null: nullpx
Cargando Video...

Mi Corazón Es Tuyo Capítulo 34

Univision24 Mar 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

diego: ¿qué pusiste

bajo la puerta?

ana: una carta.

ahí le estoy contando

toda la verdad a tu hermano.

diego: no.

ana: "no", ¿qué?

diego: ¿por qué hiciste eso?

ana: pues, porque prefiero

que se entere de mí que de ti.

diego: por supuesto

que no le voy a decir nada.

ana: pero tú me dijiste--

diego: no, estaba jugando, ana.

ana: te voy...

diego: ana,

tenemos que hacer algo.

fernando no se puede enterar

lo que dice la carta.

ana: obviamente, papacito,

obviamente.

diego: vete a tu cuarto,

yo lo arreglo.

ana: ¿así lo vas a arreglar?

diego: anda, vete.

¡córrele!

ana: ¡me la debes!

fernando: ¿qué te pasa, diego?

diego: dame esto.

fernando: ¿qué te pasa?

diego: no quiero

que leas esta carta.

fernando: pero ¿por qué no?

diego: pues, porque--

porque te escribí una carta.

fernando: ¿tú--

tú me escribiste una carta?

diego: sí, ¿qué tiene de malo?

fernando: no, nada.

se me hace raro.

¿para qué me la escribiste?

diego: pues

te escribí una carta

para pedirte perdón.

fernando: ¿tú pidiéndome perdón?

diego: sí.

fernando: ¿y por qué?

ana: "estaba jugando".

qué chido tu juego, ¿no?

ha de ser de la india.

indio, te hubieras quedado allá

más tiempo.

diego: pues, por lo que pasó

allá abajo en la biblioteca.

te eché la culpa de todo,

pues, hermano.

fernando: ¿lo estás diciendo

en serio?

diego: sí.

mira, puse la carta

debajo de la puerta y--

pues, después me arrepentí.

fernando: ¿y por qué

te arrepentiste?

diego: porque está muy cursi.

fernando: ¿cursi?

diego: cursi, sí, sí.

no es mi estilo, ¿eh?

fernando: ahora tengo más ganas

de ver la carta.

diego: no, no, no.

fernando: ¿estás loco?

¡te la tragaste!

diego: listo.

ya no hay carta.

tú me conoces,

soy muy exótico.

y mil disculpas,

pero voy por un vaso de agua.

[llaman a la puerta]

ana: ¿qué pasó?

¿qué pasó? dímelo.

¿te pegó?

diego: lo siento, ana.

ana: no.

diego: sí.

ana: no, pero ¿qué te dijo?

¿ya me voy y agarro las maletas?

¿puedo ver a los niños?

diego: puede ser.

ana: ¿qué, diego?

diego, ¿qué tienes?

¿por qué estás así?

¿qué pasó con la carta?

dime algo, por favor.

diego: me la comí.

ana: ¿cómo que te la comi--?

¿te la comiste?

diego: en estos momentos,

mis ácidos estomacales

están destruyendo tu confesión.

ana: pues, tú me hablaste--

¿neta?

¡es que yo ya no sé contigo

si me estás cotorreando,

jugando, o no?

diego: fernando

no leyó tu carta.

ana: ay, gracias, gracias,

san ramón.

prometo ponerte tu tapón,

te lo juro, te lo juro.

y te pongo de cabeza

y te pongo aquí.

pero ¿qué le dijiste?

diego: no sé, le tiré un rollo.

pero jamás te mencioné.

ya puedes estar tranquila.

ana: ay, gracias, santo niño

de las causas difíciles.

te lo agradezco.

diego: mira, ana,

a mí no me importa que bailes,

sino al contrario.

y bueno, ahora llegó

el momento esperado

en el que me das las gracias.

ana: las cachetadas

te voy a dar, maestro.

mira, si yo escribí esa carta

fue por tu culpa.

diego: yo no te pedí

que le escribieras

una carta a mi hermano

diciéndole que trabajas

en el chicago.

ana: pero tú me dijiste

que le ibas a decir.

además, baja la voz que está

la niña aquí durmiendo.

diego: está bien.

yo no tuve la culpa.

ana: tú--tú--

diego: y no sea tramposa,

señorita.

ana: a mí no me digas tramposa.

diego: deberías de agradecer.

ana: ¿agradecer?

diego: sí, que yo--

[gime]

te guardé el secreto

y muy bien guardado, ¿eh?

ana: mira, diego,

aquí el que me dijo

que le iba a decir, fuiste tú.

tú dijiste

que no ibas a guardar--

mira, ¿sabes qué?

ojalá te dé ese retortijón

durante tres meses seguidos.

y como yo sí respeto

el sueño de la gente,

yo mejor me voy a otro--

no, ¡vete tú!

es tardísimo,

tú to no te tienes que levantar

a las seis de la mañana.

diego: está bien, está bien.

ana: buenas noches, diego.

diego: ¿mi besito

de buenas noches?

ay, ay, ay, ay.

ana: [suspira]

¡tonto!

diego: [suspira]

es adorable.

ana: ay, no sabes

cómo te agradezco

que don fernando

no haya visto la carta.

y sé que es una mentira

y perdóname.

y yo sé, señor,

que tú nos pones--

pues, pruebas

para valorar las cosas

y además,

para hacernos más fuertes.

yo ya he pasado

muchisisímas en esta casa.

y no, no te reclamo nada.

al contrario, te agradezco

todo lo que me has dado aquí.

yo sé que me la he pasado

pidiéndote todo el tiempo

que me dejes conocer a mi mamá.

pero hoy te quiero pedir

por mi familia.

por jennifer.

