null: nullpx
Cargando Video...

Mi Corazón Es Tuyo Capítulo 42

3 Abr 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

>> ¿qué se le ofrece, señor

lascuráin?

diego: sólo le quito

unos minutos.

quiero saber cuánto dinero le

debe ana.

>> ¿para qué?

diego: porque quiero pagar

su deuda.

johnny: entonces,

¿tú crees que ana

vaya a andar con el hermano

del estirado ese?

jennifer: pues, no sé.

pero diego anda sobres,

y yo ya te dije.

johnny: sí, ya, ya.

ya sé que está muy galán,

y pues, ahí sí, ni modo,

no puedo competir.

o sea, yo... tú sabes que yo soy

un hombre feo.

fuerte y formal.

jennifer: [ríe]

ay, mi johnny, tú no eres feo.

johnny: ah, gracias, amiga.

jennifer: eres, diferente.

[ríe]

johnny: con eso me pasas te a

perjudicar, ¿eh, jennys?

jennifer: bueno, pero además,

rollo mata carita.

johnny: pues, sí,

pero cartera mata

todo, y ahí sí, pues, ni cómo.

jennifer: ahí te mata

cualquiera. [ríe]

johnny: qué bueno que eres

mi amiga.

jennifer: te quiero, johnny.

>> ¿y se puede saber para qué

quieres pagar las deudas de ana?

diego: ese es mi problema,

señor.

>> dijiste que te apellidabas

lascuráin, ¿verdad?

diego: sí, diego lascuráin.

>> ¿qué tienes que ver con el

billetudo de fernando?

diego: es mi hermano.

>> ya veo, gente de mucha lana.

diego: entonces,

¿cuánto debe ana?

>> mira, diego, te voy a decir

la neta.

ana es una mina de oro.

diego: sí, eso ya lo sé.

>> cuando ella baila, el chicago

se llena a reventar.

yo la necesito, no sé si

me entiendes.

diego: sí, sé que el

espectáculo de ana es único y...

>> único, tú lo has dicho.

y me da a ganar mucho biyuyo.

mucho más de lo que me debe ana,

no sé si me vas agarrando

la onda.

diego: sí, totalmente, usted la

tiene amarrada con esa deuda.

>> [ríe]

qué inteligente eres, amigo.

diego: mire, en otras palabras,

usted la está explotando.

>> firmó un contrato conmigo.

diego: sí, pero ese contrato

es una trampa.

es injusto.

>> son chislaes, diego,

el caso es que quiero dinero,

pero no el tuyo.

y la verdad, tengo mucho que

hacer, mis colaboradores te van

a llevar a la salida.

nelson, tatisio.

diego: ey, ey, tranquilos.

mejor, dígales que no me toquen.

>> te conviene que te portes

bien, lascuráin.

por el bien de ana.

enrique: buenas tardes, tengo

cita a las seis.

fanny: ah, sí, enrique basurto,

¿verdad?

enrique: sí, niña, ese soy yo.

fanny: ¿niña?

me llamo fanny.

enrique: da igual, niña.

¿está tu jefe?

fanny: en un momento lo anuncio,

señor.

betty: ¿enrique?

enrique: betty.

betty: cuando supe que venías

no lo podía creer.

[ríe]

fanny: ¿qué onda, pa?

sí, ya llegó.

betty: años sin saber de ti,

y qué bien te ves.

enrique: muchas gracias.

tú también te ves muy bien.

betty: estoy temblando

y sudando.

enrique: no sabía que

trabajabas aquí.

fanny: [carraspea]

perdón por interrumpir su

súper encuentro, pero

el señor lascuráin quiere verlo.

enrique: gracias.

ahora platicamos, sí.

betty: claro,

de aquí no me muevo. [ríe]

fanny: es por ahí, señor.

o sea, hashtag, charolita para

la baba y así.

betty: ay, ¿a poco no está

guapísimo?

fanny: lo que sigue

de la "w", "x".

y además súper soberbio.

oye, pero ¿qué onda con esa

carita de enamorada, eh?

betty.

jennifer: ¿y cómo le vas

a pagar a ese

desgraciado si no tienes

trabajo?

johnny: pero, pues,

¿qué te digo?

la neta, no sé qué hacer, jenny.

gracias a dios, que ana me dio

chance de quedarme aquí

en la casita.

jennifer: ¿ah, sí,

ana te dio chance?

¿y por qué no me dijo nada a mí?

johnny: ah, ¿no te dijo?

es que tiene...

es que yo pensé que...

jennifer: ay, ya,

te estoy cotorreando.

claro que eres bienvenido.

