null: nullpx
Cargando Video...

Mi Corazón Es Tuyo Capítulo 107

3 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

ana: no me contesta.

fanny: bueno, entonces

ya dame el teléfono,

y no es que te corra,

pero adiós, ana.

ana: espérame, espérame,

nomás te doy el teléfono

de ángel. es su celular.

24--

siento que necesito lentes.

mana, te encargo a mi luz.

aquí están los medicamentos.

te quiero. gracias.

fanny: yo también.

que te vaya bien.

diego: hermano, si quieres,

yo firmo.

fernando: [ríe]

a ver, diego, ¿qué hiciste

para conquistar a natalia?

natalia: uy, ya te la aplicaron,

dieguito.

diego: no sé.

natalia: caí redondita,

fernando.

nada más de verlo me enamoré.

fernando: pues sí.

sí, es un gran hombre.

natalia: sí, ¿verdad?

isabela: ¡ay! ya no aguanto más

a ese maldito chango ruidoso

de ahí arriba.

yolanda: gracias, romana.

ramona: ramona, señora.

yolanda: oye, la salecita

que lleva aquí--

¿cómo uvas

en lugar de aceitunas?

ay, cómo extraño

a mi mesero bruno.

isabela: y tú no hiciste nada.

voy a tener que ir a ver

a tu amado doroteo ahora.

yolanda: ¿vas a verlo?

me lo saludas, eh.

isabela: nada más configuro

mi teléfono para poder recibir

los correos de fernando.

yolanda: cada vez te entiendo

menos, eh.

le dices a pancho villa

que es un ingrato.

ya no me echó ningún lazo.

ángel: no puede ser.

¿mamá sol?

"por favor, mándanos un mail

a través de esta dirección".

pero ¿quién te puede estar

buscando, mamá sol?

¿será tu hija?

"yo conozco a soledad fuentes.

vive en un pueblito de el oro,

estado de méxico.

da clases de música

y actualmente dirige

un coro de niños".

[celular]

isabela: "de ángel altamirano.

asunto: yo conozco

a soledad fuentes".

está en el pueblo el oro--

ay, no puede ser, qué maravilla.

yolanda: ¿qué pasa, isabela?

isabela: ya encontré a la mamá

de la criada.

¡encontré a soledad fuentes!

[ríe]

no puede ser.

león: ya parecemos papá y mamá.

fanny: sí, y papás

superresponsables.

león: ya llegará el día,

mi amor.

buenas noches, bonita.

fanny: buenas noches.

león: te amo.

fanny: yo también te amo.

mau: [balbucea]

luz: buenas noches, mau.

fanny: tú y yo vamos a la cama.

¿caballito?

sarahí: no vayan a mezclar

mi ropa con las de los demás.

ambas: no, señorita.

sarahí: ya les dije

a qué temperatura

debe de lavarse mi ropa.

ambas: sí, señorita.

sarahí: no quiero que usen

jabones corrientes

que no son efectivos.

ambas: no, señorita.

luz: [estornuda]

fanny: salud.

sarahí: qué horror, asquito.

¿qué tiene luz?

fanny: estreptococo

hemolítico alfa.

sarahí: ay, yo no puedo dormir

en esa habitación.

fanny: no te preocupes, mira,

si quieres, puedes dormir

en la sala, en la biblioteca

hay un sillón, o hasta ahí

en el tapete.

sarahí: creo que ya me está

doliendo la garganta.

luz: ¿qué es estreptococo?

fanny: pues bueno,

ese es un grupo de bacterias

que te causan enfermedades,

y así.

sarahí: ay, mi vitamina c,

mi vitamina c, mi vitamina c,

mi vitamina c.

luz: ¿y qué son las bacterias?

fanny: son seres así como

chiquitititos que no puedes ver

a simple vista.

edith: fanny.

fanny: ¿qué onda?

edith: a ver qué les parece

su hermano.

fanny: ¿mi hermano?

muy bien, hermano,

vas a ahorrar mucho gel.

luz: te ves diferente, nando.

edith: él es guapísimo.

presentador: señores

y caballeros, con ustedes

la única, la mejor,

la sensual, les presento

a yolanda.

