso

es besar a la nana?

fernando: a ver, isabela.

eso fue un malentendido,

ya te lo dije.

isabela: ah, sí.

un malentendido muy conveniente,

¿no te parece?

fernando: lo siento.

lo siento de corazón,

y te ofrezco una disculpa.

isabela: acepto tu disculpa,

fernando.

pero quiero saber

si de verdad pretendes

cumplir con tu palabra.

ana: yo no te quiero tirar

más rollos, porque seguramente

tu papá te puso

como lazo de cochino, ¿verdad?

sebastián: sí.

ana: pues sí.

pero ya sabes que tu papá

te adora, ¿verdad?

y yo también, a pesar de todo.

y yo quiero que sigamos

siendo cómplices,

a pesar de todo.

pero hay que seguir las reglas.

¿estamos?

sebastián: estamos.

ana: peinado para atrás.

beso tronado y a aprender

la lección, mi sebas.

sebastián: ana.

te quiero mucho, mucho,

mucho, mucho.

ana: pero no te voy

a alcahuetear las cosas.

reglas son reglas, ¿eh?

sebastián: pero gracias

por llegar a esta familia

y a esta casa.

ana: ay, sebas.

sebastián: perdón por

lo que hice, ana.

ana: no va a volver a pasar,

¿verdad?

sebastián: no.

ana: besito de pestaña.

fernando: isabela,

no te puedo mentir.

es decir, o sea, aunque hiciera

todo el esfuerzo del mundo

para que fueras feliz,

me falta un elemento,

el más importante, algo,

algo en lo que nunca

te he mentido, ¿sí?

el elemento.

me falta el amor.

isabela: lo sé.

pero quedamos en que eso

iba a venir poco a poco.

fernando: sí, pero no puedo

prometerte que te voy a amar.

isabela: ¿pues cómo?

¿cómo me vas a amar

si amas a ana, cómo?

fernando: no, no, no,

aunque ana no existiera,

isabela, el amor

no se puede obligar.

no se puede forzar,

¿entiendes?

isabela: a ver, dime algo,

fernando.

¿por qué no dejas que ana

sea feliz con tu hermano?

fernando: perdón, ¿pero eso

qué tiene que ver?

isabela: ¿qué tiene que ver?

está clarísimo, fernando.

es clarísimo que ana y diego

podrían formar una familia.

si tú aceptas eso.

fernando, por favor.

tal vez lo nuestro

pueda funcionar, ¿no crees?

[música]

[música]

ana: entonces sí te la pasaste

bien con el nico, ¿qué no?

jennifer: superbién.

pero sí creo que lo dejé

medio cansado.

ana: mira a la otra payasa.

¿pero quién le quita

la sonrisota?

jennifer: ah, eso que ni qué,

¿eh?

bueno, ¿y tú qué?

cuéntame.

ana: pues qué te dijo, mi jenny.

ya sabes, el diego

es un tipazo, pues es--

jennifer: es mucho más que eso,

¿eh?

mira, te procura, te escucha.

está al pendiente de ti.

además, está bien guapo.

ana: o sea, de que sí, eso sí,

sí, pues sí.

jennifer: ¿y por qué no te das

una chance con él?

la neta es que con fernando

ya no queda mucha esperanza,

¿o sí?

ana: no.

o bueno, no sé.

jennifer: ay, carnalita.

tú siempre has sido

bien positiva, optimista.

¿pues por qué no ves justamente

hacia el futuro,

con ese optimismo de siempre?

ana: es que, mana,

no es tan fácil olvidar,

es bien difícil,

bien complicado.

jennifer: sonríele

a las broncas.

no seas telenovelera.

además, tú siempre estás

viendo lo bueno de todo.

¿por qué no te arriesgas?

arriésguese.

enrique: vas a ser mía, fanny.

manuela: bueno, pues me la pasé

muy bien, bombón hermoso.

craig: ay, mecachis,

que yo también, manuela.

cuidado, cuidado aquí.

manuela: bueno, nada más falta

algo para sellar

nuestro amor secreto.

bruno: sí, un beso.

sí que sí.

fernando: no es que

no la quiera aquí, nando,

pero ximena tiene su casa, ¿no?

nicolás: sí, pero su casa

está vacía, no hay nadie.

fernando: lo entiendo, entonces,

bueno, dime, ¿cuánto tiempo

se va a quedar aquí?

nicolás: no sé.

mira, ella necesita estar

cerca de gente que la quiera.

y no sólo yo.

fanny también es un apoyo

para ella.

no la podemos dejar sola, pa.

fernando: me da gusto

que la quieran ayudar.

pero ximena no está bien, hijo.

y también eso me preocupa.

nicolás: ya lo sé.

fernando: hijo, entiéndeme.

ximena es una señorita

con un historial muy complicado.

empezando por lo que te hizo.

ella te usó.

nicolás: bueno, pero

ahora cambió.

de verdad, estamos

muy enamorados.

