null: nullpx
Cargando Video...

Mi Corazón Es Tuyo Capítulo 28

Univision14 Mar 2020 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

fernando: cuando uno está

enamorado,

realmente enamorado,

no controlas nada.

todo lo das.

estás con los sentimientos

a flor de piel y los entregas.

fanny: ¿el ph?

ana: sí, es el virus del--

fanny: ay, sí, sí, sí.

el del papiloma humano.

ana: exactamente.

fanny: cada vez hay más casos,

¿verdad?

ana: no le vayas a decir nada

a tu abuelo, ¿eh?

fanny: ¿por qué?

ana: es que la jennys no quiere

que lo sepa todavía.

fanny: ah, sí, no te preocupes.

ana: "high style" me cierro

mi boquita.

fanny: hashtag.

ana: ¿qué traes?

>> estoy verde como mi apellido.

así como el limón.

fanny: ¿"why"?

ana: eso quiere decir por qué.

>> tu papá nos dijo a bruno

y a mí que nos pusiéramos

a las órdenes de la estefanía.

fanny: a ti también te cae mal,

¿verdad?

>> sí, la traigo atravesada.

ana: ya somos dos.

fanny: tres.

ana: ya somos tres.

o más.

fanny: bueno, ¿y por qué

les dijo eso mi papá, eh?

que se pusieran a las órdenes

de la bruja esa.

>> es que mañana es la fiesta

de la pedida de matrimonio.

ana: ¿quién fue?

alicia: fuente y ayuda.

ana: ¿eh?

alicia: o sea, todos, ana.

ana: ah, y luego yo soy

la que habla raro.

si isabela supiera

lo que le andan haciendo.

sebastián: isabela ya vio

el dibujo, ana,

y hasta se autodisparó.

ana: ¿neto?

sebastián : neto.

>> ¡no sabía que era

la bruja!

>> fue muy, muy chistoso.

ana: no, no es

muy, muy, muy chistoso.

no, señor, no, señor.

a ver, denme permiso

para sentarme aquí

porque yo me acuerdo

que teníamos algo que hacer

de saragossa, ¿no?

luz: ana, ¿y luego me ayudas

con la tarea?

ana: clarín cornetas, mamacita.

pero antes tengo que platicar

con ustedes.

mañana su papá va a pedir

la mano de isabela.

luz: ¿le va a pedir la mano?

ana: ¿tú crees?

luz: ¿isabela se va a quedar

manca?

ana: ay ojalá--no, no, no, no,

bueno, viene siendo esto

de lo que viene siendo la mano,

la pedida de la mano, es--

don fernando le tiene que pedir

permiso a la mamá de isabela

para poder casarse con ella.

sebastián: ¿qué?

¿y si no le da permiso?

ana: eso no va a pasar.

bueno, esto es como--

como una fiesta,

pues como la presentación,

decirles a todo mundo

de que su papá se va a casar

con isabela,

de eso se trata básicamente.

alicia: yo me voy a quedar

en mi cuarto.

ana: no, señorita,

todos tienen que estar ahí

vestiditos, relamiditos

pero sobre todo, óiganme,

sobre todo ustedes dos

bien portaditos.

alex: ¿no podemos hacerle

una travesurita a la bruja?

ana: no, no podemos.

guille: la llenamos de pintura

hace rato.

ana: ah, ¿sí?

¿y quedó muy--?

¡no, no, no, no!

nada de travesuras,

niños, no, no.

seriecitos, comportándose

como debe de ser,

como les he enseñado.

así.

alex: ¿así?

ana: no seas payaso.

isabela: ay, no puede ser.

llevamos horas buscando

el vestido,

nada te gusta.

yolanda: ay, pues es

que nos han enseñado

puras mugres, puras garras,

hombre.

isabela: mamá, ¿sí te diste

cuenta que tú también necesitas

un vestido?

yolanda: sí, pero lo primero

es lo primero y lo segundo

es lo segundo.

isabela: ay, gran lógica, madre.

yolanda: ay, no me digas "madre"

que se oye bien feo, ¿eh?

para madre las del convento.

isabela: pues a mí sí me gusta.

yolanda: sí, pero

para una quermés.

a ver, ven para acá.

isabela: no.

yolanda: ven para acá.

a ver, a ver, a ver,

mira, mira, se te desaparece

la cintura, mira na--

y esto quedó más--

isabela: ya, mamá,

que lo estás estirando todo.

yolanda: oiga, mi reina,

¿no tiene uno así más escotado,

así más apretadito de acá?

