null: nullpx
Cargando Video...

Mi Corazón Es Tuyo Capítulo 37

27 Mar 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

padre: fernando, ¿aceptas a

isabela como tu esposa

y prometes amarla y respetarla

hasta que la muerte los separe?

ana: que diga que no, no, no,

no, fernando, no.

fanny: "please", di que no,

papá.

di que no.

isabela: fernando.

fernando: ah, acepto.

>> ¿y tú, isabela,

aceptas a fernando--?

isabela: sí, sí, sí, acepto,

acepto.

>> no he terminado, hija.

¿en qué iba?

isabela: en que "tú, isabela--"

>> ah, sí, ¿y tú, isabela,

aceptas a fernando como tu

esposo y prometes amarlo

y respetarlo hasta que

la muerte los separe?

isabela: sí, claro, por

supuesto, por supuesto.

claro que acepto.

mi amor, te voy a amar

y respetar por el resto de mi

vida, y voy a dedicar mi vida

entera a hacerte muy feliz.

fernando: yo...

yo también intentaré hacerte

feliz, isabela.

isabela: ay, mi amor, te amo.

te amo, no sabes cuánto te amo.

>> los anillos, por favor.

>> ana.

ana: perdón, perdón, perdón,

perdón, perdón, perdón, ay,

ya me iba.

¡suéltame!

>> prosigamos, ¿en qué iba?

>> ana, ¿estás bien?

ana: no, pues obviamente no,

qué pregunta, diego.

diego: pero ¿te duele--?

ana: obviamente me duele,

¿o qué, tú crees que es algo--?

ah, perdón, sí, así camino yo

todos los fines de semanas--

diego: puede ser un esguince,

ana, por favor.

¿quieres que te vamos a checar?

ana: no, no es necesario,

hay cosas que me duelen más

que el pie.

de verdad, diego, ya.

suéltame que estoy bien, hombre.

diego: necia, la señorita.

ana: pues vete acostumbrando,

papacito, así es.

diego: mira, ¿sabes qué?

mejor vamos a pedir un taxi.

ana: ¿y la moto?

diego: al rato regreso por ella.

para mí lo más importante

eres tú.

ven, apóyate en mí.

ana: quieto, ¿quieres que me

haga así, así, así?

>> los declaro marido y mujer.

lo que dios ha unido,

que no lo separe el hombre.

puede besar a la novia.

isabela: ay, te amo, te amo.

ana: tampoco es para tanto, ¿no?

diego: ¿cómo está, doctora?

>> pues no hay fractura--

ana: ¿ves?

yo lo sentí, así que ya,

vámonos--

diego: no, no, no, no, no, no.

todavía no.

ana: ¿por qué no?

>> un tanto impulsiva su

novia, ¿no?

ana: no somos novios.

no, doctora, por favor, por

favor, aguacate con mis patas.

>> usted tiene...

los ligamentos de la

articulación se estiraron demás.

ana: sí, se siente, se siente

bien estiradote, ¿y ahora qué?

>> le voy a poner una tobillera

y sí necesito que no apoye

el pie en las próximas 24 horas.

ana: ah, claro, claro.

y con eso de que yo necesito

cuidar a mis niños y no solo

eso, tengo que bailar.

diego: no importa, yo te cuido.

ana: ah, justamente, eso es

lo que me preocupa.

ay, uy, espérame, espérame.

es la fannys.

hola, fannys.

fanny: ¿dónde estás?

ana: estoy en el hospital.

fanny: ¿cómo crees?

ana está en el hospital.

ana, ana, ¿qué te pasó?

ana: me torcí la pata, tengo

un esguince.

sí, sí, aquí está.

fannys, ¿le puedes avisar a toda

la banda que me...

pues me amulé el tobillo?

fanny: sí, sí, sí, no te

preocupes.

oye, jenny quiere hablar

contigo.

que te mejores, ana.

te quiero.

>> pues, ¿qué pasó, carnalita?

ana: ¿oíste el relajo cuando iba

saliendo de la iglesia?