[solloza]

tú sabes, señor, que esa mujer

es la única persona

que ha estado a mi lado.

no te la lleves.

¿puedes salvarla?

por favor, señor,

te lo suplico.

no me la quites.

[solloza]

no a mi hermana, señor.

fernando: ana.

fui por un té.

¿sigue la tradición

de no poder dormir?

ana: ay sí, señor.

y cada vez

se hace más fuerte porque

si no es una preocupación,

es otra.

y luego, cuando logro dormir,

algunas personas

se meten en mis sueños.

fernando: ¿qué personas?

ana: ¿usted también

tiene insomnio?

fernando: sí, sí, sí.

hay varias cosas

que no me salen de la cabeza.

[suspira]

mi boda,

el embarazo de isabela--

ana: voy por un vasito de agua,

señor. con permiso.

fernando: ana--

ana: dígame, señor.

fernando: no había

podido disculparme contigo

por lo de hace rato.

no era mi intención

que presenciaras

un momento tan desagradable

entre mi hermano y yo.

ana: no, no.

no se preocupe, señor.

fernando: supongo que diego

ya te contó su versión

de la historia, ¿no?

ana: sí, más o menos.

fernando: bueno,

yo creo que lo lógico

sería que ahora escucharas mi--

ana: no, es que no,

yo no creo que eso sea lo mejor.

fernando: solo quiero que sepas

que yo amo a mi hermano.

lo amo profundamente

y me dolió mucho

que nos hayamos distanciado.

fue algo que no--

que no pude controlar.

ese sentimiento no se controla.

ana: señor, de verdad, no--

fernando: yo--

yo espero que mi hermano

algún día lo pueda entender.

ana: ojalá puedan reconciliarse,

señor.

fernando: ojalá logre perdonarme

porque yo--

no me puedo perdonar.

ana: buenas noches, señor.

fernando: buenas noches.

[suspira]

y no me arrepiento.

no me arrepiento

porque tengo siete razones.

siete maravillosas razones.

fernando: buenos días,

buenos días.

diego: buenos días.

nando: papá, buenos días.

fernando: nando,

¿no tienes clases hoy?

nando: sí, entro más tarde,

papá.

y voy a pasar por ximena hoy.

diego: por cierto,

qué guapa está.

te felicito, nando.

nando: nadie lo puede negar.

es hermosa.

diego: aunque ayer

salió volando de la casa.

pues, ¿qué fue lo que pasó?

nando: se puso celosa porque

estaba con una amiga de alicia.

diego: [ríe]

ya te estás pareciendo a tu tío.

nando: ¿en serio?

qué buena onda, de verdad.

fernando: yo no entiendo

la buena onda, nando.

de hecho, no te lo recomiendo.

diego: pero no andas

con las dos, ¿verdad?

nando: ah, no, no.

claro que no, tío, ¿cómo crees?

fernando: entonces,

¿todo va bien con--?

nando: ximena.

ximena, con ximena.

sí, sí, con ella.

diego: estás bien clavado,

¿verdad?

nando: pues, sí, sí.

como tres mil metros

bajo el mar.

pero bueno, ximena

tiene sus broncas también.

está--

diego: ¿qué mujer no las tiene?

fernando: habló el conocedor,

¿no?

manuela: ay, yo no soy

tan complicada, ¿eh?

bruno: ma--manuela.

diego: nando, cuando quieras,

pues, algún consejito

para una mujer,

para eso tienes a--

a tu tío.

fernando: hijo, también

me tienes a mí.

mira, un hombre

es quien hace feliz

a una sola mujer

y no lo intenta

con una docena.

diego: y es mejor

hacer sonreír a doce

en lugar de romperle el corazón

a una.

nando: [tartamudea]

¿y ustedes ya vieron--?

se enteraron que

con la aceleración de partículas

en el bosón de higgs

pueden estudiar la estructura

del núcleo del átomo, ¿no?

es una noticia

bastante positiva.

fernando: voy a desayunar

al corporativo.

buen provecho.

doroteo: ahora, ¿qué quieres,

ana?

ana: pues, decirle

que la jennifer tiene cáncer.

doroteo: ¿jennifer la mesera?

ana: mi amiga, sí.

doroteo: ¿y yo

qué tengo que ver con eso?

ana: uh, pues,

tiene que ver mucho

porque fíjese que usted,

como patrón, tiene la obligación

de cubrir los gastos médicos

de sus empleados.

doroteo: ¿y según quién?

ana: la ley, ¿cómo y quién?

doroteo: mira, para empezar,

las meseras no tienen contrato.

ana: ¿y?

doroteo: su ingreso fuerte

viene de las propinas.

y si ella no juntó dinero

para su tratamiento de cáncer,

no es mi problema.

ana: pues sí,

pero lo dice la ley, ¿no?

doroteo: ¿y?

ana: ¡ay!

doroteo: ¿qué van a hacer

si no cumplo con la ley, ana?

ana: no, no, no, no.

doroteo: ¿tú me vas a demandar?

ana: ¿cómo cree?

no, no, para nada.

no, venía a platicar con usted

porque es la operación

de la matriz, y luego

lo de las quimioterapias.

y necesita como mucho dinero--

doroteo: mira,

lo que podemos hacer

para que veas que no soy

tan mala persona como piensas,

es darte otro préstamo.

ana: pero ¿y cómo lo voy

a terminar de pagar así?

doroteo: "such is life, ana".

así es la vida, injusta.

ana: no, sí le entiendo.

doroteo: tú dime

cuánto va a costar

la operación de jennifer,

y yo te digo por cuánto tiempo

se alarga tu contrato.