¿qué? ¿ya se te olvidó que tú me

diste asilo en tu cantón cuando

la inundación?

johnny: pues, sí, ¿verdad?

jennifer: bueno, ¿y qué?

¿no sabes?

johnny: ¿qué?

no me digas que no voy

a tener que pagar renta, ¿o qué?

jennifer: ay, no es eso.

sino que al rato

tengo cita con un señor que es

amigo de nico y que es dueño de

un taller de autos, acá, de esos

de lujo.

johnny: a ver, jenny, ¿tú vas a

trabajar en un taller?

¿de secretaria o qué?

jennifer: de mecánica.

johnny: jenny, barájemela más

despacio, ¿cómo que de mecánica?

jennifer: pues, con todo lo que

me enseñaste, la muevo bastante

bien.

johnny: no, pues, eso sí

ya lo sé.

ambos: [ríen]

jennifer: pues, a lo mejor tiene

chamba para ti también.

johnny: ¿para mí?

¿pero qué va a decir don nico?

jennifer: pues, yo lo convenzo.

a besos.

ambos: [ríen]

[timbre]

ana: ¡voy, voy!

ay, bruno y tus saliditas,

¿qué tanto harás? y yo siempre

preguntando.

¡voy!

¿y eso?

>> ¿la señorita ana?

ana: ana, dejémoslo en ana.

>> le traigo unas flores.

ana: ¿son para mí?

>> sí, ¿dónde se las pongo?

ana: no, no, yo me las quedo.

>> perfecto, nada más que

me tiene que firmar.

ana: ah, a ver, ponme la pluma

en la boca.

>> listo con eso.

bien, están muy bonitas,

¿verdad?

ana: sí, están bien hermosas.

>> ¿de quién? ¿del galán?

ana: pues, no, no tengo galán.

>> ¿no?

entonces del pretendiente.

ana: pues, sí, algo así, sí.

>> y ¿a qué hora sales por

el pan?

ana: ahora, no porque estés

guapo, te andes aprovechando,

sáquese, sáquese.

>> bueno, perdón.

ana: ay, no me traigas estas

tentaciones a la casa, señor.

tú sabes que...

"podría decir que eres la mujer

más hermosa..."

[diego] "pero tendría que

dejar a lado tus otras

cualidades. la simpatía,

la bondad, la paciencia

y la inteligencia.

creo que tantos atributos

no caben en esta tarjeta.

con amor, diego."

fernando: esa no es razón

para no hacer las cosas bien.

como deben ser, caramba.

no quiero más pretextos.

quiero ese análisis sin errores,

perfecto, bien hecho.

¿le quedó claro, licenciado?

"lo hice lo mejor de lo

que pude".

hay que hacerlo bien, y punto.

perdón, héctor, digo, enrique.

enrique, sí.

la gente cree que haciendo

las cosas más o menos, ahí se

va, pues, es suficiente, y no.

enrique: lo entiendo.

fernando: por favor,

tome asiento, ¿sí?

¿quiere tomar algo?

enrique: sí.

fernando: beatriz,

dos cafés por favor.

como sabes--por favor, toma

asiento.

hasta hace poco isabela

estaba trabajando en la

vicepresidencia, fue ella quien

te recomendó.

enrique: nos conocemos

de harvard.

fernando: sí, lo sé, lo sé.

tu currículum es excelente,

y cumples con el perfil que se

requiere en esta empresa.

enrique: gracias, señor.

fernando: mira, enrique,

me gusta trabajar duro.

no me gustan los pretextos,

no me gusta la gente impuntual,

yo exijo de mis empleados

compromiso y entrega.

¿qué pasó con los cafés,

caramba?

beatriz, los cafés por favor.

enrique: creo que esa niña

que tiene usted como

asistente, fanny,

no es muy eficiente.

fernando: bueno, en realidad no

trabaja aquí en la presidencia.

va a comenzar un programa

de rotación en diferentes áreas

como parte de su orientación

vocacional.

enrique: ah, con razón

se le nota la

falta de experiencia y además es

un poquito insolente, ¿no?

ambos: [ríen]

fernando: es mi hija.

enrique: [piensa] trágame

tierra.

[música]

[música]

fanny: listo, ¿vas tú o voy yo?

betty: hazlo tú, por favor,

fanny,

la verdad, no quiero que tu papá

se de cuenta que conozco

a enrique.

fanny: bueno, por lo que vi,

es más que conocerlo,

luego me cuentas qué onda con

él.

aunque ¿te digo la verdad?

no me cayó nada bien.

se me hizo insoportable.