>> sí, sí, pero ¿qué,

te lastimaste?

ana: pues un poquito, me--me...

o sea como que se me elastizaron

los esguinces--no, se me--

>> pues no te seguí porque yo te

vi que andabas bien acompañada.

uy, ¿está contigo el galanazo?

diego: sí, aquí está, no se me

despega.

>> pues casado el hermano ya no

hay bronca.

total, todo queda en familia.

ana: jenny, deja de decir esas

cosas, por favor, ¿sí?

>> bueno, pues, te dejo en

buenas manos.

ana: bueno, te hablo al rato.

órale, "bye".

>> bueno, le voy a recetar un

analgésico y un

desinflamatorio, ¿sí?

diego: gracias.

bueno, señorita, ¿adónde

la llevo ahora?

ana: eh, ¿hay manera que me

lleves a una cueva adonde

me entierre y no vuelva a salir

nunca jamás?

diego: mejor te llevo a comer,

¿cómo ves?

ana: no, no, gracias, está bien

así, no tengo hambre.

diego: ¿un tequilita?

ana: no, no, no, mi hijo.

uy, no sabes cómo me pongo de

mal, no, gracias.

diego: eso me encantaría verlo--

ana: no se te va a hacer,

papacito, ¿sí me das permiso?

pues a ver.

>> ¡vivan los novios!

isabela: no me puedo quitar de

la cabeza lo que me dijiste

en la iglesia, que vas a

intentar hacerme la mujer más

feliz del mundo.

fernando: bueno, isabela,

es que es la verdad,

ya estamos casados y por el

bien del niño que viene,

nuestro hijo, tenemos que

llevarnos bien, ¿no crees?

no tienes por qué dar

las gracias.

isabela: ahora me doy cuenta que

elegí al mejor hombre del

mundo para ser el padre de mi

hijo.

fernando: no, isabela.

yo... yo no soy un buen padre.

y disto mucho decirlo.

isabela: no, mi amor, eres lo

máximo, lo máximo, por eso

te amo tanto.

ana: ¿me da otro?

dos de papa, están más allá,

¿tú quieres?

diego: de chicharrón.

ana: ya está.

y disculpa que nos hayamos

tenido que parar aquí, pero

no te iba a aceptar que nos

fuéramos a un lugar acá

bien "pufurupu--"

diego: ay, ana, realmente no

me conoces.

ana: no, no te cono--achis,

¿pero no te apellidas lascuráin?

ah, ¿verdad?

diego: mira, he acampado en el

tíbet con 30 grados bajo cero,

estuve en un campo de refugiados

en somalia, y comí ratas en

vietnam.

ah, y no te había dicho, tengo

una herida de bala, y viví en

un barco carguero comiendo

pescado durante semanas.

este lugar es lujoso comparado

con los lugares que visité en

bangkok.

he comido escorpiones vivos.

ana: ¿o sea tú quieres que deje

de comer mis taquitos?

ana: mira, lo que te quiero

decir es que el lugar es

lo de menos, lo importante es

con quién estás.

ana: ah, entonces escorpiones

vivos.

diego: carne de víbora.

mira, una vez nos perdimos en

el bosque de canadá y tuvimos

que cazar para sobrevivir.

ana: ¿ajá, dices que tú tienes

una herida de bala?

diego: sí.

ana: ¿y adónde?

diego: permíteme.

mira, me la hicieron en sudán

del sur.

checa.

ana: ¿y yo creo que duele mi

esguince?

diego: oye, pero no me has

dicho--

¿quieres conocerme de verdad?

tamara: ya llegué, mi amor.

¿qué pasa, mau?

¿qué te duele, mi amor?

dios mío, estás ardiendo en

calentura.

fanny: no es nada grave, nada

más se torció el tobillo.

no sé, lucecita, es que hace

rato la estaba curando un

doctor, pero lo bueno es que

está con el tío diego.

>> fanny, ¿cuándo va a venir

la bruja aquí a vivir?

fanny: después de la luna de

miel.