¿y?

[música]

[música]

axel: ♪ a la vuelta

de este corazón

viajo en un atajo

hacia el amor

sin escalas

y directo a ti

kaay: el destino propició

enamorarme

como en otra dimensión

de tu boca

loca me volví

ambos: una tormenta provocaste

dentro de mis ojos

cuando te vieron frente a mí

axel: déjame robar tu corazón

kaay: yo te regalo el mío

axel: préstale tus alas al amor

kaay: para volar conmigo

dame una mañana

cada día de la semana

en donde siempre despertemos

tú y yo

mi corazón es tuyo

axel: porque ya somos tú y yo

kaay: y desde ahora tuyo

ambos: porque ya somos...

oh

y donde siempre despertemos

tú y yo

kaay: donde solo tú

tendrás mi corazón ♪

bruno: señorita jennifer,

es un gusto volver a verla

por aquí.

jennifer: ay, gracias.

¿y dónde está?

bruno: ah, me parece

que don nicolás

está en el jardín

practicando tai chi.

jennifer: ¿achí?

¿y eso qué es?

bruno: es para relajarse.

bueno, pero conociéndolo,

creo que en estos momentos,

lo que más necesita

para relajarse es

verla a usted.

¿gusta que la acompañe?

jennifer: no, no, no, gracias,

yo voy sola.

diego: no intentes descifrar

a las mujeres, nando.

nando: no, bueno.

diego: no operan bajo las leyes

de la lógica.

nando: me estoy dando cuenta

de eso.

diego: es tu primera novia,

¿verdad?

nando: ¿se me nota mucho?

diego: un poco.

eso explica que te hayas clavado

tanto y tan rápido.

nando: y eso está muy mal,

¿verdad?

diego: no, no.

mira, cuando alguien ama,

hay que darlo todo.

pero yo sí tendría un poco

de cuidado con ximena.

hola, jennifer.

jennifer: hola, ¿cómo estás,

hijo?

diego: aquí está mi papá.

jennifer: ah, sí, ya me dijo

bruno que está en el jardín.

estoy nerviosa.

diego: no te preocupes.

mi papá es un tipazo.

jennifer: gracias, diego.

diego: no tienes nada

que agradecer.

jennifer: permiso.

diego: adelante.

nando: tío.

¿qué pasa con la novia

del abuelo?

diego: créeme que no lo sé.

lo que sí sé es que es

una buena mujer.

nicolás: mi amor.

estabas--estabas ahí.

jennifer: perdóname, nico.

diego: pues yo creo que tú

eres el único que me puede

contestar con la verdad.

nando: ¿de qué?

diego: de ana.

ana: que don doro lo mandó

de viaje a tijuana.

a tijuana para unos castings.

a mí me parece

como muy extraño

y bien sospechoso.

porque la frontera,

que las gringas, que los--

>> buenos días.

ana: ¿sí?

>> ¿usted vive aquí?

ana: no, realmente no, ¿por?

>> es que traemos

una orden de desalojo.

ana: ¿desalojo?

>> ¿aquí vive el señor

juan gutiérrez pérez?

ana: sí.

>> lo vamos a desalojar.

ana: no, no, no.

es que nomás falta

que me caiga un rayo

y me parta en dos.

eh...

mire, señor, lo que pasa

es que el señor juan

no está aquí.

está fuera de la ciudad.

>> ese no es asunto nuestro.

ahora mismo vamos a proceder.

ana: pero si le estoy diciendo

que no está.

diego: no tiene caso

que te lo siga ocultando.

es que yo también

estoy clavadísimo de ana.

yolanda: ¿me vas a presentar

también como tu nana?

isabela: depende del vestido

y el peinado que escojas

para la boda, mamá.

tú sabes.

[teléfono]

dime, rosaura.

¿enrique basurto?

no, no, dile que estoy ocupada.

yo le llamo más tarde.

nando: ¿ana?

bueno, es que no sé,

me cuesta trabajo creer eso

porque pues--

diego: ¿por qué?

si ana es una mujer encantadora.

nando: ah no, bueno,

clarísimo es preciosa.

pero bueno, tú sabes que ana--

diego: ¿que es la nana?

nando: ajá, sí es la nana.

no, no, pero lo importante--

diego: ¿tu papá

siente algo por ella?

nando: eso, eso.

y bueno, yo--

diego: y eso que no sabe que--

bueno, la cosa es que, pues,

es que me encanta.

nando: ¿y ya lo sabe mi papá?

diego: sí.

nando: ¿ah, sí?

diego: pues, él se va a casar

con otra.

¿cuál es el problema?

nando: ¿y ana, qué?

¿ya se lo dijiste?

diego: no.

pero creo que debería.

ana: es que no me contesta,

pues, ¿qué hago?