>> perfecto.

a ver qué cara va a poner la

fanny cuando se encuentre con

nuestra acta de matrimonio.

ana: ¿en dónde andará manuela?

digo, no está ni bruno ni

manuela.

ay, ¿qué estarán haciendo?

¡puercos, picarones!

manuela: ahí, párese ahí.

ay, ¿en qué estás metido,

bombón?

ay, ¿quién será ese con pinta

de gañán?

ay, a ver, espéreme aquí,

no se me vaya a pelar.

aquí me espera.

bruno: ¿todo bajo control?

>> este... sí, no sabía qué

hacer, bruno, y lo traje aquí.

bruno: bueno, dígame dónde está.

>> adentro.

bruno: bueno, vamos.

[teléfono]

manuela: ay, ay...

[teléfono]

ana: manuela, perdón que te pase

a interrumpir, mamacita, pero

estás con...

bruno, ¿verdad, picarona?

manuela: sí, ay, y no.

¿sabes que bruno tiene sus

salidas así, súper raras?

ay, mana, pues, lo seguí.

ana: ¡no!

¿y qué está haciendo?

manuela: ay, pues, se encontró

con un tipo así, muy, muy feo

con tipo de maleante.

ana: no, ¿cómo?

manuela: ay, no sé, si supieras

dónde estoy.

en una zona, así, cero, pero

cero elegantísima.

ana: ¿cómo es que lo seguiste?

manuela: pues, alguien le habló

por teléfono.

y dijo: "te--tengo que salir".

y se fue.

ana: pero, ¿no sabes nada de qué

onda con el cuate este con el

que está?

manuela: no, pero ¿sabes qué?

a mí se me hace que voy

a entrar.

sí, sí, hay que descubrirlo de

una vez, ¿no?

ana: ¡ay!

no, mana, ¿y si es peligroso?

manuela: pues, yo creo que sí.

ana: bueno, entonces mejor

déjalo ahí como está.

manuela: ay, ana,

de verdad que no

puedo creer que mi bombón esté

en cosas turbias.

ana: no, mana, yo tampoco, pero

todo está bien raro,

no te arriesgues, mi hija.

manuela: ay, la verdad, muy

sospechoso, ana.

ay, no, pero tienes razón,

yo me regreso, vieras el lugar

donde estoy.

y además tengo que ir a hacer

la cena.

ana: ahí estás, y si tienes

lavadora, ahí la vemos.

todos: [ríen]

ana: ¿qué estarán haciendo

estos...?

¡ya los caché!

niños: [gritan]

>> nos asustaste, ana.

ana: ay, ¿qué están haciendo,

mi corazón?

>> ay, pues estamos viendo el

video de la araña.

ana: no.

>> está súper divertido.

ana: ¿en serio?

>> ¿quieres verlo?

ana: no. no, no, no.

y tenemos que hablar muy

seriamente de lo que pasó en la

comida y quiero que en este

momento se paren a hacer sus

tareas.

>> ¡ay, ana!

ana: qué mala onda, ándales.

¿y tú sebas, qué no tienes

tarea?

sebastián: se supone

que mi papá la iba

a hacer conmigo, pero ya sabes,

está en la oficina.

ana: ah.

no te apures,

ahorita lo localizamos de volón

pin-pon, espérate.

fernando: mi esposa va

a hablar contigo

para que te pongas al tanto de

las actividades en la

vicepresidencia.

enrique: gracias, señor.

y otra vez le

pido disculpas por lo de su

hija, no sabía yo.

[teléfono]

ay, no puede ser.

¿quién es?

no, no puede ser.

¿qué pasa, ana?

ana: perdón que lo moleste,

señor.

fernando: sí, dígame.

ana: es que sebastián lo está

esperando; le dijo que...

fernando: estoy consciente de lo

que le dije a mi hijo.

ana: bueno,

yo nada más le aviso

porque a veces se le olvidan sus

promesas.

fernando: voy para allá.

ana: tu papá te va a cumplir,

mientras vamos empezando,

ándale.

empecemos, empecemos la tarea.

¿de qué traes tarea?

sebastián: de mate.

isabela: ¿no viste la mirada que

me echó sebastián?

yolanda: no.

estaba ocupada viendo a nicolás.

¿estuvo muy feo?

isabela: ese roedor me odia.