>> la luna es de queso ni qué

ocho cuartos, de miel no.

fanny: lucecita, así se llama a

un viaje que hacen

los recién casados.

>> ¿papá igual va a ir?

fanny: sí, alex, por desgracia.

>> yo ya quiero que venga ana.

bruno: vamos a ver, explíqueme,

¿qué es exactamente lo que

usted quiere?

yolanda: que me lleves al piso

de arriba.

bruno: ¿yo?

bueno, pero ¿y con qué

propósito?

yolanda: quiero saber en dónde

voy a dormir.

bruno: me cachis,

¿a poco pretende usted quedarse

a dormir aquí esta noche?

yolanda: esta y todas las demás

noches.

que yo también voy a vivir en

esta casa, y voy a escoger mi

recámara.

bruno: bueno, mire, doña

yolanda, realmente no hay

mucho de donde escoger, eh.

yolanda: ya veremos, bruno.

ya veremos.

>> ¿esa señora se va a quedar

aquí?

>> creo que es la mamá de

la bruja.

fanny: bueno, por lo menos se ve

más simpática que isabela,

¿no, mi amor?

>> rey león, ¿rey león?

león: ah, sí, sí.

de hecho sí.

yolanda: ah, pero le puedo

cambiar las cortinas, ¿verdad?

bruno: bueno, eso hay que--

hay que consultarlo.

yolanda: ¿y los muebles también?

los muebles también, ¿no?

a ver, a ver, a ver, a ver.

a ver, brunito, si voy a vivir

en la casa de los ricachones,

¿crees que este cuarto esté

a mi altura?

está bastante piñata, mira.

mejor me hubieras mandado

a la casa del perro, uy...

uy, fuchi, fuchi, qué feo huele.

fanny: león, ¿no quieres que

vayamos al jardín a comer algo?

león: no, es que no tengo mucha

hambre, bonita, pero gracias.

yolanda: no, en ese caso, mejor

me regreso a iguala, a mi

casita con piso de tierra.

pero voy a hablar con mi hija.

león: tengo que contestar,

¿puedo?

fanny: sí, está bien.

león: ¿qué pasa, tamara?

¿no te dije que estaba en una

boda?

tamara: sí, lo sé, perdón.

perdón, león.

es que el niño está muy mal,

no sé qué tiene, está ardiendo

en calentura.

no lo sé, necesito que vengas,

por favor.

león: está bien, voy para allá.

tamara: todo va a estar bien, mi

amor, ¿sí?

todo va a estar bien.

león: fanny, me tengo que ir.

es que... es una emergencia.

fanny: ¿una emergencia?

¿le pasó algo a tu mamá o qué?

león: no, no, no, es un amigo

que tuvo un accidente,

entonces, pues tengo que verlo--

fanny: no, bueno, yo te

acompaño, voy contigo.

león: no, es peligroso.

yo voy, no te preocupes.

fernando: ¿un esguince,

y hasta ahora me entero?

nico: estabas en la fiesta.

es tu boda.

fernando: sí, ya lo sé, ¿dónde

está ana?

nico: lo único que sé es que

diego se la llevó al hospital.

sí, diego.

bueno, ¿y qué querías, fernando?

tú te estabas casando en el

momento que ana se torció el

tobillo.

fernando: sí, papá, ya lo sé, ya

lo sé.

no debo ponerme celoso.

sí, y debo concentrarme en eso,

en mi matrimonio.

papá, isabela no tiene la culpa

de nada.

nico: bueno, pero para

embarazarse se necesitan dos.

no, perdón.

a ver, me decías que isabela

no tiene la culpa ¿de qué?

fernando: de lo que pasó entre

ana y yo,

de las circunstancias, de eso.

nico: ¿adónde quieres llegar?

fernando: voy a hacer mi mejor

esfuerzo para que mi

matrimonio funcione.

nico: a veces hay que hacer más

que un esfuerzo, hijo...

hace falta el amor.

fernando: yo solamente quiero

que...

que isabela sea feliz.

adelante.

bruno: disculpe.

señor, ya está lista su maleta.

fernando: gracias, ¿y mis hijos?

bruno: reunidos en la sala,

como usted ordenó, señor.

don fernando, le deseo un

buen viaje.

