null: nullpx
Cargando Video...

Médicos Línea de Vida Capítulo 14

1 Ago 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[música]

ana: solo te digo una cosa.

si alguno de mis pacientes

muere por falta de atención,

es solo tu culpa.

regina: no.

no, ana, estás muy equivocada.

pero mira,

nada se va a solucionar

si tú me echas la culpa a mí

y pues yo se la echo

a otra persona, ¿no?

ana: fácil, ¿no?

regina: pues ¿fácil?

explícame, ana, a ver, ¿qué?

ana: no te hagas la mustia.

tú tienes el apoyo del director

y al parecer creo

que no va a permitir

que tu área se vea afectada.

regina: a ver, ana.

para tu tren.

¿es en serio

lo que me estás diciendo?

ana: muy.

te voy a estar vigilando

en todo lo que hagas.

regina: ¿me estás amenazando?

porque--

ana: no.

piensa muy bien

cuando hagas otro

de tus presupuestos.

regina: mira.

te explicaría

lo que realmente pasó,

pero contigo no tiene caso,

porque voy a gastar saliva

por gusto y no me vas a creer.

ana: no, de hecho,

no te voy a creer.

regina: entonces haz

lo que quieras.

estás en el área equivocada.

¿te puedes ir, por favor?

[gime] dios.

arturo: regina.

¿qué pasó, todo bien?

¿eh?

¿quieres hablar?

regina: sí, sí.

arturo: pero ¿qué pasó?

rafael: salud.

cynthia: salud.

rafael: ¿otro?

cynthia: [niega]

no.

rafael: ¿por qué?

cynthia: porque mañana trabajo.

es más, todos trabajamos.

así que--

rafael: nos la estamos pasando

muy bien.

cynthia: ya lo sé,

pero yo me tengo que ir.

rafael: hey.

¿la pasaste bien?

cynthia: sí.

rafael: pues que se repita

pronto.

cynthia: no.

bye.

daniel: bye.

rafael: pues ya estuvo,

¿no, chavos?

tania: no, ¿cómo?

todavía tenemos mucha pila.

rafael: no, tiene razón cynthia.

la verdad, hay que guardar

la pila para mañana.

hay que trabajar.

nos vemos, corazón.

daniel: chau.

¿qué?

yo también tengo pila.

tania: no, pues es que rafa

tiene razón, sí la tenemos

que guardar para mañana.

daniel: ah, pues nos tomamos

esta y ya.

tania: pues esta y ya.

daniel: sí, salud.

tania: salud.

regina: es que no entiendo

por qué ana tiene que ser así.

o sea, ¿para qué?

arturo: conoces

el carácter de ana.

es muy complicado.

regina: pues sí, pero--

o sea, su complicación

a mí ni me va, ni me viene.

o sea, no tiene

por qué provocarme.

arturo: sí, pero no le hagas

caso, ya la conoces.

regina: primero lo de sergio.

después el reporte del material.

el material que se usó.

y ahora esto.

necesito un tiempo.

david: lili, que pasen esta

a alta, por favor.

lili: sí, doctor.

joven 1: ayúdenos, por favor.

joven 2: ayuda.

david: caballeros,

soy el doctor paredes.

¿qué pasó?

joven 1: estábamos tranquilos

y se puso muy mal.

david: vamos a cubículos.

rápido, rápido.

arturo: la vida no te pone

pruebas que no puedas superar.

regina: sí, la cuestión

es que la vida me está poniendo

todo junto.

arturo: sí, pero esto

no te va a derrumbar, regina.

eso yo lo sé,

porque te he visto

hacerle frente a urgencias

mucho más complicadas

y siempre te has mantenido

firme.

esto es mucho más sencillo.

regina: no sé por qué siempre

es más fácil resolver

los problemas de los demás.

y cuando uno trata

de resolver los propios,

es como si te desconectaras,

como--

[suspira]

arturo: sí, pero eso piensas

en una primera impresión.

pero la respuesta correcta

está en ti.

y nadie más que tú sabe

lo que tiene que hacer

para superar

todo lo que tienes en frente.

y yo confío en ti, regina.

yo sé que tú puedes.

regina: gracias.

arturo: a veces solo necesitamos

que alguien nos recuerde

quiénes somos en realidad,

¿verdad?

lo que quieras,

lo que necesites,

en lo que te pueda ayudar

aquí voy a estar, ¿ok?

regina: con que me escuches,

más que suficiente.

david: lili, por favor.

¿entonces?

joven 1: estábamos haciendo

un reto.

david: ¿un reto?

[risas en celular]

necesito química sanguínea.

suero glucosado, dos vías.

cien miligramos de tiamina.

y diez miligramos

de metoclopramida, por favor.

lili: sí, doctor.

david: ah, y preparemos todo

para hacer un lavado gástrico.

joven 1: pero ¿va a estar bien?