[gruñe]

encima, los engendritos esos

del mal.

los gemelillos.

yolanda: bueno, pero para eso

está la nana, ¿no?

isabela: sí, la nana que no

sirve para nada.

yolanda: bueno, igual le puedes

comentar eso a tu marido

aquí en la alcoba,

cuando va a empezar

el chaca-chaca.

isabela: ay, yolanda, por favor.

yolanda: ¿qué, chabelita?

hazle notar a fernando eso.

que la nana sirve para

tres cosas.

isabela: no, mamá, no,

con la nanaquita, hay que

utilizar una estrategia mucho

más inteligente.

yolanda: ¿me estás diciendo

bruta?

isabela: que conste

que tú lo dijiste, mamá.

yolanda: ay, cría cuervos y te

sacarán los ojitos.

león: hola, traigo esto de la

dirección de finanzas.

[tamara] "a ver qué cara pone

la niña rica cuando sepa la

verdad sobre tu vida."

[piensa] tengo que decirle a

fanny que estoy casado.

y que tengo un hijo, no quiero

que se entere por tamara.

fanny, ¿puedo hablar contigo?

fanny: ¿de qué?

león: tengo algo muy importante

que decirte.

[música]

[música]

león: ¿dónde podemos hablar?

fanny: pues, sí quieres nos

podemos ver...

fernando: mañana nos vemos.

enrique: sí, sí, señor.

fernando: bienvenido

a la empresa.

fanny, ¿vienes conmigo

a la casa? quiero platicar

contigo.

fanny: pero, traje mi coche,

papá.

fanny: no te preocupes,

después te lo lleva

erasmo a la casa.

león: buenas tardes,

don fernando.

fernando: león, ¿cómo estás?

fanny, ¿vamos?

fanny: ya voy, pa.

bye, betty.

betty: bye.

fanny: gracias.

enrique: oye, perdón,

pero no sabía

que eras la hija de fernando.

fanny: ¿cómo ves, niño?

hashtag, agarra tu control

remoto, y bájale dos rayitas

a tu soberbia, ¿no?

león: bonita, ¿te puedo llamar

después?

fanny: sí, márcame, ¿va?

betty: cuéntamelo todo, enrique,

¿cómo te fue con don fernando?

enrique: es algo estricto, ¿no?

betty: últimamente está un poco

tenso, pero es un excelente

jefe.

bueno, cuéntame,

¿cómo es que estás aquí?

nicolás: hola, niños.

>> ¡abuelo!

ana: ¿qué pasó don nicolás?

>> abuelo.

nicolás: hola.

necesito que me ayudes con algo.

¿puedes venir un momento, ana?

ana: sí, ahorita vengo.

esos tres estaban mal.

regreso a chequearles todo, ¿sí?

nicolás: ahorita nos vemos,

niños.

sebastián: ya está.

hay que volver a ver el

video, ¿sale?

>> ¡sale!

>> [ríen]

>> [grita]

ana: ¿para qué soy buena?

nicolás: te lo digo en

la biblioteca, ¿sí?

ana: ¿en la biblioteca?

anda usted bien raro.

¿cómo terminó todo? ¿qué pasó,

manuela?

manuela: ay, luego hablamos,

¿no, anita?

nicolás: gracias por excluirme.

manuela: ay, perdón,

don nicolás,

pero es que son cosas de

mujeres.

nicolás: ¿vamos a la biblioteca?

ana: sí, vamos, vamos.

nicolás: necesito ensayar.

ana: ¿qué cosa?

nicolás: ¿cómo, qué cosa?

es que... estoy muy nervioso.

parece mentira que un viejo

como yo...

ana: esta nervioso...

ah, lo de jenny.

nicolás: sí, sí, lo de jenny.

lo de jenny.

ana: ¡uy! ¿qué quiere que haga?

nicolás: bueno, mira, no,

no lo saques que se mancha.

tú vas a ser jenny.

sí, tú, jenny,

y yo voy a ser yo.

ana: okay.

¿así, algo así?

¿qué pasó, carnalito?

nicolás: jenny, jenny.

ana: dígamelo todo.

nicolás: desde hace tiempo,

jenny, que yo...

que yo estoy, no, no,

ya comencé mal, no.

ana: "te amo" y ya.

nicolás: ¿eso tengo que decir?

ana: sí, nada más dígale,

"te amo" y ya.

nicolás: déjame intentarlo.

jenny, las rosas son rojas.

y el cielo es azul.

ana: "te amo" y ya.

nicolás: jenny, desde que te

conocí, inmediatamente

que te vi...

ana: ¡"te amo" y ya!

nicolás: está bien, jenny,

en un momento...

ana: ¡"te amo" y ya!

nicolás: ¡te amo y ya--!

ana: no le grite a mi amiga,

porque no lo voy a dejar.

nicolás: tú me diste el tono.

tú me dijiste cómo.

ana: me está pasando sus nervios

bien feo.

nicolás: a ver, voy, voy.

me voy a tapar a la mera hora...

ana: no, no, nada más

contrólese, respire.

que salga lo que sale

de ahí de su ronco pecho.

nicolás: respiro.

ana: "take it easy".

nicolás: jennifer, te amo...