[música] [vítores]

doroteo: ay, cosas de dios.

no, no, ¡no, no!

¡no!

dana: doro, ¿estás bien?

¿qué pasó?

doroteo: tuve una pesadilla.

una pesadilla horrible.

¡espantosa!

isabela: obviamente

lo de doroteo puede esperar.

yolanda: ¿insistes en el tema

de la nana de la mamá?

isabela: mamá de la nana.

yolanda: por eso, ya chole.

isabela: ¿de chole qué?

en vez de que te quejes,

ayúdame, yo estoy embarazada.

yolanda: estoy para que

me ayuden a mí.

isabela: ay, sí, mira.

yolanda: [estornuda]

isabela: "estimado señor

lascuráin, mi nombre es--"

yolanda: [estornuda]

isabela: "ángel--"

salud, yolandota.

yolanda: se están acordando

de mí.

isabela: "he visto la página

de internet donde buscan

a la señora soledad fuentes,

comuníquese a mi celular,

bla, bla, bla, bla,

bla, bla, ¡bla, bla, bla!"

yolanda: ya cállate, déjame oír

el programa, oye, cállate.

isabela: bla.

ángel: lascuráin es el apellido

de luz y los gemelos,

y no es un apellido muy común.

¿será?

isabela: a ver, bájale

el volumen a la tele.

bájale, que necesito hacer

una llamada.

yolanda: cómo mueles.

isabela: voy a borrar el correo

para que no lo vea fernando.

yolanda: ¿y para eso querías

que le bajara el volumen

para hablar tú sola

contigo misma?

isabela: borrar de la bandeja

de entrada, y borrar también

de la papelera.

yolanda: bueno, ¿y ese otro

celular?

isabela: es un número nuevo,

nadie va a saber que yo hice

la llamada.

yolanda: ¿llamada a quién?

ángel: vas a ver,

vamos a encontrar a tu hija.

[celular]

¿bueno?

isabela: ¿el señor altamirano?

ángel: sí, ¿quién habla?

isabela: soy la asistente

del señor lascuráin.

recibimos su correo,

¿usted conoce a soledad fuentes?

ángel: sí, la conozco,

vi su foto en la página

de internet y estoy seguro

que es la misma persona.

isabela: ay, qué alegría

que por fin le hemos encontrado.

ángel: ¿me podría decir

para qué la busca?

isabela: ¿la señora soledad

tuvo una hija?

ángel: sí, sí, sí, sí,

¿y qué relación tiene

el señor lascuráin con ella?

isabela: es su empleada.

ángel: ¿es ana la nana

de los niños lascuráin?

isabela: ¿cómo, qué me dijo?

fernando: dios, dios.

ya quiero tener a ana

en mis brazos.

ana: ya le tengo que decir

la verdad a fernando.

ángel: señora, ¿sigue ahí?

isabela: no, no es la misma

persona, no, no es empleada

de su casa, sino de su empresa,

la hija de soledad

no es la nana.

ángel: discúlpeme, ¿sí?

me precipité.

isabela: no, no hay cuidado,

señor altamirano.

ángel: luz lascuráin

vino hace un rato

a mi consultorio y, bueno,

claro, era mucha coincidencia.

isabela: como le decía,

su hija blanca la está buscando.

ángel: ¿blanca?

isabela: sí, se muere de ganas

de conocer a su madre,

debemos de reunirlas

cuanto antes.

ángel: no lo puedo creer.

usted no se imagina

cuánto tiempo llevamos esperando

este momento.

fernando: ¿tres llamadas

perdidas de fanny?

¿ana?

"yo conozco a soledad fuentes".

¿ángel altamirano? pues...

[celular]

fanny, mi amor.

fanny: papá, te hemos estado

buscando, ¿qué onda?

fernando: sí, ¿qué pasó?

fanny: luz está con gripa, pa.

luz: [estornuda]

fanny: salud.

fernando: uh, bien.

isabela: yo puedo hacer

que madre e hija se vean

mañana mismo, señor altamirano.