>> ay, señora,

le hemos mostrado nuestros

mejores modelos.

yolanda: imagínate cómo están

los peores, hija.

isabela: muéstreme más,

por favor.

yolanda: lo que yo me pregunto

es cómo va a ser el anillaso

que te regale fernando.

[llaman a la puerta]

ana: ¿quería hablar conmigo,

señor?

fernando: sí, ana.

ana: usted dirá.

fernando: quería decirte

que mañana--

ana: sí, mañana, ya sé.

fernando: por lo que veo aquí

no se puede guardar

ningún secreto.

ana: ah, ¿era secreto?

perdón.

fernando: bueno,

me refiero a que--

olvídalo

ana: entonces,

¿qué se le ofrece?

fernando: bueno, tú qué tienes--

[habla otro idioma]

ana: ¿qué?

fernando: mis hijos te escuchan

y por eso quiero que hables

con ellos de--

ana: sí, de isabela, de su boda,

de la pedida de mañana.

ya lo hice con los más chicos,

la fanny ya sabe y no

se preocupe, usted tranquilo,

yo nerviosa.

mañana sus hijos no van a mover

una sola pestaña.

fernando: bien, gracias.

ana: ¿algo más?

fernando: no, gracias.

ana: voy a tener que salir

al rato, señor.

fernando: ¿a dónde?

ana: es algo personal,

dejo a los niños cenados

y dormidos y me voy

si no tiene inconveniente.

fernando: ¿y si lo tuviera?

ana: pues de todas maneras

me tengo que ir.

perdón, señor.

con permiso.

fernando: algo personal.

doroteo: esto estuvo mal

pero podría estar mejor.

johnny: sí, pero pues es

que también necesito lana

para la promoción

y la publicidad que usted sabe

que es la base del "business"

y como le dije,

pues necesitamos más modelos,

necesitamos más lana--

doroteo: está bien.

pero antes de darte la lana,

voy a hablar con mi abogado

el asunto para que arme

un contrato.

johnny: perfecto, chidísimo,

buena onda.

gracias, don doro, ¿eh?

gracias, don doro,

yo sabía que le iba a entra--

>> venga.

doroteo: si te ayudo,

es porque me conviene, juan,

con tus showcitos

mínimo me voy cobrando

lo que me debes.

vámonos.

johnny: ya, yo puedo, ya.

pero ¿por qué siempre--?

jennifer: ay, ay, ay.

>> ¿estás bien, jenny?

jennifer: sí.

no te apures, ya pasó.

ya pasó, ya pasó.

[aplausos]

¿cómo te fue con el jefe?

johnny: cómo hablan, ¿verdad?

jennifer: no, fíjate.

johnny: cómo fui a perder.

jennifer: mira.

no te digo por qué,

pero empieza con p

y termina con o.

ana: ¿mi vuelto?

es que luego te andas--

te veo mañana mismo, ¿eh?

órale pues.

vete despacito, no hagas ruido,

órale.

había que meterle algo a ese.

ay, hijo--

órale, no--

¡suelta el palo!

diego: ¡qué te pasa!

ana: suelta el palo.

¡suelta el palo, ladrón!

suéltalo.

diego: mira, me han dicho

de todo en la vida,

encantador varias veces,

pero ladrón nunca.

ana: que sueltes el maldito palo

en este momento.

mira que te voy a meter

a la cárcel, ¿eh?

diego: ah, ni te preocupes,

ya he estado en la cárcel.

mira, en indonesia estuve

una semana y en el congo

casi un mes pero nunca

por ladrón.

ana: ¿te estás burlando de mi?

diego: no, con esa carita

no podría hacer ningún elemento

de burla, al contrario,

estoy tratando de evitar

de que me rompa la maceta.

ana: no, mi hijo,

te voy a romper tu mandarina

en gajos que es muchísimo--

diego: ah, ¿sí?