[tono de mensaje]

david: su amigo va a tener

que quedarse toda la noche

en observación.

así que, por favor,

le avisan a algún familiar.

joven 1: sí, doctor,

yo hablo con sus papás.

joven 2: pero va a estar bien,

¿no?

david: no lo sé.

todavía tenemos que mantenerlo

en observación

para ver cómo evoluciona.

pusieron en riesgo su vida.

pudo haber quedado en coma

o morir.

y todavía tenemos que ver

si no tiene algún daño

en el hígado.

joven 1: la verdad es que no

pensamos que fuera tan grave.

lili: doctor, el paciente

se está estabilizando.

ya realicé el lavado

y no tardan en llegar

los estudios de laboratorio.

david: ok, vamos a subirlo

a piso para que lo mantengan

en observación toda la noche.

lili: ok.

david: por favor,

avísenles a sus padres

y esperen en observación

en la sala.

joven 1: sí, doctor.

joven 2: gracias.

lili: acompáñenme, por favor.

daniel: pa.

paco: buenos días, mi hijo.

¿por qué te levantas

tan temprano?

llegaste tardísimo anoche.

daniel: ya dormí mis horitas.

paco: ¿seguro?

¿todo bien en el hospital?

¿no hubo ninguna urgencia,

ni nada?

daniel: no.

salí temprano y hasta me fui

por unas cervezas.

paco: ¿te fuiste

por unas cervezas?

¿saliste con la chica

que te gusta?

daniel: sí, pero íbamos

en un grupo,

no fue como que saliéramos.

paco: ese es mi hijo.

ese es mi hijo.

elena: ¿por qué están

tan emocionados?

daniel: por nada.

paco: no, ¿cómo no?

no, dile la verdad a tu mamá.

salió anoche con su novia.

elena: ¿su novia?

daniel: no, bueno, salimos--

elena: hijo, cuéntamelo todo.

¿sí tienes novia?

¿es simpática, es guapa?

¿sabe cocinar?

dime que sabe cocinar.

daniel: no sé si sabe cocinar.

nada más estamos viendo

apenas qué onda.

salimos en un grupo grande.

elena: qué emoción.

ya quiero conocer a mi nuera.

venga con su madre, venga.

que no te dé pena.

¿ya la besaste?

¿besa bien?

daniel: no la besé.

elena: porque tu padre

sí besa bien.

daniel: no, hombre.

elena: ¿por qué, te da pena?

[ríe]

constanza: [ríe]

rené: ¿ya tienes todo listo

para tu viaje?

constanza: ¿qué?

rené: que si ya tienes

todo listo para tu viaje.

constanza: ah, sí, sí, lista.

rené: si necesitas algo fírmalo

con la tarjeta de crédito.

constanza: va.

¿qué vas a hacer esta semana

que no voy a estar?

rené: tengo mucho trabajo.

constanza: pues vete a valle,

¿no?

en el club hay mucha gente

influyente, seguramente

puedes sacar algo de ahí.

rené: depende de cómo esté

el trabajo en el instituto iré.

constanza: pues sí,

pero nunca haces nada.

entonces, en lugar de estar

perdiendo, viendo el fútbol,

gordo, pues mejor vete

a hacer relaciones importantes,

¿no?

rené: ya te dije, mi amor.

no lo sé.

constanza: pues no sé.

en el club hay muchos amigos

de mi hermano.

rené: no necesito a tu hermano.

yo solo puedo con eso.

constanza: suerte con eso.

a ver, ven.

rené: con tus comentarios

lo único que logras

es que no quiera salir

a ningún lado el fin de semana.

me voy a quedar encerrado

en la casa.

constanza: ¿quién amaneció

insoportable?

ven, mi amor, vamos a desayunar.

¿quieres jamón?

rené: la perra no habla español.

constanza: tú tampoco.

ven, mi amor, ven.

daniel: no, ma, todavía

no es mi novia.

elena: ¿por qué?

¿está ciega, no ve bien?

pues si estás guapísimo, hijo.

cada día te pareces más

a tu papá.

paco: [silba]

daniel: no, pues es que apenas

estamos viendo qué onda.

estamos viendo apenas.

voy por la caja.

elena: no, no te preocupes.

tu papá la trae.

papito, la caja.

paco: ¿cuál caja?

elena: la caja.

paco: ah, la caja.

ahorita vengo, mi hijo.

ya está lista tu torta.

elena: sí, ya, ya, ya.

paco: voy, voy.

elena: a ver, cuéntame.

ábrete con tu madre.

¿qué te falta

para que sea tu novia?

dime, dime.

daniel: no sé si le gusto.

elena: ay, hijo.

no digas tonterías.