ángel: perdón, señorita,

pero sinceramente la emoción

me está ganando, y no sé

si confiar en usted plenamente,

no quisiera que sufriéramos

una desilusión.

fernando: ¿te sientes mal,

mi corazón?

luz: un poco, papito,

¿cuándo vienes?

fernando: ya pronto, mi amor,

mañana operan otra vez a diego,

y en cuanto quede bien,

me regreso.

luz: te extraño mucho.

fernando: mi cielo, yo también,

yo también, mucho, mucho.

hijita, ana está contigo, ¿no?

luz: no, papá, ana no está

conmigo.

[tema musical]

todos: ¡ana, ana, ana, ana!

[aplausos]

johnny: [silba]

[aplausos]

isabela: la señorita blanca

es una hermosa persona,

ha estado buscando a su madre

toda su vida, y por eso

el señor lascuráin

hizo esa página de internet,

para ayudarla a encontrar

a su madre.

sí, el señor lascuráin

tuvo que salir de viaje,

pero es el primer interesado

en que blanca encuentre

a su madre.

ángel: sí, sí, claro, entiendo.

isabela: ella fue adoptada

por las monjas de...

las monjas del...

yolanda: verbo encarnado,

burrota.

isabela: del verbo encarnado.

ay, pero recuerda a su madre

por la guitarra con la que

la dejó en la casa hogar,

ay, y la canción que le cantaba,

qué bárbara.

ángel: no, no diga nada más,

señora, esos son detalles

que no lo puede saber nadie más,

así que por favor dígame

cuándo y dónde se pueden

encontrar madre e hija.

fanny: perdón, pa,

es que le tenía que dar

su medicina a lucecita.

fernando: dices que ana

fue con luz al doctor, ¿no?

luz: sí, pa, el doctor

ya le recetó un antibiótico

y así.

fernando: ¿y adónde fue ana?

luz: eh, pues, salió.

fernando: sí, salió,

¿pero adónde?

fanny: a la tienda,

es que lucecita quería

unos pañuelos desechables,

¿ya sabes? pañuelos.

fernando: ah, no me digas

que no hay pañuelos desechables

en la casa.

fanny: no, no hay, se acabaron,

ya sabes cómo son de mocosos

los niños.

fernando: fanny, ¿estás bien?

fanny: sí, sí, muy bien,

¿por qué, tú, todo bien?

oye, ¿qué, van a operar

a mi tío mañana?

fernando: sí, sí, así es, fanny,

así es.

fanny: me lo saludas, porfa,

¿no? dile que lo quiero mucho

y que le va a ir muy bien

en su operación.

fernando: sí, de tu parte,

de tu parte, fanny,

dile a ana por favor

que me hable cuando llegue

de la tienda, ¿sí?

fanny: sí, yo le digo, pa, bye.

soy pésima improvisando.

doroteo: ¡johnny!

johnny: ¿sí, jefe?

doroteo: vamos a mi despacho,

necesito enseñarte algo.

johnny: claro, jefazo.

¿cómo vas con él?

dana: pues poco a poco,

ganándome la confianza

del patrón.

johnny: híjole, dana,

la verdad es que--

doroteo: ¡dana, mi amor!

dana: vamos, johnny.

jennifer: ¿no te vas a regresar

a la casa?

ana: no, tengo que dobletear,

porque le debo horas

a don doroteo.

por lo de diego,

ves que estuve faltando.

no, pues ni te pregunto

cómo estás, ¿verdad?

jennifer: ya sabes,

nico sigue en lo mismo,

que está muy viejo,

que no quiere que yo sea

su enfermera, que no me puede

dar un hijo, pues toda

la cantaleta que ya hablamos.

ana: sí.

jennifer: no hay forma

de que cambie de idea.

ana: habló conmigo,

y pues me dijo que si yo

le echaba la mano

para convencerte,

obviamente le dije que no.

es que la neta ya no sé

ni qué decirte,

porque como que sí está

bien clavado con eso

de que se alejen, ¿verdad?

jennifer: ya lo sé.

ya lo sé.

ana: ay, yo y mi bocota,

perdóname, perdóname,

perdón, perdón, amiga, perdón.

ya, ya, ya, ya.

sarahí: el agua debe hervir

por lo menos 80 minutos,

manuela, no quiero que cocines

con grasa, aceite, mantequilla,

etcétera, todo hervido.

no vayas a preparar mi comida

con la de los demás.

yo te pasaré un menú.