¿mi mandarina en gajos?

pues entonces no lo suelto.

ana: ¡eres un cínico!

diego: cínico, eso sí me lo han

dicho varias veces.

sobre todo mujeres hermosas

como tú.

ana: hora, hora, hora,

¿me estás echando los perros?

ladrón, sinvergüenza.

diego: mira, yo me llamo oliver,

¿tú cómo te llamas?

ana: ah, ¿qué dijiste?

aquí me va a enseñar mi nombre,

¿no?

pues fíjate que no.

diego: dame una ayudadita,

¿cómo te llamas?

ana: que no te voy a decir nada.

órale.

diego: mira, tienes como nombre

de--

ana: ¿cara de?

diego: ¿linda?

ana: suéltame, suélta--

diego: ¿isabela?

ana: uy, híjole, ahora sí.

suéltalo, suéltalo.

diego: ándale, dame una,

una ayudadita por favor.

ana: tres letras.

diego: ¿la primera?

ana: con a, de animal.

diego: ¿animal?

ana: animal.

diego: ana.

ana: qué bárbaro, qué avispado.

órale, vámonos, ya te dije

mi nombre, vete.

diego: pues mucho gusto,

yo soy diego lascurain.

ana: [resuella]

ay, yo y mi bocota.

señor.

señor lascurain, permítame

por favor, pásele a su casa.

permítame, por favor.

fanny: sentí horrible por ella,

león, ana está hecha pedazos.

león: pobre.

está muy enamorada de tu papá,

¿no?

fanny: sí, y lo peor del caso

es que sí es correspondida,

pero ya sabes cómo es mi papá,

cree que su obligación moral

es casarse con isabela

para que mi hermanito crezca

dentro de una familia

estructurada y así.

león: bueno, pues sí,

sí es muy feo que un hijo crezca

lejos de su papá.

fanny: ¿tú creciste lejos

de tu papá?

león: sí.

tan lejos que nunca lo conocí.

fanny: ¿no sabes quién es

tu papá, mensajerito?

león: sé que se llama joaquín,

pero hasta ahí.

fanny: ¿y nunca lo has querido

buscar?

león: no, la neta no.

fanny: ¿no te hace falta?

león: híjole, no sé, bonita,

he tenido a la mejor mamá

del mundo.

fanny: pues ana sí ha querido

encontrar a su mamá

pero no ha podido.

[música]

[música]

ana: pasa.

estoy con mucha vergüenza,

señor, con ganas de quitármela

y aventarla.

ya me voy a dejar de hablar.

perdón, perdón, perdón, perdón.

¡es que creí que era un ladrón!

diego: sí, de eso ya me di

cuenta.

ay, ya hasta me dio a mí también

la nerviolera.

no, ana, vives un tanto

a la defensiva,

tienes que relajarte, ¿eh?

mira, tú tratándome así de mal

y qué tal si soy el amor

de tu vida.

ana: no, tampoco me quiero

atorar la píldora.

el único error que tuve

es que casi lo mando

al hospital,

perdón en serio, ¿eh?

diego: sí, me vas a mandar

al hospital pero psiquiátrico

si me sigues hablando de usted.

todavía soy un jovenazo,

háblame de tú.

ana: sí, sí, sí, diego,

pues diego.

diego: no me digas que tú eres

la prometida de mi hermano.

ana: no, yo soy la nana

de los niños, soy ana.

diego: ah, la nana.

ana: exacto.

diego: ana la nana.

ana: qué avispado, ¿eh?

diego: ¿y se puede saber

qué está haciendo ana la nana

a esta hora afuera de la casa?

ana: cuando--

la--

diego: no me quiero ni imaginar

lo que hay debajo

de esa gabardina...

¿o sí?

ana: no, a ver, ¡ya!

no, cancela, piensa en otra cosa

yo voy a buscar a don fernando

que debe de estar allá arriba.

diego: mira, conociendo

a mi hermano, ya debe de estar

dormido y tapadito,

él tiene que dormir

sus ocho rigurosas horas.

ana: no creas.

luego está ahí,

trabajando hasta tarde

en la biblioteca pero la luz

está apagada.

no, está ahí arriba,

lo voy a buscar.

nicolás: ¡diego, hijo!