¿cómo no le vas a gustar?

mira, lo que tienes que hacer

es lo que hizo tu papá.

daniel: ¿lo del estómago?

sí, me dijo.

la vena del estómago,

del corazón.

elena: ¿eso te dijo?

no le hagas caso.

seguramente ni se acuerda.

lo que hizo

que tu papá me conquistara

fue la atención.

daniel: ¿cómo la atención?

elena: sí, hijo.

sé detallista,

así, comprarle cosas.

hazle ver que piensas en ella

todo el tiempo.

daniel: yo no sé si ella quiera

que yo le compre cosas.

no me quiero ver muy intenso.

elena: pero ¿tú crees

que tu madre no sabe

lo que te dice?

daniel: no, sí.

elena: a las mujeres

nos encantan los regalos.

no digo que algo caro, no,

pero ponme atención,

yo sé lo que te digo.

tu madre es sabia.

detallitos.

chocolatito, osito de peluche,

flores, vela así a los ojitos.

así.

y con eso, rápido voy a tener

que estar buscando un vestido

para la boda.

daniel: ma, no, no.

ya estás exagerando.

elena: mi bebé.

¿cuándo creciste tanto?

daniel: nadie se va a casar

todavía, ma.

ya me tengo que ir, mamá.

en serio, ya me tengo que ir.

elena: que no te dé pena,

mi hijo.

yo te cambié los pañales.

yo te conozco

de la punta de la cabeza

hasta los pies.

sé ese lunarcito que tienes.

daniel: se me hace tarde.

te quiero, ma.

elena: ay, mi niño.

mireya: vaya, hasta que llegas.

sí, te estoy hablando a ti.

lili: perdón, me tocó

un poco de tráfico, mireya.

mireya: hay mil cosas que hacer.

siempre tienes que estar

a tiempo.

lili: no debería de haber nada.

ayer hice todos los pendientes.

mireya: este es un hospital,

lili.

siempre hay pendientes.

lili: ok, te prometo

que ahorita checo todo.

mireya: y no sé cómo,

porque yo ya no confío en ti.

lili: ¿cómo?

mireya: ¿por qué no me dijiste

que se está usando

tanto material en urgencias?

lili: pero yo--

mireya: pero ¿qué?

no me des justificaciones

tontas.

y prepárate porque esta semana

te va a tocar doble turno.

y no quiero errores, ¿estamos?

y arregla esto porque no sirve.

luis: buenos días.

regina: buenos días.

luis: ahora sí que alguien

se cayó de la cama.

regina: pues no puedo dormir

y de estar allá

prefiero estar aquí.

luis: me imagino problemas.

regina: bastantes.

luis: ven, deja.

yo te lo sirvo.

regina: ¿le pones crema, por fa?

luis: sí.

regina: gracias.

lo único que quiero

es que todo esto pase,

te lo juro.

luis: regina.

¿me aceptas un consejo?

lucha por tu matrimonio.

regina: no puedo hacer eso,

luis.

luis: no importa

lo que haya pasado, regina.

cuando uno perdona de corazón

la relación resurge

con mucho más fuerza.

regina: no.

a ver, no es mi caso.

si no puedo dormir

es porque todo el tiempo

me la paso pensando

en qué fallé.

en si estoy tomando

la decisión correcta

y en cómo voy a sacar adelante

todo lo que me está pasando.

es por eso.

luis: te entiendo más

de lo que te imaginas.

hace tiempo yo

tuve una amante,

mi esposa me descubrió

y por poco pierdo a mi familia.

ana: hola, david.

buenos días.

david: hola, ¿cómo estás?

ana: pues ya, la verdad,

es que ya no sé ni qué pensar.

david: ¿por?

ana: bueno, ya viste

la cantidad de gente

que llega a consulta.

todos los que necesitan atención

y que ahora, pues,

ya no se la podemos dar.

y me preocupa muchísimo

lo que pueda pasar

con el instituto.

david: bueno, uno piensa

que siempre hay momentos

difíciles, pero estoy seguro

de que el instituto

va a salir de esto.

ana: eso espero.

la verdad, si te soy honesta,

me desmotiva muchísimo

que por los errores de lara

o por los gastos de regina

todos los demás

tengamos que pagar.

la gente no merece pagar

con su vida.

david: mira, ana.

tú no puedes comparar

lo que pasó con lara

con lo que está haciendo regina.

sí, lara cometió

una negligencia brutal

al no revisar a ese niño,

pero ¿regina?

ana: pero tú ya viste todo

lo que se consume en urgencias.

david: ana, a mí me consta

que todo lo que se está usando

en urgencias

es para la atención de la gente.

y son casos muy diferentes.

ana: pasa.

mi intención no es discutir

contigo, solamente quería ver

si me podías ayudar.

david: ¿quieres algo?

ana: un té.

empleado: buenos días.

david: un té y un té chai,

por favor.

empleado: por supuesto.

david: ¿en qué te puedo ayudar?

ana: tú trabajaste muchísimo

con gonzalo.

ayúdame a convencerlo

de que consulta externa

y la atención

a toda la gente que llega

tiene que ser una prioridad.

david: mira, estoy seguro

de que gonzalo lo tiene

muy claro.

ana: a ti ya te consta

el tipo de casos que llegan.

son muy variados,

igual que en urgencias.

si no podemos atender a la gente

con lo que necesitan

también estamos fallando

como institución.

empleado: aquí tiene.

david: gracias.