>> yo ya le dije

que vamos a proceder.

dana: sí, sí,

que van a proceder.

ya lo escuchamos.

ana: pero ¿y luego?

>> le podemos dar un día

para que vacíe el departamento.

aunque los muebles

no son del señor juan.

ana: qué dadivoso, oiga.

qué--qué generoso, qué gentil.

dana: pero ¿adónde

vamos a llevar todas

las porquerías del johnny, ana?

ana: pues, a la casita

que tenemos la jenny y yo

en ecatepec.

>> bueno, la autoridad y yo

nos pasamos a retirar.

pero recuerde--

ana: sí, sí, ya los escuchamos.

¡te estoy viendo, paula!

te estoy viendo, maestra.

¡te estoy viendo!

¡órale! ¡ahuécale!

dana: le encanta dejar

a la gente sin casa, ¿no?

>> no.

yo solamente estoy cumpliendo

la orden del juez.

ana: sí, sí, ¿cómo no, cómo no?

mira, ese ni es tu novio.

te conozco, paula.

¡aguado, hija! ¡aguado, hija!

¡órale! ¡pero cómo vas!

dana: ¿y luego?

ana: ¿a poco tú crees

que esto quepa en mi casa

y luego podemos con esto

tú y yo--?

dana: no, yo creo que mejor

le hablemos al chente.

ana: ¿al chente?

ay, pero en eso tiene

la camioneta, la del redilas.

dana: sí, es cierto.

ana: sí, bueno, entonces,

¿quién le va a decir? ¿tú?

dana: sí, yo.

ana: ¿segura?

dana: sí, segura, yo me encargo.

ana: bueno, pues,

yo ya me tengo que ir, mi hija,

porque se me hizo bien tarde.

te dejo las llaves.

este, me echas la mano con eso.

¿cualquier cosa me llamas?

dana: sí, tú tranquila.

ana: [suspira]

dana: yo ahorita hablo

con chente y yo me encargo.

tú, tranquila.

ana: te encargo, ¿eh?

muchas gracias.

dana: te hablo, sí.

ana: ¡ya te vi, paula!

¡espérate! ¡espérate!

johnny: muchachos, no sé--

¿no les sobrará un bollito,

una tortillitas o algo?

no sean gachos, me muero

de hambre.

tarsicio: no, no, el jefe no ha

autorizado que te demos

nada de comer.

johnny: pues sí, o sea,

pero no sean gachos, o sea,

nosotros nos conocemos, ¿no?

o sea, ¿no nos conocemos desde

hace un chorro?

o sea, ¿me van a dejar así

morir de hambre?

tarsicio: está bien,

voy a comprar algo.

pero si intentas cualquier

estupidez, nelson te despacha.

estás advertido, johnny.

ana: tarsicio.

tarsicio: ¿sí?

ana: pues sí, ¿qué?

te ves mal, mi hijo.

o sea, te hubieras quedado

del otro trabajo,

no de guarura.

te cambia la personalidad, oye.

está mal lo qué estás haciendo.

¿qué haces aquí, por cierto?

tarsicio: a--aquí

checando unas cosas.

ana: ¿esto es de don doroteo?

tarsicio: sí, no--

ana: ¿cómo no?

tarsicio: lo rentan.

a esto lo renta como bodega

para guardar cosas

que ya no sirven.

ana: mírale tú.

pues, deberías

de darte cuenta que--

[gime]

"¡chicueques!".

johnny: ¿ana?

¡ana!

[grita]

necesito salir de aquí.

necesito estar con ana, óyeme.

por favor.

[jadea]

tarsicio: si quieres,

voy a curarte a chicago--

ana: ¿cómo vas a curarme a--?

tienes personalidad invertida

te estoy diciendo, mi hijo.

o sea, desde que te volviste

guarura de don doroteo,

eres como--

[disparo]

[grita]

¿fue un balazo?

tarsicio: no, no, no.

aquí son ruidos.

aquí no hay nadie adentro.

ana: pero me estás diciendo--

a ver, eso fue un balazo.

tarsicio: ¿cómo va a ser

un balazo, hombre?

no, no, no.

vamos a chicago y te curo.

ana: no me trates de hacer nada.

¿sí me das permiso?

te hubieses quedado de mesero,

mi hijo, por dignidad.

tarsicio: ¿qué hiciste,

estúpido?

¿qué le vamos a decir al patrón?

[música]

nicolás: jenny, no sabes

cuánto me duele

saber lo que te pasa.

y quiero decirte que conmigo--

jennifer: mi amor, mi amor,

por favor, antes de que sigas,

yo quiero pedirte algo.

bueno, quiero pedirte

varias cosas.

nicolás: sí, sí, lo que quieras,

lo que quieras.

jennifer: yo te quiero mucho.

nicolás: yo también.

jennifer: y yo sé que tú--

tú vas a querer ayudarme.

nicolás: sí, por supuesto.

sí.

jennifer: quiero que entiendas

que lo único

que necesito de ti

es tu apoyo moral,

tu cercanía y tu amor.

nicolás: jenny, es que

yo puedo ofrecerte

los mejores médicos.

jennifer: no, por favor, nico,

eso es justo lo que no quiero.

nicolás: pero ¿por qué?

jennifer: pues, porque

ya te lo he dicho muchas veces.

porque estoy contigo es porque--

porque te admiro,

porque eres un gran hombre.

no quiero que pienses nunca

que es por tu dinero.

nicolás: no, no pienso así.

además, son--

son circunstancias especiales,

mi amor.

necesitas el mejor cuidado.

jennifer: ¿me puedes complacer

con eso?

nicolás: está bien.

jennifer: gracias.