¡es diego!

ana: sí, pero baje la voz.

nicolás: sí, perdón.

¡diego, diego!

diego: mi viejo.

nicolás: viniste, viniste.

te extrañé tanto, hijo.

diego: yo también, mi viejo,

¿cómo estás?

nicolás: bien, ¿cómo me ves?

diego: no, pues entero,

mira nomás.

nicolás: feliz de verte.

feliz.

fanny: ¿por qué el amor

tiene que ser tan complicado?

león: o a veces es muy sencillo.

es tan fácil amarte, bonita.

fanny: ay, no tanto,

mensajerito.

estoy llena de broncas.

león: todos estamos llenos

de broncas.

fanny: ah, ¿sí?

¿y cuáles son tus broncas,

a ver?

león: mira a tu alrededor.

fanny: bueno, eso sí,

pero no eres nada complicado.

león: tú tampoco, mi amor.

has pasado por un año

muy difícil con lo de tu mamá

y apenas estás acercándote

a tu papá.

fanny: yo siento que todo

lo contrario.

ay, y además con esa bruja

de por medio.

león: tu papá se portó

buena onda cuando le dijiste

que te querías salir

de la carrera

y me consta que te quiere mucho.

fanny: yo lo sé, pero ya,

no quiero hablar de mi papá.

león: bueno, mejor no hablamos

de nada.

¿estás segura, mi amor?

fanny: nunca he estado

más segura, león.

nicolás: tu hermano conoció

a su futura esposa

en el trabajo.

diego, hijo.

diego: ah, sí.

¿sabes qué?

ya quiero conocer a mi cuñada.

nicolás: es una mujer muy...

muy inteligente, digamos.

diego: pero no te gusta.

nicolás: creo que a nadie.

fernando: ya, deja de pensar

en ana.

tienes que olvidarla.

ana: [llama a la puerta]

fernando: ¿quién?

ana: soy yo, señor.

fernando: ¿qué pasa, ana?

ya es tarde.

ana: sí, lo que pasa es

que acaba de llegar su hermano,

señor.

con permiso.

fernando: tenía que llegar

a estas horas.

típico de él, típico.

diego: hasta parece mentira

que mi hermano a su edad

se haya comido la torta

antes del recreo.

nicolás: [ríe]

diego: bueno, no lo culpo,

¿eh, pa?

no ha tenido una vasta

experiencia con las mujeres.

nicolás: tuvo una mujer

y se casó con ella.

ana: ya le avisé a don fernando

que estás aquí, diego,

¿quieres algo, agua, un té?

ay, ¿agua de chía con limón?

diego: ¿no tienes algo

más fuertecito?

nicolás: ay, mi hijo,

en esta casa las bebidas

están bajo llave.

ana: sí.

diego: no, hombre, claro,

típico de mi hermano.

ni alcohol, ni tabaco,

ni fiestas, ni vida, ni nada.

nicolás: ah, no te preocupes,

ana tiene un truquito

para abrir la puerta

de las bebidas.

ana, tequila, ¿tequila?

diego: sí.

ana: si me cachan,

dice que fue usted, ¿eh?

nicolás: ana.

ana: voy por el tequila, pues.

diego: así se habla, mujer.

oye, papá.

nicolás: ¿qué?

diego: no está nada mal

la nana, ¿eh?

nicolás: no solo eso,

ana es un pan de dios,

es una mujer maravillosa.

diego: bueno, ya me estoy

dando cuenta de eso.

nicolás: increíble.

fernando: ¿no podrías llegar

a horas más prudentes, diego?

diego: tú sabes que la prudencia

no es lo mío.

fernando: sí,

como si no lo supiera.

nicolás: ¿por qué no dejan

de pelearse?

dense un abrazo, por favor.

es lo que procede.

fernando...