[música]

luis: susana estaba destrozada.

me reclamó con justa razón.

lo peor es que lo hice

porque se me hizo fácil.

pero cuando me di cuenta

de que podía perder a mi familia

me sentí como un imbécil

por arriesgarme a perderlo todo.

regina: ¿cómo te perdonó?

luis: bueno.

bueno, no fue fácil.

claro que no.

pasaron meses.

pero finalmente los dos

nos dimos cuenta

de que había más

momentos buenos que malos,

de que teníamos

algo maravilloso.

a nuestro hijo.

y ese lazo no se iba a diluir

ni siquiera con el matrimonio.

regina: hay cosas

que no se pueden perdonar, luis.

luis: eso lo estás diciendo

ahorita en el calor del coraje,

regina.

regina: no.

lo que sergio me hizo

es muy diferente a tu situación.

luis: si te estoy diciendo

esto que me pasó es para ver

si de alguna manera

te puede servir de algo.

regina: gracias.

luis: finalmente la gente cree

que los demás no pueden cambiar

y eso no es cierto.

yo soy una prueba

de que sí se pueda cambiar

para bien.

hoy lo más importante para mí

es mi familia.

regina: no es mi caso.

luis: yo todavía me siento

culpable por haberle fallado

a susana.

pero desde que eso pasó

no hay un día que pase

sin que yo valore y cuide

lo que yo tengo con ella.

dale una oportunidad a sergio

y salva tu matrimonio.

regina: luis.

a mí me da muchísimo gusto

que tú hayas podido recuperar

tu matrimonio.

pero mi situación con sergio

es muy diferente.

luis: sí, lo sé.

todas las relaciones

son diferentes,

pero que al menos esto te sirva

para darte cuenta

de que la gente

sí puede cambiar para bien.

regina: cuando tú engañaste

a tu esposa,

¿estabas en tu casa?

luis: no.

regina: ¿estabas en tu cama?

luis: por supuesto que no.

regina: sergio me engañó

en mi cama, en mi casa

y con una pareja.

además de la traición,

yo siento que no conozco

a la persona con la que me casé.

ya no sé quién es.

y además de destruir

nuestro matrimonio,

destruyó todo lo que yo creía

de él.

david: estoy seguro

de que gonzalo va a hacer algo

en cuanto pase todo esto.

ana: ¿y tú crees que pueda?

david: por supuesto.

ana: ¿por qué confías tanto

en él?

david: eh...

me consta que hace

hasta lo imposible

por sus pacientes.

y no solo eso, siempre me apoyó

y quiso que fuera el mejor.

es un hombre de palabra,

buen cirujano,

y sabe lo que hace.

ana: bueno, si tú lo dices,

le voy a dar

un voto de confianza.

pero por lo menos habla con él.

david: te lo prometo.

ana: siento que como gonzalo

viene de urgencias,

solamente le da importancia

a ciertas áreas del instituto.

y, bueno, no se diga con regina.

yo entiendo que ella haya sido

su mano derecha,

pero ahora gonzalo

nos tiene que apoyar a todos.

no solamente a ella.

david: ana, estoy seguro

de que gonzalo entiende

las necesidades

de todas las áreas.

ana: pues eso espero.

si seguimos así,

la atención del instituto--

mujer: perdón.

ana: va a ser muy limitada--

pásale.

david: epa.

mujer: perdón.

david: siga.

ana, no te preocupes.

yo te voy a apoyar

en todo lo que necesites.

y estaré en consulta externa.

ana: ¿de verdad harías eso

por mí?

david: claro.

ana: gracias.

y gracias por el té.

ah, este es el tuyo.

david.

luis: lo siento mucho, regina.

yo no sabía.

regina: te agradezco mucho

que me aconsejes, luis.

porque lo estás haciendo

para ayudarme.

pero lo mío con sergio,

de verdad,

no tiene solución.

luis: está bien, al menos

date tiempo para pensar bien

lo que vas a hacer.

regina: es que no necesito

tiempo.

lo único que yo quiero

es una persona

que no me traicione.

alguien en el--

en el que yo pueda confiar

y que no me vuelva a hacer

lo mismo que me hizo sergio.

y para eso no necesito tiempo.

luis: te entiendo.

regina: ya me salí de la casa.

luis: ¿cómo que te saliste

de la casa? ¿y por qué?

regina: pues...

porque no quería estar ahí.

luis: precisamente por eso

te digo que tienes que pensar

bien las cosas.

no entiendo que te hayas salido

tú de la casa.

si él te falló,

él tiene que asumir

las consecuencias de sus actos.

regina: no, no importa.

yo me salí y él...

todos los días me pide perdón.

yo no lo quiero perdonar.

no quiero.

yo necesitaba salir de la casa

porque todo me recuerda a él.

luis: no es justo

que tú también pierdas tu casa.

regina: estoy mejor así.

rafael: ¿estás enojada, lili?

lili: rafa, sí, un poco.

mireya otra vez la agarró

en mi contra.

rafael: ¿ahora qué hiciste

o qué?

lili: no, pues yo nada,

pero me está echando la culpa

de que no esté pendiente

del material.