¿tienen leche deslactosada

light?

fanny: no, no hay leche

deslactosada light.

sarahí: pueden ir a comprar.

fanny: ¿quién?

sarahí: el mayordomo,

la cocinera,

alguien del servicio, no sé, tú.

fanny: [ríe] ¿yo?

sí, sí, ¿sabe qué, señorita?

ahorita voy, es más,

¿qué más se le ofrece?

sarahí: un tapabocas

para la cocinera.

fanny: ¿y una máscara de gases

no será mejor?

¿sabe qué? ahorita se la traigo,

espéreme, un segundito,

luego te atiendo, ¿va?

sarahí: ¿acaso se está burlando

de mí?

manuela: no, para nada.

¿verdad, vigilantes

de andrómeda?

fanny: qué niña más chocante,

grosera, maleducada.

a ver.

ana: pues es que la neta,

¿qué más puedes hacer?

ya le dijiste que lo amas,

que quieres estar con él,

has estado en las buenas

y en las malas, entonces,

¿qué quiere, que te pares

de cabeza? no, mamacita, no.

jennifer: pero lo amo, ana.

ana: pues sí, pero mamacita.

mira, yo al principio pensé

que era todo esto por el infarto

por la operación, porque

que estaba deprimido, ¿no?

porque pues tenía razón.

pero como que ya pasó

mucho tiempo, ¿no?

jennifer: no es justo.

ana: no, no es justo, mamacita.

[celular]

espérame, espérame, espérame,

es que anda mal la lucecita.

jennifer: ¿qué tiene?

ana: gripa o--espérame tantito.

¿qué pasó, mi fannys?

no me digas que se le subió

la temperatura a luz.

fanny: no, ana, es que hace rato

habló mi papá y quiere

hablar contigo.

le dije que no estabas y la neta

no lo tomó muy bien.

ana: ay, san juan pedro,

que no se enoje mi patrón.

[música]

[música]

isabel: ay, ya lo verás,

yolanda, ya lo verás,

no insistas,

la que creó este plan fui yo.

yolanda: es que yo quiero saber,

¿qué vas a hacer mañana

con la mamá de ana, eh?

isabela: algo definitivamente

sensacional.

yolanda: me tienes que llevar,

¿eh?

isabela: no.

yolanda: no vayas a hacer

una tontería, chavelota,

llévame para controlarte,

yo sé lo que te digo.

isabela: bueno, está bien,

pero tú no vas a participar,

¿ok?

y bueno, ya me voy a ver

a tu novio, el más vulgar

y corriente doroteo,

porque quiero que ese maldito

vecino tenga también

su merecido, ay, no lo soporto.

[murmura]

yolanda: la metiche

del edificio.

isabela: sí, la metiche,

tú porque estás acostumbrada

a vivir en verdulerías,

fíjate, pero yo no.

yolanda: siempre hay una metiche

en un edificio,

la metiche del cuatro.

isabela: [murmura]

yolanda: lárgate a volar.

isabela: ay, sácate.

doroteo: ¿qué te parece, johnny?

johnny: híjole, la verdad está--

doroteo: [chista]

la verdad no me interesa

tu opinión.

johnny: oiga, pero usted

me dijo que--

doroteo: mira, te voy a dar

varios de estos volantes

para que invites a la gente,

¿de acuerdo?

johnny: sí, señor.

oiga, ¿le podría hacer

una pregunta?

doroteo: no.

johnny: nada más quería saber--

doroteo: que no.

johnny: don doro, nada más,

o sea, dígame por favor

cuánto es el pago

que me van a pagar.

doroteo: el pago no existe

porque se va a abonar

a tu deuda.

johnny: o sea, bueno,

y me gustaría saber cuánto

se va a abonar.

doroteo: eso lo determino yo.