[música]

[música]

fanny: cuando ana me dijo

que la primera vez tenía que ser

mágica, maravillosa

y llena de amor

se quedó corta, te juro.

león: ¿a poco hablas con ana

de esto?

fanny: claro, hablamos de todo,

es mi confidente.

león: qué buena onda.

fanny: antes yo quería hacerlo

simplemente porque mis amigas

ya lo habían hecho y...

sentía que ya estaba muy grande

y así,

pero me acabo de dar cuenta

de que esperarte a ti

fue la mejor decisión, león.

león: ¿esperarme?

fanny: sí.

esperar a que llegaras

a mi vida.

nunca había estado

tan enamorada.

estar contigo es increíble.

león: bonita...

te amo.

[celular]

fanny: es el mío.

¿qué hora son?

león: la 01:30.

fanny: mi papá me va a matar.

no, no es el mío.

león: a ver.

fanny: ¿qué pasa, león?

diego: ni te pregunto

si vas a querer, ¿verdad?

fernando: no, no preguntes.

diego: ¿y tú, anita?

acompáñanos con un tequilita.

ana: no, estoy en horas

de trabajo y además

casi ni que tomo

y supongo que al señor

no le gustaría

que yo tomara, ¿verdad?

diego: ay, el señor puede hacer

una excepción por motivo

de mi bienvenida.

fernando: bueno, es muy tarde

y mañana ana y yo sí tenemos

que trabajar.

diego: bueno, lo dices

como si yo no trabajara,

fernando, yo no tengo la culpa

de que mi trabajo no sea

tan rutinario ni tan aburrido

como el tuyo.

fernando: ana, diego se queda

en la habitación azul.

yo sé que tú solamente

eres la nana, pero--

ana: sí, pero yo me encargaré

de ver que todo esté listo

en ese cuarto y no se preocupe,

señor, nada más sí creo

que yo en esta casa

he sido más que una nana.

diego: yo lo llevo.

ana: ah, qué bueno

porque está bien pesado.

buenas noches.

nicolás: buenas noches.

diego: ¿todo bien entre la nana

y tú?

fernando: claro que todo bien,

¿qué te hace pensar que no?

diego: no, nada,

noté cierta tensión

entre ustedes.

fernando: me voy a acostar.

te quedas en tu casa, diego.

diego: gracias, fernando,

tú siempre tan correcto.

fernando: papá, buenas noches.

no creo que sea bueno

que mi hermano se entere

de ciertas cosas, ¿te parece?

nicolás: ¿como qué?

fernando: buenas noches.

diego: no necesitas decir nada,

papá, mi brújula me lo muestra

todo muy claro.

nicolás: sí, sí, ¿verdad?

sí.

diego: ¿hay algo o hubo

entre ana y mi hermano?

nicolás: yo pico de cera.

diego: gracias, ana.

ana: de nada.

eh, te puse toallas limpias

en el baño.

¿necesitas algo más?

diego: mm, si te dijera

todo lo que necesito...

ana: ah...

diego: ah, solo quiero decirte

que tengas dulces sueños.

y ojalá que no sueñes

con ladrones, ¿o sí?

ana: uno, dos, tres...

diego: esa nana no está mal.

o mejor dicho, está muy bien.

[llaman a la puerta]

ana: [jadea]

ay, fanny, me diste un torzón

bien feo, ¿qué hora es?

fanny: son más de las 03:00.

ana: ¿las 03:00?

pero mañana hay clases, ¿no?

fanny: ana, lo que sea,

equis, además ya me había

salido de la carrera,

¿te acuerdas?

a ver, agarra tu control remoto

y pones la repetición, "please".

ana: si tu papá se entera

que tú te--

fanny: ana, ya pasó.

león y yo ya...

ana: no, pero ¿cómo, cómo fue,

qué pasó?

cuéntamelo así de--

fanny: estuvo increíble,

mágico, hipergenial, no sabes,

nos amamos.

ana: pero sí se cuidaron,

¿verdad?

fanny: sí, obvio.

león: no puede ser.

león, te necesito.

dios mío.

manuela: ay, no se van

a indigestar.

>> no hables, manuela.

>> vamos a hacer

una travesurita.

sebastián: pero ya que estás

aquí, ¿nos podrías ayudar?

manuela: a ver, ya sé,

una bomba así superapestosa--

sebastián: podemos usar

los polvos pica pica

que le pusimos a ana.