[resopla] ya sabes, por todo

lo que está pasando con regina.

enfermera: lili, te dejo

el expediente del paciente.

lili: gracias.

rafael: la verdad, ahorita

el instituto está pasando

un momento bastante difícil.

no se puede gastar mucho dinero.

lili: bueno, eso lo entiendo,

pero no es justo que ella abuse

solo porque puede.

no es justo.

rafael: lo siento.

a lo mejor te pone de buenas

que salgamos.

lili: pues sí, me pondría

de buenas.

y tengo muchas ganas, pero--

enfermera: amiga, ¿serías

tan amable de apoyarme

con el señor hernández?

lili: sí, ahora voy.

tengo turnos dobles

todos estos días.

rafael: [gime] qué mala onda.

bueno.

pues me avisas cuando tengas

una noche libre.

[música]

david: ¿cómo te sientes?

paciente: ya mejor.

¿qué me pasó?

david: que por culpa de tu reto

casi te mueres.

paciente: pero si yo vi

el video de alguien

que lo hizo en otro país.

david: ¿cómo?

si ves que alguien se avienta

de un edificio, ¿lo haces?

paciente: no, pues no tanto así.

david: ingerir alcohol

en esas cantidades

puede ser mortal.

los riñones y el hígado

pueden colapsar.

así que tuviste mucha suerte.

paciente: ya, le juro

que no lo vuelvo a hacer.

david: es que no importa

lo que me jures.

se trata de lo que piensas,

de lo que haces.

paciente: pero mire

cuántos likes tuve.

david: tu vida no está

en un celular.

paciente: perdón, doctor,

pero no sabe lo que dice.

hay mucha gente que se ha hecho

millonaria en internet.

lo que importa

son los seguidores,

los likes que tienes.

david: ¿y crees que eso

es más importante que tu salud?

paciente: [gime]

david: mira cómo estás.

hay una aguja

conectada a tu vena

para que pase el suero.

esta bolsa tiene

medicamentos y vitaminas

para regular la actividad

de tu organismo.

en este momento tu vida

depende del tratamiento

que te estamos dando.

y no de este celular.

así que si yo fuera tú

revisaba mejor mis prioridades.

así que mientras lo hace

yo me quedo con tus likes.

luis: regina lamento

haberte insistido, de verdad.

regina: no te preocupes.

sé que lo estás haciendo

para ayudar, está bien.

luis: y si te veo

así tan decidida,

lo único que me queda

es apoyarte en todo.

regina: gracias.

luis: y si necesitas

algún día una oreja,

con quien hablar,

ya sabes dónde estoy.

[gime]

¿qué onda?

arturo: buen día.

¿ya te vas?

luis: sí.

arturo: hola.

regina: hola.

arturo: ¿todo bien?

regina: todo bien.

arturo: qué bueno.

¿y cómo dormiste?

regina: fatal.

pero estoy acostumbrada

a dormir mal.

me da igual.

lo que necesito

es encontrar un departamento ya.

arturo: yo ya les pregunté

a mis amigos, a ver si alguien

sabe de algo.

regina: ojalá.

arturo: sí.

regina: ayer, además

de no dormir, ¿sabes

que llegué a una conclusión?

arturo: ah, ¿sí?

¿y cuál es?

regina: que me voy a enfocar

en mi trabajo.

arturo: ok.

regina: no quiero nada

de hombres.

voy a hacer que la clínica

ahorre porque también

quiero ayudar a gonzalo.

arturo: me parece muy bien.

¿me aceptas un consejo?

regina: dispara.

arturo: no te cierres al amor.

el hecho de que te haya ido mal

con sergio no quiere decir

que el amor no sea para ti.

y sí, está bien,

te rompió el corazón,

pero mira,

tampoco fue el fin del mundo,

o ¿sí?

bueno.

regina: no es el fin del mundo.

pero ahora lo que yo quiero

es estar sola.

tiempo para mí.

arturo: claro.

regina: ¿nos vamos a ver

a fausto?

vente, acompáñame.

arturo: vamos.

cynthia: gracias, diana.

rafael: cynthia.

cynthia.

cynthia: ¿qué?

rafael: oye, espérate, espérate.

traes las agujetas desamarradas.

[ríe] ¿qué?

quería hablar contigo.

cynthia: ¿de qué?

rafael: de que me la pasé

muy bien ayer, por ejemplo.

cynthia: pues nos la pasamos

bien porque éramos muchos.

rafael: oye, para mí fue

como una primera cita contigo

y me encantó.