>> gracias.

te encargo mucho la casa, ¿sí?

bruno: a la orden, con permiso.

fernando: papá, cualquier cosa,

me marcas al celular.

nico: sí, y muy buen viaje.

ven.

fernando: no sabes el gusto que

me da que jennifer esté mejor.

nico: a mí más, imagínate.

cuídate mucho.

y yo también te deseo que seas

feliz.

>> bueno, ¿qué onda? ¿van a

cenar?

fanny: papá quiere despedirse

de nosotros.

>> ¿se va a ir de la luna de

azúcar?

>> ay, de miel, la azúcar,

de celia cruz, mamacita.

nando: fanny, oye, ¿estás bien?

¿a qué hora se fue león?

fanny: en la tarde.

león: con estas gotitas te vas

a sentir mejor, hijo, ¿sí?

¿cuántas gotas dijo el doctor,

tamara?

tamara: ocho.

>> papá, ¿saben feas?

león: mmm, ¿cómo crees?

sabe riquísimo, saben a chicle.

mira.

mira, abre la boca y vamos

a contar juntos del uno

al ocho, mira.

uno, dos, tres, cuatro,

cinco, seis, siete, ocho.

ahora sí, muy bien.

mmm, qué rico, ¿verdad?

muy bien, y ahorita ya te vas a

sentir mejor.

fanny: ¿cuándo regresas, papá?

fernando: la semana que entra,

fanny.

vamos a la playa.

bueno, después vamos todos de

viaje.

quiero que se porten bien

y obedezcan a su abuelo,

a manuela, a bruno

y a ana--

ana: bájame, por favor, me van

a ver los calzones.

no es necesario--

>> ¿qué te pasó en el pie?

ana, ¿estás bien?

ana: estoy bien, a ver, de uno

por uno les voy a contar,

porque es que están hablando

todos al mismo tiempo.

fernando: ana, mi avión sale

dentro de dos horas y media,

y necesitaba hablar con usted.

ana: aquí estoy, señor.

adolorida, pero aquí, al pie

del cañón.

fernando: bueno, quiero

encargarle mucho a mis hijos.

si hay algún problema, me marca

al celular, por favor.

ana: no creo que sea necesario,

porque no vamos a tener broncas,

¿verdad?

todos: no.

fernando: bueno, ¿su pie?

ana: aquí, torcido, pero bien.

fernando: bueno, perfecto,

bruno, por favor.

diego: cuídate, hermano.

fernando: perdóname, ana.

en verdad, perdón.

ana: ahora sí se acabó.

ana: voy a mi cuarto.

no me tardo, eh.

bruno: ana, te ayudo.

fanny: lucecita, hay que dejar

a ana un ratito sola, ¿no?

>> ya, ya, ya estuvo bueno, ¿no?

de tanta lloradera, chula.

ana: claro, es que a ti te

parece poco todo lo que está

pasando.

>> ana, ya perdiste a fernando,

fin, sanseacabó.

ana: es que tú lo dices siempre

tan fácil y todo.

>> a ver, ¿qué ganas con

pasártela aquí llorando como

magdalena?

ana: mira, me dan ganas de

meterte un cojinazo, hija,

pero igual no vas a desaparecer.

se me sale, no lo puedo evitar.

>> tienes una vida por delante,

tienes a tus niños,

a tus amigos, eh...

a diego.

ana: ay, espérame, déjame...

ay, ya, ¡zac!

se apagó el recuerdo de

fernando, listo, ya estuvo.

>> no digo que lo olvides, ana,

pero fernando se fue con su

mujer, y conociéndolo,

le va a echar ganas a su

matrimonio.

ana: está bien, ¿ok?

está bien, tienes razón.