>> pero que ana no se dé--

ana: ¿no se dé cuenta de qué?

ay, sí, tú, ahora ustedes creen

que les voy a creer

que se ponen así siempre.

manuela.

manuela: presente, ya sabe,

una cosa elegantísima--

ana: no me andes dorando

la píldora, mamacita, que eso no

se te da, ¿qué traen, qué pasa?

manuela: tú ya sabes,

con el desayuno, lo de siempre.

ana: no pasa nada.

nomás les digo una cosa,

¿no estarán pensando en hacer

algo para hoy en la noche--?

todos: no.

ana: somos inocentes, claro.

se los advierto, angelito uno,

angelito dos, tres, cuatro,

cinco y ni te digo a ti,

no se vayan a meter

en problemas, ¿estamos?

diego: sobrinos, buenos días.

todos: diego.

diego: mira nada más, qué linda

estás, alicia, en serio,

mi amor.

sebastián: hola, tío, oye,

¿cuándo llegaste?

diego: anoche, sebastián.

¿y cómo va el hip hop?

sebastián: muy bien, pero ya

sabes que a mi papá no le gusta

que baile, estoy practicando

con ana.

ana: me está enseñando.

pues, a que como que le da

tortícolis y así.

diego: cada vez descubro más

talentos de ana, la nana.

no, yo sé que la voy a regar,

es que están igualitos.

a ver, tú eres guille.

ah, bueno, entonces tú eres

alex.

¿cómo están mis gemelos?

uy, vengo de unas cascadas

increíbles, fui a brasil

y argentina, ¿cómo la ves?

uy, miren nada más, la más

chiquita y la más hermosa

de esta casa, la luz

de esta familia.

¿cómo están, quieren

que les enseñe la cicatriz

que me hizo el tiburón?

bueno, a ver.

pongan mucha atención, eh,

nomás les voy a enseñar

un pedacito, porque llega

hasta acá arriba.

¿ya listos?

pues, miren.

todos: [gritan]

>> cuéntanos la historia, tío.

diego: ah, quieren

que les enseñe la historia.

pongan mucha atención, ¿eh?

era una tarde calurosa

de verano en la gran barrera

de coral al noroeste

de australia, y bueno, yo estaba

buceando tomando fotografías.

cuando de repente, no sé,

sentí el peligro.

y que volteo y...

eras las fauces de un gran

tiburón blanco, siete hileras

de colmillos.

ana: ¡no!

diego: una máquina de comer.

¿qué creen que se me ocurrió

en ese momento?

sebastián: le diste un puñetazo.

diego: claro que sí, "pum",

que le doy un puñetazo

y que lo ataranto

por unos segundos nada más.

y qué creen, pues, me voy

a toda velocidad.

¡y no!

manuela: siga, pero siga.

diego: toda, pero toda la sangre

del mundo.

que le doy un arponazo

y le atravieso el cráneo.

¡y no!

no me soltaba el tiburón.

alicia: hasta que te supiste

escapar.

diego: exactamente.

y que me voy nadando como puedo

a la superficie.

todos: bravo.

fernando: buenos días.

diego: hola, hermanito,

buenos días.

fernando: ya es un poco tarde

para ir a la escuela,

¿no creen?

no, sí, sí.

ana: justo cuando estábamos

en la mejor parte, pero siempre

hay un...

fernando: ¿quieres

que los niños tengan

pesadillas, diego?

diego: no, claro que no,

hermano.

¿verdad que no, sobrinos?

y bueno, yo mejor me voy

a correr, porque aquí alguien

amaneció de malas para variar,

igual que el tiburón.

bueno, nos vemos.

ah, bueno, y tú deberías

de estar feliz,

deberías de estar contento

que te vas a casar.

te quiero, hermano.

sobrinos, después seguimos

con la historia del tiburón.

todos: sí.

fernando: buenos días, hijos.