>> fíjense este paso, ¿eh?

uno, dos, tres, cuatro.

órale, qué cuero de vieja.

ana: cuero, sí.

vieja...

pues, no me van a intimidar.

>> bueno, bueno,

¿y en qué le podemos ayudar?

ana: no pues,

parece que en nada.

o no sé.

soy la nana de sebastián.

>> ¿sebastián?

¿el güerito tiene nana?

ana: el güerito es bien picudo,

mi hijo.

y nada más les vengo a decir

que tiene prohibido

juntarse con ustedes.

sobre todo, contigo.

>> pero ¿por qué?

¿qué le hicimos?

ana: no, no le han hecho nada,

espero.

pero es mucho más chiquito

que ustedes y no quiero

que se junten con él.

y ya, nomás.

>> pero para la música

no hay edades.

ana: a ver, mi hijo,

¿nos vamos entendiendo, sí o no?

>> sí, está muy bien.

ana: perfecto.

ya que nos entendimos,

ahí los dejo.

les va a dar gripa,

yo sé lo que les digo.

[grita]

todos: [celebran]

ana: ¿no me vas a saludar?

¿ni aunque ayer

hablé con tu papá

y ya tienes permiso para ir

a las clases de baile?

¿ni así?

sebastián: [resuella] ¿de veras?

ana: no, no es cierto.

no, ¡sí es cierto!

todos: [celebran]

fernando: ochocientos invitados.

isabela: sí, ¿son pocos?

fernando: isabela,

a la mayor parte de esta gente

no la conozco. perdón.

isabela: ay, pero las relaciones

son muy importantes.

fernando: no, no, isabela,

no quiero ochocientos invitados.

¡por dios!

isabela: ay, por favor.

fernando: y nomás--

no, mira, mira,

quiero que reduzcas la lista,

¿sí?

solamente a 100.

isabela: no, no, no, 400.

fernando: ¡a 100!

isabela: ¡400!

fernando: bueno, 200.

isabela: trato hecho.

fernando: rosero--

isabela: ya no la--

ay, ¿qué importa quiénes son?

la cosa es que vayan.

ana: ¿a poco la jenny está aquí?

diego: sí, ya lleva horas

platicando con mi papá.

lo que me dices es que, pues,

ya se reconciliaron.

ana: qué bien.

diego: aunque todavía

no sé la razón por--

ana: ya la vas a saber, yo creo.

ojalá.

voy a verlas, ¿eh?

diego: ana--

ana: ¿qué pasó?

diego: mi papá no sabe

que trabajas en chicago,

¿verdad?

ana: que ya te dije que no,

diego.

diego: entonces no sabe que--

pues jennifer y tú son amigas.

ana: o sea, se supone

que nos hicimos amigas

porque tu papá me dio

su teléfono porque él

me pidió que yo le hablara

pero no por--

luego te explico bien.

voy a buscarla.

diego: ana--

ana: ¿qué--?

ana: [exhala]

te exijo que en lo que te queda

de vida no vuelvas a hacer eso,

mi hijo, porque aunque seas

un lascuráin, a la próxima

me voy a defender.

hice el "kickboxing".

¡no me veas!

nicolás: todo va a salir bien.

ana: a ver, chiflando

y aplaudiendo, muchachitos.

¿qué traen?

jennifer: amiga.

nicolás: a ver, perdón,

perdón, perdón, perdón, ¿de--

desde cuándo son amigas?

ana: ah... pues es que usted

tiene la culpa.

¿no se acuerda que--?

nicolás: ¿yo?

ana: sí, me mandó

a hablar con ella y entonces,

nos hicimos cuadernas

de cuadrícula desde entonces,

¿verdad?

jennifer: sí, sí, sí.

nicolás: a mí me da mucho gusto

que lo sean.

ana: ¿sí? o sea, a mí me da

más bien mucho gusto,

pero verlos juntos, don nico.

nicolás: ana, ¿y ya sabes

lo que le pasa a jennifer?

ana: sí. oiga,

¿me la puedo robar tantito?

es que quisiera platicar

cosas de mujeres, ya sabe.

nicolás: pero un ratito, ¿eh?

y regresas.

jennifer: no me tardo, mi amor.

¿y a que no sabes a quién

le debemos nuestra

reconciliación?

nicolás: no, ¿a quién?

jennifer: a tu hijo diego.

él me fue a ver a chicago

anoche.

nicolás: ¿mi hijo?

jennifer: ajá.

ana: pues entonces dana me dijo

que me iba a echar la mano

con las cosas de johnny,

que le iba a decir

a los del chicago

que la ayudaran para llevar

todas tus cosas allá

a la casita. bueno,

pero pues cuando regrese johnny,

se va a topar con la novedad

de que ya no tiene casa.

jennifer: sí, pero está chido

que se quede en nuestra casa,

carnalita. él nos dio asilo--

diego: ¿y qué tal?

ana: pájaros en el alambre--

diego: ¿todo bien con mi papá?

jennifer: sí, mejor que nunca.

ana: vente, vente.

no ando de muy buen humor. ven.

jennifer: ¿pues qué pasó?

ana: ahorita te cuento.

corre, corre, pica, órale.

córrele.

diego: [ríe]

jennifer: ¿entonces?