>> claro que tengo razón.

hay que dejar de llorar,

ser fuerte y seguir adelante.

he dicho.

ana: tanto tengo que ser fuerte

y tengo seguir adelante.

ah, no, ya, ya,

¿ya así te me vas otra vez?

ok.

ok, ana.

a apechugar se ha dicho.

fernando: queda usted contratada

como la nana de mis hijos.

ana: perdón, perdón.

perdón, perdón, perdón.

es tan--se me sale--muchas

gracias, muchas gracias.

es más, mire, vengan esos cinco,

bueno, los siete, los siete,

porque son de a siete,

venga, venga, señor, déjese

ir, déjese ir, y decretemos,

decretemos, decretemos, ¡eso!

eso, siete, siete,

siete, siete, lo mejor--

fernando: ese momento

lo cambió todo, ana.

tengo que olvidarte.

necesito olvidarte, ana.

isabela: ¿qué te parece?

yolanda: ¿7.000 pesos por eso?

isabela: es de marca, mamá,

carísimo.

yolanda: ¿y quién te va a estar

viendo la marca?

no me late.

a los hombres les gustan

las mujeres llenitas, gorditas.

isabela: ¿quién te entiende,

mamá?

con unas cosas me veo gorda,

con otras cosas me veo flaca,

¿quién te entiende?

yolanda: pues vas a parecer

"a--a--antronésica".

isabela: anoréxica, mamá.

anoréxica.

yolanda: me entiendes, me

entiendes.

oye, hija, fíjate que el cuarto

que bruno me enseñó está

espantoso, eh.

soy tu madre, ¿eh?

es injusto que me den una

covacha, eh.

la recámara de ana ha de estar

más bonita que la mía.

isabela: luego vemos eso, ¿sí,

madre?

yolanda: no, no hay luego,

chavela.

oye, oye,

¿qué hago con estos muebles?

isabela: no sé, véndeselos al

que pasa gritando "se compran

colchones, licuadoras".

me vale, lo que sea, ya.

yolanda: oye, ven acá, ven.

ven, ven acá.

isabela: ay, ¿y ahora qué, mamá?

yolanda: híncate.

híncate.

su besito.

hijita, la cama es fundamental

en un matrimonio, eh.

isabela: mamá, eso no me

lo necesitas decir.

yolanda: pórtate como una

"gaisha".

isabela: geisha, mamá, geisha.

yolanda: me entendiste, me

entendiste.

isabela: ay, claro.

ay, ay, mamá.

ay, mi amor.

ay, cuánto te amo.

fernando: hola.

señora, buenas noches.

yolanda: ¿cómo estás?

qué guapo.

fernando: gracias, gracias.

a sus órdenes.

yolanda: pásensela bomba, eh.

ey, luna de miel solo hay

una, eh.

pon todo de tu parte, hijito.

fernando: sí, señora.

sí, claro.

isabela: nos vemos, mamita.

yolanda: lo que te dije, hijo,

eh.

nomás de acordarme de mi luna

de miel con el español...

me acuerdo que ese día corté

orejas y rabo,

chicuelinas,

manoletinas,

me aventé de todo, dios.

¿cómo olvidarte, mi amor?

tamara: ¿cuánto tiene?

león: ya va bajando.

tiene 37.

me asustaste, chaparro.

bueno, ya, a dormir.

tamara: león, tenemos que

hablar.

cuando me fui, yo--

león: tamara...

tengo novia.

no, es un amigo que tuvo un

accidente, entonces, pues tengo

que verlo--

fanny: no, bueno, yo te

acompaño, voy contigo.

león: no, es peligroso.

yo voy, no te preocupes.

ana: hija, ¿qué traes,

por qué esa carita?

fanny: ana,

¿cómo va tu piecito?

ana: ahí va, ahí va, digo,

la verdad es que a los

torsones de mis pies pues estoy

acostumbrada, a los torsones

del corazón pues todavía no,

pero en ese también ahí vamos.

pero ni te preocupes, mi

fannys, porque yo ya decidí

que hoy...

hoy voy a cambiar.