johnny: pues sí, señor, o sea,

pero, pues es que es un cuento

de nunca acabar, o sea--

doroteo: ¡cálmate con esas

intrigas, que así no vamos

a llegar a ningún lado!

johnny: sí, señor, sí, señor,

pero pues es que nada más,

o sea, yo no sé ni cuánto debo

ni cuánto gano, ni cuánto abono,

ni nada de esas cosas, señor.

dicen que cuentas claras

amistades largas, ¿no?

doroteo: vamos a hacer una cosa,

si ganas esta pelea,

vamos a hacer cuentas,

¿de acuerdo?

johnny: sí, señor, de acuerdo.

oiga, nada más una preguntita,

así nomás por no dejar...

el ese con el que voy a pelear,

el kid tormenta, ¿sí es así

muy bueno?

doroteo: pues más o menos.

johnny: ay, qué bueno.

doroteo: es el campeón nacional.

fernando: ¿adónde se fue

el correo?

decía que conocía a soledad,

pero no está

en la bandeja de entrada.

pero estaba en la pantalla

de inicio.

en la papelera tampoco está.

se borró, pero ¿cómo?

¿cómo se pudo haber borrado?

ángel: no, no, mejor no.

a estas horas, mamá sol

está en el quinto sueño.

se acuesta con las gallinas.

eh...

mejor me voy temprano a el oro

para darle personalmente

la noticia.

ay, mamá sol,

te vas a poner tan feliz.

desde que saliste de la cárcel

estás buscando a tu hija.

bueno.

mamá sol,

llegó la recompensa

a tanta espera.

edith: no, no, por favor,

cara lavada no.

déjame ponerme tantita pintura,

es que si no, neta,

vas a salir corriendo, en serio.

nando: no creo que vaya a salir

corriendo, no.

edith: ay, mejor no me arriesgo.

nando: hicimos un trato, edith.

yo, mírame a mí, no tengo gel.

te toca.

edith: no, no es verdad,

faltan los lentes y los moñitos.

nando: bueno, pero por eso, pero

ya estoy, ¿no? te toca.

es tu turno, hicimos un trato,

las manos así...

edith: ay, nandito, por favor,

un poquito, ¿sí?, un poquito.

nando: híjole, no se vale

que hagas esa cara.

está bien, poquito.

edith: bueno, perfecto, pero

ahora dame media hora.

nando: ¿media hora?

edith: sí, lo que pasa

es que tengo que pedirle

aceite de bebé a fanny

para despintarme los ojos

y luego sus pinturas y bueno.

nando: aquí te espero.

edith: ¿sabes qué, nando?

nando: ¿qué?

edith: espera a la nueva edith.

nando: [ríe]

[música]

alex: ¿quieren más rock?

¡avienten las luces,

fanáticos del rock!

[música se apaga]

fanny: ¡clones, ya!

por piedad, seriedad,

por piedad.

ya es hora de dormirse,

¿qué onda?

guille: ¿dónde está ana?

fanny: ana salió,

pero tranquilos.

¿a qué hora se les acaba la pila

o de dónde los apago?

alex: nos apagamos,

pero con una condición.

fanny: ok, ¿qué quieren?

¿qué condición?

guille: que nos ayudes--

alex: a planear--

guille: el siguiente golpe

contra la odiosa.

fanny: ¿qué odiosa? ¿qué golpe?

¿de qué hablan?

ambos: ¡sarahí!

fanny: ah, claro, la odiosita.

no, no, no.

no, no, no le digan así.

guille: ¿nos ayudas a planear

una travesura?

alex: ándale, ¿sí?

sarahí: manuela,

hay que arreglar

todo tu recetario.

me podría morir de una alergia.

manuela: ay, ay, perdón, perdón.

ay, me salí de balance,

congreso cósmico.

sarahí: ¿qué dijiste?

sebastián: manuela, manuela.

hola, sarahí.

sarahí: señorita sarahí.

sebastián: señorita sarahí,

¿me permite acompañarla

a la mesa?

sarahí: eh...

está bien, siéntese.

sebastián, ¿verdad?

sebastián: correcto.

señor sebastián.

sarahí: señor sebastián,

¿ya cenó?

sebastián: sí, pero si gusta,

la acompaño con un vaso

de leche.

sarahí: ¿usted compuso el rap

para el tío?

sebastián: sí.