fernando: yo solamente

no quiero verte

lastimado otra vez

y mucho menos

en una cama de hospital.

es la primera novia

con la que andas,

y los primeros amores

suelen ser muy intensos, hijo.

nando: bueno.

fernando: yo sólo te pido

que tengas cuidado,

eso es todo.

nando: sí.

oye, pa.

tengo que contarte algo.

ximena y yo, ya,

ya tuvimos relaciones.

bueno, pero no te preocupes.

fuimos muy responsables.

nos cuidamos.

fernando: sí, lo sé, hijo.

eres un joven muy inteligente.

confío en que conoces

los riesgos

y también sé

que las decisiones que tomes

serán las correctas.

nando: muchas gracias

por confiar en mí.

la verdad, no es fácil para mí

hablar de estas cosas.

fernando: para mí tampoco.

pero no hay nada más importante

para mí que ustedes sepan

que yo siempre estoy aquí.

para ti, para tus hermanos.

nando: muchas gracias.

fernando: ¿en qué momento

crecieron tanto?

buenas noches, ana.

ana: buenas noches, señor.

ambos: iba a ver a fanny.

perdón.

fernando: yo sólo quería saber

cómo le fue en el trabajo.

ana: me too.

fernando: ¿"tuc"?

ana: ok, me too,

pero "máis, máis".

[ríe]

fernando: too, me too.

ana: sí.

¿qué, un "chin, chan, pu"?

fernando: no entiendo

qué es "chin, chan, pu".

ana: ay, piedra, papel

o tijera.

♪ piedra, papel o tijera,

o disparé

chin, chan, pu ♪

fernando: ana, pasa tú, ¿sí?

ana: ay, un "chin, chan, pu".

fernando: no, pasa tú, de veras,

pasa tú, yo mañana

hablo con ella, ¿sí?

ana: ¿le digo algo?

fernando: sí.

dile que la amo.

ana: ¿nada más?

fernando: dile que estoy

orgulloso de ella.

fanny: pásale, ana.

ana: ¿cómo le fue

a mi amiga consentida?

fanny: bien.

pero estoy supercansada.

ana: cuéntame.

fanny: hasta me quedé dormida

en el coche de enrique

sin darme cuenta.

ana: ¿en el coche de quién?

fanny: de enrique, mi jefe.

ana: ah...

el coche del enrique.

¿y ese qué o qué?

¿es buena persona?

fanny: sí.

ana: ¿sí?

fanny: pues ahora que ya

lo conozco mejor,

como que sí,

sí me ha caído bien.

ana: no sé, mi hija,

a mí no me late mucho,

pero pues, uy...

la otra, la chambeadora,

¿quién la aguanta?

te extrañamos aquí, mana.

fanny: ay, yo también.

los extraño mucho.

pero te confieso algo.

ana: va.

fanny: no sé, como que ahora

con esto de la presentación,

pues no sé,

quiero que mi papá

vea que sí puedo

y que se sienta así,

orgulloso de mí.

ana: mana, te tengo un chisme.

me lo acaban de decir

allá afuera.

es un recadito que te mandó

justamente tu señor padre.

dice que está

bien mucho muy...

o bueno,

en tu idioma sería:

bien archi re contra así

orgullosísimo de ti,

mana, y que te ama.

[ríe]

fanny: gracias.

ana: sí, sí, sí.

fanny: ay, ana.

ana: ay, ese "ay" me sonó

como un...

[ruge]

como que aquí se nos metió

el león de la selva,

¿verdad?

fanny: sí.

lo que pasa es que descubrí

que ahora trabaja

en un restaurante

como garrotero y,

ana: ay, qué bueno, mana.

fanny: sí, sí, eso está bien,

pero, lo malo es que

me vio con enrique

y se impactó tanto

que se le cayó una charola

sobre el gerente.

ana: no me digas, mana.

fanny: y ahora lo corrieron.

ana: ah, entonces

ya no tiene chamba.

fanny: no.

no sé, siento que fue

un poquito mi culpa.

ana: tantito, mana, tanti--

no, no, no, le iba a pasar.

lo que tiene que pasar

tiene que pasar.

¿dónde andará lucecita?

capaz haya venido

a dormir con su papá,

porque a estos niños

ya se les hizo costumbre.

isabela: lo único que te pido,

fernando, es que

me des mi lugar.

para bien o para mal,

soy tu esposa.

fernando: sí, sí, sí, isabela.

¿pero de qué manera?

isabela: bueno,

ya te lo había dicho.

es indigno que esa mujer,

que ana duerma en esta casa.

y que esté a unos cuantos

metros de aquí.

quiero que consideres

lo que te pedí.

que ana pase las noches

en su casa.

ana: ¿puedo?

fernando: adelante.

ana: ¿sabe qué, señora?

tiene toda la razón.

a partir de hoy, en la noche

yo me voy a dormir a mi casa.

[música]

Cargando Playlist...