y ya a otra cosa mariposa.

pero usted estaba pensando en

algo, ¿qué traes?

fanny: estaba pensando en león.

ana: ah, siguen con las broncas.

pues sigues sintiendo lo mismo,

que te oculta algo, ¿no?

fanny: no, es que ya no siento.

hoy lo confirmo.

ana: no.

ay, mana, ¿puedo?

cuéntame.

ven, voltéate.

fanny: pues es que hoy recibió

una llamada telefónica y se

puso súper nervioso y me dijo

que había tenido un accidente

una persona, un amigo suyo,

y le dije, "bueno, te acompaño",

y me dijo que no.

sí, está rarísimo.

es que yo siento que me está

ocultando algo así,

súper "heavy"--

ana: no, no, no, no, cancela,

cancela, cancela, cancela.

nico: diego, hay emociones que

no siempre son conscientes.

diego: o sea, que tú crees que

inconscientemente yo quiero

conquistar a ana para vengarme

de mi hermano.

nico: tú me has dicho que no has

olvidado lo que pasó con fanny.

diego: mira, papá, del

inconsciente yo no te puedo

hablar, pero sí te puedo hablar

de la parte consciente, y esa

no tiene nada que ver con mi

hermano, sino con ana,

con la clase de mujer que es,

¿estamos de acuerdo en que es

una mujer extraordinaria?

nico: totalmente de acuerdo,

totalmente, por eso tu hermano

se enamoró de ella.

uy, hijo.

mira, yo lo que quisiera es que

fernando y tú se llevaran bien,

que--que se perdonaran el

pasado, que fuéramos una

verdadera familia.

bueno, y obviamente si tú te

relacionas con ana--

diego: tu sueño de la familia,

pues sería imposible.

nico: pues sí, pero por otro

lado, diego, yo...

yo quisiera que fueras feliz...

y sé que no lo has sido en

estos años.

diego: en todos estos años,

pues, no he podido, como dicen,

sentar cabeza.

nico: has tenido muchísimas

mujeres, diego.

diego: y ninguna me ha llenado,

pa.

hasta ahora que conocí a ana.

ana: no, no, no, no.

tenemos que hacer algo para

saber qué está pasando

acá, ¿no?

sí, mana, pero a ver, ayúdale

a tu ratón, que gire,

que gire, pues.

piénsale.

ahora, si tú lo sientes,

mamacita, nunca desconfíes,

porque eso es la neta,

ahí hay algo.

ey, la mamá de león.

la--ella, esa.

esa, ha de saber algo,

mamacita, ella es la clave.

claro, lo siento aquí dentro.

león: no, ella no sabe que estoy

casado y que tengo un hijo.

tamara: ¿y por qué no le has

dicho nada?

león: por idiota, por imbécil,

no sé.

porque cuando te fuiste, pensé

que nuestro matrimonio se había

terminado.

tú lo dijiste, nos casamos muy

chavos, ¿no?

nos peleábamos a cada rato,

y me dejaste.

me quitaste a mi hijo.

tamara: sí, y no pensaba

regresar.

león: llegó un momento en que

no sabía si estaban vivos

o muertos, ¿no pudiste mandarme

un mensaje para saber dónde

estaba mi hijo?

tamara: sí, lo sé, león,

el despecho me volvió ciega,

no medí las consecuencias.

león: ay, y entonces, ¿qué te

hace volver?

tamara: antes de morir, mi mamá

me dijo que el amor es algo muy

difícil de encontrar, y que no

lo debería dejar ir.

león: ¿el amor?

tamara: sí, león, el amor.

yo nunca te dejé de amar.

>> "maloquin".

"maloquin".

significa buen día, buen sol.

bienvenido, tome asiento--

fernando: gracias, gracias, muy

amable.

ana: ¿a qué hora se piensan

dormir, princesas?

>> ¡ahí voy, ana!

>> ana, ¿mi papá y la bruja se

fueron en avión?

ana: a ver, mi corazón,

no es la bruja,

es isabela, y yo creo que sí

se fueron en avión, ¿por qué?