¿y si me dice que no?

ana: don nicolás,

¿ya estuvo, no?

nomás pregúnteselo, directa

la flecha y ya, nada pierde

con preguntar.

ensaye solo, ensaye solo,

con el espejo.

>> ¿y cómo está ese viejo lobo

de mar de nicolás, eh?

jennifer: muy bien, le manda

muchísimos saludos.

>> y usted es...

johnny: johnny, señor,

mucho gusto.

jennifer: johnny es

como mi hermano,

es mi carnal, y fue el que me

enseñó todo lo que yo sé

de mecánica.

hace rato hablé con nico

para ver si usted nos podía

echar la mano.

dándole chamba también aquí

a mi carnal.

>> claro, jenny,

por nicolás, lo que sea.

él y yo nos conocemos hace

muchos años. es un gran tipo.

jennifer: uy, dígamelo a mí.

>> perfecto, ¿cuándo pueden

empezar?

johnny: ¿pues, ya, no?

jennifer: cuando usted diga,

don ricardo.

ricardo: quítale el "don",

jennifer.

si quieren empezar hoy mismo,

pues, adelante.

johnny: ¿en serio?

ricardo: sí.

johnny: muchas gracias,

eh, no le vamos a fallar.

así, para que se la aprenda

para que truene. mire.

ricardo: ¡eso! vengan, vamos.

jennifer: ¿para dónde?

ricardo: por acá.

bruno: ho--hola, ma--manuela.

¿qué pasa?

manuela: nada, nada.

¿todo bien con tu salida

clandestina, bruno?

bruno: sí, todo bien.

manuela: [resuella]

¡ay, bruno!

bruno: ¿qué?

manuela: dios mío.

tienes sangre en las manos.

ana: ¿qué onda, don doro?

¿cuándo fue eso?

ya no se preocupe, adiós.

diego: ¿te llegaron mis flores?

ana: te dije que no quería que

te metieras en nada que tuviera

que ver con la lana,

¿qué parte no entendiste?

fernando: erasmo, gracias,

déjanos solos, por favor.

y baje las flores.

hija, quiero saber cómo estás.

cómo te sientes.

fanny: papá, ¿vamos a hablar

aquí en el coche?

fernando: sí, aquí nadie nos va

a interrumpir y podemos hablar

amorosamente, ¿no crees?

fanny: okay, ¿qué quieres saber?

fernando: todo.

¿cómo vas con león?

¿qué pasa, mi amor?

fanny: ¿la verdad?

fernando: sí.

fanny: las cosas con león

no andan muy bien, pa.

fernando: ¿por qué?

fanny: porque, no sé, siento que

león está muy raro conmigo

y no sé si es que ya no quiere

andar conmigo o me está

ocultando algo.

fernando: hija...

fanny: papá, estoy desesperada.

ana: te hice una pregunta.

diego: te oigo perfectamente,

no necesitas gritar, ana.

ana: es que te dije claramente

que las cosas no eran así,

¿te dije o no te dije?

diego: ya, ya. deja de gritar.

ana: es que te pedí que no te

metieras en un asunto y es lo

primero que haces, ¿cierto?

diego: ¿ayudarte?

eso es lo que provoca el amor.

uno quiere dar lo mejor de

uno mismo.

ana: a ver, espérame, yo no te

pedí absolutamente nada, diego.

diego: tampoco me pediste que te

trajera flores, tampoco me

pediste que fuera tu paño

de lágrimas, tampoco me pediste

que no te quisiera

como te quiero.

yo quería darte un regalo, ana.

algo que hiciera que tu vida

mejorara.

porque lo que quiero es

hacerte feliz.

pero en fin, tú tienes razón.

lo mejor es que no interfiera

en tu vida.

y tan amigos como siempre.

ana: diego...