¿a ti?

cynthia: equis.

o sea, los residentes

sí son muy buena onda.

rafael: ¿ya no puedes admitir

que te la pasaste increíble?

cynthia: sí, ya, la pasé bien,

pero tampoco exageres.

rafael: te quería decir

que si antes me encantabas,

ahora me encantas mucho más.

cynthia: ¿y a cuántas mujeres

le dices eso?

rafael: a ti nada más.

ya, por favor, dame chance.

cynthia: tal vez.

rafael: a lo mejor

hoy me valoras un poquito más,

porque no voy a estar

en todo el día contigo.

cynthia: ¿a dónde vas o qué?

rafael: a consulta externa.

cynthia: ¿te vas con ana?

[gime]

rafael: ya sé.

cynthia: suerte.

rafael: te cuento cómo me fue.

no me extrañes.

diego: espero que no sea verdad.

cuidado, cuidado.

luis: buenos días.

diego: hola, buenos días,

doctor.

luis: quiero felicitarlos

por el gran trabajo

que hicieron ayer.

pamela: muchísimas gracias,

doctor.

la verdad, nos esforzamos mucho.

luis: sí, bueno, aparentemente

porque tampoco llegaron crudos.

tania: bueno, eso parece.

luis: hoy van a aprender

a hacer historias clínicas.

marco: buenísimo.

eso sí lo quiero hacer.

luis: los espero en una hora

en la sala de médicos.

tania: súper.

diego: claro que sí, doctor.

marco: por fin.

por fin vamos a poder ver

pacientes, por fin.

tania: no cambia, ¿no?

[pitidos intermitentes]

regina: buenos días, fausto.

¿cómo está?

fausto: ya me siento

mucho mejor, doctora.

arturo: buenos días.

fausto: buenos días.

arturo: lo voy a revisar.

fausto: claro.

arturo: permíteme.

¿ha sentido molestias?

fausto: un poco nada más,

doctor.

arturo: ok.

lo veo muy bien.

a ver, permíteme checar

la herida.

se está recuperando muy rápido.

me da mucho gusto.

fausto: gracias a que ustedes

me atendieron.

oiga, doctora.

¿le puedo preguntar algo?

regina: claro.

fausto: escuché

que denunciaron a este instituto

por la negligencia

del anterior director

y que perdieron el juicio.

¿eso es verdad?

regina: ¿de dónde sacó

esa información?

fausto: entonces es verdad.

regina: sí.

el instituto va a responder

por la muerte del niño.

fausto: eso habla muy bien

del hospital,

porque no cualquiera acepta

haber cometido un error así.

regina: pues ese error

le costó la vida

al anterior director,

y el hospital nada más

está respondiendo

por lo que pasó.

fausto: me imagino

que fue una cantidad fuerte.

regina: pues digamos

que fue justa.

fausto: ¿a usted le parece

justa?

arturo: eso fue lo que determinó

el juez.

ya nuestro opinión

queda de lado.

fausto: claro.

y dígame, ¿el hospital

está en riesgo

de seguir operando?

[música]

david: hablé con ana.

gonzalo: ah, sí, no, no.

la máquina de diálisis.

de verdad, te lo juro,

te lo juro por lo más sagrado

del mundo, de verdad,

estoy haciendo todo lo posible

por conseguir

esa máquina de diálisis.

pero antes tengo que arreglar

el problema de la denuncia, ¿sí?

yo no puedo hacer más gastos,

de verdad.

david: lo sé,

pero ana lo está llevando

mucho más lejos.

gonzalo: ¿cómo?

david: ana está acusando

a regina del problema

del material.

está empezando

una guerra innecesaria con ella.

gonzalo: pero ¿qué pasó?

david: ana le dijo a regina

que por su culpa

muchas personas

no van a recibir la diálisis.

regina: pero usted no se tiene

que preocupar por eso.

va a recibir la atención

que necesita sin problemas.

fausto: bueno, no lo digo

nada más por mí,

sino también por los demás.

arturo: perdón, pero no podemos

dar información

sobre otros casos.

es algo confidencial.

fausto: sí, claro, lo entiendo.

no sería ético.

regina: pero yo--

yo lo veo bastante bien.

está platicando mucho.

muy pronto lo vamos a dar

de alta, no se preocupe.

fausto: qué bueno.

gracias.

regina: va a tener que venir

para que le demos seguimiento.

fausto: sí, claro, claro que sí.

regina: va a necesitar

cuidados especiales en la casa,

pero--

pero va a estar muy bien.

fausto: gracias.

arturo: por lo pronto,

vamos a enviar a una enfermera

para que le haga las curaciones.

regina: aproveche este tiempo

para descansar.

se va a sentir mejor.

fausto: muchas gracias,

doctores.

arturo: por favor,

y cualquier otra cosa

que necesite sobre su caso

le avise a una enfermera

y que nos localice.

regina: con permiso.

fausto: gracias.

regina: ¿me pasas eso?

arturo: sí, por favor.

regina: gracias, que descanse.

fausto: gracias.

luis: buen día.