¿te dio un beso?

ana: me lo robó, mi hija.

¿cómo ves al descarado este?

jennifer: pero si te dio un beso

quiere decir que le gustas.

ana: si me dio un beso

es porque es un mujeriego.

todas le gustan.

jennifer: ay, a mí esas

me parecen que son buenas

noticias.

ana: ¿qué?

jennifer: ¿pues cómo qué?

pues que un clavo

saca a otro clavo.

ana: ay, mira

qué inteligentísima--

ana: pues para que veas.

ana: no, mi reina,

fíjate que no.

jennifer: oye, oye, oye,

pero si está bien guapo.

ana: vamos a cambiar

de tema, mamacita,

porque nos vamos a pelear.

jennifer: no, no, bueno, ya,

como quieras.

ana: jennifer--

jennifer: está bien. me callo.

ana: mira.

la lana de tu operación, amiga.

jennifer: ¿qué?

no, no, no, ¿qué te pasa?

¿pues cómo la hiciste?

ana: tú tranquila.

además, te dije, ¿no?

que era obligación

de don doroteo pagártela.

ahí está el dinero.

jennifer: no, no te creo.

¿don doroteo te lo dio así,

de "a gratis"?

ana: pues es que es

su obligación, ¿tú crees?

jennifer: ¿así, sin pedirle

nada?

ana: nada más cuéntame

qué sigue ahora.

jennifer: llamarle al doctor

para programar la operación.

[música]

[música]

jennifer: tengo mucho miedo.

nicolás: no, todo va a salir

bien.

ana: y yo voy a estar rezando

todo el tiempo por ti.

jennifer: gracias, carnalita.

ana: carnalita hermosa.

mi jennifer.

jennifer: es peligroso.

ana: concéntrate en otra cosa.

jennifer: pues es lo que es.

ana: piensa que todo va a salir

muy bien.

dana: qué bueno que llegué

a tiempo.

te traje un osito, jenni,

es de la buena suerte.

jennifer: gracias, dana.

dana: hola a todos.

nicolás: gracias por venir.

diego: hola.

bueno, ¿ya estás lista, jenni?

jennifer: lista no,

me tengo que ir.

nicolás: tú eres muy valiente

y te necesito bien, te amo.

jennifer: yo también te amo.

ana: les vamos a dar espacio.

te quiero, amiga.

dana: ánimo.

jennifer: gracias.

diego: suerte, cuñada.

jennifer: ¿cuñada?

diego: bueno, madrastra.

jennifer: [ríe]

¡los amo!

¿lo guardas?

nicolás: sí, sí.

diego: ¿estás bien, ana?

ana: no, diego.

jennifer es como mi hermana,

¿sabes?

diego: todo va a salir bien.

ana: ¿y si no?

¿y si se me muere?

diego: no se va a morir.

fernando: ¿qué tal?

¿cómo va todo?

dana: buenos días,

señor lascuráin.

fernando: ¿te conozco?

dana: soy dana, amiga de jenny.

¿no se acuerda de mí?

fernando: no.

perdón, francamente no.

dana: pues si nos vimos

en el chicago.

diego: ¿a poco don fernando

lascuráin se mete a los antros

como el chicago?

fernando: no, tuve que ir a--

a arreglar un asunto.

diego: donde conociste a lola.

fernando: ¿y tú cómo sabes

de lola?

diego: pues, tengo mis fuentes.

era muy guapa la italiana.

fernando: sí, sí, sí.

era muy atractiva, pero--

no entiendo por qué

te estoy dando explicaciones.

¿mi padre dónde está?

diego: no debe de tardar.

acompañó a jennifer

al quirófano.

fernando: ¿te sientes bien, ana?

ana: sí. sí, señor, ¿por qué?

fernando: perdón,

parece que estás llorando.

ana: no, lo que pasa es que--

los hospitales a mí

me dan como alergia, no sé...

voy por un café.

¿quiere alguien algo?

diego: te acompaño.

nicolás: fernando, hijo.

fernando: papá, hola.

nicolás: me da mucho gusto

que estés aquí.

fernando: ¿cómo está jennifer?

nicolás: pues está asustada.

es lógico.

fernando: ¿y cuánto

va a durar la operación?

nicolás: entre tres

o cuatro horas.

fernando: no te preocupes.

todo va a estar bien.

nicolás: hijo, ojalá.

gracias por venir.

fernando: ay, papá.

yolanda: ¿estás de mal humor

otra vez, hijita?

isabela: pues ¿cómo cómo ves

que fernando se va a ver

a la naca esa al hospital?

yolanda: ¿cuál de todas

las nacas?

isabela: jennifer, la novia

de nicolás.

la mesera.

yolanda: ay, esa vieja

de lo más vulgar.