[música]

[música]

fanny: se me hace que eso que me

está ocultando león es algo

muy cañón.

fernando: bueno, seguramente,

por algo lo mantiene en secreto,

¿no crees?

fanny: es que yo lo amo.

lo amo.

las cosas estaban tan bien.

fernando: sí,

mi amor, a veces uno no conoce

bien a las personas.

todos tenemos nuestros secretos,

y perdón que te lo diga, pero

quizás león no sea para ti.

fanny: ¿lo dices porque él es el

mensajero y yo soy una

niña rica?

fernando: no, no, no.

no podemos prejuzgar a la gente,

mi amor.

y bueno, por lo que escucho,

ese no es el factor que los

separa.

además, yo sería el último en

hablar de las barreras

socioeconómicas, cuando me

enamoré de la nana, ¿no crees?

fanny: guau, pa.

fernando: ¿qué?

fanny: creo que nunca habías

sido tan honesto conmigo.

fernando: sí, bueno, es que

por algo se empieza.

pregúntame lo que tú quieras.

lo que sea.

fanny: ¿de verdad?

fernando: sí, lo que sea.

yo te prometo contestarlo

con honestidad.

fanny: ¿sigues amando a ana?

fernando: sí.

fanny: pero, ¿por qué... ?

fernando: tú sabes por qué

me casé con isabela.

yo sentí que ese era mi deber.

consideré que eso era

lo correcto.

y además estoy siendo coherente

con mi naturaleza, porque es

sólo esto que yo creo.

y finalmente, como siempre digo,

la decisiones tienen

consecuencias.

ahora bien, sin embargo,

pensando en tu mami,

comprendí, espero no sea

muy tarde, que mi obligación

y mi deber más importante,

son ustedes, mis hijos.

es curioso que finalmente,

mi matrimonio con isabela haya

generado este efecto inesperado.

fanny: ¿cuál?

fernando: fue una sacudida,

hija. una toma de conciencia.

un reconocimiento de mis fallas.

de mis errores.

fanny: ¿cuáles errores?

fernando: haber traicionado

a tu madre.

fanny: ¿por qué?

fernando: porque yo le hice

un juramento.

yo le prometí que me iba a

encargar de ustedes, hija.

y fallé.

porque todo este año he fallado

garrafalmente.

me inventé otras prioridades,

me encerré en la oficina,

a llorar mi viudez.

cuando mi verdadera y única

prioridad deben ser ustedes,

mis hijos. mis...

no digas nada, no digas nada.

mi amor por ana,

la responsabilidad que tengo

para con isabela,

no son mi prioridad,

no deben serlo,

mi prioridad son ustedes.

mis hijos, y así va a ser

de ahora en adelante.

te lo juro.

y perdóname.

manuela: ¡mira!

mira sus manos.

bruno: ana, manuela, lo--

ana: ¿qué tienes en las manos?

manuela: véle, tiene sangre.

ana: no, ¿sangre?

bruno: puedo explicarlo.

ana: pero, ¿qué hiciste, bruno,

por dios?

bruno: mira, es que...

manuela: ¿a quién mataste?

bruno: no maté a nadie.

lo que pasa es que...

ana: dínos la verdad.

bruno: pues, eso es lo que estoy

tra--tratando de hacer.

de--decir la verdad,

pero no me dejan.

la madame, la madame, niñas.

yolanda: ¿por qué hablan

a gritos, eh?

¿qué pasa aquí? los empleados

deben de ser discretos,

hablar en susurros.

como si no existiera nadie.

manuela: pero sí

existimos, señora.

yolanda: si a eso le llamas

existencia.

bruno: ¿se le ofrece algo,

señora?

yolanda: no, no,

vine a la cocina a

escucharlos gritonearse.

claro que se me ofrece algo,

mesero.

bruno: ¿otra margarita?

yolanda: un té de flores

de azahar con

pasiflorina, miel y limón,

¿oíste?

me lo llevas a la recámara

principal.

bruno: sí, señora.

yolanda: mesero, no quiero que

me lleves dentro de tres horas

el té.

es así.

bruno: sí, señora.

yolanda: de volada, eh.

¿oíste?, de volada.

órale.

bruno: existo.

manuela: ¡ay, no!

bruno: dichoso hagan que no tuvo

sueño.

manuela: ay, no, pero es que

yo la mato.

ana: con un asesino es más

que suficiente.

respira, respira, a ver, mana.

manuela: ay, es que la tengo

atravesada, anita, aquí.

ana: no vale la pena, por favor,

relájate, ¿sí?

¿y tú, asesino?

no hagas que la virgen te habla,

explícanos qué traes

en tus manos.

esa sangre.

bruno: es pintura.

pintura roja.

ana, manuela, por favor,

no alucinen, pi--pintura.

ana: "show me".

bruno: ¿"show me" es... show me?