¿le gustó, señorita?

sarahí: no es mi tipo de música,

francamente.

yo prefiero la música clásica.

eso sí es cultura.

sebastián: el hip hop

también es cultura, señorita.

tal vez porque no lo ha

escuchado con detenimiento.

¿le gustaría escucharlo?

[música]

isabela: ay, me choca

este lugar.

mesera, ¿sabe dónde puedo

encontrar a doroteo?

>> sí, está en su oficina.

subiendo por las escaleras,

cerca de los camerinos.

isabela: no quiero ni acordarme

de ese camerino

lleno de mujerzuelas, que asco.

ay, no, no, no, huele tan feo.

ana: ¿música? no.

¿cuál música, don fernando?

fernando: ana,

estoy escuchando música.

¿en dónde estás?

ana: ah, esa música.

ya ve cómo es la gente, ¿no?

que tiene luego la música

por dentro y luego el señor

de la tiendita donde aquí estoy

que le sube muchísimo.

fernando: ah, claro sí,

la tiendita.

¿y dos horas para comprar

pañuelos desechables?

ana: eh, las gripas,

por los fríos.

pues entonces andan bien escasos

fernando: ¿por qué no me dices

en dónde estás?

quiero la verdad.

[música]

[música]

isabela: [grita]

johnny: perdón, señora isabela.

lo que pasa es que yo iba

saliendo, usted iba entrando.

no nos vimos y tuvimos

un percance.

isabela: eres un inútil,

nunca te fijas.

johnny: oiga,

¿qué está haciendo usted aquí?

isabela: eso no te incumbe.

no sé por qué diablos

te tengo que encontrar

en todos lados, naco.

johnny: ya, tranquila.

bájele, ¿qué? del humor,

¿cómo amanecimos?

isabela: cállate, johnny.

cállate.

johnny: oiga, ¿le gusta el box?

mire, la invito a verme pelear.

isabela: ay, por favor,

¿de qué hablas?

doroteo: johnny. vámonos.

isabela: ya, vamos.

johnny: debería de ir, ¿eh?

a ver si cambia esa cara--

isabela: ay, por favor.

vine hasta acá para que resuelva

mi caso de inmediato, doroteo.

doroteo: estoy a sus órdenes,

señora.

hable, nomás--dana,

sírvele algo a la señora.

dana: sí, doro.

isabela: agua, agua,

agua purificada, por favor.

doroteo: ¿cómo está

su señora madre?

isabela: mi madre está muy bien,

de hecho le manda saludos.

doroteo: ¿en qué puedo servirle,

señora?

isabela: no ha hablado

con el vecino, ¿verdad?

doroteo: ¿cuál vecino?

isabela: ay, por favor,

no se haga, el de las fiestas,

paul.

dana: su agua.

isabela: gracias.

si no arregla el escándalo

del vecino escandaloso,

le juro que lo voy a demandar

en la procuraduría

del consumidor, ¿me entendió?

doroteo: no es necesario,

señora. no se preocupe.

yo lo arreglo, ¿estamos bien?

isabela: eso espero.

doroteo: la acompaño.

oiga, ¿por qué no se queda

a ver el show? viene lo mejor

de la noche.

isabela: ay, ¿yo? por favor,

claro que no, no, gracias.

doroteo: insisto, quédese,

isabela.

isabela: ¿me da permiso?

sí, gracias.

doroteo: yo la acompaño.

dana: johnny, ¿no escuchaste?

johnny.

johnny: ¿qué?

dana: hoy ana tiene doble show.

no debe tardar en salir

a escena.

johnny: en serio, hay que hacer

algo, dana.

dana: ya, vamos.

johnny: ábrele, ábrele.

dana: ahí voy.

ana: y entonces, por eso,

ahorita estoy con la jennis.

mana, ayúdame.

sí, porque quisimos

salir de la casa

para hablar con calma

de todo el tema de don nicolás,

¿sí me entiende?

fernando: entiendo que tengas

asuntos personales, vamos,

y tienes derecho a salir,

pero si yo no estoy en la casa

y uno de mis hijos está enfermo,

yo prefiero que limites

el tiempo de tus salidas,

por favor.

ana: [hace ruidos]

hay interferencia, señor.

tengo que cortarle porque--

fernando: ¿ana? ¿ana? ¿ana?

me colgó.