>> ojalá que no se caiga.

ana: no, no, no, no, cancela,

cancela, cancela, no se va a

caer, no se va a caer, no se va

a caer, exacto, exacto.

¿listo, lichita?

>> sí, ya nomás falta la crema.

ana: muy bien.

óyeme, ¿quién te anda llamando

a estas horas?

es tarde, ¿no?

>> ¡es isabela!

hola, isa.

isabela: hola, alicia, te hablo

porque no me despedí de ti.

>> ay, qué linda, ¿ya llegaron

a la playa?

isabela: sí, ay, no sabes qué

lugar tan lindo.

ay, estamos tan emocionados.

a ver cuándo venimos tú

y yo, ¿no?

>> sería increíble, oye,

isabela, ¿puedo pedirte algo?

es que no le he dicho bien a mi

papá lo de mis 15.

isabela: ay, no te preocupes,

yo hablo con él y me encargo de

que tu papá te haga una súper

mega fiesta.

bueno, pórtense bien mientras

no estamos.

>> sí, claro.

ustedes pásenla padre.

isabela: con tu papá eso es una

garantía.

>> yo también te quiero,

¡era isabela!

ana: sí, ya oímos.

isabela: ¿qué?

fernando: no, nada.

me--me agrada la idea de que

te lleves bien con alicia.

isabela: ¿sí?

y te prometo que me voy a

llevar de maravilla con todos,

incluyendo a fanny.

vas a ver que sí.

fernando: vamos.

>> va a haber una tocada.

>> goku es más fuerte

que iceman.

>> quieto, porque te congelo.

ana: a ver, a ver, a ver.

a ver, par de dos, se acabó,

se acabó, ya, ya, vámonos a

la cama, órale.

a ver, a la cama.

qué bárbaro, si ya es hora de

dormirse, yo te la pasó,

¿y tú qué estás haciendo?

>> nada, estaba checando

el face.

ana: bien, muy bien.

pues, qué bueno que ya apagaste

el aparatito, porque ya es bien

tarde y es hora de dormir.

>> ¿nos das la bendición, ana?

ana: ay, sí, claro que te la

doy, mi amor.

en el nombre del padre, del

hijo y del espíritu santo.

beso tronado.

y en el nombre del padre, del

hijo y del espíritu santo.

beso tronado.

y que sueñen con que destruimos

a todos los malos

¡de la galaxia!

todos: ¡sí!

ana: buenas noches, sebas.

>> buenas noches, ana.

ana: algo se trae el sebas,

si lo conozco y muy bien.

diego: ¿y adónde vas, pa?

nico: voy a ver a jennifer

al chicago.

mucho mejor, afortunadamente el

cáncer ya está en remisión.

hijo, pórtate bien.

diego: no, pa, qué aburrido.

el que se va a divertir

es otro.

ana: ¿qué? ¿tengo marcadas

las patas de gallo, la bolsa

caída, perejil en el diente?

diego: no, no tienes perejil,

pero...

¿sabes qué?

sí traes algo,

ahí, mira, aquí.

¿todo bien con los niños?

ana: sí, todo bien, nomás ya me

volviste a torcer, nomás ya me

voy a trabajar al--ya sabes

adónde.

¿qué te duele, mi hijo?

diego: ¿mi papá no sabe nada

de tu otro trabajo, verdad?

ana: ¿cuántas veces te tengo

que decir que no, hijo?

diego: pues se acaba de ir al

chicago a ver a jenny.

león: no es justo que vengas a

desordenar toda mi vida--

tamara: ¿es ella, verdad, cómo

se llama, quién es?

león: hola, fanny.

bien, falsa alarma.

chocó.

mauricio.

fanny: ah, mauricio.

oye, pero si chocó en la tarde,

¿por qué estabas sacado de onda

desde la iglesia?

león: no, te dije que estaba

bien, fanny.