¿que te muestre?

jennifer: ¿cómo me veo?

johnny: órale,

te ves bien preciosa,

jenny, hasta pareces de foto

de calendario.

esta sería como la de mayo,

por el día de las mamacitas.

ambos: [ríen]

fanny: papá.

fernando: ¿dime?

fanny: te quiero mucho.

fernando: gracias.

fanny: ¿por qué?

fernando: porque no sé cómo, mi

amor, pero me abriste los ojos.

fanny: ¿yo?

fernando: sí, estefanía, tú.

y...

yo te quiero mucho también.

te amo, hija, te adoro.

fanny: y yo a ti, papá.

[música]

[música]

jennifer: entonces, ¿anita ya

sabe que regresaste?

johnny: ¿no te digo

que ella es la

que me dio chance de quedarme en

la casita después de que

me enteré que me habían echado

de mi cantón?

me fui a verla allá, a casa de

don picudo.

jennifer: qué chido, eh, porque

la verdad es que andaba bien

preocupada por ti.

johnny: o sea, ¿tú también

estabas muy preocupada?

jennifer: seguro.

ay, bueno, ya.

¿qué onda con este coche?

johnny: pues, vamos a ver.

vamos a ver si ya.

échalo a andar, jenny.

préndelo.

pones al drive, ahí donde dice

"start".

jennifer: sí, sí, ya sé, ya sé.

johnny: y lo vas avanzando

poco a poquito.

jennifer: okay, ahí voy.

johnny: jenny, avánzale tantito

y le frenas.

jennifer: ahí voy, espérame,

espérame.

johnny: le avanzas tantito

y le frenas.

¡poquito, poquito!

¡poquito!

jennifer: ¡ay, johnny, johnny!

¿johnny, johnny?

¿no te maté?

ay, johnny.

ay, johnny.

johnny: hálame, hálame.

jennifer: te jalo.

ay, johnny.

[ríe]

johnny: me golpeaste más.

jennifer: perdóname, perdóname.

¿dónde te duele?

¿te duelen las piernas?

¡ay! ¿te duelen las piernas?

a ver, espérate.

ay, johnny, johnny,

ven, te ayudo.

yo no sé qué voy a hacer.

no sé nada de coches.

johnny: no, yo te voy a enseñar.

jennifer: perdóname.

johnny: yo te voy a enseñar

todo lo que necesitas saber,

lo primero

que necesitas saber es frenar

cuando se necesite, eh.

ay.

jennifer: perdóname, perdóname,

mira, te saqué sangre.

¿qué tengo, monos en la cara?

johnny: no, jennifer, oye,

tengo años de conocerte y no me

había dado cuenta de lo

guapísima que eres.

jennifer: ay, juan, guácala.

[diego] ¿ayudarte?

eso es lo que provoca el amor.

uno quiere dar lo mejor de uno

mismo.

ana: pues, es que sí me pasé de

lanza, bien feo, la neta, sí.

nicolás: ¿ana?

¿te sigue gustando hablar sola?

ana: pues, sí, no es que lo

disfrute, no, la verdad es que

yo si prefiero hablar sola sin

nadie, pero discúlpeme

que lo deje, es que tengo

que hacer algo.

con permiso, don nico.

nicolás: sí, sí.

fanny: ay.

fernando: papá.

bueno, creo que ahorita el

problema más grave es el de

sebastián.

nicolás: qué bien se ven

los dos así.

ambos: [ríen]

fanny: sí, ¿verdad?

hola, abuelo.

¿cómo estás?

nicolás: bien.

ana: ¿diego?

diego, no te hagas. soy yo.

fernando: bye, abuelito.

nicolás: fernando,

necesito hablar contigo.

fernando: sí, papá,

claro, sólo que

ahorita tengo algo importante

que hacer.

al rato, sí puede esperar,

¿verdad?

fanny: ana, ¿qué, no es ese

el cuarto de mi tío?

ana: ay, qué ubicada.

no, piensa en otra cosa,

luego te cuento cómo está la

cosa, ¿sí?

ana: avánzale, güera,

avánzale.

¿diego?

¿diego?

¿diego?

¿diego?

yolanda: espero que esté bien

caliente, mesero, eh.

bruno: ¡ja!

absolutamente, señora.

50° centígrados.

isabela: bruno, por favor,

¿me pasas

mi celular que está ahí en el

bureau? le quiero hablar a mi

marido.

bruno: un momento, señora.

fernando: aquí estoy.

isabela: ay, ya llegaste,

mi amor.

yolanda: ¡qué hermosas flores!

¿son para mí?

fernando: señora, perdón,

pero no.

isabela: ay, gracias, mi amor.