[música]

johnny: le voy a avisar a ana.

dana: corre, corre.

isabela: de verdad, doroteo,

a mí, esta clase de showcitos

no me gusta.

doroteo: le aseguro que este

show la va a dejar impactada.

isabela: lo dudo mucho.

presentador: recibamos

a la única y sensual ana.

[aplausos y ovaciones]

isabela: ay, no, no, ana, ana.

ese maldito nombre me persigue

hasta en mis peores pesadillas.

no sé qué hago en este asqueroso

y mugriento cuchitril.

¿qué pasó, qué pasó?

sabe qué, ya me tengo que ir.

ya me tengo que ir.

ana: ¿le tallaste con alcohol

al pole, verdad?

jennifer: sí, claro.

ana: qué bueno, porque luego

me resbalo, ya estamos.

[celular]

jennifer: oye, espérate,

está sonando el celular.

ana: no, sí, ha de ser

don fernando--órale, vámonos--

¡ay, johnny!

mira, me pegaste en mi agarre.

johnny: perdón, perdón.

ana: hazme algo, eh.

hazme algo, por favor--

me resbalo, madre.

hazme masaje, hija.

presentador: señores

y caballeros, con ustedes

la sensual y espectacular ana...

isabela: ay, qué desagradable.

ay, de verdad me están saliendo

ronchas.

si ya decía que la "nanaca"

tenía nombre de bailarina.

doroteo: desde la oficina noté

que tú y johnny están raros,

no creas que no.

dana: es que igual no te cayó

el 20, mi amor.

isabela estuvo casada

con fernando lascuráin

y odia a ana.

doroteo: ¿y?

dana: bueno, don fernando

no sabe.

doroteo: ya sé, isabela tampoco

sabe que ana baila en el tubo,

¿y qué?

dana: pero a ana le iría

como en feria.

doroteo: bueno,

si la corren de su trabajo

de nana, a mí qué me importa.

dana: mi amor, no te conviene.

ana se va a poner muy triste

sin sus niños

y va a dar muy malos shows.

doroteo: tienes razón, reina.

presentador: un momento,

voy a ver qué pasa.

[ovaciones]

isabela: bueno, pero

¿quién será la tal ana

que causa tanto revuelo?

ay, no y tan corriente

que haga esto, ay, no, no.

ana: bueno, ¿pero [...]

hace la tarántula aquí?

johnny: es que vino a reclamarle

a don doroteo

que un vecino de allá

de donde vive

hace mucho escándalo, ana.

jennifer: ¿un vecino?

¿qué tiene que ver? no entiendo.

ana: ¿no te acuerdas que doroteo

le renta a la bruja

un departamento de un edificio

que es de él?

jennifer: ah, sí, cierto.

me contaste--voy a ver.

ana: sí, yo te encargo,

por favor, eh.

johnny: ay, por fin agarré

el último.

ana: tú tendrías que haber hecho

algo--

johnny: no, no, bueno.

ana: ¿sí te calmas?

johnny: es que otra vez--

presentador: ana, ya te anuncié.

ana: ya te oí, lo que pasa

es que hay una bronca.

presentador: ¿cuál bronca?

ana: no puedo salir a bailar.

no puedo porque--

jennifer: espérese, parece

que la tarántula ya se va.

ana: ¡ay, gracias, dios!

dame, dame--

presentador: ¿cuál tarántula?