¿qué le pasó?

isabela: la van a operar

porque tiene cáncer.

yolanda: órale.

bueno, pero es lógico que vaya

fernando porque es la novia

de su papá, ¿no?

isabela: ay, cómo sea, mamá,

por mí que se muera.

yolanda: hija.

isabela: me vale.

ana: jennifer es mi hermana,

diego, es...

alguien por quien yo daría todo

en esta vida.

nunca supe nada de mis papás

y bueno, desde que la conocí,

se volvió mi--mi familia, ¿no?

ya son muchos años, obviamente,

y hemos sido de todo.

hemos sido paño de lágrimas,

amigas, socias, doctoras,

enfermeras...

pusimos una casa juntas.

se quemó--esa es una historia

que luego te cuento

porque es larga, pero,

nos volvimos a levantar

pero siempre al lado, ¿no?

una con la otra y...

es que si yo la pierdo, diego,

yo no sé qué voy a hacer.

diego: no la vas a perder, ana.

ana: prefiero aguantarme

a que a ti se te pase

lo que pasó ayer.

no se me está olvidando.

diego: ah, pues eso

es justamente la idea, ana.

que no lo olvides.

ana: ¿qué pretendes, diego?

diego: ¿no es obvio, ana?

ana: no, no, no, no entiendo.

diego: ¿no entiendes

que le puedes gustar

a un hombre?

ana: eso tal vez sí,

pero al hermano de mi jefe--

diego: eso es circunstancial--

ana: ah, ¿tú crees

que es circunstancial, mi hijo?

diego: bueno, es más,

tienes razón.

ustedes dos sienten,

o sintieron algo,

el uno por el otro.

eso me queda claro.

pero él va a hacer una vida

al lado de isabela.

ana: ay, ya...

hombre, muchas gracias.

no, porque llega el hermano

y se convierte en mi salvador,

¿no? pues no, fíjate que no.

diego: podrías darme una opor--

ana: hombre, no, olvídalo.

qué necio eres, hijo.

por favor.

nicolás: ¿a qué te refieres?

fernando: no, no.

a que ana estaba llorando

y perdón, pero no le creo eso

de que los hospitales

le dan alergia. perdón--

nicolás: no, no, no.

es que ana y jennifer

se hicieron amigas.

y se hicieron amigas

a instancias mías.

fernando: ¿amigas?

nicolás: sí, ¿qué tiene de malo?

fernando: perdón, ¿o sea que ana

llora por una amiga

que acaba de conocer?

nicolás: bueno,

es una mujer sensible,

jennifer es adorable.

bueno, ¿adónde quieres llegar?

fernando: a ningún lado, papá,

perdóname, perdóname, es cierto.

perdón, perdón.

me molesta que diego y ana

estén así--

nicolás: yo estoy en un problema

con mi mujer en el quirófano

y esto lo hemos hablado

muchas veces.

fernando, tú te vas a casar.

fernando: sí, sí, ya lo sé.

¿y qué te digo?

papá, tengo celos.

nicolás: ¿celos?

ahora imagínate, fernando,

lo que va a sentir ana

cuando isabela entre a tu casa

como tu esposa.

[música]

[música]

isabela: siempre guardo

una foto mía de cuando

tenía 14 años.

alicia: ¿y para qué la guardas?

isabela: para recordarme

cómo era y sonreír de lo mucho

que he cambiado.

mira.

alicia: no puede ser.

¿de verdad eres tú?

isabela: totalmente. era--

alicia: eras--

isabela: horrible.

[ríe] está horrible, ¿verdad?

alicia: [ríe]

isabela: ay, no.

alex: se está riendo.

guille: con la bruja.

alex: no, no, no.

tenemos que informar esto,

pareja.

guille: vamos, pareja.

alicia: ¿tenías los mismos

dientes que ahora?

isabela: claro que no.

¿no estaban preciosos?

ana: ¿cómo te sientes?

jennifer: vacía.

ana: amiga.

lo importante

es que estás viva, jenny.

jennifer: [solloza] pero...

ya nunca voy a poder dar vida.

ana: amiguita, no, chiquita, no.

jennifer: [llora]

ana: ay, amiga.

[música]

luz: ¿por qué te gusta

tanto bailar?

sebastián: no sé, luz.

es como expresarte

con el cuerpo.

me siento libre.

¿me entiendes?

luz: no.

sebastián: ay, luz, ¿en serio?

alex: ¡canción a la vista!

guille: ¡eres piedra, tropa!

sebastián: [apaga música]

a ver, ¿qué, gemelos?

guille: ¡alicia!

alex: ¡está con la bruja!

luz: ¡no!

ambos: sí.

alex: están platicando.

guille: y si están riendo.

sebastián: ¿con la bruja?

ambos: sí.

alex: creo que ya son amigas.

ambos: ay, no.

guille: ¡jamás!

alicia: entonces, ¿a qué edad

tuviste tu primer novio?

isabela: uy, pues ya estaba

en la universidad ahí en españa.

obviamente ya no tenía acné

y tenía el cuerpazo de mujer.

alicia: o sea, que como

a los 20 años.

isabela: más o menos.

ay, pero no te preocupes,

que todo llega a su tiempo.

alicia: sí, lo mismo dijo ana.

isabela: oye, alicia,

¿sí sabes que la autoestima

es algo que poco a poco

se tiene que construir?

ay, en fin, cuando quieras

hablar con una experta

que pasó por lo mismo que tú,

sabes que cuentas conmigo.

alicia: gracias, isabela.

isabela: de nada.

voy a buscar a tu papá.

ay, los pequeñuelos tan bonitos.

hola, pequeñita, ¿cómo estás?

luz: bien, gracias.

isabela: ay, nos vemos luego,

criaturitas del señor.

sebastián: ¿así que ahora

eres amiga de la bruja, no?

alicia: pues, platicamos

un rato. ¿qué tiene de malo?

alex: ¡traidora!

guille: ¡no tienes que hablar

con el enemigo!

alicia: ¿por qué no?

luz: porque es mala.

alicia: no sabemos si es mala.

es más, ni siquiera la conocen

y ya la odian.