¡buen día!

residentes: buen día.

luis: qué bueno que están todos

aquí.

marco: yo listo

para lo que viene.

luis: pues hoy van a aprender

cómo hacer historias clínicas.

y ¿saben cuál es

la mejor manera de aprender?

repitiendo, doctora.

esta caja está llena

de historias clínicas pasadas.

y lo que tienen que hacer

es muy sencillo.

es copiarla una a una.

marco: es broma, ¿no?

luis: por supuesto que no.

soy malísimo para las bromas.

así usted va a aprender muy bien

a hacer una historia clínica.

marco: como en kínder.

luis: exacto.

apuesto a que usted

que es tan brillante

aprendió a leer y a escribir

en kínder, ¿no?

pamela: doctor, ¿y tenemos

que copiar todas las que están

en la caja?

luis: to-di-tas.

diego: oiga, doctor,

pero son demasiadas, ¿no?

luis: sí, precisamente

por eso les sugiero

que comiencen cuanto antes.

que tengan buen día.

¡buen día!

residentes: buen día.

gonzalo: no, de verdad,

te lo juro, no, no creo.

no puedo creer

que ana haya dicho eso.

david: gonzalo, es importante

que se compre esa máquina

no solamente para mejorar

la situación entre regina y ana,

sino porque la lista de espera

es muy grande.

gonzalo: bueno, ¿ves

todos esos papeles

que están en mi escritorio?

son gastos.

y para lo que cuesta

la máquina de diálisis

no tengo el dinero.

david: algo se tiene que poder

hacer.

gonzalo: lo estamos haciendo,

te lo juro.

estoy buscando la forma

de conseguir esa máquina.

david: ¿buscando la forma?

gonzalo: sí.

david: por dios, esa máquina

puede ayudar a mucha gente,

en especial a regina.

gonzalo: no te preocupes tanto

por regina.

ella sabe cómo defenderse.

ella sola va a salir

de sus problemas.

david: lo sé, pero está

sufriendo mucho

y yo la quiero ayudar.

no sé si sepas

que ya se salió de su casa.

gonzalo: ¿y dónde se está

quedando?

david: en un hotel

cerca del hospital.

gonzalo: es una pena

que esté pasando por esto.

bueno, estoy seguro

de que lo va a superar.

ella es fuerte.

de verdad, no te preocupes

por regina.

bueno, a trabajar.

ana: ya viste, estamos llenos.

espero que termines a tiempo.

rafael: igual, si hay

alguna chava guapa a lo mejor

me tardo un poquito más.

ana: no, rafa, ya te conozco.

aquí no.

rafael: era un chiste,

nada más.

ana: no estoy para tus chistes.

rafael: ¿por qué eres

tan amargada?

ana: ¿cómo te atreves?

rafael: a ver, no lo digo

en mala onda, nada más siempre

que te veo te veo de malas.

ana: eso es algo

que a ti no te importa.

estás aquí para ayudarme

a dar consulta, nada más.

rafael: digo, eres guapa.

a lo mejor si sonrieras

un poquito más tu vida

sería mucho más divertida.

ana: deja de jugar

y ponte a trabajar.

rafael: sí, señor.

¿cuántos pacientes tenemos?

enfermera: como 20, doctor.

le toca al señor lópez.

mireya: voy a hacer una petición

y tú me tienes que ayudar.

a mí me parece

de lo más inconsciente

que la gente

no separe la basura.

necesitamos más botes de basura

aquí.

imagínate con--

regina: necesito hablar contigo,

mireya.

mireya: sí, dígame.

regina: ¿le puedes revisar

la herida a fausto?

que le hagan curaciones

mañana y noche.

mireya: muy bien, ya está.

arturo: bye.

mireya: bye.

regina: fausto me preocupa.

arturo: ¿por qué?

yo veo que está evolucionando

muy bien.

regina: no, no es por eso.

es periodista y está haciendo

bastantes preguntas.

arturo: sí.

está muy interesado en saber

todo lo que pasa en el hospital.

regina: todo.

arturo: déjame checar.

mira.

sí, es colaborador

de uno de los periódicos

más importantes del país.

regina: exacto.

columnista crítico.

hay que tener cuidado

de lo que se habla cerca de él.

arturo: sí.

estoy de acuerdo.

regina: lo que menos necesita

el hospital ahorita

es un periodicazo en contra.

[música]

diego: no vamos a acabar nunca.

pamela: bueno, pero a lo mejor

el doctor luis tiene razón.

de punto sí aprendemos, ¿no?

marco: [ríe]

tania: oye, ¿tú no piensas

trabajar?

marco: a ver.

no vine al hospital

a leer expedientes viejos.

vine a atender pacientes.

tania: eres un inmaduro.

pamela: hay que dejarlo.

pónganse a trabajar,

a ver si terminamos.

diego: a ver, a ver,

nosotros las hacemos.

pásame dos

y así nos vamos ayudando.

yo te las paso.

pamela: ok, va.

tania: yo voy a ir a comprar

algo de comer,

porque esto va para largo.