[música]

diego: pa, ¿te sientes bien?

nicolás: sí, diego, estoy bien.

diego: si no te conociera...

nicolás: luego hablamos

de eso, ¿sí?

diego: bueno, no sé de qué,

pero luego hablamos, mi viejo.

me voy a correr.

nicolás: cuídate.

johnny: ay, johnny, de veras

no pierdes eso porque lo traes

puesto.

¿dónde dejé mis llaves?

la paciente jennifer ha dado

positivo el virus del papiloma

humano.

jennifer: ¿qué estás haciendo,

johnny?

johnny: no, ¿yo?

yolanda: se llama fernando

lascurain.

¿has oído hablar de él, hija?

>> no, señora.

[timbre]

isabela: mamá, están tocando

la puerta.

yolanda: no puedo abrir, hijita,

me están haciendo las uñas.

es un picudo, mira, cargadazo

en lana.

isabela: a ver, mamá,

no me estás ayudando en nada,

están tocando.

yolanda: abre tú, hija.

¿o qué, quieres que vaya

a la pedida

con las uñas todas hechas mugre?

no, ¿verdad?

>> ¿la señorita isabela

vázquez de castro?

isabela: sí, soy yo.

>> le traigo este sobre

del banco.

isabela: mamá, mamá, llegó

la tarjeta.

yolanda: ¿y tú por qué no

aplaudes?

>> aquí, por favor.

isabela: muchas gracias.

johnny: ¿qué es eso

del papiloma humano, eh?

jennifer: no tienes ningún

derecho a espiar mis cosas.

johnny: a ver, jenny, eso

del papiloma suena muy grave,

¿estás bien?

jennifer: claro que no estoy

bien.

johnny: pero ¿qué es esa cosa,

o sea, cómo?

jennifer: un virus,

qué no te quedó claro, un virus.

johnny: no te enojes, jenny,

simplemente eres mi amiga

y me preocupo.

jennifer: perdóname,

pero estoy muy sacada de onda

con todo esto.

no hay un solo segundo que no

recuerde que estoy enferma.

johnny: ¿para qué están

los amigos, jenny?

para echarnos la mano, eres

mi carnala, me preocupo por ti,

ya, mi jenny, ya, chiquita.

nicolás: ana, ¿puedo hablar

contigo?

ana: claro.

nicolás: gracias.

siéntate, ana, por favor.

ana: sí, ¿qué pachuca?

nicolás: estoy muy preocupado,

demasiado.

ana: ah, por don fernando.

nicolás: también me preocupa

fernando, pero mi hijo es mayor

de edad y sabe lo que hace.

ana, se trata de jennifer.

ana: ah, andan mal las cosas

con su novia, don nico.

nicolás: ni siquiera sé

lo que le está pasando, ana.

yo presiento que jennifer tiene

un grave problema, eso sí.

ana: ¿ah, sí,

y como qué se imagina,

qué problema, o qué?

nicolás: no puedo decir nada,

pero la noto triste, ansiosa,

y cada vez que le pregunto

qué pasa, se enoja.

no, ana, no sé qué hacer.

jennifer: la cosa es que el vph

puede producir cáncer.

johnny: no la friegues, o sea,

pero dijiste puede, o sea

que todavía no es seguro.

jennifer: me hicieron

una biopsia y todavía no me dan

el resultado.

no sé si tengo cáncer

cérvico-uterino.

estoy desesperada.

johnny: sí, te entiendo,

pero lo que yo pueda hacer

por ti, jenny, o sea,

lo que necesites, de veras,

cuenta conmigo.

jennifer: gracias, carnal.

nicolás: ¿darle tiempo?

ana: sí, el tiempo lo cura todo,

y ella todavía no está preparada

para decirle lo que le pasa.

nicolás: soy su pareja,

¿por qué no confía en mí?

ana: usted me está preguntando

el secreto de la vida,

yo qué voy a andar sabiendo,

a veces a uno le da pena contar

las cosas, no sé, sí, pena.

no, pues, quién sabe, yo nomás

estoy inventando, don nicolás,

yo qué voy a andar sabiendo

qué le pasa a su novia, verdad.

nicolás: ana, tengo una idea.

¿si tú hablas con ella?