[grillos]

bruno: [carraspea]

con permiso.

fernando: isabela, perdón.

quedé de ver a sebastián,

para hacer las tareas con él.

te veo en un momento. ¿sí?

isabela: sí, claro.

fernando: con permiso,

doña yolanda.

yolanda: pase, pase, mi hijito.

isabela: ay, a ese escuincle lo

tengo aquí, aquí.

yolanda: ¿santiago?

isabela: sebastián, mamá.

por culpa de ese mocoso,

nos tuvimos que regresar

de la luna de miel.

por culpa de él y de la estúpida

de la nana que no puede

controlarlo, es increíble.

yolanda: ay, sí, qué cosa.

>> a ver, a ver.

nando, nandito. ¡nandito!

fernando: hola.

[estornuda]

>> ¡salud!

fernando: gracias.

luz: ¡papá!

fernando: ay, mi princesa.

luz: llegaste muy temprano.

fernando: sí, mi amor,

porque voy

a hacer la tarea con ustedes.

>> yo ya terminé, pa.

fernando: [estornuda]

>> salud.

fernando: gracias.

alicia: a mí nada más me falta

la tarea de química.

¿qué?

fernando: no puede ser.

no me había dado cuenta.

alicia: ¿de qué?

fernando: ¡ya no tienes acné!

alicia: ¿cómo ves?

fernando: bueno, mi amor,

estás hermosa, maravilloso,

me da mucho gusto.

alicia: hace años que ana

me llevó al doctor y he estado

con un tratamiento.

fernando: bueno, muy efectivo,

por lo que veo.

muy efectivo.

[estornuda]

todos: ¡salud!

fernando: gracias.

bueno, ahora que están juntos,

quiero hablar con ustedes.

¿nos podemos sentar?

y ¿qué les parece si sacamos

al animalito este?

gracias.

ana: hola.

diego: hola, ¿qué haces aquí?

ana: aquí, nomás.

¿tú dónde estabas?

diego: caminando por aquí cerca.

¿por qué?

ana: por metiche.

¿me perdonas?

¿porfis?

¿quién me perdona?

¿quién me perdona?

¿quién me perdona?

¿quién me perdona?

fernando: sé que a algunos de

ustedes no les cae bien isabela.

que la llaman bruja.

y bueno, lo puedo entender,

sobre todo porque su mami

murió hace poco.

yo comprendo que no quieren

que una mujer, que una intrusa

ocupe el lugar de mamá.

¿o querían que me casara

con ana?

todos saben porqué me casé

con isabela.

y me gustaría que la respetaran,

hijos.

nada de arañas en la sopa.

lo que quiero decirles es

que debemos acostumbrarnos

a esta situación.

y debemos estar felices porque

tendremos un nuevo hermanito.

por eso.

el que yo me haya casado,

no quiere decir que ustedes

pueden usar esto de pretexto

para fallar en la única

responsabilidad que tienen

además de jugar.

la escuela.

sebastián: eso no es pretexto,

papá.

fernando: hijo, déjame

terminar, ¿sí?

desde ahora, y en este momento,

tú, sebastián, y todos ustedes

son mi prioridad.

por encima de todo y de todos.

de isabela, de ana,

de mi trabajo.

es más, si es necesario que

pasemos horas estudiando,

haciendo tareas y trabajos,

lo vamos a hacer.

yo les prometo que todas

las tardes, estaré aquí

con ustedes.

luz: ¡qué padre!

fernando: también quiero

instituir una

hora al día para hablar

de nuestros problemas,

de nuestros conflictos.

>> la maestra me regañó por

hacer un avioncito de papel.

>> ay, pero ni voló.

ni voló, papá.

fernando: bueno, en fin.

¿qué les parece si hablamos

de lo que opinan?

quiero volver a escuchar sus

opiniones.

alicia: a mí me cae bien

isabela, papá.

sebastián: traidora.

alicia: ridículo.

fernando: no, no, por favor.

sebastián, alicia,

estos pleitos quiero que

terminen, por favor,

¿quedó claro?

sebastián: ¿podemos opinar sin

que nos regañes, papá?

fernando: por supuesto,

esa es la idea.

sebastián: la verdad,

no creo que puedas

cumplir, papá.

fernando: bueno,

ya verás que sí, hijo.

y de hecho, vamos a empezar

con tus tareas.

de aquí no me muevo

hasta que veamos todo,

sebastián, ¿ok?

sebastián: ok, papá.

fernando: hijos, los amo.

nunca lo olviden, ustedes son

mi razón de existir.

los adoro.

ay, mi princesa.

ay.

ay, gracias, hijo.

ay, ¡alguien huele a hurón!

Cargando Playlist...