¿por qué? ¿qué pasó, bonita?

fanny: sabes perfectamente

lo que pasa.

león, me estás ocultando algo,

¿y qué, crees que no me doy

cuenta que me estás mintiendo?

león: es que...

no te estoy ocultando nada,

mi amor.

fanny: león, estábamos muy bien,

hemos superado miles de cosas,

se supone que me amas--

león: y te amo.

eso no lo dudes.

fanny: pues no parece.

tamara: no me digas, tu novia

ya sospecha algo.

león: ay, guau, eres un genio.

diego: mi papá es un muy buen

hombre, ana, no te va a juzgar.

ana: no, si no es por eso,

si yo sé que don nico es a

todo dar, pero...

cada vez más personas se

enteran de mi secreto y en una

de esas alguien se le va a

salir decir algo enfrente de

don fernando y ahora sí,

la que se me va a armar.

diego: mira, mi papá va a saber

guardar el secreto

de tu doble vida.

ana: es que se va a sacar de

onda, porque la jennys y yo

le hemos estado diciendo

mentiras.

es que no es eso, estamos--mira

nada más cotorreando a estas

horas, tengo que tomar un taxi,

luego el metro y luego el

micro, ya me voy.

diego: bueno, yo te llevo, te

llevo.

ana: ¿tú?

pero, ¿en la moto?

¿y yo así?

diego: bueno, nos vamos en

la camioneta.

ana: sí, bueno en lo que sea con

tal de llegar a tiempo, órale.

diego: ¿sabes qué?

pero hay un pequeño problema.

pues el esguince.

ana: hombre, eso no es problema

en comparación de lo que me

puede hacer don doroteo si no

llego, órale, vámonos.

diego: bueno, yo te cargo.

ana: no me cargues.

diego: bueno, recárgate, pues.

agárrame.

pero agárrame bien.

>> don nicolás, qué gusto

verlo, ¿cómo está?

nico: ¿dana?

¿cómo estás?

>> pues ya sabe, muy bien,

pues la chamba.

¿y está buscando a su dulcinea,

verdad?

ah, jenny está en los

camerinos, don nico, con ana.

nico: ¿con quién?

diego: hola, papá.

nico: diego, hijo, ¿tú qué

haces aquí?

diego: hola, dana.

>> hola, diego.

diego: pues vine a ver el show.

nico: ¿cuál de todos los shows?

diego: vas a ver el show que vas

a ver, papá, ¿verdad, dana?

>> uh, el grandísimo.

diego: uh, prepárate.

nico: ¿yo?

lo veremos.

ana: bueno, ¿y tú cómo vas con

lo de tus tratamientos,

tu enfermedad?

>> pues bien, bien.

como ves estoy feliz.

aunque fue una friega.

y de hecho todavía no me

repongo de la quimio, es como

un tratamiento de caballo,

eh, si no te curas--

ana: te secó la piel, mira cómo

estás toda despellejándote--

sí, estás cambiando de piel,

víbora, pero ya estás

bien, ¿no?

>> pues sí.

y lo otro pues...

no tiene remedio.

ana: no, pero no vamos a hablar

de lo otro, porque eso ya pasó

y ya, no, no te pongas triste,

porque me vas a hacer--

exacto, ya no pienses en esas

cosas, ahora mejor vamos a

pensar cómo lo voy a hacer para

recargar mi tobillo

y levantarme en el escenario,

ay, ay, me duele bien feísimo.

>> si quieres voy y te hago

piecito.

ana: ¿así?

[vals "danubio azul"]

fernando: nadie me había dicho

que los desayunos eran tan

divertidos.

ana: ¿qué es eso?

¿qué es eso, qué es eso?

fernando: no, no, no.

ana: no, no, no, vaya, vaya

a correrlo.

fernando: me parece que es un

hurón.

cuiden el cuarto.

isabela: ¿te gusta?

fernando: sí.

te ves hermosa.

isabela: gracias.

es nuestra noche de bodas,

fernando,

y créeme que voy a hacer que sea

inolvidable para ti.

te amo.

te amo, fernando.

Cargando Playlist...