[música]

[música]

isabela: chef kameta.

soy isabela vázquez de castro

velasco.

no, dejémoselo así, hablamos

en aquella cena

para el licenciado lascurain.

sí, esa noche es mi fiesta

de compromiso, quiero la cena

más espectacular de la que usted

tenga memoria, hoy.

ay, ¿cómo que no puede?

yo le puede pagar la cantidad

que sea, ¿eh?

perfecto.

ah, sí, claro, sí, sushi,

por supuesto niguiri, sashimi,

yakimeshi, lo mejor.

30 personas.

de acuerdo, sí, yo hablo

con él, gracias, chef.

yolanda: oye, hija, ¿qué es eso

de liyimi, yakashi, y quién

sabe qué?

isabela: son platillos

japoneses, mamá.

yolanda: ¿vas a dar pescado

crudo de cenar?

isabela: sí, anguila, pez globo,

atonaleta amarilla, pulpo,

erizo.

yolanda: uy, qué asco.

mira, ¿no es mejor unos buenos

millotes o una pancita, hija?

isabela: ay, mamá, por favor,

no seas vulgar.

voy a hablar al servicio

de mesas y sillas.

ay, ¿tienes el teléfono

de la orquesta esa

que contrataste la otra vez?

yolanda: ¿la orquesta

de la maraca?

isabela: de cámara, mamá.

yolanda: ay, así decíamos

en mis tiempos, cámara, pivote,

y rin, cámara, pivote, y rin.

alicia: oye, pero lo de la bomba

que apesta no está mal.

sebastián: pues, sí,

pero lo que pasa es

que si usamos eso, va a saber

que fuimos nosotros.

sebastián: ¿y si le damos

un veneno a la bruja?

luz: sí, una manzana envenenada

como a blancanieves.

alicia: no podemos envenenarla,

luz.

sebastián: vamos a meter algo

en el vestido.

alicia: no, muy complicado.

sebastián: pues, ¿qué hacemos,

chicos, qué hacemos?

miren.

[claxon]

todos: shh.

sebastián: gastro-pop.

luz: ¿qué es eso?

alicia: es para la digestión,

luz, te hace burbujas

en el cuerpo y...

es perfecto, sebastián.

deme cinco.

[claxon]

todos: shh.

fernando: gracias.

beatriz: están esperando

los contadores

en la sala de juntas.

fernando: ese asunto lo está

manejando isabela, beatriz.

beatriz: sí, pero la señorita--

fernando: sí, ya sé que no está,

ya lo sé, está preparando

la fiesta de compromiso.

beatriz: ¿la fiesta?

fernando: sí, y por cierto,

betty, estás invitada,

es en mi casa a las 08:00.

beatriz: gracias, señor,

y felicidades.

fernando: necesito

los documentos,

se los puede pedir

a la secretaria de isabela.

beatriz: sí, señor, ¿algo más?

fernando: no, nada más,

nada más, ya se puede ir.

betty, perdón,

estoy muy estresado.

beatriz: no se preocupe, señor,

lo entiendo, con permiso.

fernando: ¿en qué momento

me metí en esto?

>> lo siento mucho, diego,

pero me enamoré de tu hermano,

me voy a casar con él.

diego: y yo que te amaba tanto.

ana: por cachitos, a ver.

peor es nada, mi hijo, buzo

caperuzo.

en inglés, en japonés, y hasta

muy bien francés.

ay, qué padre.

el horno no está para bollos.

no tengo lana, pero pago

por ver, mamacita.

ah, "gijo".

pues, me cacha con las manos

en la masa, más bien

con la trompa parada.

esto está cañón, ¿no?

pero ¿qué, cómo la ve

desde ahí, o qué?

pues, ahí es donde torció

el rabo la puerca.

ay, nada más y controla

los elotes, hija.

respira, "take it easy".

¿me están echando montón?

obvio.

no le eches limón a la herida,

johnny.

no sea payaso, ¿eh?

qué puras con las verduras.

pues, se juntaron el hambre

y las ganas de comer, papá.

ya está que me sacó.

es que no sé qué me ve.

ahora te aguantas tantito.

van, vámonos, órale.

y como dijo el gran queso,

al rato regreso.

pero claro que switch.

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.