¿por qué no le dan un chance?

después de todo,

va a ser la esposa de papá,

así que va a vivir aquí.

¿qué tiene de malo

estar buena onda con ella?

todos: ¡todo!

fanny: ¿sabes qué?

nunca me habían enamorado

como ahora.

león: ¿ah, sí?

¿y todos tus 18 mil galanes?

fanny: ay, 18 mil--cállate.

¿qué dices?

ninguno como tú, león.

eres único, de verdad.

león: no, eso por supuesto.

fanny: ¿y tú me amas?

león: como a nadie

en el mundo, bonita.

fanny: león, ¿por qué a veces

tengo la sensación

de que me estás ocultando algo?

león: bueno, mira, bonita,

lo que--

[motor ruge]

diego: hola, hola, ¿qué hacen?

ah, ya sé lo que hacen.

qué pregunta, ¿eh?

fanny: [ríe] hola, tío.

diego: buenas noches, león.

león: buenas noches.

diego: ¿ya te dijo mi sobrina

que soy su guardaespaldas

oficial?

si le haces algo,

te la vas a ver conmigo.

león: sí, señor--

diego: es broma.

bueno, sigan en lo suyo

que la vida es muy corta.

[conversación inaudible]

bruno: buenas noches, señor.

diego: bruno, con permiso.

bruno: propio.

fanny.

[tartamudea] buenas noches,

muchacho.

don fernando te espera

en la biblioteca.

quiere hablar contigo.

fanny: bueno, mi amor,

te hablo luego, ¿sí? perdón.

león: ok.

fanny: te amo con todo

mi corazón.

nando: otra ley del hielo.

sebastián: sí, pero ahora

es para alicia.

ambos: ¡la traidora!

ana: a ver, épale, épale, épale.

tampoco le anden diciendo así

a su hermana.

¿por qué le andan diciendo así?

alex: habló con la bruja.

ana: no se dice bruja,

se dice isabela.

no es bruja.

luz: isabela y alicia

ya son amigas.

ana: ¿y qué?

digo, ¿qué tiene de malo

que mi lichis e isabela

sean amigas?

pues al contrario,

es hasta buena onda, ¿no?

alicia: ¿ven? se los dije.

nando: la verdad,

estoy totalmente de acuerdo

con ana, ¿eh?

ana: sí.

nando: tienen que tratar

de llevarse bien con isabela.

todos.

alicia: ¿sabías que cuando

tenía mi edad isabela

era feísima?

ana: ay, sí, sí, sí.

manuela: ay, ajá.

y yo era hombre, ¿no?

luz: ¿de verdad?

manuela: no, lucecita,

era broma.

alicia: isabela me enseñó

una foto de cuando iba a la--

ana: a ver, vamos a comer

porque todavía está todo

muy lleno, mucho bla, bla, bla.

nada de acción.

se nos va a hacer tarde,

así que desayunen rápido,

voy a checar lo de las mochilas

y esas cosas.

ahorita los veo.

alicia: propio.

sebastián, ¿me pasas la leche?

sebastián: oigan, ¿no escucharon

a una mosca?

nando: sebastián--

sebastián: ¿qué? está bien.

no tires las cosas.

nando: sebastián.

ana: el dinerito del domingo

de mis niños...

más--lo que pasa es que todavía

no sé cuánto va a salir

el total del hospital

y luego lo de las quimios...

pues, a mí se me hace

que le voy a terminar pidiendo

a don fernando.

no. no, no, no, no, no.

amárrate el cinturón.

a ver.

diego: [llama a la puerta] hola.

ana: ¿qué hubo?

sí, pásale.

¿se te ofrece algo, diego?

diego: pues me voy unas semanas

a la india a hacer

unas fotografías

al tigre de bengala.

ana: muy bien, préndele

una chispita por mí

y mándale una bendición.

diego: vengo a despedirme.

ana: adiós. ah...

¿pero vas a regresar

para la boda, verdad?

diego: claro, sí, por supuesto.

¿y cómo sigue jenny?

ana: ahí va, ahí va.

diosito nos está ayudando

y mañana le van a dar de alta.

diego: pues ojalá y que todo

salga bien.

ana: todo va a salir bien,

todo va a salir bien.

es mental, así es.

diego: ana--

ana: dígame.

diego: ¿te podría dar

un beso en el cachete?

ana: no.

diego: tú aclaraste

que los besos en la boca

se pagaban con trancazos.

pero nunca me prohibiste

los besos en el cachete.

ana: es que tú sientes que--

pero vamos por cachitos, a ver.

peor es nada, mi hijo.

buzo caperuzo.

"yes" en inglés,

"taka-taka" en japonés

y hasta "oui oui" en francés.

ay, ¡qué padre, oye!

el horno no está para bollos,

johnny.

no tengo lana,

pero pago por ver, mamacita.

ah, fijo.

pues ya me cacha

con las manos en la masa,

más bien con la trompa parada.

esto está cañón, ¿no?

¿por qué? ¿cómo la ves

desde ahí o qué?

pues ahí es donde torció el rabo

la puerca.

mira más y controla

los celotes, hija.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.