¿de qué hablan?

ana: aguanta, aguanta, ¿sí?

johnny: ya, ¿no? ya está.

ya estuvo, cuidado cuando pasen

por aquí, por favor.

ya estuvo, ya me lo han tirado

muchas veces.

ana: juan, hay cosas más

importantes, ¿sí? ya.

esto se está poniendo

cada vez más complicado, ¿no?

ahí voy, padre, ahí voy.

doroteo: parece que el show

del que le hablé no está listo

todavía.

isabela: mejor, porque ya

no aguanto ni un minuto más

en este tugurio.

doroteo: tarcisio la va a

acompañar mientras el valet

le trae el coche.

y no se preocupe,

yo arreglo su problema

mañana mismo.

isabela: más le vale.

más le vale.

doroteo: que tenga

buenas noches.

a sus pies.

bueno, ahora sí, ¡que salga ana!

[aplausos y ovaciones]

[celular]

johnny: es el patrón.

jennifer: pues sí.

lucecita está malita,

y ana está aquí.

johnny: híjoles.

oye, ¿qué? ¿tú cómo vas, jenny?

jennifer: mal, muy mal.

[suspira]

hay días que ya no puedo

con el desprecio de nicolás.

[música]

[música]

sebastián: listo.

va a escuchar el mejor hip hop

del mundo, señorita.

sarahí: ¡no!

sebastián: ¿qué pasa?

sarahí: esos audífonos

no están esterilizados.

sebastián: te digo algo,

eres muy rara, sarahí.

sarahí: señorita sarahí.

la cerilla de las orejas

tiene millones de microbios.

sarahí: ¿ah, sí?

con permiso, señorita sarahí.

mujer: ¡ya no soporto, alberto!

alberto: ¡pues ya somos dos!

y si no te parece,

te puedes largar.

mujer: sí, cómo no.

y tú te quedas con todo, ¿no?

estás idiota.

alberto: y es más,

te puedes llevar a sarahí,

que es igual que tú, insufrible.

ambos: ¡uy!

guille: ¿estás bien, hermano?

sebastián: sí.

alex: te ves enojado.

¿por qué te enojaste?

sebastián: sarahí

es muy sangrona.

guille: pero te gusta.

sebastián: no, ya no.

¿qué?

alex: es que tenemos un plan.

guille: una travesura inocente

para sarahí.

sebastián: estoy con ustedes.

nando: "¿cuál es la razón

por la que nos enamoramos?"

edith: hola, güerito.

nando: hola... morenita.

edith: ¿qué tal? ¿te gusta?

nando: me encanta.

estás guapísima.

edith: ya lo sé.

¿la química del amor?

nando: ah, ¿cómo ves?

edith: ¿a poco crees que el amor

es pura química?

nando: no, no, pura química no,

pero sí ayuda mucho, ¿no?

edith: sí.

nando: totalmente.

edith: ¡no!

nando: ¿estás bien?

edith: no, no, nando, perdón.

perdóname, por favor,

tengo que irme.

nando: pero--

ana: 37, señor.

fernando: ah, menos mal.

menos mal, ana, es la última vez

que descuidas a mis hijos

y que no me respondes

el teléfono.

ana: sí, señor,

yo ya le expliqué

que las llamadas se cortaban

porque seguramente

usted está muy lejos--

¿me permite un segundito,

por favor, don fernando?

fernando: sí, sí, claro, claro.

ana: duérmete, mi corazón.

mañana vas a estar mejor, ¿eh?

yo te amo, ¿tú sabes? ¿sí?

tápate bien, eh, hermosa.

tú quién sabe qué bronca tendrás

que eres como eres.

perdón, señor.

¿y cómo les fue con el doctor

de diego?

fernando: bien, bien, ana,

muy bien.

ahora sí creo que todo

va a salir bien con mi hermano.

ana: ah, qué bien, don fernando.

qué bien, me da muchísimo gusto.

fernando: sí, ana... ana...

¿te puedo decir algo?

ana: dígame, señor.

fernando: no me vas a creer.

ana: "try me".

fernando: ¿perdón?

ana: hombre, que me pruebe,

que me lo diga, igual le creo.

fernando: sí, sí.

ana: ¿señor?

¿señor?

señor, ¿todavía está ahí?

fernando: sí, sí, aquí estoy.

aquí estoy.

ana: bueno, pues si está ahí,

hable, porque a mí el silencio

me pone nerviosa.

fernando: ana...

te extraño.

te extraño muchísimo,

mi ana leal.

Cargando Playlist...