¿quieren algo?

diego: sí.

lo que sea.

pamela: yo no, gracias.

tania: ok.

marco: ¿me traes algo?

tania: yo solo lo ofrecí

para las personas

que van a trabajar.

tú no.

regina: no.

gracias, pero el departamento

lo necesito ya.

es que es mucho tiempo.

ok, ok, gracias.

gracias, no se preocupe.

bye.

david: hey, ¿cómo vas?

regina: necesito tiempo para ir

a ver los departamentos.

no los quiero ver aquí

nada más en foto.

david: híjole.

y con estos horarios

está difícil, ¿no?

regina: sí.

david: oye, te tengo una idea.

¿hablas con la jefa de urgencias

y te echa la mano?

regina: [ríe con ironía]

david: sabes, casualmente hoy

de camino para acá me encontré

con una muy buena opción

y tal vez te pueda funcionar.

regina: o sea, ¿lo viste?

¿le tomaste fotos?

david: sí, ¿quieres

que te pase el contacto?

regina: sí, por favor.

gracias, gracias.

david: y si necesitas algo,

por favor, me dices.

regina: ok.

david: pero hay una condición.

regina: ¿qué?

david: que sonrías más seguido.

te queda muy bien.

no, pero--eso, eso.

te lo paso.

chau.

daniel: ¿y ahora dónde va a ser

la fiesta o qué?

tania: no, es para aguantar.

tenemos muchísimo trabajo.

daniel: [gime]

te va a caer perfecto

lo que te traje.

tania: ¿para mí?

daniel: sí.

tania: gracias, qué lindo.

daniel: te dará mucha energía.

tania: sí.

daniel: ¿necesitas ayuda?

tania: no, estamos bien.

daniel: ¿segura, no dijiste

que era mucho trabajo?

tania: pues sí, pero lo sacamos

entre todos.

daniel: si quieres puedo ayudar.

tania: ¿es en serio?

daniel: sí, claro.

tania: pues va.

te lo acepto.

aquí tienes.

gracias.

regina: lili, esto hay

que quitarlo de aquí, por fa.

todos estos productos.

lili: me lo llevo, doctora.

cynthia: regina.

necesito que me firmes

la autorización

de estos laboratorios

de un paciente

que llegó con intoxicación.

regina: no, no.

cynthia: ¿qué pasa?

regina: es que no son

necesarios tantos análisis.

cynthia: es el procedimiento

que utilizamos siempre

en estos casos.

regina: pues sí, ya sé,

pero estamos ahorrando ahorita.

hay problemas en el instituto,

cynthia.

cynthia: ¿qué pasó?

regina: mira, vente.

¿te acuerdas del niño

que no atendió lara?

bueno, pues perdimos

la denuncia, y el instituto

tiene que pagar

muchísimo dinero.

cynthia: sí, me dijo rafael.

regina: por eso hay que ser

un poquito más cuidadoso

con todo lo que implica

un gasto.

cynthia: está bien.

voy a poner mucha atención.

regina: voy a hacer un registro

de todo lo que se consume

para armar un plan de ahorro.

lo tengo y se los paso.

cynthia: listo.

cuenta conmigo para todo.

oye, ¿y tú qué?

¿cómo estás?

¿ya encontraste departamento?

regina: pues no,

pero en esas ando.

cynthia: bueno, tranquila.

seguramente vas a encontrar

uno bonito.

y si no, ya te dije

que estás invitada al mío

siempre.

regina: ya sé.

imagínate las dos viviendo

ahí juntas.

cynthia: no, hombre.

más desveladas.

regina: vente.

te digo qué tienes que quitar

de aquí.

cynthia: a ver.

regina: mira.

mireya: buenos días.

vengo a hacer la curación

de su herida.

fausto: buenos días.

gracias.

oiga, pero eso de la curación

me pone de nervios.

¿me va a doler?

mireya: pues no se mueva

y así acabo más rápido.

fausto: eso voy a intentar.

pero, bueno, aunque sea

platíqueme algo, por favor.

¿usted lleva mucho tiempo

trabajando en este hospital?

mireya: sí.

fausto: ok.

y aquí entre nos,

¿es cierto todo lo que se dice

de esta institución?

mireya: no sé a qué se refiere.

fausto: pues ya sabe,

lo del juicio que perdieron,

el error del director anterior,

la negligencia.

mireya: no estoy muy enterada.

fausto: yo sé que las enfermeras

son las primeras en enterarse

de todo.

y estoy muy interesado

en hacer una nota

sobre el hospital.

soy reportero,

pero quiero ser objetivo.

mireya: ¿y qué le hace creer

que yo le voy a contar algo?

así puedo perder mi trabajo.

fausto: le aseguro

que yo nunca voy a revelar

mis fuentes.

mireya: bueno.

si realmente lo que le interesa

es la verdad,

el problema de este hospital

es el área de urgencias.

ahí es donde han empezado

todos los problemas

que tiene el hospital.

fausto: ¿qué pasa

con el área de urgencias?

Cargando Playlist...